Está en la página 1de 2

del 5 al 11 d’agost de 2019 www.parroquialavilavella.

es

S a g r a d a F a milia - La V ila vella

ota


CELEBRACIONES E INTENCIONES

Lunes 5 Martes 6 Miércoles 7 Jueves 8


Dedicación de la Transfiguración Santo Domingo
A las 9:00h
Basílica de Santa del Señor de Guzmán
Misa y Novena de
María A las 9:00h A las 9:00h
Sant Roc (7)
A las 9:00h Misa y Misa y
Misa y Novena Novena de Novena a Sant
A las 22h Rezo del
de Sant Roc (5) Sant Roc (6) Roc (8)
Rosario por la paz

Viernes 9 Sábado 10 Domingo 11


Santa Edith Stein A las 7:00 Canto y Rosario de la
A las 19:00h Aurora.
A las 9:00h
Misa en sfgr.
Misa y Novena a A las 8:00h Misa en sfgr. de Rafael
de José Mª
Sant Roc (9)
Esbrí Mallench Llop y María Vilar; Miguel Martínez
(1er Martínez; en Acc. de Gr. a San
Aniversario) Joaquín y Santa Ana

A las 11:00h Misa pro populo


del 5 al 11 d’agost de 2019 www.parroquialavilavella.es

EL PASO MAS EMOCIONANTE


Se está hablando mucho estos días del
50 aniversario de la llegada del hombre a la
Luna. Un articulo me ha llamado la
atención… aunque no trataba exactamente
de lo ocurrido en el verano de 1969, sino de
algo que ocurrió 25 años después.

Neil Armstrong ha pasado a la historia


por aquel viaje a la Luna del que se recuerda
aquella frase al dar su primer paso sobre la
superficie de nuestro satélite: “un pequeño
paso para el hombre, un gran salto para la
humanidad”.

Armstrong visitó Israel en 1994 y en su visita a la Ciudad Vieja de


Jerusalén preguntó a Meir Ben-Dov, un importante arqueólogo que ejercía
de anfitrión del famoso astronauta, si Jesús realmente había caminado por
aquellos lugares.

La respuesta de Ben-Dov, tal y como él mismo ha explicado, fue que


Jesús era judío, y que “estos escalones llevaban al Templo, por lo que
habría pasado por allí en múltiples ocasiones”.

Armstrong le preguntó si los que estaba viendo eran los escalones


originals y Ben-Dov le confirmó que así era, que se trataba de escalones de
acceso al Templo de la época de Jesús.

“¿Así que Jesús caminó por aquí?”, volvió a preguntar Armstrong. “Así
es” respondió el arqueólogo.

“Tengo que confesarle”, le dijo entonces Armstrong al arqueólogo


israelí, “que estoy más emocionado pisando estas piedras que cuando pisé
la luna”.

No hay nada más importante que estar cerca del Señor. Aprovecha el
verano para darle un empujón a tu trato con Él.

También podría gustarte