Está en la página 1de 13

2.

El monopolio del poder político

Cuando se quiere hacer un recuento sobre los rasgos


generales de los sistemas comunistas se destaca que cons-
tituyen tipos de sociedades en las cuales el nivel político
se representa como el germen totalizador formativo y
definidor de la sociedad en su conjunto. Con esta aseve-
ración no quiero decir -como lo sostenía la llamada
escuela totalitaria-50 que toda la problemática del
comunismo puede ser resumida en una variable única,
de causalidad uniforme, para explicar el enmarañado
tejido económico, social y político de esos países. Con
ello simplemente quiero dejar constancia de que histó-
ricamente, bajo circunstancias específicas de la sociedad
rusa que después se replicaron en los otros Estados
comunistas, por la manera en que estas fuerzas llegaron
al poder y las interpretaciones habituales del marxismo,

50
Véase, Stephen F. Cohen, Rethinking the Soviet Experience, Oxford,
Oxford University, 1986, capítulo l.
56 RUSIA Y C HI NA EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO 57

el partido se fusionó con el Estado convirtiéndose en la marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación


instancia modeladora de la sociedad. De acuerdo con ese cubana, es la fue rza dirigente superior de la sociedad y
tipo de circunstancias la política desempeñó el papel de del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes
plataforma organizativa de todo el tejido social. No deja hacia los altos fines de la construcción del socialismo y
de ser paradójico el hecho de que estos sistemas consti- el avance hacia la sociedad comunista''. El artículo 6°
tuyan una inversión de uno de los axiomas principales de la Constitución soviética de 1977 rezaba: "La fuerza
del marxismo, pues la superestructura se constituyó en la que dirige y orienta la sociedad soviética, el núcleo de
base que ha definido y otorgado un sentido y una direc- su sistema político, de las organizaciones estatales y
cionalidad a la infraestructura. Es más, ha sido la política sociales, es el Partido Comunista de la Unión Sovié-
y no la economía el gran articulador del sistema. tica [. . .] Armado con la doctrina marxista-leninista,
En efecto, un primer rasgo característico de todos el Partido Comunista define la perspectiva general del
estos Estados consistió en el ejercicio del monopolio del desarrollo de la sociedad, da la línea en la política inte-
poder político por parte del Partido Comunista. La elevada rior y exterior de la Unión Soviética'' .51
concentración del poder en el partido se convirtió en un Esta práctica tan inconfundible de esos regímenes
elemento tan característico de estos regímenes, fue una posee una larga historia y, como ocurre con los demás
práctica tan extendida y, además, esta situación fue vista componentes en que ha sido disgregado analíticamente
como algo tan consustancial del nuevo sistema, que las el sistema, sus orígenes se remontan a los años formativos
élites políticas no vacilaron a la hora de consagrar dicha de la Unión Soviética. En la historia de este país se puede
condición en sus respectivas cartas magnas. En Vietnam, observar que, de hecho, el monopolio del poder fue un
por ejemplo, la Constitución afirma: "El Partido Comu- atributo consustancial del régimen soviético que sobre-
nista de Vietnam, la vanguardia y cuartel general de la vivió sin mayores tropiezos, desde los inicios de dicho
clase obrera vietnamita, armado con el marxismo-leni- Estado, hasta finales de la década de los ochenta, cuando
nismo, es la única fuerza conductora del Estado y de el reformismo gorbachoviano decidió patrocinar la sepa-
la sociedad y representa el factor principal que deter- ración del partido y el Estado con el ánimo de prevenir
mina los éxitos de la revolución vietnamita''. De la la eventualidad de que se desencadenara una "revolución
misma manera, el artículo 5° de la Constitución cubana
sostiene: "El Partido Comunista de Cuba, martiano y
. 5' Konstitutsia SSSR, Moscú, lzdatelstvo lzvestia, 1988, p. 7.
58 RUSIA Y CHINA EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO 59

palaciega'', análoga a la que había depuesto a Niki ta Jrus- La revolución socialista que estalló en octubre de 1917
chov en octubre de 1964. Frente al imprevisto de que las fue solo una vertiente más de este cúmulo de procesos
fuerzas "antirreformistas" se organizaran para destituir globales, los cuales parcialmente convergían en asuntos
o bloquear al secretario general del partido, es decir, a específicos, sin ser la mayoría de ellos portadores de
Mijaíl Gorbachov, quien se encontraba además al frente ideales socialistas. 52
del Soviet Supremo de la URSS, este podría salvar la A estas circunstancias connaturales a la historia rusa
prolongación del curso reformista iniciado valiéndose de se le sumaron otras de carácter más general. La construc-
la institucionalidad del aparato estatal. ción de la sociedad socialista, a diferencia de la capita-
La gravitación de las tradiciones zaristas en los lista, no se forjaba en las entrañas de la sociedad anterior,
niveles constitutivos de lo político, la perpetuación de sino que se diseñaba a partir de la consumación de la
procedimientos burocráticos que se encontraban bien revolución, la que, con ayuda del poder político, creaba
anclados en el sistema organizativo del imperio, la fragi- y transformaba la sociedad.
lidad de la sociedad civil, el peso desmedido de la pobla- Varios acontecimientos y situaciones participaron en
ción campesina, con sus formas típicas de organización el origen y la difusión de esta práctica. El primer indicio se
de tipo comunitario, fueron algunos de los elementos presentó durante la inauguración del Segundo Congreso
que permearon la Constitución del Estado soviético y de los Soviets de toda Rusia, el 25 de octubre de 1917.
singularizaron el sistema que se estaba creando. A estos Aquel día los bolcheviques se habían apoderado de los
elementos que se proyectaron de una sociedad a otra se sitios estratégicos de Petrogrado, 53 incluido el Palacio
le suman otras circunstancias específicas, entre las cuales de Invierno, donde sesionaba el gobierno provisional.
un lugar especial le correspondió a la forma en que se Ante esta situación, los delegados de los otros partidos
realizó la Revolución de Octubre. socialistas condenaron el asalto del poder por parte de
Como ha sido bien documentado, el advenimiento
de los bolcheviques al poder no representó la "marcha 52
M¡rc Ferro, Des Soviets au communisme bureaucratique, París,
triunfal" que suponía una larga tradición historiográfica Gallimard, 1980.
53
comunista. Larevol ución se consumó sobrela base de varios Pedro el Grande fundó la ciudad con el nombre de San Petersburgo.
Durante la Primera Guerra Mundial fue rebautizaba como Petrogrado.
procesos revolucionarios (agrarios, obreros, de reivindi- Después de la muerte de Lenin pasó a llamarse Leningrado y finalmente,
cación nacional y de exigencia de una paz inmediata). luego de que se desintegrara la Unión Soviética, reromó su nombre
original.
60 RUSIA Y CHINA EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO 61

los bolcheviques y abandonaron el Congreso. Desde ese de los soviets, pues ello habría implicado entregar el
momento el partido de Lenin comenzó a gobernar en poder a las organizaciones políticas que contaban con
solitario; solo contó con el apoyo de una fracción del una mayoría de delegados.
partido eserista, agrupación conocida en aquel entonces La disolución de la Asamblea Constituyente fue
bajo la denominación de eseristas de izquierda. Esta un atentado contra la libertad y la legalidad que tuvo
convivencia, que no cuestionaba el papel dirigente de los grandes implicaciones. No solo sirvió de chispa que
bolcheviques, tuvo una vida efímera, pues finalizó pocos avivó la llamarada de la Guerra Civil (1918-1920)5 4 y
meses después, a mediados de 1918, cuando los socios enterró la posibilidad de construir en Rusia un régimen
menores en el poder organizaron un levantamiento en democrático, sino que constituyó la demostración
contra de los bolcheviques y atentaron, en dos hechos más evidente de que los bolcheviques55 se arrogaban el
aislados, contra Lenin y el embajador de Alemania, pero monopolio del poder político y se atribuían la intención
que se encadenaban en el rechazo a los términos en que de fortalecer las tendencias centralizadoras, en contravía
se había suscrito el acuerdo de la paz de Brest Litovsk incluso de la famosa consigna de "todo el poder a los
con Alemania y como protesta contra el uso desmedido soviets", que, con gran celo, habían defendido pocas
de la violencia que estaban ejerciendo los destacamentos semanas antes, lema que había hecho posible concitar
armados contra la población rural durante las requisas un significativo apoyo ciudadano durante los sucesos de
forzosas de granos. octubre de 1917. Aquí se produjo una involución que
Si los hechos anteriores fueron un par de antece-
dentes que apuntaban en esta dirección, el aconteci-
54
"En una situación de casi completa ignorancia campesina, de pésimos
miento propiamente fundacional de esta práctica que medios de comunicación, etcétera, los bolcheviques fueron incapaces
consagró el monopolio político se presentó cuando de sacar provecho de su confrontación con la Asamblea Constituyente.
Por el contrario, se crearon serias dificultades políticas. En el verano y
los bolcheviques decretaron la disolución de la Asam-
otoño. de 1918 la principal consigna esgrimida en la lucha contra los
blea Constituyente en enero de 1918. Dicha medida de bolcheviques, que desembocó finalmente en la Guerra Civil, fue la
fuerza estuvo motivada porque el partido de gobierno se defensa de la Asamblea Constituyente y la restauración de su autoridad".
Roy Medvedev, The October Revolution, Nueva York, Columbia
encontraba frente a una adversa correlación de fuerzas, University, 1970, pp. 92-93.
no podía imponer su agenda y no estaba dispuesto a la 55
Esta fracción del antiguo Partido Obrero Socialdemócrata Ruso fue el
partido que organizó la Revolución de Octubre y que después cambiaría
conformación de una institucionalidad distinta al poder
su nombre por el de Comunista.
62 RUSIA Y CHINA EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO 63

terminó siendo un rasgo característico de los sistemas En la década de los años veinte otras dos situa-
comunistas: se abandonó la lucha por la democracia y ciones participaron de esta consolidación de las tenden-
se privilegió un monopolio de gobierno, con lo cual el cias centralizadoras en la política. La primera consistió
ideal socialista fue estatizado. en que para hacer frente al creciente malestar social se
Esta maniobra constituyó una demostración de que presionó a los militantes del partido para que cerraran
los dirigentes consideraban a su partido como la única filas en torno a los dirigentes. La segunda fue que para
organización capaz de identificarse con el radiante futuro hacer efectiva la construcción de la nueva sociedad se
del socialismo y de sacar adelante y llevar a feliz término requería de una poderosa organización partidista auto-
el proceso revolucionario. La decisión tuvo consecuen- nomizada con respecto a la sociedad. Este doble proceso
cias nefastas para el desarrollo ulterior del país y del fueron las dos caras de una misma moneda: por una
naciente sistema: la legalidad quedó confinada en los parte, para vencer el descontento social en aumento se
deseos y en las veleidades de los dirigentes; la legitimidad necesitaba de una organización que actuara como susti-
perdió su anterior sustento social y quedó prisionera de la tuto de aquellas clases llamadas a edificar la nueva
"verdad" promovida por la clase dirigente; la revolución sociedad y, por la otra, el autoritarismo y el centralismo
y la consiguiente transformación social devino en asunto del partido inhibían cualquier posibilidad de actuación
interno del partido; el aparato de Estado y las organi- social por fuera de los estrechos cauces establecidos por
zaciones sociales y políticas "oficiales" solo pudieron dicho partido.
funcionar como correas transmisoras y ejecutoras de las La afirmación de este tipo de prácticas en el partido,
decisiones de la única organización política en el poder; que era la única organización política oficial, tuvo impor-
por último, la libertad se transformó en el privilegio de tantes consecuencias en el desarrollo de la vida política
unos cuantos, hasta que sus estertores finales se consu-
maron a un ritmo proporcionalmente inverso al de la mismo, es decir, ayudan a formarse como clase, con fines determinados,
así como a subordinar a estos fines la actuación de diferentes grupos.
consolidación del poder unipersonal. 56 Cuando el proletariado constituido en unidad de determinada clase
vence a la burguesía y conquista el poder, todas sus organizaciones
se transforman en organizaciones gubernamentales". Anarquismo y
56 Evgueni Preobrazhenski justificó esta práctica de la siguiente manera: comunismo, Barcelona, Fontamara, 1976, p. 41. De manera bien escueta,
"El Estado proletario se encuentra ya en embrión en el partido, que dirige Lenin fue aún más categórico: "Como partido gobernante no podíamos
la lucha por el poder, y en las organizaciones de masas del proletariado, menos que fundir las 'altas esferas' del partido con las de los soviets".
que, al comienzo, tienen como tarea la supeditación del proletariado a sí Obras Escogidas, Moscú, Progreso, 1976, t. XlI, p. 12.
64 RUSIA Y CHINA EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO 65

soviética: contribuyó a la burocratización de las estruc- política en los grandes líderes. Las primeras fisuras que
turas partidarias y administrativas e intensificó el adelga- fueron adelgazando la dinámica política se presentaron al
zamiento de la vida política hasta un punto tal que esta comienzo de esa década. Los grandes contendores fueron
se redujo a las actividades que tenían lugar dentro de Lenin y Stalin y el problema quedó irresuelto por el falle-
los órganos directivos del partido. El historiador Moshé cimiento prematuro del primero y porque, con su desapa-
Lewin explicaba esta tendencia hacia la burocratización: rición, Lenin no pudo materializar sus iniciativas para
[... ]como el crecimiento incesante del número de funcio- despojar a Stalin de su inmenso poder. Después sucedieron
narios y su influencia en el país alimentada por los factores los conflictos que escalonadamente libró el líder georgiano
inherentes a un país atrasado y de una necesidad real de contra Trotsky, luego contra Zinóviev y Kámenev y, final-
nuevas administraciones o de administraciones adicionales, mente, contra Bujarin. En los años treinta, luego de la
engendrada por la economía en desarrollo y por la planifica- misteriosa muerte del líder del partido en Leningrado,
ción centralista. Por ello -y Lenin se dio cuenta- la buro- Serguéi Kirov, el escenario se estrechó tanto que se volvió
cracia se convirtió en una auténtica base social del poder. No
unipersonal. Formalmente el partido gozaba del mono-
es posible la existencia de un poder político puro, privado de
polio del poder político, pero en los hechos este solo rara
toda base social. El poder debe encontrar una base social que
no esté constituida únicamente por los aparatos de coerción.
vez era convocado, y cuando lo hacía era para pronunciar
El "vacío" en el que parece sostenerse el régimen soviético alabanzas al máximo dirigente; más importante aún es que
se colmó con rapidez, aunque los bolcheviques no se dieron las decisiones las tomaba Stalin indiscriminadamente y
cuenta o no quisieron darse cuenta.57 que el partido se encontraba bajo la estrecha vigilancia de
los órganos de seguridad. Valga recordar que de los 1.966
Con respecto al desarrollo de la otra tendencia que
delegados que estuvieron presentes en el XVII Congreso
caracterizó la vida política soviética, se observa que la
del Partido, 1.108 fueron encarcelados.
década de los años veinte fue, en efecto, el período durante
Solo después de la desaparición del líder georgiano el
el cual se personalizó la lucha por el poder, y ello fue tribu-
partido restableció su legitimidad y su legalidad y pudo
tario de este estrechamiento del escenario político así como
volver a monopolizar el poder político. Como veremos
del carácter "delegativo" de la actuación y la representación
más adelante, para reconstruir su estabilidad política
tuvo que crear dispositivos que le permitieran contra-
57Moshé Lewin, Lenin's Last Strugg!e, Londres, Wildwood, 1973, pp.
rrestar la tendencia a la concentración del poder en
124-125.
66 RUSIA Y CHINA EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO 67

una sola persona, la cual, precisamente, debido a dicho dones del socialismo se realizarían bajo la égida del prole-
monopolio, no era una situación anómala. tariado. Pregonar la hegemonía proletaria era un recurso
En China las circunstancias que le dieron materia- discursivo bastante sencillo, pero ponerlo en funcio-
lidad a esta práctica fueron distintas a las de la Unión namiento, hacerlo realidad, era una cuestión bastante
Soviética, pero el resultado fue el mismo. En la China complicada debido a dos razones fundamentales.
comunista el estatismo fue un proceso que avanzó de Por una parte, porque el proceso revolucionario en
la mano con el nacionalismo, con el propósito de dejar China se había realizado con el concurso mayoritario del
atrás los "cien años de frustraciones acumuladas", ubicar campesinado, grupo social que, de acuerdo con la jerga
a China entre las naciones ricas y poderosas y construir comunista, carece de "conciencia proletaria", y no con la
una nación progresista y fuerte. "Tanto la revolución actuación de la clase obrera. En efecto, en 1949, cuando
republicana como la comunista adquirieron ímpetu por los comunistas tomaron control del poder, apenas el
su promesa de producir un renacimiento y una grandeza tres por ciento de los miembros del PCCh eran obreros.
nacionales, y es este hecho, más que cualquier elemento Con el paso del tiempo la situación mejoró, pero no de
de una tradición 'despótica oriental' o tendencia tota- manera sustancial: en 1957 los obreros representaban
litaria comunista, lo que explica el predominio de una solo el catorce por ciento del total de miembros de la
variante específica de estatismo en el orden político colectividad.
contemporáneo de China" .58 El nacionalismo no era de Por la otra, las clases trabajadoras urbanas no habían
aquellos que pretendían preservar la vieja cultura y las hecho gala de un gran fervor revolucionario y su compro-
tradiciones, sino que se planteaba como un fenómeno miso con el comunismo era relativamente escaso. No
moderno que debía propiciar la renovación de la polí- está de más recordar que su liberación de las garras de
tica. Esta primera etapa revolucionaria tenía propósitos los capitalistas ocurrió gracias a la acción que llevó a
más nacionales que sociales. cabo un ejército de revolucionarios, en cuya composi-
Siguiendo el precedente soviético, el Partido Comu- ción predominaban ampliamente los campesinos y los
nista Chino (PCCh) proclamó en 1949 que las tareas intelectuales.
de la revolución burguesa y la preparación de las condi- Con esta composición social bastante particular y
debidoaestainversióndefuncionesentreobrerosycampe-
58
sinos, los comunistas chinos, como buenos leninistas,
Lin Chun , óp. cit., p. 55.
68 RUSIA Y CHINA EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO
69

se ajustaron a h idea de que la única organización que la presencia del partido entre los trabajadores, la admi-
podía asumir la realización de las tareas de la revolu- nistración urbana, las asociaciones y las organizaciones
ción burguesa y conducir a China por la senda del socia- industriales. Como ha sostenido Tang Tsou, desde los
lismo y del comunismo era el Partido Comunista. De mismos orígenes de la revolu~ión se fue construyendo
tal suerte, fue en medio de esta situación bastante par- un "estado dentro del Estado" compuesto por las redes
ticular que el partido se colocó por encima de la sociedad, comunistas en los distintos niveles.59
utilizó las reformas económicas, sociales y políticas para Una peculiaridad que comportó el monopolio polí-
ampliar el radio de acción y decisión de su organización, tico ejercido por el partido en el caso chino consistió en
lo cual lo convirtió de hecho en el primer partido de que el aspecto doctrinal y organizativo de esta concen-
gravitación nacional y asumió la dirección de todas las tración del poder se combinó con una tradición confu-
instituciones administrativas del Estado. ciana, convergencia que, a la postre, permitió fortalecer
Así fue como el partido, en calidad de organización aún más su protagonismo en la sociedad. Como señalara
que "define desde un punto de vista doctrina y vislumbra la sinóloga francesa Marie-Claire Bergere:
la concreción de la línea correcta'', quedó encargado de
Los principios de la ortodoxia estalinista se conciliaron
la realización de la acción del poder y tuvo que sustituir
en esto con la tradición confuciana, que hacía de una élite
a todas las clases y organizaciones sociales y políticas en
culta el intérprete y el árbitro de los intereses comunes, al que
la construcción de la nueva sociedad. debían subordinarse todos los demás intereses. A través del
Al igual que en la Unión Soviética, el partido ejercía partido, único habilitado para formular e interpretar la línea
un dominio completo sobre la sociedad, controlaba correcta, se realizaba la fusión entre la ideología y la organiza-
todas las organizaciones económicas, administrativas y ción. Para los comunistas chinos, como para sus precedentes
civiles más importantes, incluido el poderoso Ejército, soviéticos, era esta fusión la que permitía a los aparatos ejer-

y se valió de las tr~nsformaciones en curso para incre- citar el propio poder al servicio de la causa socialista, y era lo
que distinguía los regímenes revolucionarios de los simples
mentar su presencia. Dentro de este espíritu fueron
regímenes autoritarios. 60
muy importantes, por ejemplo, la reforma agraria
- que extendió las células del partido por la campiña- 59
TangTsou, "Interpreting che Revolution in China", en Modern China,
y las campañas de los "tres anti" y de los "cinco anti" de vol. 26, núm. 2, abril de 2000.
60
los años 1951y1952 que se utilizaron para garantizar Marie-Claire Bergere, La Cina da! 1949 ai giorni nostri, Boloña, II
Mulino, 2000, pp. 28-29.
70 RUSIA Y CHINA EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO
71

Desde un punto de vista doctrinal, al igual que en el Esta doble situación se presentó, por ejemplo, en
caso precedente de los soviéticos, la concentración del la República Democrática Alemana (ROA), donde el
poder en el partido arrancaba de la siguiente presun- partido comunista se llamaba Partido Socialista Unifi-
ción: el partido constituía la vanguardia y representaba cado Alemán (PSUA), debido a que fue recompuesto en
al sector más consciente y organizado de la clase obrera. 1946 a partir de la fusión del antiguo Partido Comu-
En condiciones en que esta clase era frágil en su compo- nista Alemán con el Partido Socialdemócrata Alemán en
sición, como resultado de los incipientes niveles de la zona de ocupación soviética. En la ROA fue usual, en
industrialización y de urbanización, el partido tenía que la práctica política, la confección de una lista única a la
arrogarse la misión histórica de actuar en nombre de ella. Cámara del Pueblo, conformada por representantes de
La dictadura del partido se asumía como una forma de todos los partidos y organizaciones que hacían parte del
realización preliminar de la dictadura del proletariado. Frente Nacional de la Alemania Democrática (el PSUA,
Es sabido que en algunos países socialistas, junto a los la Federación Alemana de Sindicatos Libres, la Unión
comunistas, existió una gama más o menos prolífica de Demócrata Cristiana, el Partido Liberal Democrático de
partidos menores. Este fue el escenario predominante en Alemania, etcétera). Era esta lista única la que garan-
las llamadas "democracias populares" de la Europa centro- tizaba la realización del monopolio del poder político
oriental. 61 También tuvo lugar en China. 62 Ahora bien, este por parte de los comunistas, debido a que estos se reser-
"multipartidismo" formal no contradecía el mencionado vaban la mayoría, les permitía ejercer la nominación de
principio del monopolio comunista porque en los hechos los funcionarios a los puestos claves y garantizar que las
estas organizaciones menores no eran más que simples demás fuerzas sociales y políticas siguieran el guion de
partidos que orbitaban en torno a los comunistas. De la acción que definía el partido.
misma manera, existieron casos en los cuales el partido En general, el monopolio del poder político se iniciaba
poseía un nombre distinto al de comunista, sin que ello en las altas esferas con la fusión y mimetización de los
lo convirtiera en una organización diferente de las otras. órganos del partido con los correspondientes del Estado y
desde ese nivel el esquema se reproducía a lo largo y ancho
61
Frani;:ois Fejtii, Histoire des démocraties populaires, París, Seuil, 1984. de todo el organigrama institucional. Por ello fue bastante
62
En el 2003, ocho partidos contaban con seiscientos mil miembros en común que, una vez en el poder, el partido se dotara de una
China, de los cuales más de cien mil habían sido electos a instancias de
representación en los diferentes niveles. institucionalidad análoga a la del Estado para reproducir
72 RUS IA Y CHINA EL MONOPOLIO DEL PODE R POLÍTICO
73

adecuadamente el mismo tipo de interrelación en los En China también se reprodujo un sistema de


ámbitos intermedios e inferiores del Estado. nomenklatura. El departamento central para la organiza-
Otro componente de e.ste monopolio se realizaba en ción del PCCh ha sido el encargado de la designación del
la función que se arrogaba el partido para designar a los personal en el ámbito nacional. En sus instancias supe-
representantes y funcionarios principales de las diversas riores conformaba una lista compuesta por 2.500 altos
ramas. Este procedimiento de designación de los estratos funcionarios del partido que ocupaban la posición de
superiores de la administración se hizo célebre en todo ministros de gobierno a nivel central o provincial y secre-
el mundo comunista bajo la denominación de nomenkla- tarios del partido en las provincias y en las cuatro muni-
tura. En el caso de la Unión Soviética eran 4.836 personas cipalidades especiales chinas (Pekín, Tianjin, Shanghái y
en puestos directivos, abarcaba a un tercio de los 160.000 Chongqing). En cuanto al rango intermedio, la nomina-
puestos superiores, de los cuales 105.000 se hallaban en el ción abarcaba a otros 3.900 funcionarios.
aparato central del gobierno y 55 .000 en los ministerios y En síntesis, desde un punto de vista organizacional, el
demás servicios gubernamentales de las repúblicas. monopolio ejercido por el partido consistía en la estructu-
Con el paso del tiempo, la élite del partido, autoelecta y ración de este como una organización que de manera
renovada mediante un sistema de nombramientos jerárquicos jerárquica iba englobando horizontalmente en cada
personales, fue gozando cada vez de mayor poder, prestigio y instancia a los representantes de las distintas dependen-
privilegios. Esta nomenklatura se componía de miembros y de cias estatales y, de esa forma, se superponía a la organi-
personal del politburó y del comité central, los primeros secre-
zación ramificada y vertical del Estado. La superposición
tarios de los comités regionales del partido y funcionarios con
en todos los niveles hizo que el Estado deviniera simple-
dedicación plena y gestores a muy diversos niveles, hasta en los
mente en la institución encargada de realizar las tareas
distritos urbanos y rurales. Si caía el régimen, desaparecerían
sus distintos privilegios e inmunidades. Cuanto más exclu- definidas y encomendadas por el partido. Este último,
sivos y autoritarios pudieran mostrarse, a mejor resguardo por su parte, se transformó en una organización donde
tendrían sus fortunas personales. Sin embargo, por otra parte, se dirimían y resolvían las posibles tensiones y los even-
nada permite pensar que no fueran al mismo tiempo verda- tuales choques de intereses.
deros creyentes del comunismo.63

63 Moshé Lewin, Lenin last, óp. cit., p. 31.


EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO 75
74 RUSIA Y CHINA

La arquitectura política que se trabajó con un esquema de cohabitación entre


durante la fase de transformación representantes electos y nominados. No fue extraño que
En la manera como se organizó y se desarrolló el los elegidos por sufragio universal gozaran de una legi-
monopolio del poder político en la Unión Soviética y timidad más alta ante la opinión pública, mientras que
en China encontramos algunos elementos que ayudan los designados no tuvieron un reconocimiento similar
a entender la disimilitud de trayectorias que finalmente por parte de la ciudadanía. Con el paso del tiempo la
siguieron ambos países en su etapa final. En páginas mayoría de la población se fue inclinando más y más en
anteriores hicimos mención al hecho de que una de favor de los electos, lo que ocasionó una profunda modi-
las medidas sustanciales adoptadas por el reformismo ficación del panorama político.
gorbachoviano consistió en el rechazo a aquella práctica A pesar de las tensiones políticas en aumento,
histórica según la cual el partido sustituía al Estado en durante dos años más se pudo mantener este esquema
sus funciones. dual. Su finalización se produjo cuando parte de la vieja
La medida, empero, no fue en un inicio lo sufi- guardia del partido intentó recuperar la iniciativa polí-
cientemente radical como para romper definitivamente tica en agosto de 1991 por medio de un golpe de Estado,
con el esquema anterior. Esta ambigüedad quedó clara- con la finalidad de recomponer una dirección central
mente ilustrada cuando se celebraron las primeras elec- fuerte, como declararan sus principales mentores. El
ciones libres, en marzo de 1989. Valga recordar que la golpe resultó fallido. En alto grado ello obedeció a que
política electoral ocupaba hasta ese entonces un lugar un grupo de altos dirigentes decidió suspender de sus
marginal dentro de estos sistemas, puesto que lo que funciones a la máxima autoridad, tal y como había
primaba era la designación. En dicha ocasión los dipu- ocurrido con Nikita Jruschov en 1964. Seguramente
tados fueron divididos en tres grupos con igual repre- la revuelta palaciega hubiera prosperado si el partido
sentación: el primero lo conformaban aquellos que eran hubiera gozado todavía del monopolio del poder polí-
elegidos por sufragio universal en las circunscripciones tico. Sin embargo, en los noventa la ingeniería política
territoriales; los segundos eran elegidos en las circuns- era muy distinta, porque se fundaba en la movilización
cripciones nacionales territoriales y, los últimos, no eran y en la politización de vastos sectores de la sociedad, los
objeto de elección, sino designados por las organiza- que, en últimas, condenaron y ahogaron la intentona
ciones legalmente existentes, es decir, por el PCUS. Así golpista.
76 RUSIA Y CHINA EL MONOPOLIO DEL PODER POLÍTICO
77

El golpe produjo efectos totalmente distintos a los ascendencia sobre el partido y el Estado, como el Ejér-
esperados por sus promotores. El partido no se reorga- cito durante el período conocido como la Revolución
nizó como columna vertebral del sistema político, sino Cultural, las alas les fueron cortadas y perdieron buena
que fue suspendido; el Ejército y el Comité para la Segu- parte de las anteriores atribuciones.
ridad del Estado (KGB) no pudieron escapar de las En síntesis, la experiencia histórica de ambos países
fuerzas centrífugas, que los desarticularon: la reconstitu- muestra palmariamente la importancia que tuvo esa
ción de una Unión con un fuerte poder central quedó en condición para que estos sistemas pudieran ser definidos
entredicho porque la mayoría de los líderes republicanos como comunistas. El monopolio del poder en el partido
declararon la soberanía de su respectiva república o la fue un atributo esencial que le dio coherencia, solidez y
independencia de la URSS. Como concluíamos en un proyección al sistema en su conjunto; empero, cuando
trabajo anterior: "El golpe, en este sentido, desarticuló a empezó a ser cuestionado y reformado, como ocurrió en
los sectores ortodoxos y favoreció largamente a los radi- la Unión Soviética en las postrimerías de su existencia,
cales, quienes no solamente monopolizaron la iniciativa todo el andamiaje institucional empezó a crujir y final-
política, sino que además, obligaron al centro a plegarse mente terminó sucumbiendo. Esto nos permite sacar
a sus procedimientos y objetivos. Esta nueva relación una importante conclusión preliminar: el monopolio
cerró el último capítulo de la historia soviética''. 64 del poder político no fue simplemente un rasgo cosmé-
En China, por el contrario, el desarrollo siguió el tico de estos sistemas, sino que representó un disposi-
cauce inverso. Desde la década de los setenta, particu- tivo medular, del cual dependía su reproducción. Se
larmente luego de la desaparición de Mao, se asistió a puede igualmente inferir que en este aspecto la Federa-
un fortalecimiento del monopolio del poder político ción Rusa rompió completamente con este componente
en manos del partido. Incluso un dirigente tan influ- del sistema comunista, pero no ha acontecido lo mismo
yente en los ochenta y los noventa como Deng Xiaoping en el caso de China.
ocupó puestos estratégicos, pero nunca aspiró a emular Puede que a veces algunos de los dirigentes rusos en
a su directo antecesor. A instituciones que en ciertos los inicios del siglo XXI recuerden a la distancia a sus
momentos gozaron de una relativa autonomía y de gran similares soviéticos, incluso en su pretensión de concen-
trar el poder. Pero el multipartidismo, la lucha entre
64
Hugo Fazio Vengoa, La Unión Soviética. De la perestroika a la disolución,
Bogotá, Ecoe y Ediciones Uniandes, 1992, p. 243. distintas corrientes políticas, el valor que ha adquirido
78 RUSIA Y CHINA

el suf rag10 . · al , son características que muestran


. un1vers ,
el gran trec h o tran scurrido entre ambos reg1menes.
China, como tendremos ocasión de documentarlo
más adelante, ha democratizado parcialmente sus filas
3. Del centralismo democrático
y algunos procedimientos, pero el monopolio sigue in-
al centralismo burocrático
maculado. El sistema institucional continúa inscrito
dentro del binomio partido-Estado y la autoridad de que
goza el primero explica por qué ha visto aumentar sensi-
blemente sus filas.
Otro atributo político característico de todos estos
sistemas comunistas consistió en el lugar central asig-
nado al principio organizacional conocido con la expre-
sión centralismo democrático. Este precepto fue una regla
partidista que, vía la fusión del partido con el Estado,
se trasplantó a la vida política de todos estos Estados.
En su origen fue un principio concebido por Lenin con
el propósito de dotar a su partido -el bolchevique-
de una estructura organizacional sólida, compuesta
por "profesionales de la revolución", que le permitiera
funcionar de manera adecuada en las condiciones de
clandestinidad, como eran las que imperaban en las
postrimerías de la época del zarismo.
Es axiomático que la propensión por el centralismo
pueda justificarse por las condiciones políticas propias
de la Rusia antes de la revolución. Pero equivocados esta-
ríamos si presumiéramos que este era un atributo priva-
tivo de ella, el cual se originaba en la estrechez de la

También podría gustarte