Está en la página 1de 64

FLORA MONTIBERICA

Publicación periódica especializada en trabajos sobre la flora del


Sistema Ibérico

Vol. 18 Valencia, IX-2001


FLORA MONTIBERICA

Vol. 18. Valencia, IX-2001

ÍNDICE
CRESPO VILLALBA, M.B. – Ajustes nomenclaturales en matorrales iberolevan-
tinos de Rosmarinetea ………………………………………………….………... 1
DÍAZ SANTIAGO, G., J. ÁLVAREZ JIMÉNEZ – Quercus petraea subsp. hu-
guetiana y otras plantas interesantes del afloramiento paleozoico de Santa María 5
del Espino (Guadalajara) ………………………………………………….……...
MATEO SANZ, G. – Flora banal del Sistema Ibérico …………………………….. 14
GUILLOT ORTIZ, D. – Apuntes sobre algunos neófitos de la flora valenciana …. 19
MATEO SANZ, G., J. PISCO GARCÍA & L.M. BUENO SANCHO – Aporta-
ciones a la flora cesaraugustana, X ………...……………………………………. 22
LAGUNA LUMBRERAS, E. – Taxodium distichum (L.) L.C.M. Richard, planta
nueva para la flora valenciana ………………….………………………...……… 26
MATEO SANZ, G. – Adiciones y enmiendas a la flora de las sierras de Mira y Ta-
layuelas (Cuenca-Valencia) ………………….……………………………….…. 28
LAGUNA LUMBRERAS, E. & G. MATEO SANZ .- Observaciones sobre la
flora alóctona valenciana ………………………………………………………... 40
MATEO SANZ, G. & V.J. ARÁN REDÓ .– Nuevos datos sobre la flora de la
provincia de Cuenca, XV ...................……………………….…........................... 45
SERRA LALIGA, L., C. FABREGAT LLUECA & al. – Asignación de las
nuevas categorías U.I.C.N. a la orquidoflora valenciana ……………...………… 51
Flora Montiberica 18: 1-4 (IX-2001)

AJUSTES NOMENCLATURALES EN MATORRALES


IBEROLEVANTINOS DE ROSMARINETEA

Manuel B. CRESPO VILLALBA


Centro Iberoamericano de la Biodivers idad (CIBIO), Universidad de Alicante.
Apartado 99. E-03080 Alicante. crespo@carn.ua.es

RESUMEN: Se aportan datos sobre la nomenclatura de algunos matorrales seriales


del sudeste ibérico. Como se resultado se corrige el nombre de tres asociaciones: dos de
Rosmarinetalia officinalis (Hippocrepido fruticescentis-Anthyllidetum lagascanae y Cen-
taureo segariensis-Cistetum albidi) y una de Anthyllidetalia terniflorae (Centaureo spa-
chii-Rosmarinetum officinalis). Además, para cada una de ellas se presentan datos biocli-
máticos, corológicos y ecológicos.

SUMMARY: Data on nomenclature are presented of serial shrublands from the south-
eastern Iberian Peninsula. The names of three associations are corrected: two of Rosmari-
netalia officinalis (Hippocrepido fruticescentis-Anthyllidetum lagascanae and Centaureo
segariensis-Cistetum albidi) and one of Anthyllidetalia terniflorae (Centaureo spachii-
Rosmarinetum officinalis). Moreover, data on bioclimatology, chorology and ecology are
reported for each one.

INTRODUCCIÓN Martínez et al. 1991, en la que además se


realiza una síntesis y actualización de la
Los matorrales iberolevantinos presen- dispersa información existente sobre este
tan una gran importancia biológica, dado tipo de vegetación. No obstante, recien-
que muchos de ellos son tipos de vegeta- temente se han dado a conocer nuevos
ción endémicos de territorios reducidos. datos sobre matorrales seriales iberole-
Además, el gran número de táxones en- vantinos (cf. ALCARAZ & DELGADO,
démicos que en ellos participa (cf. LA- 1998; CRESPO, 1999; PÉREZ BADIA,
GUNA et al., 1998) hace que estas for- 1999), que completan el conocimiento
maciones vegetales presenten asimismo sobre esta clase de vegetación en dicho
un extraordinario valor desde una óptica territorio.
conservacionista. En la presente contribución se aportan
DÍEZ GARRETAS et al. (1998) han datos que permiten revisar la nomenclatu-
presentado una revisión sintaxonómica y ra de algunos de estos matorrales seriales,
nomenclatural de los matorrales ibéricos y que se distribuyen por el cuadrante sudo-
baleares de la clase Rosmarinetea Rivas riental ibérico.

1
Flora Montiberica 18 (2001)

MATERIAL Y MÉTODOS Hippocrepis presente en el área de la


asociación no es H. comosa, sino la que
Las autorías de los táxones menciona- hasta entonces se venía identificando co-
dos en el texto se corresponden, si no se mo H. scorpioides (art. 43, CNF); por
indican explícitamente, con las que apare- otro, Anthyllis sericea Lag. es un nombre
cen en MATEO & CRESPO (2001). ilegítimo (cf. BENEDÍ, 1995), debiendo
Los aspectos bioclimáticos y biogeo- reemplazarse por A. lagascana Benedí
gráficos se ajustan a las propuestas de (art. 44, CNF).
RIVAS MARTÍNEZ (1987, 1997). De modo similar, se propone aquí co-
La nomenclatura de los sintáxones se rregir de nuevo el nombre del sintaxon, ya
ajusta al Código de Nomenclatura Fitoso- que, según TALAVERA & DOMÍN-
ciológica (CNF), en su versión más re- GUEZ (2000), la Hippocrepis del grupo
ciente (WEBER et al., 2000). H. comosa presente en el área de la aso-
ciación es, como se ha indicado anterior-
mente, H. fruticescens (- H. scorpioides
RESULTADOS auct., H. glauca auct.) y no H. scorpioi-
des, taxon este último cuya distribución se
Hippocrepido fruticescentis-Anthyllide- limita al cuadrante nororiental ibérico.
tum lagascanae Stübing, Peris & Costa
1989 corr. M.B. Crespo (1999) hoc loc. Centaureo segariensis-Cistetum albidi
[Hippocrepido comosae-Anthyllidetum seri- Costa & Pérez Badia in Pérez Badia 1997
ceae Stübing, Peris & Costa 1989 (Art. 43, corr. M.B. Crespo hoc loc.
44), Hippocrepido scorpioidis-Anthyllidetum [Centaureo rouyi-Cistetum albidi Costa &
lagascanae Stübing, Peris & Costa 1989 co- Pérez Badia in Pérez Badia 1999 (Art. 43)]
rr. M.B. Crespo 1999 (Art. 43)] Holotypus: Pérez Badia, Flora vascular
Holotypus: Stübing et al., Phytocoe- y vegetación de la Comarca de la Marina
nologia 17(1): 38, tab. 9, invent. 3. 1989. Alta: 328, tab. 27 invent. 3. 1997 [desig-
nado por Pérez Badia, Lazaroa 20: 119.
Asociación endémica de La Cañada 1999].
(Paterna, Valencia) −margen izquierda del
río Turia−. Ocupa un reducido territorio Asociación exclusiva de las áreas diá-
del extremo norte del sector Setabense nicas interiores del subsector Alcoyano-
(provincia Valenciano-Catalano-Proven- Diánico (sector Setabense), en bioclimas
zal) con bioclima termomediterráneo seco termomediterráneo subhúmedo y meso-
a semiárido, en un área limítrofe con el mediterráneo subhúmedo. Florísticamente
subsector Valenciano-Castellonense (sec- queda definida por la presencia de Cen-
tor Valenciano-Tarraconense de la misma taurea segariensis, Dianthus hispanicus
provincia). Queda definida por una pecu- subsp. fontqueri, Teucrium homotrichum,
liar combinación florística, con Anthyllis Sideritis dianica, Erica multiflora, Ulex
lagascana, Hippocrepis fruticescens Sen- parviflorus y otros táxones de Teucrio-
nen (- H. scorpioides auct., H. glauca Thymenion piperellae.
auct.), Thymus piperella, Erica multiflora, Sintaxon dado a conocer por PÉREZ
Ulex parviflorus y otros táxones de Ros- BADIA (1997) y validado posteriormente
marinion officinalis. (PÉREZ BADIA, 1999) con un inventario
Recientemente, CRESPO (1999) ha levantado entre Vall d’Ebo y Castell de
propuesto la corrección del nombre origi- Castells. En la publicación original se
nal de esta asociación, basándose en que indicó a Centaurea rouyi como planta
los nombres de los táxones que la identi- característica de la asociación. Sin embar-
fican son incorrectos. Por un lado, la go, el taxon de Centaurea subsect. Will-

2
M.B. CRESPO: Ajustes nomenclaturales en matorrales iberolevantinos de Rosmarinetea

kommia G. Blanca que crece en este ma- dufourii (Dostál) G. Blanca (≡ C. boissieri
torral diánico es, a nuestro juicio, C. sega- subsp. dufourii Dostál) en la localidad
riensis (= C. rouyi var. macrocephala G. clásica (Sª del Reclot, El Pinoso, Alican-
Blanca), como se deduce de los datos te) y en el resto del territorio de la asocia-
aportados por CRESPO & HERRERO- ción. Sin embargo, MATEO & CRESPO
BORGOÑÓN (1999), y no C. rouyi, plan- (1988) demostraron que dicho nombre
ta propia de comunidades rupícolas de debe ser reemplazado, en parte, por C.
Teucrion buxifolii Rivas Goday in Rivas spachii Schult Bip. ex Willk., ya que es
Goday et al. 1955. prioritario en el rango específico. Ade-
Igual que en los casos anteriores, el más, C. dufourii (Dostál) G. Blanca 1981
nombre de este sintaxon debe ser corregi- es ilegítimo, por ser homónimo posterior
do, en virtud del artículo 43 del CNF. de C. × dufourii Sennen 1912 −híbrido
descrito inicialmente como C. calcitrapa
Centaureo spachii-Rosmarinetum offici- × C. tenuifolia Boiss. (SENNEN, 1912),
nalis Alcaraz & Delgado 1998 corr. M.B. pero que corresponde realmente a C.
Crespo hoc loc. calcitrapa × C. pinae (MATEO, 1990)−,
[Centaureo dufourii-Rosmarinetum officina- y que debido a su ilegitimidad no puede
lis Alcaraz & Delgado 1998 (Art. 43), Co-
utilizarse para nombrar sintáxones.
munidad de Cistus albidus y Rosmarinus
officinalis Alcaraz 1984]
Por todo lo expuesto, dado que C.
Holotypus: Alcaraz & Delgado, Phyto- spachii es realmente el taxon que habita
coenologia 28(3): 451, tab. 3, invent. 1. en el área de la asociación (cf. LAGUNA
1998. et al., 1998; NAVARRO, 1999), el nom-
bre del sintaxon debe ser corregido, en
Asociación que se extiende por las aplicación del artículo 43 del CNF.
comarcas limítrofes entre las provincias
de Murcia y Alicante, comprendidas entre ESQUEMA SINTAXONÓMICO
Yecla (NE de Murcia) y Crevillente (SW
de Alicante). Corológicamente, ocupa las Cl. Rosmarinetea officinalis Rivas Martí-
áreas orientales del subsector Murciano- nez et al. 1991
Manchego (sector Manchego, provincia Ord. Rosmarinetalia officinalis Br.-Bl.
Castellano-Maestrazgo-Manchega), justo ex Molinier 1934
en la franja de contacto con el subsector All. Rosmarinion officinalis Br.-Bl. ex
Ayorano-Villenense (sector Setabense); Molinier 1934
territorios éstos con bioclimas mesomedi- Suball. Rosmarinenion officinalis
terráneo seco y mesomediterráneo semi- Ass. Hippocrepido fruticescentis-
árido. En su combinación florística se Anthyllidetum lagascanae Stü-
presentan táxones diferenciales territoria- bing, Peris & Costa 1989 corr.
les, como Sideritis leucantha subsp. M.B. Crespo (1999) 2001, hoc loc.
bourgaeana, Teucrium franchetianum Suball. Teucrio latifolii-Thymenion
Rouy & Coincy, Centaurea spachii (- C. piperellae Stübing et al. 1989
dufourii auct., non Sennen), C. antennata Ass. Centaureo segariensis-Ciste-
var. meridionalis A. Navarro & M.B. tum albidi Costa & Pérez Badia in
Crespo y Dianthus hispanicus subsp. Pérez Badia 1999 corr. M.B. Cres-
contestanus (- D. absconditus auct., non po 2001, hoc loc.
Fern. Casas).
Ord. Anthyllidetalia terniflorae Rivas
En las tabla y descripción original de
Goday et al. in Rivas Goday & Borja
la asociación (ALCARAZ & DELGADO,
1961
1998) se indica la presencia de Centaurea

3
Flora Montiberica 18 (2001)

All. Sideritidion bourgaeanae Peinado MATEO, G. & M. B. CRESPO (1988) No-


& Martínez Parras in Peinado et al. veautés en Centaurea sect. Willkommia G.
1991 Blanca (Compositae) à l’est de l’Espagne.
Ass. Centaureo spachii-Rosmarine- Bol. Soc. Brot., ser. 2, 61: 259-266.
MATEO, G. & M. B. CRESPO (2001) Ma-
tum officinalis Alcaraz & Delgado nual para la determinación de la flora va-
1998 corr. M.B. Crespo 2001, hoc lenciana. 2ª edición. Moliner-40, Valencia.
loc. NAVARRO, A. (1999) La Sierra del Reclot y
el Cerro de la Sal: flora y paisaje vegetal.
Colecc. Textos Universitarios. Instituto
BIBLIOGRAFÍA Juan Gil-Albert. Alicante.
PEREZ BADIA, R. (1997) Flora vascular y
ALCARAZ, F. & M.J. DELGADO (1998) vegetación de la comarca de la Marina Al-
Thyme-brushwood communities (“tomilla- ta. Instituto Juan Gil-Albert. Alicante.
res”) of semiarid South-eastern Spain. PEREZ BADIA, R. (1999) Validación de la
Phytocoenologia 28(3): 427-453. asociación valenciana Centaureo rouyi-
BENEDÍ, C. (1995) Taxonomía del grupo Cistetum albidi. Lazaroa 20: 119.
Anthyllis henoniana Coss. (Leguminosae): RIVAS MARTÍNEZ, S. (1987) Memoria del
A. lagascana, nom. nov. Anales Jard. Bot. Mapa de series de vegetación de España,
Madrid 53(2): 282-284. a escala 1:400.000. ICONA, Ministerio de
CRESPO, M. B. (1999) Novedades sintaxo- Agricultura, Pesca y Alimentación, Ma-
nómicas y nomenclaturales en matorrales drid.
seriales valencianos del orden Rosmarine- RIVAS MARTÍNEZ, S. (1997) Syntaxonomi-
talia Br.-Bl. ex Molinier 1934. Acta Bot. cal synopsis of the potential natural plant
Malacitana 24: 208-220. communities of North America., I. Itinera
LAGUNA, E., M.B. CRESPO & al. Geobot. 10: 1-148.
SENNEN, F. (1912) Quelques formes nouve-
(1998) Flora endémica, rara o ame-
lles ou peu connues de la flore de Catalog-
nazada de la Comunidad Valenciana. ne, Aragon, Valence. Bol. Soc. Aragonesa
Colecc. Biodiversidad 1. Generalitat Ci. Nat. 11: 177-215.
Valenciana. Valencia. TALAVERA, S. & E. DOMÍNGUEZ (2000)
MATEO, G. (1990) Catálogo florístico de Hippocrepis L. In. S. Castroviejo & al.
la provincia de Teruel. Instituto de Es- (eds.), Flora iberica, 7(2): 897-935. Real
tudios Turolenses. Teruel. Jardín Botánico, CSIC. Madrid.
CRESPO, M. B. & J. J. HERRERO-BOR- WEBER, H.E., J. MORAVEC & J. P.
GOÑÖN (1999) Sobre algunos endemis- THEURILLAT (2000) Code of Phyto-
mos ibéricos presentes en las áreas seta- sociological Nomenclature, 3rd. ed. J.
benses. Fl. Montiber. 12: 65-69. Veg. Sci. 11(5): 739-768.
(Recibido el 21-IV-2001)

4
Flora Montiberica 18: 5-13 (IX-2001)

QUERCUS PETRAEA SUBSP. HUGUETIANA Y OTRAS PLANTAS


INTERESANTES DEL AFLORAMIENTO PALEOZOICO DE SANTA MARÍA
DEL ESPINO (GUADALAJARA)

Gustavo DÍAZ SANTIAGO y Julio ÁLVAREZ JIMÉNEZ


Departamento de Biología Vegetal, Facultad de Biología, Universidad de Alcalá de
Henares (Madrid)

RESUMEN: Se mencionan 35 taxa de plantas vasculares del afloramiento


palezoico de Santa María del Espino (Guadalajara), localidad florísticamente inte-
resante del Sistema Ibérico Meridional (rama castellana), destacando una nume-
rosa población de Quercus petraea (Mattuschka) Liebl. subsp. huguetiana Franco
& G. López.

SUMMARY: 35 taxa of vascular plantas from the paleozoic outcrop of Santa


María del Espino (Guadalajara) are indicated, with special reference to a
numerous population of Quercus petraea (Mattuschka) Liebl. subsp. huguetiana
Franco & G. López.

INTRODUCCIÓN zoicos aparecen puntualmente en algunas


localidades en las que la Orogenia Alpina
Las sierras silíceas del Sistema Ibérico actuó con más intensidad, elevando en
Meridional son islas biogeográficas con mayor medida las capas más antiguas: es
respecto a los páramos y alcarrias calcá- el caso del anticlinal de Santa María del
reas (jurásicas y cretácicas) que dominan Espino.
la cordillera desde su límite con el Sis- El embarrancamiento de la red fluvial
tema Central hacia el este y el sur. Las en los duros, pero con frecuencia estratifi-
especies vegetales que se encuentran en cados (pizarras), sustratos paleozoicos
ellas se caracterizan, por tanto, por su crea, por añadidura, un mosaico de am-
aislamiento respecto a la flora basófila bientes microclimáticamente favorables a
circundante. floras propias de climas comparativa-
Estos afloramientos silíceos proceden mente más húmedos, lo cual permite el
en muchos casos de las areniscas triásicas acantonamiento de determinadas especies
subyacentes, si bien los materiales paleo- de apetencias mesófilas o, en alguna me-

5
Flora Montiberica 18 (2001)

dida, orófilas, especialmente en las um- Especie holártica de bosques caduci-


brías, aumentando el nivel de singularidad folios o mixtos. Presente en todo el Sis-
florística de estas localidades. tema Ibérico, más escasa en su porción
La localidad de estudio del presente meridional. Citada para la provincia de
trabajo es uno de estos barrancos (Ba- Guadalajara de Ayllón (cf. CARRASCO
rranco de la Hoz) excavados en sustratos & al., 1997), Corduente (AHIM, 1996) y
paleozoicos (pizarras y cuarcitas), locali- El Pedregal (MONTSERRAT & GÓ-
zado en Santa María del Espino, término MEZ, 1983).
municipal de Anguita, provincia de Gua-
dalajara (UTM 30TWL63), con altitudes Carex divulsa Stokes subsp. divulsa
que oscilan entre los 1030 y 1190 m. Se 1100 m. A la sombra de robledal albar;
sitúa geográficamente a medio camino sustrato paleozoico. [AH 27004].
entre las estribaciones silíceas orientales Especie eurosiberiana de orlas umbro-
del Sistema Central (Subsector Ayllo- sas de bosque. Se encuentra dispersa por
nense sensu RIVAS-MARTÍNEZ & al., el Sistema Ibérico septentrional, siendo
1990, que abreviaremos como “Ayllón” más rara hacia el sur. Citada en esta pro-
en este trabajo, refiriéndonos a la parte vincia del Alto Tajo, de Ayllón y de tres
que penetra en la provincia de Guadala- localidades intermedias entre estas dos
jara) y las localidades con sustratos silí- zonas (cf. CARRASCO & al., 1997).
ceos más frescas y húmedas del Sistema
Ibérico Meridional (en el Alto Tajo y la Cistus ladanifer L. subsp. ladanifer
Serranía de Cuenca), constituyendo un 1190 m. Jaral termófilo (solana) en sus-
notable nexo biogeográfico entre las flo- tratos paleozoicos. [AH 27008].
ras silicícolas y mesófilas de ambos sis- Planta mediterránea silicícola y termó-
temas montañosos. fila que ocupa el piso mesomediterráneo
Se comentan a continuación, por or- silíceo de la Península Ibérica y que re-
den alfabético, los táxones que hemos sulta rara, al menos formando jarales
considerado de mayor interés entre los extensos, en el centro de la provincia de
encontrados en la localidad de estudio. Guadalajara, debido a la presencia de
Notas: Salvo indicación en contra, to- altitudes medias por encima de los 1000
das las recolecciones son de: Santa María m. En la localidad se acantona en laderas
del Espino, término municipal de Anguita de solana con fuerte pendiente formando
(Guadalajara), 16-II-2000, 30TWL63, G. matorrales de substitución de quejigares
Díaz Santiago & J. Álvarez Jiménez. silicícolas con fresno (F. angustifolia) y
Los pliegos correspondientes están arce (A. monspessulanum). Citada por
depositados en el herbario AH, de la Uni- MATEO & PISCO (1997a) de la cercana
versidad de Alcalá de Henares; se indica localidad de Riba de Saelices, sus pobla-
el número de pliego en cada caso. La in- ciones verdaderamente extensas más
formación sobre los hábitats se correspon- cercanas se encuentran en Ayllón.
de, resumida, con la de los pliegos de re-
ferencia. Cystopteris dickieana R. Sim
1100 m. Roquedo umbroso; sustratos pa-
leozoicos pizarrosos. [AH 27005].
Diferenciable de la especie siguiente
LISTADO DE PLANTAS por características microscópicas, convive
con ella en roquedos silíceos umbrosos,
Calamintha clinopodium Spenner pero siendo, en todo caso, más escasa.
1100 m. A la sombra del robledal albar;
Citada en esta provincia del Alto Tajo, de
sustratos paelozoicos. [AH 27051].

6
G. DÍAZ & J. ÁLVAREZ: Quercus petraea subsp. huguetiana en Guadalajara

Ayllón, y de dos localidades intermedias llón y El Pobo de Dueñas (cf.


(cf. CARRASCO & al., 1997). CARRASCO, & al., 1997).

Cystopteris fragilis (L.) Bernh. Doronicum plantagineum L.


1100 m. Roquedo umbrío; sustratos paleo- 20-V-2000. 1050 - 1100 m. A la sombra
zoicos pizarrosos. [AH 27006]. de robledal albar; sustratos paleozoicos. GDS,
Especie de amplia distribución mun- JAJ & J. Domínguez. [AH 27046].
dial, no muy abundante en el Sistema Especie europea occidental propia de
Ibérico, especialmente en su porción bosques caducifolios. En los sistemas
meridional. Mencionada para la provincia montañosos ibéricos forma parte de ro-
de Guadalajara del Alto Tajo y de Ayllón bledales, melojares o quejigares frescos.
(cf. CARRASCO & al., 1997), con pocas Citada en esta provincia de Ayllón (cf.
citas intermedias (MONTSERRAT & CARRASCO & al., 1997), mas una loca-
GÓMEZ, 1983; MATEO, 1996). lidad preteneciente al Sistema Ibérico (El
Pobo de Dueñas: MONTSERRAT &
Daucus durieua Lange GÓMEZ, 1983).
1100 m. Pastos terofíticos sobre sustratos
paleozoicos (cuarcitas), en claros de bosque Dryopteris filix-mas (L.) Schott
caducifolio, en solana. [AH 27366]. 1100 m. Roquedo umbroso; sustratos pa-
Especie típica de pastos anuales, de leozoicos pizarrosos. [AH 27010 A].
distribución ibero-magrebí, que en la Helecho eurosiberiano, distribuido en
Península, se encuentra especialmente en la Península especialmente en su cua-
los sistemas montañosos que bordean por drante noroccidental, es raro en las sierras
el sur y el oeste a la Meseta Norte y mu- del este y del sur, siendo particularmente
cho más puntualmente en levante y en la escaso en la zona meridional del Sistema
mitad sur (BOLÒS & VIGO, 1990). Se ha Ibérico. Citada para la provincia del Alto
encontrado en la localidad de estudio en Tajo, Ayllón y Corduente (CARRASCO,
los pastos más termófilos, siendo esta cita & al., 1997).
una de las pocas dadas en el Sistema
Ibérico para el taxon, que ha sido indicado Epilobium lanceolatum Sebast. &
de Almonacid de la Sierra (Zaragoza) y la Mauri
Sierra de Cucalón (Teruel) (cf. MATEO, 1110 m. A la sombra de melojar mixto con
PISCO & MERCADAL, 1996). Es pri- roble albar; sustratos paleozoicos. [AH
mera cita para esta provincia. 27012].
Planta europea occidental, silicícola y
Digitalis purpurea L. subsp. purpurea montana, propia de bosques y lugares
1125 m. Claros de robledal albar mixto; umbrosos. Presente en los distintos siste-
sustratos paleozoicos. [AH 27009]. mas montañosos ibéricos de manera dis-
Es una planta silicícola de la Europa persa. Citada en la provincia de Guadala-
occidental, hallándose más abundante en jara de la parte correspondiente al Sistema
la Península también en su parte occiden- Central (CARDIEL 1988; FUENTE 1982;
tal, con irradiaciones hacia el Sistema MAYOR 1965), representando la presente
Ibérico, siempre sobre sustratos silíceos nueva localidad un nexo entre estas po-
(BOLÒS & VIGO, 1995). En la localidad blaciones y las de la Cordillera Ibérica.
de estudio se la puede encontrar en orlas
de robledales mixtos con melojo, fresno, Fragaria viridis Weston
serbal y otros Quercus. Citada en la pro- 1110 m. A la sombra de melojar mixto con
vincia de Guadalajara del Alto Tajo, Ay- roble albar; sustrato paleozoico. [AH 27013].

7
Flora Montiberica 18 (2001)

Ha sido mencionada en contadas oca- CARRASCO & al., 1997), con una cita
siones del tercio norte de la Península, en el Alto Tajo (AHIM, 1996) y otra en El
con una cita publicada para la provicia de Pedregal (MONTSERRAT & GÓMEZ,
Guadalajara en la cercana localidad de 1983).
Mazarete (NAVARRO & MUÑOZ GAR-
MENDIA 1998). Puede haber sido con- Hypericum montanum L.
fundida con F. vesca. 1125 m. Melojar mixto con roble albar;
sustratos paleozoicos. [AH 27018].
Fumaria petteri subsp. calcarata (Ca- Especie euroasiática dispersa por las
devall) Lidén & Soler sierras ibéricas, escasa en el Sistema Ibé-
16-VI-2000. 1100 m. Pastos anuales sobre rico Meridional. Mencionada en Guada-
sustratos paleozoicos cuarcíticos en claros de lajara fundamentalmente para Ayllón (cf.
quejigar con arces. GDS & JAJ. [AH 27361]. CARRASCO & al., 1997), con una cita
Especie rara de distribución europea en el Alto Tajo (MAZIMPAKA, 1984).
occidental, propia de pedregales pizarro-
sos o dolomíticos, con tendencia ruderal, Linum catharticum L.
que suele aparecer en poblaciones peque- 1030 m. Prado húmedo al borde de un
ñas, a menudo individuos aislados (LI- arroyo sobre sustrato paleozoico. [AH 27053].
DÉN 1986). En la Península se extiende Planta eurosiberiana dispersa por los
por todo el arco mediterráneo, con escasas Sistemas Central e Ibérico, más rara hacia
irradiaciones hacia el interior peninsular el sur de éste y en las sierras más meri-
(Co, CR). En esta localidad coloniza dionales. Existen citas dispersas en la pro-
laderas pedregosas térmicas. Nueva cita vincia referidas a Ayllón, Alto Tajo y
para la provincia de Guadalajara y, posi- algunas localidades intermedias (cf. CA-
blemente, para el Sistema Ibérico. RRASCO, & al., 1997).

Galeopsis carpetana Willk. Luzula forsteri (Sm.) DC.


1125 m. Sustratos pizarrosos sueltos (Pa- 20-V-2000. 1050 - 1100 m. A la sombra
leozoico). [AH 27014]. de robledal albar; sustratos paleozoicos. GDS,
El complejo G. ladanum s.l. tiene una JAJ & J. Domínguez. [AH 27047].
distribución europea y norte peninsular, Especie eurosiberiana nemoral más
incluyendo las cordilleras Ibérica y Cen- abundante en la mitad septentrional de la
tral. La localidad de estudio supone una Península, que se hace escasa en el Sis-
conexión entre las poblaciones de ambos tema Ibérico Meridional. Citada en Gua-
sistemas montañosos. Citada en Guada- dalajara sobre todo de Ayllón, también
lajara de Ayllón (FUENTE 1982, 1987; presente en el Alto Tajo y en algunas
HERNÁNDEZ & SÁINZ 1978), aunque localidades intermedias (cf. CARRASCO
es necesaria una revisión de las citas de & al., 1997).
todo el complejo para llegar a conclusio-
nes definitivas sobre la distribución de Nardus stricta L.
cada taxon. 20-V-2000. 1030 m. Prado húmedo al
borde de un arroyo sobre sustrato paleozoico.
Genista florida L. GDS, JAJ & J. Domínguez. [AH 27048].
1100 m. Roquedo umbrío; sustratos paleo- Especie eurosiberiana, propia de pas-
zoicos pizarrosos. [AH 27015]. tos higrófilos de montaña, que resulta más
Especie ibero-magrebí de amplia dis- abundante en el Sistema Central y en la
tribución por el norte peninsular, citada en parte septentrional del Sistema Ibérico. En
Guadalajara fundamentalmente en la parte Guadalajara citada sobre todo del Sistema
correspondiente al Sistema Central (cf. Central, también presente en el Alto Tajo

8
G. DÍAZ & J. ÁLVAREZ: Quercus petraea subsp. huguetiana en Guadalajara

con alguna localidad intermedia (cf. cretamente de Ayllón (MAYOR 1965,


CARRASCO & al., 1997). 1975), Alto Tajo (HERRANZ 1992) y
Cincovillas (LLANSANA 1984).
Periballia involucrata (Cav.) Janka
1150 m. Melojar mixto; sustratos paleo- Potentilla rupestris L.
zoicos. [AH 27021]. 1125 m. Laderas algo pedregosas y suel-
Planta mediterránea noroccidental de tas; sustratos paleozoicos. [AH 27029].
apetencias silicícolas y no muy abundante Planta eurosiberiana que se acantona
en el Sistema Ibérico Meridional. En en los sistemas montañosos en Europa
Guadalajara citada sobre todo de Ayllón, occidental. Muy escasa en el Sistema
también presente en el Alto Tajo con Ibérico Meridional. Citada en Guadalajara
alguna localidad intermedia (CARRAS- de Checa (Alto Tajo), El Pobo de Dueñas
CO & al., 1997). y Alcorlo (cf. CARRASCO & al., 1997).

Phleum phleoides (L.) Kaust Primula veris subsp. columnae (Ten.)


16-V-2000. 1100 m. A la sombra del ro- Maire & Petitm.
bledal albar; sustrato paleozoico. [AH 27023] 1110 m. Melojar mixto; sustratos paelo-
Dispersa por la Península Ibérica en zoicos. [AH 27031].
zonas de mediana altitud. Las citas en Planta eurosiberiana de medios um-
Guadalajara son igualmente muy disper- brosos, más frecuente, en la Península, en
sas (cf. CARRASCO & al., 1997). los sistemas montañosos, especialmente
en la mitad septentrional.
Poa nemoralis L.
1125 m. Melojar mixto; sustratos paelo- Quercus petraea subsp. huguetiana
zoicos. [AH 27025]. Franco & G. López
Planta holártica de medios forestales 16-VI-2000. 1100 m. Robledal albar con
frescos, escasa en el Sistema Ibérico Me- fresnos; sustratos paleozoicos. [AH 27086].
ridional. En Guadalajara citada sobre todo Q. petraea es una especie de distribu-
de Ayllón y del Alto Tajo con alguna ción eurosiberiana que penetra en la zona
localidad intermedia (cf. CARRASCO & mediterránea de la Península a través de
al., 1997). sus sistemas montañosos. Las poblaciones
de Ayllón en el Sistema Central (Ayllón y
Polygonatum odoratum (Mill.) Druce Guadarrama) junto con las del Sistema
1180 m. Grietas umbrosas; areniscas triá- Ibérico Meridional (Sierra de Valdemeca)
sicas. [AH 27027]. representan el límite, hacia el sur, de la
Planta holártica de bosques y repisas especie en el Mediterráno occidental (más
sombreadas. Citas muy dispersas en el una cita para el Alto Tajo, en Orea:
Sistema Ibérico. En Guadalajara sobre MATEO & PISCO, 1997b). Al igual que
todo de Ayllón y del Alto Tajo, con pocas el resto de las citas dadas al sur de valle
localidades intermedias (cf. CARRASCO del Ebro (FRANCO, 1990), todas las po-
& al., 1997). blaciones meridionales han sido atribuidas
a la subespecie petraea o bien al taxon
Potentilla argentea L. específico s.l. Hemos podido constatar
20-V-2000. 1030 m. Prado húmedo al que los ejemplares dispersos de Ayllón y
borde de un arroyo sobre sustrato paleozoico. Valdemeca corresponden, sin dudas razo-
GDS, JAJ & J. Domínguez. [AH 27049]. nables, a esta subespecie; según la des-
Planta propia de bosques silicícolas de cripción dada en la mencionada monogra-
montaña. Sus citas en el Sistema Ibérico fía de FRANCO (1990).
son muy dispersas. En Guadalajara con-

9
Flora Montiberica 18 (2001)

Sin embargo, la nueva población de neum 1, Festuca gr. rubra 1, Lapsana


Santa María del Espino se separa morfo- communis 1, Lathyrus sphaericus 1, Lu-
lógicamente con toda claridad de ellas, zula forsteri 1, Poa nemoralis 1, Poa
pudiéndose atribuir sin dificultad a la pratensis 1, Trifolium pratense 1, Vicia
subespecie huguetiana, tanto por la ana- amphicarpa 1, Arenaria montana +, Cis-
tomía foliar (tamaño de la hoja, número tus laurifolius +, Crataegus monogyna +,
de nervios) como, sobre todo, por la de Fraxinus angustifolius +, Juniperus com-
flores e inflorescencias (tamaño de los munis subsp. hemisphaerica +, Ornit-
amentos y pelosidad del perianto). hogalum gr. umbellatum +, Phleum phle-
Resulta, por tanto, de enorme interés oides +, Ranunculus ollisiponensis +,
esta nueva población, tan alejada de las Rosa pimpinellifolia +, Saxifraga carpe-
demás de la subespecie, y, por otro lado, tana subsp. carpetana +, Sedum forstera-
rodeada por poblaciones de la subespecie num +, Tanacetum corymbosum +, Vicia
nominotípica, reavivando, quizá, el debate hirsuta +.
sobre la necesidad de considerar a hugue- Hay varias manchas menores aguas
tiana como buena especie, compañera arriba de este pequeño barranco, algunas
xerófila de petraea y más adaptada a con densidades cercanas a los 20 ejempla-
ambientes mediterráneos. res, y árboles dispersos aún más arriba.
Q. petraea subsp. huguetiana crece en Fuera de la masa principal, pero también
un barranco, encajado en las pizarras en los bordes de ésta, el roble albar se
paleozoicas, que discurre de este a oeste mezcla con otras especies arbóreas como
creando un ambiente umbroso de gran Quercus pyrenaica, Acer monspessula-
frescura en la ladera que mira al norte. num, Sorbus torminalis o S. domestica.
Existe una mancha principal, en la umbría En apariencia, el robledal albar contacta-
más extensa, casi a la salida del barranco, ría en la zona, potencial y catenalmente,
con unos doscientos ejemplares, separa- con melojares. La ladera de solana del
dos entre sí un promedio de cinco a diez barranco referido, de apariencia contras-
metros, con diámetros en sus troncos que tada con la de umbría y bastante térmica,
oscilan generalmente entre los 40 y los 60 es un quejigar silicícola abierto (Quercus
centímetros, si bien algunos ejemplares faginea), muy rico en arces y con algún
son aún más gruesos. El dosel arbóreo de fresno, sobre un denso jaral pringoso (C.
esta masa principal se compone casi ladanifer).
exclusivamente de roble albar, con algún La regeneración en las manchas pa-
fresno (Fraxinus angustifolia). En el co- rece haber sido buena en la primavera del
razón de dicho bosquete se tomó el si- año 2000. Hemos podido contar densida-
guiente inventario florístico (índices para des de plántulas cercanas a 20 por metro
la cobertura al modo fitosociológico): cuadrado, si bien en la masa principal la
Datos del inventario: Superficie, 100 cifra baja a unas 3 plántulas por metro
m2. Altitud, 1100 m. Pendiente, 35º. cuadrado. Sin embargo, llama la atención
Orientación, N. Cobertura total, 100%. la ausencia de individuos de tamaños
Sustrato, suelto, sobre rocas cristalinas intermedios entre el de las plántulas y el
paleozoicas. Santa María del Espino (An- de los gruesos ejemplares que forman las
guita, Gu), 30TWL6035. distintas manchas. Entre las causas de esta
Quercus petraea subsp. huguetiana 5, falta efectiva de regeneración podría estar
Dactylis glomerata 4, Anthriscus caucalis el intenso uso pecuario de la zona en un
1, Arrenatherum bulbosum 1, Calamintha pasado reciente (com. de diversas perso-
clinopodium 1, Campanula rapunculus 1, nas del lugar).
Carex divulsa 1, Doronicum plantagi-

10
G. DÍAZ & J. ÁLVAREZ: Quercus petraea subsp. huguetiana en Guadalajara

En las masas mixtas de Q. petrea y Q. en el Sistema Ibérico Meridional. La


pyrenaica podemos encontrar el híbrido presente cita es la primera para la rama
entre ambas especies (Q. petrea subsp. castellana del Sistema Ibérico Meridional.
huguetiana x Q. pyrenaica), diferenciable, En Guadalajara se encuentra en los pisos
sobre todo, por la presencia, en el envés oro y crioromediterráneo de Ayllón (MA-
foliar, de tricomas estrellados de dos TEO & TORRES, 1999; CRUZ & al.,
tipos, aparentemente procentes de cada 1999), siendo la altitud de esta nueva
uno de los parentales: unos con 4-5 radios localidad llamativamente baja para la
cortos y otros (más escasos generalmente) especie, especialmente si se considera que
con 9-10 radios largos [AH 27079]. esta población constituye el límite meri-
En los quejigares del barranco de la dional de su distribución.
Hoz hemos podido encontrar un par de
ejemplares que, por el aspecto foliar Sedum forsteranum Sm.
(forma de los lóbulos, tamaño), podrían 1180 m. Pastos y rellanos rocosos umbro-
ser híbridos entre Q. petrea subsp. hugue- sos en orla de melojar; areniscas triásicas. [AH
tiana y Q. faginea [AH 27082]. 27037].
Especie eurosiberiana montana que, en
Rosa pimpinellifolia L. var. pimpine- la Península, resulta más frecuente en el
llifolia norte y en el oeste, resultando escasa en el
1125 m. Claros de melojar mixto; sustratos centro, este y sur. Citada en Guadalajara
paelozoicos. [AH 27033]. sobre todo de Ayllón, está también pre-
Planta euroasiática que llega a la Pe- sente en el Alto Tajo (cf. CARRASCO &
nínsula sobre todo a los sistemas monta- al., 1997).
ñosos del cuadrante nororiental. En Gua-
dalajara citada sobre todo de Ayllón y del Sedum hirsutum All.
Alto Tajo, con un par de localidadades 1100 m. Roquedo umbrío; sustratos paleo-
intermedias (CARRASCO & al., 1997). zoicos pizarrosos. [AH 27102].
Especie montana ibérica, magrebí y
Rumex induratus Boiss & Reuter del sur y centro de Francia que resulta
1100 m. Roquedo umbrío; sustratos paleo- escasa en la mitad oriental y en el sur de
zoicos pizarrosos. [AH 27034] la Península, siendo rara en el conjunto
Especie silicícola ibero-magrebí mas del Sistema Ibérico. En Guadalajara es
frecuente en la mitad occidental de la abundante en Ayllón, estando citada,
Península. Escasa en casi todo el Sistema además, de El Pobo de Dueñas
Ibérico, siendo más abundante en el Sis- (MONTSERRAT & GÓMEZ 1983) y de
tema Central. En la provincia de Guada- Cobeta y Aragoncillo (MATEO, 1996).
lajara está citada de Ayllón (cf.
CARRASCO & al., 1997) y de Corduente Sorbus domestica L.
(AHIM, 1996). 1150 m. Melojar mixto; sustratos paelo-
zoicos. [AH 27038].
Saxifraga pentadactylis subsp. will- Especie eurosiberiana, que, en la Pe-
nínsula, alcanza el cuadrante nororiental
kommiana (Boiss.) Rivas Mart. de la Península y Sierra Nevada, siendo
1100 m. Roquedo umbrío; sustratos paleo-
zoicos pizarrosos. [AH 27036] sus poblaciones silvestres siempre escasas
Endemismo ibérico que se distribuye y poco numerosas. En Guadalajara sólo
fundamentalmente por el extremo oriental hay una cita anterior, en cultivo (Si-
del Sistema Central y por el Sistema Ibé- güenza, LLANSANA 1984), por lo que
rico septentrional, resultando escasísima ésta podría ser la primera cita provincial
para ejemplares silvestres. La posición de

11
Flora Montiberica 18 (2001)

los escasos pies encontrados, en un ba- Gonzalo Mateo por sus aportaciones crí-
rranco inaccesible y en el seno de forma- ticas al manuscrito.
ciones vegetales de aspecto completa-
mente natural nos hace suponer, sin dudas
razonables, el carácter espontáneo de la BIBLIOGRAFÍA
población.
AHIM (1996) Noticia y comentarios de la
Sorbus torminalis (L.) Crantz Segunda Campaña de la AHIM (Molina de
1100 m. Melojar mixto; sustratos paelo- Aragón–Alto Tajo. Junio 1995). Bol. Asoc.
zoicos. [AH 27040]. Herb. Ibero–Macaron. 1: 16-36
Especie euroasiática que penetra en la BOLÒS, O. de & J. VIGO (1990-1995) Flora
Península exclusivamente en los sistemas dels Països Catalans. Vol. 2 y 3. Ed. Bar-
montañosos, resultando siempre dispersa cino, Barcelona.
CARDIEL, J.M. (1988) Fragmenta choloro-
y con poblaciones pequeñas. Citada de gica occidentalia, 1627-1643. Anales Jard.
Guadalajara de Tendilla (COSTA & al., Bot. Madrid 45(1): 321-322.
1984) y Armallones (MAZIMPAKA, CARRASCO, M.A., M.J. MACÍA & M.
1984). En la localidad de estudio se en- VELAYOS (1997) Listado de plantas vas-
cuentran ejemplares de buen porte, esca- culares de Guadalajara. Monografías de
sos, en los distintos robledales. Flora Montiberica, Valencia.
COSTA TENORIO, M, C. MORLA
Tanacetum corymbosum (L.) Schultz JUARISTI & H. SÁINZ OLLERO (1984)
Notas fitocorológicas del interior penin-
1150 m. Melojar mixto; sustratos paelo-
sular. Collect. Bot. (Barcelona) 14: 167-
zoicos. [AH 27041].
172.
Especie euroasiática que penetra en la CRUZ, M. de la, F.J. REJOS; J. PAVÓN; J.
Península principalmente por las cordille- ÁLVAREZ & C. BARTOLOMÉ (1999)
ras de la mitad septentrional. En Guada- Estudio sobre la situación y problemática
lajara está citada sobre todo de Ayllón y de conservación de la flora y comunidades
del Alto Tajo (cf. CARRASCO & al., de vegetación de los pisos bioclimáticos
1997). oro y crioromediterráneo de la Sierra de
Ayllón (Guadalajara). Informe técnico
Veronica officinalis L. inédito para la Junta de Comunidades de
Castilla-La Mancha.
1180 m. Pastos umbrosos en orla de me-
FRANCO, J. de A. (1990) Quercus L. In S.
lojar; areniscas triásicas. [AH 27044].
Castroviejo & al. (eds.). Flora iberica.
Especie eurosiberiana que llega a los Real Jardín Botánico, CSIC. Madrid. Vol.
sistemas montañosos de la mitad septen- 2: 15-36.
trional de la Península Ibérica. En Gua- FUENTE, V. de la (1982) Estudio de la flora y
dalajara citada sobre todo de Ayllón, con vegetación del territorio occidental se-
citas en el Alto Tajo y Corduente (cf. rrano de la provincia de Guadalajara
CARRASCO & al., 1997). (comarcas de Tamajón y Valdepeñas de la
Sierra). Tesis Doctoral. Universidad Au-
tónoma. Madrid.
FUENTE, V. de la (1987) Vegetación orófila
AGRADECIMIENTOS del occidente de la provincia de Guadala-
jara (España). Lazaroa 8: 123-219.
A Jaime Domínguez Nevado por su HERNÁNDEZ, J.E. & H. SÁINZ OLLERO
compañía en las herborizaciones en Santa (1978) Ecología de los hayedos meridio-
María, a Diego Moreno por aquella visita nales ibéricos, el macizo de Ayllón. Mi-
relámpago a la Sierra de Valdemeca y a nisterio de Agricultura, Pesca y Alimenta-
ción. Madrid.

12
G. DÍAZ & J. ÁLVAREZ: Quercus petraea subsp. huguetiana en Guadalajara

HERRANZ, J.M. (1992) Notas corológicas MAYOR, M. (1975) Datos florísticos de la


sobre el Sistema Ibérico Meridional (Es- cordillera Central (Somosierra, Ayllón y
paña), I. Anales Biol. (Murcia) 18: 81-93 Pela). Anales Inst. Bot. Cavanilles 32 (2):
LIDÉN, M. (1986) Fumaria L., In S. Castro- 323-347.
viejo & al. (eds.). Flora iberica. Real Jar- MAZIMPAKA, V. (1984) Contribución al
dín Botánico, CSIC. Madrid. Vol. 1: 447- estudio de la flora y vegetación de la
467. cuenca del alto Tajo, Tránsito Alcarria–
LLANSANA, R. (1984) Catálogo florístico de Sistema Ibérico. (Provincia de Guadala-
la comarca seguntina. Tesis Doctoral iné- jara). Editorial Universidad Complutense.
dita. Facultad de Biología. Universidad Madrid.
Complutense. Madrid. MOLERO, J. & J.M. MONTSERRAT
MATEO, G. (1996) Sobre la vegetación de los MARTÍ (1983) Contribución al conoci-
roquedos silíceos de las partes centrales miento de la flora del Sistema Ibérico
del Sistema Ibérico. Flora Montiberica 2: septentrional. Collect. Bot. (Barcelona) 14:
28-31. 347-374.
MATEO, G. & J.M. PISCO (1997a) Contribu- MONTSERRAT MARTÍ, G. & D. GÓMEZ.
ciones a la flora del Sistema Ibérico, XII. (1983) Aportaciones a la flora de la cuenca
Flora Montiberica 5, 47-49. endorreica de la laguna de Gallocanta.
MATEO, G. & J.M. PISCO (1997b) Adiciones Collect. Bot. (Barcelona) 14: 383-437.
a la flora de Guadalajara, I. Flora Monti- NAVARRO, C. & F. MUÑOZ GARMENDIA
berica 6: 89-93. (1998) Fragaria L., In, S. Castroviejo &
MATEO, G., J.M. PISCO & N. MERCADAL C. Navarro (eds.). Flora iberica. Real Jar-
(1996) Contribuciones a la flora del dín Botánico, CSIC. Madrid. Vol. 6: 89-
Sistema Ibérico, 9. Lazaroa 17: 161-165. 94.
MATEO, G. & S. TORRES (1999) El género RIVAS-MARTÍNEZ, S. & F. FERNÁNDEZ
Saxifraga L. en el Sistema Ibérico. Flora GONZÁLEZ & D. SÁNCHEZ-MATA.
Montiberica 12: 5-21. (1990) Vegetación de la Sierra de Guada-
MAYOR, M. (1965) Estudio de la flora y rrama. Intinera Geobot. 4: 3-132.
vegetación de las sierras de Pela, Ayllón y
Somosierra. Tesis Doctoral. Universidad
Complutense. Madrid. (Recibido el 25-IV-2001)

13
Flora Montiberica 18: 14-18 (IX-2001)

FLORA BANAL DEL SITEMA IBÉRICO

Gonzalo MATEO SANZ


Jardín Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 80. E-46008. Valencia

RESUMEN: Se comenta la importancia de la anotación de plantas en cuaderno de


campo para los estudios corológicos y se acompaña una lista de las especies más banales
de los territorios atravesados por la Cordillera Ibérica, cuya anotación estimamos poco útil,
al presentarse por toda la zona.

SUMMARY: SUMMARY: The annotation of localities on a field book is considered


of paramount importance for floristic and chorological studies. A list of taxa widespread in
the Cordillera Ibérica (eastern Spain), usually regarded as banal and often omitted in
chorological studies and checklists, is reported.

INTRODUCCIÓN dedican a esta labor de modo aficionado o


principiante. Así pensamos que el pre-
Nuestra línea de investigación princi- sente trabajo puede servir para este fin al
pal, dedicada al estudio de la flora del tiempo que para dar una idea de la lista de
Sistema Ibérico, se nutre cada año de una plantas más extendidas por la Cordillera.
gran cantidad de datos procedentes de los
listados de plantas anotadas en nuestros
cuadernos de campo, lo que supone un ANOTACIÓN VERSUS
número bastante mayor de referencias RECOLECCIÓN
corológicas respecto a las habidas me-
diante la recolección y preparación de La labor de anotación cunde mucho
pliegos para herbario. comparada con la recolección. Una de
Teniendo un territorio tan amplio, que nuestras campañas medias, que se con-
incluye centenares de cuadrículas UTM creta en un centenar de pliegos de herba-
de 10 km de lado, es claro que el objetivo rio, suele acompañarse de la anotación de
nunca va a llegar a ser disponer de un unas 1.500 referencias; lo que podría
pliego de herbario por especie y cuadrí- inducir a algunos a arrinconar la labor
cula, pero sí de al menos una anotación de recolectora frente a la anotación. Esto no
campo y su correspondiente paso a base debe nunca llevarse a un extremo, pri-
de datos informática. mero porque hay una serie de familias y
Tras un par de décadas de anotaciones géneros donde las dificultades para su
de campo creemos conveniente comentar reconocimiento de visu (p. ej. Taraxacum,
algunas de las principales experiencias al Festuca, Zannichellia, etc.) obligan a su
respecto, así como las recomendaciones preparación y estudio posterior. Además
que consideramos útiles para quienes se las plantas novedosas o desconocidas en

14
G. MATEO: Flora banal del Sistema Ibérico

la provincia o comarca visitada, conviene en nuestros inventarios, que se podrían


recolectarlas para un estudio más minu- agrupar de la manera siguiente:
cioso y para referenciarlas del modo más
completo en la correspondiente publica- 1. Cultivos ornamentales
ción. Plantas exóticas, que a veces pueden
presentarse con gran amplitud, como el
ailanto o la falsa acacia, o cuya distribu-
RECONOCIMIENTO DE LAS ción resulta meramente anecdótica o
PLANTAS aleatoria. Se pueden hacer dos subgrupos:
Árboles y arbustos: Acacia sp., Ai-
El principal problema, a la hora de lanthus altissima, Casuarina sp., Cercis
anotar las plantas consiste en su recono- siliquastrum, Cupressus sempervirens, C.
cimiento, lo que supone una gran expe- arizonica, Elaeagnus angustifolia, Euca-
riencia botánica en general y en particular lyptus sp., Jasminum officinale, Melia
en el territorio visitado. Más aún si se azederach, Philadelphus coronarius, Pla-
trata de campañas fuera de la temporada tanus sp., Robinia pseudacacia, Syringa
de floración, en que se necesita reconocer vulgaris, etc.
las especies por estructuras vegetativas o Herbáceas: Alcea rosea, Arctotheca
frutos más o menos pasados. calendula, Calendula officinalis, Cosmos
Esto no suele ser gran dificultad en ár- bipinnatus, Iris germanica, Narcissus ta-
boles y arbustos (coscojas, romeros, alia- zetta, Pelargonium sp., Petunia sp., Zan-
gas, brezos, etc.). Empieza a serlo en ca- tedeschia aethiopica, etc.
méfitos y hierbas con estructuras perennes
verdes (Teucrium, Hippocrepis, Calamin- 2. Cultivos alimenticios y forrajeros
tha, Koeleria, Stipa, etc.). Se hace más La situación es similar a la anterior,
acusado en geófitos y terófitos que suelen siendo los mismos los motivos que nos
dejar restos secos (Fritillaria, Evax, Hor- llevan a considerar una pérdida de tiempo
nungia, Crucianella, etc.) y pasa a ser anotar estas especies, salvo que tengan un
imposible en muchas anuales o perennes claro interés por su distribución limitada o
que no dejan restos apreciables fuera de un posible carácter parcialmente autóc-
temporada. tono (olivo, algarrobo, granado, laurel,
higuera, etc.). Los subgrupos serían simi-
lares:
TÁXONES A OMITIR Árboles y arbustos: Citrus sp., Cydo-
nia oblonga, Juglans regia, Malus domes-
No todas las plantas que se observan tica, Morus sp., Prunus avium, P. domes-
en el campo tiene la misma información tica, P. dulcis, Vitis vinifera, etc.
ni el mismo valor su anotación. Existen Herbáceas: Borago officinalis, Bras-
muchas banales, ubiquistas, escapadas de sica oleracea, B. rapa, Cynara carduncu-
cultivo, etc. A pocas personas les intere- lus, Helianthus annuus, Hordeum vulga-
sará conocer el área de distribución en el re, Lactuca sativa, Onobrychis viciifolia,
Sistema Ibérico de especies como la ce- Secale cereale, Spinacia oleracea, Triti-
bada común, el ciprés, el girasol o la cum aestivum, Zea mays, etc.
acelga. Tampoco de la grama, el trébol
blanco o el carrizo; pese a su carácter de 3. Hierbas nitrófilas muy comunes
silvestres. En tal sentido hemos llegado a El grupo más amplio incluye aquellas
la conclusión de no anotar tales especies hierbas nitrófilas que aparecen por cami-
nos, cultivos, terrenos baldíos, etc. con

15
Flora Montiberica 18 (2001)

una amplia distribución desde las costas le, Solanum nigrum, Sonchus asper, S.
hasta zonas elevadas de montaña, y que oleraceus, Stellaria media s.l., Torilis ar-
vienen a hacerse presentes a lo largo de vensis, T. nodosa, Urtica urens, Veronica
toda la zona considerada, así como de casi hederifolia, V. polita, Vicia peregrina, V.
toda la Península Ibérica. sativa, Xanthium spinosum.
No se trata de una lista exhaustiva de
la plantas nitrófilas de la zona. En ella no 4. Hierbas xerófilas muy extendidas
aparecen todas aquellas que tienen interés En medios secos, más o menos altera-
corológico local, al presentarse sólo en dos o degradados, pero sin un carcater tan
una parte del territorio. La mayoría a francamente nitrófilo como las anteriores,
consecuencia de ser más o menos termó- podemos encontrar muchas especies de
filas, lo que las excluye de amplias zonas amplio área europea, paleotemplada o
elevadas o interiores (Diplotaxis erucoi- mediterránea, cuyo área en nuestra zona
des, Dittrichia viscosa, Euphorbia sege- tampoco parecen tener especial relevan-
talis, Lepidium graminifolium, Psoralea cia, al afectarla de modo prácticamente
bituminosa, Urtica membranacea, etc.); global. Es el caso de:
aunque también está el caso contrario, de Aegilops geniculata, Alyssum alyssoi-
las que rehuyen las zonas bajas o litorales des, A. simplex, Andryala integrifolia, A.
(Androsace maxima, Bupleurum rotundi- ragusina, Arenaria leptoclados, Astraga-
folium, Chenopodium exsuccum, Conso- lus hamosus, A. sesameus, Avenula bro-
lida orientalis, etc.). Podemos incluir moides, Brachypodium distachyon, B. re-
aquí: tusum, Bromus madritensis, B. rigidus, B.
Amaranthus hybridus, A, graecizans, rubens, B. squarrosus, B. sterilis, B. tecto-
A. retroflexus, Anacyclus clavatus, An- rum, Carthamus lanatus, Centaurea aspe-
themis arvensis, Avena barbata, A. fatua, ra, C. calcitrapa, Chondrilla juncea, Cre-
A. sterilis, Buglossoides arvensis, Calen- pis vesicaria, Dactylis hispanica, Desma-
dula arvensis, Capsella bursa-pastoris, zeria rigida, Erophila verna, Erucastrum
Carduus pycnocephalus, C. tenuiflorus, nasturtiifolium, Euphorbia exigua, E. se-
Chenopodium album, C. vulvaria, Cir- rrata, Filago pyramidata, Galium luci-
sium arvense, Convolvulus arvensis, Cy- dum, G. parisiense, Geranium molle, G.
nodon dactylon, Descurainia sophia, Di- rotundifolium, Helianthemum salicifo-
plotaxis viminea, Echium vulgare, Ero- lium, Koeleria vallesiana, Lathyrus cice-
dium ciconium, E. cicutarium, Euphorbia ra, Leontodon longirrostris, Mantisalca
helioscopia, E. peplus, Fumaria officina- salmantica, Minuartia hybrida, Ononis
lis, F. parviflora, Galium aparine, G. natrix, Paronychia capitata, Petrorhagia
tricornutum, Heliotropium europaeum, prolifera, Poa bulbosa, Scolymus hispani-
Hirschfeldia incana, Hordeum murinum, cus, Scorzonera laciniata, Senecio galli-
Hypecoum imberbe, Lamium amplexi- cus, Sherardia arvensis, Silene nocturna,
caule, Lolium rigidum, Malva neglecta, Trifolium campestre, Valerianella coro-
M. sylvestris, Marrubium vulgare, Mus- nata, V. discoidea, V. locusta, Verbascum
cari neglectum, Papaver dubium, P. hy- sinuatum, V. thapsus.
bridum, P. rhoeas, Poa annua s.l., Por-
tulaca oleracea, Rapistrum rugosum, 5. Hierbas higro-esciófilas muy ex-
Reseda lutea, R. phyteuma, Salsola kali, tendidas
Salvia verbenaca, Sanguisorba minor s.l., En márgenes de ríos y acequias, hon-
Senecio vulgaris, Setaria sp., Silene vul- donadas húmedas, zonas de vega, etc.
garis subsp. vulgaris, Sinapis arvensis, aparecen algunas de las plantas de distri-
Sisymbrium irio, S. officinale, S. orienta- bución más amplia y cosmopolita, que no

16
G. MATEO: Flora banal del Sistema Ibérico

suelen faltar en ninguna de las cuadrículas difolia, Ipomoea indica, Mirabilis jalapa,
de nuestro territorio. Se pueden destacar Ricinus communis, etc.).
de este amplio grupo: Por el contrario las listas 3, 4 y 5 no
Agrostis stolonifera, Apium nodiflo- terminan en un "etc.", y pretenden ser
rum, Bellis perennis, Brachypodium phoe- exhaustivas, pudiendo servir de pauta para
nicoides, Bromus hordeaceus, Cichorium hacerse una idea de las especies más ba-
intybus, Cirsium vulgare, Cynoglossum nales o extendidas por las tierras del Sis-
creticum, Daucus carota, Epilobium hir- tema Ibérico. Se concretan a unas 160-
sutum, E. parviflorum, Hypericum perfo- 180 especies (al incluir grupos polimorfos
ratum, Hypochoeris radicata, Lolium pe-- como Stellaria media, Poa annua o San-
renne, Lotus corniculatus, Lythrum sali- guisorba minor).
caria, Medicago lupulina, M. sativa, Ono- Se trata de un número no muy elevado
nis spinosa, Phragmites australis, Picris frente al conjunto, estimable en varios
echioides, Plantago coronopus, P. lan- miles. Así, tenemos catalogados 2.314
ceolata, P. major, Polygonum aviculare, táxones en la provincia de Castellón y
Potentilla reptans, Rumex conglomeratus, 2.560 en la de Valencia (cf. MATEO &
R. crispus, R. pulcher, Scirpus holoschoe- CRESPO, 2001: 451), 2.206 en la de
nus, Senecio jacobaea, Taraxacum vul- Soria (SEGURA & al., 2000) y 2.320 en
gare, Trifolium pratense, T. repens, Urti- Teruel (MATEO, 1992). En el conjunto
ca dioica, Verbena officinalis, Veronica del Sistema Ibérico se deberán superar los
anagallis-aquatica. 5.000, aunque será difícil alcanzar los
6.000.
6. Grupos conflictivos En cualquier caso el número de plan-
En función de la especialidad de cada tas indicado supera el 3 % de la diversi-
uno puede variar, pero lo normal es que se dad total del conjunto. De todos modos lo
puedan aportar datos de campo bastante más importante es que ese porcentaje va
limitados de grupos taxonómicos de parti- aumentando progresivamente según dis-
cular dificultad para su identificación de minuimos la superficie de territorio con-
visu. Sería el caso de: siderado.
Adonis anuales, Alchemilla sp., Cus- Así, para una provincia media de la
cuta sp., Festuca sp., Gagea sp., Leucan- zona, como las indicadas (con unos 2.300
themopsis sp., Orobanche sp., Ranunculus táxones) ya se acerca al 8 %. Para una
gr. aquatilis, Rosa sp., Rubus sp., Tara- comarca media, que alcanza unos 1.200
xacum sp., Zannichellia sp., etc. táxones, ya representan el 15 %. Por
ejemplo 1178 en el Alto Maestrazgo (Cs)
Las listas 1 y 2, así como la 6 son, por (FABREGAT, 1995), 1229 en La Plana
obligación, listas abiertas. Esta última Alta (Cs) (TIRADO, 1995), 1150 en los
porque depende de los conocimientos de montes de Herrera-Cucalón (Te-Z) (FE-
cada botánico y las primeras porque las RRER, 1986), 1070 en La Safor (V) (SO-
plantas cultivadas son muchas, pero las RIANO, 1995), 1280 en la Sierra Calde-
que llegan a presentarse asilvestradas ya rona (V-Cs) (CRESPO, 1989), 1383 para
no tanto, siendo un poco subjetivo el La Plana de Utiel-Requena (V) (GARCÍA
criterio a la hora de incluir una especie o NAVARRO, 1996), 1301 para los montes
no. Además, aun siendo obvia la naturali- Obarenes (Bu) (GARCÍA-MIJANGOS,
zación de muchas, sigue siendo en parte 1997), 1113 para los Puertos de Tortosa-
subjetivo el decidir si llevarlas a esta lista Beceite (TORRES, 1989), etc.
o considerarlas de interés corológico (co- Para un municipio medio, con unos
mo podría ser el caso de Anredera cor- 600 táxones, ya aumentaría hasta el 30 %.

17
Flora Montiberica 18 (2001)

Vemos 507 en Burriana (Cs) (ROSELLÓ, GARCÍA NAVARRO, E. (1996) Estudio flo-
1988), 648 en Carcagente (V) (PIERA, rístico y fitogeográfico de la comarca de
1987), 587 en el Cardó (T) (FONT La Plana de Utiel-Requena (Valencia).
QUER, 1950), 596 en Villafranca del Cid Tesis Doctoral. Universidad de Valencia.
FABREGAT, C. (1995) Estudio florístico y fi-
(Cs) (PITARCH, 1992), 605 en el Montgó togeográfico de la comarca del Alto Maes-
(A) (DONAT, 1988), etc. trazgo (Castellón). Tesis Doctoral. Univer-
Para una partida concreta, un pequeño sidad de Valencia.
valle o una cuadrícula de 1 km de lado MATEO, G. (1992) Claves para la flora de la
(con unos 300 táxones), representarían el provincia de Teruel. Inst. Estud. Turolen-
60 % de su flora (alrededor de la mitad o ses. Teruel.
algo más), ya que estas plantas ubicuas no MATEO, G. & M.B. CRESPO (2001) Manual
suelen faltar en casi ninguna de las unida- para la determinación de la flora valen-
des indicadas, desde las partes bajas o ciana. 2ª Ed. Valencia.
PIERA, S. (1987) Estudio de la flora vascular
costeras hasta las más continentales o
del municipio de Carcaixent (Ribera Alta).
elevadas (excepción hecha de alguna Tesina de Licenciatura. Universidad de
áreas cumbreñas singulares). Valencia.
PITARCH, R. (1992) Estudio de la flora de
los montes de Palomita y el Bovalar, del
BIBLIOGRAFÍA término municipal de Vilafranca (Caste-
llón). Tesina de Licenciatura. Universidad
CRESPO, M. B. (1989) Contribución al estu- de Valencia.
dio florístico, fitosociológico y fitogeográ- ROSELLÓ, R. (1988) Catálogo florístico y
fico de la Serra Calderona (Valencia- vegetación del término municipal de Bo-
Castellón). Tesis Doctoral. Universidad de rriana. Ajuntament de Borriana.
SEGURA, A., G. MATEO & J.L. BENITO
Valencia.
DONAT, P. (1988) Flora del macizo del (2000) Catálogo florístico de la provincia
Montgó (Marina Alta). Tesina de Licen- de Soria. Excma. Diputación Provincial.
ciatura. Universidad de Valencia. Soria.
FERRER, J. J. (1986) Estudio florístico y as- SORIANO, P. (1995) Estudio de la vegetación
pectos geobotánicos de las sierras de He y la flora de la comarca de La Safor (Va-
rrera, Cucalón y Fonfría. Tesis Doctoral. lencia). Tesis Doctoral. Universidad de
Universidad de Valencia. Valencia.
TIRADO, J. (1995) Flora vascular de la
FONT QUER, P. (1950) Flórula de Cardó.
comarca de La Plana Alta (Castellón). Te-
Barcelona.
GARCÍA-MIJANGOS, I. (1997) Flora y sis Doctoral. Universidad de Valencia.
vegetación de los montes Obarenes (Bur- TORRES, Ll. de (1989) Flora dels Massís del
gos). Guineana 3: 1-458. Port. Diputación de Tarragona.

(Recibido el 10-V-2001)

18
Flora Montiberica 18: 19-21 (IX-2001)

APUNTES SOBE ALGUNOS NEÓFITOS DE LA FLORA


VALENCIANA

Daniel GUILLOT ORTIZ


C/ La Pobleta, 7. E-46118. Serra (Valencia)

RESUMEN: En el presente artículo se citan una serie de táxones nuevos para la flora
adventicia valenciana, que han sido recolectados en las proximidades de Valencia capital,
como son: Parkinsonia aculeata L., Campsis radicans Seems, Crasssula portulacea Lam,
Setcraesea purpurea Bom, Jacaranda acutifolia Humb. & Bonpl., Yucca aloifolia L. var.
marginata Bommer,Ornithogalum caudatum Ait., Ulmus pumila L., Washingtonia filifera
(Lindl. ex André) Wendl., Yucca elephantipes Regel., Schinus molle L., Canna indica L. y
Cotyledon orbiculata L.

SUMMARY: In this paper several naturalized species are reported for the valencian
flora: Parkinsonia aculeata L., Campsis radicans Seems, Crasssula portulacea Lam, Set-
craesea purpurea Bom, Jacaranda acutifolia Humb. & Bonpl., Yucca aloifolia L. var.
marginata Bommer,Ornithogalum caudatum Ait., Ulmus pumila L., Washingtonia filifera
(Lindl. ex André) Wendl., Yucca elephantipes Regel., Schinus molle L., Canna indica L.,
Cotyledon orbiculata L.

INTRODUCCIÓN detectados en las proximidades de Valen-


cia capital.
El conocimiento sobre la flora valen- Los datos presentados corresponden,
ciana ha aumentado considerablemente en en todo los casos, a anotaciones de campo
los últimos años con la aparición de obras debidas al propio autor, especificándose el
centradas en la catalogación de los nume- punto UTM de i km de lado, municipio,
rosos táxones que la componen (MATEO localidad, altitud y fecha de observación.
& CRESPO, 1.990; 1995).
Los estudios sobre la composición flo-
rística de las distintas comarcas que com- RESULTADOS
ponen la Comunidad Valenciana lleva a la
constante ampliación de la información Acer negundo L.
contenida en estos catálogos, tanto en lo VALENCIA: 30SYJ2071, Valencia, ca-
que atañe al número de especies como a mino del cementerio, margen de acequia, 33
su distribución. El objeto de la presente m, 20-XI-2.000. 30SYJ2171, Chirivella, mar-
nota es dar a conocer una serie de datos gen de acequia, Polígono Industrial Virgen de
corológicos sobre diferentes neófitos la Salud, 33 m, 20-XI-2.000. 30SYJ2171, id.,
solar, junto a la carretera de Torrente, 33 m,
20-XI-2.000. 30SYJ2272, id., cauce nuevo del

19
Flora Montiberica 18 (2001)

Turia, bajo el puente de la Avda. del Cid, 33 Parkinsonia aculeata L.


m, 20-XI-2.000. 30SYJ2272, id., Barrio de la VALENCIA: 30SYJ2172, Chirivella,
Luz, margen de carretera, 33 m, 20-XI-2.000. junto al cauce de la acequia de Faitanar, 33 m,
30SYJ2193, Náquera, ribazo, 300 m, 22-X- 4-X-2.000. 30SYJ2172, id., junto a autovía de
2.000. El Saler, 33 m, 4-X-2.000. 30SYJ2173, Mis-
lata, junto a la autovía, 33 m, 4-X-2.000.
Amaranthus caudatus L. var. specio- 30SYJ1785, Bétera, junto a la carretera de
sus Voss Náquera, 100 m, 4-X-2.000. 30SYJ2092,
Náquera, cuneta en la carretera de Náquera,
VALENCIA: 30SYJ2095, Serra, margen
junto a un campo de naranjos, 100 m, 4-X-
de carretera, 342 m, 13-X-2.000.
2.000. 30SYJ2270, Picaña, margen de acequia,
33 m, 4-X-2.000. 30SYJ1886, Bétera, margen
Campsis radicans Seem. de la carretera a Olocau, 100 m, 30-XI-2.000.
VALENCIA:30SYJ2071, Chirivella, te- 30SYJ1886, Alacuás, talud, 30-XI-2.000.
rreno inculto, 33 m, 12-X-2.000. 30SYJ2174, Paterna, margen de autovía, frente
al Barrio de La Coma, 75 m. 30SYJ2071,
Canna indica L. Aldaya, rotonda carretera a Chirivella, 45 m,
VALENCIA: 30SYJ2096, Serra, en ba- 30-XI-2.000. 30SYJ1971, id., margen de
rranco de Deula, sobre rodeno, 342 m, 3-X- carretera, junto a la rotonda de entrada, 45 m,
2.000. 30-X-2.000. 30SYJ1883, Bétera, solar dentro
del casco urbano, 100 m, cercano a la carretera
Cataranthus roseus (L.) G.Don. de Burjasot a Bétera, 30-XI-2.000.
VALENCIA: 30SYJ2172, Chirivella,
subespontanea en herbazal subnitrófilo, 33 m, Schinus molle L.
20-X-1.998. VALENCIA: 30SYJ2172, Chirivella,
Ya había sido citado en la provincia de junto a carretera, 33 m, terreno inculto, 15-X-
Castellón (Roselló, 1.994: 216). 2.000. 30SYJ1872, Aldaya, escombrera cer-
cana al Barrio del Cristo, 45 m, 4-X-1.998.
30SYJ1885, Bétera, terreno inculto cercano a
Cotyledon orbiculata L. las vías del ferrocarril, 100 m, 4-X-2.000.
VALENCIA: 30SYJ2096, Serra, terreno 30SYJ1885, id., margen de la carretera a
inculto, cercano a la C/ Ventura Feliu, 342 m, Náquera, 100 m, 4-X-2.000. 30SYJ971, Ala-
3-X-2.000. 30SYJ2096, id., pr. El Puntal, cuás, margen de carretera, 44 m, 14-XI-2.000.
terreno inculto, 342 m, 3-X-2.000. 30SYJ2092, Náquera, cercano al barranco, 300
m, 15-XI-2.000.
Crassula portulacea Lam.
VALENCIA: 30SYJ2096, Serra, subida al Sedum palmeri Wats.
Calvario, sobre rodeno, 342 m, 3-X-2.000. VALENCIA: 30SYJ2171, Chirivella, so-
bre canal, 33 m, 10-X-2.000.
Graptopetalum paraguayense (N.E.
Brown) Walther. Setcraesea purpurea Bom.
VALENCIA: 30SYJ2171, Chirivella, so- VALENCIA: 30SYJ2096, Serra, terreno
bre canal, 33 m, 13-X-2.000. inculto cercano a la C/.Ventura Feliu, sobre
rodeno, 342 m, 3-X-2.000. 30SYJ2193, Ná-
Jacaranda acutifolia Humb.& Bonpl. quera, sobre canal, 300 m, 15-X-2.000.
VALENCIA: 30SYJ2082, Bétera, margen
de carretera. 100 m, 16-X-2.000. Ulmus pumila L.
VALENCIA: 30SYJ2071, Chirivella,
Ornithogalum caudatum Ait. margen de carretera, junto al colegio Ramón y
VALENCIA: 30SYJ2096, Serra, terreno Cajal, 33 m, 3-X-2.000. 30SYJ2272, Chirive-
inculto, sobre rodeno, 342 m, 6-X-2.000. lla, Barrio de La Luz, margen de carretera, 33
m, 29-XI-2.000. 30SYJ2172, id., rotonda de

20
D. GUILLOT: Sobre algunos neófitos de la flora valenciana

entrada a la Avda. Virgen de los Desampara- VALENCIA: 30SYJ2096, Serra, C/ Ven-


dos, 33 m, 29-XI-2.000. 30SYJ2171, id., solar tura Feliu, fondo de alcantarilla, 342 m, 13-X-
cercano a la Avenida Virgen de Los Desampa- 2.000.
rados, 33 m, 29-XI-2.000.
Zinnia elegans Jacq.
Washingtonia filifera (Lindl.) Wendl. VALENCIA: 30SYJ1871, Aldaya, mar-
VALENCIA: 30SYJ1887, Bétera, margen gen de carretera, en herbazal subnitrófilo, 45
de carretera, 100 m, l3-X-2.000. m, 20-X-1.997.

Yucca aloifolia L.. var. marginata


Bommer. BIBLIOGRAFÍA
VALENCIA: 30SYJ2190, Náquera; Es-
combrera, 200 m, 15-X-2.000. MATEO,G. & M.B. CRESPO (1995)
Flora abreviada de la Comunidad Valenciana.
Yucca elephantipes Regel Editorial Gamma. Valencia.
MATEO,G. & M.B. CRESPO(1990) Cla-
VALENCIA: 30SYJ1476, Ribarroja, ter-
ves para la flora Valenciana. Del Cenia al
reno inculto junto al cauce de río Turia, 76 m,
Segura. Valencia.
14-XI-2.00. 30SYJ1778, Paterna, polígono
ROSELLÓ, R. (1994) Catálogo florístico
industrial Fuente del Jarro, terreno inculto, 75
y vegetación de la comarca natural del Alto
m, 14-X-2.000.
Mijares. Diputación de Castellón.
Zebrina pendula Schnizl.
(Recibido el 21-V-2001)

21
Flora Montiberica 18: 22-25 (IX-2001)

APORTACIONES A LA FLORA CESARAUGUSTANA, X

Gonzalo MATEO SANZ*, Juan M. PISCO GARCÍA** & Luis M. BUENO


SANCHO***
* Jardín Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 32. 46008-Valencia
** C/ Bañuelo, 12-1º. 50300-Calatayud (Zaragoza)
*** C/ Duquesa de Villahermosa, 119-esc. 3ª , 11ºD. 50010-Zaragoza

RESUMEN: Se comentan los hallazgos de 15 táxones de plantas vasculares conside-


radas de interés para la flora provincial de Zaragoza, destacando las novedades provincia-
les de Bromus unioloides Kunth, Rubia peregrina subsp. longifolia (Poir.) O. Bolòs, Uros-
permum dalechampii (L.) Scop. y Veronica anagalloides Guss.

SUMMARY: 15 vascular plants collected in the province of Zaragoza (NE Spain) are
commented. We can remark as principal novelties Bromus unioloides Kunth, Rubia pere-
grina subsp. longifolia (Poir.) O. Bolòs, Urospermum dalechampii (L.) Scop. and
Veronica anagalloides Guss.

INTRODUCCIÓN LISTADO DE PLANTAS


Con ésta ya alcanzamos la décima Alnus glutinosa (L.) Gaertn.
aportación de esta serie, que iniciamos ZARAGOZA: 31TBF7787, Mequinenza,
hace siete años y hemos venido publi- valle del Segre hacia Torrente de Cinca, 80 m,
cando en las páginas de esta misma re- bosque ribereño, G. Mateo, J. Pisco & L. M.
vista (MATEO & PYKE, 1995; 1997; Bueno, 29-IV-2001 (VAL 119189).
1998; MATEO & MARTÍNEZ, 1996; No debió ser raro, en un pasado más o
MATEO, MARTÍNEZ, BUENO & CA- menos remoto, encontrar alisos o incluso
RRERAS, 1996; MATEO, MARTÍNEZ alisedas en la cuenca del Ebro a su paso
& BUENO, 1998; MATEO, MARTÍNEZ por la provincia de Zaragoza, aunque sólo
& PYKE, 1999; MATEO & PISCO, sea a través de ejemplares que se disper-
2000; MATEO, PISCO & MARTÍNEZ, saran corriente abajo desde las zonas
2000). Los datos publicados provienen de cantábricas o pirenaicas donde abunda.
una única campaña realizada por los auto- Sin embargo en la actualidad resulta muy
res, el 28 y 29 de abril del 2001, en la raro, no conociendo nosotros más cita
parta más baja de la provincia, donde el concreta que la que dan LOSCOS &
Ebro se introduce en Cataluña, con altitu- PARDO (1866-67: 382) para la Torre de
des rondando los 100 m, tratando de loca- Baños, ni se infiere su presencia en el
lizar la flora más termófila capaz de al- mapa aportado por BOLÒS & VIGO
canzar Aragón (1990: 502). Lo observado se concreta a
un joven ejemplar espontáneo en un tramo

22
G. MATEO, J. PISCO & L.M. BUENO: Aportaciones a la flora cesaraugustana, X

bastante poco agredido del bosque ribe- Planta de amplia distribución por áreas
reño del Segre recién unido al Cinca y cálidas o subtropicales, que penetra por el
poco antes de su desembocadura en el Ebro hasta las zonas medias de la provin-
Ebro. cia, vegetando con comodidad en esta
zona tan baja. Ya había sido indicada de
Apium graveolens L. Zaragoza capital (LOSCOS & PARDO,
ZARAGOZA: 31TBF7787, Mequinenza, 1866-67: 419), Herrera de los Navarros
valle del Segre hacia Torrente de Cinca, 80 m, (FERRER, 1993: 189) y de Chodes
bosque ribereño, G. Mateo, J. Pisco & L. M. (MARTÍNEZ & MATEO, 1997: 43).
Bueno, 29-IV-2001 (VAL 119187).
El apio común, con su tendencia sub- Dictamnus hispanicus Webb
halófila e higrófila, a la vez que termófila, ZARAGOZA: 31TBF6580, Mequinenza,
se extiende por las partes bajas o de clima valle del Ebro hacia alto de la Carrasca, 340
suave de la provincia, como Épila y Zara- m, orla de carrascal, G. Mateo, J. Pisco & L.
goza (LOSCOS & PARDO, 1866-67: M. Bueno, 29-IV-2001 (VAL 119191).
170), el Monasterio de Piedra (CÁ- Interesante especie, de distribución un
MARA, 1951: 239), Calatayud (ARENAS poco caprichosa o errática, siempre dentro
& GARCÍA, 1993: 57) o Chodes (MAR- de territorios iberolevantinos, pero que
TÍNEZ & MATEO, 1997: 42). suele rehuir los medios demasiado áridos.
En la parte baja del Ebro, donde alcanza
Bromus unioloides Kunth uno de sus límites septentrionales, se
*ZARAGOZA: 31TBF7787, Mequi- refugia en ambientes de umbría y prote-
nenza, valle del Segre hacia Torrente de Cinca, gida por el arbolado. Años atrás la había-
80 m, herbazales ruderales, G. Mateo, J. Pisco mos mencionado de una zona cercana por
& L. M. Bueno, 29-IV-2001 (VAL 119188). Caspe (YL47, AGUILELLA, MANSA-
No hemos detectado citas previas de la NET & MATEO, 1983: 9).
especie para la provincia, siendo planta
que parece estar extendiéndose desde la Orobanche cernua Loefl.
costa hacia el interior, por zonas de clima ZARAGOZA: 30TYL4983, Caspe, ba-
suave, sobre suelos alterados pero húme- rranco del Buitre, 250 m, matorrales degrada-
dos. dos, sobre Artemisia herba-alba, G. Mateo, J.
Pisco & L. M. Bueno, 28-IV-2001 (VAL
Coriaria myrtifolia L. 119201).
ZARAGOZA: 31TBF7787, Mequinenza, Como muestran PUJADAS & VE-
valle del Segre hacia Torrente de Cinca, 80 m, LASCO (2000: 524), en reciente artículo,
bosque ribereño, G. Mateo, J. Pisco & L. M. es planta propia de ambientes esteparios
Bueno, 29-IV-2001 (VAL 119185). secos, que tiene un importante núcleo en
Arbusto termófilo, de distribución tí- el valle del Ebro, donde suele parasitar a
picamente mediterráneo-occidental litoral. las especies leñosas del género Artemisia.
Resulta bastante raro en la provincia,
donde penetra por las partes más bajas y Prangos trifida (Miller) Herrnstradt &
orientales del valle del Ebro (cf. LOSCOS C.C. Heyn (= Cachrys trifida Miller)
& PARDO, 1866-67: 87; BOLÒS & ZARAGOZA: 31TBF5271, Caspe, ba-
VIGO (1990: 341). rranco de Valdealdovara, 180 m, pinar de
carrasco, G. Mateo, J. Pisco & L. M. Bueno,
Cyperus longus L. 29-IV-2001 (VAL 119210).
ZARAGOZA: 31TBF7787, Mequinenza, Planta de distribución mediterráneo-
valle del Segre hacia Torrente de Cinca, 80 m, occidental, relativamente laxa o disyunta
herbazales húmedos, G. Mateo, J. Pisco & L. (cf. BOLÒS & VIGO, 1990: 437), que
M. Bueno, 29-IV-2001 (VAL 119190).

23
Flora Montiberica 18 (2001)

sólo parece haber sido mencionada para la Thymus x rubioi Font Quer (T. loscosii
provincia en la zona cercana de Mequi- x T. vulgaris)
nenza (MOLERO, 1981: 45). ZARAGOZA: 31TBF5271, Caspe, ba-
rranco de Valdealdovara, 180 m, matorral seco
Rubia peregrina subsp. longifolia sobre yesos, G. Mateo, J. Pisco & L.M. Bueno,
(Poir.) O. Bolòs 29-IV-2001 (VAL 119212).
*ZARAGOZA: 31TBF7569, Fayón, valle Recientemente dábamos una primera
del Matarraña, 90 m, coscojar-lentiscar, G. referencia de este híbrido para la provin-
Mateo, J. Pisco & L. M. Bueno, 29-IV-2001 cia (MATEO & MERCADAL, 1999: 32).
(VAL 119215). En este segundo caso aparecía en una
Característica de los encinares termó- interesante población de T. loscosii sobre
filos del litoral iberolevantino, penetrando yesos, donde convivía con T. vulgaris,
de modo moderado hacia el interior, aun- Helianthemum squamatum, H. syriacum,
que algo más de lo que da a entender el Herniaria fruticosa, Globularia alypum,
mapa de BOLÒS & VIGO (1995: 588). Teucrium aragonense, etc.
No tenemos noticia de que se hubiera
indicado para Aragón. Urospermum dalechampii (L.) Scop.
*ZARAGOZA: 31TBF6580, Mequinen-
Serratula nudicaulis (L.) DC. za, valle del Ebro hacia Caspe, 180 m, cunetas
ZARAGOZA: 31TBF6580, Mequinenza, herbosas, G. Mateo, J. Pisco & L. M. Bueno,
valle del Ebro hacia alto de la Carrasca, 340 29-IV-2001 (VAL 119184).
m, orla de carrascal, G. Mateo, J. Pisco & L. Hierba termófila, de distribución am-
M. Bueno, 29-IV-2001 (VAL 119192). pliamente mediterránea, pero francamente
Especie mediterráneo-occidental pero litoral (cf. BOLÒS & VIGO, 1995: 964),
más bien propia de zonas elevadas y fres- de la que teníamos referencias para Teruel
cas, lo que le confiere un área bastante (cf. MATEO, 1990: 157) pero no para
fragmentada. Por nuestra parte es la pri- Zaragoza.
mera vez que la hemos observado a tan
baja altitud y en un contexto de tan baja Veronica anagalloides Guss.
pluviometría. No es planta frecuente en *ZARAGOZA: 30TYL5379, Caspe, már-
esta provincia, siendo escasas sus citas; genes del embalse del Ebro pr. Valdurrios, 150
aunque tampoco resulta rara en las áreas m, terrenos arenoso-fangosos inundables, G.
elevadas por encima de los mil metros. Mateo, J. Pisco & L. M. Bueno, 28-IV-2001
(VAL 119206).
No encontramos citas de este taxon
Silene otites (L.) Wibel
ZARAGOZA: 30TYL4983, Caspe, ba-
para la provincia, aunque es posible que
rranco del Buitre, 250 m, claros de pinar- su instalación en la zona sea reciente, ya
coscojar, G. Mateo, J. Pisco & L. M. Bueno, que habita sobre terrenos que hasta hace
28-IV-2001 (VAL 119199). pocos años serían muy secos y ahora
Planta de área bastante extendida por corresponden a niveles periódicamente
las zonas continentales, y más bien secas, inundables por las aguas del embalse del
de la Europa central y meridional (cf. Ebro.
BOLÒS & VIGO, 1990: 719). Su princi-
pal núcleo ibérico lo tiene en el valle del Vincetoxicum hirundinbaria Medic.
Ebro, aunque -incluso allí- se presenta de ZARAGOZA: 30TYL4983, Caspe, ba-
modo más bien fragmentario y escaso. (cf. rranco del Buitre, 250 m, claros de pinar-
LOSCOS & PARDO, 1866-67: 58; CÁ- coscojar, G. Mateo, J. Pisco & L .M. Bueno,
MARA, 1946: 378; MARTÍNEZ & MA- 29-IV-2001 (VAL 119203).
TEO, 1997: 27). La planta recolectada se corresponde
con lo que BOLÒS & VIGO (1995: 141)

24
G. MATEO, J. PISCO & L.M. BUENO: Aportaciones a la flora cesaraugustana, X

proponen como var. apodum, referido a MATEO, G. (1990) Catálogo florístico de la


las poblaciones xerófilas de la especie en provincia de Teruel. Inst. Estud. Turolen-
territorios iberolevantinos septentrionales; ses. Teruel.
que probablemente merezca un rango MATEO, G. & A. MARTÍNEZ CABEZA
(1996) Aportaciones a la flora cesarau-
taxonómico más elevado y tenga un ca- gustana, II. Flora Montiberica 3: 44-46.
rácter endémico del cuadrante nororiental MATEO, G., A. MARTÍNEZ CABEZA &
ibérico. L.M. BUENO (1998) Aportaciones a la
flora cesaraugustana, VI. Flora Montibe-
rica 10: 13-14.
BIBLIOGRAFÍA MATEO, G., A. MARTÍNEZ CABEZA, L.M.
BUENO & J.M. CARRERAS (1996)
AGUILELLA, A., J. MANSANET & G. Aportaciones a la flora cesaraugustana, III.
MATEO (1983) Flora maestracense, I. Flora Montiberica 4: 38-43.
Plantas de la cuenca del Guadalope. Col- MATEO, G., A. MARTÍNEZ CABEZA & S.
lect. Bot. (Barcelona) 14: 7-10. PYKE (1999) Aportaciones a la flora cesa-
ARENAS, J.A. & F. GARCÍA MARTÍN raugustana, VII. Flora Montiberica 13: 47-
(1993) Atlas carpológico y corológico de 49.
MATEO, G. & N.E. MERCADAL (1999)
la subfamilia Apioideae Drude (Umbellife-
rae) en España peninsular y Baleares. Rui- Aportaciones a la flora aragonesa, IV.
zia 12: 1-249. Flora Montiberica 11: 30-33.
BOLÒS, O. de & J. VIGO (1986, 1990, 1995) MATEO, G. & J.M. PISCO (2000) Aportacio-
Flora dels Països Catalans. Vols. 1, 2 y 3. nes a la flora cesaraugustana, VIII. Flora
Ed. Barcino. Barcelona. Montiberica 15: 45-46.
CÁMARA NIÑO, F. (1946) Plantas de los MATEO, G., J.M. PISCO & A. MARTÍNEZ
terrenos secos de Aragón. Anales Jard. CABEZA (2000) Aportaciones a la flora
cesaraugustana, IX. Flora Montiberica 16:
Bot. Madrid 6(2): 371-395.
CÁMARA NIÑO, F. (1951) Estudios sobre la 19-22.
flora de las aguas minerales. Anales Jard. MATEO, G. & S. PYKE (1995, 1997, 1998)
Bot. Madrid 9: 129-258. Aportaciones a la flora cesaraugustana, I,
FERRER PLOU, J. (1993) Estudio florístico y IV, V. Flora Montiberica 1: 47-48; 5: 50-
aspectos geobotánicos de las sierras de 52; 9: 37-40.
Herrera, Cucalón y Fonfría. Zaragoza. MOLERO, J. (1981) Aportaciones al conoci-
LOSCOS, F. & J. PARDO (1866-1867) Serie miento de la flora aragonesa, II. Folia Bot.
Misc. 2: 41-48.
imperfecta de las plantas aragonesas es-
PUJADAS, A. & L. VELASCO (2000) Com-
pontáneas. Alcañiz.
MARTÍNEZ CABEZA, A. & G. MATEO parative studies on Orobanche cernua L.
(1997) Relación de citaciones florísticas de and O. cumana Wallr. (Orobanchaceae) in
la cuadrícula 30TXL20 (Morata de Jalón, the Iberian Peninsula. Bot. J. Linn. Soc.
Zaragoza). Flora Montiberica 5: 24-46. 134: 513-527.

(Recibido el 29-V-2001)

25
Flora Montiberica 18: 26-27 (IX-2001)

TAXODIUM DISTICHUM (L.) L.C.M. RICHARD, PLANTA


NUEVA PARA LA FLORA VALENCIANA

Emilio LAGUNA LUMBRERAS


Generalitat Valenciana. Servicio de Conservación y Gestión de la Biodiversidad. Arqui-
tecto Alfaro, 39. E-46011 Valencia. floraval@gva.es

RESUMEN: Se aporta una primera localidad de la conífera neotropical Taxodium


distichum (L.) L.C.M. Richard para la Comunidad Valenciana. El artículo también incluye
algunos datos sobre el comportamiento local de la especie.

SUMMARY: A first locality for Taxodium distichum (L.) L.C.M. Richard is given for
the Valencian Community (E Spain). The article also enclose some data on the local be-
haviour of this species.

Taxodium distichum (L.) L.C.M. Ri- deberse al criterio de inclusión en las


chard 'floras' nacionales; así, mientras CLAP-
VALENCIA: 30SYJ3157, Valencia, El HAM & al. (1981) no la reseñan para las
Palmar, ribera del Lago de La Albufera entre Islas Británicas, CLEMENT & FOSTER
la Casa del Palleter y el margen izquierdo de la (1994: 12) aportan hasta 8 localizaciones
desembocadura de la Séquia del Racó de recogidas entre 1931 y 1990 para dicho
l'Olla, 1,5 m, 10-IV-2001, con raíces parcial- territorio.
mente sumergidas y pneumatóforos, en com- En España, T. distichum no parece
petencia con comunidades de Phragmites aus-
formar parte de ninguna lista o flora re-
tralis, Arundo donax y Typha dominguensis.
Leg.: J. Tornero Gil (VAL s/n). gional, ni figura en Flora Iberica (CAS-
TROVIEJO, 1986). De todos modos debe
Taxodium distichum, el conocido 'ci- reseñarse que los mismos autores eluden
prés de los pantanos', es una especie del citar otras Taxodiáceas relativamente
SE de los Estados Unidos de América, frecuentes -aunque nunca abundantes- en
ocasionalmente cultivada en diversos España; incluso en cultivos forestales,
países europeos para producción forestal - como ocurre con Cryptomeria japonica
especialmente en el C y E de Europa- o (L. fil) D. Don, Sequoiadendron gigan-
con fines ornamentales, naturalizándose teum (Lindley) Buchholz o más raramente
de modo ocasional. Sequoia sempervirens (Lamb.) Endl. En
HEYWOOD (1964: 36) la cita de cualquier caso, ninguna de las listas y
Francia, Italia, Alemania, Bulgaria y Ru- claves botánicas elaboradas para el terri-
manía, aunque dada la antigüedad de la torio valenciano y/o los territorios perifé-
obra reseñada, es muy probable que la ricos, incluyen hasta el momento a la
planta se encuentre también naturalizada especie.
en otros países de modo más reciente. La La población aquí reseñada se sitúa en
escasez de referencias también puede la ribera oriental del Lago de La Albufera

26
E. LAGUNA: Taxodium distichum, novedad para la flora valenciana

de Valencia, hacia el paraje del Racó de pando enclaves propios de las formacio-
l'Olla, cerca de la pedanía de El Palmar. nes de Phragmites australis y/o Arundo
Aunque no se conocen referencias botáni- donax.
cas de esta pequeña población, es am- Sorprendentemente, y a pesar de la
pliamente conocida desde hace décadas relativa frecuencia con que esta especie se
por los ornitólogos y otros aficionados a usa para fines ornamentales en enclaves
la observación del medio natural, al pre- apropiados para sus requerimientos eco-
sentar un llamativo follaje rojizo otoñal y lógicos, no parecen existir referencias
servir de oteadero para muchas de las previas de su existencia como planta natu-
especies de aves acuáticas de la zona. ralizada o en proceso de naturalización en
Los ejemplares forman un grupo en el España. En nuestro caso, la expansión de
que destacan 3 adultos, con unos 6 m de la pequeña población, extremadamente
altura, rodeados por numerosos pies juve- lenta, se realiza en apariencia por vía
niles, aparentemente resultantes de la vegetativa.
propagación vegetativa de los anteriores,
y formando una maraña de raíces y engro-
samenientos basales de los tallos, en la BIBLIOGRAFÍA
que resulta imposible distinguir con preci-
sión los individuos de la especie. El con- CASTROVIEJO, S. & al. (ed.) (1986) Flora
junto está rodeado por un amplio escudo Iberica, vol. 1. Real Jardín Botánico,
de pneumatóforos que apenas si permiten CSIC. Madrid.
la instalación de cualquier otra planta CLAPHAM, A.R., TUTIN, T.G. & WAR-
vascular. BURG, E.F. (1981) Excursion Flora of the
De las referencias verbales obtenidas Bristish Isles. 3ª ed. Cambridge University
Press. Londres.
se deduce que los ejemplares de T. disti- CLEMENT, E.J. & FOSTER, M.C. (1994)
chum fueron plantados en esta zona hacia Alien Plants of the British Isles. Botanical
los años 50 del siglo XX, no habiéndose Society of the British Isles. Londres.
podido determinar si se trataría de una HEYWOOD, V.H. (1964) Taxodium L.C.M.
introducción por fines ornamentales, o de Richard. In T.G. TUTIN & al. (eds.):
una experiencia de plantación forestal. En Flora Europaea, vol. 1. Cambridge Uni-
la actualidad se encuentran plenamente versity Press. Cambridge.
integrados en el alineamiento de la vege-
tación de ribera que bordea el lago, ocu- (Recibido el 12-VI-2001)

27
Flora Montiberica 18: 28-39 (IX-2001)

ADICIONES Y ENMIENDAS A LA FLORA DE LAS SIERRAS DE


MIRA Y TALAYUELAS

Gonzalo MATEO SANZ


Jardín Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 80. 46008-Valencia

RESUMEN: Se presentan las adiciones y enmiendas al catálogo de flora vascular de


las Sierras de Mira y Talayuelas (Cuenca-Valencia), editado en 1983.

SUMMARY: We include the recent novelties and corrections to our list of vascular
plants present in Mira and Talayuelas mountains (Cuenca-Valencia, E Spain).

INTRODUCCIÓN PRESENTACIÓN DE LOS


DATOS
Hace ahora justo veinte años defen-
díamos el trabajo titulado “Estudio sobre Para su mayor utilidad para el usuario
la flora y vegetación de las sierras de de la obra a que hacemos referencia, los
Mira y Talayuelas” (MATEO, 1981), que datos se presentan en el mismo orden que
presentábamos para el acceso al título de allí (taxonómico de familias y alfabético
Doctor en Ciencias Biológicas, y dos años de especies), indicándose la página en que
más tarde salía editado por el antiguo aparece cada familia. Las modificaciones
ICONA (MATEO, 1983). propuestas pueden ser de cuatro tipos:
Durante el largo tiempo transcurrido Adiciones: Se enumeran, y se co-
desde entonces han ido localizándose en mentan los táxones nuevos, que no apare-
la zona nuevas plantas, al tiempo que se cían en el catálogo de 1983, precedidos
ha enriquecido enormemente el conoci- por un asterisco (*).
miento general sobre la flora española, Eliminaciones: Aquellos táxones que
impulsado principalmente por el proyecto se considera se deben eliminar, se enume-
de Flora iberica. Por ello la obra ha que- ran precedidos de un signo +.
dado algo desfasada, y hemos creído Rectificaciones: Cuando se considera
oportuno actualizarla mediante un artículo que una planta ha sido identificada de
que pueda servir de addenda al impor- modo inadecuado aparece el nombre
tante capítulo del catálogo de flora. adecuado, precedido de un signo -, especi-
ficándose en el comentario el nombre con
que aparecía en la obra indicada.

28
G. MATEO: Adiciones y enmiendas a la flora de las sierras de Mira y Talayuelas

Sinonimia: En los casos de simple si- demasiado estricto a la hora de incluir


nonimia (sobre una determinación co- especies alóctonas, pero se ha plantado
rrecta), en que el nombre ofrecido ha por muchas zonas recreativas o márgenes
podido quedar obsoleto, no ser prioritario, de caminos, presentando una apariencia
o presentarse con un rango que a día de de buena integración en el paisaje vegetal.
hoy no se considera óptimo; se resuelve
mencionando el nombre nuevo –no pre- SALICACEAE (p. 36)
cedido de signo alguno-, con letra de *Populus tremula L.: Se han detectado
menor tamaño y seguido del nombre con en los últimos tiempos dos importantes
que aparece en la obra indicada (prece- poblaciones en la zona, Una en la umbría
dido éste de un signo =). Se excluye de del pico Ranera, a unos 1350 m (XK40), y
esta situación dos casos: cuando ya apa- otra en la del Picarcho (XK51), a unos
rece el nombre que ahora consideramos 1250 m. Se instalan en zonas de vaguada,
prioritario como sinónimo y en el caso de donde escurre mayor cantidad de agua de
simples modificaciones gramaticales la media de la zona, lo que se concreta en
(Isoetes velatum por I. velata, Asplenium comunidades de Molinia caerulea con
foreziense por A. foresiense, etc.). Potentilla erecta, Luzula multiflora, Iris
En conclusión, se especifica en letra xyphium, etc.
normal lo que se refiere a adiciones (*) al
catálogo (un taxon más a la lista), elimi- FAGACEAE (p. 36)
naciones (+) (un taxon menos), rectifica- +Quercus ilex L.: La encina de la
ciones debidas a identificaciones inco- zona debe incluirse globalmente en un
rrectas o concreción en subespecies no sólo taxon, que presentaríamos como
indicadas (-) (no se modifica el número subsp. rotundifolia (Lam.) Schwartz,
total de táxones) y con letra pequeña lo omitiendo referencia a las formas típicas
que son meras actualizaciones nomencla- (subsp. ilex).
turales.
SANTALACEAE (p. 37)
Thesium humifusum DC. (= T. divaricatum Jan)

MODIFICACIONES POLYGONACEAE (p. 38)


*Polygonum amphibium L.: Ha apare-
SINOPTERIDACEAE (p. 32)
cido los últimos años en la laguna de
*Cheilanthes maderensis Lowe: Lo
Talayuelas (XK50), tras una larga deseca-
localizamos en la solana de Los Madroñe-
ción y nueva inundación.
rales (Talayuelas, XK40), posteriormente
*P. bellardii All.: Frecuente en cam-
al cierre de la edición anterior, y apareció
pos de secano. En el catálogo se consideró
recogida la cita en MATEO & FIGUE-
en el rango de variabilidad de P. aviculare
ROLA (1986; 292).
s.l.
POLYPODIACEAE (p. 33)
Polypodium cambricum L. (= P. australe Fée). CHENOPODIACEAE (p. 38)
*Atriplex halimus L.: Sobre suelos ye-
PINACEAE (p. 34) sosos secos del valle del río Arcos por
Pinus nigra subsp. salzmannii (Dunal) Franco Santa Cruz de Moya cerca de las Casas de
(= P. clusiana Clem.).
Orchova (XK52).
CUPRESSACEAE (p. 35) *Chenopodium vulvaria L.: Extendido
*Cupressus arizonica E.L. Greene: No por cultivos bastante abonados y herba-
aparece indicado, quizás por un criterio zales muy nitrófilos.

29
Flora Montiberica 18 (2001)

CARYOPHYLLACEAE (p. 39) -Biscutella atropurpurea G. Mateo &


-Arenaria erinacea Boiss.: A esta es- Figuerola: Especie descrita poco después
pecie se atribuyen hoy día las poblaciones de la publicación del libro en cuestión, a
que entonces solían incluirse en el ámbito partir de las recolecciones en esta zona y
de variabilidad de A. aggregata (L.) Loi- otras vecinas de Ademuz (MATEO &
sel., la cual habría que eliminar del catá- FIGUEROLA, 1987: 370), en la que te-
logo. nemos que incluir lo que dábamos como
-Dianthus hispanicus subsp. edetanus B. intermedia Gouan, presente por roque-
M.B. Crespo & G. Mateo: Habría que dos y pedregales silíceos, así como en los
atribuir a este taxon lo que presentábamos pinares de rodeno con sotobosque despe-
con el nombre genérico de D. hispanicus jado.
Asso, cuyas poblaciones típicas no alcan- *B. conquensis G. Mateo & M. B.
zan la zona. Se trata de un endemismo Crespo: Planta que hemos propuesto
iberolevantino localizado entre el área como nueva hace muy poco (MATEO &
oriental de Castilla-La Mancha y el inter- CRESPO, 2000: 8), endémica del área
ior de la provincia de Valencia (cf. LA- centro-meridional del Sistema Ibérico.
GUNA & al., 1998: 84). Alcanza las zonas más interiores de baja o
-D. turolensis Pau: No alcanza esta mediana elevación, donde tiene uno de
zona el auténtico D. laricifolius Boiss. & sus límites de penetración hacia el este,
Reuter, pudiendo atribuirse a la especie de interviniendo en matorrales secos y terre-
Pau al menos buena parte de lo que en el nos abruptos calizos (Mira, XJ29; Narbo-
catálogo aparecía con este otro nombre. neta, XK20; Enguídanos, XJ19).
-Herniaria scabrida Boiss.: Hay que *B. turolensis Pau ex M.B. Crespo,
atribuir a esta otra todo lo que se daba Güemes & G. Mateo: Esta especie, que
como H. hirsuta L., ausente en la zona, y citaba Pau a menudo –como nomen nu-
buena parte de lo que aparece en el epí- dum- de las sierras de Teruel, fue validada
grafe de H. glabra L., que resulta bastante por nosotros (CRESPO, GÜEMES &
escasa. MATEO, 1992: 30) hace unos años. Se
+Minuartia mediterranea (Ledeb.) K. conoce de buena parte de Teruel y ligeras
Maly: Parece que lo que atribuíamos a áreas limítrofes de Cu, V y Cs. Alcanza
este taxon serían formas juveniles, poco los afloramientos calizos supramediterrá-
desarrolladas, de la común M. hybrida neos del territorio, habitando en terrenos
(Vill.) Schischkin. pedregosos o rocosos (Talayuelas, XK40;
*Silene tridentata Desf.: Propia de Santa Cruz de Moya, XK51).
pastizales secos sobre sustrato básico. Iberis carnosa subsp. lagascana (DC.) G. Ma-
Llega a alcanzar los límites del territorio teo & Figuerola (= I. lagascana DC.).
en el área entre Enguídanos y Mira *Iberis ciliata subsp. vinetorum (Pau)
(XJ19). G. Mateo & M.B. Crespo: Presente en
terrenos margosos alterados por la parte
CRUCIFERAE (p. 43) suroccidental de la zona (cuenca del Ca-
-Aethionema saxatile (L.) R. Br.: Se briel).
trata en realidad de la subsp. saxatile, es *Iberis saxatilis subsp. cinerea (Poir.)
decir de las formas típicas de la especie. Font Quer: Alcanza igualmente las áreas
+Arabis sagittata (Bert.) DC.: Los secas del extremo SW de la zona, intervi-
materiales recolectados parece que deben niendo en matorrales despejados sobre
ser atribuidos a A. planisiliqua (Pers.) sustratos margoso-yesosos.
Reichenb. -Sisymbrium runcinatum Lag. ex DC.:
A esta especie pertenece lo que se indica

30
G. MATEO: Adiciones y enmiendas a la flora de las sierras de Mira y Talayuelas

como S. supinum L., planta de aspecto especie las muestras sobre las que citába-
similar, pero muy rara en España. mos A. microcarpa.
*A. cornucopioides Lag.: Más escasa
RESEDACEAE (p. 46) que la anterior, apareciendo en similares
-Sesamoides purpurascens (L.) G. Ló- medios arenosos secos y soleados (Tala-
pez: En la obra aparece atribuido este yuelas, XK40).
taxon a la especie S. canescens (L.) *Cydonia oblonga Miller.: El mem-
Kuntze, indicándose la presencia de las brillero aparece asilvestrado en bosques
formas más típicas, de porte herbáceo ribereños y banacales abandonados.
reducido y tendido; además de las leño- *Malus domestica (Borkh.) Borkh.:
sas, de porte erguido y relativamente Más frecuente que el anterior, el manzano
elevado. Estas se atribuían a una subsp. no suele faltar en medios de vega o ribe-
suffruticosus (Lange) Heywood, que co- ras antropizadas.
rresponde a una especie diferente -S. *Potentilla caulescens L.: Resulta
suffruticosus (Lange) Kuntze-, propia del sorprendente, que esta especie, frecuente
área galaico-portuguesa (cf. CASTRO- por las zonas al norte (Rincón de Ade-
VIEJO & al., 1993: 482). Por ello propu- muz), al sur (Hoces del Cabriel), al este
simos posteriormente el taxon S. purpu- (pico Tejo) o al oeste (Serranía de
rascens (L.) G. López subsp. pinetorum Cuenca), no la hayamos podido localizar
G. Mateo & M.B. Crespo (MATEO & en los límites marcados, siendo su pobla-
CRESPO, 1995: 430) para incluir las indi- ción más próxima la detectada en Santo
cadas formas robustas de la especie. Domingo de Moya (XK42).
P. neumanniana Reichenb. (= P. tabernaemon-
CRASSULACEAE (p. 47) tani Asch.)
*Sedum caespitosum (Cav.) DC.: De- *Prunus avium L.: El cerezo está asil-
tectado en arenales secos de Talayuelas vestrado por toda la zona, sobre todo en
(XK50) (MATEO, HERNÁNDEZ & al. riberas y terrenos de vega.
1995: 36). *P. domestica L.: El ciruelo suele
*S. mucizonia (Ortega) Raym.-Hamet convivir con el anterior en orlas espinosas
(= Mucizonia hispida DC.): Reciente- y bosquetes ribereños.
mente la hemos detectado en terrenos -Pyrus bourgeana Decne: Considera-
silíceos soleados, sobre conglomerados mos actualmente que lo que determiná-
triásicos, por los Madroñerales de Tala- bamos en su día como P. pyraster Burgds.
yuelas (XK40), a 1000 m, lo que repre- debe atribuirse a esta otra especie.
senta la primera localidad para la Cordi- +Rosa cariotii Chabert: Podría in-
llera Ibérica. cluirse en el agregado amplio de R. ca-
nina L.
SAXIFRAGACEAE (p. 47) *Rosa gallica L. : Escapada de cultivo
Saxifraga cuneata Willd. (= S. corbariensis desde antiguo y bastante bien naturalizada
Timb.-Lagr.): Pese a la reiterada confusión en la en las proximidades de algunas casas de
nomenclatura de esta especie, tenemos que insistir campo.
en los argumentos presentados hace años (MATEO
& CRESPO, 1989) para reivindicar este nombre +R. nitidula Besser: Taxon problemá-
para la planta en cuestión. tico al que se han atribuido recolecciones
que parece tendrían que incluirse en el
ROSACEAE (p. 48) agragado de R. canina L.
-Aphanes arvensis L.: Extendido por -Rubus caesius L.: Sin duda pertene-
los arenales silíceos secos, y algo antropi- cen a esta especie los numerosos ejempla-
zados, de la zona. Hay que atribuir a esta res observados y recolectados en los bos-

31
Flora Montiberica 18 (2001)

ques ribereños de la zona, atribuidos pro- algunas poblaciones en matorrales secos y


visionalmente a R. corylifolius Sm. soleados sobre terrenos margosos de las
-R. vigoi R. Roselló, Peris & Stübing: partes bajas del valle del Turia por Aras
Especie recientemente descrita, a la que de Alpuente.
parece razonable atribuir lo que en la obra -Genista cinerea (Vill.) DC.: Repre-
analizada se presentaba como R. bifrons sentada en la zona por la subsp. ausetana
Vest. O. Bolòs & Vigo [= G. ausetana (O.
*Sanguisorba minor Scop.: Represen- Bolòs & Vigo) Talavera].
tada por el tipo (subsp. minor) y, sobre G. pumila (Debeaux & É. Rev. ex Hervier)
todo, por la subsp. balearica (Bourg. ex Vierh.: Se presenta a través de la subsp. pumila, en
la que se incluye actualmente la citada subsp. mu-
Nyman) Muñoz Garm. & C. Navarro [= S. gronensis.
minor subsp. muricata (Spach) Briq.]. Hippocrepis biflora Spreng.: A esta especie hay
S. verrucosa (Link ex G. Don) Ces. [= S. minor que atribuir lo que se presenta como H. unisiliquosa
subsp. magnolii (Spach) Briq.]. L. [= H. unisiliquosa subsp. biflora (Spreng.) O.
Bolòs & Vigo].
LEGUMINOSAE (p. 50) -H. commutata Pau: Endemismo ibé-
Anthyllis vulneraria L.: Se trata de una especie rico de tierras interiores al que atribuimos
extremadamente polimorfa, pero que en esta zona lo que se citaba como H. comosa, planta
parece estar representada, al menos de modo mayo-
más montana y septentrional, y como H.
ritario, por la subsp. gandogeri (Sagorski) W. Bec-
ker ex Maire, que se corresponde con lo presentado glauca Ten. (pro parte), planta más litoral
como var. fontqueri (Rothm.) Cullen. y termófila,
*Astragalus alopecuroides L.: Lo -H. fruticescens Sennen: A este taxon
hemos observado en la cuenca media del atribuiríamos hoy parte de lo que en su
Cabriel, cerca de la desembocadura del día se atribuía a H. glauca Ten; en con-
río de Mira (XJ28), sobre sustrato mar- creto las poblaciones de las partes bajas
goso yesífero. Probablemente entrará en del valle del Turia.
los límites propiamente dichos del territo- Lotus corniculatus subsp. delortii (Timb.-Lagr.)
rio es cuestión. O. Bolòs & Vigo: Incluye lo que se presenta en el
epígrafe anterior como L. corniculatus var. villosus,
A. hypoglottis L. (= A. purpureus Lam.).
presente en pastizales y matorrales que orlan queji-
A. monspessulanus L. subsp. gypsophilus Rouy:
gares o bosques mixtos con humedad climática pero
Nombre prioritario para el taxon que presentábamos
no edáfica.
bajo el epíteto de subsp. chlorocyaneus.
Lotus glaber Mill. (= L. tenuis Waldst. & Kit.)
-Colutea brevialata Lange: La mayo- *Medicago littoralis Rohde ex Loisel.:
ría de lo que se presentaba con el nombre Alcanza la zona por las partes bajas de la
del linneón C. arborescens puede atri- cuenca del Turia, penetrando hasta Santa
buirse a esta otra especie (Talayuelas, Cruz de Moya (XK52), y del Cabriel,
XK40; Sinarcas, XK50; Titaguas, XK51). hasta la zona entre Enguídanos y Mira
*C. arborescens subsp. hispanica (Ta- (XJ29).
lavera & Arista) G. Mateo & M.B. Cres- *Melilotus indicus (L.) All.: Presente
po: Recientemente proponíamos la combi- en herbazales nitrófilos por las partes
nación nomenclatural (MATEO & CRES- bajas del territorio, sobre todo en su área
PO, 2001) para esta planta, de comporta- más oriental.
miento más litoral que la anterior, que no M. spicatus (Sm.) Breistr. (= M. neapolitanus
hemos visto alcanzar la provincia de auct.).
Cuenca, pero sí la zona del valle del Turia -Ononis spinosa L.: Incluye lo que se
por Benagéber (XJ69). presentaba como O. repens L., estando
*Cytisus fontanesii Spach [= Chro- presente tanto la subsp. spinosa (= O.
nanthus biflorus (Desf.) Frodin & Hey- campestris W.D.J. Koch & Ziz) como la
wood]: Recientemente hemos detectado subsp. australis (Sirj.) Greuter & Burdet.

32
G. MATEO: Adiciones y enmiendas a la flora de las sierras de Mira y Talayuelas

-O. tridentata L.: Las poblaciones de Mercurialis huetii Hanry (= M. annua auct.).
la zona se pueden atribuir a la subsp.
angustifolia (Lange) Devesa & G. López. POLYGALACEAE (p. 57)
Polygala nicaeensis subsp. gerundensis (O.
*Robinia pseudoacacia L.: Muy ex-
Bolòs & Vigo) G. Mateo & M.B. Crespo [= P.
tendida por la zona, donde se introdujo nicaeensis subsp. caesalipini (Bubani) McNeil]
desde antiguo como ornamental y aparece MALVACEAE (p. 58)
ampliamente naturalizada. Malva neglecta Wallr. (= M. rotundifolia auct.,
-Scorpiurus subvillosus L.: Planta que M. pusilla auct.).
aparece erróneamente con el nombre de S.
muricatus. VIOLACEAE (p. 59)
*Spartium junceum L.: Planta utili- *V. hirta L.: Detectada en las proxi-
zada de modo muy general para repoblar midades del Rento de los Chicoteros
márgenes de carreteras, que se vaviendo (XK40), en orlas de caducifolios.
introducida también en esta zona durante + V. reichenbachiana Jord.: La cita
los últimos años, pudiendo pasar a natu- deberá referirse a formas robustas de V.
ralizarse con facilidad. riviniana Reichenb.
Teline patens (DC.) Talavera & P.E. Gibbs (= *V. suavis M. Bieb.: Esparcida por la
Genista patens DC., Cytisus patens auct.). zona, en medios sombreados algo antropi-
*T. subterraneum L.: Localizada en el zados.
valle del Turia por Aras de Alpuente
(XK51). CISTACEAE (p. 60)
*Trifolium tomentosum L.: Salpicando Cistus x hybridus Pourr. (= C. x corbariensis
pastizales algo húmedos sobre suelo are- Pourr.).
Fumana ericifolia Wallr. (= F. ericoides auct.).
noso (Talayuelas, XK40; Sinarcas, F. hispidula Loscos & Pardo (= F. laevis auct.).
XK50). F. thymifolia (L.) Spach ex Webb [= F. gluti-
Vicia dasycarpa Ten. [= V. villosa Roth subsp. nosa (L.) Boiss.].
varia (Host) Corb]. *Helianthemum asperum Lag.: Al-
V. parviflora Cav. [= V. tenuissima auct., V.
gracilis Loisel.]
canza las partes bajas y secas de la perife-
ria de la zona (Enguídanos, XJ29).
GERANIACEAE (p. 55) Helianthemum cinereum subsp. rotundifolium
Erodium celtibericum Pau [= E. cheilanthi- (Dunal) Greuter & Burdet [= H. cinereum subsp.
folium subsp. celtibericum (Pau) Rivas Goday]. rubellum auct.].
H. syriacum (Jacq.) Dum.-Cours. [= H. lavan-
dulifolium Miller].
LINACEAE (p. 56) H. violaceum (Cav.) Pers. [= H. pilosum (L.)
+Linum suffruticosum L.: Reduciriá- Pers.].
mos a un sólo taxon la representación de
la especie, concretada al tipo (subsp. suf- TAMARICACEAE (p. 62)
Tamarix canariensis Willd. (= T. gallica auct.).
fruticosum).
ONAGRACEAE (p. 63)
EUPHORBIACEAE (p. 56) -Epilobium lanceolatum Sebast. &
Chamaesyce vulgaris Prokh. (= Euphorbia
chamaesyce L.). Mauri: Corresponde a lo que presentába-
Euphorbia hirsuta L. (= E. pubescens Vahl). mos como E. collinum Gmel.
E. flavicoma DC. (= E. mariolensis Rouy)
*E. nevadensis Boiss. & Reut.: Loca- UMBELLIFERAE (p. 64)
lizada hace pocos años en la parte elvada +Bupleurum praealtum L.: Se trata –
del macizo del monte Mazmorra (XK40), en realidad- de B. tenuissimum L., citado
en herbazales alterados sobre calizas. No en el apéndice de la página 98.
podemos asegurar –por el momento- la * B. semicompositum L.: Se presenta
subespecie concreta a que debe atribuirse. en pastizales secos de vida efímera, por

33
Flora Montiberica 18 (2001)

las partes bajas y periféricas de la zona +G. minutulum Jord.: No podemos


(Titaguas, XK61; Enguídanos, XJ29). confirmar la presencia de esta especie en
Conopodium arvense (Coss.) Calestani (= C. la zona, probablemente confundida con
ramosum Costa).
formas de sombre de G. murale (L.) All.
*Petroselinum crispum (Mill.) A.W. *Rubia peregrina L.; muy extendida
Hill (= P. sativum Hoffm.): El perejil por toda la zona la subsp. peregrina.
aparece scapado de cultivo y naturalizado Además podemos añadir la subsp. longi-
por los alrededores de poblaciones y casas folia (Poir.) O. Bolòs (= R. longifolia
de campo. Poir.), que muestra algunos ejemplares
-Seseli cantabricum Lange: Atribui- muy típicos en refugios térmicos como la
mos a esta otra especie las recolecciones solana de los Madroñerales (Talayuelas)
que aparecían con el nombre de S. elatum (XK40) o el valle del Turia entre Santa
L. Detectado en terrenos silíceos húmedos Cruz de Moya y Aras (XK51).
por los montes de Talayuelas (XK41) y
Landete (XK31). CONVOLVULACEAE (p. 70)
*Torilis nodosa (L.) Gaertn.: Por al- *Ipomoea purpurea (L.) Roth: Ha sido
guna causa ajena a nuestra voluntad se indicada como naturalizada por Garaballa
omitió en el catálogo original esta espe- (XK30) (CARRETERO, 1990: 56).
cie, que resulta frecuente en herbazales
nitrófilos de toda la zona. BORAGINACEAE (p. 70)
Buglossoides gasparrinii (Heldr. ex Guss.) Pig-
PLUMBAGINACEAE (p. 68) natti: Corresponde a lo que aparece denominado
Armeria alliacea (Cav.) Hoffm. subsp. matri- como B. arvensis subsp. permixta (Jord.) Fernández.
tensis (Pau) Borja & al. (= A. alliacea var. heterop- *Myosotis scorpioides subsp. tuxenia-
hylla Pau) na (O. Bolòs & Vigo) O. Bolòs & al.: Re-
*A. filicaulis (Boiss.) Boiss.: corres- cientemente mencionada de las partes
ponde a buena parte de lo que se presenta bajas de Talayuelas (XK50) (MATEO,
como A. trachyphylla Lange, concreta- ARÁN & al., 2001: 7).
mente las muestras de los montes calizos *Nonea echioides (L.) Roem. &
supramediterráneos, frente a las escasas Schult.: La hemos localizado en el valle
muestras habidas en rodenos de la autén- del Turia por Aras de Alpuente (XK51).
tica planta de Lange, recolectada el siglo N. micrantha Boiss. & Reuter: No la
XIX por Diek en su localidad clásica de hemos detectado por las zonas centrales
Casa Polán (Talayuelas). en que se citaba de antiguo, pero sí por la
parte baja occidental (Enguídanos, XJ19).
GENTIANACEAE (p. 69)
*Centaurium quadrifolium (L.) G. CALLITRICHACEAE (fam. nov.)
López & Jarvis: Se presenta a través de la *Callitriche brutia Petagna: Detectada
subsp. linariifolium (Lam.) G. López [= en las lagunas de Talayuelas (XK50)
C. linariifolium (Lam.) G. Beck], en zo- (MATEO & HERNÁNDEZ, 1998: 35).
nas más continentales o elevadas, mien-
tras que a las partes bajas del valle del LABIATAE (p. 71)
Turia llega a alcanzar la subsp. barrelieri *Galeopsis angustifolia Hoffm.: In-
(Dufour) G. López (= Erythraea barre- terviene en medios pedregosos calizos,
lieri Dufour). aunque resulta bastante más raro de lo que
cabría esperar (Tuéjar, XK60; Aras de
RUBIACEAE (p. 69) Alpuente, XK52).
*Galium divaricatum Pourr.: Esporá- Teucrium angustissimum Schreber (= T. arago-
dicamente en algunos arenales siliceos. nense Loscos & Pardo).

34
G. MATEO: Adiciones y enmiendas a la flora de las sierras de Mira y Talayuelas

*T. x conquense M.B. Crespo & G. +L. oblongifolia subsp. haenseleri


Mateo: Es el nombre que publicamos (Boiss. & Reuter) Valdés: Endemismo del
(CRESPO & MATEO, 1991), para el sureste ibérico, del que existía una cita
híbrido inédito que se indicaba en la tesis antigua, a partir de recolecciones de Diek,
en forma de mera combinación parental probablemente atribuibles a la variable y
(T. capitatum x T. gnaphalodes). extendida L. aeruginea.
* T. homotrichum (Font Quer) Rivas- -Scrophularia balbisii Hornem.: Pa-
Mart.: Asciende por el valle del Cabriel rece estar representada por la subsp. va-
hasta la zona baja occidental del territorio lentina (Rouy) Ortega Oliv. & Devesa,
(Enguídanos, XJ19; Camporrobles, XJ38) correspondiendo a lo que indicábamos en
(cf. NAVARRO, 1995). la tesis como S. umbrosa Dumort.
*Thymus x bonichensis G. Mateo &
M.B. Crespo: Se trata del híbrido de T. GLOBULARIACEAE (p. 76)
leptophyllus Lange con T. mastichina L. *Globularia vulgaris L.: Lo que pre-
Aunque ambos aparecen extendidos por la sentábamos con el nombre de G. valen-
zona ha sido muy recientemente lo que tina Willk. se corresponde con muestras
hemos observado en los pinares de rodeno del tipo de esta otra especie, junto con
de esta zona, ya que primero lo habíamos otras de la verdadera subsp. valentina
localizado en los rodenos de Boniches, de (Willk.) Malag. (= G. valentina Willk.).
donde lo propusimos como novedad taxo-
nómica (MATEO & CRESPO, 1993; 5). OROBANCHACEAE (p. 76)
*T. x moralesii G. Mateo & M. B. *Orobanche amethystea Thuill (= O.
Crespo: Este otro híbrido, cuya localidad eryngii Duby): Aparece extendida por la
clásica sí que está ubicada en la zona en zona parasitando el cardo corredor (Eryn-
consideración, lo describimos poco antes gium campestre L.).
que el anterior (MATEO & CRESPO, *Orobanche hederae Duby: En algu-
1992: 288) de los pinares de rodeno de nos ambientes umbrosos tapizados de
Talayuelas, donde aparece con clara ma- hiedra, a la que parasita.
yor frecuencia.
PLANTAGINACEAE (p. 77)
SCROPHULARIACEAE (p. 74) +Littorella uniflora (L.) Asch.: Una
+Chaenorhinum origanifolium (L.) de las especies más valiosas detectada en
Fourr.: Solamente representado por la el estudio original de la zona. Fue erradi-
subsp. crassifolium (Cav.) Rivas Goday & cada de allí a consecuencia del fuerte
Borja, aunque se muestra muy polimorfa drenaje en la laguna de Sinarcas en que
y algunas formas tienen apariencia similar habitaba y no ha vuelto a aparecer por la
a la más septentrional subsp. cadevallii zona, donde puede darse por extinta, tras
(O. Bolòs & Vigo) Laínz. más de veinte años de infructuosas bús-
*Ch. serpyllifolium (Lange) Lange: quedas.
Presente a través de la subsp. robustum *Plantago afra L. (= P. psyllium L.):
(Loscos) G. Mateo & Figuerola, en am- Presente en pastizales anuales subnitrófi-
bientes de orla de bosque o matorral seco. los por las partes menos elevadas.
*Linaria glauca subsp. aragonensis
(Lange) Valdés: Presente en claros de VALERIANACEAE (p. 78)
matorraleses secos y pastizales anuales no *Valerianella muricata (Steven ex
nitrófilos, sonre sustrato básico (Titaguas, Bieb.) J.W. Loudon: Disponíamos de una
XK61; Aras de Alpuente, XK52). muestra, recogida en Talayuelas (XK41),
que había pasado desapercibida.

35
Flora Montiberica 18 (2001)

DIPSACEACEAE (p. 79) rentada, pero no podemos confirmar su


Scabiosa columbaria L. (= S. triandra L.). presencia en la zona ni en otras cercanas.
S. simplex Desf. (= S. stellata subsp. simplex
(Desf.) Cout.).
Dittrichia viscosa (L.) Greuter: Planta
S. stellata L.: Frecuente en la zona la forma tí- en expansión, que entonces estaba alcan-
pica de la especie (subsp. stellata), que presentába- zando las partes interiores de Valencia y
mos bajo el epígrafe de S. monspeliensis Jacq. ahora se ha instalado ya en tierras con-
quenses (Talayuelas, XK50).
CAMPANULACEAE (p. 79) +Filago vulgaris Lam.: Entendemos
Campanula decumbens A. DC. (= C. dieckii
Lange). en la actualidad que lo que dábamos con
este nombre se debe atribuir al polimorfo
COMPOSITAE (p. 80) F. pyramidata L.
Artemisia assoana Willk. (= A. pedemontana *Hieracium compositum Lapeyr.: Se
Balbis). discute su posible presencia en la zona al
A. caerulescens L. (= A. gallica Willd.). comentar H. nobile Gren. & Gordon. En
*Artemisia herba-alba Asso: Presente realidad parece estar bastante más exten-
por las partes bajas y secas de la cuenca dido que éste otro, del que sólo tenemos
del Turia. una recolección segura (Peña Roya de
*Aster sedifolius L.: Esporádico en al- Talayuelas, XK40).
gunas áreas periféricas (Aliaguilla, XK30; *H. elisaeanum Arv.-Touv.: Detectada
Sinarcas, XK50). recientemente una población en rocas
*A. squamatus (Spreng.) Hieron.: Pe- calizas de Garaballa (XK31).
netra por el valle del Turia hasta Santa *H. glaucinum Jordan (= H. praecox
Cruz de Moya (XK51), interviniendo en Schultz Bip.): Hay que atribuir a este otro
herbazales nitrófilos sobre suelos húme- taxon la mayor parte de lo que atribuía-
dos. mos a H. murorum L., que sólo se pre-
*Asteriscus aquaticus (L.) Less.: Apa- senta en las partes más húmedas y umbro-
rece en las partes bajas y secas de las sas, siendo sustituido en ambientes algo
áreas periféricas (ej.: Enguídanos, XJ29). más secos o soleados por esta otra planta,
*Bombycilaena discolor (Pers.) Laínz a la que se atribuye un origen hibridógeno
(= Micropus bombycinus Lag.): Alterna entre el mismo H. murorum y H. schmid-
con su congénere B. erecta, en medios tii. También se incluía aquí –por error-
despejados y secos sobre sustrato básico, parte de lo que se daba como H. arago-
aunque con un matiz menos nitrófilo. nense Scheele, planta bastante más pe-
*Calendula officinalis L.: Resulta queña, glabrescente y exclusivamente ru-
habitual observar ejemplares escapados de pícola calcícola.
cultivo, y más o menos naturalizados, por +H. laniferum Cav.: En su sentido es-
las proximidades de las áreas habitadas. tricto esta especie se concreta a los Puer-
*Centaurea x polymorpha Lag.: Un tos de Beceite y zonas próximas, mientras
híbrido con características muy evidente- que en el grueso de la Cordillera Ibérica
mente intermedias entre C. scabiosa y C. se la ve con introgresión de H. loscosia-
ornata, que aparece extendido por cunetas num Scheele, lo que genera el taxon que
de caminos y ribazos de los campos. tiene como nombre válido H. aragonense
+Crepis nicaeensis Balb.: Lo que dá- Scheele, relativamente extendido también
bamos con este nombre debe correspon- por esta zona.
der a formas poco típicas de la polimorfa H. schmidtii Tausch (= H. pallidum
C. vesicaria. Biv.): Se presentaba con cierta duda, pero
+C. zacintha (L.) Babcock: Atribui- podemos confirmar con seguridad su pre-
mos –en su día- a esta especie muestras sencia en este territorio, así como en todas
muy pasadas de alguna otra planta empa-

36
G. MATEO: Adiciones y enmiendas a la flora de las sierras de Mira y Talayuelas

las zonas silíceas algo elevadas y frescas S, angustifolia L. (= S. graminifolia L.).


de la Cordillera Ibérica. *Senecio jacobaea L.: Bastante exten-
H. valentinum Pau: Se pueden atribuir dido por la zona, a diferencia de S. eruci-
a esta especie, sin grandes dificultades, las folius L., con el que puede confundirse
muestras recolectadas en los crestones con facilidad.
calizos más elevados de la zona. *Taraxacum laevigatum (Willd.) DC.
-Inula britanica L.: Corregimos la (= T. erythrospermum Andrz.): Frecuente
identificación de esta especie como I. por pastizales algo húmedos de casi toda
helvetica Weber. la zona.
*Leucanthemum maestracense Vogt: *T. obovatum (Willd.) DC.: Dispersa
Planta descrita hace poco años, que ha por el territorio en medios húmedos alte-
sido citada de la zona de Sinarcas (XK50) rados,
(HERRERO-BORGOÑÓN & CRESPO, *T. pyropappum Boiss. & Reut. (= T.
1999: 45). tomentosum Lange): Habitual en ambien-
*L. pallens (Gay) DC.: Frecuente por tes herbosos alterados, algo más secos que
la zona en ribazos, cunetas y orlas fores- en el caso de sus congéneres.
T. vulgare (Lam.) Schrank (= T. officinale We-
tales.
ber).
-L. vulgare Lam.: Representado por la -Tolpis umbellata Bertol. [= T. bar-
subsp. pujiulae Sennen, que resulta algo bata subsp. umbellata (Bertol.) Maire]:
más escasa que la especie anterior. Corresponden más bien a este taxon las
*Matricaria recutita L. (= M. chamo- muestras recolectadas en la zona y atri-
milla auct.): Ejemplares de manzanilla buidas a T. barbata (L.) Gaertn.
dulce, escapados de cultivo y más o me-
nos naturalizados, son frecuentes por las ALISMATACEAE (p. 87)
áreas rurales o agrícolas. -Alisma lanceolatum With.: Proba-
*Phalacrocarpon hoffmannseggii blemente exista también en la zona la
(Samp.) Laínz: Planta propia del NW verdadera A. plantago-aquatica L., pero
ibérico, que resulta bastante sorprendente el material recolectado pertenece a esta
localizar en esta zona, que alcanza con otra especie.
una disyunción bastante grande; de donde
la tenemos recolectada desde antiguo POTAMOGETONACEAE (p. 87)
(Aliaguilla, XK40), atribuida en origen al +Potamogeton lucens L.: Tenemos
género Leucanthemum. que atribuir a P. coloratus Hornem. lo que
Pilosella anchusoides Arv.-Touv [= Hieracium
anchusoides (Arv.-Touv.) Arv.-Touv.]. aparecía con este otro nombre.
-P. capillata (Arv.-Touv.) G. Mateo:
Es el taxon más extendido de lo que indi- LILIACEAE (p. 87)
Merendera montana (L.) Lange [= M. pyrenaica
cábamos como Hieracium gr. pilosella L.
(Pourr.) P. Fourn.].
*P. pseudopilosella (Ten.) Soják: Con *Ornithogalum ortophyllum Ten.
los capítulos cubiertos de largos pelos subsp. baeticum Boiss.: Disperso por
simples. Resulta más escasa que la ante- pastizales no muy secos, en claros de
rior y propia de ambientes más frescos. bosques y matorrales.
*P. tardans (Peter) Soják: Con capí-
tulos cubiertos de densos pelos estrellados AMARYLLIDACEAE (p. 88)
blancos. Con las anteriores, en medios Narcissus assoanus Dufour (= N. requienii M.J.
despejados similares o más degradados. Roem.).
+Scorzonera crispatula (Boiss.) -N. pseudonarcissus subsp. eugeniae
Boiss.: Se considera en la actualidad sinó- (Fern. Casas) Fern. Casas: Hay que atri-
nimo de S. hispanica L. buir a este otro taxon el trompón que

37
Flora Montiberica 18 (2001)

identificábamos como N. pseudonarcissus *Koeleria castellana Boiss. & Reuter:


subps. major (Curtis) Baker. Localizada en terrenos yesosos de Narbo-
neta (XK30).
IRIDACEAE (p. 88) Paspalum distichum L. (= P. paspalodes auct.).
*Iris germanica L.: Resulta habitual, Phleum pratense L.: Habrá que atribuir todas las
naturalizado en ribazos de los campos y poblaciones a la subsp. bertolonii (DC.) Bornm.
Rostraria cristata (L.) Tzvelev [= Lophochloa
alrededor de las zonas habitadas. cristata (L.) Hyl.].
*Secale cereale L.: El centeno es un
JUNCACEAE (p. 89) cereal común en la zona y que salpica los
*Luzula multiflora (Retz.) Lej.: Esca- campos en barbecho, ribazos y cunetas.
sos ejemplares en las áreas más húmedas *Triticum aestivum L.: Cultivado y
de la parte central elevada de la Sierra de escapado de cultivo por toda la zona.
Talayuelas, sobre rodenos (XK40).

GRAMINEAE (p. 89) CYPERACEAE (p. 95)


Alopecurus arundinaceus Poir.: Aparece deter- -Carex caryophyllea Latourr.: Presen-
minado como A. pratensis L. te en las áreas silíceas húmedas. Aparecía
-Anthoxanthum odoratum L.: Aunque erróneamente identificado en el catálogo
algunos ejemplares desarrollan hojas más como C. ericetorum Pollich.
anchas de lo normal (8-9 mm), las espi-
guilla nunca llegan a alcanzar 1 cm, por lo ORCHIDACEAE (p. 97)
que creemos debe descartarse la presencia *Dactylorhiza fuchsii (Druce) Soó: Ha
de A. amarum Brot. en esta zona. sido indicada en reciente publicación
-Avenula pratensis (L.) Dumort.: La (SERRA & al., 2000: 11) del valle del
planta que presentábamos como A. mi- Regajo por Sinarcas (XK50).
randana Sennen se atribuye actualmente -Epipactis kleinii M.B. Crespo, M.R.
al complejo de esta otra especie, cuyas Lowe & Piera [= E. parviflora auct., non
poblaciones en la zona podrían atribuirse (Blume) A.A. Eaton]): Parece que inclui-
en su mayoría a la subsp. iberica (St.- ría la mayor parte de lo que dábamos
Yves) Romero Zarco. como E. atrorubens Schult.
*Bromus unioloides Kunth (= B. cat- *E. tremolsii Pau: Nos comunica el
harticus Vahl): Asciende por el valle del especialista J. Benito Ayuso que una de
Turia desde las zones costeras hasta el nuestras recolecciones de Sinarcas
mismo Rincón de Ademuz, interviniendo (XK50) correspondería a esta especie.
en campos de regadío y herbazales nitró- *O. arnoldii P. Delforge: Vicariante
filos húmedos. de O. fusca que se presenta en Sinarcas,
Festuca gracilior (Hackel) Markgr.-Dannenb. según SERRA & al. (2000: 11), pudiendo
[= F. valentina (St.-Yves) Markgr.-Dannenb.]. tener que transferirse a ella parte de las
F. marginata (Hackel) K. Richt. (= F. costei
auct.). citas que dábamos como O. fusca.
*F. paniculata subsp. paui Cebolla & Probablemente también se presente en la
Rivas Ponce: Extendida por las zonas zona otra microespecie de este agregado,
centrales de la Sierra (Garaballa, XK30; frecuente en zonas cercanas, como es O.
Aliaguilla, XK40; Talayuelas, XK41), lupercalis J. & P. Devill.
según deducen los especialistas CEBO- Orchis champagneuxii Barn.: Planta del grupo
O. morio, que presentábamos conjuntamente con O.
LLA & al. (1991; 258). picta Lois.
*Hordeum vulgare L.: La cebada co- -O. langei Rich: Frecuente en los pi-
mún se encuentra muy cultivada y salpica nares de rodeno menos secos. Se corres-
los caminos y herbazales nitrófilos. ponde con lo que ofrecíamos errónea-
mente bajo O. laxiflora Lam.

38
Flora Montiberica 18: 28-39 (IX-2001)

RESUMEN MATEO, G. (1983) Estudio sobre la flora y


vegetación de las sierras de Mira y Tala-
yuelas. Monografías ICONA. Nº 31. Ma-
Se aporta un total de 90 adiciones de drid.
especies o subespecies, se indican 18 que MATEO, G., V.J. ARÁN & al. (2001) Nuevos
deben ser eliminadas, 34 casos de rectifi- datos sobre la flora de la provincia de
caciones por errores en las determinacio- Cuenca, XIII. Flora Montiberica 17: 3-10.
nes y 56 casos de modificaciones nomen- MATEO, G. & M.B. CRESPO (1989) Sobre la
claturales por sinonimia. nomenclatura de Saxifraga cuneata Willd.
Partíamos de un catálogo en el que se y S. corbariensis Timb.Lagr. Fontqueria
citaban 1.129 táxones, pertenecientes a 24: 5-7.
1.123 especies diferentes. Ahora se aña- MATEO, G. & M.B. CRESPO (1992) Sobre
los híbridos de Thymus leptophyllus Lange
den 90 táxones nuevos y se eliminan 18, (Lamiaceae). Anales Jard. Bot. Madrid
lo que nos da un incremento real de 72, 49(2): 288-289.
con lo que nos quedaría finalmente un MATEO, G. & M.B. CRESPO (1993) New
total de 1.201. data on nothotaxa of Thymus L. in north-
eastern Spain. Thaiszia (Kosice) 3: 3-11.
MATEO, G. & M.B. CRESPO (1995) Flora
BIBLIOGRAFÍA abreviada de la Comunidad Valenciana.
Valencia.
MATEO, G. & M.B. CRESPO (2000) Three
CARRETERO, J.L. (1990) Aportaciones a la new Spanish species of Biscutella L.
flora exótica española. Fol. Bot. Miscel. 7: (Brassicaceae) and remarks on B. valen-
55-57. tina (L.) Heywood. Bot. J. Linn. Soc. 132:
CASTROVIEJO, S. & al. (eds.) (1993) Flora
1-17.
iberica. Vol. 3. Real Jardín Botánico-
MATEO, G. & M.B. CRESPO (2001) Manual
CSIC: Madrid. para la determinación de la flora valen-
CEBOLLA, C., M.A. RIVAS PONCE & M.B. ciana. Valencia.
CRESPO (1991) Notas sobre nomencla- MATEO, G. & R. FIGUEROLA (1986)
tura y corología de Festuca L. sect. Sub- Aportaciones al A.P.I.B. Acta Bot. Malac.
bulbosae Nyman (Poaceae) en la región 11: 292-294.
ibero-levantina. Fontqueria 31: 255-258. MATEO, G. & R. FIGUEROLA (1987) Flora
CRESPO, M.B., J. GÜEMES & G. MATEO analítica de la provincia de Valencia. Eds.
(1992) Datos sobre algunos táxones ibe-
Alfons el Magnànim. IAM Investigación.
rolevantinos de Biscutella ser. laevigata Nº 14. Valencia.
Malinov. (Brassicaceae). Anales Jard. MATEO, G. & M.L. HERNÁNDEZ (1998)
Bot. Madrid 50(1): 27-34. Nuevos datos sobre la flora de la provincia
CRESPO, M.B. & G. MATEO (1991) New de Cuenca, V. Flora Montiberica 8: 33-41.
Spanish nothotaxa in the genus Teucrium MATEO, G., M.L. HERNÁNDEZ & al.
L. (Lamiaceae). Flora Mediterranea (Pa- (1995) Nuevos datos sobre la flora de la
lermo) 1: 195-203. provincia de Cuenca, I. Flora Montiberica
HERRERO-BORGOÑÓN, J.J. & M.B. CRES-
1: 33-37.
PO (1999) Adiciones a la flora del rincón NAVARRO, T. (1995) Revisión del género
de Ademuz y Los Serranos (Valencia) Flo- Teucrium L. sección Polium (Mill.) Schr.
ra Montiberica 11: 44-47. (Lamiaceae) en la Península Ibérica y Ba-
LAGUNA, E. & al. (1998) Flora endémica, leares. Acta Bot. Malac. 20: 173-265.
rara o amenazada de la Comunidad Va- SERRA, L., C. FABREGAT & al. (2000)
lenciana. Generalitat Valenciana. Valen- Adiciones y correcciones a la orquidoflora
cia. valenciana, I. Flora Montiberica 15: 10-
MATEO, G. (1981) Estudio sobre la flora y
20.
vegetación de las sierras de Mira y Tala-
yuelas. Tesis Doctoral. Universidad de
(Recibido el 22-VI-2001)
Valencia.

39
Flora Montiberica 18: 40-44 (IX-2001)

OBSERVACIONES SOBRE LA FLORA ALÓCTONA


VALENCIANA

Emilio LAGUNA LUMBRERAS* & Gonzalo MATEO SANZ**


*Generalitat Valenciana. Servicio de Conservación y Gestión de la Biodiversidad.
Arquitecto Alfaro, 39. E-46011 Valencia. floraval@gva.es
** Jardín Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 80. E-46008. Valencia

RESUMEN: Se aporta un listado de plantas alóctonas detectadas en la Comunidad


Valenciana, que no aparecen en el Manual para la determinación de la flora valenciana, de
Mateo & Crespo (2001), y que puede servir como addenda al mismo en lo que se refiere a
este particular.

SUMMARY: A list of non-native plants found in the Valencian Community, not lis-
ted at the ‘Manual para la determinación de la flora valenciana’ edited by Mateo & Crepo
(2001) , is given; this list can be useful as addenda to the above cited manual, to this topic.

INTRODUCCIÓN mo alóctonas algunas plantas tenidas ha-


bitualmente por autóctonas (Lista 2).
Analizando la reciente edición del 3.- El tercero, con plantas no detecta-
Manual para la determinación de la flora das en la bibliografía, pero sí observadas
valenciana (MATEO & CRESPO, 2001), personalmente como asilvestradas o natu-
puede observarse que, pese al incremento ralizadas en estado adulto (Lista 3).
de especies respecto a anteriores edicio- 4.- En último lugar táxones observa-
nes -la mayoría debidas a especies exóti- dos en proceso de naturalización (ejem-
cas-, sigue pudiendo detectarse un cierto plares juveniles o inmaduros), de los que
número de plantas que podrían ser añadi- no se posee suficiente certeza de su ins-
das, en una tierra donde la jardinería esta talación autónoma en el medio natural,
muy desarrollada y el buen clima permite que podrían corresponder a pies cultiva-
la introducción y la cómoda naturaliza- dos abandonados, o táxones claramente
ción de numerosas especies exóticas. asilvestrados pero sobre cuya correcta
A tal efecto hemos preparado cuatro determinación existen dudas (Lista 4).
listados complementarios, que tratan de Para las listas 1 y 3 se especifican las
servir de addenda a los usuarios de dicha abreviaturas habituales de la obra, referi-
obra, así como de ayuda de cara a futuras das a corología, tipo biológico, fenología
ediciones de la misma. y abundancia. Se omite la ecología, ya
1.- El primero con los táxones que que son plantas que se tendrían que abre-
aparecen en algún tipo de fuente biblio- viar de modo casi general como “Cultiv.,
gráfica, a veces poco manejada en los cir- natur. o asilv.”. Si conocemos nombres
cuitos botánicos clásicos (Lista 1). vulgares se añaden también. Para las listas
2.- El segundo con correcciones co- 2 y 4 sólo se destaca el aspecto coroló-
rológicas, en el sentido de considerar co- gico. En todos los casos se alude a la
página de la obra indicada donde debería

40
E. LAGUNA & G. MATEO: Observaciones sobre la flora alóctona valenciana

ir la adición o enmienda propuesta. Si se CRASSULACEAE


trata de una mera modificación a los datos Crassula ovata (Miller) Druce (Cap-
ya ofrecidos en la obra analizada, aparece ense; Cam.suc.; II-V; RR). (Pag. 151).
en letra de menor tamaño. Si el género o Graptopetalum paraguayense (N.E.
la familia afectados resultan nuevos en el Brown) Walter (Neotrop.; III-VI; RR).
catálogo (lo que pide su añadido en la (Género nuevo). (Pag. 151).
clave correspondiente) se indica de modo Sedum telephium subsp. maximum (L.)
expreso. Krocher [= Hylotelephium maximum (L.)
Holub]: Probablemente se refiere a este
LISTA 1 taxon la cita genérica como S. telephium
s.l. (Pag. 152).
PINACEAE
Pinus eldarica Medw. (Pino eldárica o CRUCIFERAE
de Afganistán) (Iranotur.; Macrofan.; Brassica rapa L. (Colza) (Euras.; Te-
RR). (Pag. 30). rof.esc.; III-VII; R). (Pag. 162).
P. nigra subsp. nigra (Eurosib.; Ma-
crofan.; RR). (Pag. 31). GERANIACEAE
Pelargonium hortorum Bailey (Capen-
ACERACEAE se; Caméf.sufr.; V-IX; RR). (Pag. 192).
Acer platanoides L. (Eurosib.; Faner.;
IV-V; RR). (Pag. 46). LABIATAE
Plectranthus forsteri Benth. (Paleo-
AMARANTHACEAE trop.; Caméf.rept.; VI-IX; RR). (Pag.
Amaranthus spinosus L. (Neotrop.; 204).
Terof.esc.; V-XII; RR). (Pag. 48).
LEGUMINOSAE
APOCYNACEAE Cassia corymbosa Lam. (- C. interme-
Cataranthus roseus (L.) G. Don (= dia auct.) (Neotrop.; Faner.; VI-VIII;
Vinca rosea L.) (Paleotrop.; Hemic.esc.; RR). (Género nuevo). (Pag. 226).
V-VIII; RR). (Género nuevo). (Pag. 50).
MALVACEAE
BIGNONIACEAE Sida spinosa L. (Paleotrop.; Teróf.
Campsis radicans (L.) Seem. (Nor- esc.; VII-IX; RR). (Pag. 259).
team.; Faner.escand.; VII-XII; R). (Pag.
54). OLEACEAE
C. x tagliubuana (Vis.) Rehd. (C. Jasminum polyanthum Franch. (Chi-
grandiflora x C. radicans). (Pag. 54). nojap.; Faner-escand.; II-V; R). (Pag,
Pandorea jasminoides (Cunn.) K. 263).
Schum. (Capense; Faner.escand.; V-IX;
RR). (Género nuevo). (Pag. 54). RUTACEAE
Podranea ricasoliana Sprague (= Big- Citrus reshni Hort. ex Tan. (Manda-
nonia ricasoliana auct.) (Capense; Faner. rino Cleopatra) (Chinojap.; Mesofan.; III-
escand.; IC-II; R). (Género nuevo). (Pag. VI; RR). (Pag. 315).
54). Poncirus trifoliata (L.) Rafin. (Ponci-
Tecomaria capensis Spach (Capense; lero, poncil) (Chinojap.; Mesofan.; III-V;
Faner.escand.; VII-II; RR). (Género RR). (Género nuevo). (Pag. 316).
nuevo). (Pag. 54).

41
Flora Montiberica 18 (2001)

SALICACEAE Schismus barbatus (L.) Thell.: Paleotrop.


Populus bolleana Lauche (Centroas.; (Pag. 422).
Macrofan.; II-V; R). (Pag. 316).
TYPHACEAE
Thypha domingensis (Pers.) Poir, ex Steu-
SOLANACEAE del: Pantrop. (Pag. 448).
Capsicum annuum (Pimiento, pi-
mentó) (Neotrop.; Terof.esc.; V-IX; RR).
(Género nuevo). (Pag. 333). LISTA 3
C. chinense (Cayena) (Neotrop., Fa-
ner., V-IX; RR). (Pag. 333). BIGNONIACEAE
C. frutescens L. (Neotrop., Faner., V- Jacaranda mimosifolia D. Don (Jaca-
IX; RR.). (Pag. 333). randa) (Neotrop.; Macrofan.; V-VII; RR).
Solanum rostratum Dunal: Debe decir (Pa-
(Género nuevo). (Pag. 54).
leotrop.; Teróf. esc.; VII-IX; RR). (Pag. 334).

ALLIACEAE CACTACEAE
Allium porrum L. (Puerro) (Artif.; Opuntia cilindrica Lam. (Neotrop.;
Geóf.bulb.; IV-VI; R). (Pag. 370). Faner.suc.; VII-X; R). (Pag. 61).
A. sativum L. (Ajo común) (Centroas.; O. microdasys (Lehm.) Pfeiff. var. al-
Geóf.bulb.; V-VII; R). (Pag. 370). bispina Hort. (Neotrop.; Faner.suc.; VI-
IX; RR). (Pag. 61).
ALOACEAE O. tunicata (Lehm.) Link & Otto (inc. O.
bigelowii Eng.) (Norteamer.; Faner.suc.; VI-X;
Aloe succotrina All. (Capense; Faner.; RR). (Pag. 61).
XII-III; RR). (Pag. 372).
CONVOLVULACEAE
CYPERACEAE Ipomoea batatas (L.) Poir. (Boniato,
Scirpus uninodis (Delile) Boiss. (Sa- batata) (Artif.; Geóf.tub.; VII-IX; RR).
har.-Med.?; Terof.cesp.; VI-X; RR). (Pag. (Pag. 149).
385).
CRASSULACEAE
Crassula arborescens Willd. (Capen-
LISTA 2 se; Nanofan.; CI-V; RR). (Pag. 151).
Kalanchoe blossfeldiana V. Poelln
APOCYNACEAE (Paleotrop.; Cam.suc.; XII-IV; RR). (Pag.
Cynanchum acutum L.: Paleotrop. (Pag. 151).
52). K. fedtschenkoi Hamet & Perr. (Pa-
leotrop.; Cam.suc.; X-V; RR). (Pag. 151).
EUPHORBIACEAE
Euphorbia lathyris L.: Centroas. (Pag. Sedum nussbaumerianus Bitter (Holo-
183). árt.; Caméf.suc.; V-VII; RR). (Pag. 152).

CYPERACEAE EUPHORBIACEAE
Cyperus distachyos All.: Paleotrop. (Pag. Euphorbia milii Des Moul. (Paleo-
382). trop.; Nanofan.; X-IV; RR). (Pag. 183).
C. difformis L.: Paleotrop. (Pag. 383). E. pulcherrima Willd. ex Klotzsch [=
Poinsettia pulcherrima (Willd. ex Klotz-
GRAMINEAE
sch) Grah.] (Neotrop.; Mesofan.; X-II;
Arundo donax L.: Centroás. (Pag. 399).
Rostraria pumila (Desf.) Tzvelev: Paleo- RR). (Pag. 183).
trop. (Pag. 421).

42
E. LAGUNA & G. MATEO: Observaciones sobre la flora alóctona valenciana

LABIATAE CANNACEAE
Hyssopus officinalis L. subsp. offici- Canna indica L. (Neotrop.; Geóf.riz.;
nalis (Centroas.; Cam.sufr.; VIII-XI; RR). V-X; RR). (Familia y género nuevo).
(Pag. 200). (Pag. 377).
Ocimum basilicum L. (Albahaca, al-
fábega) (Iranotur.; Teróf.esc.; VII-IX; R).
(Género Nuevo). (Pag. 203). LISTA 4
LEGUMINOSAE ANNONACEAE
Phaseolus lunatus L. (Garrofón, ga- Annona cherimola Miller. (Neotrop.).
rrofó) (Neotrop.; Ter.esc.; VI-VIII; RR). (Familia y género nuevos). (Pag. 50).
(Pag. 244).
Poinciana gilliesii (Wall.) Hook. [= BIGNONIACEAE
Caesalpinia gilliesii (Wall.) Benth.] (Pa- Catalpa bignonioides Walt. (Neo-
leotrop.; Mesofan.; V-X; R).(Género nue- trop.). (Género nuevo). (Pag. 54).
vo). (Pag. 244). C. ovata Don. (Chinojap.). (Pag. 54).

ROSACEAE CAPRIFOLIACEAE
Cotoneaster horizontalis Decne (Cen- Abelia floribunda (Martens & Ga-
troasiát.; Nanofan.; IV-VII; RR). (Pag. leotti) Decne. (Noetrop.). (Género nuevo).
303). (Pag. 65).
Prunus laurocerasus L. (Iranotur.;
Mesofan.; III-VI; RR) CELASTRACEAE
Euonymus japonicus Thunb. (Chino-
SOLANACEAE jap.). (Pag. 83).
Cestrum parqui L’Hér. (Neotrop.; Me-
sofan.; VI-X; R). (Género nuevo). (Pag. COMPOSITAE
333). Argyrantheum frutescens (L.) Webb
Solanum jasminoides Paxt. (Neotrop.; (Macaron.). (Género nuevo). (Pag. 108).
Faner.escand.; V-XI; RR). (Pag. 334). Senecio macroglossus DC. (Capense).
(Pag. 141).
VITACEAE
Parthenocissus tricuspidata (Siebold. CRASSULACEAE
& Zucc.) Planchon (Centroas.; Faner. es- Aeonium holochrysum Webb & Berth.
cand. IV-VI; RR). (Pag. 363). (Macaron.). (Pag. 151).
Vitis riparia Michx. (Parra americana) A. percarneum (Murr.) Pit. & Proust.
(Norteamer.; Faner.escand.; IV-VI; RR). (Macaron.). (Pag. 151).
(Pag. 363). Cotyledon orbiculata L. (Capense).
(Pag. 151).
AGAVACEAE Crassula portulacea Lam. (Capense).
Polianthes tuberosa L. (Nardo) (Neo- (Pag. 151).
trop.; Geóf.bulb.; X-XI; RR). (Género Echeveria derembergii J.A. Purp.
nuevo). (Pag. 368). (Neotrop.). (Género nuevo). (Pag. 151).
Sedum rubotinctum R.T. Clausen
ASPARAGACEAE (Neotrop.). (Pag. 152).
Asparagus densiflorus (Kunth) Jessop Sedum sieboldii Sweet. (Chinojap.).
(= A. sprengeri Regel) (Capense; Geóf. (Pag. 152).
riz.; VII-IX; RR). (Pag. 375).

43
Flora Montiberica 18 (2001)

EUPHORBIACEAE S. pseudocapsicum L. (Neotrop.).


Euphorbia marginata Pursh. (Pag. 334).
(Norteam.). (Pag. 183).
VITACEAE
LABIATAE Cissus rhombifolia Vahl. (Neotrop.).
Salvia leucantha Cav. (Neotrop.). (Género nuevo). (Pag. 362).
(Pag. 205).
Satureja hortensis L. (Medit.). (Pag. AGAVACEAE
206). Agave ferox Koch. (Neotrop.). (Pag.
368).
LEGUMINOSAE
Mimosa pudica L. (Neotrop.). (Género AMARYLLIDACEAE
nuevo). (Pag. 240). Sternbergia lutea (L.) Ker-Gawl. ex
Phaseolus coccineus L. (= P. multiflo- Spreng. (Medit.). (Pag. 374).
rus Willd.). (Neotrop.). (Pag. 244).
Tipuana tipu (Benth.) O. Kuntze. ANTHERICACEAE
(Neotrop.). (Género nuevo). (Pag. 245). Chlorophytum comosum (Thunb.)
Wistera sinensis (Sims) Swet. (Chi- Jacq. (Capense). (Género nuevo) (Pag.
nojap.). (Género nuevo). (Pag. 252). 374).

MORACEAE ARACEAE
Ficus elastica Roxb. (Paleotrop.). Monstera deliciosa Liebm. (Neotrop.).
(Pag. 260). (Género nuevo). (Pag. 375).
F. pumila L. (= F. repens Hook ex Pothos aureus Lind. & André [= Scin-
Miq.). (Chinojap.). (Pag. 260). dapsus aureus (Lind & André) Birdsey].
(Paelotrop.). (Género nuevo). (Pag. 375).
ONAGRACEAE
Fuchsia hybrida Voss. (Neo- COMMELINACEAE
trop.).(Género nuevo). (Pag. 265). Tradescantia pexata H.E. Moore.
(Neotrop.). (Pag. 377).
RUTACEAE Zebrina pendula Schinzl. (= Trades-
Citrus clementina Hort. (Mandarina cantia zebrina Loud.). (Neotrop.). (Gé-
clementina) (Chinojap.). (Pag. 315). nero nuevo). (Pag. 377).
C. paradisi Macf. (Pomelo, aranja)
(Chinojap.). (Pag. 315). GRAMINEAE
C. unshiu (Mak.) Marc. (Satsuma) Phyllostachys aurea (Carrière) A.C.
(Chinojap.).(Pag. 315). Rivière. (Chinojap.). (Género nuevo).
(Pag. 418).
SOLANACEAE P. nigra (G. Lodd) Munro. (Chino-
Solanum capsicastrum Link ex jap.). (Pag. 418).
Schauer. (Neotrop.). (Pag. 334). Sorghum sudanense (Piper) Stampf.
S. crispum Ruiz & Pav. (Neotrop.). (Paleotrop.). (pag. 423).
(Pag. 334).
(Recibido el 28-VI-2001)

44
Flora Montiberica 18: 45-50 (IX-2001)

NUEVOS DATOS SOBRE LA FLORA DE LA PROVINCIA DE


CUENCA, XV

Gonzalo MATEO SANZ* & Vicente J. ARÁN REDÓ**


*Jardín Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 82. 46008-Valencia
** Instituto de Química Médica, CSIC. C/ Juan de La Cierva, 3. 28006-Madrid

RESUMEN: Se indican 18 táxones correspondientes a plantas vasculares nuevas o


poco citadas en la provincia de Cuenca, destacando las novedades provinciales de Biscute-
lla dufourii G. Mateo & M.B. Crespo, Cytisus fontanesii Spach, Filago congesta Guss. y
Sedum mucizonia (Ortega) Raym.-Hamet, así como la nueva combinación nomenclatural
Argyrolobium zanonii subsp. majus (Lange) G. Mateo & V.J. Arán.

SUMMARY: 18 taxa of vascular plants collected in the province of Cuenca (CE


Spain) are commented. We can remark as provincial novelties: Biscutella dufourii G.
Mateo & M.B. Crespo, Cytisus fontanesii Spach, Filago congesta Guss. and Sedum
mucizonia (Ortega) Raym.-Hamet. Also is proposed as new nomenclatural status Argy-
rolobium zanonii subsp. majus (Lange) G. Mateo & V.J. Arán.

INTRODUCCIÓN Argyrolobium zanonii (Turra) P.W.


Ball subsp. majus (Lange) G. Mateo
Con este artículo se llega al número & V.J. Arán, stat. & comb. nov.
quince de una serie aparecida íntegra- [Basyon.: A. linnaeanum var. majus
mente en esta revista durante los últimos Lange, Vidensk. Meddel. Dansk
siete años, a razón de unas dos notas Naturhist. Foren. Kjobenhavn 1865:
anuales, cuyas referencias concretas son: 165 (1866); = A. argenteum var. majus
MATEO, HERNÁNDEZ & al. (1995); (Lange) Willk. in Willk. & Lange,
MATEO, FABREGAT & LÓPEZ Prodr. Fl. Hisp. 3: 465 (1877)].
UDIAS, 1996; MATEO & ARÁN, 1996a, CUENCA: 30TWK5735, Abia de la
1996b, 1998, 2000; MATEO, ARÁN & Obispalía, altos de Cabrejas, 1160 m, 13-
al., 2001; MATEO & HERNÁNDEZ, VI-1998, suelo arenoso-arcilloso, V.J.
1998a, 1998b, 1999; MATEO, FABRE- Arán & M.J. Tohá (VAB 99/0012).
GAT & al., 1999; MATEO, PISCO & al., Es planta poco citada, aunque relati-
1999 y ARÁN & MATEO, 1999, 2001). vamente extendida por nuestro país. Fue
destacada por Lange y luego por Will-
komm –en las publicaciones indicadas en
LISTADO DE PLANTAS la sinonimia-, aunque posteriormente se
ha ido marginando bastante. Con todo

45
Flora Montiberica 18 (2001)

CABALLERO (1945: 412) comenta su elíptico-orbiculares, que suelen sobrepa-


presencia en la Serranía de Cuenca, alter- sar el centímetro de longitud y los 5 mm
nando con el tipo. de anchura. Las flores son también mayo-
Se trata de una planta más robusta que res, con cálices de cerca de 1 cm y corolas
las formas típicas de la especie, con tallos de unos 12-15 mm. Los frutos se mues-
y pedúnculos florales más gruesos, de tran más anchos (sobrepasan los 5 mm) y
aspecto no tan plateados sino más bien algo más largos (suelen sobrepasar los 3
verdoso, al disponer de un mayor número cm), resultando su relación longi-
de pelos patentes que aplicados. Las hojas tud/anchura menor.
son mayores, con folíolos de elípticos a

subsp. zanonii subsp. major


Indumento muy denso y aplicado moder. denso, princ. patente
Folíolos (mm) (5)7-12(15) x (1)2-4(6) (6)8-15(18) x (5)6-8(9)
Cálices (mm) (6)7-9(10) (8)9-11(13)
Corolas (mm) (8)10-12(15) (10)12-14(16)
Frutos (mm) (22)25-30(35) x 3'5-5 (25)30-40(45)

Otras recolecciones estudiadas: todo resulta muy rara en Cuenca, de


Parece planta extendida por el área de donde no conocemos citas concretas en la
la especie, aunque con preferencia por las literatura botánica; pese a lo cual, con
áreas menos secas: motivo de la reciente revisión del género
ÁLAVA: 30TWN4246, Iruraiz-Gauna, para Flora iberica (CASTROVIEJO &
Arrieta pr. arroyo de la Venta, 650 m, 24-VI- al., 1999: 325), ha debido aparecer alguna
1997, tomillar-pastizal basófilo, G. Mateo, C. recolección inédita en algún herbario, por
Fabregat & S. López (VAB 98/0996). lo que se atribuye su presencia como se-
GUADALAJARA: 30TXL0104, Traid, El gura en la provincia.
Valle, 1260 m, 21-VI-1997, cunetas, Marín
Campos & Roda (VAB 97/2709).
NAVARRA: 30TWN5822, Nazar, Peña Biscutella dufourii G. Mateo & M.B.
Gallet, claro de encinar sobre calizas, 1150 m, Crespo
25-VI-1997, G. Mateo, C. Fabregat & S. *ALBACETE: 30SWJ2352, Villarro-
López (VAB 98/1067). bledo, valle del Záncara hacia Las Mesas, 650
SORIA: 30TWM02, Cantalucía, hacia m, 20-V-2001, encinar sobre suelo arenoso, G.
Talveila, 1050 m, VII-1985, arenales silíceos, Mateo & V.J. Arán (VAL 119250).
G. Mateo (VAB 85/2534). *CUENCA: 30SVK9343, Barajas de
TERUEL: 30TXL92, Estercuel, 850 m, Melo, valle del río Calvache pr. urbanización
11-VI-1987, J.L. Lagares (VAB 87/1470). Valderíos, 580 m, 30-V-1998, laderas arcillo-
so-arenosas, V.J. Arán & M.J. Tohá (VAB 99/
Astragalus clusianus Soldano (= A. 097). 30SWJ3056, Las Pedroñeras, pr. lagunas
de las Celadillas, 700 m, 20-V-2001, pinar
clusii Boiss.) sobre sustrato arenoso, G. Mateo & V.J. Arán
CUENCA: 30SWJ3262, Las Pedroñeras,
(VAL 119223). 30SWJ4853, Casas de Haro,
hacia El Provencio, 700 m, 20-V-2001, pinar
hacia Villalpardillo, 710 m, 21-V-2000, arenas
sobre suelo arenoso, G. Mateo & V.J. Arán, silíceas, G. Mateo & V.J. Arán (VAL 42659).
(VAL 119253).
30SWJ4199, Montalbanejo, hacia Villar de
Arbusto endémico del área mediterrá- Cañas pr. los Arenales, 840 m, 21-V-2000,
nea de la Península Ibérica, casi exclusivo pinar sobre suelo calcáreo, V.J. Arán (VAL
de la submeseta meridional y sobre todo 118211). 30SWJ5253, Casas del Pinar, hacia
del territorio castellano-manchego. Con Venta del Roncero, 720 m, 20-V-2000, pinar

46
G. MATEO & V.J. ARÁN: Nuevos datos sobre la flora de la provincia de Cuenca, XV

sobre arenas silíceas, G. Mateo & V.J. Arán abunda. Presentamos las muestras de las
(VAL 42602). 30SWJ6554, Casas de Haro, pr. que disponemos de pliegos recogidos,
Piedras Gordas, 730 m, 20-V-2000, arenas para contribuir a su mejor delimitación.
silíceas, G. Mateo & V.J. Arán (VAL 42670). De la verdadera C. arborescens s. str. sólo
30SWJ7153, Casas de Guijarro, hacia La
disponemos de un par de recolecciones,
Roda, 740 m, 26-X-1996, arenales silíceos, G.
Mateo (VAB 96/4114). 30SWK3905, Villar de habidas en la misma zona, por las inme-
Cañas, pr. Viña de Magras, 870 m, 9-V-1998, diaciones de Uña (VAB 99/0453 y VAL
suelo arenoso, V.J. Arán & M.J. Tohá (VAB 41655).
99/098).
Planta descrita de los terrenos areno- Cytisus fontanesii Spach subsp. fon-
sos de la zona media de la provincia de tanesii
Valencia (MATEO & CRESPO, 1993: *CUENCA: 30SWJ4765, San Clemente,
149), que ha sido tenida hasta ahora como hacia La Alberca de Záncara, 750 m, 19-V-
endemismo valenciano (cf. LAGUNA & 2001, claros de encinar sobre calizas margo-
al., 1998: 72), pero que parece resultar sas, G. Mateo & V.J. Arán (VAL 119246).
más extendida por las áreas manchegas Arbusto extendido por zonas áridas
del sur de Cuenca y norte de Albacete, de del centro, sur y este ibéricos, cuya pre-
donde pasaría por la vía natural del valle sencia resultaba muy probable en la pro-
de Montesa hasta las inmediaciones de vincia, pero que no había sido detectado
Játiva y valle de Albaida. Tiene hojas en ella hasta la fecha (cf. CASTROVIEJO
blanquecino-tomentosas, suaves y blan- & al., 1999: 156).
das, provistas de lobulaciones poco pro-
fundas, se muestra como exclusivamente Filago congesta Guss.
silicícola. Por ello resulta fácil de diferen- *CUENCA: 30SWJ8148, Casas de Bení-
ciar de los dos congéneres que habitan en tez, valle del Júcar hacia Villalgordo, 680 m,
zonas próximas, como son B. stenophylla 19-V-2001, pastos secos antropizados, G.
Mateo (VAL 119259).
Dufour y B. conquensis G. Mateo & M.B.
Era previsible la presencia en Cuenca
Crespo. Ambas muestran frutos menores
de esta planta, propia de zonas mediterrá-
y preferencias calcícolas, la primera -de
neas áridas, conocida de numerosas loca-
hojas verdes, glabrescentes y crasiúscu-
lidades del este ibérico, conviviendo habi-
las- tiene su centro principal entre Valen-
tualmente con Schismus barbatus, Bom-
cia y Alicante; mientras que la segunda -
bycilaena discolor, Rostraria cristata,
con hojas verde-grisáceas, de consistencia
etc., al igual que lo hace en la zona aquí
intermedia entre las tres- habita en la zona
indicada.
serrana de Cuenca y áreas colindantes de
las provincias limítrofes.
Helianthemum sanguineum (Lag.)
Colutea brevialata Lange Lag. [= Atlanthemum sanguineum (Lag.)
CUENCA: 30TWK7974, Poyatos, valle Raynaud]
del Escabas pr. Central Eléctrica, 1000 m, 30- CUENCA: 30SWJ2352, Las Mesas, valle
V-1999, G. Mateo & M.L. Hernández (VAB del Záncara pr. Casa Jareño, 650 m, 20-V-
99/0318). 30SXJ2875, Minglanilla, Hoces del 2001, encinar sobre suelo arenoso, G. Mateo &
Cabriel, 570 m, 1-V-1996, escarpes calizos, V.J. Arán (VAL 119226). 30SWJ4569, La
J.M. Esteve (VAB 96/3372). 30SXK50, Tala- Alberca de Záncara, pr. Vallejo de Gamarra,
yuelas, hacia Sinarcas, 1000 m, VI-1980, G. 800 m, 19-V-2001, claros de encinar, G. Ma-
Mateo (VAB 90/2368). teo & V.J. Arán (VAL 119249). 30SWJ8148,
Este arbusto ha venido siendo citado Casas de Benítez, valle del Júcar hacia Villal-
históricamente como C. arborescens L., gordo, 680 m, 19-V-2001, pinar sobre suelo
pero en Cuenca es esta otra especie la que arenoso, G. Mateo (VAL 119268).

47
Flora Montiberica 18 (2001)

A pesar de que hasta ahora carecíamos cía). Sin llegar a alcanzar la Cordillera
de citas concretas de esta interesante Ibérica, roza el extremo suroccidental de
especie, que no llega a alcanzar el Sistema la provincia de Cuenca, de donde la única
Ibérico propiamente dicho; hemos vuelto cita que hemos detectado es la referencia
a localizarla, ampliando los datos recien- genérica habida en el reciente volumen de
temente ofrecidos (MATEO & ARÁN, Flora iberica (CASTROVIEJO & al.,
2000: 13), siempre escasa pero relativa- 2000: 644).
mente extendida por el sur de la provincia
de Cuenca. Paronychia aretioides DC.
CUENCA: 30SWJ3676, Las Pedroñeras,
Malcolmia triloba (L.) Spreng. valle del Záncara hacia Molino de la Angos-
CUENCA: 30SWJ2352, Las Mesas, valle tura, 750 m, 20-V-2001, claros de encinar
del Záncara pr. Casa Jareño, 650 m, 20-V- sobre calizas, G. Mateo & V.J. Arán (VAL
2001, claro arenoso de encinar, G. Mateo & 119233).
V.J. Arán (VAL 119224). Planta termófila y meridonal, que al-
Planta bastante extendida por medios canza diversas localidades en el área
arenosos de la mitad sur de la Península manchega del sur de Cuenca, donde exis-
Ibérica, pero que se detiene al alcanzar el tían algunas citas previas (cf. MATEO &
área de influencia de la Cordillera Ibérica. ARÁN, 1998: 32).
Podría atribuirse a lo que se ha venido
denominando subsp. patula (DC.) Rivas- Paronychia suffruticosa (L.) Lam.
Mart. (= M. patula DC.), taxon cuya enti- CUENCA: 30SWJ8148, Casas de Benítez,
dad se discute en Flora iberica (cf. CAS- valle del Júcar hacia Villalgordo, 680 m, 19-
TROVIEJO & al., 1993: 82). Es la pri- V-2001, pinar sobre suelo arenoso, G. Mateo
mera vez que la hemos observado en (VAL 119264).
Cuenca, aunque a poca distancia de los Ampliamos los datos ofrecidos en re-
límites con Albacete (Villarrobledo) y con ciente trabajo (MATEO & ARÁN, 2000:
Ciudad Real (Socuéllamos). Sin embargo 14), constatando que la planta se extiende
debe haber recolecciones anteriores, en bastante por la zona meridional de la
que se base la mención provincial que provincia.
aparece en CASTROVIEJO & al., (l.c.:
82), aunque no hemos detectado citas de
localidades concretas en la bibliografía Pimpinella villosa Schousb.
disponible. CUENCA: 30SWJ2352, Las Mesas, valle
del Záncara pr. Casa Jareño, 660 m, 20-V-
Ononis viscosa subsp. brachycarpa 2001, G. Mateo & V.J. Arán, v.v. 30SWJ2065,
El Pedernoso, pr. Charco del Soldado, 700 m,
(DC.) Batt. (= O. brachycarpa DC.)
17-V-1997, G. Mateo & V.J. Arán, v.v. 30S
CUENCA: 30SWJ3676, Las Pedroñeras, WJ3059, Las Pedroñeras, pr. Cerro Negro, 680
valle del Záncara hacia Molino de la Angos- m, 20-V-2001, G. Mateo & V.J. Arán, v.v.
tura, 750 m, 20-V-2001, herbazal sobre suelo 30SWJ3160, Las Pedroñeras, pr. Hoya Are-
arenoso, G. Mateo & V.J. Arán (VAL nosa, 690 m, 20-V-2001, G. Mateo & V.J.
119241). 30TWK0041, Barajas de Melo, valle Arán, v.v. 30SWJ4853, San Clemente, hacia
del río Calvache pr. Los Calaminares, 660 m, Venta de los Pinos, 710 m, 20-V-2001, G.
13-VI-1999, V.J. Arán & M.J. Tohá (VAB Mateo & V.J. Arán, v.v.
99/0105).
Planta fácil de reconocer de visu en el
Taxon endémico ibero-magrebí, que terreno, pero que resulta más complicado
aparece en España de modo bastante de herborizar, ya que en primavera sólo se
limitado (Castilla-La Mancha, Madrid, pueden ver las rosetas foliares y en verano
Extremadura y extremo norte de Andalu-

48
G. MATEO & V.J. ARÁN: Nuevos datos sobre la flora de la provincia de Cuenca, XV

los escapos, cuando las hojas se secan. (MATEO, 1996: 42). Aprovechamos tam-
Pero la sequedad de estos veranos últimos bién para corregir la cita que de la misma
ha llevado a que no la hayamos podido dábamos (MATEO, 1983: 53) errónea-
ver florecer en la zona. Por ello damos las mente, como S. muricatus L. Tampoco
citas en este caso sobre la base de los aparece citado en Cuenca S. sulcatus L.,
datos de nuestros cuadernos de campo. del que disponemos de una recolección en
Resulta bastante escasa en esta pro- el valle del Cabriel por Villatoya, zona
vincia, de donde dábamos la primera cita límite entre V y Ab, muy cerca también
en publicación reciente (MATEO & de los límites con Cuenca, provincia que
ARÁN, 2000: 14). En todos los casos ha debe alcanzar sin duda.
aparecido en pinares y encinares sobre
suelos arenosos silíceos. Sedum mucizonia (Ortega) Raym.-
Hamet (= Mucizonia hispida DC.)
*CUENCA: 30SXKJ4709, Talayuelas,
Polycarpon tetraphyllum subsp. di- solana de Los Madroñerales, 1020 m, 8-VI-
phyllum (Cav.) O. Bolòs & Font 2001, suelo arenoso de rodeno, G. Mateo & J.
Quer (= P. diphyllum Cav.) Martín (VAL 119334).
*CUENCA: 30SWJ8148, Casas de Bení- Importante novedad para la provincia
tez, valle del Júcar hacia Villalgordo, 680 m, y para todo el ámbito del Sistema Ibérico
19-V-2001, claro arenoso de pinar, G. Mateo (cf. CASTROVIEJO & al., 1997: 135),
(VAL 119261). referida a una especie ibero-magrebí de
Planta de tendencia eminentemente comportamiento peninsular típicamente
sabulícola y con preferencia clara por los iberoatlántico. La hemos detectado en una
arenales costeros. En este caso aparecía de las zonas que más veces hemos visi-
en comunidades de Tuberarion guttatae, tado de la Sierra de Talayuelas y de la
junto con Tolpis umbellata, Corynephorus provincia en general, lo que demuestra el
fasciculatus, Tuberaria guttata, Filago comportamiento caprichoso de algunas
minima, Vulpia sp. pl., etc. No se indica especies y la dificultad de cerrar catálogos
para esta provincia en Flora iberica (cf. de flora.
CASTROVIEJO & al., 1990: 163) ni en
ninguna otra publicación que conozca-
mos. Senecio nebrodensis L.
CUENCA: 30SXK4408, Talayuelas, altos
Scorpiurus subvillosus L. del pico Ranera, 1400 m, 8-VI-2001, escarpes
CUENCA: 30SXK40, Aliaguilla, alrede- de rodeno, G. Mateo & J. Martín (VAL
dores de la población, 1000 m, VI-1980, her- 119332).
bazales subnitrófilos secos, G. Mateo (VAB Planta poco conocida, que parece te-
80/508). 30SXK41, Talayuelas, hacia Garaba- ner su centro principal en los macizos
lla, 1100 m, VI-1979, pastizales meso-xerófi- silíceos del Sistema Central, de la que
los, G. Mateo (VAB 79/634). sólo existía cita para Cuenca de esta
Traemos a colación estas recoleccio- misma zona, donde la habíamos recolec-
nes de hace unos años al comprobar que tado hace más de 20 años (cf. MATEO,
esta especie, aparentemente banal y ex- 1983) y no la habíamos vuelto a detectar.
tendida, no aparece recogida para la pro- La volvemos a mencionar para confirmar
vincia de Cuenca en las revisiones mono- que la determinación –en principio pro-
gráficas recientes (cf. DOMÍNGUEZ & blemática- era correcta y para subrayar
GALIANO, 1974; CASTROVIEJO & al., que a día de hoy persiste en la localidad.
2000), aunque sí la habíamos indicado no-
sotros del paraje de las Hoces del Cabriel
Silene oropediorum Coss. ex Batt.

49
Flora Montiberica 18 (2001)

CUENCA: 30SWJ4569, La Alberca de LAGUNA, E. & al. (1998) Flora endémica,


Záncara, pr. Vallejo de Gamarra, 800 m, 20- rara o amenazada de la Comunidad Va-
VI-2001, claros de encinar sobre calizas mar- lenciana. Generalitat Valenciana. Valen-
gosas, G. Mateo & V.J. Arán (VAL 119243). cia.
Planta bastante escasa en España, que MATEO, G. (1983) Estudio sobre la flora y
mencionábamos en reciente publicación vegetación de las sierras de Mira y Tala-
como novedad para esta provincia (MA- yuelas. ICONA. Madrid.
TEO & ARÁN, 2000: 15), en cuyo tercio MATEO, G. (1996) Sobre la flora y vegeta-
ción de las Hoces del Cabriel (Cuenca-
meridional parece que tiene un reducto de
Valencia). Flora Montiberica 3: 34-43.
cierta extensión e imporancia. MATEO, G. & V.J. ARÁN (1996a, 1996b,
1998, 2000) Nuevos datos sobre la flora de
Thymus x brachychaetus (Willk.) la provincia de Cuenca, III, IV, VI y XII.
Coutinho (T. mastichina x T. zygis) Flora Montiberica 3: 92-96, 4: 32-37, 9:
CUENCA: 30SWJ3056, Las Pedroñeras, 28-36, 16: 10-18.
pr. lagunas de las Celadillas, 700 m, 20-V- MATEO, G., V. ARÁN, M.A. GÓMEZ & O.
MAYORAL (2001) Nuevos datos sobre la
2001, pinar sobre sustrato arenoso, G. Mateo
flora de la provincia de Cuenca, XIII.
& V.J. Arán (VAL 119222).
Flora Montiberica 17: 3-10.
Se trata de un híbrido descrito de Ex- MATEO, G. & M.B. CRESPO (1993) Dos
tremadura, del que sólo se han indicado nuevas especies del género Biscutella
un par localidad en Cuenca (ARÁN & (Brassicaceae) en España. Anales Jard.
MATEO, 1999: 37; MATEO & ARÁN, Bot. Madrid 51(1): 148-151.
2000: 16). Seguramente irán apareciendo MATEO, G., C. FABREGAT & S. LÓPEZ
nuevas localidades por la provincia, UDIAS (1996) Nuevos datos sobre la flora
de la provincia de Cuenca, II. Flora Mon-
donde se presenta de forma esporádica, tiberica 2: 72-74.
pero -con toda seguridad- relativamente MATEO, G., C. FABREGAT, S. LÓPEZ
extendido. UDIAS & F. MARÍN (1999) Nuevos datos
sobre la flora de la provincia de Cuenca,
IX. Flora Montiberica 11: 38-43.
BIBLIOGRAFÍA MATEO, G. & M.L. HERNÁNDEZ (1998a,
1998b, 1999) Nuevos datos sobre la flora
de la provincia de Cuenca, V, VII y XI.
ARÁN, V.J. & G. MATEO (1999, 2001)
Flora Montiberica 8: 33-41, 10: 49-53, 13:
Nuevos datos sobre la flora de la provincia
26-33.
de Cuenca, X y XIV. Flora Montiberica
12: 33-39, 17: 24-30. MATEO, G., M.L. HERNÁNDEZ, S. TO-
CABALLERO, A. (1945) Apuntes para una RRES & A. VILA (1995) Nuevos datos
flórula de la Serranía de Cuenca. Anales sobre la flora de la provincia de Cuenca, I.
Flora Montiberica 1: 33-37.
Jard. Bot. Madrid 4: 403-458.
MATEO, G., J.M. PISCO, A. MARTÍNEZ &
CASTROVIEJO, S. & al. (eds.) (1990, 1993,
F. MARÍN (1999) Nuevos datos sobre la
1997, 1999, 2000) Flora iberica. Vols. 2,
flora de la provincia de Cuenca, VIII.
4, 5, 7(1) y 7(2). CSIC. Madrid.
Flora Montiberica 11: 9-11.
DOMÍNGUEZ, E. & E. F. GALIANO (1974)
Revisión del género Scorpiurus L., II.
Parte sistemática. Lagascalia 4(2): 259-
280. (Recibido el 24 -VII-2001)

50
Flora Montiberica 18: 51-60 (IX-2001)

ASIGNACIÓN DE LAS NUEVAS CATEGORÍAS U.I.C.N. A LA


ORQUIDOFLORA VALENCIANA1

Luis SERRA*, Carlos FABREGAT**, José JUÁREZ***, Patricia PÉREZ


ROVIRA**, Vicente DELTORO****, Joan PÉREZ BOTELLA*, Amparo
OLIVARES****, Benjamín PÉREZ ROCHER*****, Mª Carmen
ESCRIBÁ****** & Emilio LAGUNA*******

* Generalitat Valenciana. Servicios Territoriales de Medio Ambiente. Alicante.


C. e.: flora.alicante@cma.m400.gva.es
** Generalitat Valenciana. Servicios Territoriales de Medio Ambiente. Castellón.
C. e.: flora.castellon@cma.m400.gva.es
*** Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias. C. e.: jjuarez@ivia.es
**** Generalitat Valenciana. Servicios Territoriales de Medio Ambiente. Valencia.
C. e.: flora.valencia@cma.m400.gva.es
***** Asistencias Técnicas y Servicios Avanzados Nerium S.L. C. e.: bperez@nerium.net
****** Generalitat Valenciana. Centro de Protección y Estudio del Medio Natural.
****** Generalitat Valenciana. Conselleria de Medio Ambiente. Valencia.
C. e.: emilio.laguna@cma.m400.gva.es

RESUMEN: Se asignan las categorías UICN a la orquidoflora conocida en la Comu-


nidad Valenciana, con el fín de establecer las prioridades de conservación de este grupo
vegetal incluido en convenios internacionales como el CITES.

SUMMARY: The new IUCN Red List Categories are asigned to the orchidoflora
recognized in the Valencian Community (East Spain) in order to stablish the conservation
priorities into this floristic group included in International Conventions as CITES.

1
El contenido de este artículo se basa en el panel presentado en el VI Symposium de la
Asociación Ibero-Macaronésica de Jardines Botánicos, celebrado en Valencia del 26 al
28 de junio de 2000

51
Flora Montiberica 18 (2001)

INTRODUCCIÓN muestra en una tabla el listado de táxones,


la Categoría UICN y los criterios y sub-
La orquidoflora valenciana cuenta, al criterios por los que se incluye en dicha
menos, con 60 especies. A fín de estable- categoría.
cer las prioridades de conservación en los Aplicando los criterios de la UICN se
programas de conservación de la Conse- observa que existe una especie probable-
lleria de Medio Ambiente, se establecen mente extinta, 12 en peligro crítico (CR),
las nuevas categorías (indicando criterios 10 en peligro (EN), 29 vulnerables (VU) y
y subcriterios) que deben regir en la Co- 8 con menor riesgo (LR):
munidad Valenciana.
Obviamente estas categorías vienen Categorías UICN de la
determinadas por el estado actual de co- orquidoflora valenciana
nocimientos sobre las especies en el ám-
CR
bito referido, ya que fuera de él la mayo-
20%
ría, por no decir la totalidad, presentan un
VU
grado de amenaza muy inferior y no pre- 48%
sentan peligro de desaparición global,
aunque localmente puedan desaparecer EN
poblaciones concretas. LR EX 17%
13% 2%

METODOLOGÍA Otras 4 especies han sido valoradas


como DD (datos insuficientes) ya que no
Se han utilizado tanto el manual pre-
queda clara su presencia en la Comunidad
parado por la Comisión de Supervivencia
Valenciana, pues las citas atribuidas a
de Especies de la UICN (1994), como la
estos táxones podrían corresponder a
Guía de aplicación de Criterios de la
otros muy próximos taxonómicamente
UICN para la confección de Listas Rojas
que si han sido hallados recientemente.
de Especies Amenazadas (1999).
En el caso de Ophrys lucentina, especie
Los nuevos criterios de la UICN han
descrita muy recientemente, quedan poco
sido recientemente aplicados a otros gru-
claras sus diferencias con respecto a otras
pos de flora vascular valencianos (LA-
del grupo O. fusca, y habrá que esperar
GUNA & CRESPO, 1996; LAGUNA &
posteriores estudios que aclaren mejor su
AL., 1998; HERRERO-BORGOÑÓN,
posición.
1998). Algunas de las dificultades allí
Debido a la existencia de muchas es-
expresadas, como la carencia de datos
pecies de las que solo se conocía en la
poblacionales han sido subsanados en
bibliografía una o dos referencias, el tra-
algunos casos por los censos realizados en
bajo de campo se centró en la búsqueda
estos últimos años por el equipo de Mi-
de estas poblaciones, así como en la pros-
crorreservas de Flora.
pección de hábitats potenciales por si se
hallaban nuevas poblaciones. Los resulta-
dos de esas prospecciones, así como los
RESULTADOS datos existentes en la bibliografía se pre-
sentan en la tabla 1.
A continuación se ofrece en el Anexo En esta tabla se resume la información
1 los táxones agrupados por categorías conocida de las especies más amenazadas
UICN, mientras que en el Anexo 2 se (a priori) en la Comunidad Valenciana,

52
L. SERRA & al.: Asignación de las nuevas Categorías U.I.C.N. a la orquidoflora valenciana

dando un censo (en el caso de que se haya las poblaciones conocidas y los hábitats
podido realizar) o estimación de la de la Directiva de Hábitats en los que se
población, el área de ocupación posible en desarrollan.

Hábitats de las especies Ew, Cr y En de la


Comunidad Valenciana

6220 6420
25% 9%

6210 9240
12% 21%

5330 92A0
15% 9540 9530 3%
3% 12%

Código Hábitat de la Directiva

5330 Matorrales termomediterráneos y preestépicos


6210* Prados secos semi-naturales y facies de matorral sobre sustratos
calcáreos (Festuco-Brometalia) (*Parajes con notables orquídeas)
6220* Zonas subestépicas de gramíneas y anuales del Thero-Brachypodie-
tea
6420 Prados húmedos mediterráneos de hierbas altas del Molinio-Holos-
choenion
9240 Robledales ibéricos de Quercus faginea y Quercus canariensis
92A0 Bosques galería de Salix alba y Populus alba
9530* Pinares (sud-)mediterráneos de pinos negros endémicos
9540 Pinares mediterráneos de pinos mesogeanos endémicos
* Hábitat prioritario de la Directiva de Hábitats 92/43

De la observación de los datos anterio- más de un hábitat, realmente se cubre al


res podemos obtener algunos resultados 70 % de las especies.
de interés para optimizar las prioridades Además, como se observa en la Tabla
de conservación. 1, son hábitats excluyentes, es decir, las
Así vemos que los hábitats mayor- especies que se presentan en uno de ellos
mente colonizados por las especies más no aparecen en el otro, con lo que se
amenazadas son los pastizales de gramí- complementan en todos los casos.
neas y anuales (6220) y los bosques de Esto significa que si se concentran es-
Quercus faginea (9240), que entre ambos fuerzos en seleccionar áreas de estos 2
tipos presentan el 47 % de los hábitats, hábitats podemos agrupar más de las 2/3
pero como hay especies que aparecen en partes de las orquídeas altamente amena-

53
Flora Montiberica ** (2001)

zadas (solo quedarían 7 que no presentan caso de los pastizales próximos al litoral,
apetencia por estos dos hábitats). Si in- debido al acelerado desarrollo de los
cluimos un tercer hábitat (6420, prados planes parciales de urbanización de los
húmedos de Molinio-Holoschoenion) municipios turísticos.
tendremos otras 4 especies, llegando casi En el caso de las orquídeas montanas
al 90 % de las especies Ew, Cr y En de la el riesgo es menor y existe mayor posibi-
Comunidad Valenciana. lidad de actuación, aunque algunos tra-
bajos forestales pueden ser muy negati-
vos, así como la desecación de zonas
PROBLEMÁTICA DE encharcadas provocando la desaparición
CONSERVACIÓN indirecta de poblaciones enteras de diver-
sas especies de Dactylorhiza sp. y Epi-
De los datos anteriores se deduce que, pactis palustris.
al menos, el 39 % de la orquidoflora va- De lo anteriormente expuesto se de-
lenciana podría requerir medidas de con- duce que son muchas las especies con
servación para asegurar su pervivencia en cierto grado de amenaza de desaparición a
el futuro. medio, o incluso, corto plazo. Ello es
Esto sería así si conociéramos a la per- debido, como hemos visto, a diversos
fección el territorio valenciano y no motivos, siendo la destrucción de sus
hubiera probabilidades altas de hallar hábitats el principal, pero también les
nuevas poblaciones de estas especies. Sin afectan la presión ganadera, la recolección
embargo esta situación no se cumple, ya incontrolada, ciertos tratamientos silvíco-
que hasta en zonas muy estudiadas y las así como la destrucción o canalización
visitadas se están encontrando nuevas de manantiales y fuentes naturales. A ello
poblaciones e, incluso, nuevas especies de se une el escaso número de poblaciones y
las que no se tenía noticia en la Comuni- de individuos de muchas especies, con lo
dad Valenciana (BENITO AYUSO, 2000; que es relativamente fácil que la afección
SERRA & AL., 2000). a una única población reduzca en gran
Igualmente, en la actualidad, existe un medida o en su totalidad el número de
interés por la taxonomía de las orquídeas efectivos de una especie en la Comunidad
que no se había dado hasta la fecha, por lo Valenciana (ver tabla 2).
que géneros como Epipactis u Ophrys En la actualidad existe al menos una
están experimentando un incremento especie en la Comunidad Valenciana
notable en el número de especies que (Serapias lingua; SEGARRA, 1999) que
conlleva la necesidad de conservar mayor poco después de ser descubierta desapare-
número de poblaciones para asegurar la ció al ser construida una urbanización,
diversidad genética que, al parecer, pre- (SEGARRA, com. pers.).
sentan. Así mismo, la única población (divi-
En el caso de Ophrys fusca s.l. existen dida en tres subpoblaciones muy próxi-
aproximaciones recientes que la separan mas) conocida de Orchis purpurea tam-
en, al menos, 3 especies, de las que una se bién presenta cierto grado de peligro
ha descrito recientemente de Alicante debido a la existencia de diversos usos
(DELFORGE, 1999). que pueden afectar muy negativamente a
De todas formas, el mayor esfuerzo su desarrollo (trasiego de ganado, excur-
existente en la actualidad en la prospec- siones a caballo y urbanizaciones). De
ción de poblaciones de orquídeas no con- hecho durante el año 2000 se observó la
trarresta la velocidad de desaparición de desaparición de, al menos, el 50 % de las
sus hábitats potenciales, al menos en el inflorescencias de una población de Ace-

54
L. SERRA & al.: Asignación de las nuevas Categorías U.I.C.N. a la orquidoflora valenciana

ras anthropophorum y de Ophrys scolo- como los que comentamos en el presente


pax por pisoteo de un rebaño de ovejas en trabajo.
la misma localidad de esta especie. Igualmente es imprescindible que la
Caso similar ha ocurrido con Listera Conselleria de Medio Ambiente conozca
ovata, cuyo único individuo hallado hasta donde se encuentran las poblaciones ame-
la fecha en la provincia de Alicante fue nazadas para poder realizar un segui-
recolectado (PIERA, com. pers.); tras miento que asegure su pervivencia. En
intensas búsquedas en los años 1999-2000 este sentido los guardas y agentes me-
no ha vuelto ha ser localizado. Afortuna- dioambientales son los encargados de
damente existen otras poblaciones en la velar por su supervivencia y si no cono-
Comunidad Valenciana que aseguran la cen las especies y su ubicación, poco
pervivencia de la especie en territorio va- podrán hacer para su salvaguarda.
lenciano.
Así mismo el único ejemplar de Or-
chis papilionacea subsp. grandiflora ha- AGRADECIMIENTOS
llado en la Comunidad Valenciana fue
también recolectado. En visita reciente se Enric Arnold, Baptiste Banyuls, An-
observó la alteración del hábitat debido a toni Cardenal, Gabriel Segarra y Joan
la introducción de maquinaria con la Piera nos facilitaron algunos datos sobre
consiguiente remoción de la zona. Afor- algunas orquídeas. Los agentes medioam-
tunadamente se llegó a tiempo de salvar la bientales Jaume Cortés, Pablo Crespo y
segunda población de dicha especie en la Jose Luis Mondéjar nos ayudaron a loca-
Comunidad Valenciana translocando el lizar algunas especies de interés así como
único ejemplar hallado en una parcela a a translocar algunos individuos, labor en
punto de ser urbanizada (SERRA & AL., la que también participaron la brigada y la
op. cit.). directora del Parc Natural del Montgó.
Igualmente, ya se han tenido que José Miguel Aguilar y Vicente Arnau
translocar individuos de otras especies colaboraron en la translocación de orquí-
debido a contrucción de viviendas o ca- deas en la Sierra de Espadán, y con ellos
rreteras (Cephalantera longifolia en la Cristina Igual y Laura Lecha nos han
Serra d’Espadà, Ophrys speculum en Tibi proporcionado nuevas localidades de
y Calp, Ophrys apifera, Serapias parvi- especies interesantes.
flora, Spiranthes spiralis en Xàbia) que
tras un año en vivero (con desarrollo de
nuevas rosetas en prácticamente el 100 %
de los casos) se han vuelto a plantar en BIBLIOGRAFÍA
zonas próximas con hábitat similar.
Toda esta problemática nos hace ver la BENITO AYUSO, J. (2000). Platanthera
necesidad de un programa de conserva- algeriensis Batt. & Trabut en el Sis-
ción y gestión de estas especies y sus tema Ibérico. Flora Montiberica 15:
hábitats para garantizar su supervivencia a 38-41
largo plazo. Este es uno de los objetivos DELFORGE, P. (1999). Ophrys arnoldii
que persigue el LIFE sobre restauración et Ophrys lucentina, deux espèces
de Hábitats en los Lugares de Interés nouvelles du groupe d’Ophrys fusca.
Comunitario (LIC) de la Comunidad Natural. belges 80 (Orchid. 12): 244-
Valenciana, en el seno del cual se realizan 260,277-278.
tareas de manejo del hábitat para favore- HERRERO-BORGOÑÓN, J.J. (1998).
cer la presencia de táxones amenazados Aplicación de las nuevas categorías

55
Flora Montiberica ** (2001)

U.I.C.N a la pteridoflora valenciana. nados según su asignación a las categorías


Flora Montiberica 8: 65-69. de la UICN.
LAGUNA, E. & CRESPO, M.B. (1996).
Asignación de las nuevas categorías Táxones probablemente extintos en
UICN a la flora endémicca de la Co- estado silvestre en la Comunidad Va-
munidad Valenciana. Bol. Real Soc. lenciana (EW)
Esp. Hist. Nat. ,Secc. Biol. Tomo ex-
traordinario: 385-387. Serapias lingua
LAGUNA, E., CRESPO, M.B., MATEO,
G., LÓPEZ UDÍAS, S., FABREGAT, Táxones en peligro crítico (CR)
C., SERRA, L., HERRERO-BOR-
GOÑÓN, J.J., CARRETERO, J.L., Coeloglossum viride
AGUILELLA, A. & FIGUEROLA, R. Dactylorhiza maculata
(1998). Flora endémica, rara o ame- Dactylorhiza majalis
nazada de la Comunidad Valenciana. Himantoglossum hircinum
Generalitat Valenciana. Conselleria de Listera ovata
Medi Ambient. València. Neottia nidus-avis
PIERA, J., CRESPO, M.B. & LOWE, Orchis cazorlensis
M.R. (2000). Nuevos datos sobre Orchis collina
Orchis purpurea Huds. Flora Orchis papilionacea subsp. grandiflora
Montiberica 16: 1-3. Orchis purpurea
SEGARRA, G. (1999). Nuevas aporta- Platanthera chlorantha
ciones a la flora de la provincia de Spiranthes aestivalis
Alicante. Acta Bot. Malacitana 24:
190-192. Táxones en peligro (EN)
SERRA, L., C. FABREGAT, J. JUÁREZ,
P. PÉREZ ROVIRA, V. DELTORO, Dactylorhiza incarnata
J. PÉREZ BOTELLA, A. OLIVA- Epipactis cardina
RES, B. PÉREZ ROCHER, MªC. ES- Epipactis phyllanthes
CRIBÁ & J. BENITO AYUSO Goodyera repens
(2000). Adiciones y correcciones a la Limodorum trabutianum
orquidoflora valenciana, I. Flora Orchis conica
Montiberica 15: 10-20. Orchis tenera
UICN (1994). Categorías de las Listas Rojas Platanthera algeriensis
de la UICN, Gland. Platanthera bifolia
UICN (1999). Una Guía a las Categorías y Serapias parviflora
Criterios de la UICN para Listas Rojas de
Especies Amenazadas, Gland. Táxones vulnerables (VU)

Aceras anthropophorum
ANEXO 1 Barlia robertiana
Cephalanthera damasonium
Categorías UICN obtenidas para la Cephalanthera longifolia
orquidoflora valenciana Dactylorhiza elata
Dactylorhiza fuchsii
Se indica a continuación los dife- Dactylorhiza sambucina
rentes táxones de la familia Orchidaceae Epipactis distans
presentes en territorio valenciano, orde- Epipactis microphylla

56
L. SERRA & al.: Asignación de las nuevas Categorías U.I.C.N. a la orquidoflora valenciana

Epipactis palustris Táxones con menor riesgo, casi amena-


Epipactis parviflora zados (LR, nt)
Epipactis tremolsii
Gymnadenia conopsea Anacamptis pyramidalis
Limodorum abortivum Cephalanthera rubra
Neotinea maculata Ophrys apifera
Ophrys arnoldii Ophrys lutea
Ophrys bilunulata Ophrys tenthredinifera
Ophrys dyris
Ophrys incubacea Táxones con menor riesgo, preocupa-
Ophrys sphegodes ción menor (LR, lc)
Orchis champagneuxii
Orchis coriophora Ophrys fusca
Orchis fragrans Ophrys scolopax
Orchis italica Ophrys speculum
Orchis langei
Orchis olbiensis Táxones con datos insuficientes (DD)
Orchis picta
Orchis ustulata Epipactis helleborine
Spiranthes spiralis Ophrys lucentina
Orchis mascula
Orchis morio

57
Flora Montiberica 18 (2001)

ANEXO 2
Relación de orquídeas presentes en la Comunidad Valenciana, junto con la ca-
tegoría UICN y criterios y subcriterios:

ESPECIE CATEGORÍA UICN

Aceras anthropophorum (L.) Aiton fil. VU (D1)


Anacamptis pyramidalis (L.) L.C.M. Richard LR (ca)
Barlia robertiana (Loisel.) W. Greuter VU (C2a)
Cephalanthera damasonium (Miller) Druce VU (C2a)
Cephalanthera longifolia (L.) Fritsch VU (C2a)
Cephalanthera rubra (L.) L.C.M. Richard LR (ca)
Coeloglossum viride (L.) Hartman CR (D)
Dactylorhiza elata (Poiret) Soó VU (C2a, D2)
Dactylorhiza fuchsii (Druce) Soó VU (C2a)
Dactylorhiza incarnata (L.) Soó EN (B1+2c)
Dactylorhiza maculata (L.) Soó CR (C2a)
Dactylorhiza majalis (Rchb.) P.F. Hunt & Summerhayes CR (C2a, D)
Dactylorhiza sambucina (L.) Soó VU (C2a)
Epipactis cardina Benito Ayuso & Hermosilla EN (B1+3d, C2a, D)
Epipactis distans Arvet-Touvet VU (C2a)
Epipactis helleborine (L.) Crantz DD
Epipactis microphylla (Ehrh.) Swartz VU (C2a)
Epipactis palustris (L.) Crantz VU (C2a)
Epipactis parviflora (A. & C. Nieschalk) Klein VU (D2)
Epipactis phyllanthes G. E. Smith EN (C2a, D)
Epipactis tremolsii Pau VU (C2a)
Goodyera repens (L.) R. Br. EN (B1+2c)
Gymnadenia conopsea (L.) R. Br. VU (C2a)
Himantoglossum hircinum (L.) Sprengel CR (B1+2e, C2b)
Limodorum abortivum (L.) Swartz VU (C2a, D2)
Limodorum trabutianum Batt. EN (C2a , D)
Listera ovata (L.) R. Br. CR (C2a, D)
Neotinea maculata (Desf.) Stearn VU (C2a, D2)
Neottia nidus-avis (L.) L.C.M. Richard CR (B1+2c)
Ophrys apifera Hudson LR (ca)
Ophrys arnoldii Delforge VU (C2a)
Ophrys bilunulata Risso VU (C2a)
Ophrys dyris Maire VU (C2a, D1)
Ophrys fusca Link LR (pm)
Ophrys incubacea Bianca VU (C2a, D2)
Ophrys lucentina Delforge DD
Ophrys lutea Cav. LR (ca)
Ophrys scolopax Cav. LR (pm)
Ophrys speculum Link LR (pm)

58
L. SERRA & al.: Asignación de las nuevas Categorías U.I.C.N. a la orquidoflora valenciana

Ophrys sphegodes Miller VU (C2a)


Ophrys tenthredinifera Willd. LR (ca)
Orchis cazorlensis Lacaita CR (B1+2c, C2a)
Orchis champagneuxii Barn. VU (C2a, D2)
Orchis collina Banks & Solander ex A. Russell CR (C2b)
Orchis conica Willd. EN (C2a)
Orchis coriophora L. VU (C2a, D2)
Orchis fragrans Pollini VU (C2a, D2)
Orchis italica Poiret VU (C2a, D2)
Orchis langei K. Richter VU (D2)
Orchis mascula (L.) L. DD
Orchis morio L. DD
Orchis olbiensis Reut. ex Grenier VU (D2)
Orchis papilionacea L. subsp. grandiflora (Boiss.) Malag. CR (C2b, D)
Orchis picta Loisel. VU (D2)
Orchis purpurea Hudson CR (B1+3b, C2b, D)
Orchis tenera (Landwehr) C. A. J. Kreutz EN (C2a)
Orchis ustulata L. VU (D2)
Platanthera algeriensis Batt. & Trabut EN (C2a)
Platanthera bifolia (L.) L.C.M. Richard EN (C2a)
Platanthera chlorantha (Custer) Rchb. CR (C2a)
Serapias lingua L. EX
Serapias parviflora Parl. EN (C2a)
Spiranthes aestivalis (Poiret) L.C.M. Richard CR (B1+2c, C2a, D)
Spiranthes spiralis (L.) Chev. VU (D2)

TABLA 1. ESPECIES MÁS AMENAZADAS EN LA COMUNIDAD VALENCIANA.


POBLACIONES, Nº DE INDIVIDUOS, ÁREA DE OCUPACIÓN Y HÁBITATS EN LOS QUE SE
ENCUENTRAN.

ESPECIE Nº indivi- Nº pobla- Area Código Direc-


duos ciones tiva Hábitats
Coeloglossum viride <50 2 <1 Ha 6210
Dactylorhiza incarnata <250 8 <1 Ha 6420
Dactylorhiza maculata <10 1 < 500 m2 6210
Dactylorhiza majalis <50 6 <1 Ha 6210/6420
Epipactis cardina <500 3 <5 Ha 9240/9530
Epipactis phyllanthes <250 3 <1 Ha 92A0
Goodyera repens <5000 5 <10 Ha 9240
Himantoglossum hircinum 1372 1 <5 Ha 6220
Limodorum trabutianum <250 12 <5 Ha 9240/9530

2
Datos facilitados por Andrés Ros, J.V., Sarasa Alcubierre, N. & Castelló Monsoriu,
A.J.

59
Flora Montiberica ** (2001)

Listera ovata <50 5 <1 Ha 9240


Neottia nidus-avis <50 3 <1 Ha 9240
Orchis cazorlensis <50 3 <1 Ha 9530/9540
Orchis collina <50 23 <1 Ha 5330/6220
Orchis conica <100 4 <5 Ha 5330/6220
Orchis papilionacea subsp. grandiflora 1 1 <500 m2 5330/6220
Orchis purpurea <50 34 <1 Ha 5330/6220
Orchis tenera <2500 5 <10 Ha 5330/6220
Platanthera algeriensis <500 3 <1 Ha 6420
Platanthera bifolia <250 4 <1 Ha 6210/9240/9530
Platanthera chlorantha <15 4 <1 Ha 9240
Serapias parviflora <500 2 <1 Ha 6220
Spiranthes aestivalis <50 2 <1 Ha 6220

(Recibido el 25-VII-2001)

3
Datos facilitados por Enric Arnold
4
PIERA & AL. (2000)

60
FLORA MONTIBERICA
Publicación independiente sobre temas relacionados con la flora de la
Cordillera Ibérica (plantas vasculares).

Editor y Redactor general: Gonzalo Mateo Sanz. Jardín Botánico.


Universidad de Valencia. C/ Quart, 80. E-46008-Valencia.

Comisión Asesora:
Antoni Aguilella Palasí (Valencia)
Juan A. Alejandre Sáenz (Vitoria)
Vicente J. Arán Redó (Madrid)
Manuel Benito Crespo Villalba (Alicante)
José María de Jaime Lorén (Valencia)
Emilio Laguna Lumbreras (Valencia)
Pedro Montserrat Recoder (Jaca)

Depósito Legal: V-5097-1995


ISSN: 1138-5952
Imprime: MOLINER-40 (GÓMEZ COLL, S.L.) Tel./Fax 390 3735 -
Burjasot (Valencia).

Portada: Dictamnus hispanicus Webb, procedente de Garaballa


(Cuenca).
NORMAS DE PUBLICACIÓN
Los originales se deberán hacer llegar a la redacción en soporte
informático, redactados mediante el procesador de textos WORD 6.0 para
WINDOWS o compatible con él, siguiendo un esquema similar al que
puede observarse en los artículos editados.
1: Título. Suficientemente claro, expresivo del contenido y lo más breve
posible.
2. Autoría. Especificando nombre y dos apellidos de cada autor.
3. Direcciones de los autores. Si trabajan en alguna institución científica
mejor la dirección de trabajo. En caso contrario la privada.
4. Resumen. En lenguas española e inglesa o francesa.
5. Texto. En lengua comprensible por la mayor parte de los suscriptores.
Dividido en en los apartados que sugiera el contenido. Acompañado de
los gráficos o mapas que se crean convenientes.
6. Bibliografía. Las referencias en el texto deberán explicitar la autoría en
mayúsculas, el año y -si se alude a una frase o párrafo concreto- la página.
Al final del artículo se enumerarán las referencias que se han ofrecido, en
orden de autores y años, al modo como puede verse en los artículos
editados.

Los manuscritos pueden enviarse a la Redacción: Gonzalo Mateo Sanz.


Jardín Botánico. Universidad de Valencia. C/ Quart, 80. E-46008-
Valencia.

Esta Redacción no dispone de medios económicos para mandar copias


o separata de los artículos a los autores. Lo que sí recomienda a quienes
lo deseen es, o bien solicitar se le reserven tantos ejemplares como desee
de ese número concreto -a modo de ampliación de suscripción-, o bien
puede obtener personalmente fotocopias de su artículo, para lo cual
cuenta con nuestra explícita aquiescencia, mientras no se haga uso
comercial de las mismas.