Está en la página 1de 3

CONFUCIO

(Kung Fu-Tse; Lu, actual Shantung, China, h. 551 - 479 a. C.) Pensador chino. Procedente
de una familia noble arruinada, a lo largo de su vida alternó periodos en los que ejerció como
maestro con otros en los que sirvió como funcionario del pequeño estado de Lu, en el El
confucianismo es fundamentalmente una ética y no una religión, pues apenas hay en él
mención a la divinidad, ya que Confucio rehusó especular sobre el más allá. En este sentido,
es un craso error relacionar su figura con los fundadores de las grandes religiones (Buda,
Jesucristo o Mahoma). El centro de las preocupaciones de Confucio fue la moral personal,
tanto por lo que respecta a la orientación de las conductas privadas como a las normas del
buen gobierno.
Dicha moral, basada en el altruismo, la tolerancia, el respeto mutuo, la armonía social y el
cumplimiento del deber, constituía en realidad una sistematización de ideas presentes en la
cultura china, razón por la que se difundió con facilidad y contribuyó a modelar la sociedad y
la política chinas sobre una base común. Se trata, en consecuencia, de un pensamiento
conservador, y de hecho así lo presentó Confucio, situando en el pasado la «edad de oro»
en la que habían imperado los buenos principios a los que los chinos debían regresar.
Reforzó la sumisión del pueblo a las autoridades, aunque rechazando la tiranía: los súbditos
debían obediencia al soberano, ya que el Estado existía para buscar el bien de los
gobernados; pero, por la misma razón, los gobernantes debían gobernar según rectos
principios éticos, aplicando el ejemplo moral y no la fuerza. Soñaba con el regreso a un
pasado idealizado en el que un emperador sabio y bondadoso gobernara y fuera obedecido
como un padre por sus hijos, en un clima general de paz y de orden.
Confucio creía en la existencia de un orden cósmico perfecto, que debía ser imitado en los
asuntos humanos, logrando la armonía de la tierra con el Cielo, fuerza inteligente que
gobierna el mundo. A pesar de su talante netamente conservador, el pensamiento de
Confucio tenía un potencial innovador en la medida en que exigía un gobierno moral y
bienhechor: proclamaba que la nobleza no procedía del nacimiento sino de la superioridad
moral; y dejaba abierta la puerta a la rebeldía contra los gobernantes inmorales.
Quizá por ello sus ideas no fueron aceptadas por los dirigentes de la época, mientras se iban
extendiendo entre el pueblo llano; perseguido infructuosamente durante la época de la
dinastía Ts'in (221-206 a. C.), el confucianismo se convirtió en la filosofía oficial del Estado
bajo la dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.). Desde entonces, el sistema de selección del
personal al servicio del Estado mediante oposiciones convirtió el estudio del pensamiento de
Confucio y de sus seguidores en uno de los pilares de la formación de un hombre culto, que
abría las puertas de la burocracia y de la promoción social.
Esta doctrina moderada y fuertemente anclada en la mentalidad tradicional ha marcado la
ética dominante en China al menos hasta comienzos del siglo XX y su influencia sigue siendo
perceptible hasta nuestros días, a pesar del esfuerzo de las autoridades comunistas por
erradicarla; su influencia se propagó también a Japón, Corea y Vietnam como parte del influjo
cultural que en términos generales han recibido esos países de la vecina China.

ARISTÓTELES
Nació en Estagira (actual Stavros), Macedonia, en el año I de la Olimpiada XCIX, hacia el año
386/385 o 384 a.C.
Viajó a Atenas con 17 años con intención de asistir a la Academia de Platón. Aristóteles fue
discípulo suyo y de otros pensadores como Eudoxo durante los veinte años que estuvo en la
Academia, donde se le apodó "el inteligente".
En lo que respecta la política, Aristóteles considera al ser humano como un “animal político”
que debe ejercer y ejerce su voz dentro de la comunidad. Para Aristóteles la política
desciende de la ética. En este sentido, en la política solo tiene validez la palabra de aquella
persona que mejor sepa imponer su retórica, ya que esa es la manera de imponer las leyes
al resto de la comunidad y hacer que se respeten y queden recogidas en el imaginario
colectivo.

Aristóteles distinguía entre 6 tipos de organización política, aunque no los consideraba como
una forma de pensar abstracta, sino una forma de organización que se basa en la forma de
actuar en base a casos prácticos. Estas formas de gobierno eran:

 Monarquía: El poder lo ostentaba una sola persona, que era la más virtuosa.
 Aristocracia: El gobierno era ejercido por unos pocos mandatarios, aquellos que
demostraran ser más virtuosos.
 República: Era considerada como la mezcla entre la Oligarquía (gobierno de unos
pocos ricos) y la Democracia (gobierno de muchos y pobres).

Se podría decir que estas tres eran las formas políticas que Aristóteles extendió como
“buenas”. Sin embargo, también añadió un reverso “oscuro” a cada una de esas formas de
gobierno:

 Tiranía: Sería la degradación de la monarquía, en la que una persona ejerce un poder


autoritario sin tener en cuenta la ética, la lógica o la virtud.
 Oligarquía: Para Aristóteles sería algo así como la expresión de la degradación de la
aristocracia, es decir, el gobierno de unos pocos, pero no virtuosos.
 Demagogia: Sigue siendo una palabra que hoy en día tiene connotaciones muy
negativas. Para Aristóteles sería la corrupción en la democracia.

El estudio de la política siguió a partir de estos momentos las bases de los postulados
iniciados por Aristóteles y, de hecho, las ideas del pensador heleno han pasado por los siglos
manteniéndose como cimientos básicos para entender las organizaciones políticas
Aristóteles murió en Calcis, Reino de Macedonia, en el 322 a. C. probablemente de una
afección estomacal en torno a los sesenta y tres años de edad.

NICOLAS MAQUIAVELO

(Florencia, 1469-1527) Escritor y estadista florentino. Nacido en el seno de una familia noble
empobrecida, Nicolás Maquiavelo vivió en la Florencia de los Médicis, en tiempos de Lorenzo
el Magnífico y Pedro II de Médicis.

Su actividad diplomática desempeñó un papel decisivo en la formación de su pensamiento


político, centrado en el funcionamiento del Estado y en la psicología de sus gobernantes. Su
principal objetivo político fue preservar la soberanía de Florencia, siempre amenazada por las
grandes potencias europeas, y para conseguirlo creó la milicia nacional en 1505. Intentó sin
éxito propiciar el acercamiento de posiciones entre Luis XII de Francia y el papa Julio II, cuyo
enfrentamiento terminó con la derrota de los franceses y el regreso de los Médicis a Florencia
(1512).

Según Maquiavelo el ser humano es fácilmente engatusado por las apariencias y más pronto
a obedecer por miedo que por voluntad propia. El hombre atiende a la ley pero también a la
fuerza; sería maravilloso que los hombres atendiesen siempre a la ley pero como esto no es
así el príncipe debe saber como utilizar la fuerza. Los príncipes que han hecho uso de la
fuerza desmedida no han obtenido sus propósitos porque han soliviantado a los nobles o al
pueblo; los príncipes que han renunciado a la fuerza han sido tomados por débiles y han
perdido igualmente el poder. El gobernante debe ser león y zorro porque el león cae en las
trampas aunque asuste a los lobos y el zorro evita las trampas pero los lobos le desprecian;
si el príncipe sabe usar con contundencia su fuerza pero también es astuto mantendrá el
poder.
Lógicamente para Maquiavelo el papel de las armas sea fundamental en el estado. Un
gobierno debe tener buenas armas y buenas leyes pero como no es posible las buenas leyes
sin buenas armas el príncipe debe asumir que el conocimiento del arte de la guerra tiene un
lugar privilegiado en la política.

También podría gustarte