Está en la página 1de 13

Sacramentos en el Arte Bizantino

Bautismo modélico. Cristo

Baptisterio de los arriano. Ravena. Siglo V

El Batisterio degli Arriani (Baptisterio de los Arrianos) se levantó en período de Teodorico,


cuando el arrianismo era la religión oficial de la corte. El arrianismo es un conjunto de doc-
trinas desarrolladas por Arrio, presbítero de Alejandría, que en el año 325 fue condenado
como herejía en el Concilio de Nicea. La mayor discrepancia con la doctrina católica ver-
saba en la naturaleza divina del hijo de Dios (Logos). Para el arrianismo, el Hijo (Logos) fue
creado de la nada, por lo que no era igual al Padre; negaba por tanto la divinidad de Cristo,
siendo la única naturaleza divina la del Padre

Bautismo de Jesús En torno al medallón, en una larga banda sobre fondo azul aparecen represen-
tados los doce Apóstoles, divididos en dos rangos encabezados respectivamente por San Pedro y
San Pablo, que avanzan llevando una corona, símbolo de la gloria. . BATTISTERIO NEONIANO

El Battisterio Neoniano es el monumento más antiguo de Rávena. Los inicios de la construcción


comenzaron a finales del siglo IV o principios del siglo V, cuando el arzobispo Orso comenzó tam-
bién la catedral. El Battisterio es una simple construcción en ladrillo, de forma octogonal con cua-
tro grandes nichos que se manifiestan al exterior.

La decoración interior fue realizada a mitad del siglo V bajo las órdenes del obispo Neone (del cual
toma el nombre). En el centro de la cúpula un gran medallón encierra la escena del Bautismo de
Cristo. El Redentor aparece de pie, inmerso hasta la cintura en el agua del Jordán. A la derecha, la
personificación del río emerge de las aguas con un paño verde para secar a Cristo. San Juan Bau-
tista de pie, vestido con las tradicionales pieles, tiene una cruz en la mano izquierda, mientras que
con la derecha rocía agua sobre la cabeza de Cristo.
Bautismo de Cristo. Rávena S. V y detalle de los rostros
Otro Bautismo en Ravena. Baptisterio s. V

Fresco bizantino, período post-iconoclasta (fines siglo XII).

El mosaico de Abran acogiendo a los tres ángeles


puede ser también símbolo de los encuentros con Dios bajo formas humanas
Bautismo de Cristo. Rávena S. V

Fresco bizantino, período posiconoclasta (fines siglo XII).


Al ser una nacimiento milagroso, el baño no debía producirse,

Eucaristía

Celebración eucarística. Pintura en tabla


S. Romano, el melodioso

S. Vital de Ravena
Los símbolos de Oriente, aves, flores, objetos sagrados

Los cristianos del Oriente, como los Occidente, siguireron con gran fideli-
dad la valoración de los signos sacramentales. Sometidos a las autoridades
del Emperadores y a la influencia a veces agotadora de los funcionarios
reales, forjaron su prácticas cristianas en la asistencia a los templos, en-
trando con el bautismo, viviendo con la Eucaristía, prácticando las duras
penitencias y recitando las diversas plegarias que fueron surgiendo y sa-
liendo c0n las exequias.
En esto fueron iguales los nobles y los plebeyos. Las frecuentes discusio-
nes sobre los misterios trinitarios, divinidad de Cristo, realidad del Espíritu
Santo, no alteraron lo fundamental de la fe cristiana y el repeto a los relatos
bíblicos que cobraron en los tempos una importancia decisiva
El mosaico de Abran acogiendo a los tres ángeles
puede ser también símbolo de los encuentros con Dios bajo formas humanas

Representa a la Sma. Trinidad utilizando una página bíblica del Antiguo Testamento, la
llamada visión del encinar de Mambré, del Libro del Genesis 18,1-10: Abrám recibe a tres
mensajeros quienes al marcharse, después de darle el nombre de Abrahám, le prometen
que será padre de muchos pueblos.

El contexto catequístico de los primero siglos


Este diseño florentino es una muestra de las escenas de la vida del Señor. Mirándolo de
abajo arriba vemos al grupo de los apóstoles contemplando la imagen de María que sería
llevada al cielo.
Su Hijo tiene en sus brazos al Niño, el hijo de María, fundamento de su maternidad divina
y causa de que no viera la corrupción del sepulcro. Es claramente perceptible la transfigu-
ración del Señor, la resurrección de Lázaro, la entrada de Jesús en Jerusalén y su crucifi-
xión

Ultima Cena S. Apolinar Nuevo. Mosaico año 520

Ultima cena. Imitación postbizantina


Mosaico bizantino de Qasr Libia (siglo VI)

Brazalente bizantino de oro. VII - VIII


El Cáliz de Antioquía es una copa de plata de color dorado,
con ornamentación de estilo bizantino
Se calcula que data aproximadamente del siglo VI

Simbología hasta en las piedras Capitel VIII


Icono bizantino de las principales fiestas litúrgicas

Los modelos nuevos: Los mártires de Javecovac


Pseudosacramentos: Coronación de los reyes

Un pseudosacramento entre los carolingios


La coronación de los reyes.
Las ideologías religiosas y las herejías

El templo más emblemático. S. Vital de Rávena

También podría gustarte