Está en la página 1de 7

TEMA 2. EL CLIMA

El clima mediterráneo interior

Área El área del clima mediterráneo continentalizado comprende el interior peninsular, además de otras zonas repartidas por el resto del mundo, como el centro de la isla de Sicilia, el centro de Chile o el interior de la península de Anatolia. Todos estos lugares donde el clima es similar están caracterizados por su aislamiento de las influencias marítimas.

Precipitaciones Llamamos precipitación a cualquier forma de hidrometeoro que cae a la tierra desde el cielo, ya sea en forma líquida o sólida. Para determinar la cantidad de lluvia caída se utiliza el pluviómetro, midiendo en mm. (milímetros), o en litros por metro cuadrado. En la zona del clima mediterráneo continentalizado no podemos ofrecer unos datos concretos ya que es un tipo de clima ambiguo en el que dependiendo de la zona de la que hablemos algunas características diferirán de las otras situadas en otro área de la península.

Por una parte, en la zona de la Submeseta norte nos encontramos precipitaciones anuales moderadas o incluso más bien escasas, difícil de determinar al tener gran amplitud, entre 800 y 500 litros de media anual. Sin embargo el territorio que corresponde a la Submeseta sur se puede determinar de precipitaciones escasas, ya que la anterior media anual desciende radicalmente hasta colocarse en los 500-300 litros.

Por otra parte, en este tipo de clima también hay que incluir las depresiones que se hayan en el territorio que corresponde, los cuales son la Depresión del Ebro y la Depresión del Guadalquivir. Entre ambos hay mucha más diferencia que entre la Submeseta norte y sur, debido a que la Depresión del Guadalquivir lo situamos en una zona mucho más húmeda que en la que se encuentra la del Ebro, que de hecho, es el

lugar donde se recogen las precipitaciones mínimas, dejándolo al límite de la escasez con poco más de 300. Por contra, la Depresión del Guadalquivir también se haya en el límite, pero de la precipitación abundante.

Esto convierte las precipitaciones del clima mediterráneo continentalizado en escasas

o moderadas dependiendo, además de la zona en la que se encuentre, de las

temperaturas. Como es de esperar los meses que constan con precipitaciones de

mayor escasez son los correspondientes al verano, en especial julio y agosto. Estas características influirán notablemente en la vegetación que encontramos en los territorios de este clima, lo cual veremos más adelante.

Temperaturas Llamamos temperaturas al grado de calor del aire. Se mide en grados centígrados con

el termómetro.

En clima mediterráneo continentalizado las temperaturas se caracterizan por una

amplitud térmica alta (superior a los 16ºC), debido al aislamiento de la influencia del mar. Podemos distinguir tres subtipos climáticos:

- La submeseta norte y las tierras altas de Guadalajara, Teruel y Cuenca que tienen veranos frescos e inviernos fríos, con frecuentes heladas y nieblas.

- La submeseta sur y los bordes del valle del Ebro tienen veranos calurosos e inviernos fríos pero con meno incidencia de las heladas

- Extremadura y el interior andaluz tienen veranos muy calurosos e inviernos moderados.

En general los veranos son bastante cálidos y los inviernos bastante frios con una oscilación térmica de 18.5ºC. La estación estival es la mas seca en cambio en invierno es frecuente que las temperaturas bajen de 0ºC, lo que provoca numerosas heladas por las noches y nevadas eventuales.

Vegetación En un territorio con clima mediterráneo interior, cuyas precipitaciones son escasas

o moderadas y con temperaturas extremas dependiendo de la estación en la que se

haye, el tipo de vegetación que encontramos es xerófila, es decir, vegetación adaptada

a la aridez; por ejemplo, el bosque esclerófilo o perennifolio y el matorral.

El bosque perennifolio es una formación vegetal compuesta por árboles de mediana altura y de hoja perenne, adaptada a la sequedad y a la insolación mediante la reducción de sus hojas y endurecimiento de las mismas. Las especies más características son la encina, el alcornoque y el pino. El matorral, por su parte, es la forma degradada de estos bosques, ya sea debido al ser humano o a la sequedad y aridez del territorio. Sus especies más características son la maquia o maquis y la garriga. El maquis es una formación densa de matorral, con jaras, espinales, brezos y arbustillos; la garriga es la degeneración del maquis y está compuesta por coscojas, retamas, tomillos y romeros.

EL DOMINIO OCEÁNICO

RASGOS CLIMÁTICOS

-Área:

El dominio oceánico predomina en el norte de la Península, en concreto, la cornisa cantábrica y Galicia.

-Precipitaciones:

Las precipitaciones son abundantes, regulares y suaves. El total anual es mayor de 800 mm. En invierno son mayores, debido a la acción de las borrascas. En verano se producen menos, debido a la presencia del anticiclón de las Azores. En esta época, se pueden dar como mucho Como mucho puede haber dos meses secos en todo el año, por lo que no hay apenas aridez. Las precipitaciones caen al suelo de forma suave, lo que favorece su filtración en el suelo.

-Temperaturas:

Las temperaturas son moderadas debido a la influencia del mar. Los inviernos son suaves y los veranos frescos, con una oscilación térmica anual pequeña (10 °C de media), por lo que la amplitud térmica es mínima. La temperatura media del mes más cálido debe ser menor de 22 °C, y la del mes más frío no debe ser inferior a -3 °C.

FORMACIONES VEGETALES.

Corresponde a la región floral eurosiberiana. Sus formaciones vegetales características son el bosque caducifolio, la landa y el prado.

- Bosque caducifolio:

Se caracteriza por sus árboles altos, con tronco recto y liso, y hoja grande que cae en otoño. Las especies más características son el haya, roble y el castaño. En el sotobosque hay helechos y musgos.

Haya: Tolera muy bien el frío y mal el calor. Requiere mucha humedad por lo que este tipo de árbol aparece en zonas de montaña, se adapta a suelos calizos y silíceos pero prefiere los calcáreos. Crece lentamente, pero su madera es dura y de calidad, que se emplea para fabricar muebles y utensilios. El haya se encuentra principalmente en la cordillera Cantábrica y el Pirineo navarro.

Roble: No soporta temperaturas extremas, tolera peor el frio que el haya y necesita menos humedad que esta. Crece lentamente y su madera es dura, por lo que se emplea para la construcción y fabricación de muebles y barcos. Se encuentra en Galicia y la cordillera Cantábrica.

Castaño: Formación vegetal secundaria que ha ganado terreno gracias al roble.

El castaño permite la utilización de su fruto y de su madera. Otras especies secundarias son el fresno, el tilo, el olmo y el avellano.

- Landa y prados:

Landa. Vegetación densa de matorral que aparece por la degradación del bosque caducifolio. Puede ser baja o alcanzar hasta los cuatro metros. Las especies más abundantes son el brezo, el tojo y la retama. La landa se considera vegetación supraforestal.

Prados. Vegetación herbácea que ocupa mucho terreno en el dominio oceánico.

Climogramas de tipo oceánico:

EL CLIMA MEDITERRÁNEO COSTERO Y SECO ESTÁ A UN NIVEL MUY BAJO, POR LO QUE

EL CLIMA MEDITERRÁNEO COSTERO Y SECO ESTÁ A UN NIVEL MUY BAJO, POR LO QUE NO LO INCLUYO, DE MOMENTO