Está en la página 1de 3

Tras la física

El libro titulado Tras la física del profesor Víctor Gómez Pin es una
exposición de numerosas cuestiones epistemológicas, antropológicas y
metafísicas que delimitan el contenido de lo que puede abarcar la filosofía
de nuestro tiempo. La crítica y los análisis filosóficos se aplican a toda la
realidad, tanto física como humana y en todos los aspectos pensables y
observables.
Gómez Pin estudió filosofía en la Sorbona. Logró el título de Doctor con una
tesis sobre el orden aristotélico. También colaboró en la fundación del
departamento de filosofía de la Universidad del País Vasco. Además, ha sido
profesor de la Universidad Internacional de Venecia. Impartió las
asignaturas de Epistemología y Filosofía y matemáticas en la Universidad
Autónoma de Barcelona y es Catedrático Emérito de la misma. Ha logrado
los premios de Ensayo de Anagrama y Espasa. También desde 1990 es
coordinador del Congreso Internacional de Ontología bajo el patrocinio de
la UNESCO.
Al igual que Gustavo Bueno está convencido de que los filósofos deben
conocer disciplinas como la matemática, la genética, la lingüística y la física.
En general, deben interesarse por las diversas ciencias existentes. Una de
las tesis principales de Gómez Pin es que la ciencia hizo posible el
nacimiento de la filosofía con los filósofos presocráticos en la Grecia antigua
hace unos dos milenios y medio.
Como escribe Víctor Gómez Pin: «Filosofía sería el nombre mismo de esta
disposición singular del espíritu humano que aúna la exigencia radical de
lucidez que caracteriza a la ciencia y la búsqueda de lo incondicionado, la
búsqueda de aquello mismo en lo que la ciencia se sustenta». Se puede
decir que la filosofía procede de la física o, si se quiere, de lo fenoménico o
empírico.
En definitiva, de la fisis o de la naturaleza en la que vivimos y de la que
formamos parte. Las grandes preguntas sobre lo natural y lo artificial y
sobre otra infinidad de cuestiones ontológicas o de la realidad son la
expresión de la metafísica.
La mecánica cuántica, por ejemplo, es analizada por Gómez Pin en su libro.
Ya que reconoce que el principio de realismo queda en entredicho con la
dualidad onda y partícula y con la paradoja del gato de Schrödinger, que

1
por cierto mostraba mucho interés por la filosofía y que fue amigo de
Zubiri.
Einstein, en cambio, sostenía una interpretación de la física que estaba
basada en una ontología y teoría del conocimiento clásicas frente a las
conclusiones que se derivaban directamente de la nueva mecánica
cuántica.
En filosofía pueden surgir las dudas sobre lo que los sentidos perciben, pero
también sobre lo que la razón concibe. Aunque para Descartes la razón bien
utilizada nunca nos confunde. Estas cuestiones también son analizadas por
Gómez Pin en su obra.
Reflexiona sobre la naturaleza sustancial y la cuántica y otros numerosos
aspectos relacionados directamente con la cuestión de los principios y de
las metodologías científicas.
No cabe duda de que es fundamental el análisis crítico y la reflexión
profunda acerca de las conjeturas problemáticas y los conflictos de
interpretaciones y a esto se dedica también Gómez Pin en sus lecciones
impartidas a sus alumnos durante décadas de enseñanza.
La filosofía surgió en Grecia hace unos 2.500 años aproximadamente y
deriva, en cierto sentido, de la observación de la naturaleza. En este sentido
Gómez Pin escribe: «En suma: surgida de las costas de Jonia, tras la física, y
como reflexión a la que la propia física se ve conducida, la filosofía tiene un
segundo nacimiento en Europa, como resultado de las aporías que de
nuevo encuentra la física».
En la última parte del libro que consta de 624 páginas de texto analiza
pormenorizadamente la mecánica cuántica y las aparentes perplejidades a
las que conduce o lo que se puede pensar que es el ser cuántico desde un
enfoque filosófico. Dedica su reflexión al formalismo matemático.
El recorrido histórico de Víctor Gómez Pin se inicia con los presocráticos y
llega hasta la actualidad. La vinculación entre la filosofía y la ciencia es
puesta de relieve continuamente a lo largo de sus explicaciones.
El subtítulo del libro es revelador: Arranque jónico y renacer cuántico de la
Filosofía. El saber filosófico está especializado en los análisis de paradojas y
problemas epistemológicos aparentemente irresolubles desde unos
principios que son los de la Física clásica. Wolfgang Pauli dijo que la física
del siglo XX «está hecha un lío».

2
3