Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD GALILEO

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD

PROMOCIÓN DE LA SALUD EN LA VEJEZ

MAGISTER RUALDO ANZUETO TALENTO

ENSAYO DOCUMENTADO: DE LA CARTA DE OTTAWA A

LA DECLARACIÓN DE SHANGHAI

JACKELINE JEANETH CIFUENTES ALARCÓN

18009567

Guatemala, 26 de Julio del 2019


INTRODUCCIÓN

La Organización Mundial de la Salud discurre que la promoción de la salud es un proceso

integral que permite a las personas aumentar el control sobre su salud para mejorarla. Así, la

promoción de la salud no se centra únicamente en facultar a los individuos trabajando sus

conocimientos, actitudes y habilidades, sino que tiene en cuenta las áreas políticas, sociales,

económicas y ambientales que influyen en la salud y el bienestar.

En la primera Conferencia Mundial de Promoción de la Salud, celebrada en Ottawa en 1986,

se establecieron las líneas de acción prioritarias sobre las que se consideraba necesario

trabajar para mejorar la salud de los individuos y de las poblaciones. Las siguientes

conferencias mundiales, celebradas en Adelaida (1988), Sundsvall (1991), Jakarta (1997),

México (2000), Bangkok (2005), Nairobi (2009), Helsinki (2013) y Shanghai (2016), han

promovido un actuar basado en la construcción de políticas públicas saludables, la creación

de ambientes favorecedores de la salud, el desarrollo de aptitudes personales, el refuerzo y

apoyo a la acción comunitaria y la reorientación de los servicios hacia la salud.

OBJETIVOS

- Conocer los lineamientos y conclusiones de cada Conferencia Mundial sobre la

Promoción de la Salud, desde Ottawa (1986) hasta Shanghai (2016).

- Realzar las líneas de acción prioritarias mencionadas en las conferencias mundiales


DE LA CARTA DE OTTAWA A LA DECLARACIÓN DE SHANGHAI

REALIDAD O CONTINÚA SIENDO UN SUEÑO

Vamos a iniciar este recorrido repasando conceptos básicos y las características más

importantes que se acordaron en las diferentes Conferencias Mundiales sobre la Promoción

de la Salud. La promoción de la Salud, es definida por la Organización Mundial de la salud

como el proceso que permite a las personas incrementar el control sobre la salud.

Cuando se realizó en 1986 en Ottawa, la Primera Conferencia Internacional sobre la

Promoción de la Salud, siendo inspirada por la Declaración de Alma Ata, en busca de un

resurgimiento de la Salud Pública; esta conferencia nace como respuesta a la necesidad de

buscar un nuevo acercamiento a los múltiples problemas de salud que aún hoy exigen

solución a nivel mundial.

Se partió estableciendo cinco áreas de acción prioritarias que se consideró necesario

intervenir para mejorar la salud de las poblaciones, siendo éstas: elaboración de políticas

públicas y legislación saludables, creación y protección de ambientes saludables,

fortalecimiento de la acción comunitaria, desarrollo de las aptitudes personales y

reorientación de los servicios sanitarios.

En Adelaida (1988), se da continuidad a lo pactado en Ottawa y se destaca la

importante participación por parte de los gobiernos y entidades que controlan los recursos

para mejorar las políticas en salud existentes y se realza el importante rol de la mujer sobre

la promoción de la salud.

Posteriormente en Sundswall (1991) se puntualiza la importancia del cuidado

ambiental por el mundo industrializado, desde ese año se busca hacer conciencia del cuidado

del ecosistema para así evitar su consecuencia en la salud, se prioriza el cuidado de la biosfera
mediante la reducción de consumo de los recursos no renovables y reciclar todo lo posible,

desde ese año se busco hacer conciencia al mundo del cuidado de nuestro planeta.

En la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Promoción de la Salud, celebrada en

Yakarta, 1997, siendo la primera en ser celebrada en un país en vías de desarrollo, se destacó

la promoción de la responsabilidad social, la necesidad e importancia de aumentar las

inversiones y crear alianzas estratégicas en pro de la salud y empoderar a la persona

individual.

Posteriormente en México (2000) se continúa analizando la importancia de la

promoción de la salud en los ámbitos local, nacional e internacional como estrategia

fundamental en el desarrollo de los países, de nuevo se recalca la importancia de minimizar

las inequidades en salud.

A continuación en la Sexta Conferencia Internacional de la Promoción de la Salud,

realizada en Bangkok (2005) se identificaron los retos, las acciones y los compromisos

necesarios para abordar la promoción de la salud en un mundo globalizado y nuevamente se

recalca la importancia de alianzas mundiales para alcanzar los objetivos en la promoción.

En Nairobi (2009) y Helsinki (2013) se realza el valor del compromiso en una política

sanitaria eficaz en donde se entremezclen las políticas sociales, fiscales, del medio ambiente,

educación, y así reparar las deficiencias en salud y desarrollo.

Para finalizar con la Novena Conferencia Mundial sobre la Promoción de la Salud en

el año 2016, Shanghai, donde se prioriza las actividades de promoción de salud en tres

importantes líneas, siendo la primera reforzar la buena gobernanza en pro de la salud, luego

por mejorar la salud de la salud en entornos urbanos y promover las ciudades y las

comunidades saludables; y por último reforzar los conocimientos sobre la salud.


Se ha hecho un recorrido por el tiempo para conocer los datos más importantes que

se suscitaron en cada una de las Conferencias Mundiales sobre la Promoción de la Salud,

desde la Primera Conferencia en Ottawa hasta la última en Shanghai, donde se ha buscado

obtener ese tesoro tan preciado que es la salud, haciendo conciencia que es un deber de todos

independientemente si trabajamos o no en el sector sanitario.

Muchas veces se cree que es obligación netamente del área sanitaria velar por el

alcance de este derecho, cuando hasta en la Constitución de la República de Guatemala en

los artículos 93-100, se establece el derecho a la salud sin discriminación alguna, la

obligación del Estado sobre la Salud de todos los habitantes, siendo un bien público en donde

todas las personas e instituciones están obligadas a velar por la conservación de la salud y

restablecimiento.

Desde Ottawa se insiste la urgencia de la elaboración y estructuración de políticas

sociales, tributarias, fiscales y ambientales en salud, para asegurar la existencia de bienes y

servicios sanos y seguros al alcance de todos, esto es de mayor importancia en los países en

vías de desarrollo que se han visto inundados de corrupción y mal uso de los recursos

económicos.

Es imposible hablar la Promoción de la salud sin hablar del cuidado del medio

ambiente, esta inquietud se sembró desde Ottawa 1986, promoviendo la conservación de los

recursos naturales, siendo así que en Sundswall 1991 estas peticiones aumentan,

explicándonos la importancia de aportar al cuidado de nuestra biosfera natural por medio del

reciclaje y hacer conciencia al mundo industrializado de pagar la deuda ambiental y humana

por la explotación del mundo en desarrollo.


Como bien se recalca en Shanghai se debe buscar una cobertura sanitaria universal,

se debe abolir la inequidad en salud por medio del empoderamiento de la acción comunitaria,

animándolos a participar para todas las decisiones que sean tomadas y sean acopladas a cada

comunidad respetando su cultura y creencias.

Como puede verse a través de la revisión de las conferencias sobre promoción de la

salud, ésta es hoy un tema central de preocupación en el mundo, la salud es un bien primordial

que marca y realza el desarrollo de un país. Ahora bien, es preciso que estas hermosas

declaraciones de principios se conviertan en decisiones políticas concretas en los más

diversos sectores implicados y en una acción coordinada entre ellos en todos los niveles.
RECOMENDACIONES

- La promoción de la salud es tarea de todos, independientemente si somos o no

profesionales en el sector sanitario.

- Uno de los grupos más vulnerables es la persona mayor, por lo que como futuros

geriatras debemos abogar porque este grupo tenga mayor participación y atención en

las próximas conferencias de promoción de la salud.

- Se debe continuar buscando la equidad sanitaria, principalmente en nuestro país, que

es multicultural, respetando cada comunidad con sus creencias pero haciéndolos

partícipes y empoderándolos de conocimiento para que puedan tomar medidas para

mejorar.

- El cuidado de nuestro medio ambiente, ya no sólo una prioridad es una emergencia,

los recursos se están acabando y las repercusiones en la salud serían fatales, debemos

tomar medidas estrictas para iniciar la recuperación de nuestros recursos.

- Debemos vivir la promoción de la salud desde la casa, trabajo, universidades o centros

de enseñanza, se debe volver un estilo de vida el ser saludables.

- Debemos intervenir en política de nuestro país y buscar el compromiso de los poderes

ejecutivos, judicial y legislativo para el cumplimiento con la salud y la equidad en

todos los sectores.

- Exigir que nuestros tributos sean utilizados para abastecer todos los sectores en salud

básicos.

- Apoyar y promover movimientos que buscan mejorar estilos de vida, en alimentación

y ejercicio.