Está en la página 1de 9

Los aminoácidos.

Los aminoácidos son biomoléculas formadas por (C) Carbono, (H) Hidrogeno, (O) Oxígeno y (S)
Azufre. Estos, son la única fuente aprovechable de nitrógeno para el ser humano, además son
elementos fundamentales para la síntesis de las proteínas, y son precursores de otros compuestos
nitrogenados.

Aminoácidos proteicos.

Los aminoácidos proteicos, canónicos o naturales son aquellos que están codificados en el
genoma; para la mayoría de los seres vivos son 20: alanina, arginina, asparagina, aspartato,
cisteína, fenilalanina, glicina, glutamato, glutamina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina,
prolina, serina, tirosina, treonina, triptófano y valina.
Sin embargo, hay excepciones: en algunos seres vivos el código genético tiene pequeñas
modificaciones y puede codificar otros aminoácidos. El aminoácido número 21 es
la selenocisteína, que aparece tanto en eucariotas como procariotas y arqueas, y el número 22 es
la pirrolisina que aparece solo en arqueas.

Aminoácidos aromáticos.

Los aminoácidos aromáticos son aquellas unidades estructurales que cuentan en su morfología
con un grupo aromático conocido como fenilo, unido a la cadena principal. Entre ellos podemos
mencionar: fenilalanina, tirosina y triptófano.
Los aminoácidos mencionados poseen diversas funciones en el organismo y dentro de estos hay
dos que son esenciales, es decir que deben ser aportados a través de la dieta ya que nuestro
organismo no puede sintetizarlos, estos son: la fenilalanina y el triptófano. En cambio la tirosina es
no esencial ya que nuestro sistema endógeno la puede obtener a partir de la hidroxilación de la
fenilalanina.
Los aminoácidos aromáticos son muy importantes para favorecer la función de tejidos, colaborar
con la formación de fibras musculares lisas y estiradas, hacer posible la contracción muscular,
compensar las pérdidas por catabolismo, y mantener el pool de aminoácidos equilibrado en el
organismo. Pero además son fundamentales como precursores de otros metabolitos
imprescindibles para diferentes funciones del organismo.
Los 3 aminoácidos aromáticos más importantes:
Fenilalanina:
Interviene en la producción del colágeno, fundamentalmente en la estructura de la piel y del tejido
conectivo, y además en la formación de algunas neuro hormonas. Es precursor
decatecolaminas, dopamina, tirosina, etc.
Es uno de los aminoácidos utilizado por el cerebro para producir noradrenalina, una hormona
contra reguladora fundamental en el metabolismo energético, y una sustancia química que
trasmite señales entre las células nerviosas cerebrales para mantenernos activos, alertas y vitales,
sobre todo en situaciones que remitan un peligro y requieran de toda nuestra acción y reacción.
Triptófano:
Este aminoácido posee verdaderas propiedades relajantes debido a que interviene en la síntesis
de la serotonina y por lo tanto induce a la tranquilidad, al sueño reparador, reduce la ansiedad y la
depresión. Estabiliza completamente el estado de ánimo y contribuye al buen funcionamiento del
sistema inmunológico. Además es recomendado para evitar las migrañas persistentes.
Tirosina:
Este aminoácido es muy importante para el metabolismo general. Es precursor de la adrenalina, la
dopamina, y la acetilcolina que regulan el estado anímico, estimulan el metabolismo y el sistema
nervioso, suprimen la ansiedad y activan diferentes mecanismos para la supresión del apetito y la
reducción de la grasa corporal.
La tirosina ayuda en la producción de melanina (el pigmento responsable de la coloración de la
piel). Es un neurotrasmisor directo y suele ser muy eficaz en el tratamiento de la depresión, la
fatiga crónica, o la narcolepsia.

Los aminoácidos aromáticos son realmente significativos para el óptimo funcionamiento del
cuerpo y un buen estado de salud. Por eso es importante mantener una dieta con una correcta
cantidad de proteínas para que el organismo obtenga los aminoácidos que necesita durante la
realización de las funciones vitales y síntesis de diversas sustancias determinantes para nuestro
metabolismo.
CLASIFICACIÓN DE LOS AMINOÁCIDOS EN FUNCIÓN DE LA NATURALEZA DE SU CADENA LATERAL

Según este criterio, se distinguen los siguientes grupos:


1.- NEUTROS O ALIFÁTICOS: En ellos la cadena lateral es un hidrocarburo alifático. Son muy poco
reactivos, y fuertemente hidrofóbicos (excepto la Gly, cuya cadena lateral es un átomo de
hidrógeno). Estos AA hidrofóbicos tienden a ocupar la parte central de las proteínas globulares, de
modo que minimizan su interacción con el disolvente. Pertenecen a este grupo: G, A, V, L e I.

2.- AROMÁTICOS: La cadena lateral es un grupo aromático: benceno en el caso de la F, fenol en el


caso de la Y e indol en el caso del W. Estos AA, además de formar parte de las proteínas son
precursores de otras biomoléculas de interés: hormonas tiroideas, pigmentos o neurotransmisores.

3.- HIDROXIÁMINOACIDOS: Poseen un grupo alcohólico en su cadena lateral. Son la T y S.

4.- TIOAMINOÁCIDOS: Contienen azufre. Son C y M. La cisteína (C) tiene gran importancia estructural
en las proteínas porque puede reaccionar con el grupo SH de otra C para formar un puente disulfuro
(-S-S-), permitiendo el plegamiento de la proteína. Por este motivo, en algunos hidrolizados proteicos
se obtiene el AA cistina, que está formado por dos cisteínas unidas por un puente disulfuro.

5.- IMINOÁCIDOS: Tienen el grupo -amino sustituído por la propia cadena lateral, formando un
anillo pirrolidínico. Es el caso de la P.

6.- DICARBOXÍLICOS Y SUS AMIDAS: Son el ácido aspártico (D) y el ácido glutámico (E). Sus amidas
correspondientes son la asparragina (N) y la glutamina (Q).

7.- DIBÁSICOS: La cadena lateral contiene grupos básicos. El grupo básico puede ser un grupo amino
(K), un grupo guanidino (R) o un grupo imidazol (H).

CLASIFICACIÓN DE LOS AMINOÁCIDOS EN FUNCIÓN DE LA POLARIDAD DE SU CADENA LATERAL

Según este criterio se distinguen cuatro grupos de aminoácidos:


APOLARES A V L I F W M P
POLARES SIN CARGA G Y S T C N Q -
CATIÓNICOS K R H - - - - -
ANIÓNICOS D E - - - - - -
Enlace peti:

El enlace peptídico es un enlace entre el grupo amino (–NH2) de un aminoácido y el


grupo carboxilo (–COOH) de otro aminoácido1. Los péptidos y las proteínas están formados por la
unión de aminoácidos mediante enlaces peptídicos.2 El enlace peptídico implica la pérdida de una
molécula de agua y la formación de un enlace covalente CO-NH. Es, en realidad, un
enlace amida sustituido.3 La formación de este enlace requiere aportar energía, mientras que su
rotura (hidrólisis) la libera.1
Podemos seguir añadiendo aminoácidos al péptido, pero siempre en el extremo COOH terminal.
Para nombrar el péptido se empieza por el NH2 terminal por acuerdo. Si el primer aminoácido de
nuestro péptido fuera alanina y el segundo serina tendríamos el péptido alanil-serina.

Clasificación
Aminoácido Nombre químico
(PNI, PI, NP)
Alanina (Ala, A) NP - aminopropiónico
Arginina (Arg, R) PI - amino--guanidino-valérico
Asparagina (Asn, N) -amino-succínico

Aspártico (Asp, D) PI -amino-succinico

Cisteína (Cis, C) PI  amino--tiopropiónico


Fenilalanina (Fal, Phe, F NP -amino--fenil propiónico
Glicina (Gli, G) NP - aminoácético
Glutámico (Glu, E) PI -amino-glutárico
Glutamina (Glu, Q) 2-aminoglutámico

Histidina (His, H) PI -amino--imidazol propiónico


Isoleucina (Ile, I) NP  amino--etil--metil-propiónico
Leucina (Leu, L) NP  amino-- metil valérico
Lisina (Lis, K) PI - diamino-capróico
Metionina (Met, M) NP -amino--metil-tiobutírico
Prolina (Pro, P) NP -pirrolidin carboxílico
Serina (Ser, S) PNI  amino--hidroxi propiónico
Tirosina (Tir, Y) PI amino--parahidroxifenil propiónico
Treonina (Tre, T) PNI amino--hidroxi butírico
Triptofano (Tri, Trp, W) NP -amino--indol propiónico
Valina (Val, V) NP a amino-isovalérico