Está en la página 1de 1

La mastitis es una inflamación del tejido mamario que, a veces, conlleva una infección.

La inflamación provoca dolor, hinchazón, calor y enrojecimiento en los pechos. Es


posible que también tengas fiebre y escalofríos.
La mastitis comúnmente afecta a las mujeres que está amamantando (mastitis
asociada con la lactancia). Pero esta puede ocurrir en las mujeres que no están en
período de lactancia y en los hombres.
La mastitis asociada con la lactancia puede provocar que sientas que ya no tienes
leche, lo que dificulta el cuidado del bebé. A veces la mastitis puede ocasionar que la
madre destete al bebé antes de lo deseado. Pero continuar con la lactancia, incluso
mientras se toman antibióticos para tratar la mastitis, es lo mejor para ti y el bebé.