Está en la página 1de 43

Muxes, transgénero y la perspectiva social​.

Antropología Social

Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey

Muxes, transgénero y la perspectiva social


Antropología Social

Maestra: Blanca Alicia Algarra Alba

Abner Francisco Reyna Salas A00815053

Sahian Sheccid Galván Aranda A01280112

Andrea Morales Carrillo A01192004

Mariel González Knoell A01164850

Monterrey, Nuevo León a 24 de Noviembre de 2014

1
Muxes, transgénero y la perspectiva social​. Antropología Social

1. Planteamiento del problema

"No soy un hombre ni un mujer. Pero tengo la fuerza de los dos". - Amaranta Gómez,
Felina Santiago y Mística.

A pesar de tener un papel constante en la historia, la transexualidad y toda la


diversidad sexual y de género que se sale de la norma social ha estado impregnada
con una cierta controversia, que muchas la hace parecer de naturaleza polémica. Lo
polémico en realidad es el simbolismo que le atribuimos socialmente y la ontología de
la palabra en sí, pues no es una pieza que encaja con la cultura mexicana, o al menos
eso parecía ser. Cuando nos enfrentamos ante una situación que nos hace cuestionar
el para qué, porqué y cómo de lo que hacemos, somos o creemos, solemos reaccionar
evadiendo, de manera agresiva, o simplemente en forma de rechazo, pero estos son
solo manifestaciones de lo que Freud llamó mecanismos de defensa, cuya función es
proteger nuestra propia estructura mental.

“Así, con el lenguaje, entran los deseos y sentimientos de otros, y de esa forma
el inconsciente se va construyendo en y a través del discurso de esos otros. Estos
“mensajes enigmáticos” (Laplanche 1989) que recibe una criatura desempeñan un
papel determinante en su proceso de identificación psíquica y, en consecuencia, en su
imagen inconsciente del cuerpo”- (Llamas, 9). Reducido a palabras simples, edificamos
nuestra estructura en una serie multilineal y simultáneos de procesos, pero la influencia
del lenguaje y simbolismo sientan bases elementales para nuestra autopercepción. Las
culturas se caracterizan por los simbolismos y lenguaje que su gente tiene en común.

Strauss propone que categorizamos de manera binaria, por opuestos y


contrastes. De esta manera hemos llegado a categorizar dentro del mismo baúl un
montón de conceptos que no pueden ser más diferentes entre sí. “...Deberíamos tomar
en cuenta, cuando hablamos de género, por lo menos, todos estos niveles: el cuerpo
(hombre/mujer), el “género de la personalidad”, la orientación sexual, la disposición o
comportamiento sexual, los papeles sociales; la articulación de esos cinco niveles en
una única identidad de género es dependiente del grado de vigilancia y coerción del

2
Muxes, transgénero y la perspectiva social​. Antropología Social

grupo social” (Barbosa, 4), y es así como llegamos al tema de esta investigación: la
percepción social de la cultura urbana de las personas que son transgénero, en
comparación a la percepción de estas mismas personas desde la cultura zapoteca.
Una persona transgénero puede o no recurrir al consumo de hormonas u operaciones
plásticas para hacer el cambio biológico de sus aparatos reproductores (Llamas, 4).
Para entender este concepto es necesario aclarar la separación y diferencia entre el
sexo biológico y el género, entendiendo par fines de este trabajo el género no como
inclinación sexual hacia un sexo en específico, sino como un término más psicológico
que habla de la manera en la que el individuo se autopercibe según los constructos
sociales dinámicos que permanecen en su tiempo.

Juchitán, Oaxaca, es una comunidad Zapoteca en donde hay hombres, mujeres


y muxes. Unx1 muxe no solamente representa un tercer género, sino que engloba
prácticas sociales, tradiciones, roles, y posturas psicológicas que difícilmente pueden
categorizarse de manera binaria. Unx muxe es una persona que juega un rol activo en
la sociedad cuyas funciones, entre muchas otras, es organizar las fiestas llamadas
“velas”, en donde se visten con trajes femeninos y típicos de su comunidad , hacen los
vestuarios, son artesanos… en pocas palabras preservan su cultura. A partir de la
marcha de 1978 en México a favor de la población LGBTTTI, y como consecuencia
también de la globalización y la rápida expansión de los medios de comunicación, este
sector de la comunidad ha tenido un papel importante en la legalización de matrimonios
del mismo sexo, y ha contribuido a la inclusión de este sector en la legislación. Más allá
de esta amplia gama que dificulta categorizar a lxs muxes dentro de un “baúl” en
específico, su naturaleza es muy flexible pues hay muxes que visten de mujer
exclusivamente en las velas, otrxs que lo hacen cotidianamente, muxes que llevan una
vida como padres de familia y esposos, lxs que tienen maneras de actuar femeninas,

1
El uso de la “x” es intencional dentro de este trabajo, debido a que no todas las personas muxes son
mujeres transgénero y no todas las personas cis/transgénero se consideran dentro de un género binario
(él o ella). Se usará la “x” para mantener la inclusión justa de todas las personas y ser neutrales.
3
Muxes, transgénero y la perspectiva social​. Antropología Social

muxes que son transgénero, muxes que son cisgénero y lxs que deciden llevar a cabo
el cambio de órganos sexuales. (Gómez y Miano, 7)

Estamos conscientes de las diferencias políticas, históricas y sociales que


existen entre ambas comunidades y que esto podría representar un factor que
obstaculice la total veracidad y representatividad de la investigación, pues hay sesgo
en cuanto a los estratos sociales, como se muestra a continuación: “A pesar de que
aparenta ser una cultura utópica para los movimientos LGBTTTI, se ve una
segregación entre niveles socioeconómicos, pues es en el más bajo y los suburbios en
donde son más aceptados. En los niveles medio y alto es difícil conocer a unx muxe
que juegue el rol de vestirse cotidianamente. (Gómez y Miano, 7). Sin embargo, a fines
de esta investigación, lxs muxe de Juchitán y la comunidad zapoteca (pre y
post-colonización) sirven como ejemplo y referencia de que, más allá de las
segregaciones socioeconómicas, la cultura acepta y fomenta en cierta forma este tercer
género.

Esta incorporación en roles y prácticas no tiene mucha presencia en sociedades


más urbanas, como Monterrey, cuyo trayecto de incorporación es muy reciente y aún
se ven estos temas como una especie de tabú. Tomando la cita de Llamas que habla
sobre el lenguaje y el proceso de simbolismo dentro de la cultura como respaldo de
argumento y motivo del sesgo, la sociedad urbana tiende a malinterpretar y confundir a
las personas “travestis” con “transgénero”, “transexuales” y en ocasiones, con
“homosexualidad”. “Algo llamativo es que, pese a la importancia de la subjetividad en
este fenómeno, el manejo de la transexualidad se aborda desde una lógica
biologizante. (...) Sin embargo, desde hace algunos años despunta paulatinamente
entre las personas transexuales el rechazo a las operaciones quirúrgicas de
“reasignación de sexo”. Esta tendencia se suma a un fenómeno creciente: el
transgenerismo2.(...) Las personas transgénero modifican permanentemente su

2
Las posturas actuales sobre la transexualidad y el transgenerismo difieren de la cita de Llamas, puesto
que mencionan que, al recalcar las divisiones y diferencias entre estas dos, se sigue perpetuando un
discurso que menosprecia a quienes no se adecuan (operaciones, hormonas, apariencia física) a los
4
Muxes, transgénero y la perspectiva social​. Antropología Social

aspecto, adoptando las marcas sociales de sexo opuesto, pero sin recurrir a la
transformación hormonal o quirúrgica del cuerpo” (Llamas, 4).

El objetivo de este trabajo es demostrar el sesgo cultural entre subculturas de un


mismo país, debido al mal entendimiento de una identidad, que muchas veces se basa
en conceptos ontológicos o simbolismos propios de las subculturas. Atribuimos esta
mala interpretación a la falta de conocimiento y apertura respecto al tema, cuyo orígen
es el ausentismo y poca visibilidad en prácticas y roles sociales, la falta de
familiarización con personas diversas y al hecho de que los indígenas de nuestra
región eran nómadas por las condiciones geográficas, lo cual les impidió desarrollar
una ideología moral y cultura amplia propia, llevándolos a aceptar e imitar las
conductas, prácticas, ideas y ritos de los colonizadores europeos católicos, a diferencia
de los zapotecos que conservan ciertos rasgos de su cultura. Por todo lo expuesto
anteriormente se vuelve pertinente estudiar el tema desde una perspectiva moderna,
entender las raíces y lo que conlleva la transfobia, remarcar los contrastes entre la
cultura mexicana zapoteca y la mexicana europea y brindar una nueva visión a los
estudios que ya se han hecho

2. Marco teórico

2.1 Definición de conceptos o variables

● Género​: el género difiere del sexo biológico que es determinado al momento del
nacimiento, el cual se refiere a los genitales o el genotipo del sujeto, Judith
Butler menciona que ambos son el resultado de una construcción-producción
social, histórica y cultural (cómo una persona se percibe a sí misma según lo
típicamente considerado masculino o femenino), y por lo tanto no existen
papeles sexuales o roles de género que estén esencia lo biológicamente
inscritos en la naturaleza humana.En otras palabras en términos de lo humano,

postulados sociales de sexo/género, proponiendo el uso del término “transgénero” o sólo “trans” como el
políticamente correcto.
5
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

la única naturaleza es la cultura, o mejor, la diversidad y pluralidad de culturas.


(Duque Acosta, 28)

● Muxe: es un término en zapoteco que se refiere a los hombres travestidos que


asumen el rol femenino en la sociedad, algunxs de lxs muxes se consideran
personas transgénero; sin embargo, hay muchxs otrxs que sienten que su sexo
biológico concuerda con su género, por lo cual sólo cumplen con las funciones
pre-establecidas de lxs muxes y se visten con trajes femeninos únicamente en
las “velas”.

● Transgénero​: personas que trascienden o rompen las definiciones


convencionales de hombre y mujer, no sólo en su aspecto físico sino también en
sus actitudes, maneras y gestos. Pueden o no iniciar cambios en su cuerpo.

● Transfobia: ​ rechazo, estigmatización, acoso y violencia física por no ajustarse


a las normas de sexo/género predominantes (mujer= vulva, hombre=pene).
Cuando se les niega documentos oficiales de identidad con su preferencia de
género, se les niega el derecho al trabajo y a los servicios públicos básicos, y se
les condena a una discriminación profundamente enraizada en los sectores de la
salud y la educación, todo esto forma parte de un grupo de abusos sistemáticos
transfobicos y raramente se consideran así. (Balzer y Hutta, 4)

● Zapotecos: la cultura Zapoteca o civilización Zapoteca se refiere a un pueblo


indígena mesoamericano precolombino que floreció en el Sur del Valle de
Oaxaca y en el istmo de Tehuantepec. Eran una cultura sedentario y avanzada
como civilización, con una religión politeísta. En la época de la conquista fueron
subyugados hasta 1551. A pesar de que la población mayoritariamente se
convirtió al catolicismo, sobreviven algunas de sus prácticas ancestrales, tales
como el entierro de los muertos con ofrendas. El idioma zapoteca, forma parte
de la familia de lenguas de Oaxaca y esta entre las lenguas indígenas de México
con el mayor número de hablantes. (Comisión Nacional para el Desarrollo de los
Pueblos Indígenas, 2011)

6
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

● Juchitán de Zaragoza: ​el municipio de Juchitán se encuentra localizado en la


Región del Istmo de Oaxaca y en el Distrito de Juchitán, tiene una extensión
territorial de 414.64 kilómetros cuadrados, en su territorio se encuentran gran
parte de la extensión de la Laguna Superior y la Laguna Inferior así como las
barras que las separan del Golfo de Tehuantepec y el Océano Pacífico, lo cual le
confiere un importante grado de dispersión a su territorio y su altitud va de 0 a
los 500 metros sobre el nivel del mar.

(Fuente: www.juchitandezaragoza.gob.mx)

2.2 Análisis de investigaciones Relacionadas

Título de la investigación

Muxes de Juchitán: sobre la errancia y efeminismo en campo​ de Luanna Barbosa

Análisis breve del texto

En el artículo se nos presenta una aproximación de la manera en que deberían


de considerarse y estudiarse a lxs muxes de Juchitán de Zaragoza, puesto que, como
menciona la autora, las atribuciones sexo-genéricas, de orientación e identidad con las
que catalogamos a las personas o que atribuimos según ciertas características son

7
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

constructos occidentales que no deberían aplicarse al momento de analizar un


concepto cultural que sale de esa norma. Luanna Barbosa explica algunas tradiciones y
conceptos de la identidad muxe en la comunidad zapoteca, al mismo tiempo que nos
da un pequeño recorrido histórico de cómo éstas han cambiado con los avances
sociales. Termina haciendo una relación entre los elementos de las teorías de género y
los propios de la ideología muxe zapoteca, así como dando una amplia explicación de
la importancia del estudio de esta comunidad para expandir el análisis de género
actual.

Citas textuales que se pueden utilizar en la investigación

“(...) todos esos términos (homosexual, travesti, transgénero, etc.), de manera general,
son ajenos a la cultura muxe, que a veces suele incorporar temáticas nacionales y
globales, pero que no siempre encuentra que la agenda LGBTTTI global incluya sus
cuestiones. Así que, si, por un lado, todos los rincones del planeta van a contar con
expresiones de género que se desvían de la norma y que constituyen una disidencia,
por otro lado, comprender a las muxes como una alteridad histórica es el primer paso
para deconstruir el mito que se formó a través de los canales mediáticos de la muxe
como una de las especies raras de transgénero en el escenario mundial.” (Barbosa, 2)

“Por un lado, sí es cierto que las muxes, en Juchitán, como disidentes sexuales, están
más aceptadas que otras disidencias en otras partes, como en las grandes ciudades, y
cuentan con un referencial comunitario (la familia, los vecinos y los amigos) que les da
soporte y con oportunidades de insertarse laboralmente (principalmente debido a la
cultura de las fiestas juchitecas); por otro lado, también es cierto que muchas muxes se
enfrentan al prejuicio, a la intolerancia y a la violencia(...) ya sea física o
simbólicamente. Muchas de las muxes no pueden frecuentar la escuela debido al
hecho de que se visten de mujer, y muchas muxes tienen que recurrir a la prostitución.
(...) lo que se observa de tolerancia hacia ellas se debe principalmente a sus ingresos
monetarios en el seno familiar, a la importancia de sus trabajos (casi siempre
asociados a las fiestas, como la confección de trajes regionales, el adorno de carros

8
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

alegóricos, el adorno de las fiestas, la hechura de las botanas y los peinados


regionales), al peso del vínculo comunitario, de vecindario y de parentesco en esta
sociedad y al hecho de que se trata de una ciudad con características de un pueblo
chico (...) resalto la importancia de descentrarse de los estudios de género de las
grandes urbes para ambientes más chicos o hasta rurales, lo que no está tan valorado
en la literatura de género (Halberstam, 2005).” (Barbosa, 2 y 3)

“Factores que son esenciales para analizar a las muxes desde un punto de vista de la
sexualidad y del género:
a) ni todas las muxes se visten de mujer – ese es un fenómeno que empezó a
observarse con más fuerza desde los años ochenta, así como el traje regional y la
enagua de holán comenzaron a usarse en los noventa; hay muxes que se visten de
mujer a diario, hay muxes que se visten de hombre a diario, hay muxes que se visten
de hombre, pero con performances femeninas ocasionales, hay muxes transgénero, y
hay muxes que en su vida cotidiana tienen una performance ambigua;
b) ni todas las muxes son “homosexuales”, o sea, hay muxes con diversas
orientaciones sexuales, independiente de su performance de género; hay muxes a
quienes les gustan las mujeres, aunque sea un tabú hasta ahora no estudiado con
profundidad y poco comentado (eso vale incluso para muchas travestis de grandes
centros, quienes se enfrentan al prejuicio de la propia comunidad travesti)(...)Un gran
error casi siempre asumido como hecho es el articular en un mismo paquete la
“identidad de género”, la “orientación sexual” y la performance; peor aún, suponer que
esos tres componentes son fijos, inmutables y teleológicos. Los estudios de género ya
han apuntado que los géneros son ficciones (Núñez, 2011; Preciado, 2008; Segato,
2003; Wilchins, 2002) y se cristalizan por medio de la performatividad (Butler, 2003).”-
(Barbosa, 3)

“A decir verdad, si consideramos el sujeto como un “compuesto de género”, como


quiere la autora, y no un ser monolítico, deberíamos tomar en cuenta, cuando
hablamos de género, por lo menos, todos estos niveles: el cuerpo (hombre/mujer), el

9
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

“género de la personalidad”, la orientación sexual, la disposición o comportamiento


sexual, los papeles sociales; la articulación de esos cinco niveles en una única
identidad de género es dependiente del grado de vigilancia y coerción del grupo social,
y es justamente la desvinculación de esas capas lo que no puede admitir el
psicoanálisis (Segato, 2003).(...) Hay una infinidad de combinaciones posibles que son
relativamente toleradas en el seno de la comunidad juchiteca y de la propia comunidad
muxe. Hay una diferencia entre desear la mujer en mí y desear una mujer para mí. Eso
es lo que no comprenden (o fingen no comprender) las políticas de identidad.“
(Barbosa, 4)

“Lejos de ser una letra más en el alfabeto LGBTTTI, las muxes son un elemento
heurístico poderoso para la comprensión (y destrucción) del sistema de sexo-género.”
(Barbosa, 5)

Utilidad de la Investigación:

El artículo es bastante útil pues nos presenta una investigación acertada sobre el
tema de lxs muxes y su relación con los temas de las teorías y estudios de género,
además de que nos brinda un enfoque nuevo (fuera de los postulados no indígenas
que indica la comunidad LGBTTTQIA) de acercamiento al estudio, comprensión y
análisis de la comunidad muxe.

Título de la investigación

The striking muxe: Mexico’s third gender​ de Erin Lee Holland y Advocate

Análisis breve del texto

Menciona lo que significa ser muxe en la sociedad zapoteca, muestra ejemplos


con testimonios de muxes que fueron entrevistadxs. Explica los roles que toman y lo
que significan para la sociedad. Describe tradiciones que se llevan a cabo en Juchitán y
la importancia de lxs muxes dentro de la sociedad.

10
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Citas textuales que se pueden utilizar en la investigación

"Sons and daughters get married and have families of their own, so the person that
stays to care for the parents is the muxe (...) that's why they are so highly valued.”
(Holland y Advocate, 1)

“The first thing most people notice about muxes is that they appear to be men dressed
as women. Some have had their breasts enhanced, others have nose jobs. But most
wear long hair, dresses, and some makeup. The majority of muxes start young, in their
teens, and are trained in womanly ways by family and friends, taking their place in a
Zapotec cultural tradition that predates the Spanish colonizers. Now their traditional role
has become that of caretaker.” (Holland y Advocate, 1)

“Like their Two-Spirit sisters in North America, the muxes are an integral part of Zapotec
culture, revered, not reviled. And like other third gender people, muxes are not gay.
Some take male lovers, others take wives. And they're not all transgender. They are
distinct. Nor do all muxes work solely as women. Many take more "manly" career tracks
(...) And despite the popular description, not all muxes dress as women. Those are just
the vestidas. There are also pintadas, the less common muxes who wear men's clothing
and makeup. And both come together each year for the muxes' annual pageant, the
four-day long La Vela de las Auténticas Intrépidas Buscadoras del Peligro, which
translates to "The Celebration of the Bold Seekers of Danger." (Holland y Advocate, 1)

“Today over 5,000 people come to where it all began, Juchitán, Oaxaca, for the massive
celebration. But now the focus at this "beauty pageant" isn't on poise, grace, or faces.
It's on wallets. You don't so much earn the crown as buy it. "To be the mayordomo, you
have to have the desire, but above all you have to have the money," says Linares. The
mayordomo honor runs around 60,000 pesos (around $4,400), while the queen's crown
costs about 100,000 pesos ($7,400).” (Holland y Advocate, 1)

Utilidad de la Investigación:

11
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

El autor da un punto de vista neutral y es meramente científico e informativo


sobre lxs muxes. Sirve de base teórica para comprender los roles de lxs muxes en la
sociedad zapoteca y el porqué del valor que se les da a estxs. Es de gran utilidad las
referencias económicas que hace en torno a la celebración de las velas, con lo cual nos
damos cuenta del clasismo existente.

Título de la investigación

La paradoja transgénero​ de Mauro Cabral

Análisis breve del texto

El texto habla a favor de la comunidad transgénero y habla en contra de las


rígidas maneras de la sociedad de clasificar al mundo en blanco y negro, de una
manera binaria, hombre o mujer. De la manera en que la sociedad únicamente ve el
sexo biológico sin considerar el género de la persona. Los efectos de organizaciones y
diferentes organismos de poder en esta estructura social que habla sobre cómo y
cuándo se considera e integra a una persona transgénero y cuándo no.

Citas textuales que se pueden utilizar en la investigación

“La absoluta dependencia ontológica de la perspectiva de género respecto de la


diferencia sexual produce un inmediato y persistente efecto óptico: dicha perspectiva
sólo “ve” mujeres y hombres. Esta reducción óptica le impone un límite férreo tanto a la
posibilidad de reconocer el universo de subjetividades que excede el binario de género
como a la de abordar críticamente la lógica que instituye órdenes diferenciados de
subjetividad. El cierre ontológico –y normativo– de la perspectiva de género en torno al
binario sexual incapacita su potencial crítico frente a fenómenos marcados por un
fortísimo sesgo de género, tales como las intervenciones quirúrgicas “normalizadoras”
practicadas en niñxs intersex, el estigma y a vulnerabilidad que marcan la experiencia
travesti, los requisitos corporales que vuelven sangrienta la reasignación legal del
género, la violencia familiar, social e institucional que sufrimos quienes expresamos
formas no hegemónicas de la masculinidad y la feminidad.. Pero no sólo estos

12
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

fenómenos son opacos –o invisibles– para la perspectiva de género; también lo es su


propia economía interior, su reproducción del patriarcado como lógica –falogocéntrica–
que identifica los sujetos a partir de su cuerpo sexuado y los fija a lugares inapelables
en su jerarquía y su desigualdad. De este modo, la dependencia de la perspectiva de
génerorespecto de la diferencia sexual como matriz de subjetivación es rastreable,
incluso, en la misma proposición de derechos sexuales y derechos reproductivos
–limitados, normativamente, a una humanidad restrictiva, conformada por mujeres y
hombres”...”dicha perspectiva no ha conseguido desmantelar su relación constitutiva
con la diferencia sexual como naturaleza, como origen y como

autenticidad.(...)De esta manera, tal y como ocurre con el Estado y la Iglesia, la


perspectiva de género nos lee, sistemáticamente, a través del que se considera nuestro
sexo original, natural, auténtico… bioanatómico.” (Cabral, 3 y 4)

Utilidad de la Investigación:

Es un texto útil porque el autor explica ambas caras sobre la postura ante la
comunidad transgénero, argumentando a favor de ella, no obstante no dejando a un
lado el otro lado de la historia. Esto ayuda a tener una visión nueva y explicación más
clara de lo que implica estar a favor y las razones que se han dado a lo largo de la
historia sobre el porqué de esta trans-negatividad. Es muy interesante la manera en
que explica la concepción binaria dicotómica del razonamiento humano.

Título de la investigación

​ e Martha Lamas
El fenómeno trans d

Análisis breve del texto

En este texto, la autora brinda un panorama del significado y cultura de las


personas transexuales, hablando un poco de la historia y de los simbolismos con los
cuales es frecuentemente confundido el tema. Habla también de las diferencias entre el
transexual y el transgénero. La autora habla también de las diferentes teorías y

13
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

comunes misconcepciones y respecto al género, sexo e identidad, intentando aclarar


las confusiones entre sí.

Citas textuales que se pueden utilizar en la investigación

“(...) Freud fue de los primero en plantear que ni la anatomía ni las convenciones
sociales podían dar cuenta por sí solas de la existencia del sexo”- (Lamas, 7)

“¿Cuánto de lo que perdemos de la potencialidad que tenemos del sexo opuesto es


una pérdida inevitable, consecuencia trágica del autodesarrollo, del proceso de
convertirnos en sujetos con una identidad sexuada, y cuánto de la pérdida se debe a
una polarización rígida de los papeles sexuales?”- (Lamas, 8)

“Así, con el lenguaje, entran los deseos y sentimientos de otros, y de esa forma el
inconsciente se va construyendo en y a través del discurso de esos otros. Estos
“mensajes enigmáticos” (Laplanche 1989) que recibe una criatura desempeñan un
papel determinante en su proceso de identificación psíquica y, en consecuencia, en su
imagen inconsciente del cuerpo”- (Lamas, 9)

Utilidad de la Investigación:

El texto brinda información sustentada en teorías y explicaciones más a fondo de


lo que significa transgénero. Es útil para sustentar la hipótesis con información
especializada, no únicamente a base testimonios y encuestas.

Título de la investigación

​ e Biani Paola Sánchez López


La socialización infantil de Felina, Muxe de Juchitán d

Análisis breve del texto

En el texto se brinda un análisis y narración sobre la vida de Felina Santiago


Valdivieso, muxe de Juchitán, Oaxaca. Lo que implicó en su familia que ella se
desarrollara y creciera como muxe, al igual que en su comunidad. Su desarrollo en la
​ l tener un grupo de amigas muxes que se
escuela y cómo lidiaban con los ​bullies a

14
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

apoyaban entre ellas. La manera en que se fue descubriendo y utilizando el ejemplo


de personas cercanas a ella.

Citas textuales que se pueden usar en la investigación

“Por otro lado, la madre fungió como figura de comprensión y tolerancia para Felina,
cuando su padre se molestaba por sus actitudes amaneradas y lo agredía, ella acudía
a calmarlo anteponiendo el nombre de dios y su voluntad para otorgarles un hijo muxe’;
esta tendencia ideológica persiste en la actualidad, Juchitán alberga a muchas familias
que al tener hijos transexuales y no contar con información científica le atribuyen a la
divinidad, su razón de ser así.” - (Sánchez, 11)

“Felina afirma orgullosamente ser muxe’ “de nacimiento”. “Nunca me sentí sola, nunca
me sentí aislada”, dijo ella; integraba un grupo de niños muxe’s que convivían y
jugaban en la escuela, entre ellos trataban temas referentes a su sexualidad,
compartiendo experiencias personales ya que tenían mucha confianza para hacerlo, y
en clases, la información no era oportuna. Este grupo, al tener intereses similares, se
mantuvo unido para enfrentar acoso escolar, bullying y agresiones por parte de otros
grupos de niños, pensando siempre de manera positiva, apoyándose entre ellos y
tomándolo como broma, sin fines de dañarlos.” (Sánchez, 12)

“Ella expresó que en su infancia no sentía repudio hacia el trasgénero, incluso se logró
apreciar la admiración que sentía por ese grupo, “Eran personas muy productivas y
trabajadoras […], eran muy alegres”, comentó Felina. Los muxe’s juchitecos
representan un sector económico importante, desempeñando funciones socialmente
reconocidas; ellos son los artesanos que confeccionan y bordan trajes regionales,
vestidos de noche y para quinceañeras; elaboran adornos para fiestas y carros
alegóricos, son coreógrafos, estilistas, mayordomos, brujos o curanderos, muchos se
han formado como profesionistas e intelectuales y han incursionado en la política.”
(Sánchez, 12)

Utilidad de la investigación

15
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

El texto es útil porque sirve de referencia y complemento a la hipótesis el contar


con el testimonio de Felina. Así se puede utilizar de referencia su experiencia personal
para complementar la hipótesis de que son más integrados a la sociedad. La
información de primera fuente siempre representa un recurso valioso para una
investigación, ya que nosotros nunca lograremos comprender o enriquecer el trabajo
como lo hace el tener un testimonio de vida.

3. Hipótesis

3.1 General

La inclusión de la comunidad transgénero es diferente en Juchitán de Zaragoza,


Oaxaca que en Monterrey, Nuevo León debido a las prácticas culturales.

3.2 Particulares

La falta de educación en temas de diversidad sexual y de género está


directamente relacionada con la falta de inclusión y discriminación que enfrentan las
personas trans.

La poca aceptación hacia la comunidad trans de Monterrey se debe a la escasa


presencia de personas trans visibles en la misma, a diferencia de en la comunidad de
Juchitán de Zaragoza.

Las prácticas indígenas que se presentaban en las diversas comunidades eran


muy diferentes en cuanto a su dinámica e ideología debido a la geografía y a la
oportunidad que tuvieron de desarrollar una cultura.

La colonización española trajo consigo un conjunto de ideologías religiosas y


morales que fueron adoptadas inmediatamente por los nativos de la región norte
debido a su falta de ideología propia, a diferencia de los indígenas de la región sur,
quienes conservan vestigios de su cultura zapoteca.

4. Metodología

16
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

La investigación se enfoca en poder hacer un análisis comparativo entre la


cultura occidentalizada de la ciudad de Monterrey y la zapoteca de la comunidad de
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. Se busca comprobar la hipótesis a través de una
encuesta (para medir las prácticas y el grado de transfobia internalizada de la
comunidad universitaria) y de testimonios de dos muxes y dos mujeres transgénero
(para ver sus diferentes experiencias). La intención es corroborar si es que hay menos
integración y aceptación de la comunidad transgénero en la ciudad de Monterrey, y que
las prácticas y dinámicas socioculturales de Juchitán de Zaragoza promueven una
mayor inclusión, visibilidad y respeto de lxs muxes transgénero en su comunidad.
Mediante esta investigación también buscamos el tener una mejor comprensión de lo
que implica ser una persona muxe y analizar el o los roles que toman en la sociedad de
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.

● Para realizar el proyecto se aplicó una encuesta (​Anexo 1​) sobre la percepción,
conocimiento y opinión que tenían los estudiantes universitarios sobre las
personas transgénero.

● Como parte del análisis a favor de la mayor comprensión del rol que cumplen lxs
muxes en la comunidad de Juchitán se tomó en consideración los testimonios de
Felina Santiago Valdivieso y Amaranta Gómez Regalado (​Anexo 2​). Sus
experiencias de vida tanto de lo que implicó crecer en su comunidad como
muxes y el rol que toman en la misma.

● Igualmente se toma como punto de estudio los testimonios de Aruba Nájera


(Aruba Williams) y Dania Gutiérrez (​Anexo 3)​ donde se puede comprender el
lado lo que implica ser una persona transgénero en Monterrey, el rol, la
participación social e integración social igualmente.

5. Esquema de investigación

a. Información sobre el tema

17
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Tema: Muxes.

Lxs muxes (mushes) son personas oriundas de la comunidad zapoteca de


Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. Unx muxe es consideradx como disidente sexual,
puesto que la comprensión de su identidad y de los procesos históricos que constituyen
la región ocupada por esa etnia o grupo indígena van más allá de lo que se puede
catalogar como homosexual, travesti, o integrantes de la comunidad “global”
LGBTTTQIA, debido a la naturaleza de su origen que no puede ser analizado dentro de
los marcos y normas impuestas por una cultura, ideología y visión no indígena,
cis-hetero normativa y patriarcal. A pesar de esto, la identidad muxe es vista, dentro de
esta concepción binaria, como un tercer género, es por esto que se ha manejado como
un transgenerismo zapoteco y se contrasta con el regiomontano; teniendo como
objetivo el conocer y comparar la experiencia trans en dos sociedades distintas, la de
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, que desde eras precolombinas (prehispánicas) admitía
e incluía a lxs muxes dentro de su cultura, y la regiomontana que, al no haber contado
con una civilización indígena que poseyera un sistema moral, ideológico, religioso, de
creencias y ritos sociales avanzado, adoptó la fuerte ideología española
cristiana-católica del rol y diferencias que deben tener los hombres y las mujeres dentro
de una sociedad.

Tema: transgenerismo.

El transgenerismo es el concepto para designar a las personas cuyo sexo


biológico/asignado difiere de su género. La transversalidad de género existe porque
existe el género, o bien los sistemas de género, que pueden ser vistos como
estructuras simbólicas o sistemas de signos, o como sistemas de clasificación y
jerarquización, órdenes,es decir, estructuras de dominio. En este último sentido, los
órdenes de género conocidos son sistemas de supremacía masculina, sin excepción
conocida por más que dichos órdenes, en cuanto a la posición ocupada en ellos por lo
femenino, vayan desde la casi igualdad a la casi esclavitud. (Vendrell Ferré, 118)

18
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

i. Datos estadísticos

Lxs propios muxes estiman que su comunidad apenas llega al 2% de la


población de Juchitán, que con su área conurbana alcanza los 150.000 habitantes. Es
decir son aproximadamente unos 3,000. (BBC Mundo, 2011)

No logramos encontrar una estadística concreta y fundamentada sobre la


población trans en la ciudad de Monterrey; sin embargo, encontramos estadísticas
sobre la discriminación a personas trans en México, las cuales se presentan a
continuación:

● El 81.1% de las personas encuestadas indicó que se discrimina a las


personas travestis, y el 60.6% calificó que se les discrimina mucho. De las
personas que que mencionaron a las personas transexuales como las
más discriminadas, 34.7 se señala que su seguridad se ve amenazada
pues viven agresiones físicas, 22.2% indicaron que se les insulta y 3.8%
dice que ‘son mal vistos’, 1.7% indicó que son rechazados y 1.2% que sus
derechos no son respetados.

19
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

● El 71.2% de las personas encuestadas dijo que discrimina a las personas


transexuales, y 47% dijo que se les discrimina mucho. Un dato que
resalta en la encuesta es que en la población se confunde lo que es ser
una persona transexual, pues quienes dijeron que este es el grupo más
discriminado dieron un 16.7% a ‘por su forma de vestir’, y 3.0% a ‘por su
vida/actividad sexual’.

20
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

● El 74.7% señaló que se discrimina a las personas transgénero, y 46.8%


calificó que se les discrimina mucho. La falta de comprensión a la
condición de las personas transgénero se expresó en los comentarios de
las personas que señalaron este grupo como el más discriminado: ‘se
dice que son antinaturales’ 30.3%, ‘no respetan su sexualidad’ 26%, ‘no
los comprende la sociedad’ 22.9%, ‘son mal vistos’ 20.8%.

21
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

(Fuente: http://www.copred.df.gob.mx/wb/copred/poblacion_lgbttti)

b. Espacio de la investigación

Como espacio de investigación utilizamos el internet como herramienta que nos


abre una ventana a las experiencias, formas de vida, retos, opiniones,necesidades y
demás del mundo de la comunidad trans (transgénero, transexual y travesti). Algunas
páginas que fueron utilizadas para recolectar datos de la investigación fueron:

● Cinestav Monterrey Bioingeniería: Dra. Dania Gutiérrez Ruíz.


http://hecate.mty.cinvestav.mx/~dania/perfil.htm

22
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

● BBC Mundo: Juchitán, la ciudad "más tolerante" de México- Ignacio de los


Reyes.
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/05/110330_mexico_muxes_oa
xaca_juchitan_irm.shtml

● Quadratin México: Transexuales en México, indocumentados en su propio


país- Carlos Cordero.
http://mexico.quadratin.com.mx/Transexuales-en-Mexico-indocumentados
-en-su-propio-pais/

● Youtube: Testimonio de la activista transexual Aruba Ortíz Nájera-


Colectivo transexual.
https://www.youtube.com/watch?v=TfAnVjUAQ5Q#t=38

● Primer congreso estudiantil de investigación del sistema incorporado


2013: La socialización infantil de Felina, muxe de Juchitán- Biani Paola
Sánchez López.
http://132.248.38.3/SEV/pagina_congreso/congreso_estudiantil/memoria/
area3/sociologia/2.6.pdf

Las redes sociales se utilizaron también para realizar encuestas donde se


recolectaron opiniones y percepciones de las personas transgénero en los estudiantes
universitarios de Monterrey, Nuevo León.

Además del manejo de la internet como espacio de investigación, recurrimos al


uso de un capítulo del libro de Denise Dresser titulado “Gritos y susurros II:
experiencias intempestivas de otras 39 mujeres” el cual nos sirvió como fuente más
fuerte y fidedigna para relatar el testimonio de Amaranta Gómez Regalado.

c. Fuentes de información

23
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Las fuentes de información que utilizamos en la investigación son primarias,


puesto que recolectamos 4 testimonios personales de personas transgénero que nos
brindan un acercamiento a sus experiencias personales .

● Amaranta Gómez Regalado: muxe de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. 37


años, candidata política, activista en prevención del VIH, investigadora
social, columnista, antropóloga y promotora de la identidad cultural
indígena precolombina.

● Felina Santiago Valdivieso: muxe de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.


Lideresa de travestis y muxes, de ocupación estilista impuso una moda en
el uso del vestido tradicional. Activista de la lucha contra el SIDA, ha
participado en foros internacionales y en los medios televisivos en Japón,
al igual que en documentales y en el teatro, entre otras de sus múltiples
actividades.

● Aruba Ortíz Nájera (Aruba Williams): mujer transexual ,conductora de


televisión por Internet, originaria de Monterrey,N.L. Colabora en el grupo
“Diálogos en Confianza” para mujeres y hombres trans de Comunidad
Metropolitana A.C. Activista, promotora y defensora de los derechos las
personas trans (transgénero, travesti, transexual), educadora en salud
sexual y prevención de VIH en mujeres trans que se dedican al trabajo
sexual.

● Dania Gutiérrez Ruíz: Investigadora Titular del Cinvestav, Nivel 3A.


Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel 1. Miembro de la
Sociedad de Ingeniería en Medicina y Biología (EMBS) del Instituto de
Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) desde 2005. "Senior Member"
de IEEE desde 2014. Ex-becaria Fulbrigth-García Robles. Doctora en
Bioingeniería, Universidad de Illinois en Chicago, 2005. Maestra en
Ingeniería Electrónica y Ciencias de la Computación, Universidad de
Illinois en Chicago, 2000. Ingeniera Mecánico Electricista (área

24
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Electrónica), Universidad Nacional Autónoma de México, 1997. Dania se


reconoce plenamente como una mujer transgénero y realiza actividades
en pro del pleno reconocimiento de los derechos de la comunidad
transgénero.

La encuesta se realizó a 128 estudiantes universitarios (ITESM, UDEM, UANL)


de clase media y media alta. Se publicó y difundió en Facebook y fue contestada de
manera anónima en un documento de Google Drive (en línea).

6. Cronograma

Paso 1​: 3 de Noviembre de 2014. Reunión de equipo para primer análisis sobre el
tema.
Paso 2​: 6 de noviembre de 2014. Selección de bibliografía, teniendo en cuenta autores
especializados.
Paso 3​: 10 de noviembre de 2014. Lecturas individuales y grupales de las
publicaciones y trabajos elegidos.
Paso 4​: 12 de noviembre de 2014. Encuesta virtual a los alumnos del Tecnológico de
Monterrey para conocer su opinión acerca de la comunidad transgénero.
Paso 5​: 15 de noviembre de 2014. Complementación con otras fuentes encontradas
para enarbolar más los subtemas.
Paso 6​: 21 de noviembre de 2014. Reunión final de equipo para incorporar los detalles
más importantes y finalizar la investigación.
Paso 7 (Trabajo de campo)​: Diciembre de 2014 - Febrero de 2015. Finalmente, para
tener una perspectiva aún más amplia sobre este tema, hemos considerado que sería
óptimo el realizar un viaje al Estado de Oaxaca, más precisamente a la localidad de
Juchitán de Zaragoza por aproximadamente unos tres meses.No sin antes contactar
con la vocera del movimiento muxe Amaranta Gómez Regalado (de quién contamos
con su correo personal), de ésta manera nos facilitaría la adaptación a la sociedad
oaxaqueña. Estando ahí conoceremos a la comunidad muxe frente a frente, sus
costumbres, las grandes fiestas que llevan a cabo como las llamadas ‘Velas Muxes’,

25
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

viviendo estos acontecimientos en carne propia. También observaremos cómo se


desenvuelven y cómo los toleran o son aceptados por los demás, sobre todo aquellos
que no están acostumbrados a ésta situación, sobre todo los muchos extranjeros que
visitan la región, de ésta manera podríamos comprobar nuestra hipótesis de una
manera más eficaz y científica.

7. Reflexión

Solemos subestimar la importancia que cada pequeño detalle y componente de


nuestra cultura tiene. Hoy en día, con sociedades y culturas cada vez más cerca entre
sí y otras tantas quedándose un poco atrás porque, al parecer, hay que escoger entre
tradición y globalización el factor “medios de comunicación” tiene un peso invaluable.
Las prácticas de cada cultura se dejan ver a través de muchas simbolismos, sin
embargo no muy frecuentemente vemos las relaciones tan intrínsecas que hay entre
cada simbolismo y práctica; relaciones que forman la base de nuestra cultura. En el
caso de Nuevo León, como civilización urbana, se tiene acceso a un sin fin de
información (tanto por las universidades y los convenios de las muestras para este
trabajo, como por el internet e instituciones públicas), pero lamentablemente esta
información es muy incompleta un muchos aspectos, y deja grandes lagunas entre
conceptos. El estar “mal informado” es igual, o incluso peor, que no estar informado,
pues se asocian conceptos que no tienen ni la más remota relación entre sí; el peligro
yace en construir sobre esta “mal información”, que se ha asociado correctamente, y
luego actuar desde este trasfondo. Esta situación y los efectos y consecuencias como
efecto dominó, son claros al comparar estas dos sociedades, la de Nuevo León y
Juchitán, desde este la visión de un sector que cada vez es mayor influenciada por las
prácticas y educación en torno a ellas. Somos seres cuyo principio es ser sociales; la
manera en la que esta “sociedad” se da tan cambiante en las diferentes culturas, y
como ésta influencia a sus habitantes, pero sus habitantes son quienes la construyen,
da una pequeña idea de lo complejos que somos. Sin embargo, también somos

26
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

víctimas de nuestras propias costumbres, entender esto nos hace también rendirle
tributo a otro de nuestros principios, adaptación.

Antes de realizar el trabajo y al momento de postular nuestra hipótesis nos


imaginábamos que Juchitán de Zaragoza era un paraíso incluyente y abierto en el tema
del transgenerismo, muxes y, quizá, de la comunidad LGBTTTQIA en general; sin
embargo, al momento de analizar las lecturas, leer y escuchar testimonios de las
personas y reflexionar en torno a nuestras hipótesis, caímos en una disyuntiva que nos
ha marcado las pautas que debemos seguir al momento de continuar con esta
investigación, realizar la etnografía y su posterior análisis y conclusiones.

Somos conscientes de que aún no podemos mencionar si nuestra hipótesis


está comprobada o se desecha; a pesar de esto, creemos que podemos dar una
reflexión de lo que es probable que suceda al final, que es que la hipótesis se acepta
a medias. Es fácil decir que el hecho de que lxs muxes son más visibles y activos en
su comunidad es un signo de inclusión; sin embargo, ¿realmente esa inclusión que
decimos que tienen lxs muxes es verdadera e íntegra? o es sólo una falacia que
responde a un sistema machista normativo donde ven bien a lxs muxes mientras
sigan con sus roles "femeninos", sirviendo como tejedorxs de huipiles, anfitrionxs,
organizadorxs e inversionistas de las fiestas típicas y como trabajadorxs sexuales
que están al servicio de los hombres de la comunidad. Todos estos roles conforman,
en parte, lo que está visto como el constructo social que significa ser muxe, es obvio
que esta identidad también conlleva una carga ideológica, autopercepción y dinámica
social diferente con la que las personas muxes se identifican y que las diferencia de
las no muxes, esto nos lleva de nuevo al cuestionamiento de si esa inclusión es total
o verdadera siendo que se habla de una comunidad que históricamente ha
relacionado el concepto e identidad muxe a un trabajo sexual destinado para el
placer de los hombres, entonces ¿es correcto manejar las prácticas socioculturales
como reflejo de una "inclusión" puesto que las personas, al expresar que son muxes
y aceptar todos esos roles, están de acuerdo con este contexto? o nos enfrentamos a

27
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

una verdad oculta y difusa que nos dice que realmente están siendo presas
inconscientes y sometidxs a una ideología sistemática que delimita lo que es ser
muxe. Si esto fuera así, entonces no hablamos realmente de una forma libre de vida
y tampoco de una verdadera inclusión, pues las personas muxes estarían sometidas
a una arbitrariedad machista que solamente ve bien a unx muxe mientras cumpla con
los designios que se han construido alrededor de esa identidad sexo-genérica desde
la cultura zapoteca, lo cual justificaría la razón que tuvo Amaranta de decir que su
"muxeidad" iba más allá de lo que estaba delimitado o acostumbrado por la historia,
sociedad y cultura muxe zapoteca, lo cual involucra prácticas como tejer huipiles,
organizar las "velas", ser anfitrionxs de esas fiestas patronales, y, dentro de todo lo
demás que hacen como muxes, está el fungir como iniciadorxs sexuales de los
hombres, al fin y al cabo, un tipo de trabajo sexual.

Al reflexionar sobre esto no pudimos dejar de pensar en las personas trans, las
cuales tienen una cultura y comunidad, pero no está institucionalizado el hecho de
que deban seguir ciertos patrones (hay gente trans en la política, artes, biología, etc.)
dentro de la sociedad, y no es enteramente definido, a diferencia de lo que significa
(quizá estereotípicamente) ser muxe. Las personas trans (debido al mismo ambiente
sociocultural globalizado en el que viven) en comparación a lxs muxes, podrían tener
una mayor dinámica dentro de su propia identidad trans; sin embargo, muchas veces
esto no sucede así porque el sistema no cumple sus necesidades físicas,
psicológicas, económicas y demás, lo cual permea dentro de la sociedad general en
ámbitos como el respeto, visibilidad e integración que se les da a las personas trans,
y es este mismo abuso sistemático el que lxs lleva a buscar salidas como el ser
trabajadorxs ssexuales o ser vulnerables a las drogas, enfermedades de transmisión
sexual, etc. Al ver las situación desde esta perspectiva, la "inclusión", aceptación y
experiencia de unx muxe no es tan distinta a la de una persona, en especial mujer,
trans de Monterrey. Volvemos a relacionar esto con la pregunta inicial: ¿la dinámica
muxe es algo que debe verse como un proceso inclusivo y un verdadero tercer
género zapoteco (con todo y que responde a una institución machista)?, ¿debe

28
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

respetarse y valorarse porque es un legado cultural indígena (tomando en cuenta la


postura del relativismo cultural)? o es simplemente otra cara de la discriminación que
se nos maquilla con una falsa aceptación trans y de la diversidad sexual y de género
en sí ?, ¿tolero mientras me sirvas y cumplas los roles que espero de ti o te acepto,
respeto e incluyo en mi día a día?, ¿la identidad muxe, trans y todas las que
respectan al colectivo LGBTTTQIA (y demás) se aceptan por ser constructos sociales
ya establecidos? o ¿se crean a partir de la experiencia personal de cada ser?

En fin, al final hemos visto que lxs muxes de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca
viven la misma discriminación sistemática que las personas trans de Monterrey,
Nuevo León, pero de diferentes maneras y bajo diferentes máscaras, las cuales
podrían ser consideradas como falacias en el tema de integración y aceptación, pero
una manera (incompleta) de inclusión en la cultura, historia, dinámica social,
economía y política de la población zapoteca; sin embargo, también son culpables de
la segregación y prejuicio de clases económicas, pues nos dimos cuenta de que
mucho se valora por los bienes materiales que una persona o unx muxe posea. Por
otro lado, constatamos que la sociedad zapoteca de Juchitán de Zaragoza, al igual
que la de Monterrey, sigue siendo profundamente sexista (discriminación a
lesbianas), lo cual nos dice que estos sistemas vienen enraizados desde antaño y
que se han internalizado en la mayoría de lxs mexicanxs.

8. Bibliografía

BARBOSA, Luanna. Seminario internacional Frazendo Género 10 (Florianópolis, 2013).


Muxes de Juchitán: sobre la errancia y efeminismo en campo.​ Florianópolis, Santa
Catarina, Brasil. Recuperado de
http://www.fazendogenero.ufsc.br/10/resources/anais/20/1386682858_ARQUIVO_Luan
naBarbosa.pdf

El Municipio de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. (n.d.). Retrieved November 24, 2014,


from ​http://www.juchitandezaragoza.gob.mx/el-municipaio/ubicacion-geografica/

29
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Duque Acosta, C. (2010). Judith Butler: Performatividad de género y política


democrática radical. La Manzana De La Discordia, 5(1), 27-34. Retrieved November 24,
2014, from ​http://bibliotecadigital.univalle.edu.co/bitstream/10893/2675/1/Judith.pdf

Colectivo Transexual. (2013, January 31). Testimonio de la activista transexual Aruba


Ortiz Nájera HD. Retrieved November 24, 2014, from
https://www.youtube.com/watch?v=TfAnVjUAQ5Q#t=38

CONAPRED. (n.d.). 17 de mayo Día Internacional de la lucha CONTRA LA


HOMOFOBIA Y LA TRANSFOBIA Por el respeto a la diversidad sexual/ Todas las
personas nacimos libres e iguales. Retrieved November 24, 2014, from
http://www.conapred.org.mx/documentos_cedoc/Dossier_17Mayo2013_Homofobia_INACCSS.
pdf

Carsten, B., & Hutta, J. (2013). Transrespeto versus Transfobia en el Mundo: Un


Estudio Comparativo de la situación de los derechos humanos de las personas
Trans.​Transgender Europe, 120-120. Retrieved November 24, 2014, from
http://www.transrespect-transphobia.org/uploads/downloads/Publications/TvT_research-report_
ES_.pdf

Lamas, Martha. ​El fenómeno trans.​ ​Debate Feminista, Vol. 39, (ABRIL 2009), pp. 3-13.
Published by: ​Metis Productos Culturales S.A. de C.V​. Article Stable URL:
http://www.jstor.org/stable/42625541

Cabral, M. (n.d.). La paradoja transgénero. ​Proyecto Sexualidades Salud Y Derechos


Humanos En América Latina, 8-8. Retrieved November 24, 2014, from
http://cealegafo.com/paginaweb/catedra/2014primavera_taller/97ciudadaniasexual.pdf

POBLACIÓN LGBTTTI. (n.d.). Retrieved November 24, 2014, from


http://www.copred.df.gob.mx/wb/copred/poblacion_lgbttti

Gutiérrez, D. (n.d.). Retrieved November 24, 2014, from


http://hecate.mty.cinvestav.mx/~dania/

30
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

CDI. (n.d.). Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas: Oaxaca.
Retrieved November 24, 2014, from​ ​http://www.cdi.gob.mx/

Cordero, C. (n.d.). Transexuales en México, indocumentados en su propio país.


Retrieved November 24, 2014, from
http://mexico.quadratin.com.mx/Transexuales-en-Mexico-indocumentados-en-su-

De Los Reyes, I. (n.d.). Juchitán, la ciudad "más tolerante" de México. Retrieved


November 24, 2014, from
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/05/110330_mexico_muxes_oaxaca_juchitan
_irm.shtml

Sánchez López, B. (2013). PROYECTO DE INVESTIGACIÓN LA SOCIALIZACIÓN


INFANTIL DE FELINA, MUXE’ DE JUCHITÁN. ​Primer Congreso Estudiantil De
Investigación Del Sistema Incorporado, CENTRO EDUCATIVO CRUZ AZUL CAMPUS
LAGUNAS, OAXACA. BACHILLERATO CRUZ AZUL U.N.A.M. S.I. ​1(​ 1), 29-29.
Retrieved November 24, 2014, from
http://132.248.38.3/SEV/pagina_congreso/congreso_estudiantil/memoria/area3/sociolog
ia/2.6.pdf

31
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Anexo 1:​ Encuesta realizada a estudiantes universitarios

¿Sabes lo que significa que una persona sea transgénero? ​*


○ Sí
○ No
¿Qué pensarías de una persona cuyo sexo biológico es hombre pero su género
es mujer? ​*
○ Es hombre.
○ Es mujer.
○ No sé.
○ Es homosexual.
○ Depende de su físico (si se ve como hombre/mujer).
¿Crees que el hecho de que una persona haya nacido con genitales
masculinos/femeninos determina su género? ​*
OMS: El género se refiere a los conceptos sociales de las funciones,
comportamientos, actividades y atributos que cada sociedad considera apropiados
para los hombres, mujeres y demás. Las diferentes funciones y comportamientos
pueden generar desigualdades de género, es decir, diferencias entre los hombres,
las mujeres y demás que favorecen sistemáticamente a uno de los grupos.
○ Sí.
○ No.
¿Es lo mismo ser transgénero, travesti, homosexual o intersexuado? ​*
○ Sí.
○ No.
○ Algunos sí significan lo mismo, pero otros no.
¿Crees que hay más de dos sexos o géneros? (Hombre/Mujer) ​*
○ Sí.
○ No.
○ Hay más de dos sexos, pero no de dos géneros.
○ Hay más de dos géneros, pero no de dos sexos.
¿Crees que el que una persona sea transgénero significa que tiene un
trastorno psicológico y se puede curar con terapia? ​*
○ Sí es un trastorno que se cura.
○ No es un trastorno y, por lo tanto, no se cura.

32
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

○ Es un trastorno, pero no se debe/puede curar porque cada quien es


libre de vivir su vida (o por otras razones).
○ No es un trastorno, pero se pueden quitar esas ideas con terapia.
¿Crees que ser transgénero es una cuestión congénita o adquirida? ​*
Transgénero: término genérico que se emplea para describir a personas que en
diferentes formas se identifican con el género opuesto al de sus características
fisiológicas de nacimiento.
○ Así nacieron.
○ Sucedió con el tiempo.
○ Combinación de ambas (no puedes saber).
○ Son ideas sin sentido, así no nacen ni se hacen.
¿Crees que las personas que son trangénero deben cumplir con ciertos
rituales o características? (tomar hormonas, someterse a cirugías estéticas,
cambiarse el nombre, etc.) ​*
○ Sí, deben parecer lo que dicen ser.
○ No, lo que importa es cómo se identifiquen, no como se vean.
○ No importa, igual siguen siendo lo que su sexo asigna.
¿Qué piensas u opinas de la palabra "transexual"? ​*
Definición, historia, opinión, creencia, sinónimo, etc. Cualquier cosa que quieras decir
de esa palabra.
¿Conoces personas transgénero famosas? ​*
Si tu respuesta es "Sí", selecciona el recuadro "Other" y escribe el/los nombres de
las persona/s que conoces.
○ No.
○ No sé.
○ Otros:
Si conocieras a una persona transgénero, ¿qué harías o sentirías? ​*
○ La respetaría y aceptaría. Lo que importa es la forma de ser de la
persona.
○ Me alejo de ella porque prefiero evitarme esas situaciones incómodas,
pero no la trato mal.
○ La trato mal porque me da asco, no es natural.
○ Actuaría igual/indiferente mientras no se meta conmigo.

Resultados: ​los resultados generales de la encuesta, aplicada a 128 personas


muestran resultados básicamente esperados conforme a la hipótesis propuesta. La
mayoría de las personas contestaron saber qué que una persona sea transgénero. No
obstante en el resto de las respuestas se puede observar una falta de información. Por
ejemplo, la mayoría de las personas contestaron que no existían más de dos sexos o
dos géneros. Hay una pequeña mayoría que entiende que si una persona de sexo

33
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

biológico masculino pero género femenino sería considerada mujer, no obstante si


dicen entender que es una persona transgénero. La mayoría vota por aceptación y hay
poca discriminación directa (sólo una persona contestó que les dan asco porque es
antinatural). La encuesta muestra una “aceptación” pero es no informada, según las
personas, las personas aceptan algo que realmente no entienden. Esto va de acuerdo
con nuestra hipótesis que parte de la falta de integración de la comunidad transgénero
en la sociedad en Monterrey es por desinformación.

1. ¿Sabes lo que significa que una persona sea transgénero?


Sí - 122
No - 6

2. ¿Qué pensarías de una persona cuyo sexo biológico es hombre pero su


género es mujer?
Es mujer - 44
Es hombre - 34
Es homosexual - 14
Depende de su físico - 15
No sé - 13
Variedades de respuestas - 8

3. ¿Crees que el hecho de que una persona haya nacido con genitales
masculinos/femeninos determina su género?
No - 74
Sí - 51
Variedad de respuestas - 3

4. ¿Es lo mismo ser transgénero, travesti, homosexual o intersexuado?


No - 99
Sí - 2
Algunos sí significan lo mismo, pero otros no - 19
Variedad de respuesta - 8

5. ¿Crees que hay más de dos sexos o géneros? (Hombre/Mujer)


No - 45
Sí - 10
Hay más de dos géneros pero no de dos sexos - 13

34
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Hay más de dos sexos pero no de dos géneros - 5


Variedad de respuestas - 9

6. ¿Crees que el que una persona sea transgénero significa que tiene un
trastorno psicológico y se puede curar con terapia?
Es un trastorno, pero no se debe/puede curar porque cada quien es libre de vivir
su vida (o por otras razones) - 43
No es un trastorno, y por lo tanto, no se cura. - 51
No es un trastorno, pero se pueden quitar esas ideas en terapia. - 16
Sí es un trastorno que se cura - 9
Variedad de respuestas - 4

7. ¿Crees que ser transgénero es una cuestión congénita o adquirida?


Así nacieron. - 21
Son ideas sin sentido, así no nacen ni se hacen. - 10
Sucedió con el tiempo - 16
Variedad de respuestas - 3
Combinación de ambas (no se puede saber) - 78

8. ¿Crees que las personas que son trangénero deben cumplir con ciertos
rituales o características? (tomar hormonas, someterse a cirugías
estéticas, cambiarse el nombre, etc.)
Sí, se deben parecer a lo que dicen ser. - 18
No importa, igual siguen siendo lo que su sexo asigna. - 15
No, lo que importa es cómo se identifiquen, no como se vean. - 92
Variedad de respuestas - 3

9. Si conocieras a una persona transgénero, ¿qué harías o sentirías?


Actuaría igual/indiferente mientras no se meta conmigo. - 20
La trato mal porque me da asco, no es natural. - 1
Me alejo de ella porque prefiero evitarme esas situaciones incómodas, pero no la
trato mal. - 12
Variedad de respuestas - 45
La respetaría y aceptaría. Lo que importa es la forma de ser de la persona. - 78

35
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Anexo 2: testimonios de Felina y Amaranta

36
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Anexo 3: testimonios de Aruba y Dania

Aruba Ortíz Nájera (Aruba Williams)

Siempre he sido y me he sentido como una


mujer (desde que tengo uso de razón). En mi
familia siempre se dieron cuenta de que era
diferente, lo cual causó que mi papá, un hombre
muy machista,me golpeara y me hiciera pasar por
situaciones que estaban muy ligadas a las
creencias de aquellos tiempos. Tengo 37 años.
También en aquella época sólo llegué a estudiar
hasta la preparatoria, porque aunque quise hacer
una carrera, no me dejaron por mi forma de ser y
siempre se me negó, la vez que logré ingresar a una universidad se violentaron mis
derechos de identidad al no permitírseme acudir vestida con ropa típicamente de mujer.

Siempre hubo muchos problemas con mi familia, mi papá era igual e igual en su
forma de ser conmigo y decidí salirme de mi casa, tenía 13 años. Desde ese momento
empecé a luchar yo sola y a hacer miles de cosas diversas; creo que eso te otorga
mayor madurez y más vivencias. Para sobrevivir me dediqué a la cosmetología, pero
hice trabajo sexual porque se me limitaba mucho los trabajos, muchas de las mujeres
trans recurrimos a los trabajos sexuales debido a la falta de oportunidades y escasos
derechos que se nos otorgan. ​Estamos invisibilizadas e indocumentadas en nuestro

37
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

propio país. Hablando de mi estado, en Nuevo Léon no existe una ley contra la
discriminación trans ni una que avale mi identidad.

Creo que esto ha cambiado un poco con el tiempo porque ahora las personas
trans, sobre todo las mujeres que son más visibles que los hombres trans, pueden salir
a la calle casi sin temor a que la policía les vaya a hacer algo; ya no tienen que subirse
a un árbol o salir corriendo cuando pasa una patrulla. Es muy diferente lo que viví yo a
lo que se vive ahora. No digo que ya no exista discriminación, todavía te gritan cosas
en la calle, se te quedan viendo raro, te hacen preguntas que incomodan y no deberían
de hacerte, aún hay miedo al rechazo y al ser violentados en la vía pública; sin
embargo, ahora hay más población consciente de que somos personas y merecemos
respeto y hay muchos grupos de empoderamiento trans y de la comunidad LGBT.

Mi experiencia en ese entonces me sirvió para querer tener a las nuevas


generaciones más informadas y cerca de mí, porque yo quería hacerles saber que no
estaban solas y decirles las cosas como son para protegerlas. Es por eso que decidí
trabajar como conductora de radio y en la ONG COMAC. Muchas veces han venido
jovencitas trans conmigo muy desinformadas, con inyecciones de aceite, senos mal
inyectados, etc. Y es aquí cuando veo mi responsabilidad como mujer trans completa y
experimentada, yo les informo y doy prevenciones para que no caigan en malas manos
y para que se cuiden.

Me gustaría terminar recordando que todos somos seres humanos y que


nosotros como personas trans, merecemos los mismo derechos porque tenemos las
mismas obligaciones: trabajamos, pagamos impuestos, etc. No somos algo raro ni algo
feo, sino que la sociedad nos ha construido erróneamente de ese modo y es hora de
que esto empiece a cambiar.

Dania Gutiérrez

El código binario de unos (1) y ceros (0) es con


el que se comunican las computadoras. Esa misma

38
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

simplicidad de lenguaje quisiéramos trasladarla a muchos aspectos de nuestra vida, tal


como sucede con en la designación del género. Y es que, hombres y mujeres, son
categorizados de acuerdo a la ausencia (0) o la presencia (1) de un falo entre sus
piernas. Así, una representación binaria de nuestra identidad en sociedad pareciera ser
conveniente. Esta es una representación que hasta una computadora pudiera entender.

Sin embargo, las computadoras no entienden de sentimientos y, en una


naturaleza en donde su diversidad exige códigos mucho más amplios y flexibles para
poder describir su grandeza, existimos aquellos a quienes su cero o uno entre las
piernas no va de acuerdo con lo que nuestra conciencia nos dicta. Para nosotras y
nosotros, denominadas personas transgénero y a quienes pareciera que la naturaleza
nos ha jugado una mala pasada, el código binario impuesto por la sociedad no es una
representación fiel de nuestra identidad pues, desde etapas tempranas de la vida
sentimos que nuestra expresión del género debería ser distinta a lo que las normas
sociales nos dictan.

Para las personas transgénero, la vida en conflicto se vuelve la norma: vivir en


conflicto con una sociedad acostumbrada a los unos y los ceros dictando el género de
nuestra especie. Ante este conflicto, las personas trans parecieran tener dos únicos
destinos: padecer o morir. Es difícil hacer una estadística de cuántos dentro de la
comunidad trans mueren por optar al suicidio como vía para terminar con el dolor que
genera su conflicto, y de cuántos más mueren víctimas de actos de violencia asociados
a actos de fobia de una sociedad conflictuada con quienes nos atrevemos a transgredir
el código binario del género. Lo que si podemos afirmar es que las historias de las
personas trans en su gran mayoría están dictadas por personas que han padecido
mucho, algunas y algunos hasta morir.

La historia que quisiera contarles aquí no es tanto de mi padecer, pues creo que
esas historias lamentablemente abundan, al grado de perpetuarnos como mártires de
una sociedad poco inclusiva. En su lugar, quisiera platicar de cómo abandoné una vida

39
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

de ficción, en donde el conflicto me acongojaba, y ahora vivo una vida de plenitud al


reconocerme plenamente (y abiertamente) como una mujer trans.

En la vida de ficción, la dinámica que imperaba en mi existir era la de aparentar


la normalidad en base a mi designación masculina a pesar de que, en mi interior, me
sabía como alguien a quien dicha designación no le correspondía. En la infancia el
conflicto no era tan grande pues el rechazo, el miedo y el pecado aún no resonaban en
mi cabeza en respuesta a lo que para mi era un simple juego: jugar a maquillarme,
jugar a vestirme, o simplemente fantasear en mundos alternos donde mi identidad no
era causa de conflicto. Fue hasta la adolescencia cuando el conflicto se convirtió en
padecer y, en mi caso, fue un padecimiento interno cuyo motor principal era el miedo a
sentirme una persona pecadora. El miedo era aún mayor pues desconocía la
naturaleza de mi conflicto: a esas alturas aún no me reconocía como una persona
trans.

Así, la adolescencia para mi transcurrió como una película de ciencia ficción, en


donde la trama era ajena a una realidad dolorosa. Bien podría decirse que padecí la
adolescencia forzándome a actuar el papel del héroe inteligente y hábil, cuando lo que
quería era interpretar a la damisela bella e inocente. Afortunadamente, mi padecer fue
soportable y me mantuve en la vida de ficción hasta el día de mi adultez temprana.

No fue hasta que realicé mis estudios de postgrado al extranjero cuando el dolor
se volvió insoportable y me vi en la obligación de confrontar mis demonios. Es aquí
donde mi historia diverge en comparación a las historias de la gran mayoría de las y los
mártires transgénero. Creo que mi mayor fortuna fue haber llegado a una universidad
en donde se cuenta con excelentes redes de apoyo para aquellos en conflicto. Fue
gracias a ese apoyo como pude subsistir y aceptarme como una persona transgresora
de las barreras sociales del género. Sin embargo, también pude entender que mi
transgresión no era un pecado o una insolencia, sino una necesidad de subsistencia.
Pude también entender que, a pesar de lo que la sociedad pudiera reprocharme, yo

40
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

seguía siendo una persona de valor. Así pues, me di cuenta que en la historia de
ficción, podía también existir una heroína.

Sin embargo, a pesar de ser ya consciente de mi identidad, no fue fácil


abandonar la vida de ficción. Y es que, la sociedad nos pone trabas a quienes osamos
transgredir sus reglas. Entonces se requiere de verdaderos héroes de batalla
dispuestos a enfrentarse a toda adversidad para poder lidiar con esta sociedad. Tuve
que ir venciendo miedos y ganar valor para enfrentar a las instituciones costumbristas,
incluidas aquellas con raíces profundas en mi propia familia. De hecho, la gran mayoría
de mis familiares directos decidieron no apoyarme en mi decisión de abandonar la vida
de ficción y reconocerme plenamente como una persona trans. Si bien nunca pretendí
caer en el enfrentamiento, perdí la batalla con ellos. Aún así, logré que no me afectara
su indiferencia, falta de entendimiento y su lealtad a la estructura social en lugar de a
mi. Fui tachada de egoísta por transgredir el orden social para mi beneficio propio.
Ahora entiendo que gracias a que fui egoísta, hoy sigo existiendo.

En comparación con la reacción de mi familia, el recibimiento que tuvo mi


decisión de asumirme como la mujer que siempre desee ser en mi ambiente laboral fue
diametralmente opuesta. Tal vez sea que, en el ambiente académico, las personas son
más educadas y están más acostumbradas a la diversidad. Lo que es un hecho es que
en la academia he encontrado un refugio permanente de aceptación, lo cual agradezco
pues no podría ver mi vida sin la posibilidad de desarrollarme plenamente en el plano
profesional. Aún así, la transición no ha sido fácil, y no dudo que algunas personas
hubieran estado esperando a que no diera el ancho, a que mi situación emocional me
quebrantara, o que simplemente me arrepintiera de mi decisión. Sin embargo, dejar la
vida de ficción no sólo me permitió subsistir, sino que me liberó de un peso enorme.
Ahora, viviendo en armonía conmigo misma, soy una persona con plena capacidad de
desarrollarme al máximo. Hoy puedo presumir que soy exigida y evaluada en la misma
manera que el resto de mis pares, y que se me reconoce en función de mis
capacidades y no en relación a mi identidad de género.

41
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Sé que he sido afortunada en comparación a lo que la mayoría de las personas


transgénero tienen que vivir, y hoy puedo jactarme de ser una persona en pleno
ascenso y en proceso de consolidarse. Sin embargo, la sociedad actual tiende a
marginar a las personas trans en lo legal y lo social. Yo a la fecha no he visto mi
transición reflejarse en mis documentos legales, lo cual me expone constantemente a
cuestionamientos y discriminación. Igualmente nuestra sociedad mantiene el
bombardeo mediático por el cual a las personas transgénero se les asocia con
actividades en la farándula, cosmetología o prostitución. A la fecha mucha gente
encuentra casi imposible aceptar que una persona transgénero puede dedicarse a la
ciencia, y muchas aún me preguntan que “dónde tengo mi salón de belleza”. Es
entonces mi labor probarle a la sociedad que las personas trans somos gente valiosa y
que podemos dedicarnos cualquier actividad productiva.

Hoy en día no hago tanto como yo quisiera por cambiar la realidad de las
personas transgénero en nuestro país, pues el activismo es una actividad que
demanda tiempo completo. En su lugar, y desde mi sitio de privilegio, trato de ser
visible y educar a la gente sobre la condición trans. Aún así, me encantaría ser más
activa y emprender acciones en pro de mi comunidad. Lamentablemente me hace falta
tiempo, además de que no he encontrado los canales apropiados para extender mi
participación. Y es que, en nuestro país, el activismo está desarticulado: existen un
puñado de personas sobresalientes que dedican mucho de su tiempo, dinero y
esfuerzo al activismo, pero como una actividad personal y no institucional. Aquí no es
como lo que yo vi en Estados Unidos, en donde las redes de apoyo se van formando
desde los campus universitarios con los grupos estudiantiles, mientras que en México
muchas escuelas prohíben la “asociación de estudiantes”, en especial cuando se trata
de hacer activismo en pro de la diversidad. Hasta hace unas semanas el Tecnológico
de Monterrey finalmente se dignó a permitir una asociación de esta naturaleza, pero
aún hay mucho por hacer.

42
Muxes, transgénero y la perspectiva social.​ Antropología Social

Así pues, mi vida post-ficcional aún se está escribiendo. Creo que mi experiencia
puede ser de utilidad para muchos, pues ha sido escrita en base a un proceso de
crecimiento permanente. Recuerdo cuando mi terapeuta en Chicago me decía que mi
labor allí no era solamente obtener mi doctorado, sino también educarme y asumirme
(graduarme) como persona transgénero. Habiendo cumplido con ambos objetivos, no
pierdo el deseo de seguirme educando y de transmitir mis conocimientos, tanto los
científicos como los relacionados con la condición transgénero, pues estoy convencida
que la única manera de salir del oscurantismo que actualmente nos invade es a través
de la educación.

43

También podría gustarte