Está en la página 1de 24

Escuela de Ingeniería Industrial

Tema: La Huella de Carbono-Carbono Neutral

Curso: Gestión Ambiental

Integrantes:

Bryan Barrios Condega

David Arriola González

Profesora: Lic. Ana Beatriz Gutiérrez

San José, Costa Rica

2019
Contenido
Introducción ........................................................................................................................................ 3
Objetivo General ................................................................................................................................. 4
Objetivos Específicos ........................................................................................................................... 4
Justificación ......................................................................................................................................... 5
Marco Teórico ..................................................................................................................................... 6
¿Qué es la huella de carbono? ........................................................................................................ 6
Importancia de la huella de carbono .............................................................................................. 7
Metodología de la medición de la Huella de Carbono .................................................................... 8
Principales metodologías para la medición de la huella de carbono ............................................ 10
¿Qué es la carbono neutralidad? .................................................................................................. 11
Gases de efecto invernadero ........................................................................................................ 12
Carbono neutralidad en costa rica ................................................................................................ 13
Ahorro ........................................................................................................................................... 14
Algunas acciones recomendadas para la reducción del consumo de gas: ................................... 15
Algunas acciones recomendadas para la reducción de las emisiones generadas por el transporte:
....................................................................................................................................................... 16
Algunas acciones recomendadas para la reducción de las emisiones generadas por los residuos:
....................................................................................................................................................... 16
Procedimientos para alcanzar la C-neutralidad ............................................................................ 16
El inventario .................................................................................................................................. 17
Límites de la organización. ............................................................................................................ 17
Componentes del inventario de GEI ............................................................................................. 18
Los proyectos ................................................................................................................................ 19
Orientación para la validación/verificación (INTE-ISO 14064-3:2006) ......................................... 20
Ventajas y limitaciones por contar con una certificación INTE-ISO 14064-3:2006 ....................... 21
Resultados de compañías que han tomado la decisión de certificarse ........................................... 22
Recomendaciones ............................................................................................................................. 22
Conclusiones ..................................................................................................................................... 23
Bibliografía ........................................................................................................................................ 24
Introducción

Nuevas y crecientes evidencias muestran que las fuentes del cambio climático son
diversas, complejas y están significativamente relacionadas con los patrones
actuales de desarrollo. Durante el presente siglo, el planeta sufrirá variaciones
importantes en los patrones de precipitación y de temperatura, impactando el nivel
de los océanos y la ocurrencia de fenómenos hidrometeorológicos. Esto afectará el
equilibrio climático, la seguridad para los ecosistemas y las actividades humanas.
De acuerdo con el informe del Estado de la Región (2010), el cambio climático pone
en evidencia los rezagos en el desarrollo humano de Centroamérica. Las
proyecciones indican que habrá cambios significativos en la temperatura promedio
y los patrones de precipitación, lo que podría exacerbar los impactos de la cantidad
creciente de desastres que afectan al Istmo. También se prevén efectos sobre la
seguridad alimentaria, la productividad agrícola, el manejo del agua, las costas, la
biodiversidad y los ecosistemas, entre otros (Informe Estado de la Región, 2010).
Objetivo General

• Investigar sobre los posibles efectos de la huella de carbono y cómo llegar a


ser un país carbono neutral.

Objetivos Específicos

• Determinar qué elementos provocan el efecto invernadero.


• Demostrar qué tipos de acciones se pueden realizar para mitigar la huella de
carbono.
• Identificar las ventajas y limitaciones de obtener una certificación.
• Mostrar la huella de carbono producida por los seres humanos.
Justificación

La mayoría de la población suele percibir el cambio climático como un problema


lejano, excepto cuando resulta afectada por algún evento climático severo. Esta
visión es la que hay que modificar para lograr una ciudadanía consciente de que
sus acciones repercuten sobre el nivel de emisiones de gases de efecto
invernadero. El modo en que producimos, nos trasladamos, transportamos los
bienes, la forma en que consumimos, la manera en que utilizamos la energía en
nuestros hogares y lugares de trabajo, determinará el nivel de emisiones de la
sociedad. Las acciones individuales frente al cambio climático, parten de una toma
de consciencia sobre la importancia del problema y de un cambio en el
comportamiento y las actitudes (PNUMA, 2005).

Para lograr cambios en el comportamiento de la población, no sólo es necesario


educarla con relación a los impactos del cambio climático, sino también
concientizarla para que participe en las soluciones a los problemas, asumiendo la
responsabilidad que le compete para la a la minimización del impacto de la acción
humana sobre el entorno (PNUMA, 2005).
Marco Teórico

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es la medida del impacto de todos los gases de efecto


invernadero producidos por nuestras actividades (individuales, colectivas,
eventuales y de los productos que utilizamos) en el ambiente, los cuales son
generados a partir de la quema de combustibles fósiles para la producción de
energía, calefacción y transporte, entre otros procesos y medidos en unidades de
dióxido de carbono equivalente (Schneider y Samaniego, 2010).

El Centro para Sistemas Sustentables de la Universidad de Michigan agrega que


estas emisiones están relacionadas no sólo a un producto sino también a un evento,
organización o individuo, que se calcula sumando las emisiones resultantes de cada
etapa de vida de un producto o existencia de un servicio. El trabajo documenta
esencialmente lo referido a la huella de carbono, como se describe líneas arriba,
considerando que también se reconoce a las otras emisiones de gases de los ciclos
de vida productivos (CVP) comúnmente llamado, para diferenciarlo, huella
ecológica.

(Núñez, 2012).
Importancia de la huella de carbono

En reconocimiento a la gravedad del problema que suscita el cambio climático, se


creó el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por
sus siglas en inglés) como el organismo internacional líder para la evaluación del
cambio climático. Fue establecido por el Programa de las Naciones Unidas para el
Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en 1988
para proveer al mundo una clara visión científica sobre el estado actual de los
conocimientos sobre el cambio climático y sus posibles impactos ambientales y
socio-económicos. En el mismo año, la Asamblea General de la ONU aprobó la
acción por la OMM y el PNUMA en establecer conjuntamente el IPCC.

Como órgano científico, se encarga de revisar y evaluar la información más reciente


científica, técnica y socioeconómica relevante generada en el mundo para la
comprensión del cambio climático. Cabe aclarar que no lleva a cabo ninguna
investigación empírica “ni controla los datos relacionados con el clima u otros
parámetros pertinentes,” sino que sus evaluaciones de los conocimientos
generados sobre el cambio climático, los Informes Especiales y Documentos
Técnicos sobre temas que surgen derivados de los análisis locales y globales que
se consideran necesarios para surtir de información a la Convención Marco de las
Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMCC). Se basan principalmente en
la literatura científica y técnica revisada por homólogos y ya publicada, así como en
el asesoramiento de científicos e investigadores independientes. Una de las
principales actividades del IPCC es hacer una evaluación periódica mediante su
labor sobre las metodologías relativas a los inventarios nacionales de gases de
efecto invernadero.

El IPCC publicó en 2007, el Cuarto informe de evaluación (AR4) después de que


sucedieron, en varios años consecutivos, las temperaturas más altas registradas al
momento, así como un número inusual de catástrofes relacionadas con el clima.
(UNFCC, 2012).
Dicho informe establece cuatro conclusiones científicas:

1. El calentamiento del sistema climático es inequívoco.

2. El aumento de los gases de efecto invernadero registra un incremento


significativo desde 1850, que asociado al proceso de industrialización ocasiona un
aumento de la temperatura global del planeta y otros impactos climáticos.

3. El calentamiento global significará un aumento en la temperatura del planeta, con


mayor probabilidad, de entre 1.1 a 4.5 grados centígrados –con predicciones más
pesimistas que llegan a 6 grados-, y un incremento en el nivel del mar de 28 a 43
centímetros para este siglo, esencialmente por el derretimiento de glaciares,
además de que existirán cambios importantes en los patrones de precipitación y en
los eventos climáticos extremos.

4. El cambio climático está teniendo una influencia discernible sobre muchos de los
sistemas físicos y biológicos.

Asimismo, el AR4 proyecta que, sin acciones adicionales para reducir las emisiones
de gases de efecto invernadero, la temperatura media del aire en superficie a nivel
global aumentará entre 1,8 y 4 ºC en este siglo y 6,4 ºC en el peor de los escenarios
posibles.

Metodología de la medición de la Huella de Carbono

Actualmente sobresalen dos tipos de enfoques metodológicos básicos para el


cálculo de la huella de carbono: empresa y producto.

En una empresa, la medición de la Huella de Carbono (MHC), consiste en recopilar


los datos referentes a los consumos directos e indirectos de materiales y energía de
una organización y traducirlos en emisiones de CO2 equivalentes con el fin de
contar con un inventario de emisiones lo más completo posible.

En este caso se consideran tres tipos de emisiones, a cuantificar:

• Alcance 1: Emisiones directas. Son las fuentes directas de propiedad o


controladas por la compañía, como las fuentes de combustión fijas y equipos
móviles de propiedad o controlados por la compañía utilizados en labores de
cosecha, combustión y vehículos propios.
• Alcance 2: Emisiones indirectas o energía comprada. Gasto realizado por la
empresa para abastecer de energía e insumos directamente para el proceso
productivo.
• Alcance 3: Emisiones indirectas ocurridas en fuentes que no son de la
empresa. Fuentes indirectas derivadas de las actividades de la compañía.
Incluyen distintos tipos de transporte: el de materias primas, el de productos,
el de contratistas, el de madera, el contratado para el personal, el de materias
primas, el de productos, el de residuos y los equipos de faena de contratistas
y viajes de negocios terrestres. Comprenden también las emisiones de
terceros por actividades de la empresa como los viajes de negocio en avión
y las emisiones por uso de productos.

Fuente: Elaboración propia en base a http://www.carbonfootprint.com/carbonfootprint.html

(Vease en Linea)
Otros elementos para las herramientas de cálculo, particularmente para el ISO
14064: 2006 son:

"Especificaciones y directrices a nivel de organización para la cuantificación y


notificación de las emisiones de gases de efecto invernadero y la absorción",
establece requisitos específicos para solucionar algunos problemas que surgen a la
hora de marcar los límites de cálculo (Parte 1).

Emisiones a nivel de proyecto y no es directamente relevante para el cálculo de la


huella de carbono de la empresa (Parte 2).

"Especificaciones y directrices para la validación y verificación de las afirmaciones


de gases de efecto invernadero", proporciona orientación sobre la verificación (Parte
3).

Principales metodologías para la medición de la huella de carbono

De acuerdo al manual Enfoques metodológicos para el cálculo de la Huella de


Carbono (2011) del Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE), la guía más
utilizada por las empresas para hacer sus inventarios de las emisiones de GEI,
calcular la huella de carbono y elaborar informes voluntarios es el GhG Protocol,
desarrollada por el World Resources Institute (WRI) y el World Business Council for
Sustainable Development (WBCSD). Lo utilizan tanto grandes empresas como
Pymes. Como segunda herramienta de cálculo, existe el ISO 14064: 2006 (Partes
1 y 3), la Norma ISO que es un estándar verificable, desarrollado como guía para
que las empresas puedan elaborar e informar sobre su inventario de gases de efecto
invernadero. La ISO 14064, es compatible con el GhG Protocol de WRI y WBCSD.
La Fundación Entorno, Consejo Empresarial Español para el Desarrollo Sostenible,
presenta una tabla en el que diferencia cada norma o metodología, de acuerdo con
el ámbito geográfico, entidad normalizadora y foco, de tal manera que la distribución
obedece a lo siguiente:

• Internacional

Entidad normalizadora: GHG Protocol, e ISO


GHG Protocol. De la metodología más antigua utilizada, por lo que posee un nivel
de maduración alto. La documentación es pública y está disponible en su web, pero
su aplicación puede ser compleja. Alta compatibilidad con muchas metodologías.

Sus normas son:

- CorporateAccounting and ReportingStandards:

Cálculo de huella de organizaciones.

- Project AccountingProtocol and Guidelines:

Cálculo de la reducción de emisiones conseguidas por proyectos.

- ProductStandards:

Cálculo de la huella de carbon por productos y servicios. Desarrollado en: product


Life Cycle Accounting and Reporting Standard y el Corporate Value Chain (Scope
3) Accounting and Reporting Standard.

ISO

ISO 14064-1: Inventario de emisiones de gases de efecto invernadero.

ISO 14067: (Partes 1 y 2) Disponible a partir del año 2012. Cálculo de la huella de
carbono de los productos y servicios.

ISO 14069: Disponible en 2012. Cálculo de huella de carbono de organizaciones.

¿Qué es la carbono neutralidad?

La C Neutralidad es una práctica de balancear los equivalentes de emisiones de


gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono (CO2)) producto del uso
de combustibles fósiles (petróleo) y otros gases como el carbón, gas natural o
metano (CH4).

Los combustibles derivados del petróleo que se utilizan para mover todo tipo de
transporte al ser quemados, liberan emisiones de CO2 y otros productos
contaminantes. Este gas es liberado como producto de la respiración de los seres
vivos que habitan el planeta; sin embargo, gran parte es absorbido por los vegetales,
para producir su alimento en el proceso llamada fotosíntesis, por lo que la perdida
de cobertura forestal contribuye a que ese gas aumente su Marco Teórico volumen
en la atmósfera. La C Neutralidad es una práctica que permite balancear los
equivalentes de emisiones del dióxido de carbono, con acciones de reducción y
compensación.

La C Neutralidad se basa a grandes rasgos, en un equilibrio neto entre las emisiones


de carbono y la captura de las mismas, para esto se deben disminuir las emisiones
de gases de efecto invernadero y procurar aumentar los sumideros de carbono, es
decir, aumentar los bosques, que son los captadores de gases como el dióxido de
carbono.

Por tanto, ser carbono neutro significa alcanzar un nivel de emisiones netas de
gases de efecto invernadero igual a cero, es decir disminuir las emisiones de
carbono y compensar aquellas que no se pueden disminuir, por medio de diferentes
acciones para ayudar a mitigar los efectos del cambio climático en nuestras vidas.

La carbono neutralidad se logra cuando, a través de un proceso transparente de


medición de las emisiones que se generan (e), el resultado del cálculo neto de las
emisiones menos las reducciones y/o remociones internas (r), menos la
compensación (c) es igual a cero. Expresada como: e(i-1)-r(i)-c(i)= 0 Donde “i” es el
año o período del inventario.

Gases de efecto invernadero

Los gases de efecto invernadero (GEI) son componentes gaseosos de la atmósfera


tanto naturales como antropogénicas (producidas por los seres humanos), que
absorben y emiten radiaciones a longitudes de ondas específicas. Los GEI son:
Dióxido de carbono (CO2): Se genera cuando se quema cualquier sustancia que
contiene carbono, también es un producto de la respiración y la fermentación.
Metano (CH4): Este gas se produce de forma natural por la descomposición de
materia orgánica. Los humedales, el ganado y la energía son las principales fuentes
que emiten metano a la atmósfera.

Óxido nitroso (N2 O): Es producido por procesos biológicos en océanos y suelos,
también por procesos antropogénicos como la combustión industrial y gases de
escape de vehículos de combustión interna. La quema de combustibles como el
petróleo y sus derivados, la tala de árboles, la quema de bosques, algunos procesos
industriales, el mal manejo de los residuos, el uso indebido de los fertilizantes, el
uso de aerosoles son actividades que producen emisiones de gases de efecto
invernadero. Al calentarse la tierra más de lo debido, se empiezan a descongelar
los hielos polares, haciendo que el mar suba su nivel y se destruyan las playas, se
produzcan inundaciones. También los animales, plantas y diversas especies
podrían morir por no poder adaptarse a estos cambios en su hábitat. Otro de los
efectos que podemos ver sería el aumento en las lluvias y en otros lugares sequías.
Esto generaría más enfermedades, menos agua y hasta una crisis alimentaria.

Carbono neutralidad en costa rica

En Costa Rica la normativa legal existente para optar por la carbono neutralidad,
está dada por el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica, INTECO, el cual busca
la implementación de un método de verificación para demostrar la C-Neutralidad de
una organización, garantizando la validez y el reconocimiento por el Estado. Es por
esto que, en 2011, INTECO presentó la Norma Técnica Voluntaria:

Sistema de Gestión para demostrar la C-Neutralidad INTE 12-01-06:2011.

Para que una organización sea carbono neutral, se acepta como mejor práctica que
haya tomado medidas en el siguiente orden:

1- Que haya medido su huella de carbono.

2- Que reduzca las emisiones.

3- Que compense las emisiones residuales.


Desde este enfoque, la inversión que realiza una organización, un sector o un país
para medir su huella de carbono, puede servir para lograr múltiples objetivos.
Cuanto mejor sean las mediciones y los reportes de las emisiones de gases de
efecto invernadero, mejor se administrarán los mecanismos para su reducción. Las
mejores prácticas también requieren que las organizaciones posean mecanismos
transparentes de medición, reporte y verificación, de manera que su reconocimiento
público, sea nacional o internacional, pueda ser debidamente otorgado por el Estado
(INTE 12- 01-06:2011). En la INTE 12-01-06:2011, se especifican los requisitos para
establecer un sistema de gestión que permita demostrar la C-Neutralidad de una
organización. Las normas internacionales que sirven de guía para la norma nacional
son:

INTE/ISO 14064-1: Especifica los pasos a seguir para poder cuantificar las
emisiones de GEI y realizar un informe de emisiones y remociones en una
organización.

INTE/ISO 14064-2: Es una guía para poder plantear los proyectos y cuantificar las
emisiones de los mismos, así como para hacer el informe de la reducción de
emisiones o el aumento en las remociones de gases de efecto invernadero
INTE/ISO 14064-3: Detalla los pasos a seguir para que las declaraciones de la
organización con respecto a los GEI sean validadas y verificadas.

INTE ISO/IEC 17000: Es un glosario de términos y principios generales utilizados.

Ahorro

Algunas acciones recomendadas para el ahorro energético:

Apagar las luces cuando no se estén utilizando.

Optar por la ventilación e iluminación natural en las aulas.

Desenchufar del conector eléctrico todos los aparatos que no se

estén utilizando.
Cambiar los bombillos incandescentes por lámparas fluorescentes compactas de
bajo consumo

eléctrico (estos consumen ¾ menos de energía y tienen una vida útil de hasta diez
veces más).

Limpiar y/o sacudir frecuentemente los bombillos, pantallas de luminarias y


ventanas.

Velar por el buen estado de la red eléctrica de las viviendas.

Evitar el uso de aire acondicionado.

Apagar las computadoras, las luces y los ventiladores al salir de un recinto.

Utilizar solo el agua necesaria para hervir los alimentos.

Algunas acciones recomendadas para la reducción del consumo de gas:

Utilizar de preferencia ollas a presión que requieren un consumo menor de gas


comparado con las ollas tradicionales.

Procure tapar las ollas (el cocimiento se realizará más rápido y consumirá un 20%
menos de gas).

Limpiar regularmente los quemadores de las estufas de la cocina: si están sucios o


se tapan consumen un 10% más.

Utilizar gas producido mediante biodigestores.

Utilizar energía solar para cocinar.


Algunas acciones recomendadas para la reducción de las emisiones generadas por el
transporte:

Siempre que pueda camine, monte en bicicleta o desplácese en transporte público


en lugar de utilizar el automóvil. Así se contribuye al ahorro de combustibles fósiles.

Mantenga los vehículos propios y de la familia (autos, motocicletas) en condiciones


óptimas con mantenimiento preventivo.

Procure no usar el aire acondicionado del vehículo, ya que éste reduce la potencia
y eleva el consumo de la gasolina.

Ayude a difundir información acerca del mantenimiento adecuado de los vehículos


tanto privados como públicos, así como las alternativas para el uso de combustibles
más ecológicos (biodiésel, bioetanol, y otros).

Algunas acciones recomendadas para la reducción de las emisiones generadas por los
residuos:
Promueva las 5R´s: rechazar, reducir, recuperar, reutilizar y reciclar.

Implemente un sistema de separación de residuos reciclables en el centro


educativo.

Separe los residuos orgánicos de la basura convencional, ya sea para enterrarlos o


tratarlos, produciendo tierra abonada, o para la generación de gas.

Evite al máximo el consumo de productos sobre empacados o envasados en


materiales que no se puedan reutilizar o reciclar, tal es el caso del estereofón.

Elimine la quema de residuos como práctica para la disposición final de los mismos.

Coordine con un gestor autorizado o con la municipalidad, para que recojan todos
los materiales y les den el adecuado manejo.

Procedimientos para alcanzar la C-neutralidad


Conformación del equipo de trabajo, se debe conformar un equipo de trabajo que
se encarga de velar por el cumplimiento de los requisitos señalados en las normas,
y recopilar la información necesaria.

Para alcanzar la C-neutralidad a nivel nacional se debe seguir las acciones


sugeridas por la INTE 12-01-06: 2011, en los puntos básicos que se mencionan: 1)
Alcance del sistema de gestión para demostrar la C-neutralidad. Se deben
establecer y documentar los límites operativos, es decir, lo que se va a tomar en
cuenta para la medición. Se deben identificar las emisiones y remociones de GEI
de la institución, las cuales se deben clasificar en emisiones directas e indirectas.
2) Recursos, funciones, responsabilidad y autoridad. Se debe tener conocimiento
de cuál es la disponibilidad de recursos y cuáles son los recursos esenciales para
implementar, mantener, revisar y mejorar el sistema de gestión.

3) Evaluación del inventario de GEI. En el inventario se deben: identificar las fuentes


y sumideros de GEI (establecer la línea base de las emisiones de la institución) y
escoger una metodología de cuantificación para la recopilación de datos; el
desarrollo de factores de emisión o remoción de los GEI y el cálculo de las mismas.

4) Reducción de emisiones y/o aumento de remociones, se debe realizar un plan de


gestión y registro.

5) Documentación para la reducción de emisiones de GEI. Se debe explicar bien la


metodología de reducción, buscando medios reales para lograr los objetivos.

El inventario

Las especificaciones sobre cómo realizar el inventario están dadas por la norma
INTE-ISO 14064-1:2006.

Límites de la organización

Puede escogerse entre dos enfoques: el de control, en el cual son contadas todas
las emisiones y/o remociones de GEI; o la cuota participativa: en el cual se responde
a una parte de las emisiones y/o remociones de GEI correspondientes. En
cualquiera de los dos casos se debe documentar la metodología que se va a aplicar
y explicar si se realiza algún cambio a ésta, los datos de GEI que se recolecten a
nivel de la institución se deben registrar y cuantificar por: fuente, sumidero y tipo.

Límites operativos. Se deben identificar las emisiones y remociones de GEI y


clasificarlas en directas, provenientes de las instalaciones; indirectas, generación
de electricidad, calor o vapor de origen externo consumido por la institución; y otras
indirectas, desplazamientos diarios, viajes de personal, otras.

Cuantificación de emisiones y remociones de GEI. Ya identificadas las fuentes


y sumideros por tipo de emisión (directa, indirecta, otras indirectas), se debe
seleccionar una metodología de cuantificación de datos, la cual debe, minimizar la
incertidumbre de los datos, producir resultados exactos, coherentes y reproducibles,
utilizar factores de emisión y remoción conocidos, actualizados y de origen fiable, y
tener coherencia.

Componentes del inventario de GEI

Se debe documentar por separado: las emisiones directas de GEI para cada GEI,
las remociones de GEI, las emisiones indirectas de GEI por energía, otras emisiones
de GEI y las emisiones directas de CO2 a partir de la combustión de biomasa. Para
todo esto se debe utilizar teladas como la unidad de medida y convertir la cantidad
de cada tipo de GEI a teladas de CO2 equivalente, usando el apropiado potencial
de calentamiento global PCG. Se debe además documentar y cuantificar las
actividades que se realicen en la institución para reducir las emisiones de GEI o
incrementar las remociones de GEI y realizar un inventario de GEI tomando en
cuenta un año base histórico para las emisiones y remociones, con el propósito de
comparar, los esfuerzos realizados, si no hay disponible información suficiente se
puede usar el primer periodo de inventario de GEI como el año base.

El informe de GEI debe incluir:

1) Descripción de la organización que hace el informe.


2) Persona responsable.

3) Periodo que cubre el informe.

4) Documento de los límites de la organización.

5) Emisiones directas de GEI cuantificadas por separado para cada GEI en teladas
de CO2.

6) Una descripción de cómo se consideran en el inventario de GEI las emisiones de


CO2 a partir de la combustión de biomasa.

7) Las remociones cuantificadas en teladas de CO2.

8) Explicar las razones para la exclusión de la cuantificación de cualquier fuente o


sumidero de GEI.

8) Emisiones indirectas de GEI cuantificadas por separado en teladas de CO2.

9) El año base histórico seleccionado y el inventario de GEI para el año base,


explicación si se realizó en metodología de cuantificación.

10) Referencia o descripción de metodología de cuantificación. Explicación de


cualquier cambio.

11) Referencia o documentación de los factores de emisión o remoción de GEI


utilizados.

12) Declaración de que el informe se ha realizado de acuerdo con lo estipulado


según la Norma INTE-ISO 14064.

13) Declaración que describa si el inventario de GEI, el informe o la declaración de


GEI se ha verificado, incluyendo el tipo de verificación y el nivel de aseguramiento
logrado.

Los proyectos

La especificación de proyectos para la carbono neutralidad está dada por la norma


INTE-ISO 14064-2: 2006. Todo proyecto consta de dos fases la de planificación y
la de implementación; en la primera se lleva a cabo los procesos de diseño, se
analiza la viabilidad del proyecto y se evalúan los requisitos de elegibilidad del
programa de GEI; en la propuesta se debe: describir el proyecto, identificar y
seleccionar las fuentes, sumideros, reservorios de GEI pertinentes para el proyecto,
determinar el escenario de la línea base y desarrollar procesos para cuantificar,
hacer seguimiento e informar de las emisiones, remociones, reducciones de
emisiones y aumento de remociones. Lo proyectos de GEI deben cumplir con:

• Descripción del proyecto.

• Identificación de las fuentes, sumideros y reservorios pertinentes para el proyecto.

• Determinar el escenario de la línea base.

• Identificar las fuentes, sumideros y reservorios para el escenario de la línea base.


• Selección de las fuentes, sumideros y reservorios pertinentes para el seguimiento
o estimación.

• Cuantificación emisiones y/o remociones.

• Cuantificación de las reducciones de emisiones y los aumentos en las remociones.

• Gestionar la calidad de los datos.

• Hacer seguimiento del proyecto de GEI.

• Documentar el proyecto de GEI.

• Validación y/o verificación.

• Informar sobre el proyecto de GEI.

Orientación para la validación/verificación (INTE-ISO 14064-3:2006)

Requisitos del organismo validador/verificador (OV/V). El OV/V seleccionado para


realizar las actividades de validación y verificación debe: ser independiente,
competente, acreditado para operar según cualquier programa de GEI,
responsable, con ética laboral, reflejar con veracidad y exactitud las actividades, y
conclusiones del informe. Proceso de validación. Se da cuando un OV/V imparcial
evalúa objetivamente la declaración de GEI que ha hecho la parte responsable
frente a criterios identificados y adecuados. Donde se da una conclusión del nivel
de aseguramiento de que la declaración de GEI no contiene errores sustanciales,
omisiones o tergiversaciones. El cliente (institución) debe proporcionarle al
validador o verificador (OV/V), toda la información que se le solicite y ser
responsable de hacer la declaración de GEI y proporcionarla al validador.

Ventajas y limitaciones por contar con una certificación INTE-ISO 14064-3:2006

Las ventajas a nivel organizacional, ambiental y social de convertirse en carbono


neutro con un organismo acreditado, son las siguientes

• Reducir costos operativos al tener control de las emisiones (combustible y


electricidad).
• Generar nuevos mercados para consumidores que deseen adquirir bienes o
servicios producidos con conciencia ambiental.
• Mejorar el manejo y reutilización de residuos cuando estos pueden ser
transformados en energía para utilizar en su organización.
• Fortalecer la contabilidad al considerar aspectos ambientales del consumo
de insumos energéticos contaminantes.
• Permite presentar a las organizaciones conformes con el ambiente y
alcanzando logros para mitigar el cambio climático.
• Fomentar la operación y el desarrollo de una economía nacional baja en
emisiones de carbono.
• Inspira confianza al garantizar que el servicio ha sido evaluado por un
organismo independiente y competente.
• Es un medio de concientizar sobre la necesidad de mejora continua en los
procesos administrativos y operativos de la organización.
• Mejora la capacidad de trabajo en equipo.
• Bienestar y desarrollo humano para la población.

Las Limitaciones de una certificación INTE-ISO 14064-3:2006

• La compañía que desea certificarse debe tener alto recurso tanto humano
como económico ya que se deben hacer un inventario de gases GEI, Ejecutar
acciones para neutralizar (contrarrestar), las emisiones que no han sido
reducidas para el periodo de inventario de emisiones, con relación a la norma
nacional INTE B5:2016 e INTE/ISO 14064-1:2006. Además de hacer una
auditoria por personal competente de la organización, o contratado por
servicios profesionales previo a la evaluación del ente verificador, esto una
vez que haya consolidado su sistema de gestión, o implementado sus
acciones preventivas y/o correctivas del periodo anual en evaluación, esto
porque se existe una verificación de una tercera parte que consiste en una
evaluación que demuestra la conformidad con el proceso efectuado de
acuerdo a la normativa y aspectos técnicos requeridos para GEI, siendo
inventario y C-neutralidad.

Resultados de compañías que han tomado la decisión de


certificarse
Aquellas empresas que cuentan con más años de experiencia en el cálculo de la
huella de carbono manifestaron su intención de imponerse metas de reducción de
emisiones. Se destaca que la etapa de aprendizaje tomó varios años, antes de
poder definir más claramente acciones de reducción. En un principio, son las
actividades de eficiencia energética las que se implementan de manera más rápida.
Sólo en los casos del café se ha definido la compensación total de la producción.

Recomendaciones

Implementación progresiva: Se propone que el cálculo de la huella sea progresivo,


traspasando a un equipo interno las capacidades técnicas necesarias de manera
paulatina, incluyendo más productos y también más proveedores cada nuevo año,
incrementando alcance y exactitud de la información.
• Revisión técnica continua: El buen estado de equipos y prácticas permiten una
reducción de las emisiones asociadas y también de los costos productivos.
• Compensación: Es algo más que un pago. Debe venir tras realizar el esfuerzo de
reducción y requiere conocer el proyecto con el que se realizará la compensación.
Hay que valorar sus características ambientales y sociales, así como solicitar
información sobre su evolución a lo largo del tiempo.
• Comunicación: Hay que comunicar en positivo, informar sobre los compromisos y
acciones llevadas a cabo.
• Monitoreo de metodologías: Las metodologías internacionales están siendo
frecuentemente revisadas y mejoradas. Si bien no hay modificaciones importantes
de fondo, tienen a ser cada vez más específicas en ciertos sectores y productos.
• No existe una única huella de carbono: Cada producto, cada empresa y cada
temporada tienen distintas huellas de carbono, por lo mismo no es posible hablar
de una huella de carbono promedio del sector o del país, por lo tanto parte de las
recomendaciones es estar actualizando la certificación.

Conclusiones

La mayor conciencia por los impactos ambientales de la producción y


comercialización de productos ha dado paso a que las empresas comiencen a ser
evaluadas no sólo por su capacidad de proveer productos y servicios de calidad,
sino por su capacidad de balancear los aspectos económicos, sociales y
ambientales, es decir por su sustentabilidad. En el área ambiental, el tema que hasta
ahora ha recibido mayor atención es el de las emisiones de gases de efecto
invernadero (GEI).
Si bien en un principio se consideró que la contabilidad de las emisiones de GEI se
haría necesaria sobre todo por los requerimientos de los mercados de los países
industrializados, las grandes empresas a nivel mundial percibieron rápidamente la
rentabilidad financiera y de imagen de las iniciativas de reducción de emisiones.
Una importante dificultad a la hora de implementar iniciativas de cálculo de huella
es la ausencia de estándares reconocidos internacionalmente, lo cual conlleva
variaciones significativas de las metodologías que se emplean para medir las
emisiones, y los alcances y cobertura de la información obtenida. Esto aumenta los
costos de informar la huella y también dificulta la comparación entre empresas y
sectores, lo cual confunde tanto a los productores como a los consumidores. Por
ahora, la comunicación de la huella de carbono de los productos es voluntaria en
los mercados de los países industrializados, las formas de informar la huella son
variadas y hay pocos casos de comunicación pública mediante una etiqueta.
El rol de las políticas públicas en la implementación de programas de medición de
emisiones y sustentabilidad ambiental es crucial. En algunos casos, el propio Estado
directa o indirectamente ha emprendido proyectos de medición de huella de carbono
o ambiental de sectores exportadores relevantes, con el propósito de que tanto el
sector público como los privados puedan tomar medidas de reducción de emisiones.
En otros casos, los programas públicos apoyan a sectores y empresas financiando
proyectos privados de cálculo y reducción de la huella, lo cual facilita, sobre todo en
los países en desarrollo, la realización de estas iniciativas. En América Latina y el
Caribe este tipo de programas debería estar presente en todas las políticas de
apoyo al sector exportador. Los apoyos públicos deberían incluir el acceso a la
información, la cooperación técnica y el financiamiento al menos parcial de las
iniciativas.

Bibliografía

• Julia Núñez Monroy, (2012). Huella de Carbono: más allá de un instrumento


de medición. Necesidad de conocer su impacto verdadero. Instituto
Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Querétaro,
México.
• Guerrero Hernández, Manuel y Morales Brenes, Alexa (2012), Manual para
neutralizar la huella de carbono en centros educativos / s. – 1ª ed. – San
José, C.R : Fundación para el Desarrollo de la Cordillera Volcánica Central.
• Vega Ramírez, T. 2012. Elaboración del Manual de Gestión de la empresa
Eaton Electrical, S.A., para optar por la declaratoria de Carbono Neutral.
Tesis Lic. San José, CR, Instituto Tecnológico de Costa Rica
• Programa Estado de la Nación. 2013. Carbono Neutralidad: Avances y
Desafíos de cara al año 2021 (en línea). Decimonoveno Informe Estado de
la Nación en Desarrollo Humano Sostenible. San José, CR. Consultado 10
abr. 2014. Disponible en:
http://www.estadonacion.or.cr/files/biblioteca_virtual/019/granados_2013.pdf

• www.youtube.com/watch?v=nQ1pPLb1Fo4

También podría gustarte