Está en la página 1de 2

1. ¿Qué es el racismo?

Por racismo se entiende un modo de pensamiento que aprueba o rechaza automáticamente a


un individuo, sin darse a la tarea de conocerlo o saber quién es, sólo según pertenezca a una
o a otra raza. Es decir, una forma de preferencia, segregación o exclusión basada en el color
de la piel, el linaje étnico o la procedencia cultural.
El racismo usualmente conduce a prácticas discriminatorias, como la otorgación de
privilegios (sociales, económicos, legales, etc.) a una raza sobre otra, o la negativa a
asociarse con personas provenientes de otras etnias.
Todo ello es conocido como discriminación racial y forma parte de los crímenes de odio
tipificados en numerosas convenciones internacionales que persiguen la igualdad entre las
personas.
El racismo es un concepto muy emparentado con la xenofobia, aunque no sean
precisamente sinónimos. Además, el racismo puede darse a partir del color de la piel, de la
forma de las facciones o incluso de criterios más elaborados y difíciles de expresar.

Tipos de racismo

Existen muchas formas de expresar el racismo, como son

Racismo cultural. Se denomina así cuando se rechaza o se denigra de las tradiciones provenientes
de una etnia considerada “inferior” o “mala”, abogando por una cultura “pura”.

Racismo institucional. Se habla de racismo institucional cuando las instituciones del Estado operan
en base a la discriminación racial, es decir, cuando la justicia actúa distinto de acuerdo al color de
piel del ciudadano

Racismo inverso o discriminación racial “positiva”. Ocurre cuando se discrimina a un individuo


perteneciente a la etnia mayoritaria, es decir, a quien normalmente no es discriminado, o también
cuando se dan privilegios a un individuo que pertenece a una etnia discriminada

Racismo aversivo. Se emplea este término para nombrar al racismo y la xenofobia sutiles,
disimulados dentro de posturas supuestamente contrarias al racismo convencional.

Racismo oculto. El racismo oculto es una forma discriminatoria no explícita, que legitima y
extiende el racismo de manera indirecta, a menudo disfrazando sus argumentos
de pseudociencias

Tipos de racismo

Existen muchas formas de expresar el racismo, como son


Racismo cultural. Se denomina así cuando se rechaza o se denigra de las tradiciones
provenientes de una etnia considerada “inferior” o “mala”, abogando por una cultura
“pura”.
Racismo institucional. Se habla de racismo institucional cuando las instituciones del
Estado operan en base a la discriminación racial, es decir, cuando la justicia actúa distinto
de acuerdo al color de piel del ciudadano
Racismo inverso o discriminación racial “positiva”. Ocurre cuando se discrimina a un
individuo perteneciente a la etnia mayoritaria, es decir, a quien normalmente no es
discriminado, o también cuando se dan privilegios a un individuo que pertenece a una etnia
discriminada
Racismo aversivo. Se emplea este término para nombrar al racismo y la xenofobia sutiles,
disimulados dentro de posturas supuestamente contrarias al racismo convencional.
Racismo oculto. El racismo oculto es una forma discriminatoria no explícita, que legitima
y extiende el racismo de manera indirecta, a menudo disfrazando sus argumentos
de pseudociencias

Racismo y discriminación

Xenofobia. El odio, miedo o desprecio por los individuos provenientes del extranjero, por
sus tradiciones o su forma de hablar, en fin, el rechazo a la convivencia con los que vienen
de otras partes el planeta.
Homofobia. El rechazo o el odio a las personas homosexuales o a la existencia misma de
relaciones homosexuales, tildándolas de ominosas, perversas, contranatural, etc.
Discriminación religiosa. Se basa en la adhesión de una persona a una u otra religión,
como un motivo para discriminar o avalar sus acciones, sus derechos o su existencia. Por
ejemplo, a raíz de los atentados terroristas por parte de grupos fanáticos islámicos en
Occidente, se tilda a menudo a toda la religión y sus practicantes de terroristas.