Está en la página 1de 3

Unidad 5.

Principios Fundamentales del Derecho Mexicano del Trabajo

5.1. El equilibrio y la armonía entre los factores de la producción

un principio basico del derecho del trabajo es el equilibrio entre los factores de la
produccion: el capital y el trabajo, cada uno representado por una clase social.

Las normas protectoras del trabajo buscan alcanzar el equilibrio dinamico, y se


esfuerzan por conservarlo.

El equilibrio de las fuerzas productivas se da en la medida en que se reduce la


explotacion humana, sin que se sacrifiquen los niveles de productividad que aseguren
la producciòn de bienes y servicios para satisfacer las necesidades de la poblaciòn.

5.2. La idea de la justicia social.

La idea de justicia social surgio con los conflictos que acarreo la explotaciòn humana
en general, que la clase capitalista comenzo a practicar sobre los asalariados.

5.3. El trabajo como derecho y deber sociales

este principio esta reconocido expresamente en el texto del articulo 123


constitucional: toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente util...., y en
el articulo 3º de la ley que determina: el trabajo es un derecho y un deber sociales....

en palabras de Mario de la Cueva: la concepcion moderna de la sociedad y del derecho


situa al hombre en la sociedad y le impone deberes y le concede derechos, derivados
unos y otros de su naturaleza social; la sociedad tiene el derecho de exigir de sus
miembros el ejercicio de una actividad util y honesta y el hombre, a su vez, tiene el
derecho de reclamar a la sociedad la seguridad de una existencia compatible con la
dignidad de la persona humana.

5.4. La libertad de trabajo

Este principio significa que el individuo tiene plena libertad para escoger la actividad
que mas le acomode, sin mas restriccciòn que la licitud, idea que ha sido plasmada en
el articulo 5º de la constituciòn.

A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio


o trabajo que le acomode, siendo lícitos....

El Estado no puede permitir que se lleve a efecto ningún contrato, pacto o convenio
que tenga por objeto el menoscabo, la pérdida o el irrevocable sacrificio de la libertad
de la persona por cualquier causa.

El contrato de trabajo sólo obligará a prestar el servicio convenido por el tiempo que
fije la ley, sin poder exceder de un año en perjuicio del trabajador, y no podrá
extenderse, en ningún caso, a la renuncia, pérdida o menoscabo de cualquiera de los
derechos políticos o civiles.

La falta de cumplimiento de dicho contrato, por lo que respecta al trabajador, sólo


obligará a éste a la correspondiente responsabilidad civil, sin que en ningún caso
pueda hacerse coacción sobre su persona.

5.5. El derecho del trabajo y la dignidad humana

5.6. El derecho del trabajo y la vida, la salud y la existencia decorosa de los


trabajadores

Estos aspectos tienen una estrecha vinculación entre si. El desempeño del trabajo
implica un riesgo, cuyo grado depende de múltiples factores. Desde las leyes de
Cándido Aguilar y José Vicente Villada se cambio la doctrina de la responsabilidad por
la de riesgo profesional, pues están en juego la salud y aun la vida del trabajador.

También preveen el derecho del trabajo, como en las leyes de previsión social, la
enfermedad profesional y la incapacidad en sus diversas modalidades, por lo que se
estableció una serie de prestaciones asistenciales e indemnizaciones.

También señala el descanso y las vacaciones para reparar en lo posible, el desgaste


sufrido por el trabajo cotidiano.

Los legisladores del derecho laboral consideran que el trabajador y su familia tienen
derecho no solo a alimentarse, sino también a disfrutar de una vivienda confortable.

5.7. El principio de igualdad en el derecho del trabajo

Entre este principio y el de libertad hay una vinculación tan estrecha que a decir de
Mario de la Cueva, la igualdad sin la libertad no puede existir y esta no florece donde
falta aquella; esto es, ambos son principios fundamentales que se complementan,
constituyen la razón de ser del derecho laboral

el principio de igualdad se puede desdoblar en dos subprincipios que son:

● para trabajo igual, salario igual, y


● para trabajo igual, prestaciones iguales.

Este postulado esta previsto en la constitución: en el articulo 123, apartado A fracciòn


VII.

VII. Para trabajo igual debe corresponder salario igual, sin tener en cuenta sexo ni
nacionalidad.