Está en la página 1de 13

Universidad Abierta Para Adultos

(UAPA)

Asignatura:

Psicología social y comunitaria

Tema:

Tarea I y II

Participante:

Tania De Jesús Encarnación

Matricula:

201805727 @p.uapa.edu.do

Facilitadora:

Eleisida Almonte

Fecha:

26 de julio de 2019

Santiago R.D
Después de leer reflexivamente el libro básico y los materiales colgados
en la plataforma sobre la Psicología Social y Psicologia Comunitaria,
realice las siguientes actividades: para las unidades 1 y 2.

UNIDAD 1

Estimado Participante:

Después de leer reflexivamente el libro básico y los materiales colgados


en la plataforma sobre la Psicología Social y Comunitaria, por lo que se le
sugiere las siguientes actividades:
1. Defina en sus palabras los conceptos de la Psicología Social y la
Psicología Comunitaria. Comparar las dos disciplinas y enumerar
diferencias y similitudes.

 Psicología Social ; según mi punto de vista, es la rama de la psicología


que se encarga del estudio de la sociedad y de la influencia que ejercen la
conducta de un individuo en otro.

 Psicología Comunitaria. Es la rama de la psicología que estudia y analiza


las características, los problemas y las necesidades de una población
determinada para buscar soluciones, es decir aplicar programas de
intervención ejemplo, salud pública determina y analiza problemas públicos
para buscar soluciones.

Similitudes.

Dado que la psicología comunitaria puede entenderse como una subdisciplina


dentro de la psicología social, existen muchas similitudes entre ambas, sobre
todo en relación a los fundamentos teóricos de ambas ramas.

Así, la psicología comunitaria bebe de los conocimientos obtenidos por la


psicología social y los utiliza en contextos humanos concretos.

A mi entender, la similitud está en que ambas buscan solucionar problema de


la sociedad en general.
Diferencias

1. Teoría y práctica

La psicología social tiene un carácter principalmente teórico. Las aportaciones


de los profesionales de este campo son utilizadas por otros psicólogos y
científicos sociales en múltiples disciplinas aplicadas; la psicología comunitaria,
que se focaliza de forma casi exclusiva en aspectos prácticos de la realidad, es
un muy buen ejemplo de este hecho.

2. Objetivo principal

Los psicólogos comunitarios normalmente trabajan en pos de la mejora de las


condiciones de vida o del funcionamiento social en áreas geográficas
específicas. Por contra, la psicología social se centra en comprender y predecir
el comportamiento de los seres humanos en función de sus interacciones,
teniendo por tanto un carácter mucho más amplio.

3. Foco de análisis

La psicología comunitaria actúa, por definición, en grupos humanos de tamaño


más o menos grande; los individuos concretos son relevantes en tanto que
influyen en el funcionamiento del colectivo en cuestión. La psicología social
tiene una vertiente grupal pero también otra, quizá más importante aún, con el
foco individual típico de la psicología en general.

4. Ideología política

Por lo general los psicólogos comunitarios tienen una clara vocación


reivindicativa, identificándose con ideas y propuestas socialistas (aunque
evidentemente en todo campo hay excepciones y tendencias contradictorias).
En cambio los psicólogos sociales pueden preferir mantenerse al margen de la
política, lo cual les ha valido críticas desde la psicología comunitaria.
2. Redacta un ensayo (1500 palabras) sobre la Psicología
Social resaltando las diferentes perspectivas, y tomen en cuenta el orden
cronológico, los personajes que influyeron en el desarrollo de la
Psicología. Social. Presenta fuentes bibliográficas.

Es la ciencia que estudia los fenómenos sociales e intenta descubrir las leyes
por las que se rige la convivencia. Investiga las organizaciones sociales y trata
de establecer los patrones de comportamientos de los individuos en los grupos,
los roles que desempeñan y todas las situaciones que influyen en su conducta.
Es uno de los campos científicos dedicados al estudio objetivo de la conducta
humana.

Su enfoque particular está orientado hacia la comprensión de la conducta


social, sobre la base del proceso de influencia social. El carácter distintivo de la
psicología social es que surge de dos factores fundamentales: el interés en el
individuo como participante social y la importancia que le atribuye a la
comprensión de los procesos de influencia social. Sobre la base del proceso de
influencia social de fenómenos tales como la conformidad, el liderazgo, el
prejuicio, la moral colectiva y el conflicto intergrupal

.La disciplina de la psicología social empezó en los Estados Unidos a principios


del siglo XX. El primer estudio publicado en esta área fue un experimento sobre
el fenómeno de facilitación social. Durante los años 1930, muchos psicólogos
de la Psicología de la Gestalt, entre ellos Kurt Lewin, huyeron de la Alemania
Nazi, hacia los Estados Unidos.

Fueron instrumentales en el desarrollo del campo como algo distinto a las


escuelas de psicología conductista, comportamental y psicoanalítica que fueron
dominantes en ese momento, y la psicología social ha seguido manteniendo el
legado de sus intereses en la percepción y la cognición. Las actitudes y una
variedad de fenómenos de grupos pequeños fueron los temas más estudiados
durante esta era.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los psicólogos sociales estudiaron la


persuasión y la propaganda para los militares estadounidenses. Después de la
Guerra, los investigadores se interesaron por una variedad de problemas
sociales, incluyendo los asuntos de género y prejuicio racial. Durante los años
sesenta, existió un interés creciente en una variedad de nuevos temas como la
disonancia cognitiva, el efecto espectador, y la agresión.

Sin embargo, por los años setenta, la psicología social en los EEUU había
llegado a una crisis. Había un debate acalorado sobre la ética de
experimentación en el laboratorio, si las actitudes predicen el comportamiento
de verdad o no, y cuánta ciencia podría ser hecha en un contexto cultural.
Paralelamente, un enfoque situacionalista radical desafió la relevancia del Yo y
la Personalidad en la psicología.

La psicología social alcanzó la madurez en teoría y método durante los años


1980 y 1990. Cuidadosos estándares éticos regulan ahora la investigación, y
han emergido más perspectivas pluralistas y multiculturalitas. Los
investigadores modernos se interesan por una variedad de fenómenos, pero la
atribución, la cognición social y el concepto del Yo son quizás las áreas que
más han aumentado durante los últimos años. Los psicólogos sociales han
mantenido sus intereses aplicados, con contribuciones a la psicología de la
salud y medioambiental, además de la psicología legal.

Concepto y características metodológicas

Según Rubio, la psicología social es un estilo peculiar de acercarse a los


fenómenos sociales y que en el transcurso de su historia se han vertido
diversos modelos teóricos y aproximaciones metodológicas. Opina que esta
disciplina es una forma de analizar la conducta humana y para determinar los
aspectos claves de este modo de análisis es necesario examinar el proceso
histórico que da lugar a la configuración de esta modalidad de conocimiento.

Al interés por el pasado en atención al presente lo denomina orientación


presentista y que cumplirá las siguientes funciones:

• Establecer la identidad de la disciplina.

• Justificar la investigación.

• Aprender del pasado lo que es útil y no merece atención.


La psicología social basa su entidad en un estilo de análisis, fundamentalmente
el psicólogo social centra su interés en aquellos fenómenos basados en la
existencia de una continúa y mutua influencia y relación entre individuo y
sociedad, es decir, la lógica que guía los fenómenos de que se ocupa y la
manera de encararlos teórica y metodológicamente es la interdependencia. Par
dar cuenta de esta interdependencia es necesario tener en cuenta tres
elementos fundamentales que el autor considera como sigue:

1. La estructura social en la que tiene lugar la interacción.

2. Los nexos que mediatizan la influencia de la estructura social sobre la


interacción.

3. Los procesos psicológicos por medio de los cuales, los determinantes


sociales influyen en las personas individuales, que en definitiva son las que
hacen posible la interacción.

Al ocuparse Personas del estudio de la interacción, la describe como un


proceso de lo que ocurre dentro de una unidad actuante (sea una persona o
una colectividad) y lo que ocurre entre tales unidades. La psicología social
puede ser definida como el estudio científico de los procesos psicosociales
implicados en la génesis, desarrollo y consecuencia del comportamiento
interpersonal.

Orregrosa señala que la identidad es identificación, identificación desde otros y


que la identidad es, con anterioridad propia, personal, una identidad para otros.
Solo desde los otros podemos tener noticia inicial de quiénes somos. La
realidad radical de la identidad personal no es el cuerpo, en el que obviamente
tiene que apoyarse, sino las relaciones específicas con que se es respecto de
los otros.

La individualidad personal y su identidad son una construcción social, una


realidad social.

Al abordar a Blumer, toma en consideración que el interaccionismo simbólico


descansa en tres supuestos fundamentales, el primero es que los hombres se
relacionan con las cosas y con ellos mismos, de acuerdo con los significados
que tienen para ellos. El segundo supuesto es el que esos significados se
derivan o surgen en el proceso de interacción social. Y el tercero el de que la
utilización y modificación de esos significados se produce a través de un
proceso activo de interpretación de la persona al tener que vérselas y tratar con
los objetos de su entorno. De aquí se deduce que la identidad personal surge a
través de un proceso social.

Cooley, desarrolla el concepto del Yo – espejo o del Yo – reflejado, y refiere


que el sentimiento, de autovaloración o cualquiera otra idea que tienda a formar
el concepto de sí mismo la autoidentificación o identidad personal surge a
través de la captación de la imagen de uno mismo en el otro, pone de
manifiesto, como el Yo, deviene en objeto, para sí mismo desde otro.

Mead otorga un papel fundamental al lenguaje en la emergencia y constitución


de la realidad social. Para él la persona no sólo surge de un contexto social
sino que es, en sí misma una construcción social y una estructura social. La
adopción o experimentación de la actitud de otro es lo que construye la
conciencia de sí. Para que la persona se constituya plenamente es necesario,
además de asumir la actitud de los otros aisladamente, adoptar la actitud de la
comunidad o grupo de la que forma parte como un todo. Mead no solo sitúa el
campo de la identidad en el nivel de las relaciones interpersonales, sino en el
de la organización social y la cultura.

Esta matriz sociocultural, cuya apropiación individualizada es, el otro


generalizado, hace posible la comunicación simbólica y a través de ella el
surgimiento de la persona. El proceso comunicativo que posibilita el
surgimiento de sí mismo se instaura en la interioridad misma de la persona. El
diálogo lo llevaran a cabo las dos instancias que el autor distingue en el sí
mismo: el Yo y el Mí. El Yo es la instancia actuante, expresiva, espontánea, la
que en cada momento representa la iniciación del acto; el Mi es la
incorporación de las actitudes de los otros hacia mi mismo, el otro
generalizado, que responde, evalúa y controla lo que el Yo hace. El Mi
establece el marco en el que el Yo, tiene que actuar, el Yo es la reacción del
organismo a las actitudes de los otros, el Mi es la serie de actitudes
organizadas de los otros que adopta uno mismo.
El autor proporciona una visión sociologista de la personalidad que elimina la
individualidad específica de la persona concreta al disolverla en el contexto de
sus determinaciones sociales. Su objeto fue mostrar ese necesario entronque
de lo individual en lo colectivo y viceversa.

Goffman amplía la perspectiva desde el proceso de socialización primaria.


Señalando que en toda situación de interacción el individuo proyecta una
definición de la misma de la cual forma parte importante su propia
autodefinición; ésta tiene que ser revalidada por los otros partícipes en la
misma.

El Yo, tiene, para esta autor dos aspectos: uno como actor y otro como
carácter, imagen o persona que se intenta representar, un Yo – actor y un Yo –
actuado o representado. El primero es el que programa y prepara los detalles
de la representación y el segundo el que resulta proyectado en la
representación misma. Además distingue tres niveles en el proceso de
conformación y funcionamiento de la identidad estigmatizada.: el de la
identidad social, el de la identidad personal y el de la identidad del Yo.

Por identidad social entiende el carácter o rasgos atribuidos desde indicios o


señales que una sociedad emplea normalmente para establecer amplías
categorías o clases de personas. Se trata de identidad personal en tanto que
identificación por los otros por medio de determinadas marcas o señas que las
sirven de referencia. La identidad personal se apoya en el supuesto de que un
individuo, puede ser distinguido de todos los demás, y de que entorno a todos
estos medios de diferenciación puede adherirse una historia continua y única
de hechos sociales. Ambas identidades la social y la personal están
íntimamente entrelazadas. La identidad del Yo hace referencia a las
concepciones y valoraciones de la propia persona sobre sí misma.

También realiza el análisis de los roles sociales lo cual permite una


segmentación y diferenciación de los sistemas sociales en unidades o
constelaciones más directamente observables que la totalidad de las que
forman parte. Desde el punto de vista psicosociológico la relevancia del
concepto de rol se deriva de su naturaleza relacional, del hecho de que
además de constituir una unidad distinguible del sistema social tiene como
contrapartida una interiorización del mismo, un rol interiorizado o una identidad
o sub-identidad personal.

Sirve de vehículo de inserción de la personalidad en la estructura social. Infiere


que en el concepto de rol pueden ir implicados varios componentes y niveles
de análisis:

a) en tanto que contrapartida del status o de la posición social, y, por tanto,


como unidad de la estructura sociocultural, el rol constituye una especificación
de las prescripciones a las que la conducta del ocupante de dicho status debe
atenerse;

b) las expectativas del rol, el contenido normativo no es contemplado desde las


normas que lo conectan con la estructura sociocultural, sino de desde las
expectativas que los ocupantes de los roles complementarios tienen sobre los
ocupantes del rol focal;

c) el concepto de rol desde su actuación y eventual elaboración en la


interacción. En este sentido los roles se definen como pautas de conducta
reiterativas, pero que se configuran específicamente en la interacción social
concreta; subrayando su carácter procesual y dinámico.

Goffman se refiere a los estigmas y considera que una posibilidad fundamental


en la vida de una persona estigmatizada es la colaboración que presta a los
normales al actuar como si su diferencia manifiesta careciera de importancia y
no fuera motivo de una atención especial. Señala también que la segunda
posibilidad importante en la vida de una persona estigmatizada aparece cuando
su diferencia no se revela de modo inmediato y no se tiene de ella un
conocimiento previo, es decir, cuando no se trata en realidad de una persona
desacreditada sino desacreditable.

El problema consiste en manejar la información que se posee acerca de su


deficiencia. Otro sería el encubrimiento, donde la persona oculta información
sobre su identidad personal, recibiendo y aceptando un trato sobre
suposiciones falsas respecto de su persona, que desacreditan al yo.
La información es reflexiva y corporizada, es trasmitida por la misma persona a
la cual se refiere y ello ocurre a través de la expresión corporal. Los símbolos
de prestigio pueden contraponerse a los símbolos de estigma, aquellos signos
especialmente efectivos para llamar la atención sobre degradante
incongruencia de la identidad. Los signos que trasmiten información social
varían según sean o no congénitos y, en caso de que no lo sean según que,
una vez empleados se conviertan o no en una parte permanente de la persona.
Los signos no permanentes empleados sólo para transmitir una información
social pueden o no utilizarse contra la voluntad del informante, en caso
afirmativo tiende a ser símbolos de estigma.

También plantea el problema de la visibilidad de un estigma particular es decir,


en qué medida ese estigma sirve para comunicar que el individuo lo posee. En
primer lugar hay que distinguir la visibilidad de un estigma de su conocimiento.
Cuando un individuo posee un estigma muy visible, el simple contacto con los
demás dará a conocer dicho estigma.

La psicología social se basa en una identidad de un estilo de análisis,


fundamentalmente el psicólogo social centra su intereses en aquellos
fenómenos basados en la existencias de una continua y mutua influencia en
relación entre el individuo y la sociedad, es decir la lógica que guía a los
fenómenos que se ocupan y la manera de encararlos teórica y
metodológicamente es la interdependencia. Para dar cuenta de esta
interdependencia es necesario tener en cuenta tres elementos fundamentales
que autor considera como:

 Los nexos que mediatizan la influencia de la estructura social sobre la


influencia
 La estructura social en la que tiene lugar interacción.

A lo largo de la historia de la psicología han sido mucho los enfoques que se


adoptado. En cada enfoque presenta una perspectiva distinta desde donde
poder abordar determinado asuntos psicológicos.
Las perspectivas psicológicas actualmente son 6 o 7 las más grandes (es decir,
los enfoques para abordar los asuntos psicológicos) estas perspectivas son las
siguientes:

1. Perspectiva Biológica: esta explica la conducta en termino de genes,


principalmente sistema endocrino y nervioso
2. Perspectiva conductiva: esta tratan de comprender como las contingencias
ambientales y los estímulos controlan la conducta. Usando los conceptos de
estímulo o antecedente, respuesta conductual y consecuencia.
3. Perspectiva cultural: se encarga de investigar las direferencias conductuales
a través de las culturas, esta estudia sus causas y consecuencias dentro de
la misma.
4. Perspectiva psicodinámica: según esta, la gobernada por fuerzas internas e
inconsciente en disputa, esta perspectiva no está generalmente incluida de
la psicología por la diferencia en cuanto a la metodología, entre otras
razones.
5. Perspectiva cognitiva: esta se enfoca en los procesos internos, tales como
pensamientos y todos los procesos del conocer como la memoria, la tensión
y el entendimiento.
6. Perspectivas evolutivas: utiliza la idea de la selección para explicar cómo
las habilidades psicológicas evolucionaron atreves de los años al igual que
la característica físicas.
7. Perspectivas humanista: esta sostiene que el humano es innatamente
bueno y que su finalidad es el desarrollo el ser humano en todo su
potencial. Esta posee una postura, epistemológicamente hablando,
fenomenológica.

 Wilhelm Wundt
 Kurt Lewin
 Gustave Le Bon
 Gabriel Tarde
 Enrique Pichon-Riviere
 https://ebookcentral.proquest.com/lib/uapasp/reader.action?ppg=1&docID=4184485
&tm=1537990987654

 https://www.ecured.cu/Psicolog%C3%ADa_Social

 https://psicologiaymente.com/social/diferencias-entre-psicologia-social-y-
comunitaria

UNIDAD 2

1. Lee el capítulo 2 del libro Psicología Social" de Elena Gaviria Stewart y


expresa en un párrafo como la evolución y la cultura influyen en la mente
y en la conducta social.

Independientemente de si las explicaciones evolucionistas son más o menos


válidas que las no evolucionistas, lo cierto es que esta perspectiva ha aportado
y sigue aportando datos sobre aspectos de la mente y el comportamiento social
humanos que antes no eran abordados por los psicólogos sociales, así como
nuevas formas de enfocar fenómenos que han sido tradicional-mente objeto de
estudio de esta disciplina y, aunque sólo sea por eso, el contacto entre ambas
supone un enriquecimiento considerable. Permitiendo una comprensión más
profunda y menos sesgada de nuestros procesos mentales y conductuales

2. A partir de la lectura del capítulo 4 del libro Introducción a la Psicología


Comunitaria, de Gonzalo Mucitu Ochoa Explica el punto de vista de la
perspectiva ecológica sobre la interdependencia entre el ambiente social
en la conducta de las personas. (Como se influyen mutuamente)

La estructura ecológica propuesta por Bronfenbrenner para explicar el


desarrollo social de la persona. Esta estructura ecológica hace uso del
concepto de sistema social y, entre sus virtudes, posibilita una organización
teórica de los sistemas en una estructura anidada que facilita el estudio de la
influencia de los sistemas sociales en el desarrollo de la persona. La estructura
propuesta por Bronfenbrenner se basa en el concepto de relación: todos los
sistemas están relacionados en diferentes ni-veles, hasta tal punto que incluso
las estructuras más externas -el microsistema- influyen de forma notable en el
desarrollo de la persona. Como hemos discutido en el capítulo, aunque
Bronfenbrenner mantiene que todo influye, su marco teórico permite al
investigador identificar el tipo de influencia que se I produce en cada una de las
estructuras anidadas. Esta característica de la teoría de Bronfenbrenner amplía
de forma sensible las implicaciones que toda intervención

Independientemente del ámbito en el que se realice tiene en el desarrollo de la


persona. Posibilita, además, múltiples acercamientos desde los que se puede
incidir en el desarrollo de la persona y sitúa la intervención comunitaria en
diferentes planos de actuación con una profunda influencia en el bienestar
psicosocial de las personas.

Alguna de las implicaciones de la perspectiva ecológica para la intervención


comunitaria, desde la creación de significados entre profesional y participantes
hasta los estilos de colaboración que se intenta promover en la intervención
comunitaria. En definitiva, si el desarrollo de la persona se produce en
contextos, la perspectiva ecológica contribuye a la intervención comunitaria
proporcionándole conceptos e instrumentos de análisis que le permitan
estructurar esos contextos y delimitar con claridad las influencias que se
esperan del trabajo en cada uno de ellos

https://www.seapaonline.org/UserFiles/File/Ayuda%20en%20consulta/2016/Manual%2
0de%20Psicolog%C3%ADa%20Comunitaria.pdf

TU FACILITADOR