Está en la página 1de 6

Descripción de la etapa evolutiva

Kevin aparentemente presento problemas desde el nacimiento. Cuando era un


bebé, rara vez dejaba de llorar, hasta el punto en que cierta ocasión su madre se
encontraba tan agotada que buscó refugio del ruido al caminar por un sitio de
construcción, donde el sonido del martillo neumático a cinco pies de distancia
proporciona un alivio momentáneo. Al momento de Kevin pasar a la niñez, se
niega a hablar, a dejarse entrenar para ir al baño y establece un dominio
manipulador sobre su madre. Los juegos que su madre intenta instrumentar
reproducen el rechazo inicial. El juego de la pelota que va y viene mecánicamente,
es rechazado por el niño quien se niega a seguir a su madre. Es interesante el
hecho de que la etapa infantil que vivió Kevin este alejada de la propuesta por
Piaget.

Piaget plantea que en la etapa Sensorio Motora (0-2 años) el niño se caracteriza
por la comprensión que del mundo, coordinando la experiencia sensorial con la
acción física. En este periodo se produce un avance desde los reflejos innatos. Se
sabe que los niños a esta edad tienen preferencia por estímulos coloridos, con
brillo, con movimiento, contraste. Además construyen sus esquemas intentando
repetir un suceso con su propio cuerpo, por ejemplo, hacer ruido al golpear un
juguete, tirar un objeto etc.

Este autor también nos indica que desde que él bebé está en el vientre, cobra
importancia el contacto que establece con madre, ya que durante los meses de
gestación el infante se va familiarizando con la voz de los progenitores. La película
evidencia como la madre durante la gestación se siente misteriosamente infeliz: en
la clase de yoga, por ejemplo, su cara refleja tristeza, se sienta encima de un
vientre hinchado mientras otras madres a su alrededor le hablan a sus bebés. Con
Kevin no hubo desde el inicio una relación de apego segura, la madre no sabía
cómo arrullarlo, calmarlo o acurrucarlo.

Investigaciones demuestran que en los primeros días de vida prefieren el sonido


de la voz humana, a cualquier otro sonido. Sorprende lo acostumbrados que están
al lenguaje, ya que desde el momento que nace el bebé tiene la excepcional
capacidad de distinguir el sonido del habla. Para Kevin era irritable escuchar la voz
de su mamá aun cuando era un bebe

Entre los 2 a 7 años, Piaget también nos habla de un periodo pre-operacional, en


la cual el egocentrismo se manifiesta a nivel mental, por tal motivo piensa que los
demás piensan como él y no es capaz de comprender otros puntos de vista. Su
pensamiento es totalmente subjetivo. Egocentrismo que marcadamente notamos
en Kevin, derivado en la carencia de normas que son muy importantes en este
estadio, a Kevin se le permitía hacer lo que quiera sin ninguna consecuencia a sus
acciones.

Por otro lado, es sabido que el psicoanálisis freudiano considera que la relación
entre el hijo y la madre, especialmente los primeros años, determina en buena
medida el futuro de una persona —modela, casi indeleblemente, su psique. La
madre, que es la amante universal, es a través de quien el hijo aprende y
desarrolla una capacidad de amar —en otras palabras, de sentir empatía.

También podemos apoyar estos síntomas en las edades propuestas por Erik
Erikson (1959) según su teoría, el transcurrir del ser humano, desde el nacimiento
hasta la muerte, tiene momentos críticos (ocho edades) en los cuales se plasman
las metas, las dificultades, los logros y las frustraciones con sus afectos y
eventualmente sus síntomas correspondientes. Para fines teóricos nos
apoyaremos en las dos primeras que comprenden desde el primer año de vida a
los tres años.

En la primera edad (confianza básica versus desconfianza básica), el infante


adquiere, o no, una confianza básica en función de sus relaciones mutuas con su
madre durante el primer año de su vida. La confianza básica sería la base de los
sentimientos de seguridad, esperanza, bondad y amor. En caso contrario
predominaría desconfianza, ansiedad, pesimismo, maldad, depresión, aislamiento
o esquizofrenia.

En la segunda edad (autonomía versus vergüenza y duda), de 2 a 3 años, el niño


aprende los controles de esfínteres y de otros músculos con cierto grado de
autonomía, orgullo, autoestima, dignidad y libertad. En caso contrario,
predominaría la vergüenza del fracaso y dudas sobre sus producciones y sus
capacidades de autocontrol.

El último periodo evolutivo del que hace mención Piaget, es Operaciones


Formales (11 años en adelante) que se caracteriza por la adquisición del
razonamiento lógico en todas las circunstancias, incluido el razonamiento
abstracto, el individuo tiene la posibilidad de que ya pueden realizar hipótesis
sobre algo que no tienen aprendido de forma concreta. Aquí empezará a
establecerse el aprendizaje como “un todo”, y no de forma concreta como en el
anterior estadio. En la película, nos encontramos con un Kevin estudiante de 16
años de edad que presenta regresión en diversas etapas en su infancia y
desinterés por las consecuencias de sus actos. En su egoísmo, se dedica más a
complacer sus emociones negativas que en empatizar con las víctimas de sus
actos.
Descripción del contexto familiar

Es hijo de un matrimonio de padres jóvenes que consumen alcohol y fuman, la


madre siente perder su libertad al darse cuenta de que está embarazada,esto
provoca que se sienta amenazada por Kevin y no se crea un vínculo de apego,la
madre presenta depresión posparto por lo que no le da los cuidados adecuados a
su hijo.

Kevin fue producto de un embarazo no deseado entre Eva y Franklin. Las escenas
donde se observa el proceso de embarazo, parto y primeros meses del niño dan
cuenta de incomodidad y agobio por parte de la madre, quién no logra continuar
con su vida estando embarazada, interfiriendo con sus deseos individuales,
viviendo el parto de manera difícil, y dando cuenta de desconexión en la relación
física y emocional con el bebé. No logra acunarlo, y no se observa un
amamantamiento; hay poco contacto físico y el bebé se muestra constantemente
irritable o llorando (efecto de madre nevera). Estos son los primeros indicadores
que dan a entender al espectador una falla en la capacidad de holding, y
principalmente de handling (en palabras de Winnicott) de la madre de brindar el
sostén y manipulación, apoyo necesario en los primeros momentos de la vida, que
permiten luego la estabilidad emocional y la relación sana con otros

El padre se muestra indiferente y niega el problema que se presenta entre la


madre e hijo, ve a Kevin como su hijo ideal y no como el real y lo justifica diciendo
que todos los niños son así,Kevin se siente desplazado ante la llegada de su
nueva hermana ya que su madre la trata con ternura, contrario al trato que recibe
por parte de ella,también afecta en Kevin la situación de pareja de sus padres se
cree que es el culpable del divorcio de ellos cuando lo escuché hablando de ello.

No se menciona que tenga alguna relación social externa a la de su familia, su


relación familiar es complicada,con la madre Kevin se muestra con actitud
desafiante y retaron a algunas veces indiferente, con su padre extiende una
relación superficial debido a que Franky muestra una negación a profundizar en
problemáticas de su hijo,

La relación con su hermana Celia es sádico masoquista, siendo el sádico Kevin y


Celia la masoquista,ya que el trato que Kevin le da a su hermana es agresivo me
provoca una lesión que le hace perder un ojo, ella lo abraza y le cumple sus
órdenes y afirma que son amigos. Su padre lo consiente ir a regar un arco y una
flecha que le provoca que aumente su agresividad
En algún punto, Eva intenta enseñarle a jugar a Kevin, ya que él sólo destruye los
juguetes o raya las paredes, como forma de agresión a la madre, como forma de
agresión al otro. Sin embargo ella no se muestra del todo disponible con su hijo, y
la invitación a jugar parece forzada y tosca

Descripción de la relación con la madre

La madre de Kevin se encuentra posiblemente en un estado depresivo, como


consecuencia del nacimiento del niño, y al no encontrarse identificada con el bebé,
no sabe cómo responder ante las demandas del bebé, por lo que se observa
agobiada con el estado propio de éste, de dependencia absoluta.

Eva hace como si amara a Kevin, pero difícilmente le transmite amor. No hay duda
de que es algo cruel y fuera de proporción achacar a una madre que intenta amar
a su hijo, pero que tal vez no lo logra

Vemos una Eva que intenta conciliarse con la función materna. En un intento de
renovar su deseo, se preocupa por la crianza de su hijo y se pregunta por qué no
habla, por qué no responde a los juegos, en este momento es que toma la
decisión de llevarlo al médico, si bien hay un intento de conciliación con el papel
de madre

Alrededor de los cuatro años, aún no controla esfínteres, obligando a su madre a


cambiarlo, a tocarlo por la vía del desafío y el rechazo. Frente a la demanda
materna, Kevin parece siempre decirle no. La tensión se acrecienta aun más
alrededor de ese niño hermoso pero terrorífico que Eva ha dado a luz. Como si
fuera un extraño.

Kevin como un niño, la frustra a cada paso, negándose a ir al baño, a jugar a la


pelota, en cualquier sentido. Su voz de canto, fingiendo la de una madre que ama
naturalmente, se vuelve más alta y más desesperada. Kevin huele la actuación, y
la desprecia por eso. Para cuando se ha convertido en un adolescente, con los
ojos abiertos y los labios rubí, su ira está buscando formas de expresión cada vez
más extravagantes.

Desde el desamor y la frialdad de su madre, Kevin resulta un espejo amplificado


de quien le diera la vida. Así, Kevin destruye un día la oficina cubierta de mapas
que su madre con dedicación se encargó de diseñar; otro día, y por “accidente”,
“practicando” su deporte favorito, el arco y la flecha, hiere a su hermana menor
produciéndole la pérdida de un ojo; en otra oportunidad, Kevin mata a la mascota
de su hermana. Parece dirigido, comandado, a destruir todo lo que su madre mira
de otra forma que a él, en un acto que le es direccionado.
John Bowlby es un gran experto sobre la teoría del apego, expuso su trabajo
sobre la “necesidad maternal”, exponiendo como el infante al desarrollar un fuerte
apego sobre la madre en los primeros 6 meses de vida, si éste se rompe durante
este periodo provocaría serios problemas con graves consecuencias para el bebé
a lo largo de su desarrollo. Su teoría se basa en la idea de que los niños están
biológicamente diseñados para estar apegados a sus padres, a los que reclaman
no sólo unas necesidades primarias, sino el afecto y el cariño producido por un
apego seguro.

Descripción de la relación con el padre

Naturalmente la figura del padre es muy importante, debido a que es la primera


figura de autoridad de dónde se internalizan las normas, ósea la conciencia moral
que ayuda a regular la conducta. El papel que juega Franklin en la vida de Kevin
es fundamental en su desarrollo. En la película se evidencia la ausencia de
Franklin durante la infancia de su hijo Kevin por causa del trabajo, sin embargo
desde la concepción se puede apreciar que Kevin tuvo una reacción diferente en
relación a su madre Eva. Kevin en su infancia se observaba muy "feliz" con su
padre, el cual lo consentía con constancia, le mostraba cariño paternal, jugaba y le
dedicaba mayor atención en compensación por la falta de cariño materno.

Franklin se encontraba en completa negación a la hora de reconocer el problema


que tenía su hijo. La relación entre Franklin y Kevin era pasiva al permitirle todo y
no ponerle límites en nada. Es así como el padre evidencia una actitud negligente
en el sentido que minimiza la escala de agresiones que Kevin va cometiendo,
tentando los límites de las figuras de mayor autoridad relativa en el núcleo familiar.
Si la madre es incapaz de ofrecer amor y/o de poner límites a su hijo, de una
forma no menos inepta se comporta el padre, relativizando todos sus
comportamientos como “cosas de niños”, asumiendo una actitud de complicidad
indulgente con el hijo.

Llama la atención cómo el padre hace caso omiso y rechaza la creciente


preocupación de Eva por los problemas de Kevin. Aun cuando su esposa le decía
que Kevin era agresivo y se irritaba con facilidad, el decide regalarle un arco y una
flecha y le enseña el tiro al blanco, hasta convertirse en un excelente tirador y
obsequiarle un arco mejor, de gran calidad.

Franklin no registra la maldad de su hijo. Kevin se comporta distinto con él al


mismo tiempo que este no parece querer enterarse de nada.

Descripción del cuadro clínico (signos y síntomas)


Kevin presenta en sus primeros meses de vida dificultad para conciliar el sueño,
irritabilidad, y constantes llantos. Luego se retrasa en la adquisición del habla y
control de esfínter. A nivel de conductas, tiene actitudes oposicionistas y de
rechazo a la madre, manifestaciones tempranas de agresividad con el entorno,
desconocimiento de pautas sociales de interacción, y no tiene amigos.

A medida que Kevin va creciendo, continúan marcándose en él conductas que


corresponden a las fallas ambientales en esos primeros meses de vida. Kevin
manifiesta una relación ambivalente con las figuras parentales, ya que con el
padre pareciera tener una relación cercana, y con la madre muy fría, distante y
agresiva. Sin embargo, no muestra una conexión emocional satisfactoria con
ninguno de ellos.

Cuando se decide a hablar, Kevin lo hace a la manera de un adulto. De igual


forma mantiene una conducta agresiva, arremeda a su madre, la ignora, destruye
la habitación de sus viajes. Se evidencia al nacer su hermana menor, cuando él
tiene aproximadamente 8 años de edad, su inmediato rechazo a la idea de
compartir su espacio en la familia con ella, por lo que la agrede y la manipula
siempre que tiene la posibilidad, como se observa en las escenas posteriores.

En el periodo de la adolescencia se puede observar que Kevin presenta una


conducta masturbatoria desinhibida, ya que su madre entra a la habitación y él
continua presentando la conducta. De igual forma en este periodo se marcan
notablemente las siguientes conductas: imposibilidad de adaptarse a normas
sociales o legales, deshonestidad, mentir con frecuencia para obtener un beneficio
o por placer, impulsividad o incapacidad para planear a futuro, despreocupación
por el bienestar de los demás, irresponsabilidad y falta de remordimiento.

Adicional a lo anterior vemos en Kevin presenta características sádicas y


transgresoras de convenciones sociales. Como ejemplo tenemos las siguientes
escenas:

• Kevin juega con el padre en el jardín mientras su madre Eva encuentra a la


mascota de Celia triturada en el fregadero. Es posible que exista una
relación con lo que Kevin quiere hacerle a Celia. Lo pulsional destructivo en
Kevin va en aumento.
• Kevin le quema el ojo a la hermana con ácido o destapacañerías con el fin
de culpar a su madre del accidente ya que ella dejó “afuera” esa sustancia
que siempre estaba bajo seguridad.
• Kevin planea y ejecuta un atentado contra los alumnos de la escuela a la
que asiste, los atraviesa con flechas; se muestra victorioso y sin sentimiento
alguno de culpa.