Está en la página 1de 18

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria


Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos
Área de Ingeniería, Arquitectura y Tecnología
San Juan de los Morros. Edo Guárico

Código de Comercio

Facilitador:
Abg. Wilmer Caldera

Bachilleres:
Donaire Ángel C.I: 26.495.482
Márquez Rasmery C.I: 26.983.114
Seijas Mariangel C.I: 26.345.811

Romero Daniel C.I: 27.131.447


Introducción:

En el Derecho Mercantil tenemos una figura denominada


Sociedad Mercantil, lo que no es más que agrupaciones de personas
naturales o jurídicas cuyo fin es llevar a cabo acto de comercio, operación
producto de la actividad comercial, de sus intervinientes y no solamente
con obligaciones y contratos particularmente individualizados, es decir,
cualquier actividad comercial regulada por el Código de Comercio. De ello
parte, la clasificación de estas sociedades, según sea su naturaleza, bien
sea civil o mercantil de acuerdo a las formas o modalidades establecidas
en el artículo 201 del Código de Comercio, en Compañía en Nombre
Colectivo donde las obligaciones sociales están garantizadas con las
responsabilidades ilimitadas y solidaria de todos los socios, así como la
Sociedad Comandita donde, igualmente las responsabilidades son
ilimitadas y solidarias para uno o más socios y la razón social debe
contener el nombre de al menos un socio, y las Sociedades Anónimas en
la cual la denominación social no está sometida a un régimen formal, como
ocurre en la dos anteriores. Para la constitución de una sociedad es
necesario su reconocimiento ante notario y su inscripción en el registro
mercantil. A partir de ahí pues, es cuando su empresa adquiere una
personalidad jurídica. Así como las personas tienen una identificación
legal compuesta usualmente de uno o más nombres, uno o más apellidos y
un número de identificación en los registros de su nació, las compañías
mercantiles poseen un nombre dado en su momento de fundación, a esto
se le denomina razón social.
Clases de Sociedades Mercantiles

Las sociedades pueden clasificarse de acuerdo con su naturaleza, en


mercantiles o civiles; de acuerdo con las formas o modalidades
establecidas en el Articulo 201 del Código de Comercio, en compañía, en
nombre colectivo, compañía o comandita simple o por acciones, compañía
anónima, entre otras.

Las Sociedades Mercantiles son las que tienen por objeto uno o más
actos de comercio (Art. 200 C. Com).

Las Sociedades Mercantiles de acuerdo con las Formas o


Modalidades establecidas en el Articulo 201 del Código de Comercio,
pueden ser; Compañía en nombre colectivo, compañía en comandita
simple o por acciones, compañía anónima, compañía de responsabilidad
limitada y la sociedad accidental o en cuentas de participación, que no
tiene personalidad jurídica.

La sociedad en nombre colectivo, es aquella sociedad de personas,


no de capital, en la cual las obligaciones sociales están garantizadas con la
responsabilidad ilimitada y solidaria de todos los socios, (Ordinal 1,
Art.201 C. Com), y la razón social debe contener al menos el nombre de
alguno de los socios con una mención que haga creer en la existencia de
una sociedad (Art. 27 C. Com). Un ejemplo de ello es “Sánchez & Ramírez
CÍA”
Las Sociedades en Comandita, es aquella sociedad de personas, no
de capital, en las cuales las obligaciones sociales están garantizadas con la
responsabilidad ilimitada y solidaria de uno o más socios llamados
comanditantes, y por la responsabilidad limitada a una suma determinada
de uno o más socios, llamados comanditarios (Ordinal 2, Art. 201 C.Com),
y la razón social debe contener al menos el nombre de uno de los socios
comanditantes con una mención que haga creer en la existencia de una
sociedad (Art 27 C.Com), por ejemplo, “Sánchez & CÍA”. El capital social
de las sociedades en comandita aportado por los socios comanditarios
puede estar representado en acciones. Por ejemplo, “Sánchez y CCA”.
(Compañía en Comandita por Acciones).

La Compañía anónima, es aquella sociedad de capital en la cual las


obligaciones sociales están garantizadas por un capital determinado y en
las que los socios están obligados hasta por el monto de su acción (Ordinal
3, Art. 201 C. Com).

La Compañía de Responsabilidad Limitada, es aquella sociedad en


la cual las obligaciones sociales están garantizadas por un capital
determinado dividido en cuotas de participación (Ordinal 4, Art. 201 C.
Com)

En las Sociedades Anónimas y de Responsabilidad limitada, la


denominación social no está sometida a un régimen formal, como Ocurre
en las Sociedades en nombre Colectivo y Comandita, sino que, en estás, la
denominación social puede referirse a su objeto, o bien formarse con
cualquier nombre de fantasía o de persona, pero deberá necesariamente
agregarse la Mención de Compañía Anónima o Compañía de
Responsabilidad Limitada, en letras o en la forma que usualmente se
abrevian, legibles sin dificultad (Art. 202 C.Com).

Firma Personal

La Firma Personal está circunscrita al comerciante en particular que


no tiene asociado o que no tiene sino un participante, como ocurre con la
asociación de cuentas en participación, según la cual, una persona puede
asociarse a un comerciante para participar en las ganancias y en las
pérdidas, manteniendo éste la representación de los actos jurídicos que
suscriba (Art.359 y 360 C. Com). Esa firma Mercantil individual debe de
contener el apellido de comerciante que es, generalmente, su nombre
patronímico (apellido del padre) pudiendo comprender cualquier otro
agregado que individualice y caracterice su persona o su negocio. Y, por
el contrario, no deben contener adición alguna que deje entrever la
existencia de una sociedad (Art.26 C. Com). De modo que, el nombre civil
(subjetivo), puede coincidir con la Firma Mercantil. El nombre Civil
responde a un concepto subjetivo, o sea, en atención a la identificación de
la persona: el nombre de pila, el nombre patronímico y apellido de la
madre. La firma personal mercantil responde a un concepto mixto, porque
no se toma en forma exclusiva el nombre y apellido conjunto de la persona,
sino el apellido obligatoriamente (subjetivo), y, por otra parte, el nombre
o cualquier otro agregado, opcionalmente (objetivo). Vgr. “CASA
PINEDA”.

Personalidad Jurídica de la Compañía

La forma jurídica mediante las cuales se pueden constituir


una empresa pueden ser varias, según lo que pretenda desarrollar. De este
modo, toma en cuenta factores como el número de socios que van a
constituirla, el capital, la responsabilidad frente a terceros, los trámites
legales, así como las obligaciones fiscales. Pero, en primer lugar, se deberá
decidir si quiere ostentar el título de persona física (empresario individual)
o de persona jurídica, y dentro de esta la tipología de sociedad conveniente
a su empresa.

Como sabrá la persona física no necesita autorización previa pues


solo es necesario estar en posición de capacidad legal, contrariamente, la
constitución de una sociedad exige una tramitación legal y unos requisitos
formales para que la sociedad tenga capacidad jurídica plena para el
ejercicio de su actividad. Para la constitución de una sociedad es necesario
su reconocimiento ante notario y su inscripción en el registro mercantil. A
partir de ahí pues, es cuando su empresa adquiere una personalidad
jurídica.

Razón Social

Así como las personas tienen una identificación legal compuesta


usualmente de uno o más nombres, uno o más apellidos y un número de
identificación en los registros de su nació, las compañías mercantiles
poseen un nombre dado en su momento de fundación. Este nombre es su
razón social o denominación social. Así cuando nos referimos el ultimo
termino hablamos del nombre especifico con el que se registró una
organización o empresa específica, es decir, el termino oficial y legal para
referirla colectivamente y que le distingue inicialmente de otras
organizaciones. Esta figurará en un documento fundacional, identificará
tanto a la persona jurídica como a la colectividad de la organización, por
lo que se emplea a nivel formal, administrativo y jurídico.

La Sociedad Anónima es una de las figuras más utilizadas en la


constitución de empresas, y está conformada por un numero plural de
socios no menor de cinco socios y un máximo ilimitado. Ésta Sociedad
debe estar seguida por la sigla S.A. El capital de las sociedades anónimas
se divide en acciones de igual valor y se representan por un título
negociable. El capital de la S.A. comprende el capital autorizado, suscrito
y pagado.
Al momento de constituir la empresa se debe suscribir como mínimo
el 50% del capital autorizado, y pagarse como mínimo la tercera parte del
capital suscrito. Esto quiere decir que, si una sociedad anónima se
constituye con un capital autorizado de 300.000 bsS, se debe suscribir
como mínimo 150.00 bsS y pagar como mínimo 50.000 bsS. Respecto a la
razón social de Responsabilidad Limitada, se establecen requisitos
especiales para ella, debe contener el nombre de uno o más socios, o una
referencia al objeto de la sociedad, también puede darse una combinación
mixta, en todo caso, cualquiera sea la razón debe necesariamente llevar
incorporada la palabra “limitada” o su aceptada abreviatura “Ltda.”.

Si no se establece la palabra limitada, los socios deben responder de


la misma forma que responden los socios colectivos mercantiles, es decir,
solidariamente respecto a las obligaciones sociales

Domicilio Legal de las Sociedades

El Domicilio Fiscal de las Sociedades será el domicilio social,


siempre que en el efectivamente se lleve a cabo y este centralizada su
gestión administrativa y la dirección de sus negocios, pues en otro caso
habrá que atender precisamente al lugar donde radiquen dicha gestión o
dirección.

El Domicilio de las sociedades nacionales es el que indique el


contrato constitutivo; y a falta de esta designación, se considera como
domicilio el lugar donde está ubicado su establecimiento principal, según
el artículo 203 del Código de Comercio. Sin embargo, la nueva Ley de
Registro Público y del Notariado exige la determinación del domicilio en
el Contrato Constitutivo.

Documento Constitutivo y Estatutos en Compañías Anónimas


y Comanditas por Acciones

La creación y protocolización del Documento Constitutivo es uno


de los requisitos iniciales que se debe cumplir al momento de la creación
de una empresa. Este se refiere al documento que le da vida y en el que se
estipulan todos los aspectos generales y básicos de la empresa,
denominación social, objetivo, tipo de empresa, administración y control
de la misma, duración, entre otras. Sea una organización sin fines de lucro,
deportiva, no gubernamental, comercial, empresarial, o de trabajo
cooperativo, debe tomarse en cuenta elaborar el eje fundamental de todo
negocio, establecer los servicios o productos a comercializar, definir el
target de clientes, competencia y complementar requisitos legales son
algunas de las claves del documento constitutivo. Una vez creada la
empresa se debe protocolizar dicho documento ante un notario público o
corredor.

El Documento Constitutivo de una empresa, en presencia de sus


socios y representantes legales, comienza asentando el lugar, hora y fecha
donde se constituyen las personas que tienen intención de conformar la
empresa o asociación, con nombres, domicilio y nacionalidad de los
socios.

Luego se establece la razón social o nombre de la sociedad, el objeto


social y duración de la sociedad, el domicilio social, los aportes que
determinarán el capital social, la forma en que se distribuirán las utilidades
y se afrontarán las pérdidas, el fondo de reserva, y las pautas de disolución
que permitirán liquidar la sociedad, entre otras cuestiones.

Cuando se trata de una sociedad mercantil, existen una serie de


requisitos mínimos que debe tener un documento constitutivo para ser un
documento legal, tales como los siguientes:

1. El domicilio, el nombre y la nacionalidad de todas aquellas


personas que constituyan una sociedad
2. La razón social y el objeto que va a tener la sociedad, es decir,
las actividades y objetivos que se planteará la sociedad en
todo momento.
3. La denominación de la sociedad y su duración.
4. Las aportaciones del capital social que se ha dado lugar.
5. El nombramiento de todos los administradores y la
designación de aquellos que puedan llevar la firma fiscal.
6. La manera en que se va a administrar la sociedad y cuáles van
a ser las facultades de los administradores.
7. En caso de disolución, cuáles van a ser las bases que se
plantearán para liquidar la sociedad mercantil.

Sociedad Limitada

Es el convenio entre dos o más personas consistente en la obligación


de las partes en suscribir el monto de un capital y pagarlo mediante el
aporte de una cantidad de dinero o en especie para responder por las
obligaciones sociales en función de un fin económico, y en el que la
responsabilidad de ellas queda limitada a las cuotas de participación que
representan ese aporte totalmente suscrito (Art. 201 Ord.4 y 3112 C. Com).

La sociedad de responsabilidad limitada se constituye de manera


simultánea mediante escritura pública o privada, otorgada por todos los
suscritores, en que se comprueben todos los requisitos legales y se
nombren los administradores y las personas encargadas de desempeñar las
funciones de comisarios.

Constituida la sociedad de responsabilidad limitada, el contrato se


otorga por documento público o privado, debe ser inscrito en el Registro
Mercantil de su jurisdicción y publicado un extracto del contrato en un
periódico de la jurisdicción del Registro Mercantil. El contrato debe
cumplir con los requisitos previstos en el Articulo 214 del Código de
Comercio, específicamente enumerado así:

1. El nombre, apellido y domicilio de los socios fundadores.


2. La denominación social, su domicilio y su objeto.
3. El monto del capital social.
4. El monto de la cuota de cada socio, si se ha aportado en dinero
o en especie; y, en este último caso, con indicación del valor
que se atribuye a los créditos y demás bienes aportados y los
antecedentes y razones que justifiquen esa estimación.
5. El número de personas que hayan de ejercer la administración
y representación de la sociedad.
6. El número de comisarios cuando los haya.
7. Las reglas según las cuales deben formarse los balances y
calcularse y repartirse los beneficios.
8. El tiempo en que la sociedad ha de comenzar y terminar su
giro.
9. Los demás pactos lícitos y condiciones especiales que los
socios juzguen conveniente establecer, cuya aplicación no
prohíba este código u otra ley.

La Sociedad de Responsabilidad limitada no tiene


antecedentes históricos como las otras sociedades
mercantiles, que devienen de la comunidad hereditaria, de la
commande o comandita medieval, o de las maonas italianas,
sino de la consagración legislativa directa dada las exigencias
comerciales.

Sociedad Anónima

Es la sociedad de capital en la cual las obligaciones sociales están


garantizadas por un capital determinado y en las que los socios están
obligados para con la sociedad hasta por el monto de su acción. Está
regulada de manera específica por los artículos 242 al 311 del Código de
Comercio, por las normas generales del Contrato de Sociedad Mercantil y
por las normas del contrato de Sociedad Civil, que no contravegan las que
específicamente le son aplicables.

La Sociedad Anónima es consecuencia de la necesidad de los


comerciantes de disponer de una institución jurídica, de una modalidad de
asociación económica, en las que los compromisos asociativos limiten los
riesgos de las partes interesadas de la inversión, sin comprometer su
patrimonio personal más allá de lo invertido y que, la sociedad en nombre
colectivo y en comandita, no les garantiza dada la responsabilidad limitada
y solidaria de los socios ante las obligaciones contraídas por estas
instituciones en terceros.
El contrato debe cumplir con los requisitos previstos en el Articulo
213 del Código de Comercio, específicamente enumerado así:

1. La denominación social y el domicilio de la sociedad, de sus


establecimientos y de sus representantes.
2. El objeto del contrato.
3. El capital social, suscrito y el pagado.
4. El nombre, apellido y domicilio de los socios, o el número o
valor nominal de las acciones expresando si éstas son
nominativas o al portador, si las nominativas pueden
convertirse al portador y viceversa, el vencimiento e importe
de las entregas que los socios deben realizar.
5. El valor de los créditos y demás bienes aportados.
6. Las reglas con sujeción a las cuales deberán formarse los
balances y calcularse y repartirse los beneficios.
7. Las ventajas o derechos particulares otorgados a los
promotores
8. El número de individuos que compondrán la Junta
Administrativa, y sus derechos y obligaciones expresando
cuál de aquellos podrá firmar por la compañía.
9. El número de comisarios.
10. Las facultades de la asamblea y las condiciones para la
validez de sus deliberaciones y para el ejercicio del derecho
del voto, si respecto a este punto de establecieron reglas
distintas de las contenidas en los Artículos 278, 280 y 285 de
Código de Comercio
11.Sobre el tiempo que debe comenzar el giro de la compañía y
su duración.
Conclusión:

El comercio es la actividad lucrativa que mueve el mundo y gracias


al cual los países consumen lo que producen e importan, pero como toda
actividad humana requiere de un orden y debido proceder por tal motivo,
el Derecho Civil en principio regulaba toda actividad comercial en
términos generales, sin embargo, por la necesidad de una regulación más
precisa surge el Derecho Mercantil que, se encarga de los actos de
comercio y todo lo referente a ello. De manera precisa, tratamos en esta
oportunidad, las clases de sociedades, entre las cuales destacan la Sociedad
de Nombre Colectivo, Comandita y Anónima que se diferencia por su
forma de dividir las responsabilidades, así como también tenemos las
denominaciones que se le dan a los intervinientes en dichas sociedades,
como lo es la firma personal (denominación legal de la persona), la razón
social (nombre y número dado al momento de ser fundado), el domicilio
legal (lugar donde realiza su dirección y administración) y demás aspectos
ligados a la legalidad de dichas sociedades.
Referencias Bibliográficas:

 PAUL VALERIA ALBORNOZ (2012). Curso de Derecho


Mercantil. Librería Jurídica Álvaro Nora. Impreso en los
Talleres de M, J, Editores.

 Documento en línea. Disponible en:


http://www.concepto.d/razon-social.com. Consultado el 20
de mayo de 2019.