Está en la página 1de 40

FLORA MONTIBERICA

Publicación periódica especializada en trabajos sobre la flora del


Sistema Ibérico

Vol. 20 Valencia, VI-2002


FLORA MONTIBERICA
Publicación independiente sobre temas relacionados con la flora de la
Cordillera Ibérica (plantas vasculares).

Editor y Redactor general: Gonzalo Mateo Sanz. Jardín Botánico.


Universidad de Valencia. C/ Quart, 80. E-46008-Valencia.

Comisión Asesora:
Antoni Aguilella Palasí (Valencia)
Juan A. Alejandre Sáenz (Vitoria)
Vicente J. Arán Redó (Madrid)
Manuel Benito Crespo Villalba (Alicante)
José María de Jaime Lorén (Valencia)
Emilio Laguna Lumbreras (Valencia)
Pedro Montserrat Recoder (Jaca)

Depósito Legal: V-5097-1995


ISSN: 1138-5952
Imprime: MOLINER-40 (GÓMEZ COLL, S.L.) Tel./Fax 390 3735 -
Burjasot (Valencia).

Portada: Geranium benedictoi Pau, procedente de Alcalá de la Selva


(Teruel).
Flora Montiberica 20: 1-5 (VI-2002)

NUEVOS DATOS SOBRE LA FLORA DE LA PROVINCIA DE


CUENCA, XVII

Gonzalo MATEO SANZ* & Vicente J. ARÁN REDÓ**


*Jardín Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 80. E-46008-Valencia
**Instituto de Química Médica, CSIC, C/ Juan de La Cierva, 3. E-28006-Madrid

RESUMEN: Se citan 15 especies de plantas vasculares recolectadas en la provincia de


Cuenca (España centro-oriental) y que resultan nuevas o poco conocidas en la misma.
Destaca la aportación de 7 novedades provinciales como Centaurea solstitialis L.,
Euphorbia exigua subsp. merinoi Laínz, Plantago bellardii All., Santolina canescens Lag.,
Sideritis angustifolia Lag. subsp. angustifolia, Sideritis x murcica nothosubsp. mediova-
lentina M.B. Crespo & E. Laguna y Sideritis x valentina Sennen & Pau.

SUMMARY: 15 taxa of vascular plants collected in the province of Cuenca (CE


Spain) are commented. We can remark many provincial novelties as Centaurea solstitialis
L., Euphorbia exigua subsp. merinoi Laínz, Plantago bellardii All., Santolina canescens
Lag., Sideritis angustifolia Lag. subsp. angustifolia, Sideritis x murcica nothosubsp. me-
diovalentina M.B. Crespo & E. Laguna and Sideritis x valentina Sennen & Pau.

INTRODUCCIÓN LISTADO DE PLANTAS


Este artículo corresponde a la entrega
Centaurea solstitialis L.
número 17 de la serie, aparecida integra- *CUENCA: 30SWK4209, Villares del
mente en esta revista durante los últimos Saz, hacia Montalbanejo, 880 m, 30-VI-2001,
años, cuyas referencias bibliográficas herbazales de taludes sobre suelo margoso,
concretas son: MATEO, HERNÁNDEZ V.J. Arán & M.J. Tohá (VAL 139803).
& al. (1995); MATEO, FABREGAT & No parece haber ninguna mención an-
LÓPEZ UDIAS (1996); MATEO & terior de esta especie para Cuenca.
ARÁN (1996a, 1996b, 1998, 2000, 2001);
MATEO & HERNÁNDEZ (1998a, Dianthus algetanus Graells
1998b, 1999); ARÁN & MATEO (1999, CUENCA: 30SWK3703, Villar de Cañas,
2000); MATEO, FABREGAT & al. salida del pueblo hacia Montalbanejo, 820 m,
(1999); MATEO, PISCO & al. (1999), 14-V-2001, cerro margoso, V.J. Arán (VAL
MATEO, ARÁN & al. (2001) y MATEO, 139822).
MAYORAL & GÓMEZ (2001). Son escasas las citas de esta especie
para la provincia, como ya comentábamos
en nuestra primera indicación al respecto

1
Flora Montiberica 20 (2002)

(cf. MATEO & MORENO, 1997: 54). 260; ARÁN & al., loc. cit.] creemos que
se debe a una falta de maduración provo-
cada por circunstancias climatológicas ad-
Euphorbia exigua L. subsp. merinoi versas, especialmente por la sequía. Am-
Laínz bas poblaciones conquenses han fructifi-
*CUENCA: 30TWK8655, Cuenca, ba- cado perfectamente el pasado año (2001)
rranco de la Madera, hacia Las Catedrales, y los frutos recolectados germinan sin
1250 m, herbazales al pie de riscos calcáreos,
dificultad.
V.J. Arán, M.A. Gómez, G. Mateo, O. Mayoral
& M.J. Tohá, 7-VII-2001 (VAL).
Esta planta se extiende por la mitad Limonium cf. erectum Erben
occidental de la Península Ibérica y por el *CUENCA: 30TWK2755, Huete, hacia
litoral atlántico de Marruecos. Aunque en Valdemoro del Rey, 780 m, 13-X-2001, al pie
la síntesis genérica de Flora iberica de cerros yesosos, V.J. Arán & M.J. Tohá
(CASTROVIEJO & al., 1997) se amplía (VAL 139795).
el área dada en la reciente revisión del Atribuimos la indicada recolección a
grupo -debida a MOLERO, ROVIRA & esta especie, descrita recientemente por
VICENS (1996: 222)- a las vecinas ERBEN (1978: 431), a partir de muestras
provincias de Ciudad Real, Guadalajara y procedentes de la vecina provincia de
Toledo, su presencia en la de Cuenca ha- Guadalajara, y que no había sido detec-
bía pasado desapercibida hasta la actua- tada en esta otra (cf. CASTROVIEJO &
lidad. al., 1993: 75).

Limonium longebracteatum Erben


Ferula loscosii (Lange) Willk. CUENCA: 30TWK0241, Barajas de
CUENCA: 30SWJ4183, Villar de la En- Melo, valle del río Calvache pr. Casa del
cina, Las Covatillas, 830 m, laderas calcáreas Salobral, 650 m, 22-IX-2001, saladares sobre
con encinar y pinar joven de repoblación, V.J. suelo margoso, V.J. Arán & A. Abizanda
Arán & M.J. Tohá, 26-V-2001 (hojas basales), (VAL 139807).
30-VI-2001 (plantas con frutos inmaduros), Endemismo manchego, de área bas-
21-VII-2001 (frutos maduros) (ABH, MA, tante limitada, que su autor fija entre
VAL). Alcázar de Rey y Pedo Muñoz (cf. ER-
Esta planta ha sido considerada tradi- BEN, 1988; 393 y CASTROVIEJO & al.,
cionalmente un endemismo del valle me- 1993: 69). La nueva localidad excede esta
dio del Ebro, pero su distribución penin- zona por el NW.
sular es mucho más amplia, incluyendo la
provincia de Cuenca (ARÁN, MATEO & Limonium sucronicum Erben
SÁNCHEZ-CUXART, 2001: 150). Aun- CUENCA: 30SWJ4981, Santa María del
que la localidad que aquí aportamos es Campo Rus, hacia Pinarejo, Los Cerros, 810
muy próxima a la inicialmente encontrada m, 25-VII-2001, planicie al pie de laderas
–Santa María del Campo Rus, ARÁN & yesosas, V.J. Arán & M.J. Tohá (Det. M.
al., loc. cit.– la incluimos aquí dado el Erben) (VAL 139862).
indudable interés de la planta y como con- Planta tenida como endémica del valle
firmación de que no es exclusiva de terre- medio del Júcar en los límites entre Alba-
nos yesosos o subsalinos como suele cete y Valencia (cf. ERBEN, 1989: 314 y
considerarse y la mayoría de los autores CASTROVIEJO & al., 1993: 57). Saltaría
indican (cf. SÁNCHEZ GÓMEZ & al., a la cuenca del Tajo por las proximidades
2001: 158). La baja tasa de germinación del embalse de Alarcón, alcanzando los
que habitualmente se atribuye a los frutos cerros que separan los valles del Záncara
de F. loscosii [GÓMEZ CAMPO, 1987: y Rus.

2
G. MATEO & V.J. ARÁN: Nuevos datos sobre la flora de la provincia de Cuenca, XVII

Plantago bellardii All. cit.), de tendencia más continental. Agra-


*CUENCA: 30SWJ5153, San Clemente, decemos al Dr. M.B. Crespo su opinión
entre Casas de los Pinos y la Venta del Ron- sobre los ejemplares de Sideritis de las
cero, 720 m, 30-IV-2001, pinares sobre arenas, localidades conquenses mencionadas.
V.J. Arán & M.J. Tohá (VAL 139801).
Pequeña hieba anual, que debe ser es-
casa en la provincia de Cuenca, donde Sideritis x murcica (Font Quer) Romo
parece haber pasado desapercibida hasta nothosubsp. mediovalentina M. B.
ahora. Crespo & E. Laguna (S. angustifolia
Lag. subsp. angustifolia x S. incana L.
Santolina canescens Lag. subsp. incana)
*CUENCA: 30SWJ2252, Las Mesas, *CUENCA: 30SWJ6865, Sisante, zona
junto al Záncara, pr. Casa de Jareño, 680 m,
basal de La Muela, 820 m, 4-VI-2001, laderas
encinar, suelo arcilloso-arenoso, V.J. Arán &
pedregosas calcáreas, inter parentes, V.J. Arán
M.J. Tohá, 21-VII-2001 (MA, VAL).
(MA, VAL).
Taxon perteneciente al agregado S.
rosmarinifolia L., recientemente reivin- Los autores de esta subespecie híbrida
dicado como buena especie por LÓPEZ sólo la indican del interior de la provincia
UDIAS, FABREGAT & MATEO (1997: de Valencia, concretamente de las sierras
290). La planta se distribuye por el centro de Utiel y Requena (CRESPO & LA-
peninsular pero su presencia en la provin- GUNA, 1997: 87). La nothosubsp. mur-
cia de Cuenca no es recogida en el trabajo cica corresponde al híbrido de S. incana
de los mencionados autores subsp. incana con S. angustifolia subsp.
mugronensis y al parecer sólo se ha de-
tectado por Albacete, en las cercanías de
Sideritis angustifolia Lag. subsp. Almansa.
angustifolia (S. tragoriganum Lag.
subsp. tragoriganum)
Sideritis x valentina Sennen & Pau (S.
*CUENCA: 30SWJ6865, Sisante, La angustifolia Lag. subsp. angustifolia x
Muela, 800 m, 20-V-2000, calizas margosas,
G. Mateo & V.J. Arán (VAL 42633); ibidem,
S. hirsuta L.)
820 m, 17-VI-2000, V.J. Arán & M. J. Tohá *CUENCA: 30SWJ6865, Sisante, La
(ABH, MA, MAF, VAL, SESTAO, herb. Muela, 800 m, 20-V-2000, calizas margosas,
Alejandre); ibidem, 820 m, 4-VI-2001, V.J. G. Mateo & V.J. Arán (VAL 42632). Ibidem,
Arán (ABH, MA, MAF, VAL, SESTAO, VIT, 820 m, 4-VI-2001, V.J. Arán (VAL).
herb. Alejandre). 30SWJ6858, Pozoamargo,
pr. El Mirador, 800 m, 20-V-2000, G. Mateo
Este híbrido es relativamente común
& V.J. Arán (VAL 42640); Ibidem, junto a la en territorio valenciano (CRESPO &
ermita de la Virgen de la Cabeza, 800 m, 17- MATEO, 1990: 264), pero no tenemos
VI-2000, laderas pedregosas calcáreas, V.J. noticias de que se haya detectado su pre-
Arán & M. J. Tohá (COA, MA, MACB, MAF, sencia ni en la provincia de Cuenca ni en
SESTAO, VAL, herb. Alejandre). general en la región de Castilla-La Man-
S. angustifolia es un taxon muy poli- cha.
morfo cuya subespecie típica resulta co-
mún en la Comunidad Valenciana, alcan-
zando escasas localidades de Albacete y Valerianella discoidea (L.) Loisel.
Murcia (OBÓN & RIVERA, 1994: 354). CUENCA: 30SWJ3990, Villar de la
Para la provincia de Cuenca sólo se había Encina, pr. Hoyo Redondo, 815 m, 29-IV-
citado la subsp. mugronensis (Borja) 2001, laderas yesosas, V.J. Arán & M.J.
Obón & Rivera (OBÓN & RIVERA, loc. Tohá (VAL 139860).

3
Flora Montiberica 20 (2002)

Planta humilde, que ha pasado bas- CRESPO, M.B. & E. LAGUNA (1997) Los
tante desapercibida en la provincia, como híbridos de Sideritis incana L y S. tragori-
ya indicábamos en uno de los artículos ganum Lag. Flora Montib. 6: 85-88.
anteriores (MATEO & ARÁN, 1996: 36). CRESPO, M.B. & G. MATEO (1990) De
plantis hybridis hispanicis, II. Anales Jard.
Bot. Madrid 47(1): 262-265.
ERBEN, M. (1978) Die Gattung Limonium in
Valerianella muricata (Steven ex M. Sudwestmediterranen raum. Mitt. Bott.
Bieb) J. W. Loudon Staatssamml. München 14: 361-631.
CUENCA: 30SWJ4680, Santa María del ERBEN, M. (1988) Bemerkungen zur taxono-
Campo Rus, Cerrillo Madrid, 800 m, 14-V- mie der Gattung Limonium, IV. Mitt. Bott.
2001, laderas yesosas, V.J. Arán & M.J. Tohá Staatssamml. München 27: 381-406.
(VAL 139833). ERBEN, M. (1989) Bemerkungen zur taxono-
Otra de las especies de este género so- mie der Gattung Limonium, V. Mitt. Bott.
bre las que escasean las recolecciones, Staatssamml. München 28: 313-417.
que hemos mencionado en artículo re- GÓMEZ CAMPO, C. (ed.) (1987) Libro rojo
de especies vegetales amenazadas de Es-
ciente (MATEO, 2001: 35).
paña peninsular e islas Baleares. Madrid.
LÓPEZ UDIAS, S., C. FABREGAT & G.
MATEO (1997) Santolina ageratifolia
Valerianella pumila (L.) DC. Barnades ex Asso (Compositae) y el agre-
CUENCA: 30SWJ5153, San Clemente, gado S. rosmarinifolia L. Anales Jard. Bot.
entre Casas de los Pinos y la Venta del Ron- Madrid 55(2): 285-296.
cero, 720 m, 30-IV-2001, pinares sobre arenas, MATEO, G. (2001) Adiciones y enmiendas a
V.J. Arán & M.J. Tohá (VAL 139804). la flora de las sierras de Mira y Talayuelas
30SWJ5075, Santa María del Campo Rus, (Cuenca-Valencia). Flora Montib. 18: 28-
hacia el santuario de la Virgen de Rus, 780 m, 39.
14-V-2001, suelo yesoso, V.J. Arán & M.J. MATEO, G. & V.J. ARÁN (1996a, 1996b,
Tohá (VAL 139834). 30SWJ5087, Pinarejo, El 1998, 2000, 2001) Nuevos datos sobre la
Escalón, 920 m, 14-V-2001, encinar aclarado flora de la provincia de Cuenca, III, IV,
sobre suelo arcilloso-calcáreo, V.J. Arán & VII, XII y XV. Flora Montib. 3: 92-96, 4:
M.J. Tohá (VAL 139835). 32-37, 9: 28-36, 16: 10-18, 18: 45-50.
Con estas referencias parece bastante MATEO, G., V J. ARÁN, M.A. GÓMEZ-SE-
probable que sea planta extendida por los RRANO & O. MAYORAL (2001) Nuevos
afloramientos silíceos de la provincia, datos sobre la flora de la provincia de
pese a la escasez de citas al respecto (cf. Cuenca, XIII. Flora Montib. 17: 3-10.
ARÁN & MATEO, 2001: 28). MATEO, G., C. FABREGAT & S. LÓPEZ
UDIAS (1996) Nuevos datos sobre la flora
de la provincia de Cuenca, II. Flora Mon-
tib. 2: 72-74.
BIBLIOGRAFÍA MATEO, G., C. FABREGAT, S. LÓPEZ
UDIAS & F. MARÍN (1999) Nuevos datos
ARÁN, V.J. & G. MATEO (1999, 2000) sobre la flora de la provincia de Cuenca,
Nuevos datos sobre la flora de la provincia IX. Flora Montib. 11: 38-43.
de Cuenca, X y XIV. Flora Montib. 12: MATEO, G. & M. L. HERNÁNDEZ (1998a,
33-39 y 17: 24-30. 1998b, 1999) Nuevos datos sobre la flora
ARÁN, V.J., G. MATEO & A. SÀNCHEZ- de la provincia de Cuenca, V, VII y XI.
CUXART (2001) Acerca de Ferula losco- Flora Montib. 8: 33-41, 10: 49-53, 13: 26-
sii (Lange) Willk. (Umbelliferae). Anales 33.
Jard. Bot. Madrid 59(1): 150-152. MATEO, G., M. L. HERNÁNDEZ, S. TO-
CASTROVIEJO, S. & al. (eds.) (1993, 1997) RRES & A. VILA (1995) Nuevos datos
Flora iberica. vol. 3 y 8. Real Jardín Botá- sobre la flora de la provincia de Cuenca, I.
nico. CSIC. Madrid. Flora Montib. 1: 33-37.

4
G. MATEO & V.J. ARÁN: Nuevos datos sobre la flora de la provincia de Cuenca, XVII

MATEO, G., MAYORAL, O. & M.A. la Península Ibérica. Morfología de las se-
GÓMEZ (2001) Nuevos datos sobre la millas. Precisiones taxonómicas y coroló-
flora de la provincia de Cuenca, XVI. gicas sobre algunos táxones críticos. Ana-
Flora Montib. 19: 45-52. les Jard. Bot. Madrid 54(1): 207-229.
MATEO, G. & J.M. MORENO (1997) Algu- OBÓN, C. & D. RIVERA (1994) A taxonomic
nas aportaciones a la flora de las provin- revision of the section Sideritis (genus
cias de Cuenca y Teruel. Flora Montib. 5: Sideritis) (Labiatae). Phanerog. Monogr.
53-55. 31: 355-371.
MATEO, G., J. PISCO, A. MARTÍNEZ & F. SÁNCHEZ GÓMEZ, P., M.A. CARRIÓN, A.
MARÍN (1999) Nuevos datos sobre la HERNÁNDEZ & J.B. VERA (2001) Adi-
flora de la provincia de Cuenca, VIII. Flo- ciones a la flora del sudeste ibérico. Anales
ra Montib. 11: 9-11. Jard. Bot. Madrid 59(1): 158.
MOLERO, J., A.M. ROVIRA & J. VICENS
(1996) Euphorbia L. sect. Cymatosper- (Recibido el 28-I-2002)
mum (Prokh.) Prokh. (Euphorbiaceae) en

5
Flora Montiberica 20: 6-10 (VI-2002)

LOS CLAVELES DEL GRUPO DE DIANTHUS HISPANICUS


ASSO (CARYOPHYLLACEAE) EN LA FLORA VALENCIANA

Manuel B. CRESPO* & Gonzalo MATEO**


*Centro Iberoamericano de la Biodiversidad (CIBIO), Universidad de Alicante.
Apartado 99. E-03080 Alicante. correo-e: crespo@carn.ua.es
**Jardín Botánico de Valencia, Universitat de València.
C/. Quart 80. E-46008 Valencia. correo-e: Gonzalo.Mateo@uv.es

RESUMEN: Se describen dos nuevas subespecies de Dianthus hispanicus Asso, que


habitan las áreas meridionales de la Cordillera Ibérica: subsp. edetanus, propia de los te-
rritorios de las cuencas del Júcar y Cabriel en Valencia, y en Albacete; y subsp. contesta-
nus, de las sierras interiores de Alicante y Murcia. Así mismo, se presentan datos sobre su
morfología y comportamiento ecológico, bioclimático y fitosociológico. Finalmente, se
añade una clave de identificación para separarlas de los táxones más afines.

SUMMARY: Two new subspecies of Dianthus hispanicus Asso, growing on the


southern areas of the Iberian Mountain Range, are described: subsp. edetanus, from the
territories neighbouring Júcar and Cabriel rivers (Valencia and Albacete provinces), and
subsp. contestanus, from the inner mountains of Alicante and Murcia provinces. Moreover,
data on morphology, ecology, bioclimatology and phytosociology are reported for each of
them. An identification key is also included to facilitate recognition against related taxa.

INTRODUCCIÓN Este taxon fue descrito en el rango de


especie por ASSO (1779), a partir de
El género Dianthus L. está muy diver- material recolectado en la provincia de
sificado en la Península Ibérica, donde se Zaragoza, y posteriormente ha sido tra-
han reconocido 38 táxones −27 especies tado como subespecie de Dianthus pun-
más 11 subespecies− (BERNAL & al., gens L. (BOLÒS & VIGO, 1974). Este
1990), de los que más del 55% son ende- último tratamiento es el que se sigue en
mismos de área reducida. Entre ellos, Flora iberica (BERNAL & al., 1990),
Dianthus hispanicus Asso se considera relacionando además a Dianthus hispani-
endémico de los territorios iberolevanti- cus con otros endemismos ibéricos, como
nos, donde se halla ampliamente distri- D. brachyanthus Boiss., que es igual-
buido entre los Prepirineos y Andalucía mente considerado subespecie de D. pun-
oriental. gens.

6
M.B. CRESPO & G. MATEO: Diantus hispanicus en la flora valenciana

En la Comunidad Valenciana este mente cespitosa y amacollada (que puede


grupo está bien representado y notable- formar cojinetes de hasta 1 m de diáme-
mente diversificado, como demostraron tro), con las hojas típicamente linear-su-
BOLÒS & VIGO (1974, 1990). Por nues- buladas, rígidas y punzantes; sus flores
tra parte, hace algunos años presentamos presentan cálices cilíndricos y algo ate-
los primeros datos sobre su diversidad en nuados en el ápice, pero nunca ventrudos,
la flora valenciana (MATEO & CRESPO, con las brácteas internas del calículo gra-
1998), el cual quedaba representado por dualmente acuminadas. Su distribución se
tres subespecies de las que dos eran inédi- localiza en las zonas costeras del nordeste
tas. Aunque ambos nombres han sido peninsular y sureste de Francia (Bajo
utilizados posteriormente (cf. LAGUNA Ampurdán y Rosellón). Por otro lado, D.
& al., 1998; MATEO & CRESPO, 2001), hispanicus presenta un hábito mucho más
todavía no han sido validados a efectos laxo y difuso en la base, sus hojas son
nomenclaturales. lineares, más o menos planas y no pun-
Ahora describimos de forma efectiva zantes, y los cálices son notablemente
dos nuevos táxones que subordinamos a ventrudos en su base tras la floración, con
Dianthus hispanicus y además presenta- las brácteas del calículo bruscamente
mos datos actualizados sobre su morfolo- acuminadas. Su distribución abarca gran
gía, ecología y distribución. parte de los territorios iberolevantinos
peninsulares.
MATERIAL Y MÉTODOS El estudio de materiales referibles a D.
hispanicus en la Cordillera Ibérica per-
El material que ha servido para pre- mite reconocer distintas entidades taxo-
sentar los datos que siguen se encuentra nómicas, bien caracterizadas morfológi-
depositado en los herbarios VAL (incl. camente y que presentan áreas de distri-
VAB y VAF), del Jardí Botànic de Valen - bución, e incluso comportamientos ecoló-
cia, y ABH, de la Universidad de Ali- gicos, diferenciados. A continuación se
cante. Sin embargo, también se ha con- presentan las que hasta ahora se han iden-
sultado parte de los herbarios MA (Jardín tificado en la flora valenciana y territorios
Botánico de Madrid) y JACA (Instituto adyacentes.
Pirenaico de Ecología de Jaca, Huesca).
Las autorías de los táxones menciona- Dianthus hispanicus Asso, Syn. Stirp.
dos en el texto se corresponden, si no se Aragon.: 53 (1779)
indican explícitamente, con las que apare- ≡ D. pungens subsp. hispanicus (Asso) O. Bolòs &
Vigo in Butll. Inst. Catal. Hist. Nat. 38: 88 (1974)
cen en MATEO & CRESPO (1998).
Los aspectos bioclimáticos y biogeo-
gráficos se ajustan a lo indicado por A) subsp. edetanus M.B. Crespo &
RIVAS MARTÍNEZ & LOIDI (1999 Mateo, subsp. nov.
a,b). Holotypus: Hs, VALENCIA: Utiel,
Cerro del Majadal, 30SXJ6090, 1120 m,
RESULTADOS 22-VII-1993, M.B. Crespo & al. (ABH
11910).
Pese a lo indicado por diversos autores
A subsp. typica (subsp. hispanicus)
(BOLÒS & VIGO, 1974, 1990; BERNAL
caulibus plus minusve uniformiter scabro-
& al., 1990), Dianthus pungens y D. his-
sis, foliis subplanis (1,5-2 mm latis), acu-
panicus presentan diferencias suficiente-
tis sed non mucronatis glaucisque, a basi
mente notables como para separarlos en el
marginibus hialinis angustioribus bre-
rango de especie. Por un lado, D. pungens
vioribusque (4-6 mm long.) differt.
se caracteriza por ser una planta densa-

7
Flora Montiberica 20 (2002)

Tallos densamente escábridos en toda tan tallos escabrosos en su mitad basal,


su longitud. Hojas caulinares casi planas y como ocurre también en ciertos ejempla-
bastante anchas (1,5-2 mm de anchura), res de las subespecies que se describen a
agudas (pero no mucronadas), no pun- continuación.
zantes, con el haz glauca y provistas de un
estrecho reborde membranoso basal de 4- B) subsp. contestanus M.B. Crespo &
6 mm de longitud. Pétalos con limbo de Mateo, subsp. nov.
5-9 mm de longitud, de color rojizo, a Holotypus: Hs, ALICANTE: Villena,
menudo intenso por el haz y más pálido arenales de la Sierra del Collado, 30S
por el envés. Cáliz de 15-19 mm de lon-
XH8269, 600 m, 22-V-1997, M.B. Crespo
gitud. Brácteas del epicáliz terminadas en
& A. Juan (ABH 36824).
un corto mucrón, de hasta 0,7 mm de
longitud, a menudo con un amplio margen A subsp. fontqueri limbo petalorum
escarioso. breviore (5-7 mm long.) atque palidiore,
Endemismo ibérico, que se conoce de bracteis epicalycis mucrone brevi usque
las sierras interiores enguerino-cofrenti- ad 1 mm longo instructis, ramis caulium
nas y manchego-sucrenses de Valencia y longioribus saepe subdivaricatis differt.
Albacete, particularmente en los territo- Tallos lisos o algo escábridos en su
rios adyacentes a las cuencas de los ríos tercio basal, con ramificaciones laterales
Júcar y Cabriel. Crece en claros de mato- alargadas, que a menudo forman un án-
rrales y lastonares, sobre suelos carbona- gulo muy abierto (casi recto) con el eje.
tados, en zonas continentales, con bio- Hojas caulinares en su mayoría plegadas y
clima meso-supramediterráneo seco. LA- estrechas (0,5-1,5 mm de anchura), mu-
GUNA & al. (1998) presentaron un avan- cronadas, en general no glaucas y con un
ce de su distribución en la Comunidad ancho reborde membranoso basal de hasta
Valenciana. Probablemente también se 1 cm de longitud. Pétalos con limbo de 5-
encuentre en las zonas limítrofes de 7 mm de longitud, de color rosado claro
Cuenca, donde hay que buscarla. por ambas caras. Cáliz de 13-17 mm de
Sus formas más típicas se encuentran longitud. Brácteas del epicáliz con un
en las sierras de matiz continental de las mucrón breve, de hasta 1 mm de longitud.
comarcas de Utiel-Requena, −de donde Endemismo iberolevantino que se co-
había sido indicado como D. multiaffinis noce sólo de las sierras ayorano-villenen-
Pau (cf. GARCÍA NAVARRO, 1996)− y ses del noroeste de Alicante y noreste de
Cortes de Pallás. Sin embargo, hacia el Murcia. Crece en claros de matorrales y
sur existen formas de tránsito con la sub- lastonares, a veces sobre suelos arenosos,
especie contestanus (comarca de Al- en zonas con bioclima mesomediterráneo
mansa-Alpera), caracterizadas por pre- seco. LAGUNA & al. (1998) presentaron
sentar los tallos glabrescentes en su mitad un avance de su distribución en la Comu-
superior, y con la subespecie fontqueri (en nidad Valenciana. Deberá buscarse en las
la comarca de Enguera, Valencia), a veces zonas limítrofes de Albacete, donde es
de difícil delimitación. probable su presencia.
Aunque la escabrosidad de los tallos Las poblaciones más típicas se en-
es muy llamativa, hay que recordar que cuentran en las sierras interiores de Ali-
este carácter no es raro en las poblaciones cante y Murcia. Hacia las áreas orientales
de D. hispanicus. Así, algunos individuos existen formas de tránsito con la subespe-
de las formas típicas de la subsp. hispani- cie fontqueri (en las sierras alcoyanas) y
cus de Zaragoza y Huesca (p. ej., Benaba- hacia el norte, con la subespecie edetanus,
rre, ABH 35679, JACA 620188) presen- a veces de difícil delimitación. Algunas

8
M.B. CRESPO & G. MATEO: Diantus hispanicus en la flora valenciana

de estas formas fueron identificadas como cante). Hacia el interior existen formas de
D. turolensis Pau por NEBOT & MATEO tránsito con la subespecie contestanus (en
(1993). las sierras alcoyanas) y con la subespecie
A este nuevo taxon corresponden tam- edetanus (en la comarca de Enguera,
bién las poblaciones que DE LA TORRE Valencia), a veces de difícil delimitación.
& al. (1996) identificaron como Dianthus Algunas de ellas parecen corresponder a
absconditus Fern. Casas, endemismo lo que describió ROUY (1882) como
manchego-murciano de los alrededores de Dianthus saetabensis, de los montes de
Hellín y Tobarra (Albacete), que SÁN- Játiva (Valencia), que más tarde incluyó
CHEZ GÓMEZ & al. (1997: 51) incluyen en D. hispanicus (ROUY, 1888).
en D. hispanicus. Aunque ambas mues-
tran afinidades, la planta albacetense se
reconoce bien, entre otros caracteres, por CLAVE DE IDENTIFICACIÓN
sus cálices de 20-25 mm de longitud,
notablemente mayores que los de la A continuación se presenta una clave
subsp. contestanus. para facilitar la identificación de los cla-
ves relacionados con Dianthus hispanicus
C) subsp. fontqueri (O. Bolòs & Vigo) Asso del Sistema Ibérico meridional,
A. Barber, M.B. Crespo & Mateo, Con- basada en la de MATEO & CRESPO
trib. Fitogeogr. Lit. Comarca Marina Alta: (1998, 2001).
77 (1999)
≡ D. pungens subsp. fontqueri O. Bolòs & Vigo in 1. Dientes del cáliz ovales, obtusos, hasta 2
Butll. Inst. Catal. Hist. Nat. 38 (Secc. Bot. 1): 88 veces más largos que anchos. Cáliz brus-
(1974) camente atenuado en su ápice. Hojas a
Tallos lisos o algo escábridos en su menudo casi planas, cortas y triangulares .
tercio basal, con ramificaciones laterales .......................... D. brachyanthus Boiss.
cortas que forman normalmente un ángulo − Dientes del cáliz estrechamente triangula-
res, muy agudos, más de 3 veces más lar-
muy agudo con el eje. Hojas caulinares en
gos que anchos. Cáliz poco atenuado en el
su mayoría plegadas y estrechas (0,5-1,5 ápice. Hojas a menudo lineares ............. 2
mm de anchura), mucronadas, en general 2. Cáliz de hasta 15 mm de longitud. Epicáliz
no glaucas y con un ancho reborde mem- con frecuencia igual o mayor que la mitad
branoso basal de hasta 1 cm de longitud. del tubo calicino. Lámina de los pétalos
Pétalos con limbo de (7)9-12 mm de lon- redondeada .................. D. turolensis Pau
gitud, de color rojizo, a menudo de con- − Cáliz generalmente superando 15-25 mm
torno romboidal. Cáliz de 15-20 mm de de longitud. Epicáliz a menudo más corto.
longitud. Brácteas del epicáliz terminadas Lámina de los pétalos oblonga .............. 3
en un mucrón, a menudo largo, de hasta 2 3. Brácteas del epicáliz gradualmente atenua-
das. Cáliz fusiforme, con su máxima an-
mm de longitud.
chura poco por debajo de la mitad. Pétalos
Endemismo iberolevantino restringido con limbo de 5-6 mm, de color rosa pálido.
a las sierras litorales diánicas del sureste Plantas de suelos silíceos .........................
de Valencia y noreste de Alicante, de ................................. D. multiaffinis Pau
donde fue descrito (cf. BOLÒS & VIGO, − Brácteas del epicáliz bruscamente mucro-
1974). Crece en claros de matorrales y nadas. Cáliz ventrudo en su tercio basal.
lastonares, en zonas con bioclima termo- Pétalos con limbo de tamaño variable (5-
mediterráneo seco-subhúmedo. 12 mm) y coloración a menudo intensa.
Las poblaciones más típicas se en- Plantas calcícolas o de suelos descarbona-
cuentran en las áreas litorales situadas tados ........................ D. hispanicus Asso
a. Tallos densamente escábridos en toda
entre Cullera (Valencia) y Calpe (Ali- su longitud. Hojas caulinares casi pla-

9
Flora Montiberica 20 (2002)

nas (1,5-2 mm de anchura), agudas (no de la Plana de Utiel-Requena (Valencia).


mucronadas), con el haz glauca y pro- Tesis Doct., inéd. Universitat de València.
vistas de un estrecho reborde membra- LAGUNA, E., M.B. CRESPO, G. MATEO, S.
noso basal de 4-6 mm de longitud ...... LÓPEZ UDIAS, C. FABREGAT, L.
................................. subsp. edetanus SERRA, J. J. HERRERO-BORGOÑÓN, J.
M.B. Crespo & Mateo, nova L. CARRETERO, A. AGUILELLA & R.
− Tallos glabros o sólo laxamente escá- FIGUEROLA (1998). Flora endémica, ra-
bridos hacia su base. Hojas caulinares ra o amenazada de la Comunidad Va-
en su mayoría plegadas (0,5-1,5 mm lenciana. Colecc. Biodiversidad 1. Gene-
de anchura), mucronadas, en general ralitat Valenciana. Valencia.
no glaucas y con un ancho reborde MATEO, G. & M.B. CRESPO (1998). Ma-
membranoso basal de hasta 1 cm de nual para la determinación de la flora va-
longitud .......................................... b lenciana. Monogr. Fl. Montiber. 3. Valen-
b. Pétalos con limbo de 5-7 mm de longi- cia.
tud, de color rosado. Brácteas del epi- MATEO, G. & M.B. CRESPO (2001). Ma-
cáliz con mucrón breve, de hasta 1 mm nual para la determinación de la flora va-
de longitud. Tallos en general con ra- lenciana. 2ª edición. Moliner-40. Valencia.
mificaciones laterales alargadas y for- NEBOT, J.R. & G. MATEO (1993). Frag-
mando un ángulo muy abierto (casi menta chorologica occidentalia, 4666-
recto) con el eje ... subsp. contestanus 4682. Anales Jard. Bot. Madrid 51(1):
M.B. Crespo & Mateo, nova 135-136.
− Pétalos con limbo de (6)8-12 mm de RIVAS-MARTÍNEZ, S. & J. LOIDI (1999a):
longitud, de color rojizo. Brácteas del Bioclimatology of the Iberian Peninsula.
epicáliz terminadas en un largo mu- In: RIVAS-MARTÍNEZ & al. (eds.), Iter
crón, de hasta 2 mm de longitud. Ta- ibericum A.D. MIM. Itinera Geobot. 13:
llos en general con ramificaciones late- 41-47.
rales cortas y formando un ángulo muy RIVAS-MARTÍNEZ, S. & J. LOIDI (1999b).
agudo con el eje ...... subsp. fontqueri Biogeography of the Iberian Peninsula. In:
(O. Bolòs & Vigo) A. Barber & al. RIVAS-MARTÍNEZ & al. (eds.), Iter
ibericum A.D. MIM (Excursus geobotani-
cus per Hispaniam et Lusitaniam, ante
XLII Symposium Societatis Internationalis
BIBLIOGRAFÍA Scientiae Vegetationis Bilbao mense Iulio
celebrandum dicti Anni). Itinera Geobot.
ASSO, I. J. (1779). Synopsis stirpium indige- 13: 49-67.
narum Aragoniae. Marsella. ROUY, G. (1882). Excursions botaniques en
BERNAL, M., M. LAÍNZ & F. MUÑOZ
Espagne. I. Herborisations aux environs de
GARMENDIA (1990). Dianthus L. In:
Jativa. 3e. Observations, remarques et di-
Castroviejo, S. & al. (eds.), Flora iberica, agnoses. Bull. Soc. Bot. France 29: 40-47.
2: 426-462. Real Jardín Botánico, CSIC. ROUY, G. (1888). Excursions botaniques en
Madrid. Espagne (May-June 1883). Denia-Madrid.
BOLÒS, O. & J. VIGO (1974). Notes sobre III. Observations, remarques et diagnoses.
taxonomia i nomenclatura de plantes, I. Bull. Soc. Bot. France 35: 115-124.
Butll. Inst. Catalana Hist. Nat. 38 (sec. SÁNCHEZ GÓMEZ, P., J. GÜEMES, J.M.
bot. 1): 61-89.
HERRANZ, S. FERNÁNDEZ, G. LÓPEZ
BOLÒS, O. & J. VIGO (1990). Flora dels
VÉLEZ & J.J. MARTÍNEZ SÁNCHEZ
Països Catalans, vol. 2. Barcino, Barce- (1997). Plantas vasculares endémicas,
lona. amenazadas o raras de la provincia de Al-
DE LA TORRE, A., F. ALCARAZ & L. bacete. Inst. Est. Albacetenses. Albacete.
SERRA (1996). Aportaciones a la flora
alicantina (SE de España), II. Anales Biol..
(Murcia) 21: 17-33. (Recibido el 6-II-2002)
GARCÍA NAVARRO, E. (1996). Estudio
florístico y fitogeográfico de la comarca

10
Flora Montiberica 20: 11-15 (VI-2002)

SOBRE LA CORRESPONDENCIA DE SIMÓN DE ROJAS


CLEMENTE, VI

Fernando MARTÍN POLO


C/ José Maestre, 3-9ª . 46018-Valencia

RESUMEN: Se transcriben y comentan dos cartas escritas por Simón de Rojas


Clemente, la primera depsitada en el Ayuntamiento de Titaguas (Valencia) y la segunda en
el Museo de Histroria Natural de París.

SUMMARY: We show and comment two letters written by Simón de Rojas


Clemente, the first one is in the Council from Titaguas (Valencia, Spain) and the second
one is in the Natural History Museum from Paris.

INTRODUCCIÓN sectos y quadrupedos, y recogere algunas


plantas. Zea dice que va â partir: el llevará
Se continúa en esta sexta entrega la se- un cartoncito que puede Vd. encargar â
rie que hemos iniciado con la transcrip- Lagasca recoja y lo entregue â Ud. pues
ción literal y comentario de una serie de es regular vaya dentro algo para el como
cartas, escritas por Simón de Rojas Cle- íra para Vd. algun libro segun el dinero
mente halladas en Londres (MARTÍN que haya. Lagasca creo lo hará de buena
POLO, 1999a), depositadas en el Ayun- voluntad y sabrá regularmente la llegada
tamiento de Titaguas (MARTÍN POLO, de Zea luego se verifique. Sobre lo que
1999b, 2000a y 2000b), perteneciente al me dice mi Padre en la que Vd. me remi-
Ayuntamiento y a algún vecino (MAR- tió puede Vd. hacer lo que le parezca
TÍN POLO 2001a) o perteneciente al conveniente. estuvimos antes de ayer en
Ayuntamiento y al Museo Nacional de la leccion publica que da el abate Sicard â
Historia Natural de París (MARTÍN los Sordomudos cada 15 dias. La pieza
POLO 2002a). que debia ser mas grande y mas decente,
llena, el Abate hombre de [¿...?] pero de
espiritu mui metafisico y cartesiano. Los
CARTA Nº 15 sordomudos mui instruidos hasta en los
puntos mas abstractos, escriben, leen,
“Paris y Julio 4 de 1802. hablan entre si y con Sicard, é imprimen
Mi querido Primo y Dueño: todavía con mucha destreza y prontitud. Se les
estarémos aquí unos quince días: esa preguntó que era la Yglesia y la definie-
dilacion nos es mui util porque entretanto ron en dos acepciones exactamente por
oiré el curso de Conchiologia completo y escrito. Los repetidos aplausos hicieron
el de Crustaceos y tal vez todo el de in- resonar varias veces el Gimnasio. Asisti-

11
Flora Montiberica 20 (2002)

rémos luego â la escuela de los ciegos que el 4 como escribía en la carta 2ª ); el


dirige Aui hermano del Profesor de Mine- objeto de este viaje es, como sabemos,
ralogia. Hemos visto los obispos y Cleri- “acopiar noticias, instrumentos de obser-
gos vestidos de corto con pañuelo blanco vación y otros artículos indispensables”
al cuello y sin corona, y creemos que esto (“Autobiografía” en RUBIO, 1991: 47)
sea por orden del Gobierno. Dixo Sicard para la proyectada expedición a África. Y
al Publico que el Rey de España le había en el Museo de Historia Natural de la
embiado un hombre para que le instruyere capital de Francia, Clemente colectaba
en el arte que despues debe enseñar en objetos al igual que haría más tarde en
España. El tiempo se mantiene aqui aun Londres en la Casa Banks, lugares que,
fresco y mui nebuloso. Vemos muchos afirma en su autobiografía, llegaron a ser
musulmanes venidos de Egipto con los su morada.
Franceses, entre ellos hay Mamelucos que Vale la pena seguir el hilo de sus me-
tiene a su servicio Bonaparte. No ocurre morias para confirmar lo que se dice en
mas de particular por ahora. De Vd. ex- esta carta: “no me contentaba con asistir a
presiones â los mismos y â Dn. Diego, las lecciones públicas, sino conversaba
con Rodríguez y el Curita; â Lagasca diariamente con los sabios de una y otra
puede Vd. franquearlo todo como el me- capital.” Las lecciones públicas en París
rece y entregarle la adjunta. Espero que son los cursos de conchiología, de crustá-
Vdes. no serán omisos en escribírme â ceos, de insectos, de cuadrúpedos, de sor-
Londres. Dirija Vd. esta â mis Padres domudos y de ciegos según consta en la
cuyas cartas con la de mi Aguelo y her- misiva. “Al mismo tiempo salía a her-
manos me causarón el mayor placer como borizar a gran distancia de dichas capita-
tambien la adjunta de Domingo. les y tuve el gusto de presentar a aquellos
A Neyra Catedratico de Clinica en el sabios, algunas plantas, o no descubiertas,
Hospital que ira por hay por unas semillas o no bastante conocidas”. Afirmación,
puede Vd. darle las que quiera de las que además, que confirma en esta carta; Cle-
dexé en el caxon junto â la Despensa. Lo mente recoge plantas aparte de asistir a
mejor sería apartarle de cada papelito la las lecciones públicas y también se puede
mitad y ponerselas nombradas con sepa- deducir que lo que le envía a Lagasca son
racion para que quedasen hay de todas; eso, plantas; y las envía Francisco Anto-
pero si no hay tiempo para esto, puede nio Zea que era un botánico ilustrado
Vd. darselas como estan sin decir nada de colombiano que llegó a ser director del
esto â Lagasca. Jardín Botánico de Madrid, y como po-
Besa las manos de Vd. quien desea lítico fue vicepresidente de Colombia.
saber de su salud. Para lo que nos interesa su autobiogra-
Símon de Roxas Clemente.” fía sigue así: “Ni en París ni en Londres,
dejé culto que no examinase en sus tem-
COMENTARIO: Cronológicamente plos y sinagogas, abrazando todos los ra-
esta carta se debería haber comentado mos de instrucción” (estas últimas citas
antes, concretamente entre las cartas 2ª y han sido extraídas de “Autobiografía” en
3ª . La razón de no haber seguido esta RUBIO HERRERO, 1991: 48). Abrazar
lógica ha sido porque un viaje a París todos los ramos de la instrucción es asistir
podía, como así ha sucedido, enriquecer el a las clases de los sordomudos y de los
comentario a este artículo. En efecto, ciegos también como se nos dice en el
Clemente y Domingo Badía hacen parada texto que comentamos. Y evidentemente
en París vía Londres, hacia donde salieron no dejaría Celemente, como buen arabista
de Madrid el 12 de mayo de ese año (y no y hebraísta que era, visitar en París los

12
F. MARTÍN POLO: Sobre la correspondencia de Simón de Rojas Clemente, VI

templos y las sinagogas. Con respecto a la “Le 5eme Septembre 1819. Reçu le 18
religión hay una observación en la carta: suivant [¿...?] (Lettre adressé à M.
“Hemos visto los obispos y Clerigos Thouin)
vestidos de corto con pañuelo blanco y sin Monsieur.
corona, y creemos que esto sea por orden Pendant une ophthalmie opiniatrê,
del Gobierno.” Observación interesante -y dont j’ai eté la victime depuis dix huit
opinión, sin duda, ajustada- teniendo en mois, j’ai reçu par Mr. Lagasca quelques
cuenta el liberalismo imperante en Fran- temoignages de vostre estime qui m’ont
cia -aunque ya de corte bonapartista- tras beaucoup soulagé, mais aux quels je n’ai
la Revolución Francesa. Evidentemente pas pû repondre de ma main, incapable
Clemente va tomando nota de todo ello y d’ecrire une seule ligne. A present, quoi-
se va forjando en él un espíritu liberal y que non parfaitement retabli encore, je
afrancesado que le traería con el devenir reviens â Madrid, â mes etudes et â mes
del tiempo muchos problemas y sinsa- amis, et je profite les premiers moments
bores. Además el botánico deja entrever pour vous écrire, pour vous exprimer les
una cierta admiración por lo francés, lo sentiments de ma profonde reconaissance
hace en esta carta cuando afirma que â vos bontées multipliées, et pour vous en
“Dixo Sicard al Publico que el Rey de demander une. C’est d’auxilier le porteur
España le habia embiado un hombre para Mr. Alcon, Professeur de Chimie au Mu-
que le instruyere en el arte que despues seum de Madrid, dans les buts scientifi-
debe enseñar en España”, refiriéndose a la ques de son voyage. Je suis sûr que vous
enseñanza de los sordomudos; y en la naurez pas lieu de vous repentir jamais de
carta nº 8 (de julio de 1803) “detesta” a ce que vous ferez pour lui. J’espere meme
los ingleses y no se manifiesta así con los que vous tirerez quelque jouissance de
franceses; y en el comentario a la carta nº son commerce.
13 (de octubre de 1807) vimos que el Mr. Lagasca vous pressentera par la
Jardín experimental que iba a dirigir en main de Mr. Alcon aussitot qu’il aura
Sanlúcar de Barrameda era a imagen de l’occassion un exemplaire de la dernier
uno francés. El afrancesamiento y el libe- edition de l’Agriculteur Herrera.
ralismo de Clemente van saliendo a flote J’suis, Monsieur, avec la plus parfaite
pues (en ese momento tenía 24 años). estime vostre tres humble et tres obligé
El resto de la carta a su primo Miguel serviteur.
Collado (aunque no aparece citado por su Simon de Roxas Clemente [hay una
nombre, así se desprende por lo que se rúbrica].”
lleva publicado; y aquí se confirma, como
en la carta nº 3, que es el intermediario de TRADUCCIÓN:
su correo) es la observavación de la 5 de septiembre 1819. Recibida el 18
llegada de mamelucos (Napoleón creó el siguiente [después hay algunas palabras
1er. regimiento de mamelucos, integrado que no se comprenden. Como este añadi-
por esclavos durante su campaña egip- do no es de Clemente tampoco tiene ma-
cia), los saludos pertinentes y un recado yor importancia] (Carta dirigida al señor
para que al catedrático Sr. Neyra se le den Thouin)
las semillas que le hagan falta. Señor:
Durante una oftalmía pertinaz de la
que he sido víctima desde hace dieciocho
CARTA nº 16 meses, he recibido por medio del señor
Lagasca algunos testimonios de su estima
que me han aliviado mucho, pero a los

13
Flora Montiberica 20 (2002)

que no he podido responder de mi puño y La carta está dirigida al Sr. Thouin


letra, incapaz de escribir una sola línea. (1764-1824) que fue director del Jardín
Por el momento, aunque no perfectamente des Plantes. Dos son los temas que saca a
restablecido aún, vuelvo a Madrid, a mis relucir Clemente; uno el de su oftalmía,
estudios y a mis amigos, y aprovecho los problema que le impide contestar a los
primeros momentos para escribirle, para elogios del botánico francés y del que
expresarle los sentimientos de mi profun- también habla en su autobiografía y que le
do reconocimiento a sus multiplicadas subyugó, con probabilidad -y con más o
bondades, y para pedirle todavía una. Y es menos intensidad-, el resto de su vida, de
que ayude al comisionado Sr. Alcón, pro- hecho tenemos constancia de que en
fesor de Química en el Museo de Madrid, 1822, cuando se le nombra miembro de la
en los objetivos científicos de su viaje. Sociedad Lineana de París, en el borrador
Estoy seguro de que usted no se arrepenti- de la carta manuscrita de agradecimiento
rá nunca de lo que haga por él. Espero in- escribe: “La pertinaz oftalmía que me
cluso que sacará algún provecho de su aflige, apenas me permite aún firmar”
visita. (RUBIO, 1991: 272); el otro es el de la
El Sr. Lagasca le presentará por medio amistad científica, el deseo de ayudar in-
del Sr. Alcón tan pronto como tenga oca- telectualmente a un colega -aunque no sea
sión un ejemplar de la última edición de la de la misma disciplina. En este caso es el
Agricultura de Herrera. profesor de Química Sr. Alton quien re-
Soy, señor, con la más perfecta estima cibe el aliento de Clemente al escribir al
su muy humilde y muy obligado servidor. Sr. Thouin para que le ayude quien, a su
Simón de Rojas Clemente. vez, también recibe encendidos elogios de
Simón de Rojas y a quien le anuncia que -
COMENTARIO: Esta carta me la como agradecimiento- recibirá “un ejem-
envió por correo el Sr. Aymonin, profesor plar de la última edición de la Agricultura
retirado del Museo Nacional de Historia de Herrera”, libro éste publicado por
Natural y adscrito al laboratorio de primera vez en 1513, que se iba actuali-
Fanerogamia. Agradezco pues al profesor zando de vez en cuando (RUBIO, 1991:
Aymonin la deferencia que tuvo por en- 254, añade que esta actualización “había
viarme este testimonio del botánico de sido objeto de especulaciones pernicio-
Titaguas y por ilustrarme sobre algún sas”), y que en 1818 se nombró una comi-
tema con él relacionado. En efecto, decía sión para reactualizarla, en ella estaba
en el comentario a la carta anterior, que Clemente; veamos lo que nos dice al
no había publicado dicha misiva donde respecto (y también sobre su oftalmía) en
correspondía por tener pendiente un viaje su autobiografía: “La Sociedad Econó-
al Museo Nacional de Historia Natural y mica de Madrid, quiso que se restaurase el
poder ampliar de esta manera la perspec- texto de la ´Agricultura General de He-
tiva de Clemente en París. En realidad lo rrera`, nivelándola con el actual estado de
único que queda de nuestro botánico en el las luces; yo trabajé el prólogo y los ar-
Jardin des Plantes (lugar donde se encuen- tículos que se ven en la hermosa edición
tra el Museo) es esta carta escrita años publicada en 1818 y 19, y no llegaron
más tarde (1819) de su obligado paso ha- ciertos apéndices que hubieran dado mu-
cia Londres. La carta del profesor citado cho realce a la obra, si no me lo hubiese
me trajo también ciertas puntualizaciones, estorbado una pertinaz oftalmía” (en RU-
alguna de las cuales se vertirá en este BIO, 1991: 256). Lo que aquí nos interesa
mismo artículo. es el buen entendimiento entre la comuni-
dad científica; en la carta anterior hemos

14
F. MARTÍN POLO: Sobre la correspondencia de Simón de Rojas Clemente, VI

visto que se preocupa de que Neyra, el ca- Clementea, para una leguminosa, 1804
tedrático de Clínica, obtenga lo que desea, (planta hoy denominada Canavallia).
y, por supuesto, entre los tres botánicos Es pertinente añadir lo que el Sr. Ay-
más importantes de la época -Cavanilles, monin me responde -fuera ya del contexto
Lagasca y Clemente- la colaboración es de las cartas que comentamos- respecto a
total. En el primer número de esta entrega la posibilidad de que la palabra clemen-
ya comentaba el trato de camaradería y tina (referida a esa clase de mandarina)
amistad que reinaba entre ellos; estamos tuviera su origen precisamente del ape-
viendo que extensible a cualquier rama llido del botánico de Titaguas (Clemente).
del saber pues no se ahorran elogios, así A lo cual me contesta:
lo vemos una vez más -y sin salir del “El nombre de ´Clementina` es atri-
marco en el que estamos- en una carta buido al Padre Clemente, párroco que
fechada en Madrid el 13 de marzo de parece haber observado por primera vez
1815 y que se encuentra en la sala de esta raza (cultivar) en Orán al principio
manuscritos del Jardin des Plantes dirigi- del siglo XX. Aparentemente no se
da al director del mismo (Sr. Thouin), en encuentra el término Clementina en el
ella Mariano Lagasca escribe: “Mr. Cle- siglo XIX.”
mente vous est tres obligé pour les Aunque el pequeño debate al respecto
temoignages d’estime dont vous l’honorez no está totalmente cerrado, hemos de ad-
lui et ses travaux. Il me charge de vous mitir como bueno lo que nos comunica el
faire parvenir les sentiments de sa reco- Sr. Aymonin.
naissance”. [El señor Clemente le está
muy agradecido por los testimonios de
estima por los que usted le honra, a él y a BIBLIOGRAFÍA
sus trabajos. Me encarga que le haga
llegar su sentido reconocimiento.] Huelga MARTÍN POLO, F. (1999a, 1999b, 2000a,
comentarios a estas manifestaciones de 2001a) Sobre la correspondencia de Simón
amistad; amistad que llegó en el caso de de Rojas Clemente I, II, III y V. Flora
Cavanilles a dedicar a Clemente dos géne- Montiberica 11: 27-29, 13: 12-17, 15: 33-
ros de plantas (dato que añado como ma- 37,
nifestación de esta amistad científica, y RUBIO HERRERO, S. (1991) Biografía del
sabio naturalista y orientalista valen-
también en atención al Sr. Aymonin quien ciano D. Simón de Rojas Clemente y Ru-
me lo señala en su carta), a saber: bio. Valencia.
Clementea, para un helecho, en 1802 NUEVA ENCICLOPEDIA LAROUSSE
(planta hoy incluida en el género Angiop- (1980) Vol. 14. Ed. Planeta, Barcelona.
teris).
(Recibido el 14-II-2002)

15
Flora Montiberica 20: 16-20 (VI-2002)

SOBRE UNA THAPSIA INFRAVALORADA DEL


MEDITERRÁNEO OCCIDENTAL

Vicente J. ARÁN REDÓ* & Gonzalo MATEO SANZ**


*Instituto de Química Médica, CSIC, C/ Juan de La Cierva, 3. E-28006-Madrid
**Jardín Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 80. E-46008-Valencia

RESUMEN: Se propone elevar a rango específico, como Thapsia dissecta (Boiss.)


V.J. Arán & G. Mateo, comb. nova, la planta descrita por Boissier del sur de Andalucía
como mera variedad de Th. villosa L.

SUMMARY: In this work we propose the new name Thapsia dissecta (Boiss.) V.J.
Arán & G. Mateo, comb. nova, from Th. villosa L. var. dissecta, collected by Boissier in
southern Andalucía (S Spain).

INTRODUCCIÓN ANTECEDENTES

En uno de nuestros habituales recorri- Este taxon fue descrito por BOISSIER
dos por la provincia de Cuenca, detecta- (1839-1845: 255) a partir de material
mos en el verano de 2000 unos ejemplares observado entre Málaga y Alhaurín y,
fructificados de Thapsia que por el aroma desde entonces, ha tenido una aceptación
a acetato de geranilo de sus frutos –cla- variable aunque manteniendo siempre el
ramente diferente para un olfato experi- rango varietal asignado inicialmente. Así,
mentado del de limoneno de los frutos de es tomado en consideración por LANGE
Th. villosa L. s. str.– fueron determinados (in WILLKOMM & LANGE, 1880: 27)
inicialmente como Th. minor Hoffmanns. pero ignorado por LÁZARO IBIZA
& Link (cf. BAYER & LÓPEZ GONZÁ- (1896), por TUTIN [in TUTIN & al.
LEZ, 1996: 265). (eds.), 1968] y, debido a la fecha de pu-
Sin embargo, el estudio de la mencio- blicación y al status varietal, por el “In-
nada población, así como de otras análo- ternational Plant Names Index” (http://
gas que fuimos detectando en la zona a lo www.ipni.org). En cuanto a floras regio-
largo de 2001, puso en evidencia algunas nales o monografías españolas modernas,
similitudes pero también notables diferen- es tenido en cuenta, o al menos menciona-
cias morfológicas con Th. villosa y con do, por BOLÒS & VIGO (1990: 487) y
Th. minor. Para salir de dudas enviamos por ARENAS POSADA & GARCÍA
ejemplares al especialista A. J. Pujadas MARTÍN (1993: 206).
Salvà, quien los identificó como Th. vi-
Aunque no hemos podido estudiar
llosa L. var. dissecta Boiss.
mucho material de herbario por encon-

16
V.J. ARÁN & G. MATEO: Sobre una Thapsia infravalorada del Mediterráneo occidental

trarse la mayor parte del mismo en prés- RESULTADOS


tamo con motivo de la preparación de la
monografía genérica de Flora iberica, su Creemos que la planta de la que veni-
distribución parece amplia, ya que hemos mos tratando presenta, como comentamos
localizado testimonios o citas fiables a continuación, unas características mor-
procedentes de España, Portugal y Fran- fológicas y fitoquímicas bien definidas y
cia. BOLÒS & VIGO (loc. cit.) lo consi- constantes que la diferencian claramente
deran frecuente el las comarcas marítimas de los táxones más próximos, Th. villosa
de Cataluña y, por otra parte, consultados y Th. minor, y que nos impulsan a propo-
los Archivos de Flora iberica (vol. 2, 3, 5 nerla como una buena especie:
y 6) y los trabajos ahí recogidos, hemos
podido encontrar citas de Almería y Gra- Thapsia dissecta (Boiss.) V. J. Arán
nada (RIVAS GODAY & RIVAS MAR- & Mateo, comb. & stat. nov.
TÍNEZ, 1969: 96, 105), de Badajoz (RI- [Basión.: Thapsia villosa L. var. dis-
VAS GODAY, 1958: 591), de Jaén (RI- secta Boiss., Voy. Bot. Espagne 2: 255.
VAS GODAY & BELLOT, 1946: 402, 1840]
405, 406; 1948: 147; SÁNCHEZ MATA
& al., 1990: 49), de Málaga (LAZA,
DISCUSIÓN
1948: 238, 240, 244, 328) y de Toledo y
Ciudad Real (MARCOS SAMANIEGO,
Th. dissecta es, a primera vista, una
1985: 137).
planta bastante menos robusta que Th.
Estas citas, sin embargo, deberían ser villosa, con la que la hemos visto convivir
confirmadas con los correspondientes en numerosas localidades de Cuenca sin
testimonios de herbario dado que es muy que se observen ejemplares intermedios y
posible que las mencionadas de Jaén, que recuerda, por su menor porte y por
procedentes todas ellas de la zona mariá- sus hojas, pequeñas, estrigosas y con
nica de la provincia, así como las de To- divisiones finas, a Th. minor; sin em-
ledo y Ciudad Real, procedentes de los bargo, las inflorescencias son más bien
Montes de Toledo, deban llevarse a Th. similares a las de Th. villosa, subglobosas,
minor, taxon que no resulta raro en estas con (12)13-21(23) radios en las umbelas
comarcas silíceas. De hecho, el pliego de principales y (24)26-32(34) radios en las
Th. villosa var. dissecta de Sierra Morena secundarias (cf. BAYER & LÓPEZ
(MAF 130153) mencionado por SÁN- GONZÁLEZ, loc. cit.), por lo que los
CHEZ MATA & al. (loc. cit.) es conside- principales caracteres morfológicos dife-
rado como Th. minor por PUJADAS renciales de Th. dissecta frente a las otras
SALVÀ (2000: 464) y, del mismo modo, dos especies hay que buscarlos en las
es Th. minor una planta determinada hojas basales, pero más que en el grado de
como Th. villosa var. dissecta procedente división o en la anchura de los segmentos
de “Los Yébenes, Montes de Toledo, de último orden, en su disposición y en
Sierra del Rebollarejo” –localidad tam- sus característicos pecíolos.
bién citada por MARCOS SAMANIEGO En el caso de Th. villosa y Th. minor,
(loc. cit.)–, que hemos podido ver en el las hojas basales son erecto-patentes y por
herbario MACB (J. López López, A. Mo- encima de la vaina, glabra, presentan un
lina & A. Velasco, MACB 71863). pecíolo cilíndrico claramente diferen-
ciado, de longitud variable, prolongado
insensiblemente para formar el raquis fo-

17
Flora Montiberica 20 (2002)

liar y con el mismo tipo de pelosidad que en este caso concreto, parece existir una
éste –i. e. densamente velloso en Th. vi- excelente correlación entre las caracterís-
llosa y estrigoso en Th. minor–. Las hojas ticas morfológicas de las diferentes espe-
medias e internas de la roseta basal de Th. cies que se han ido individualizando del
dissecta, por el contrario, se disponen complejo Th. villosa s. l. y las fitoquími-
aplicadas contra el sustrato y sus incon- cas –componentes de los aceites esencia-
fundibles pecíolos blanquecinos son como les de los frutos, sesquiterpenos, cumari-
una prolongación apenas diferenciada de nas, fenilpropanoides, etc.– (SMITT,
la vaina, completamente aplanados, acin- 1995: 367). Así ocurre, por ejemplo, con
tados en la parte inferior, estrechándose las plantas que SMITT (loc. cit.) y
paulatinamente hasta adquirir sección ci- AVATO & al. (1996: 609) denominan
líndrica justo en el punto de inserción de “Th. villosa grupo 1, tipo 1” y que corres-
las primeras divisiones de las hojas; los ponden según estos autores, criterio que
pecíolos son en su mayor parte glabros compartimos plenamente, a Th. minor.
aunque en el citado estrechamiento puede Como resultado de la propuesta de revalo-
aparecer una ligera pelosidad estrigosa si- rización de BAYER & LÓPEZ GONZÁ-
milar, como la de la lámina foliar en ge- LEZ (loc. cit.), esta especie, antes igno-
neral, a la de Th. minor. rada o tratada generalmente a nivel varie-
Los mericarpos de Th. dissecta son tal, goza actualmente de plena aceptación.
generalmente menores, según las medidas Por otra parte, tanto las características
que proporcionan BAYER & LÓPEZ morfológicas como las fitoquímicas que
GONZÁLEZ (loc. cit.), que los de Th. conocemos de Th. dissecta corresponden
minor y Th. villosa. A partir de frutos a las de las plantas diploides (2n = 22) de
maduros (n = 50) recolectados en Pinarejo Th. villosa s. l. procedentes de España (El
(30-VI-2001) hemos podido establecer Burgo [pr. Ronda] y pr. Málaga), Francia
que los mericarpos de Th. disecta miden (Fréjus y Ste. Maxime [Provenza, depto.
(6)6,5-9,2(9,6) x (1,9)2,0-3,0(3,1) mm de Var]) y Portugal (Capo Espicel [sic,
(media: 8,04 x 2,60 mm) mientras que los cabo Espichel], Tavira y Elvas) que
de Th. villosa de la misma localidad mi- SMITT (loc. cit.) y AVATO & al. (loc.
den (7,8)8-9,4(10,5) x (2,6)2,9-3,4(4) mm cit.) denominan “grupo 1, tipo 2”.
(media: 8,77 x 3,16 mm). Las alas margi- Estas plantas son químicamente muy
nales de los frutos de Th. dissecta son diferentes de Th. villosa s. str., caracteri-
pardo-amarillentas y de (1,5)1,9-2,5(2,75) zada por contener tapsigarginas, fenilpro-
mm de ancho (media: 2,2 mm), más es- panoides y 7-geraniloxi-6-metoxicuma-
trechas que las de Th. minor y Th. villosa. rina en la raíz y éter metílico del eugenol
Además, como ya hemos comentado, (“metileugenol”) y limoneno en los fru-
existe una perfecta correlación entre los tos; son, sin embargo, muy similares a Th.
caracteres morfológicos de Th. dissecta y minor, con la que comparten el compo-
el aroma de sus frutos maduros a acetato nente principal del aceite esencial de los
de geranilo. La existencia de varios qui- frutos, el acetato de geranilo, así como la
miotipos dentro de Th. villosa s. l. se presencia de tapsanos en las raíces. Sin
conoce desde hace tiempo (ADCOCK & embargo, los individuos del “grupo 1, tipo
BETTS, 1974: 52; RASMUSSEN & 2”, a nuestro entender idénticos a Th.
al.,1981: 336), pero en taxonomía los dissecta, se caracterizan dentro de este
datos fitoquímicos hay que aplicarlos, en complejo grupo por ser los únicos que
general, con mucha cautela. No obstante, poseen guayol y 8-aciloxi-1(10)-guayen-

18
V.J. ARÁN & G. MATEO: Sobre una Thapsia infravalorada del Mediterráneo occidental

11-oles y fueron determinados inicial- 23-V-1993 (MACB 65435); ibidem,


mente, en el artículo en que se describe el 30SWH4063, 1200 m, cuneta, calizas, I. Álva-
aislamiento de estos sesquiterpenos, como rez (IA515) & N. Yagüe, 30-VI-1993 (MACB
Th. villosa var. minor (LEMMICH & al., 65436) [aroma de los frutos a acetato de gera-
1991: 2987). nilo!].
Más recientemente, al caer en la BURGOS: Tubilla del Agua, 30TVN3528,
cuenta de que estas plantas, por su mor- pastos sobre laderas calizas, Galán Cela 1481
fología y por su fitoquímica, correspon- & G. López, 21-VI-1985 (MA 639804).
den a un taxon diferente de la actual Th. CUENCA: San Clemente, hacia La Al-
minor, se recupera para ellas, primero con berca de Záncara, pr. Casa de la Granja,
algunas dudas por el tipo de indumento 30SWJ4765, 745 m, encinar muy aclarado con
(SMITT, loc. cit.) y después, con más esparto, suelo arcilloso-calcáreo, V. J. Arán, G.
firmeza (AVATO & al., loc. cit.), el bi- Mateo & A. Abizanda, 19-V-2001 (MA, VAL,
nomen Th. laciniata Rouy. Sin embargo, herb. Alejandre, herb. Arán). Pinarejo, El Es-
a la vista de la descripción original de este calón, 30SWJ5087, 920 m, encinar aclarado,
taxon setabense y de la fotografía que la suelo arcilloso-calcáreo, V. J. Arán, 20-V-
acompaña (ROUY, 1903: 142 y lám. 2001 (COA, MA, VAL, herb. Arán); ibidem,
431), no compartimos en absoluto el V. J. Arán & M. J. Tohá, 23-VI-2001 (frutos
criterio de estos autores. maduros, 30-VI-2001) (ABH, MA, MACB,
Hemos podido estudiar ejemplares MAF, VAL, SESTAO, VIT, herb. Arán, herb.
claros de Th. villosa procedentes de Ma- Alejandre). Rada de Haro, hacia Villaescusa
drid [Rivas Vaciamadrid, R. Morales de Haro, Rayuelo, 30SWJ3280, 830 m, V. J.
(791RM), MACB 56665; Loeches, R. Arán, G. Mateo & A. Abizanda, 20-V-2001
Morales (798RM), MA 518869] y de (MAF, SESTAO, VAL, herb. Alejandre, herb.
Almería [Los Albaricoques, F. Muñoz Arán).
Garmendia (3345MG) & al., MA
594725], cuyas hojas superiores, con FRANCIA
largas lacinias lineares o sublanceoladas AUDE: Ile de l’Aude, près Narbonne,
análogas a las de Th. laciniata, nos indu- Abbé Pons, 6-X-1888 (MA 88954).
cen a pensar que este taxon es una mera BOUCHES-DU-RHÔNE: Aix, sur le cal-
forma, con escaso valor, de Th. villosa. caire lacustre, F. Bruyas, “Fl. mai, fr. juillet
Queremos expresar nuestro agradeci- 1890” (MA 88955).
miento a Antonio J. Pujadas Salvà quien, VAR: Bois de Béguines, Gavelle-La Ste.
a pesar de no compartir nuestro criterio Baume, sin colector, 6-VII-1963 (MA
sobre el rango específico de Th. dissecta, 179099).
nos ha atendido siempre con su habitual
amabilidad y a puesto a nuestra disposi- Otras localidades anotadas en cua-
ción el manuscrito inédito del género derno de campo:
Thapsia preparado para Flora iberica del CUENCA: Las Pedroñeras, hacia El Pro-
que es coautor. vencio, pr. Cerrete del Charcón, 30SWJ3262,
700 m, pinar/encinar sobre suelo calcáreo, G.
Material de herbario examinado: Mateo & V. J. Arán, 20-V-2001. Villar de la
ESPAÑA Encina, Las Covatillas, 30SWJ4183, 830 m,
ALBACETE: Bienservida, 30SWH3664, laderas calcáreas con encinar y pinar joven de
1100 m, borde de pista forestal, calizas, I. repoblación, G. Mateo & V. J. Arán, 19-V-
Álvarez (IA387), D. Rodríguez & N. Yagüe, 2001. Castillo de Garcimuñoz, sobre el ba-

19
Flora Montiberica 20 (2002)

rranco Vallejo de la Peña Cervera, LEMMICH, E., U. W. SMITT, J. S. JENSEN


30SWJ5290, 880 m, laderas calcáreas, V. J. & S. B. CHRISTENSEN (1991) Guaiane
esters from Thapsia villosa. Phytochemis-
Arán, 26-V-2001. Almonacid del Marquesado,
try 30: 2987-2990.
pr. Chozo del Perdido, 30SWK1407, 860 m, MARCOS SAMANIEGO, N. (1985) Flora y
suelo pedregoso calcáreo, V. J. Arán, 26-V- vegetación de la comarca de Puerto Lá-
2001. Villar de Cañas, salida del pueblo hacia pice y Sierra de Herencia. Memoria de te-
Montalbanejo, 30SWK3703, 820 m, cerro sis doctoral, Facultad de C. Biológicas,
margoso-yesoso, V. J. Arán, 4-VI-2001. Uña, Universidad Complutense. Madrid.
sobre el arroyo que alimenta la laguna, PUJADAS SALVÀ, A. J. (2000) Sobre la
presencia de Thapsia minor Hoffmanns. &
30TWK8753, 1140 m, matorral sobre suelo Link (Umbelliferae) en la Península Ibé-
calcáreo, G. Mateo, V. J. Arán & al., 7-VII- rica. Anales Jard. Bot. Madrid 57(2): 464-
2001. 465.
MÁLAGA: Estepona, Sierra Bermeja, pr. RASMUSSEN, U., S. B. CHRISTENSEN &
puerto de Peñas Blancas, hacia los Reales de F. SANDBERG (1981) Phytochemistry of
Genalguacil, 30SUF0341, 1040 m, taludes de the genus Thapsia. Planta Med. 43: 336-
341.
pista, suelo peridotítico, con Th. villosa, V. J.
RIVAS GODAY, S. (1958) Nuevos órdenes y
Arán, 25-III-2002. alianzas de Helianthemetea annua Br.-Bl.
Anales Inst. Bot. Cavanilles 15: 539-651.
RIVAS GODAY, S. & F. BELLOT (1946)
BIBLIOGRAFÍA Estudios sobre la vegetación y flora de la
comarca de Despeñaperros-Santa Elena.
ADCOCK, J. W. & T. J. BETTS (1974) A Anales Jard. Bot. Madrid 5: 377-503.
chemotaxonomic survey of essential oil RIVAS GODAY, S. & BELLOT (1948) Estu-
constituents in the tribe Laserpitieae (fam. dios sobre la vegetación y flora de la co-
Umbelliferae). Planta Med. 26: 52-64. marca de Despeñaperros-Santa Elena.
ARENAS POSADA, J. A. & F. GARCÍA Continuación. Anales Jard. Bot. Madrid
MARTÍN (1993) Atlas carpológico y co- 6(2): 93-215.
rológico de la subfamilia Apioideae Drude RIVAS GODAY, S. & S. RIVAS MARTÍ-
(Umbelliferae) en España peninsular y NEZ (1969) Matorrales y tomillares de la
Baleares. Ruizia 12: 1-245. Península Ibérica comprendidos en la clase
AVATO, P., G. TRABACE & U. W. SMITT Ononido-Rosmarinetea Br.-Bl. 1947.
(1996) Essential oils from fruits of three Anales Inst. Bot. Cavanilles 25: 5-197.
types of Thapsia villosa. Phytochemistry ROUY, G. (1903) Illustrationes plantarum
43: 609-612. Europae rariorum, fasc. 18. Paris.
BAYER, E. & G. LÓPEZ GONZÁLEZ (1996) SÁNCHEZ MATA, D., R. GAVILÁN & J. E.
Una especie olvidada de Thapsia L. (Um- ECHEVARRÍA (1990) Miscellanea cho-
belliferae): Th. minor Hoffmanns. & Link. rologica occidentalia, II. Fontqueria 28:
Anales Jard. Bot. Madrid 54(1): 265-272. 43-52.
BOISSIER, P. É. (1839-1845) Voyage botani- TUTIN, T. G., V. H. HEYWOOD, N. A.
que dans le midi de l’Espagne pendant BURGES, D. M. MOORE, D. H. VAL-
l’année 1837, vol. 2. Paris. ENTINE, S. M. WALTERS & D. A.
BOLÒS, O. de & J. VIGO (1990) Flora del WEBB (eds.) (1968) Flora Europaea, vol.
Països Catalans, vol. 2. Barcelona. 2. Cambridge.
LAZA, M. (1948) Estudios sobre la flora y SMITT, U. W. (1995) A chemotaxonomic
vegetación de las sierras Tejeda y Almi- investigation of Thapsia villosa L.,
jara. Anales Jard. Bot. Madrid 6(2): 217- Apiaceae (Umbelliferae). Bot. J. Linn. Soc.
370. 119: 367-377.
LÁZARO IBIZA, B. (1896) Botánica des- WILLKOMM, M. & J. LANGE (1880) Pro-
criptiva. Compendio de la flora española, dromus florae hispanicae. Vol. 3. Sttutgart.
vol. 2. Madrid.
(Recibido el 27-IV-2002)

20
Figura 1. Thapsia villosa L.: Hoja basal por la cara superior, mostrando también
zonas del envés. Cuenca: Pinarejo (Hb. Arán nº 57/16/01c).
Figura 2. Thapsia minor Hoffmanns. & Link: Hojas basales. Ciudad Real:
Retuerta del Bullaque, Montes de Toledo (Hb. Arán nº 57/16/02e).
Figuras 3 y 4. Thapsia dissecta (Boiss.) V. J. Arán & Mateo: Hoja basal, haz y envés, respectivamente.
Cuenca: San Clemente (Hb. Arán nº 57/16/04a).
Flora Montiberica 20: 21-27 (VI-2002)

APORTACIONES AL CONOCIMIENTO DE LA DISTRIBUCIÓN


DEL TEJO (TAXUS BACCATA L.) EN LA PROVINCIA DE
CASTELLÓN

Juan Manuel APARICIO ROJO*, José Miguel MERCÉ ZAMORA*, Enrique


LUQUE LÓPEZ*, Hércules GUARDIOLA BELLÉS**, Antonio GIMENO
NAVARRO* & Maite MARTÍNEZ CABRELLES*
* Asociación Protectora de la Naturaleza Levantina (A.P.NA.L.) - Ecologistas en
Acción. Apartado 237, 12500 Vinaròs (Castellón). C.e.: enrilu@cepade.es
** C/ Sant Mateu nº 80, 12180 Cabanes (Castellón).

RESUMEN: Se aportan datos sobre la distribución del tejo (Taxus baccata L.) en la
provincia de Castellón, junto a una serie de informaciones complementarias sobre alguno
de los ejemplares citados. Asimismo se reseñan aquellas plantas acompañantes que puedan
ser interesantes a nivel corológico y biogeográfico.

SUMMARY: Data are presented on the distribution of the yew (Taxus baccata L.) in
the province of Castellón, together with a series of additional researches of some of the in-
dividua mentioned. Likewise a brief description of those associated plants with chorologi-
cal and biogeographical interest is provided.

INTRODUCCIÓN cauces y lugares varios que pese a su


interés, han sido injustamente olvidados o
Desde hace ya unos cuantos años de- no se han tenido en cuenta por los diver-
dicamos buena parte de nuestro tiempo sos gestores en la planificación territorial.
libre a recorrer montes, barrancos y ram- Iniciamos este pequeño monográfico
blas, estudiando su flora y vegetación y hace tiempo, recogiendo el testigo de
denunciando la crítica situación en que se nuestros compañeros de ARBA, empeña-
encuentran muchos de ellos, víctimas de dos en realizar un dossier o publicación
numerosas agresiones. Algunas de estas sobre el tejo, pero –seguro que sabrán
zonas, bien por una insuficiente prospec- disculparnos– el mal momento por el que
ción, bien por desconocimiento, han sido pasa nuestro medio ambiente, motivó que
–botánicamente hablando– minusvalora- aparcásemos el tema para centrarnos en
das o despreciadas, cometiendo con ello otros asuntos que en esos momentos
un grave error; con los datos aquí ex- creímos más urgentes. Siempre nos atrajo
puestos pretendemos dar a conocer, aun- como a tantos otros este árbol solemne y
que sea mínimamente, una parte de su enigmático, así como los ecosistemas en
riqueza florística e incitar a nuevas y los que se integra. Ahora hemos hecho un
exhaustivas prospecciones, que de seguro hueco en nuestro tiempo, y ha sido reco-
aportarán valiosas citas. Queda para otra nocida su importancia incluyendo las
entrega una presentación más completa de tejedas mediterráneas como hábitat prio-

21
Flora Montiberica 20 (2002)

ritario en la actualización (97/62/CE) de Acer monspessulanum u Hormathophylla


la Directiva 92/43/CEE. En parte por eso, spinosa.
presentamos este artículo en un intento de 30SYK0229, Pina de Montalgrao-Be-
que sean incluidos aquellos terrenos que nafer, Peña Roya-La Escalerica, 1000-
muestran estas formaciones y todavía no 1060 m, 13-III-2001, J.M. Aparicio, E.
aparecen dentro de la lista oficial de LICs Luque & J. Bort.
de la Comunidad Valenciana. También
para que se aprovechen los datos expues- 30TYK2363, Vistabella del Maes-
tos, integrando paulatinamente estos luga- trazgo, barranco del Azor o de l’Assor,
res en la red de microrreservas de flora, 1160-1200 m, 5-VIII-2000, J.M. Apari-
para que sean declarados como paraje cio, E. Luque & M. Martínez.
natural municipal o cualquier otra figura
de protección que posibilite la legislación 30TYK3075, Villafranca del Cid, Mas
medioambiental, en aras de su estudio y de Fayo, barranco de los Frailes, 1040-
conservación frente a diversos proyectos 1060 m, 23-VII-2000, J.M. Aparicio, E.
que amenazan en algunos casos su pervi- Luque & al.
vencia. Interesante barranco, limítrofe con la
Muchas de las localidades indicadas provincia de Teruel, donde es posible
son nuevas citas en la provincia para el contemplar pies de Taxus baccata, Tilia
tejo y otras especies señaladas (LAGUNA platyphyllos, Viburnum lantana, Acer
et al., 1998; SERRA et al., 2000) y no granatense, Lavandula pyrenaica y Ono-
aparecen en las recientes obras de síntesis nis aragonensis.
sobre la flora de las comarcas castellonen-
ses (FABREGAT, 1995; TIRADO, 1998; 30TYK3780-3880, Villafranca del
VILLAESCUSA, 2000) o en el monográ- Cid, barranco de Aznar, 1000-1100 m,
fico sobre el tejo editado por ARBA 12-VIII-2000, J.M. Aparicio, E. Luque, A.
(CORTÉS et al., 2000). De igual manera Gimeno & J.M. Mercé.
poseen ejemplares dignos de mencionarse Espectacular enclave, refugio de tilos
en el catálogo de árboles singulares monumentales, que alberga también algu-
(GUAL, 2000), que no han sido incluidos nos tejos.
en el mismo.
30TYK4966, Culla, serra d’Espane-
guera o Esparreguera, Morral o Racó del
RELACIÓN DE LOCALIDADES Teix,, 680-840 m, 14-X-2001, J.M. Apa-
ricio & E. Luque.
Taxus baccata L. Esta población, formada por aproxi-
madamente una treintena de pies, cabe
30SXK9021, Bejís, barranco del Resi- calificarla como reliquia de tiempos más
nero, los Tajos, 1020 m, 30-III-2002, J.M. húmedos que el actual, quedando acanto-
Aparicio & M. Martínez. El Toro, ba- nada hoy en día en la umbría y cabecera
rranco de los Tajos, 1090 m, 30-III-2002, de este barranco, trepando por bastantes
J.M. Aparicio & M. Martínez. de estos tejos plantas termófilas como la
Concuerda la situación de estos fitoto- zarzaparrilla (Smilax aspera). Entre las
pónimos con la existencia de “tajos” (así plantas acompañantes que hemos podido
se conoce en esta zona al Taxus baccata), observar sobresale Jasione mansanetiana,
junto a ejemplares aislados de Ilex aqui- endemismo exclusivo de la provincia de
folium, Juniperus sabina, J. communis, Castellón, que aquí se extiende por gran
parte de las zonas altas de la sierra, am-

22
J.M. APARICIO & al.: Aportaciones al conocimiento de la distribución del tejo en Castellón

pliándose con esta nueva cita su área de 2001, J.M. Aparicio & J.M. Mercé. 30T
distribución conocida. YK5183, Morella, Tossal de la Nevera,
cueva, 1230 m, 16-V-2001, J.M. Aparicio
30TYK4383, Ares del Maestre, Mola & J.M. Mercé. 30TYK5184, Morella,
d’Ares, tejos recomidos, 1305 m, 13-XII- Tossal de la Nevera, pou del Suro,
2001, J.M. Aparicio, L. de la Fuente & C. ejemplar muy ramoneado, 1230 m, 16-V-
Toranzo. 30TYK4483, ibídem, margen de 2001, J.M. Aparicio & J.M. Mercé.
piedra de antiguos bancales, 1220 m, 14- En este lapiaz se refugian especies -
XII-2001, J.M. Aparicio. como el tejo y el acebo- del diente del
Ya había sido mencionado de la Mola ganado y los fuertes vientos, adoptando
de Ares por autores clásicos como Cava- llamativas formas rastreras. También ob-
nilles, en el siglo XVIII, pero aportamos servamos en esta zona kárstica táxones
aquí las referencias precisas en cuadrícula como Ulmus glabra, Rhamnus pumilus, R.
UTM. Al menos en los terrenos de la saxatilis, Acer granatense, Ribes alpinum
primera cita, está previsto crear una mi- y Hormathophylla spinosa.
crorreserva de flora en base a ésta y otras Sería conveniente dotar a la zona de
plantas. alguna figura de protección que garantice
la conservación de este importante hábi-
30TYK4786, Ares del Maestre, ba- tat, además de implantar modelos experi-
rranc d’En Xerra, 1010 m; ibídem, font mentales de mejora de los pies existentes,
del Teix, 1000 m, 18-IV-1999, J.M. Apa- mediante vallados o cercados de pequeñas
ricio & A. Gimeno. Ibídem, pedrizas, parcelas y plantación de nuevos ejempla-
1050 m, 1-V-2000, J.M. Aparicio, M. res a partir de semillas del lugar.
Martínez & A. Gimeno. Ibídem, barranc
del Toll de la Sarga, paredón, 1020 m, 6- 30TYK5285, Morella, serra de la Ne-
I-2002, J.M. Aparicio. vera, 1100 m, 28-II-2002, J.M. Aparicio
En los canchales y paredes de estos & J.M. Mercé. 30TYK5387, Ibídem, 7-
barrancos se sitúan más de una treintena III-2002, J.M. Aparicio & J.M. Mercé.
de tejos, uno de los cuales puede califi- 30TYK5386-5387-5487, Catí, montes de
carse como verdadero monumento natu- L’Avellà, 975 -1000 m, 7-III-2002, J.M.
ral, con sus aproximadamente ocho me- Aparicio & J.M. Mercé. 31TBE4587,
tros de perímetro en la base. Otras plantas Ibídem, 980 m, 28-II-2002, J.M. Aparicio
de interés como Acer granatense, Acer & J.M. Mercé.
monspessulanum, Alliaria petiolata, Co- Unos setenta tejos hemos contado en
toneaster tomentosus, Genista ausetana, los montes de alrededor de la fuente y
Ilex aquifolium, Lonicera xylosteum, Ono- balneario de L’Avellà; mucho más dise-
nis aragonensis, Quercus faginea, Ribes minados se encuentran en la sierra de la
alpinum, Sorbus aria, S. torminalis, o Vis- Nevera, alejados ya del núcleo principal
cum album subsp. album, refuerzan la im- existente en el Tossal, que citábamos
portancia del lugar. anteriormente. Como plantas acompa-
ñantes interesantes que hemos observado
30TYK4880, Ares del Maestre, señalaremos a Linaria ilergabona, Viscum
afluente del barranc d’En Priu, cerca del album subsp. album (en algún caso sobre
Morral, 1070 m, 16-II-2002, J.M. Apari- Acer granatense), Ilex aquifolium (abun-
cio & J.M. Mercé. dante por toda la zona), Juniperus com-
munis o Festuca gautieri.
30TYK5184-5284, Catí, Tossal de la
Nevera, lapiaz profundo, 1230 m, 8-III-

23
Flora Montiberica 20 (2002)

30TYK5097, Morella, Mas de la To- 30TYL5101, Morella, pista del Mas


rreta, 940 m, 24-III-2002, J.M. Aparicio, de Roca a la Font Donzella o de la Don-
E. Luque & I. Martín. zella, 960 m, 24-III-2002, J.M. Aparicio,
Magnífico ejemplar de tejo, con toda E. Luque & I. Martín.
probabilidad plantado junto con otras 31TBE4565-4566, Serra d’En Galce-
coníferas, que hemos creído interesante rán, barranc del Roureambgel, 930-970 m,
reseñar aquí por su accesibilidad, al en- 22-XI-2001, J.M. Aparicio, H. Guardiola
contrarse al lado mismo de la carretera N- & J.M. Mercé. Ibídem, 780-930 m, 7-XII-
232 de Morella. 2001, J.M. Aparicio.
En este barranco y sus pequeños
30TYK5394, Morella, Barranc del afluentes viven tejos magníficos; sin em-
Coll o de la Bota, 850-1000 m, 22-VI- bargo, sobresale por encima de todos un
2000, J.M. Aparicio & J.M. Mercé. ejemplar “milenario”, de tronco único di-
vidido en múltiples y gruesos brazos casi
30TYK5364, Serra d’En Galcerán, a ras de suelo y muy bien compensado.
barranc de la Roca Roja, 780-870 m, 13-I- Sus medidas son 2’43 m de perímetro en
2002, J.M. Aparicio. la base y sus cinco ramas principales
Aproximadamente una veintena de 0’76, 1’10, 1’41, 1’66 y 1’76 m de con-
tejos hemos descubierto en una prospec- torno, respectivamente. Destacan también
ción rápida del lugar, lo que unido a la grandes acebos, especies como Pimpine-
abundancia de hábitats propicios, nos lla gracilis, Salvia lavandulifolia, Bellis
induce a pensar que deben ser bastantes sylvestris, Cephalanthera damasonium,
más los pies repartidos por barrancos, Coronilla emerus, Erinacea anthyllis, Ta-
roquedos y canchales de esta sierra. Como nacetum corymbosum, Sideritis spinulosa
otras plantas reseñables podemos mencio- subsp. subspinosa, Primula veris subsp.
nar a Pimpinella gracilis, Acer grana- columnae y probables híbridos entre roble
tense, Plumbago europaea, Pistacia x y encina o entre Acer granatense y A.
saportae, Arctostaphylos uva-ursi, Salvia monspessulanum, constituyendo varios de
lavandulifolia, Festuca gautieri o Linaria estos táxones citas nuevas para la comarca
repens subsp. blancae. de la Plana Alta.

30TYK5465, Serra d’En Galcerán, 31TBE4688, Catí, de L’Avellà a La


barranc del Agrebó, 950-980 m, 20-I- Boixera, 920-980 m, 1-V-2002, J.M.
2002, J.M. Aparicio. Aparicio & J.M. Mercé.
En este cauce y alrededores (cerca de A destacar el abundante bojar
un assegador) vemos algunos tejos de existente, al que hace alusión el fitotopó-
pequeño y mediano tamaño, junto con nimo, además de especies como Ononis
Salvia lavandulifolia, Arctostaphylos uva- aragonensis, Linaria ilergabona –abun-
ursi, Pimpinella gracilis, Helleborus dantísima-, Polygonatum odoratum, Cen-
foetidus, Cruciata glabra, Linaria ilerga- taurea pinae o Iberis saxatilis subsp.
bona, Tanacetum corymbosum, Silene saxatilis (desconocemos citas anteriores
vulgaris subsp. glareosa, Acer granatense de esta crucífera para el Alt Maestrat),
y Juniperus communis de gran porte. entre otros táxones.
Subiendo por la pista del Mas del Barran-
quet encontramos además Erica arborea 31TBE4697,Vallibona, Tossal Gros,
y Stachys heraclea (30TYK5367, 650 m). umbría de la font de les Roques, 1180 m,
11-V-2001, J.M. Aparicio & J.M. Mercé;
ibídem, 31-V-2001, J.M. Aparicio & J.M.

24
J.M. APARICIO & al.: Aportaciones al conocimiento de la distribución del tejo en Castellón

Mercé. Morella, Tossal Gros, 1120-1160 mayor parte –peor suerte han tenido algu-
m, 28-VI-2001, J.M. Aparicio & J.M. nos acebos, que han quedado totalmente
Mercé. calcinados–, si bien habrá que seguir su
Extraordinario paraje donde podemos evolución en los próximos años, dado que
encontrar tejos notables de 3, 4 y 5 metros desconocemos realmente que grado de
de perímetro, junto a Tilia platyphyllos, daño han sufrido, y por los cambios drás-
Sorbus aria, multitud de Ilex aquifolium ticos acontecidos en las inmediaciones de
(sobresaliendo un añoso ejemplar de 3’80 su hábitat.
m de perímetro), Lonicera xylosteum,
Arceuthobium oxycedri, Juniperus oxyce- 31TBE5593, Xert, afluente del Ba-
drus subsp. badia y Hedera helix monu- rranc de la Barsella, 725 m, 11-III-2002,
mentales, Valeriana tripteris, Daphne J.M. Aparicio & J.M. Mercé; 31TBE
laureola, Biscutella fontqueri, Ononis 5394, ibídem, 920 m, 11-III-2002, J.M.
aragonensis, Knautia rupicola, Acer Aparicio & J.M. Mercé.
monspessulanum, Corylus avellana, La- En la primera localidad hemos obser-
vandula x burnatii, Paeonia officinalis vado tres tejos con no demasiada vitalidad
subsp. microcarpa y un largo etcétera de junto a especies como Silene saxifraga,
plantas destacables. Biscutella fontqueri, Linaria ilergabona o
Erinus alpinus. En la segunda de las loca-
31TBE5096, Vallibona, Barranc de la lidades, y con un ambiente más adecuado
Llosa, junto a Tilia platyphyllos, 950- hemos contabilizado quince, junto a Fes-
1000 m, 9-IX-2000, J.M. Aparicio, J.M. tuca gautieri y enormes Pinus sylvestris
Mercé & M. Martínez. secos. No muy lejos de aquí vemos Iberis
saxatilis subsp. saxatilis y Lonicera pyre-
31TBE5597, Vallibona, Font de la Se- naica (31TBE5294, 1060 m).
rra, 1080 m, 4-XI-2001, J.M. Aparicio &
J.M. Mercé. 31TBF5207, Pobla de Benifassà, Co-
Escasos tejos –alguno de ellos reco- ratxà, Mas de Vilalta, cercanías de pista
mido por el ganado– hemos logrado hallar forestal, 1200 m, 11-VII-1999, J.M. Apa-
en los alrededores de esta fuente, además ricio, J.M. Mercé, R. Biosca, A. Gimeno
de especies significativas como Linaria & M. Martínez.
ilergabona, Juniperus communis o
Daphne laureola. 31TBF5700,Vallibona, Barranc de la
Borja, 800-850 m, 13-IV-2002, J.M. Apa-
31TBE5598, Vallibona, Font del ricio & J.M. Mercé. 31TBF5701-5801,
Quinto, junto a Daphne laureola, 630-650 Ibídem, 20-IV-2002, J.M. Aparicio &
m, 22-VI-2001, J.M. Aparicio & J.M. J.M. Mercé.
Mercé. En los numerosos roquedos y cancha-
les del entorno de este espectacular ba-
31TBE5796-5896, Vallibona, Barranc rranco, podemos contemplar tejos aisla-
dels Ferrers, 640-710 m, 12-III-2002, J.M. dos, alguno de bellísima estampa, acorde
Aparicio & J.M. Mercé. con el paisaje. Como plantas destacables
Conocíamos estas poblaciones desde observadas en la primera cuadrícula,
hace tiempo, pero tras el incendio del citaremos a Daphne laureola, Silene
verano de 2001 pensábamos que habían saxifraga, Ilex aquifolium o una monu-
sido pasto de las llamas. Por fortuna mental cornicabra (Pistacia terebinthus).
hemos comprobado con agrado que aun- En la segunda cita señalaremos a Linaria
que por metros, se han salvado en su ilergabona, Biscutella fontqueri, Knautia

25
Flora Montiberica 20 (2002)

rupicola, Erinus alpinus, Silene saxifraga La mayor agrupación de tejos se en-


y viejos acebos. cuentra en la cabecera de este último
pedregal; son unos quince, tal vez más
31TBF5503-5603, Pobla de Benifassà, (algunos de ellos recomidos por las nume-
Barranc de les Codines o arroyo de Bel, rosas cabras montesas existentes y con
880-980 m, 9-IV-2002, J.M. Aparicio & escasísimas posibilidades de desarrollo y
J.M. Mercé. regeneración), que comparten hábitat con
En este cauce los tejos se hallan Centranthus lecoqii o Linaria ilergabona.
acompañados por un cortejo florístico
muy valioso en el que sobresalen Ilex 31TBF6304, Pobla de Benifassà, Serra
aquifolium, Primula veris subsp. colum- de la Creu, Mola dels Teixets, 920 m, 21-
nae, Primula acaulis, P. x tommasinii, XI-2001, J.M. Aparicio & J.M. Mercé.
Daphne laureola, Aquilegia vulgaris, Concuerda la situación de este fitoto-
Linaria ilergabona o Silene saxifraga. pónimo con la existencia de varios tejos
salpicando la base y grietas del cingle y
31TBF5803-5903, Pobla de Benifassà, farallón rocoso, en la umbría de la muela.
canchal cerca del “PR” Bel-La Pobla, 900
m, 30-IV-2002, J.M. Aparicio & J.M. 31TBF6405, Pobla de Benifassà, Serra
Mercé. de la Creu o de l’Esquetxe, barranco de
Especialmente numerosa se muestra la umbría, 550-700 m, 14-IV-2002, J.M.
población de Centranthus lecoqii en estos Aparicio & J.M. Mercé.
canchales, que es mantenida severamente Encontramos los primeros árboles a
a raya por las cabras montesas; también una altura inferior a los seiscientos me-
vemos acebos (Ilex aquifolium) dispersos. tros, y a partir de aquí vamos viendo des-
perdigados unos cuantos tejos más, junto
31TBF5910, Pobla de Benifassà, Fre- a Linaria ilergabona, Erinus alpinus,
des, Barranc de Trencaladre, 1070 m, 20- Acer granatense y pies aislados de acebo.
VII-2001, J.M. Aparicio & J.M. Mercé; Muy próximo a los ejemplares de la Mola
31TBF6010, Pobla de Benifassà, Fredes, dels Teixets (ver párrafo anterior) obser-
alrededores del Mas de Trencaladre, 1130 vamos Gagea reverchonii: 31TBF6304,
m, 20-VII-2001, J.M. Aparicio & J.M. 940 m, planta no citada en el catálogo de
Mercé; ibídem, Barranc de Trencaladre, El Baix Maestrat (VILLAESCUSA,
1080 m, 16-IX-2001, J.M. Aparicio, M. 2000).
Martínez & J.M. Mercé.
En este lugar se sitúa la tejeda más 31TBF6503, Rossell, Barranc de
numerosa de entre las citadas, constituida l’Ullastre o del Trinxant, 650-800 m, 30-
al menos por un centenar de ejemplares. I-2000, J.M. Aparicio, E. Luque, J.M.
Les acompañan Ilex aquifolium, Sorbus Mercé & R. Biosca; ibídem, pie de cantil,
aria, Euphorbia amygdaloides, Phyteuma 660-690 m, 20-II-2002, J.M. Aparicio &
orbiculare o Prunella grandiflora como J.M. Mercé.
táxones más destacables observados. Sorprende encontrar esta conífera a
poco más de 600 m, conviviendo con
31TBF6004, Pobla de Benifassà, Serra palmitos (Chamaerops humilis) y otras
de la Creu, Barranc de les Canals, can- plantas termófilas. Los tejos se presentan
chales, 880 m, 18-IV-2002, J.M. Aparicio en varios puntos del barranco y
& J.M. Mercé. 31TBF6104, Ibídem, proximidades, en el que hemos podido ver
canchales de umbría, 900 m, 18-IV-2002, también especies interesantes como Aster
J.M. Aparicio & J.M. Mercé. sedifolius, Biscutella fontqueri, Globula-

26
J.M. APARICIO & al.: Aportaciones al conocimiento de la distribución del tejo en Castellón

ria repens, Ilex aquifolium, Pistacia x AGRADECIMIENTOS


saportae, Potentilla caulescens, Knautia
rupicola, Urtica pilulifera, etc. A Vicente Adal y su esposa Magda-
Destaca entre 660 y 690 m una co- lena Avivar, vecinos de Fredes, por su
queta tejera, la mayor de todo el barranco. amabilidad, buena predisposición y ayuda
No son muchos los individuos existentes, prestada en lo concerniente a toponimia,
apenas una veintena, pero su disposición cartografía y localización de tejos.
agrupada, junto a grandes y abundantes A Regina Kenmore y Patricia Pérez,
matas de boj –arbusto muy raro ya en esta por su traducción del resumen del texto a
zona–, acebos, arces (Acer granatense) y lengua inglesa.
guillomos (Amelanchier ovalis), que con- A Carlos Fabregat, por sus aportacio-
viven con lentiscos, zarzaparrillas, aliagas nes críticas al manuscrito.
(Ulex parviflorus), romeros, brezos (Erica
multiflora) o palmitos, la hacen merece-
dora de una mención especial. BIBLIOGRAFÍA
31TBF6110, Pobla de Benifassà, Fre- CORTÉS, S., F. VASCO & E. BLANCO
des, Racó de l’Avellaner, 1050-1100 m, (2000) El libro del tejo (Taxus baccata L.)
8-VI-2001, J.M. Aparicio & J.M. Mercé. Un proyecto para su conservación. Ed.
31TBF6210, ibídem, 12-VI-2001, J.M. ARBA (Asociación para la Recuperación
Aparicio & J.M. Mercé. del Bosque Autóctono).
Bellísimo y frágil rincón donde se FABREGAT, C. (1995) Estudio florístico y
pueden observar la mayoría de plantas fitogeográfico de la comarca del Alto
Maestrazgo (Castellón). Tesis Doctoral.
raras, endémicas o amenazadas que exis- Universidad de Valencia.
ten en la Tinença de Benifassà. El teix GUAL, J.J. (2000) Árboles y arboledas mo-
cuenta aquí con un buen contingente, en numentales de las comarcas de Castellón.
el que se aprecian notables ejemplares y Diputación de Castellón.
un tronco cortado que, gracias a su ma- LAGUNA, E. & al. (1998) Flora endémica,
dera imputrescible, demuestra la pasada rara o amenazada de la Comunidad
existencia de algún espécimen de propor- Valenciana. Generalitat Valenciana, Con-
ciones más que considerables. selleria de Medio Ambiente.
SERRA, L., C. FABREGAT, J.J. HERRERO-
BORGOÑÓN & S. LÓPEZ UDÍAS
31TBF6112, Pobla de Benifassà, Fre-
(2000) Distribución de la flora vascular
des, Pinar Pla o Pinarplá, cerca de pista, endémica, rara o amenazada en la C-
1180 m, 9-III-2002, J.M. Mercé. omunidad Valenciana. Generalitat Valen-
ciana, Conselleria de Medio Ambiente.
31TBF6211, Pobla de Benifassà, Fre- TIRADO, J. (1998) Flora vascular de la
des, Canal de la Lluï ssa, 1050-1100 m, comarca de La Plana Alta. Diputación de
13-VII-2001, J.M. Aparicio & J.M. Castellón.
Mercé. VILLAESCUSA, C. (2000) Flora vascular de
Resalta en este barranco un tejo de la comarca del Baix Maestrat. Diputación
de Castellón.
porte majestuoso y grueso fuste (alrede-
dor de 3 m de perímetro). (Recibido el 7-V-2002)

27
Flora Montiberica 20: 28-31 (VI-2002)

TEUCRIUM BUXIFOLIUM SCHREBER SUBSP. HIFACENSE


(PAU) FERN. CASAS (LABIATAE) EN EL INTERIOR
VALENCIANO

Emilio LAGUNA*, Amparo OLIVARES**, José A. JUÁREZ***, Gabriel


BALLESTER* & Vicente DELTORO**
* Generalitat Valenciana. Conselleria de Medi Ambient. Servicio de Conservación y
Gestión de la Biodiversidad. Arquitecto Alfaro, 39. 46071 Valencia.
C.e.: floraval@gva.es
** Generalitat Valenciana. Conselleria de Medi Ambient. Servicios Territoriales de
Valencia. Gregorio Gea, 27. 46071 Valencia. C. e.: flora.valencia@cma.m400.gva.es
*** Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias. Depto. de Producción Vegetal y
Biotecnología. Carretera. Moncada-Náquera, km 5,5. 46113 Moncada.
C. e.: jose.juarez@ivia.es

RESUMEN: Teucrium buxifolium Schreber subsp. hifacense (Pau) Fern. Casas (=T.
hifacense Pau), tradicionalmente considerado como un endemismo del NE de la provincia
de Alicante y SE de la de Valencia (Comunidad Valenciana, España), a menudo localizada
cerca de la costa, ha sido encontrada en enclaves rocosos calcáreos del interior de la
provincia de Valencia. Esta cita reabre la discusión sobre la validez de algunas referencias
antiguas, que localizaban al taxon cerca de los límites con Castilla-La Mancha.

SUMMARY: Teucrium buxifolium Schreber subsp. hifacensis (Pau) Fern. Casas (=T.
hifacense Pau), traditionally considered as endemic to the NE of the province of Alicante
and SE of Valencia (Valencian Community, Spain), often living near the coastline, have
been located on the inland calcareous, rocky grounds of the province of Valencia. This
discovery open a discussion on the validity of some prior references to this taxon close to
the neighbouring region of Castilla-La Mancha.

Teucrium buxifolium Schreber Con motivo de la localización de otros


subsp. hifacense (Pau) Fern. Casas táxones de interés en el paraje del Ba-
VALENCIA: 30SXJ9111, Enguera, rranco de la Hoz de Enguera, notamos que
El Chorrillo, cañón del Barranco de la los especímenes rupícolas del género Teu-
Hoz de Enguera, 600 m, 7-VI-2001, ro- crium presentaban un gran parecido exter-
quedos calcáreos en orientación N, E. no con las formas típicas de T. buxifolium
Laguna, A. Olivares, G. Ballester & J.A. subsp. hifacense, exhibiendo los caracte-
Juárez (VAL 119312). res que más claramente los diferencian de

28
E. LAGUNA & al.: Teucrium buxifolium subsp. hifacense en el interior valenciano

la subespecie tipo: hojas pecioladas, muy Para el caso de la provincia de Valen-


pelosas por el haz, poco o nada brillantes, cia, la distribución de T. hifacense habría
de margen escasamente revoluto y lobula- quedado hasta ahora restringida al sector
ciones profundas, y con limbo triangular. sudoriental, siguiendo las referencias car-
La subsp. buxifolium habitualmente tográficas de SERRA & al. (op. cit.); estas
muestra una pelosidad más laxa e incluso citas provienen, según comunicación de
un ligero brillo en el haz foliar, con limbo los propios autores de aquel texto, del tra-
subromoboideo de lobulaciones poco bajo elaborado por HERRERO-BORGO-
marcadas. Examinadas a la lupa binocu- ÑÓN (1997), quien recogió a su vez las
lar, las muestras exhibían además el ca- referencias de RIGUAL & al. (1962) y
racter que mejor permite atribuir los ejem- SORIANO (1995); se trata de 4 citas que
plares a la subsp. hifacense: la total ausen- afectan en conjunto a 3 cuadrículas UTM
cia de pelos glandulíferos, tanto en la hoja de 10x10 km: 30SYJ23 (hacia la Barraca
como en los tallos y partes florales. d'Aigües Vives, en el término de Alcira),
Aunque la distribución del taxon paua- 30SYJ30 (Sierra de la Safor, en Villalon-
no se limita a las comarcas cercanas de ga) y 30SYJ42 (inmediaciones del pueblo
clara influencia marítima (v. SERRA & de Jeresa). Cabe añadir la cita del taxon
al., 2001: 37 y 213; PIZARRO & al., en el macizo del Montdúber, sobre pliego
1990: 148), no es menos cierto que tam- de J. Pizarro (PIZARRO & al., op. cit.),
bién alcanza enclaves de gran altitud con correspondiente a la cuadrícula 30SYJ32.
mayor rigor climático (v.g., zona cacumi- Revisando los fondos del herbario VAB
nal de umbría del Puig Campana, en torno hemos localizado además un pliego exa-
a los 1.400 m); en consecuencia, no debe minado favorablemente por el Dr. M.B.
extrañar que la planta pueda colonizar Crespo y recolectado por I. Pascual en
enclaves del interior valenciano como la Llaurí, 30SYJ33.
nueva cita que aquí se aporta, siempre que En consecuencia, la distribución de T.
se den condiciones edáficas o geológicas buxifolium subsp. hifacense parece afectar
adecuadas. al menos a las siguientes 6 cuadrículas
Tradicionalmente se han atribuido a T. UTM de 10 x 10 km dentro de la provin-
buxifolium subsp. buxifolium las citas de cia de Valencia: XJ91,YJ23, YJ30, YJ32,
pliegos de T. buxifolium alejados de la YJ33, YJ42. Comparando estos datos con
línea de costa. Existe un pliego atribuido los aportados por SERRA & al. (op. cit.)
inicialmente atribuido a la subsp. hifacen- y HERRERO-BORGOÑÓN (op. cit.)
se (Pau) Fern. Casas (bas.: T. hifacense para la subsp. buxifolium, se observa que
Pau) y recolectado en junio de 1979 en el ésta última se encuentra también en todas
embalse de Embarcaderos de Cofrentes las cuadrículas para las que se ha locali-
(30SXJ64, MAF: 130805) por S. Rivas zado la subsp. hifacense, excepto en la
Martínez, citado por PIZARRO & al. nueva localidad aportada en este artículo
(1990: 148). Sin embargo, tanto los tra- (XJ91), si bien se conoce su presencia en
bajos precedentes (cf. RIVERA & varias cuadrículas colindantes (XJ90 y
OBÓN, 1987) como en general los poste- XJ92). No se ha podido comprobar, sin
riores (cf. COSTA & PIZARRO, 1993; embargo, que ambos táxones convivan
LAGUNA, 1998; SERRA & al., 2001), dentro de los mismos enclaves. Tampoco
obvian la cita de Rivas Martínez y redu- las referencias bibliográficas o etiquetas
cen la distribución del taxon de Carlos de pliegos consultadas permiten reconocer
Pau al al SE de Valencia y NE de Ali- con exactitud cuáles fueron los sitios
cante. exactamente visitados por los autores que
recolectaron previamente la subsp. hifa-

29
Flora Montiberica 20 (2002)

cense, a fin de poder corroborar con sufi- Rigual, Esteve & Rivas Goday 1962 corr.
ciente certeza la posible coexistencia, e Alcaraz & De la Torre 1988.
incluso cualquier rasgo de hibridación. La vegetación periférica, actualmente
en regeneración tras el incendio forestal
sufrido en el verano del año 2000, incluye
DATOS SOBRE LA POBLACIÓN buenos indicadores termófilos como Cha-
DEL BARRANCO DE LA HOZ maerops humilis, Elaeoselinum asplepium
o Coronilla juncea; si bien debe recor-
Dentro del barranco de la Hoz, hemos darse que algunos de estos táxones alcan-
encontrado a T. buxifolium subsp. hifa- zan cotas muy elevadas en los cercanos
cense hacia su tramo medio, en grandes macizos de Peñón de los Machos y Caro-
paredones verticales ('cintos' o 'cingles') che, donde es conocido el hecho del que
de materiales calcáreos -calizas y margo- el palmito colonice enclaves macroclimá-
calizas-, en orientación N; de las primeras ticamente atribuibles al piso mesomedite-
prospecciones realizadas, deducimos que terráneo medio y superior, alcanzando co-
la población puede ser relativamente tas de 900 m.s.n.m. (Dr. Rafael Currás,
grande, ocupando grandes afloramientos com. pers.). En todo caso, y por el
rocosos a lo largo de 2 ó más km; además, conjunto de flora y vegetación que pre-
existen importantes áreas potenciales, aún senta, no parece arriesgado ubicar la zona
por prospectar, en el entorno del propio de estudio en el piso mesomediterráneo
barranco (p.ej., el barranco de Boquella o inferior, bajo ombroclima seco.
Boquilla).
Un inventario tomado en la zona de
recolección de los pliegos, con exclusión AGRADECIMIENTOS
de los enclaves de tobas rezumantes in-
cluídos en el mismo roquedo, arrojó los Al Dr. Gonzalo Mateo (Depto Biolo-
siguientes resultados: Alt.: 600 m, Orient. gía Vegetal, Universidad de Valencia),
N, Superf.: 30 m2: Teucrium buxifolium por la revisión global del trabajo.
subsp. hifacense, 2.2; Sarcocapnos saeta-
bensis, 2.2; Erica terminalis, 1.1; Hype-
ricum ericoides, 1.1; Rhamnus lycioides BIBLIOGRAFÍA
subsp. borgiae, +.1; Chaenorhinum origa-
nifolium subsp. crassifolium, +.1; Sangui- COSTA, M. & PIZARRO, J. (1993).
sorba minor subsp. rupicola, +.1; Melica Iconografía selecta de la flora valen-
minuta, +.1; Jasonia glutinosa, +; Biscu- ciana. 223 pp. IVEI. Valencia.
tella stenophylla +; Sedum album, +. CRESPO, M.B., MATEO, G. & GÜE-
Aparentemente, estos datos se alejan MES, J. (1990). Sobre Teucrium bu-
sustancialmente de los propios de la co- xifolium Schreber (Lamiaceae) y es-
munidad tipo a la que tradicionalmente se pecies relacionadas. Bol. Soc. Brote-
ha asignado en el NE de Alicante Chae- riana sér. 2, 63: 121-131.
norhino crassifoliae-Teucrietum hifacen- HERRERO-BORGOÑÓN, J.J. (1997).
sis Rigual, Esteve & Rivas Goday 1965, Programa general de conservación de
nom. inv. Costa & Pizarro 1993; pudiendo flora amenazada de la provincia de
adscribirse a variantes de tránsito entre Valencia. 4 vols. Informe inédito.
esta asociación y el Rhamno borgiae- Conselleria de Medio Ambiente. Va-
Teucrietum buxifolii G. Mateo & lencia.
Figuerola 1984, o las más termófilas del LAGUNA, E. (coord.) (1998). Flora
Jasonio glutinosae-Teucrietum thymifolii endémica, rara o amenazada de la

30
E. LAGUNA & al.: Teucrium buxifolium subsp. hifacense en el interior valenciano

Comunidad Valenciana. 444 pp. Con- (ed.): Libro rojo de especies vegetales
selleira de Medi Ambient, Generalitat amenazadas de España Peninsular e
Valenciana. Valencia. Islas Baleares. ICONA. Madrid.
PIZARRO, J., PÉREZ BADÍA, R., & SERRA, L., FABREGAT, C., HE-
SORIANO, P. (1990). Aportaciones RRERO-BORGOÑÓN, J.J. & LÓPEZ
19 y 20, en MOLINA, A. (ed.): Carto- UDIAS, S. (2001). Distribución de la
grafía corológica ibérica, aportaciones flora vascular endémica, rara o ame-
10-24. Bot. Complutensis 16: 148-149 azada en la Comunidad Valenciana.
y 163. 230 pp. Conselleira de Medi Ambient,
RIGUAL, a., ESTEVE, F. & RIVAS Generalitat Valenciana. Valencia.
GODAY, S. (1962). Contribución al SORIANO, P. (1995). Estudio de la ve-
estudio de la Asplenietea rupestris en getación y flora de la comarca de La
la región sud-oriental de España. Safor (Valencia). Tesis Doctoral iné-
Anales Jard. Bot. Cavanilles 20: 129- dita. Facultad de Farmacia, Universi-
169. dad de Valencia. Valencia.
RIVERA, D. & OBÓN, C. (1987). Teu-
crium hifacense Pau (Lamiaceae). pp. (Recibido el 2-V-2002)
600-601 in GÓMEZ CAMPO, C.

31
Flora Montiberica 20: 32-33 (VI-2002)

NOVEDADES TAXONÓMICAS PROPUESTAS EN LOS 20


NÚMEROS APARECIDOS DE FLORA MONTIBERICA

Gonzalo MATEO SANZ


Jardín Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 82. 46008. Valencia.

INTRODUCCIÓN Erysimum javalambrense G. Ma-


teo, M.B. Crespo & López Udias, Flora
Se presenta un listado en orden alfa- Montib. 9: 42 (1998). [Typus en Camare-
bético, con las propuestas de novedades na de la Sierra (Te)].
taxonómicas o nomenclaturales apareci-
das en los 20 primeros números de la Globularia borjae (G. López) Ló-
revista Flora Montiberica. Para las plantas pez Udias, C. Fabreagt & G. Mateo, Flora
nuevas se especifica la localidad clásica y Montib. 16: 35 (2000). [Bas.: G. repens
el basiónimo para las combinaciones subsp. borjae G. López].
nomenclaturales
Helianthemum asperum subsp.
willkommii G. Mateo & M.B. Crespo,
Centaurea x paredensis (G. Ló- Flora Montib. 4: 15 (1996). [Typus en
pez) G. Mateo & V.J. Arán, Flora Montib. Matet (Cs)].
16: 11 (2000). (C. alba x pinae). [Bas.: C.
x bilbilitana nm. paredensis G. López]. Helianthemum conquense (Borja
& Rivas Goday ex G. López) G. Mateo &
Coronilla minima subsp. vigoi V.J. Arán, Flora Montib. 3: 95 (1996).
Pitarch & Sanchis Duato, Flora Montib. [Bas.: H. marifolium subsp. conquense
17: 21 (2001). [Typus en Mosqueruela Borja & Rivas Goday ex G. López].
(Te)].
Herniaria x montenegrina Pérez
Dianthus hispanicus subsp. con- Dacosta & G. Mateo, Flora Montib. 9: 49
testanus M.B. Crespo & G. Mateo, Flora (1998). (H. glabra x latifolia). [Typus en
Montib. 20: 8 (2002). [Typus en Villena Montenegro de Cameros (So)].
(A)].
Linaria ilergabona M.B. Crespo &
Dianthus hispanicus subsp. ede- V.J. Arán, Flora Montib. 14: 24 (2000).
tanus M.B. Crespo & G. Mateo, Flora [Typus en Cervera del Maestre (Cs)].
Montib. 20: 7 (2002). [Typus en Utiel
(V).] Ononis crispa subsp. zschackei (F.
Herm.) L. Sáez, J.A. Rosselló & N. To-
Erodium aguilellae López Udias, rres, Flora Montib. 7: 88 (1997). [Bas.: O.
C. Fabregat & G. Mateo, Flora Montib. 8: zschackei F. Herm.].
71 (1998). [Typus en Onda (Cs)].

32
G. MATEO.: Novedades taxonómicas propuestas en Flora Montiberica

Ophrys bertolonii subsp. balea- Sideritis x murcica nothosubsp.


rica (Delforge) L. Sáez, J.A. Rosselló & stricta (Font Quer) M.B. Crespo & E.
N. Torres, Flora Montib. 7: 89 (1997). Laguna, Flora Montib. 6: 87 (1997). (S.
[Bas.: O. balearica Delforge]. incana subsp. edetana x S. angustifolia
subsp. angustifolia). [Bas.: S. x viciosoi
Orobanche elatior subsp. icterica var. stricta Font Quer].
(Pau) A. Pujadas, Flora Montib. 17: 11
(2001). [Bas.: O. icterica Pau]. Teucrium capitatum subsp. gyp-
sicola G. Mateo & V.J. Arán, Flora Mon-
Orobanche major subsp. icterica tib. 9: 34 (1998). [Typus en Cañamares
(Pau) A. Pujadas, Flora Montib. 11: 16 (Cu)].
(1999). [Bas.: O. icterica Pau].
Thapsia dissecta (Boiss.) V.J. Arán
Pilosella aranii G. Mateo, Flora & G. Mateo, Flora Montib. 20: 17 (2002).
Montib. 7: 69 (1997). [Typus en Cercedi- [Bas.: T. villosa var. dissecta Boiss.].
lla (M)]
Thymus x aragonensis G. Mateo,
Pilosella subulatissima (Zahn) G. M.B. Crespo & N.E. Mercadal, Flora
Mateo, Flora Montib. 7: 68 (1997). [Bas.: Montib. 16: 23 (2000). (T. loscosii x zy-
Hieracium argyrocomum subsp. subula- gis) [Typus en Albalate del Arzobispo
tissimum Zahn] (Te)].

Pilosella tremedalis subsp. caba- Thymus herba-barona subsp. bi-


lleroi G. Mateo, Flora Montib. 3: 31 valens M. Mayol, L. Sáez & J.A. Rosse-
(1996). [Typus en Montenegro de Came- lló, Flora Montib. 8: 61 (1998). [Typus en
ros (So)]. Serra d’Alfàbia (Mallorca)].

Pilosella vahlii subsp. pseudo- Thymus x monrealensis notho-


vahlii (Arv.-Touv.) G. Mateo, Flora subsp. conquensis G. Mateo & V. J.
Montib. 2; 36 (1996). [Bas.: Hieracium Arán, Flora Montib. 4: 35 (1996). (T.
pseudovahlii De Retz]. vulgaris subsp. vulgaris x zygis subsp.
sylvestris). [Typus en Huelves (Cu)].
Pilosella winkleri (Naegeli & Peter)
G. Mateo, Flora Montib. 7: 69 (1997). Thymus x novocastellanus G.
[Bas.: Hieracium subuliferum subsp. Mateo, M.B. Crespo & J.M. Pisco, Flora
winkleri Naegeli & Peter] Montib. 17: 1 (2001). (T. borgiae x izcoi)
[Typus en Beteta (Cu)].
Ranunculus paludosus subsp.
barceloi (Grau) L. Sáez, J.A. Rosselló & Urginea undulata subsp. caeculi
N. Torres, Flora Montib. 7: 88 (1997). (Pau) M.B. Crespo & G. Mateo, Flora
[Bas.: R. barceloi Grau]. Montib. 5: 58 (1997). [Bas.: U. undulata
var. caeculi Pau].
Sideritis x murcica nothosubsp.
mediovalentina M.B. Crespo & E. La- (Recibido el 3-VI-2002)
guna, Flora Montib. 6: 87 (1997). (S. in-
cana subsp. incana x S. angustif. subsp.
angustifolia). [Typus en Requena (V)].

33
NORMAS DE PUBLICACIÓN
Los originales se deberán hacer llegar a la redacción en soporte
informático, redactados mediante el procesador de textos WORD 6.0 para
WINDOWS o compatible con él, siguiendo un esquema similar al que
puede observarse en los artículos editados.
1: Título. Suficientemente claro, expresivo del contenido y lo más breve
posible.
2. Autoría. Especificando nombre y dos apellidos de cada autor.
3. Direcciones de los autores. Si trabajan en alguna institución científica
mejor la dirección de trabajo. En caso contrario la privada.
4. Resumen. En lenguas española e inglesa o francesa.
5. Texto. En lengua comprensible por la mayor parte de los suscriptores.
Dividido en en los apartados que sugiera el contenido. Acompañado de
los gráficos o mapas que se crean convenientes.
6. Bibliografía. Las referencias en el texto deberán explicitar la autoría en
mayúsculas, el año y -si se alude a una frase o párrafo concreto- la página.
Al final del artículo se enumerarán las referencias que se han ofrecido, en
orden de autores y años, al modo como puede verse en los artículos
editados.

Los manuscritos pueden enviarse: Gonzalo Mateo Sanz. Jardín


Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 82. E-46008-Valencia. O
por correo electrónico a la dirección: gonzalo.mateo@uv.es.
FLORA MONTIBERICA

Vol. 20. Valencia, VI-2002

ÍNDICE
MATEO SANZ, G. & V.J. ARÁN REDÓ - Nuevos datos sobre la flora de la
provincia de Cuenca, XVII …………………………………...…………………. 1
CRESPO VILLALBA, M.B. & G. MATEO SANZ - Los claveles del grupo D.
hispanicus Asso en la flora valenciana ………………………………………….. 6
MARTÍN POLO, F. - Sobre la correspondencia de Simón de Rojas Clemente, VI.. 11
ARÁN REDÓ, V.J. & G. MATEO SANZ – Sobre una Thapsia infravalorada del
Mediterráneo occidental ……………………………………………….………… 16
APARICIO ROJO, J.M., J.M. MERCÉ ZAMORA, E. LUQUE LÓPEZ, H.
GUARDIOLA BELLÉS, A. GIMENO NAVARRO & M. MARTÍNEZ CA-
BRELLES – Aportaciones al conocimiento de la distribución del tejo (Taxus bac-
cata L.) en la provincia de Castellón ………………………………………………... 21
LAGUNA LUMBRERAS, E., A. OLIVARES TORMO, J.A. JUÁREZ, G. BA-
LLESTER & V. DELTORO - Teucrium buxifolium subsp. hifacense (Pau) Fern.
Casas (Labiatae) en el interior valenciano ……..…………………………..... 28
MATEO SANZ, G. – Novedades taxonómicas propuestas en los 20 números apa-
recidos de Flora Montiberica …………………………………………………… 32