Está en la página 1de 5

CRONOGRAMA DE JUEVES SANTO

ADORACIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO.

Tres reglas

1. Silencio. No recites mecánicamente las oraciones o revises en silencio el


estrés de tu vida. Mantén un silencio y una calma en tu exterior e interior.

2. Atención. No es una mera hora de lectura; leer debería ser un punto de


entrada a la oración.

3. Buena disposición. Siéntate, ponte de pie o arrodíllate, pero con respeto.


Consejo rápido: si sientes somnolencia, ¡ponte de pie!

ESQUEMA

00-:05 – INICIO – Joel (Encargado)

Primeros 5 minutos: Pide al Espíritu Santo que te ayude, luego haz actos de fe,
esperanza y caridad. Di a Dios cómo crees, confías y sientes amor por Él. Pide
más fe, esperanza y amor.

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO (1 persona)

Ven Espíritu Santo

Llena los corazones de tus fieles


Y enciende en ellos
El fuego de tu amor
Envía tu Espíritu y todo será creado,
Y renovaras la faz de la tierra
¡oh Dios!
Que has instruido los corazones
De tus files con la luz del Espíritu Santo
Concédenos que sintamos rectamente
Con el mismo espíritu y gocemos
De tu divino consuelo
Por Jesucristo nuestro señor
Amen

Canción al Espíritu Santo

05-:15 – ADORACIÓN – Nicole (Encargado)

Próximos 10 minutos: Adora a Dios. Él sostiene el universo como una semilla


en la palma de su mano. Él es todopoderoso, todo bondad, más hermoso de
lo que podemos imaginar y más real que las pequeñas cosas que percibimos
tan fácilmente. Imagina a Cristo sentado a tu lado.

ORACIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO (1 Persona)

Oh Jesús de mi alma, encanto único de mi corazón!, eh aquí postrado a tus


plantas, arrepentido y confuso, como llegó el hijo pródigo a la casa de su
padre. Cansado de todo, sólo a Ti quiero, sólo a Ti busco, sólo en Ti hallo mi
bien. Tú, que fuiste en busca de la Samaritana; Tú, que me llamaste cuando
huía de Ti, no me arrojarás de tu presencia ahora que te busco.
Señor, estoy triste, bien lo sabes, y nada me alegra; el mundo me parece un
desierto. Me hallo en oscuridad, turbado y lleno de temor e inquietudes...; te
busco y no te encuentro, te llamo y no respondes, te adoro, clamo a Ti y se
acrecienta mi dolor. ¿Dónde estás, Señor, dónde, pues no gusto las dulzuras
de tu presencia, de tu amor?
Pero no me cansaré, ni el desaliento cambiará el afecto que me impulsa hacia
Ti. ¡Oh buen Jesús! Ahora que te busco y no te encuentro recordaré el tiempo
en que Tú me llamabas y yo huía... Y firme y sereno, a despecho de las
tentaciones y del pesar, te amaré y esperaré en Ti.
Jesús bueno, dulce y regalado padre y amigo incomparable, cuando el dolor
ofusque mi corazón, cuando los hombres me abandonen, cuando el tedio me
persiga y la desesperación clave su garra en mí, al pie del Sagrario, cárcel
donde el amor te tiene prisionero, aquí y sólo aquí buscaré fuerza para luchar
y vencer.
No temas que te abandone, cuando más me huyas, más te llamaré y verteré
tantas lágrimas que, al fin, vendrás... Sí..., vendrás, y al posarte, disfrutaré en
la tierra las delicias del cielo.
Dame tu ayuda para cumplir lo que te ofrezco; sin Ti nada soy, nada puedo,
nada valgo... Fortaléceme, y desafiaré las tempestades.
Jesús, mío, dame humildad, paciencia y gratitud, amor..., amor, porque si te
amo de veras, todas las virtudes vendrán en pos del amor.
Te ruego por los que amo... Tú los conoces, Tú sabes las necesidades que
tienen; socórrelos con generosidad. Acuérdate de los pobres, de los tristes,
de los huérfanos, consuela a los que padecen, fortalece a los débiles,
conmueve a los pecadores para que no te ofendan y lloren sus extravíos.
Ampara a todos tus hijos, Señor, más tierno que una madre.
Y a mí, que te acompaño cuando te abandonan otros, porque he oído la voz
de la gracia; a mí, que no te amo por el cielo, ni por el infierno te temo; a mí,
que sólo busco tu gloria y estoy recompensado con la dicha de amarte,
auméntame este amor y dadme fortaleza para luchar y obtener el apetecido
triunfo.
Amén.
CANCIÓN

15-:25 – LECTURA REFLEXIÓN-Vanessa (Encargado)

NARRAR HISTORIA (1 Persona)

UNA CITA CON DIOS

La verdad es que me voy convenciendo que son pocas las veces que acierto
a la primera.

Este caminante por la vida, que soy yo, tenía una cita con Dios. Así como
suena. Me arreglé, bajé las escaleras corriendo y me lancé por la acera
apresuradamente. Apenas había caminado unos doscientos pasos sorteando
a la gente vi a un hombre caído en el suelo que pedía ayuda...

Pensé: "yo le ayudaría, pero si me detengo no llego a tiempo a la cita con Dios.
¡Y mira que hacer esperar a Dios...!

Y seguí deprisa. La gente me miraba: " ¿Dónde irá este loco?". Y yo


contestaba en mi interior, si supieran que tengo una cita con Dios...".

Cuando llegué al lugar donde Dios me había citado, estiré el cuello de la


camisa, me ajuste el cabello, y ¡qué sorpresa!, al lado del timbre que me
disponía a pulsar, había un papelito con una nota que decía:
- "Es inútil que llames. Estoy ausente. He ido con urgencia a auxiliar a un
hombre tirado en la acera a quien nadie hace caso".

Se me cayó el alma a los pies. Es que no doy una. A estas alturas y no me


había dado cuenta que la cita más urgente que tenemos con Dios es aquella
donde el amor nos reclama. Él está allí.

Darío reflexión

Próximos 10 minutos: Ofrece reparación. Lo que salva no es tu amor por Dios,


sino Su amor por ti. Examina tu conciencia. Ofrece reparación por los pecados
del mundo. Reza: “Oh Jesús mío, lo siento mucho. Perdóname”. (Imagina a
Jesús en la cruz; besa cada llaga).

25-:40 – MEDITACIÓN (Música 2 canciones)

Próximos 15 minutos: Contempla la acción de Dios.

Meditación vital. Observa tu propia vida profundizando en tu examen de


conciencia. ¿En qué tipo de orgullo sueles caer más? Egoísmo (valorarte a ti
por encima de todo), Vanidad (valorar por encima de todo las opiniones de los
demás).

Reza por las virtudes opuestas: Caridad (servir primero a los demás), Fidelidad
(poner primero la opinión de Cristo), Disciplina (aceptar tus cruces).

Música 2 canciones)

40-:50 – ACCIÓN DE GRACIAS (ORACIÓN) (1 Persona) Mateo (Encargado)

Padre del cielo, te adoro y amo de corazón, y te bendigo con todo mi ser
porque cuidas de mí y me das paz porque me escuchas y me libras de todas
mis angustias, porque guías mis caminos y me iluminas con tu luz; Padre mío
te doy gracias por los beneficios con los que me colmas y por aliviar la carga
de mis hombros día a día.

Próximos 10 minutos: Expresa gratitud por todos los dones de Dios. No te creó
solamente a ti, sino que sostiene tu existencia por amor en cada momento.

50-:55 – PETICIÓN A DIOS (Personales) (4 Personas)


Próximos 5 minutos: Pide a Dios por tus necesidades y las de otros.

Reza por la Iglesia (Karina), por la familia (Alejandra), por los más necesitados
(Santiago), niños abortados (Jennifer), oración por los jóvenes (Coordinadores
Dani).

Canción

55-1:00 ORACIÓN FINAL (1 persona) Shirley (Encargado)

Señor Jesús,
Quiero darte las gracias por este ratito de cielo.
Espero que mi compañía haya sido de tu agrado.
Vuelvo a mis ocupaciones,
pero procuraré mantenerme unido a ti donde quiera que me
encuentre.
Me voy pero te dejo aquí a mi ángel de la guarda,
También mi corazón se queda en el Sagrario

consumiéndose como una llama ardiente en tu presencia.


Ayúdame a ser fiel testigo de mi fe y de tu amor
en mi hogar y con todas las personas con quien me encuentre.
Te alabo, te bendigo y te doy gracias.
Hasta el próximo jueves, Señor.

Finales 5 minutos: Haz una resolución de actuar a la luz del Espíritu Santo que
has recibido: algo realizable y comprobable.