Está en la página 1de 47

|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

CARRERA: _ING. QUIMICA PETROLERA


CLAVE DE LA ASIGNATURA: _ IQP206
NOMBRE DE LA ASIGNATURA: GEOLOGIA 2
 Conocer y aplicar los conceptos sedimentológicos, estratigráficos y
OBJETIVOS
estructurales para comprender la geología de los yacimientos de
GENERALES:
hidrocarburos.
 Conocer y analizar las características de los sedimentos.
 Comprender los fenómenos sedimentológicos.
 Definir y comprender el papel de la estratografía.
COMPETENCIAS A
 Analizar y comprender las secuencias estratigráficas.
DESARROLLAR
 Relacionar la estratografía con la Ingeniería Química Petrolera.
 Explicar los diferentes tipos de pliegues y fallas que afectan la corteza
terrestre.

CICLOS: Bimestre
PERIODO: Julio-Agosto 2019
CLAVE DE LA
IQP206
ASIGNATURA:
FACILITADOR: M.I.P. YSAURO RAMOS LEÓN
CORREO
yramos1969@hotmail.com
ELECTRÓNICO:
Asistencia: 20%
DESIGNACIÓN DE Tareas: 20%
PORCENTAJES DE Exposición: 20%
LA EVALUACIÓN Investigación:20%
Evaluación escrita:20%

ORGANIZACIÓN DEL CONTENIDO TEMÁTICO


RESPON MATERIAL DE
UNIDAD TEMA SUBTEMAS FECHAS
SABLES APOYO
1 Conceptos 1.1 Principios 06-julio-19 Mtro. Computadora
sedimentológic YSAURO Pantalla
os
generales.
Pintarron
Plumones
1.2 Propiedades y 06-julio-19 Mtro. Computadora
características de los YSAURO Pantalla
sedimentos. Pintarron
Plumones
1.3 Procesos internos 06-julio-19 Mtro. Computadora
y externos en la YSAURO Pantalla
generación de los Pintarron
sedimentos. Plumones
1.4 Procesos 06-julio-19 Mtro. Computadora
biológicos y químicos YSAURO Pantalla
en la generación de los Pintarron
sedimentos. Plumones
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

1.5 Transporte y 06-julio-19 Mtro. Computadora


depósito. YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
1.6 Estructuras 13-julio-19 Mtro. Computadora
sedimentarias. YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
1.7 Estructuras de 13-julio-19 Mtro. Computadora
depósito. YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
1.8 Facies 13-julio-19 Mtro. Computadora
sedimentarias YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
2 Conceptos 2.1 Conceptos 13-julio-19 Mtro. Computadora
estratigráfi fundamentales. YSAURO Pantalla
cos Pintarron
Plumones
2.2 El registro 13-julio-19 Mtro. Computadora
estratigráfico de los YSAURO Pantalla
cuerpos de roca. Pintarron
Plumones
2.3 Clasificación 20-julio-19 Mtro. Computadora
estratigráfica. YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
2.4 Secuencias 20-julio-19 Mtro. Computadora
estratigráficas. YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
2.5 Los fósiles y la 20-julio-19 Mtro. Computadora
estratigrafía. YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
2.6 Fundamentos de 20-julio-19 Mtro. Computadora
facies sísmicas. YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
2.7 Cambios relativos 20-julio-19 Mtro. Computadora
a nivel de mar. YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
2.8 Correlación y 20-julio-19 Mtro. Computadora
medios gráficos de YSAURO Pantalla
expresión Pintarron
estratigráfica. Plumones
3 Conceptos 3.1 Conceptos 27-julio-19 Mtro. Computadora
estructural generales. YSAURO Pantalla
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

es Pintarron
Plumones
3.2 Esfuerzos. 27-julio-19 Mtro. Computadora
YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
27-julio-19 Mtro. Computadora
YSAURO Pantalla
3.3 Deformación.
Pintarron
Plumones
3.4 Identificación y 27-julio-19 Mtro. Computadora
YSAURO Pantalla
clasificación de
Pintarron
estructuras.
Plumones
03-agosto- Mtro. Computadora
3.5 Estilos 19 YSAURO Pantalla
estructurales. Pintarron
Plumones
03-agosto- Mtro. Computadora
3.6 Cartografía de 19 YSAURO Pantalla
estructuras. Pintarron
Plumones
03-agosto- Mtro. Computadora
3.7 Construcción de 19 YSAURO Pantalla
secciones Geológicas. Pintarron
Plumones
3.8 Relaciones entre 03-agosto- Mtro. Computadora
tectónica y geología 19 YSAURO Pantalla
estructura. Pintarron
Plumones
4 Fundamen 10-agosto- Mtro. Computadora
tos de la 19 YSAURO Pantalla
exploració 4.1 Generalidades.
Pintarron
n Plumones
10-agosto- Mtro. Computadora
4.2 Planeación de la 19 YSAURO Pantalla
exploración. Pintarron
Plumones
10-agosto- Mtro. Computadora
4.3 Métodos
19 YSAURO Pantalla
geológicos. Pintarron
Plumones
10-agosto- Mtro. Computadora
4.4 Métodos 19 YSAURO Pantalla
geoquímicos. Pintarron
Plumones
5 Geología 5.1 Geomorfología 17-agosto- Mtro. Computadora
marina Marina 19 YSAURO Pantalla
Pintarron
Plumones
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

17-agosto- Mtro. Computadora


5.2 Rasgos marinos, 19 YSAURO Pantalla
Internos y externos Pintarron
Plumones
5.3 Tipos de 17-agosto- Mtro. Computadora
Inestabilidades 19 YSAURO Pantalla
sedimentarias Pintarron
submarinas Plumones
17-agosto- Mtro. Computadora
19 YSAURO Pantalla
5.4 Procesos Costeros
Pintarron
Plumones
Computadora
24-agosto- Mtro. Pantalla
EXAMEN Y PRODUCTO FINAL
19 YSAURO Pintarron
Plumones

EVALUACION FINAL POR ESCRITO ALUMN@S PRESENCIAL


EN EL AULA
RASGOS QUE SE TOMAN EN  ASISTENCIA
CUENTAN PARA EVALUAR  PARTICIPACIÓN RELEVANTES
 TRABAJO COLABORATIVO
 EXPOSICIONES ORALES
 ANÁLISIS DE LECTURAS
 TRABAJOS DE DOBLE ENTRADA
 TRABAJOS DENTRO DEL AULA
 MAPAS MENTALES
 INVESTIGACIONES
 ENSAYOS
 LECTURA DE LIBROS
 AUTOEVALUACION
 COEVALUACION
 APRENDIZAJE BASADO EN RESOLUCION
DE PROBLEMAS
 EVALUACION ESCRITA

ELABORÓ:

M.I.P. YSAURO RAMOS LEÓN


NOMBRE Y FIRMA DEL DOCENTE
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

VALIDÓ:

ING. LEA LOPEZ ACOSTA


DIRECTORA SERVICIOS ACADEMICOS
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

ANTOLOGÍA DE LA MATERIA

NOMBRE DE LA CARRERA
LICENCIATURA EN ING. QUIMICA PETROLERA

NOMBRE DE LA MATERIA
GEOLOGIA II

CLAVE DE LA ASIGNATURA
IQP-206

M.I.P YSAURO RAMOS LEON


CATEDRATICO

HUIMANGUILLO, TABASCO, MÉXICO. JULIO DEL 2019


|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

Introducció La geo9logia representa el estudio de las formas de la materia en


nuestra corteza terrestre. Es importante su estudio, ya que a través
n de este logramos entender muchos de los procesos físicos y
químicos que ocurren en el interior de nuestro planeta. La
sedimentología nos da la primera parte de la formación de las rocas y
la estratigráfica nos da las diferentes caparas formados a través de
los años.
Proyecto Capas estratigráficas
unidad Actividades
I Presentación de la materia y encuadre.
Aplicación de evaluación diagnostica.
Desarrollo de la unidad
Investigación de temas
II Desarrollo de la unidad
Estudio sedimentológico
Cuestionario
III Desarrollo de la unidad
Practica porosidad
IV Desarrollo de la unidad
Estudio de la estratigráfica
V Estudios marinos-terrestres.
VI Exposición de proyecto
Examen escrito

Unidad 1. Conceptos Sedimentológicos.


La superficie de la Tierra es sorprendentemente dinámica, cambia por múltiples
procesos a lo largo del tiempo. Existen procesos endógenos formadores de montañas,
y sus opuestos (exógenos) que mueven continuamente material desde las zonas de
mayor elevación a zonas de menor elevación. Estos últimos procesos son el
intemperismo, la erosión y el transporte, los cuales junto con la acumulación o depósito
dan origen a la formación de sedimentos los que posteriormente forman las rocas
sedimentarias. Las características de una roca sedimentaria quedan determinadas por
las partículas que contiene. Características como el tamaño y la forma del grano o la
presencia de fósiles pueden ayudar a clasificar este tipo de rocas. La descripción,
clasificación e interpretación dependerá por lo tanto de las características físicas y
químicas de los sedimentos que las componen, por ejemplo: las rocas sedimentarias
detríticas están constituidas por fragmentos de rocas más antiguas que pueden estar
situadas a cientos de kilómetros, esas rocas se fragmentaron debido a la lluvia, la nieve
o el hielo, y las partículas resultantes son arrastradas y depositadas. Las rocas
sedimentarias químicas se forman a partir de minerales disueltos en el agua cuando el
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

agua se evapora o se enfría, los minerales disueltos precipitan y forman importantes


acumulaciones que al litificarse forman rocas de origen químico. En ocasiones se
pueden mezclar con sedimentos detríticos. La acumulación de los sedimentos ocurre
en una parte de la superficie terrestre, la cual se diferencia física, química y
biológicamente de las zonas adyacentes, a este sitio de acumulación y se le conoce
como ambiente sedimentario. En ocasiones es muy difícil diferenciar un ambiente de
otro, pero gracias a la naturaleza de las rocas sedimentarias, las cuales contienen en
su interior un registro de las condiciones del depósito, podemos hacer una
reconstrucción del paleoambiente. Estas evidencias quedan registradas en las facies,
las que corresponden con cuerpos de roca caracterizados por una particular
combinación de litología, estructuras físicas y biológicas que imparten un aspecto
diferente del cuerpo de rocas infrayacente, suprayacente o lateralmente equivalente. Es
importante considerar que estas evidencias pueden verse modificadas cuando la roca
experimenta el proceso de diagénesis.

1.1 Principios generales.


Definición de sedimentología.
Se le ha considerado parte de la estratigrafía y según el glosario AGI, es el estudio de
la roca y los procesos de formación. Lombard (1970), considera que es parte de la
estratigrafía, y que se encargaba de la reconstrucción del medio original (sedimentario)
por medio de los datos que aportan los materiales de la capa según su lugar de
formación. Reading (1978), recomienda que debe utilizarse como parte de la petrología
sedimentaria, puesto que, a diferencia de la estratigrafía, excluye el factor tiempo.
Ricci Luchi (1980) considera que los limites están mal definidos.
La estratigrafía, sedimentología y geología histórica, están muy relacionados ya que
entre ellas se intercambian numerosos datos, principios, etc. La sedimentología se
encarga del estudio de la génesis de las rocas sedimentarias, y la geología histórica
establece la historia de las rocas, y todo tiene repercusión en los estratos (límites de
secuencia, estructuras y discontinuidades) que son estudiados por la estratigrafía. Las
ciencias de la columna de la derecha nos sirven sobretodo a la hora de establecer la
correlación entre series locales.
La Tierra es un sistema natural, en donde interactúan muchos subsistemas
interrelacionados formando un todo complejo. El ciclo de las rocas es uno de estos
subsistemas, el cual nos permite conocer y examinar muchas de las relaciones entre
las diferentes partes del planeta.
El ciclo de las rocas determina cuál de los tres tipos de rocas se formará, y es muy útil
para:
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

• Conocer el origen y los cambios que experimentan las rocas ígneas,


sedimentarias y metamórficas, bajo diversas condiciones.
• Comprender los procesos que ocurren en el interior y exterior de la Corteza
Terrestre.
• Entender las relaciones de los distintos ambientes con cada tipo de roca y su
vinculación con otros procesos que actúan sobre y dentro del planeta.
Dentro del ciclo de las rocas existen otros ciclos de menor orden; uno de los más
importantes es el “Ciclo Sedimentario”. El objetivo del ciclo sedimentario es el estudio
integral de las rocas sedimentarias, por medio del cual se interpreta la historia
geológica con todos los procesos que se relacionan y que les dieron origen.

El ciclo sedimentario implica investigar:


• La formación de los distintos tipos de sedimentos y los procesos que los
originaron.
• La procedencia de estos sedimentos, es decir, determinar el tipo de rocas madre
que produjeron esos materiales y de donde provienen esos sedimentos.
• Determinar el mecanismo o mecanismos de dispersión de los sedimentos
formados, estableciendo el sector donde los sedimentos se han esparcido.
• Interpretar la dirección, la distancia y los mecanismos de transporte.
• Interpretar y reconstruir el Ambiente de depósito.
• Determinar los cambios y modificaciones a que han estado sometidos los
sedimentos después de ser depositados (diagénesis), inclusive cambios internos
físicos y químicos que conducen a la litificación.
• Interpretar la evolución de la corteza, es decir los ciclos de larga duración que
puedan dar un indicio de la evolución física y química de la corteza terrestre.
A continuación, se muestran las fases del ciclo sedimentario y su relación con el ciclo
de las rocas.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

1.2 Propiedades y características de los sedimentos.


En un sentido estricto sedimento y sedimentos tienen un significado diferente, ya que
se llama sedimento al material en transporte (suspensión, solución, tracción o
saltación) o recientemente depositado, tiene fundamentalmente un significado
dinámico, de material en movimiento que no ha llegado a lograr su estabilidad física
completa. Cuando este sedimento ha sido depositado en forma de material sólido, por
cualquier sustancia móvil (agua, aire, hielo, etc.), sobre la superficie de la tierra nos
estamos refiriendo al término de sedimentos, por lo tanto, sedimentos tiene
fundamentalmente un significado estático. Cuando el sedimento se deposita, ya sea
por una decantación física, por precipitación química o por crecimiento orgánico, ocurre
el proceso de sedimentación, y cuando los sedimentos se litifican reciben el nombre de
roca sedimentaria.
Tipos de sedimentos.
Los sedimentos pueden ser solubles o insolubles, Los sedimentos insolubles
corresponden con fragmentos de roca, minerales (cuarzo, feldespatos, etc.) y minerales
arcillosos. LOS Sedimentos solubles son minerales precipitados a partir de materiales
en solución acuosa. Los sedimentos en forma práctica son de tres tipos:
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

• Sedimentos siliciclásticos (terrígenos o detríticos): Son fragmentos de roca


sólidos o minerales derivados de la erosión de una masa continental
manteniéndose durante toda su evolución como partículas sólidas, los cuales
son transportados por algún agente. Representan el residuo de una compleja
historia de procesos, pudiendo haber sufrido algunos cambios químicos o
mineralógicos.
• Sedimentos aloquímicos o intraclastos: Son fragmentos sólidos formados por
precipitación química a partir de soluciones y posteriormente desplazados dentro
de la misma cuenca de depósito en solución acuosa, dispersión coloidal, etc.
Los fragmentos o conchas enteras, fragmentos orgánicos, oolítas, peloides, etc.,
se consideran como sedimentos aloquímicos.
• Sedimentos ortoquímicos: Son precipitados o bioquímicos “in situ” los más
importantes son los lodos microcristalinos de calcita o dolomita, cemento
calcáreo o silíceo, lodos de diatomeas o radiolarios, nanoplancton calcáreo o
silíceo cloruros y sulfatos.

Madurez de los sedimentos.


El concepto de madurez de un sedimento hace referencia al grado de desarrollo que ha
alcanzado el o los procesos que generaron ese sedimento y que conducen en su
máxima expresión a sedimentos estables composicionalmente y texturalmente, es
decir, son homogéneos (sedimentos maduros) o heterogéneos (sedimentos
inmaduros), cabe mencionar que Sedimentos más inmaduros contienen minerales poco
estables, como feldespatos o fragmentos de roca que no están formados sólo por cuarzo.
Habitualmente, en los sedimentos se diferencian los conceptos de: Madurez
mineralógica y madurez textural.
Madurez mineralógica.
La madurez mineralógica implica la retención por la roca de sus componentes
minerales más estables, es decir: Sedimentos mineralógicamente más maduros son
aquellos que contienen un porcentaje mayor de minerales estables y físicamente más
resistentes, como el cuarzo, fragmentos silexíticos y minerales pesados ultraestables
(circón, turmalina, etc.)
Madurez textural.
Representa el grado de desarrollo que han alcanzado los procesos de transporte y
sedimentación, y si éstos han sido no selectivos. Se dice que una roca sedimentaria es
más madura cuanto más redondeados y seleccionados estén los clastos que la
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

integran. La madurez textural es un índice que refleja el tiempo transcurrido entre la


erosión del material detrítico original y su depositación final.
La madurez textural puede ser evaluada mediante los siguientes parámetros:
• Grado de clasificación o selección
• Proporción de matriz
• Redondeamiento de los granos

1.3 Procesos internos y externos en la generación de sedimentos.


Las rocas que hoy vemos en la superficie de la tierra como afloramientos rocosos o
directamente debajo de los suelos, pueden haberse formado en ambientes y posiciones
muy diferentes de aquellas en las que se encuentran en la actualidad.
Para la formación de sedimentos que posteriormente al litificarse se transforman en
rocas sedimentarias se identifican cuatro fases principales: el intemperismo, la erosión,
el transporte, y el depósito ó acumulación; estos son procesos de tipo exógeno que en
conjunto caracterizarán un producto final específico: un tipo de sedimento que
posteriormente formará una roca sedimentaria química o clástica. Estos procesos
conducen a la transformación química y física de los materiales de la corteza terrestre a
través del tiempo geológico, solamente algunos de estos procesos (aquellos que
ocurren en la superficie de nuestro planeta) son directamente observables, los demás
son producto de la interpretación de lo ocurrido en distintas paleo-cuencas
sedimentarias.
Intemperismo.
Todas las rocas que por alguno o algunos procesos geológicos quedan expuestas en la
superficie de la Tierra interactúan con la atmósfera, la hidrósfera y la biosfera. Como
resultado de esta interacción las diferentes especies minerales que conforman las
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

rocas expuestas se desestabilizan produciéndose un conjunto de cambios físicos y


químicos que agrupamos bajo el nombre de intemperismo.
El intemperismo o meteorización es la acción combinada de procesos (climáticos,
biológicos, químicos, etc) mediante los cuales la roca es descompuesta y desintegrada
por la exposición continua a los agentes atmosféricos, transformando a las rocas
masivas y duras en un manto residual finamente fragmentado. Preparando a los
materiales rocosos para ser transportados por los agentes de la erosión terrestre (agua
corriente, hielo glaciar, olas y viento), y también son acarreados por la influencia de la
gravedad para acumularse en otros lugares.
Estas reacciones de alteración (intemperismo) son de equilibrio y pueden expresarse
de la siguiente forma residuos sólidos, coloides y iones.
Los Residuos Sólidos son minerales individuales, o grupos de minerales, óxidos,
hidróxidos y/o materiales amorfos que pueden abandonar el ambiente donde se
encuentran si existe algún agente de transporte que los llevará a la cuenca
sedimentaria.

Los Coloides son partículas muy pequeñas (algunas micras) de sustancias diversas
que permanecen suspendidas en el agua en función de su composición, de la tensión
superficial, de la viscosidad del agua, de la velocidad y de la carga eléctrica de las
partículas; poseen cierta facilidad para precipitar cuando cambian algunas de las
condiciones anteriores y así abandonar la corriente.
Los Iones son radicales que se disocian de las rocas cuando se disuelven, son los más
móviles (en agua), aunque algunos de ellos pueden permanecer retenidos por fuerzas
electrostáticas de las arcillas y otros compuestos.
Los agentes de intemperismo son aquellos que actúan sobre los minerales primarios
para dar lugar a algún producto de descomposición: coloides, iones o a fragmentos
pequeños por disgregación. Sin embargo, estos agentes no actúan de forma aislada ni
discontinua en las distintas reacciones que se producen, actúan sobre las rocas
movilizando o inmovilizando alguna de las fases creadas.

FORMA DE INTEMPERISMO EJEMPLOS


Cambios bruscos de temperatura
Acción mecánica de fluidos: aire, agua,
FISICO hielo
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

Acción de gravedad
Acción de cuñas de raíces
BIOLOGICO Producción de ácidos orgánicos

Disolución
QUIMICO Hidratación
Oxidación

Intemperismo físico o mecanico.


El intemperismo físico se debe principalmente a cambios físicos asociados al clima y a
la acción de la presión litostática; puede ocurrir disgregación de la roca por variaciones
de temperatura, heladas, insolaciones o pérdida de carga, etc. Cuando la roca
experimenta este tipo de intemperismo, se rompe en fragmentos cada vez más
pequeños, que conservan cada uno las características del material original.

El Intemperismo mecánico, que también es mencionado como desintegración, es un


proceso por el que las rocas se rompen en fragmentos más y más pequeños, como
resultado de la energía desarrollada por las fuerzas físicas. Por ejemplo, cuando el
agua se congela en una roca fracturada, la presión debida a la expansión del agua
congelada puede desarrollar suficiente energía para astillar fragmentos de la roca.

Los cambios de temperatura rápidos y elevados pueden provocar el intemperismo


mecánico de la roca, como ocurre en los incendios de bosques o de maleza, generan
calor suficiente para romperla. El calentamiento rápido y violento de la zona exterior de
la roca provoca su expansión, y si ésta es bastante grande, se desprenden hojuelas o
fragmentos más grandes de la roca. De manera natural en los desiertos ocurren
cambios importantes de temperatura entre el día y la noche.
El hielo es mucho más efectivo que el calor para producir intemperismo mecánico. Esta
expansión del agua, a medida que pasa del estado líquido al estado sólido, desarrolla
presiones dirigidas hacia fuera desde las paredes interiores de la roca. Tales presiones
son lo suficientemente grandes como para desprender fragmentos de la superficie de la
roca.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

El agua que llena las cavidades y los poros de una roca, por lo común, empieza a
congelarse en su parte superior, por el contacto con el aire frío. El resultado es que,
con el tiempo, el agua de la parte inferior está confinada por un tapón de hielo.
Entonces, a medida que avanza la congelación el agua confinada se expande,
ejerciendo presión hacia fuera.
Los fragmentos de roca intemperizada mecánicamente tienen forma angular, y su
tamaño depende en gran parte de la naturaleza de la roca de que proceden.
Un segundo tipo de intemperismo mecánico, producido por el agua que se congela, es
el que se llama palpitacion (frost heaving). Esta acción suele producirse en los
depósitos de grano fino inconsolidados, antes de la litificación.
Si las condiciones son propicias, el agua que cae como lluvia o nieve y que se congela
durante los meses de invierno, van acumulando más y más hielo en la zona de
congelación a medida que aumenta la cantidad de agua procedente de la atmósfera y
avanza del suelo no congelado hacia abajo, en forma parecida a un secante que
absorbe la humedad. Con el tiempo se forman masas de hielos lenticulares, y el suelo
que está sobre ellas “palpita” o se mueve hacia arriba. Esto se observa en los caminos
de construcción con cubierta asfáltica pobre; también en los prados y jardines que se
notan suaves y esponjosos en la primavera, como consecuencia de la palpitación del
suelo durante el invierno.

Para que actúe cualquier tipo de acción del hielo, deben existir ciertas condiciones:
• Debe hacer un abastecimiento de humedad adecuado.
• La humedad debe ser capaz de penetrar la roca o suelo.
• La temperatura debe variar por encima y por debajo de la línea de congelación.
La exfoliación o intemperismo esferoidal es un proceso de intemperismo mecánico, en
donde se separan de una roca grande placas curvas a manera de costras. Este
proceso origina dos rasgos bastante comunes en el paisaje: unas colinas grandes
abovedadas, llamadas domos de exfoliación y peñascos redondeados llamados
comúnmente, peñascos o cantos, intemperizados esferoidalmente.
Domos de exfoliación: en muchas rocas cristalinas o masivas existen fracturas o planos
de separación llamadas juntas. Estas juntas forman curvas amplias más o menos
paralelas a la superficie de la roca. Bajo ciertas condiciones, una tras otra de estas
hojas curvas, separadas por las juntas, se descascaran o separan de la masa de roca.
Finalmente, se desarrolla un cerro o una colina de roca, con superficie curva, de tipo
dómico. Se supone que a medida que la erosión descubre la superficie se reduce la
presión, hacia abajo sobre la roca subyacente. En consecuencia, la roca maciza se
expande a medida que las presiones confinantes se reducen, y este ligero grado de
expansión puede bastar para la iniciación del proceso de exfoliación. Ejemplos de
exfoliación en menor escala los tenemos en los peñascos intemperizados
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

esferoidalmente. Estos peñascos han sido redondeados por el desprendimiento de una


serie de costras de rocas concéntricas. Aquí las costras se desarrollan como resultado
de las presiones establecidas dentro de la roca por el intemperismo químico, más que
por la disminución de presión superior, favorecida por la erosión. Puesto que la mayor
parte del intemperismo químico, se desarrolla en las partes de las rocas más expuestas
al aire y a la humedad, es allí donde se encuentra la mayor expansión y en
consecuencia, el mayor número de costras. Los peñascos intemperizados
esferoidalmente son producidos algunas veces por el desmoronamiento de capas o
costras concéntricas.

1.4 Procesos biológicos y químicos en la generación de sedimentos.


Intemperismo Biológico.
Este es otro tipo de intemperismo y se da por la acción de las plantas, que
desempeñan también un papel importante. Las raíces de los árboles y arbustos que
crecen en las grietas de la roca ejercen, a veces, presión suficiente para desalojar
fragmentos de roca que han quedado sueltos previamente, como también las raíces de
los árboles levantan y agrietan el pavimento de las banquetas; reúnen caracteres tanto
físicos (acción de raíces, organismos del suelo, etc.) como químicos (bioquímicos)
producidos por la solución de materiales y por la acción de bacterias, ácidos húmicos,
etc.

Intemperismo químico.
Llamado algunas veces descomposición química, corresponde con un proceso más
complejo que el intemperismo mecánico.
El intemperismo químico, en realidad, transforma el material original en algo más
diferente. Por ejemplo, la meteorización química denota cambios en las propiedades
químicas de los minerales primitivos que integran la roca, transformándolos en nuevos
minerales que sean más estables en las temperaturas y presiones relativamente bajas
existentes en la superficie terrestre.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

El tamaño de las partículas de rocas es un factor extremadamente importante en el


intemperismo químico, dado que las sustancias pueden reaccionar químicamente sólo
cuando se ponen en contacto unos con otros. Cuanto más grande es la superficie de
una partícula, más vulnerable resulta el ataque químico.
El clima también desempaña un papel en el intemperismo químico. La humedad,
particularmente cuando va acompañada de calor, acelera la velocidad de intemperismo
químico; inversamente, la sequedad lo retarda. Finalmente, las plantas y los animales
contribuyen directa o indirectamente al intemperismo químico, puesto que sus procesos
vitales producen oxígeno, dióxido de carbono y ciertos ácidos que entran en reacciones
químicas con los materiales de la tierra.
En cualquier suelo rico en materia vegetal en descomposición se originan soluciones
formadas por una gran variedad de ácidos orgánicos, que reaccionan con las
superficies minerales y originan en ellas meteorización química. Las sales que resultan
como producto de tales reacciones es transportado a través del suelo y depositadas en
la zona de saturación y finalmente llegan a los ríos.
Estos procesos son de una enorme importancia en el desarrollo de vertientes, ya que
preparan al substrato rocoso para la formación del suelo el que será erosionado por los
agentes del modelo terrestre. Sin los procesos de meteorización no habría podido
desarrollarse la vegetación tal como la observamos actualmente, ni las grandes masas
continentales habrían podido ser erosionadas tan fácilmente por los agentes de la
denudación.
El intemperismo Químico disgrega la estructura cristalina por solubilización. Los cuatro
grandes agentes de la meteorización química son:

• El agua, que actúa simultáneamente como reactante y como solvente de los


productos de reacción. Los minerales formados por sales, carbonatos y sulfatos
de calcio sufren este proceso.
• El Dióxido de carbono(CO2) actúa como ácido débil disuelto en agua, por lo que
favorece la disolución.
• El Oxígeno, es el agente de meteorización que degrada todas las especies
susceptibles de oxidación, con este agente se añade oxígeno a la molécula
(Figura.
• La Biota, acelera todos los procesos de meteorización, puesto que utiliza ácidos
orgánicos biofloculantes y procesos diversos para alterar las rocas; este proceso
es muy efectivo en climas húmedos.
Todos estos agentes funcionan en conjunto complementándose, condicionándose y
determinándose mutuamente. De las condiciones generales del ambiente (clima,
topografía, etc.) y de las características propias de los minerales o rocas dependerá
que uno u otro mecanismo tenga mayor incidencia relativa.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

La mayor o menor facilidad de descomposición de los minerales en la superficie


terrestre dependerá principalmente de dos tipos de factores: los de capacidad y los de
intensidad.
• Factores de Capacidad: son factores propios y específicos de cada mineral
(intrínsecos), los más importantes son los estructurales y los químicos.
• Factores estructurales: Se refiere al tipo estructura, a la densidad de empaque
de la red cristalina y a las fracturas. Dependen de la temperatura de formación
de los minerales implicados, y más específicamente de la fuerza de enlace entre
los diferentes iones que componen la red cristalina.
• Factores químicos: Se refiere a la composición química y a la movilidad relativa
de cationes, al grado de hidratación y al estado de oxidación de los iones.
Los factores de intensidad son característicos del ambiente en el que se produce la
alteración, controlando el proceso de meteorización y el grado e intensidad de este,
estos factores son el drenaje, el clima, la topografía, la naturaleza de las rocas y la
vegetación. A continuación, se describen sus principales características:

• Drenaje: Tomando en cuenta que casi todos los procesos de intemperismo


ocurren en medio acuoso, el tiempo que el agua está en contacto con los
minerales regula la alterabilidad de éstos. El agua transportará en solución
variadas sustancias y desalojará los productos generados por la alteración,
manteniendo en funcionamiento la meteorización y bajando el pH del agua. Las
condiciones ideales para la alteración de minerales es cuando el agua es
abundante y el drenaje es moderadamente bueno. Una vez que el agua va
penetrando en el subsuelo se carga de cationes y su pH se vuelve más alcalino,
por lo que las reacciones de alteración se hacen menos importantes. Por otro
lado, el drenaje está estrechamente vinculado con la topografía, el tipo de roca,
el clima y la precipitación pluvial.
• El Clima incide sobre las características e intensidad del proceso de
intemperismo por dos parámetros fundamentales: precipitación y temperatura.
La velocidad de las reacciones químicas se multiplica por 2 o 3 cada 10º de
aumento de temperatura (ley de VAN'T HOFF), siendo esta una de las razones
de la alta agresividad de los climas tropicales en los que casi todos los silicatos
son inestables. Con relación al tipo de relieve, se puede decir que, en las zonas
bajas, bajo la acción de clima cálido y húmedo, la descomposición química es el
proceso dominante. En zonas abruptas irregulares, frías y secas domina la
desintegración. Significa que en climas más cálidos y húmedos más
rápidamente progresa la meteorización.
• La Topografía actúa condicionando el clima y el drenaje, ya que esta es muy
variada en altitud, topoformas, pendientes y tipos de rocas. Los agentes
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

endógenos son los que crean el relieve y los agentes exógenos son los que
tienden a nivelarlo.
• Naturaleza de las rocas Fundamentalmente su mineralogía y textura condicionan
una descomposición o desintegración rápida o lenta. Una roca puede estar
formada por minerales estables, metaestables o una combinación de ambos.
• Vegetación: La acción mecánica de las raíces, acción química en proximidades
de las raíces (descenso de pH y suministro de CO2), productos resultantes de la
degradación de la materia orgánica en el suelo, regulación sobre la precipitación
y regulación sobre la erosión, son factores que influyen en el proceso de
intemperismo de las rocas y en la remoción de los sedimentos.
• El intemperismo no implica el transporte de los fragmentos de roca y de
fragmentos minerales producidos, debido ha esto, tenemos la formación de
suelos in situ, sobre la roca intemperizada.
• El suelo es una combinación de materia mineral, materia orgánica, agua y aire,
aunque las proporciones varían, siempre estarán presentes los mismos cuatro
componentes.

Erosión.
A través de millones de años en la historia de la Tierra han estado trabajando
constantemente los agentes de erosión para reducir las masas terrestres al nivel de los
mares.
Las formas resultantes del relieve terrestre son consecuencia de la acción combinada
de procesos de desgaste por los agentes dinámicos de la atmósfera y la acción de
fuerzas internas de la Tierra, que producen sobre la corteza plegamientos
fracturamientos y plegamientos, originando las cadenas montañosas y los continentes.
Mientras que unos y otros tienen relación con la acción y mecanismos climatológicos y
geológicos, es de reconocer la importancia que tienen estos aspectos sobre el
modelado de las formas, alteración de las rocas, suelos y procesos de transporte.
Dos de los primeros que han ejercido la acción sobre la corteza superficial de la Tierra
a través de su evolución en el tiempo, son los conocidos como meteorización o
intemperismo y el de erosión. La primera, como ya dijimos, es la alteración física y
química de los materiales de la corteza terrestre por agentes tales como el agua, hielo
y componentes químicos de la atmósfera, mientras que el segundo "Es un proceso
continuo al que obedece la forma cambiante de la Tierra”. Esta causada por el agua, el
viento, los cambios de temperatura y la actividad biológica. Cuando el proceso se
produce sin la influencia del hombre, se conoce como normal, geológica o natural.
Cuando la vegetación natural protectora se ve perturbada por los cultivos, pastoreo
intensivo o las quemas (incendios forestales, etc) el equilibrio natural queda alterado y
el suelo expuesto a la acción directa de los agentes más potentes de erosión: agua y
viento.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

Después que la roca o suelo ha sido alterado, actúan los agentes dinámicos como el
agua y el aire para recoger las partículas y fragmentos y transportarlas hasta los
diferentes ambientes de depositación. Fase que está directa o indirectamente guiada
por la acción de la fuerza de gravedad.
Los deslizamientos, corrientes fluviales, glaciales y asentamientos de materiales
implican el desplazamiento de masas de materiales de acuerdo con un gradiente
topográfico determinado como así también, a presiones existentes entre dos zonas de
diferente posición en el espacio.

El viento es un eficiente agente de erosión y su acción, particularmente en zonas de


climas áridos, semiáridos y desérticos, es responsable del transporte y deposición de
grandes volúmenes de sedimentos con desarrollo de un paisaje eólico típico. El viento
transporta las partículas de los suelos de tres maneras:
• Por arrastre: las partículas más gruesas (500 - 2000 micrones).
• Por saltación: las partículas medianas (100 - 500 micrones).
• En suspensión: las partículas pequeñas o livianas (< 100 micrones).
Los principales factores actuantes en la erosión eólica son:
Clima: Los factores climáticos, precipitación, temperatura, humedad atmosférica y
vientos - tienen una influencia central en la generación y desarrollo de los procesos de
erosión eólica. A mayores precipitaciones y contenidos de humedad, el suelo es más
resistente a las voladuras, mientras que las elevadas temperaturas, la baja humedad
del aire y los vientos fuertes influyen en la evapotranspiración determinando la pérdida
del agua edáfica. No obstante, a ello, las pérdidas de suelo están estrechamente
relacionadas con la lluvia, en parte por el poder de desprendimiento del impacto de las
gotas al golpear el suelo y, en parte, por la contribución de la lluvia a la escorrentía.
Esta contribuye particularmente a la erosión por flujo superficial y en regueros,
fenómenos para los que la intensidad de precipitación se considera, generalmente, la
característica más importante. La respuesta del suelo a la lluvia puede estar
determinada, también por las condiciones meteorológicas previas.
Características del suelo: La erosionabilidad del suelo por causa de los vientos está
relacionada con la textura y estabilidad estructural. Los suelos de textura gruesa son
más susceptibles a erosionarse y menos propenso a formar estructuras estables.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

Rugosidad de la superficie: Al aumentar la rugosidad de la superficie se reduce la


velocidad del viento y, por lo tanto, disminuye la posibilidad de traslación de las
partículas del suelo.
Exposición a la acción eólica: Las exposiciones prominentes del relieve, en general
coincidente con formaciones medanosas, se encuentran considerablemente más
expuestas a la acción del viento, respecto de los ambientes intermedanosos planos o
planocóncavos, naturalmente protegidos.
Vegetación: Es uno de los factores más importantes de protección contra la acción del
viento. La vegetación actúa como una capa protectora o amortiguadora entre la
atmósfera y el suelo. Los componentes aéreos, como hojas y tallos, absorben parte de
la energía de las gotas de lluvia, del agua en movimiento y del viento, de modo que su
efecto es menor que si actuaran directamente sobre el suelo, mientras que los
componentes subterráneos, como los sistemas radiculares,

contribuyen a la resistencia mecánica del suelo. También reduce la velocidad, frena o


atrapa a las partículas en movimiento.
La erosión laminar, es la forma más perjudicial de erosión ya que, con frecuencia no se
la reconoce. Este tipo de erosión es provocada por las precipitaciones. A medida que
las gotas de lluvia golpean el suelo, se desprenden de éste partículas de tierra que
luego el agua arrastra al escurrirse; convirtiéndose en agua barrosa que luego
desemboca en los desagües, arroyos y ríos. Este tipo de erosión da origen a otras
formas más impresionantes de erosión: Surcos y Canales.

1.5 Transporte y deposito.


Transporte.
El transporte es el mecanismo por el cual el material intemperizado es trasladado de un
lugar a otro, hasta las depresiones y cuencas en las que se depositan.
Las causas del transporte son debidas a una necesidad física del sedimento, debido a
que se origina en lugares que se encuentran por encima del nivel base; en otras
palabras, el sedimento presenta una alta energía potencial, y se halla en desequilibrio
frente al campo gravitatorio terrestre, por consiguiente, requiere transportarse a lugares
en los que su energía potencial disminuya; sin embargo, los clastos no sufrirán
transporte si no son auxiliado por fluidos que faciliten el proceso.
Los principales agentes de transporte son: viento, agua (sólida ó líquida) y gravedad.
El viento como medio de transporte puede trasladar granos a grandes distancias, en
particular las arenas y sedimentos más finos. Este agente favorece que los sedimentos
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

de arenas adquieran una grano selección elevada. Solo en eventos catastróficos el


viento moviliza peñascos, cantos, guijarros y objetos de gran tamaño; es muy poco
eficiente para arrancar del reposo los diminutos granos de arcilla. Así el viento sólo
traslada, en condiciones normales de energía eólica, granos de arenas y limo grueso.
El transporte por viento es muy común en los desiertos y en las zonas costeras, sobre
todo cuando no hay prominencias oro graficas en el terreno.
El agua en estado sólido (hielo), frecuentemente es una gran masa que fluye
lentamente desde los casquetes montañosos en las regiones polares en los que se
originan. El movimiento de las grandes masas de hielo tiene una importante
componente gravitacional, implica una gran energía, debido a la inmensa masa.

El movimiento glaciar sobre un lecho rocoso origina gran fricción que pule y abrasa el
material, meteorizando y llevándose consigo una gran cantidad de fragmentos de
diversos tamaños. Existen numerosos tipos de depósitos asociados al transporte por
masas de hielo, todas se caracterizan por la mala clasificación textural y mineralógica
del material.
Existen tres modalidades principales del transporte por efecto de la gravedad los que
se describen a continuación:
El deslizamiento y desprendimiento de sedimentos sin consolidar que se desplazan
sobre pendientes fuertes y medias cuando estas sobrepasan el ángulo de estabilidad
de los sedimentos, como ejemplo tenemos los desplomes y avalanchas de escombros.
El desplazamiento en masa es el transporte de sedimentos a causa del efecto primario
de la gravedad, el agua invariablemente está presente en alguna fase del proceso. Bajo
este mecanismo se incluyen los flujos de lodo (grandes volúmenes de sedimento fino
suspendidos en agua, generando una pasta lubricante), los deslizamientos de
escombros, flujos de tierra y glaciares de roca.
Las corrientes de turbidez son corrientes turbulentas de agua con gran densidad a
causa de la alta concentración de partículas en suspensión, que forman parte del fluido,
el efecto de gravedad influye en el movimiento de estos sedimentos, estos flujos
subacuáticos avanzan pendiente abajo a lo largo del fondo del mar o de un lago, hasta
llegar al fondo marino o lacustre relativamente plano.
Tipos de corrientes de turbidez:
• De baja densidad: más tranquilas y uniformes
• De alta densidad: más rápidas y espasmosas
Cuando el frente de la corriente es de mayor intensidad, hay más fricción, que frene el
cuerpo, y esto lo compensa con mas altura; se produce por consiguiente mayor
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

erosión. Cuando el cuerpo es mayor, el transporte de sedimentos se produce con una


mayor sedimentación.
Solo en el primer caso la gravedad actúa directamente, en los restantes, es necesaria
la presencia del agua en mayor o menor grado. Las precipitaciones pluviales
abundantes en regiones con gran desnivel topográfico ocasionan gran movimiento de
masas de las partes altas hacia las zonas bajas de menor pendiente, estas son más
frecuentes en temporadas de lluvia. También los terremotos pueden ocasionalmente
acelerar estos procesos.
Existen tres Mecanismos de transporte, mediante los cuales, los sedimentos pueden
ser transportados: solución, saltacióntracción y suspensión.

A continuación, se describen sus principales características:


Solución: La solución se da cuando se disocian en un líquido los iones de las partículas
en estado sólido. Los productos más solubles del intemperismo entran en solución y
son llevados por las aguas subterráneas o por las superficiales; son transportados por
las corrientes fluviales hasta lagos o hasta el mar.
Durante las etapas de este viaje puede ocurrir alguno o algunos de los siguientes
casos:
• Que existan reacciones químicas con otros materiales en solución, por lo que
pude darse la precipitación o la disolución de otros materiales.
• Que ocurra precipitación química debido a la evaporación cuando hay
saturación.
• Que ocurra una precipitación química por cambios en el equilibrio fisicoquímico.
• Que ocurra que algunos materiales sean extraídos por organismos, para formar
y desarrollar sus huesos, dientes y conchas.
Suspensión. Las partículas que no se asientan fácilmente en el fondo en un fluido
(agua o viento) por su baja densidad, se dice que están en suspensión, estas partículas
pueden experimentar transporte de decenas a centenas de kilómetros. El proceso de
suspensión se debe a que existe flujo turbulento con asociación de algunos de los
siguientes casos:
En el agua la carga se mantiene en una suspensión hasta cierta densidad, que pasa a
ser transporte en masa (coladas). El transporte en el agua puede ser:
• Uniforme: totalmente independiente del fondo, la cantidad y tamaño de la carga
es uniforme, y no hay intercambio entre material en suspensión y material del
fondo.
• Gradada: ocurre intercambio de partículas con el fondo, influye el fondo y el
tamaño de la carga en suspensión varia, presenta una selección de tamaño en
la vertical (más gruesos al fondo).
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

El transporte por suspensión no modifica el sedimento mientras que el del fondo


redondea los materiales. La manera de saltar de las cargas de fondo, hacen en el aire
que cada impacto provoque un choque (impacto) en la roca, que se tiene en su entorno
originando partículas de aspecto mate., mientras que en el agua se amortigua el
choque, y la roca no tiene aspecto mate, es brillante.
Tracción: La forma más simple de tracción se presenta cuando las partículas esféricas
descansan sobre una superficie lisa, en este caso, la fuerza del agua viento se aplica
directamente contra el lado aguas arriba de las partículas.
Debido a la fricción en el fondo y a que la corriente que actúa en sus cimas fluye más
rápidamente que la de abajo, las partículas tienden a rodar, y con esto se pueden
desplazar grandes distancias, por lo que experimentan gran desgaste, el cual se ve
reflejado en el desarrollo de formas redondeadas y partículas esféricas.
La carga de fondo se mueve por el impacto entre partículas, cuando tiene un
movimiento intenso. El 75 % de las partículas se mueven por saltación y 25 % restante
por arrastre, sin despegarse del fondo.
Saltación. El sedimento que se mueve por saltación parece saltar o brincar a lo largo
del lecho de la corriente. Esto ocurre cuando los clastos son propulsados hacia arriba
por las colisiones o levantados por las corrientes y luego transportados corrientes abajo
una corta distancia hasta que la gravedad los empuja de nuevo hacia el lecho de la
corriente.
Flujo laminar: se forma con velocidad de flujo relativamente baja, se desliza una parte
del flujo sobre otras concordantes con los límites. Las partículas se deslizan como si
fueran laminas paralelas (líneas de corrientes).
Flujo turbulento: está caracterizado por remolinos. Las líneas de corrientes no guardan
paralelismo, de esta manera es capaz de llevar partículas en suspensión. La mayoría
que transporta arena o arcilla tiene flujo turbulento. La diferencia entre flujo laminar y
turbulento está dada a través del número de Reynolds, que es la relación entre la
velocidad y la viscosidad del fluido.
Deposito.
Existe un momento durante el transporte en que los agentes ya no pueden seguir
llevando la carga de sedimento, ya que disminuyen su velocidad por diversas causas,
por lo tanto, los granos acaban por precipitarar o acumularse en algún ambiente
deposicional. El depósito final de los distintos tipos de sedimentos en un momento
determinado ocurrirá en las superficies topográficamente deprimidas de nuestro
planeta. Tanto en el Mar como en el Continente se pueden acumular importantes
espesores de materiales sedimentarios (Figura 1.4.8). El área donde se acumulan los
sedimentos tendrá ciertas condiciones físicas, químicas y biológicas.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

Cuando las zonas de depositación ocupan extensiones areales regionales, se


denominan cuencas sedimentarias. Es frecuente que en nuestro planeta se desarrollen
condiciones para la depositación continua o discontinua de espesores importantes de
sedimentos, que pueden alcanzar varios miles de metros.
Los sedimentos pueden ser depositados en los continentes, en los ambientes marinos
y en zonas de transición de la tierra y el mar.
Estas son las 3 categorías amplias en donde se pueden depositar los sedimentos y
cada ambiente producirá una roca o una agrupación sedimentaria característica que
refleja las condiciones ambientales predominantes, así como sus orígenes.

1.6 Estructuras sedimentarias.


Las estructuras sedimentarias son importantes atributos de las rocas sedimentarias y
se definen como la disposición geométrica de los elementos que constituyen un
sedimento (tomada de Selley, R. C., 1988). Esta disposición es una consecuencia de
los agentes geológicos y de los procesos físicos, aunque intervienen asimismo los de
tipo químico y biológico.
Evidentemente cualquier estructura sedimentaria no dependerá de la edad que posea
el sedimento que la incluye, sobre todo cuando los procesos que la han originado han
sido procesos físicos y químicos. Es por ello que, de estos tipos de estructuras
sedimentarias se puede obtener algún dato sobre el ambiente de sedimentación, será
extensible con mucha mayor facilidad a todos los sedimentos, con características
similares sea cual sea su edad. El estudio de las estructuras sedimentarias que se
forman en la actualidad han sido la clave para la interpretación de las del pasado.
Aunque no hay que olvidar que muchas de las estructuras sedimentarias actuales no
llegan a conservarse en sedimentos fósiles. Hay algunas que duran tan solo unos días,
otras unas horas y otras unos minutos o segundos. Es imposible predecir qué tipo y
qué cantidad de ellas llegarán a conservarse, pues dependerá de las condiciones
ambientales bajo las que se forman y de que estén, en mayor o menor grado, en
equilibrio con el ambiente sedimentario.
Las estructuras sedimentarias pueden ser usadas para deducir las condiciones y
procesos de depósito, determinar la dirección de las corrientes que depositaron los
sedimentos, determinar la polaridad de una secuencia (vieja-joven), etc. Las
estructuras sedimentarias son muy diversas y pueden ocurrir en casi cualquier litología
de las rocas sedimentarias.
Estructuras primarias: son las formadas al momento del depósito o muy poco tiempo
después, antes de la consolidación de los sedimentos en que se desarrollan. Se tienen
los siguientes dos tipos generales:
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

• Inorgánicas: son el resultado de la interacción de la gravedad con las


características físicas y químicas del sedimento, así como también de las
condiciones hidrodinámicas.
• Orgánicas o de bioturbación: son las marcas de actividad orgánica en los
sedimentos.
Estructuras secundarias: también conocidas como diagenéticas, se forman durante la
litificación del sedimento.

1.7 Estructuras de depósito.


Lugar de la superficie terrestre en que se realizan procesos sedimentarios que pueden
individualizarse en zonas limítrofes por sus características físicas químicas y biológicas
que determinan las propiedades del sedimento o roca sedimentaria y es diferenciable
de los ambientes adyacentes
Un ambiente sedimentario es el conjunto de condiciones físicas, químicas y biológicas
que determinan las características particulares de un sedimento o roca sedimentaria y
es diferenciable de los ambientes adyacentes (Reineck, 1975).
Características físicas.
Entre las características físicas que individualizan los medios sedimentarios, se
incluyen aspectos dinámicos como la velocidad, dirección y variaciones en el
movimiento del fluido que condicionan el medio; corrientes de agua, oleaje, mareas,
vientos, etc., así como los parámetros geográficos y climáticos del mismo, como tipo de
intemperismo, clima, temperatura, humedad, frecuencia de las heladas, precipitación,
etc.
Uno de los procesos físicos más importantes desde el punto de vista del Análisis de
Facies son las corrientes, que tienen su origen en la fuerza de la gravedad,
responsable, por ejemplo, del movimiento del agua en un río o de las corrientes de
turbidez; la radiación solar, que al calentar desigualmente la superficie terrestre provoca
diferencias de temperatura y, por tanto, corrientes convectivas en la atmósfera (vientos)
y en el agua (corrientes marinas y lacustres). El viento, a su vez, puede provocar las
olas en la superficie del mar.
El agrupamiento o clasificación de las variadas posibilidades de medios sedimentarios
que se dan sobre la superficie terrestre, han tenido fundamentalmente una base
geográfica.
La división en medios continentales, marinos y transicionales queda perfectamente
justificada a la vista de la curva hipsográfica de la superficie terrestre, formada por dos
tramos, uno continental y otro marino, enlazados sobre la plataforma marina.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

Las subdivisiones presentan una gran influencia de las características climáticas en los
medios continentales y transicionales; en cambio son la batimetría, los procesos de
transporte y el origen del sedimento los que condicionan los medios marinos.
Las estructuras o ambientes de deposito se dividen en tres grupos:
Continentales: Glaciares, eólicos, lacustres, abanicos aluviales, fluviales y kárstico.
Transicionales o mixtos: Palustres, costeros, deltas, estuarios y lagunas.
Marinos: Plataforma clástica, plataforma carbonatada, rampas, talud continental,
planicies abisales (cuencas).

1.8 Facies sedimentarias.


Se define como facies a un cuerpo de roca caracterizado por una particular
combinación de litología, estructuras físicas y biológicas que imparten un aspecto
diferente del cuerpo de rocas infrayacente, suprayacente o lateralmente equivalente. Al
hacer la descripción de una facies, esta debe basarse en los datos obtenidos en el
campo al observar las rocas sedimentarias (a partir de afloramientos o núcleos). En
esta observación hay que tomar en cuenta los datos geométricos (espesor y forma de
los estratos) y los relativos a las propias rocas (litología, textura, estructuras
sedimentarias, fósiles, color, etc.), destacando aquellos aspectos que sean más
representativos de su génesis.
El concepto de facies ha sido utilizado en muchos sentidos diferentes, sin embargo dos
de los más usados son: un sentido descriptivo y un sentido interpretativo.
Así por ejemplo, las Biofacies y las Litofacies constituyen ejemplos de facies
descriptivas, ya que tienen que ver con aspectos externos de los cuerpos
sedimentarios, como su composición, su estructura interna, su granulometría, color,
estructuras sedimentarias, geometría y los fósiles; se destacan los más útiles para una
posterior interpretación genética; un ejemplo de facies descriptivas es el de facies de
conglomerados mal clasificados y mal seleccionados con matriz arenosa; otro ejemplo
es el de calizas micríticas con estratos de 50 cm de espesor, con laminación paralela y
pelecípodos y gastrópodos.
En el sentido interpretativo, se pueden mencionar las facies turbidíticas o facies
deltaicas, en las cuales se le asigna a cada uno de estos dos cuerpos un mecanismo
de formación. Otro ejemplo, corresponde con las facies de plataforma carbonatada
(facies de laguna externa y faces arrecifales), las que cambian a facies de talud y estas
a su vez a facies de aguas profundas.
Para el estudio de las facies, se debe considerar el análisis de los parámetros de las
facies antiguas, de origen desconocido, pueden compararse con las de los depósitos
actuales, de los que si se conoce el medio sedimentario actuante y los procesos que
las originan.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

También es necesario tener presente que una facie individual puede tener poco valor
para realizar una interpretación de un medio sedimentario específico. Así por ejemplo la
presencia de Ripples, indica solo un proceso, pero nada o muy poco puede decir de la
corriente que lo provocó, o bien del medio de depósito.
Sin embargo, puede ser muy significativo si en el análisis se relaciona con las facies
que eventualmente pudieran encontrarse por encima y por debajo, formando una
asociación de facies que estaría formada por dos o más facies ligadas genéticamente y
que podrían reflejar la actividad de un proceso o procesos en un determinado medio o
asociación de medios, que actuando en un tiempo suficiente han producido un
depósito.
Por lo tanto, cuando aparece una secuencia vertical continua de Facies relacionadas
genéticamente y cuando se reconocen los límites, se puede establecer que, las facies
que se encuentran en una sucesión vertical continua se formaron en medios
adyacentes lateralmente y que las facies que están en contacto normal, en la vertical,
deben proceder de medios adyacentes lateralmente.
Este principio es el fundamento del análisis de facies, sin embargo, la aplicación de
este principio solamente es correcto en la medida que se aplique a sucesiones sin
rupturas importantes y que la comparación con los medios actuales es la base de la
interpretación de las facies antiguas.
En el sentido de acepción abstracta, facies de una roca es el "conjunto de
características litológicas (composición, textura y estructuras sedimentarias) y
paleontológicas que definen a dicha roca y permiten diferenciarla de las demás"; a
partir de estos parámetros puede ser deducido su origen y el ambiente en que se
formó.
Aquí se usan los términos facies isópicas que corresponden a rocas sedimentarias con
facies semejantes y facies heterópicas para las que son diferentes.
Se denominan facies isópicas (facies similares) a aquellas con características
semejantes que corresponden a regiones o a edades diferentes (se repiten en distintas
localizaciones estratigráficas), por ejemplo, las facies de areniscas rojas (lechos rojos).
Las facies heterópicas (facies diferentes) tienen características litológicas distintas,
cambian lateralmente entre sí aunque los depósitos son de la misma edad, por ejemplo
las facies de agua dulce que cambian lateralmente a facies de agua salobre o marinas
de una misma región.
Las facies con referencia cronoestratigráfica corresponden a facies descriptivas
aplicables a materiales de una edad determinada, por ejemplo, las facies Huizachal
(lechos rojos del Triásico Superior-Jurásico Inferior). En todos los casos se trata de
materiales de una edad similar con litofacies y biofacies muy similares, lo que permite
reconocerla en áreas muy alejadas entre sí.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

En sentido o acepción concreta, “facies es un cuerpo de roca caracterizado por una


combinación particular de litología, texturas, estructuras sedimentarias (físicas y
biológicas), geometría, distribución de paleocorrientes, contenido fosilífero y color. Este
cuerpo de roca está delimitado por encima, por debajo y lateralmente, a partir de
cambios en la combinación de sus propiedades”. Esta acepción dfacies se refiere a un
volumen determinado de materiales y no a una idea abstracta o conjunto de
propiedades. En este sentido la facies es la unidad depositacional fundamental y de
menor rango.
El ordenamiento de las categorías de facies puede hacerse utilizando diferentes
términos que con base en jerarquías establecen sus diferencias, los más importantes
son:
• Subfacies: Es una subdivisión que se caracteriza por el desarrollo de algún
aspecto litológico o biológico distintivo en una facies. Por ejemplo; subfacies de
escombros de arrecifes, estos se ubican dentro de una facies de tipo arrecifal.
• Intrafacies: Es una subdivisión más o menos clara dentro de una facies. Por
ejemplo; una intrafacies de areniscas con pelecípodos dentro de una facies de
lutitas arcillosas de pelecípodos.
• Interfacies: Es una subdivisión más o menos clara entre dos facies que pueden
ser isocrónicas o heterocrónicas. Por ejemplo, interfacies de caliza margosa de
gastrópodos entre las facies de bancos gruesos de calizas con algas y la facies
de arcillas con pirita sin fósiles.
Según la posición dentro de la cuenca sedimentaria, los cambios de facies pueden ser
de tres tipos:
1. Cambios laterales de facies: ocurren entre dos facies comprendidas entre dos
isócronas y por lo tanto son coetáneas o de la misma edad, las rocas son
diferentes en cada facies existiendo una zona de interdigitación.
2. Cambios verticales de facies: separan a dos facies depositadas en intervalos de
tiempo sucesivos, en las que su límite es una superficie de depositación, cada
facies tiene diferente litología, siendo la mas antigua la unidad inferior.
3. Cambios oblicuos de facies: son aquellos en los que tienen lugar
simultáneamente cambios de facies laterales y verticales, se caracteriza por una
franja que en su conjunto es oblicua a las líneas isócronas; estos tipos de
cambios son bastante frecuentes en las cuencas sedimentarias.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

2.1 CONCEPTOS FUNDAMENTALES.

La mayoría de los materiales que componen a nuestro planeta son rocosos y sedimentarios. Si los
observamos detenidamente, nos perca- taremos que se depositan en capas superpuestas, conocidas
formalmente como estratos. Su estudio corresponde a la Estratigrafía, palabra compuesta por dos raíces
distintas: el latín stratum y el griego graphia. La Estratigrafía puede definirse como el estudio de las
sucesiones de roca y la correlación de eventos y procesos geológicos en tiempo y espacio
(Koutsoukos 2005).

A no ser que hayan sufrido alguna deformación posterior a su depósito, los estratos son horizontales y
pueden extenderse en grandes áreas geográficas. Es posible distinguir un estrato de otros superiores e
inferiores, así como de los que se encuentren a los lados. En la figura 1, podemos visualizar fácilmente
diversos estratos, los cuales son evidentes individualmente. De manera convencional, si el estrato mide
menos de un centímetro de ancho, se le conoce como lámina.

Un estrato se forma por el depósito de sedimento, es decir, de material acarreado por diversos agentes
(agua, viento o la misma gravedad) a lugares más bajos, en donde pueda acumularse. Con el tiempo, el
material puede compactarse y litificarse. Como veremos más adelante, las condiciones ambientales en que
se forman los estratos determinan sus características.

Los estratos pueden ocupar grandes áreas geográficas, ya que su depósito puede ser continuo por la
superficie de la Tierra, a menos que se interponga un cuerpo que interrumpa este proceso. En estos
casos, un mismo estrato puede estar “cortado” y separado geográficamente de otro equivalente. El
procedimiento para establecer la correspondencia entre partes de una unidad geológica es la correlación
(Barragán et al. 2010). Esta correlación se demuestra con base en la similitud de la lito- logía, la posición
estratigráfica y la fauna fósil, entre otros criterios.

Tradicionalmente, la estratigrafía se divide en dos grandes áreas, aunque como veremos más
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA
adelante, esta subdivisión no es suficiente para cubrir el conocimiento que se ha generado en los últimos
años. Si se describen los estratos con base en las características de las rocas y sedimentos que los
conforman, se utiliza la litoestratigrafía. En cambio, si se atienden las características de la fauna fósil que
contienen los estratos, así como sus relaciones cronológicas, se utiliza la bioestratigrafía.

OBJETIVOS DE LA ESTRATIGRAFÍA

De acuerdo con Brookfield (2004), existen cuatro fases básicas en los estudios estratigráficos. La
primera fase consiste en inferir cómo se formaron los estratos. Para ello, es necesario entender los
procesos físicos, químicos y biológicos que produjeron la variedad de sedimentos. Entre ellos podemos
enumerar la erosión, la disolución química, la fragmentación, los procesos gravitacionales o la
bioturbación. Además de ello, existen procesos externos que afectan la formación de los estratos, como
cambios en el nivel del mar, clima, movimientos tectónicos, actividad volcánica e incluso cambios a largo
plazo en los movimientos de rotación y traslación de la Tierra (ciclos de Milankovitch).

La segunda fase consiste en describir e identificar las rocas. Las unidades litológicas pueden
describirse en función de su composición, textura, color, fauna fósil, propiedades geofísicas, relaciones
de edad, posición geo- gráfica y distribución. Para ello, existen criterios y procesos estándar para su
identificación.

La tercera consiste en reconocer los complejos ambientales en los cuales se formaron los
materiales rocosos. Un ambiente se distingue de otras partes de la Tierra física, química y
biológicamente (Brookfield 2004). Estas particularidades pueden reflejarse en los materia- les rocosos de
cada uno de los sitios.
La cuarta etapa es integrativa de la información obtenida en las fases anteriores; una vez que se han
reconocido y caracterizado los cuerpos estratificados, es posible clasificarlos de acuerdo a criterios
establecidos en el Código Estratigráfico Norteamericano. Para su reconocimiento formal, es necesario
mapear las unidades estratigráficas establecidas y publicar la información en publicaciones de alto impacto.

2.2 REGISTRO ESTRATIGRAFICO DE LOS CUERPOS DE ROCA.

La superficie de la Tierra está sometida a un proceso continuo cíclico de modificación permanente del
relieve, que implica la transferencia de material de los continentes a los océanos. Este proceso se
conoce con el nombre de ciclo geológico externo, el cual unido con el ciclo geológico interno
(modificaciones en el interior de la corteza terrestre), forman el ciclo geológico (fig. 3.1). En el contexto
del ciclo geológico tiene lugar la formación de los sedimentos y las rocas sedimentarias
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA

Transporte en masa en el manto <

MEDIO GENERADOR Y MEDIO RECEPTOR

Los procesos que constituyen el ciclo geológico externo se inician cuando una roca antigua (ígnea,
metamórfica o sedimentaria), que forma parte de un relieve, sufre procesos de destrucción (erosión) bien
por agentes físicos (meteorización física) que suministran partículas sólidas o agentes químicos
(meteorización química) que proporcionan partículas disueltas o coloides.

El área sometida a destrucción es la que recibe el nombre de "medio generador" ("área madre" o
zona de erosión), y se localiza preferentemente en los relieves continentales (fig. 3.1). La cantidad y
calidad de productos de meteorización obtenidos por unidad de tiempo están controladas por el clima y la
altitud. El clima regula el dominio de los agentes químicos o físicos; así en regiones muy húmedas y
cálidas domina la meteorización química y los productos resultantes mayoritarios son materiales
disueltos, mientras que en las regiones de climas áridos domina la meteorización física con lo que los
productos resultantes son esencialmente sólidos. La altitud juega también un papel notable de manera
que la destrucción de los materiales, y consecuentemente el volumen de material disponible, es mayor
en los relieves más altos y mínimo en los relieves próximos al nivel del mar. Las modificaciones del
proceso erosivo por parte del hombre (como la agricultura, desforestaciones, etc.) son (y han sido) muy
considerables, aumentando la acción erosiva de 2 a 10 veces, aunque localmente puede llegar a ser de
100 a 1000 veces mayor (Einsele, 1992). Los productos de la meteorización pueden seguir dos caminos
muy diferentes. El primero de estos caminos, el más simple, es que sean transportados y depositados en
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA
otra región. Mayoritariamente el transporte llega hasta fuera del continente y los materiales son
depositados en los mares y océanos adyacentes. Minoritariamente tiene lugar también depósito dentro
de los continentales, en áreas subsidentes, en especial en lagos y ríos. El segundo camino es que pasen
a formar, junto con la materia orgánica en descomposición, una cubierta estable o producto residual final
al que se conoce con el nombre de suelo. Los suelos, de cuyo estudio se ocupa la Edafología, juegan un
papel importante en la parte inicial del ciclo geológico externo ya que tienden a frenar o disminuir la
acción destructora de los agentes meteorizantes. Sin embargo en muchos casos son los propios suelos
los que son destruidos por dichos agentes y los materiales que los formaban se mezclan con los
productos de meteorización directa de las rocas transportándose conjuntamente.

Los materiales producto de la meteorización de relieves anteriores, incluidos los de destrucción de


suelos, son transportados y transferidos hasta otra área, topográficamente más baja, a la que se llama
"medio receptor" o zona de sedimentación (fig. 3.1). Global-mente la masa de roca destruida por unidad
de tiempo en el medio generador es igual a la depositada en el medio receptor. Las únicas variaciones,
locales y/o temporales, entre ambas magnitudes se deben a etapas de formación de suelos (en la que el
volumen eliminado es inferior al depositado) o a etapas de concentración de elementos químicos en las
aguas de los océanos sin depositarse. Entre la masa destruida en los continentes y la que accede a los
océanos puede haber diferencias notables, al existir depósitos parciales de los materiales transportados
en los lagos y ríos, por tanto dentro de los continentes. Los embalses construidos por el hombre han
modificado el proceso ocasionando depósitos locales anómalos dentro de los continentes.

El principal agente de transporte es el agua de los ríos de manera que los materiales productos de la
meteorización de cada cuenca fluvial son drenados y desplazados hasta áreas de menor altitud. Cuando
se habla de aguas de ríos se incluye, también, el transporte de aguas de lluvia superficiales que acceden
a ríos y el de las aguas subterráneas. Garrels y MacKenzie (1971) estimaron que más del 90 % del
material transportado sobre la superficie de la Tierra tiene como agente el agua de los ríos.

El siguiente agente de transporte, en orden decreciente de importancia, es el hielo de los casquetes


glaciales (7%), mientras que el resto (menos del 3%) corresponde al transporte eólico y a la erosión
marina litoral. La entrada de material de origen extraterrestre, en especial polvo meteorítico, se valora
(Garrels y MacKenzie, 1977) en 36 xlO5 t/a cantidad alta en valores absolutos pero que porcentualmente
significa el 0,01% del material sólido que es transportado en el proceso sedimentario.

Los materiales sólidos transportados cuando se depositan forma rán los sedimentos detríticos,
mientras que los materiales disueltos (y los coloides), con la intervención de la biosfera, formarán los
sedimentos (y rocas) de precipitación química y las biogénicas. El depósito de estos materiales tiene
lugar muy minoritariamente dentro de los continentes, en los cauces de los ríos y en algunos lagos
localizados en relación con la red fluvial. La gran mayoría del material es transportado fuera de las
cuencas fluviales y llevado a los mares u océanos adyacentes, donde se depositarán.

En todos los casos durante la sedimentación ocurren interrupciones del proceso y/o cambios de las
condiciones, lo que queda reflejado en los sedimentos con la estratificación. Una vez formados unos
sedimentos concretos, y tras el depósito de nuevos sedimentos encima de ellos, se inicia el proceso de
diagénesis que implica la progresiva transformación de los mismos en rocas sedimentarias, por
compactación (reducción de volumen de poros), cementación, recristalización y/o alteraciones químicas.
Las rocas sedimentarias mantienen el dispositivo en capas (estratificación) de los sedimentos. A medida
que continúa el enterramiento la diagánesis se acentúa y en el caso de rocas sedimentarias que queden
profundas se pueden iniciar procesos de neoformación de minerales, debido al aumento de presión y
temperatura, con lo que se inicia la formación de rocas metamórficas, que igualmente mantienen la
estratificación.

Mediante la aplicación del principio de la superposición, con las debidas precauciones para evitar
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA
errores, tales como la utilización de criterios de superposición (ver capítulo 9), los estratos y conjuntos de
estratos pueden ser agrupados en volúmenes con características afines (unidades estratigráficas) y
ordenados temporalmente.

Las secciones estratigráficas son precisamente las ordenaciones temporales de las unidades
estratigráficas, extendiéndose el nombre también a su representación gráfica, en la que se dibuja a
escala la ordenación de los materiales estratificados; su levantamiento constituye la técnica de trabajo
más importante en la Estratigrafía.

Se llama sección estratigráfica local a la ordenación temporal de la totalidad de estratos (o conjuntos


de estratos) que afloran en una localidad concreta colocados en la posición originaria de depósito, o sea,
los más antiguos debajo y los más modernos encima. El nombre se aplica también a su representación
gráfica (fig. 2.5).
SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA

Figura 2.5.-Sección estratigráfica local elaborada


mediante la aplicación del principio de la
superposición. La sección estratigráfica es la expresión
gráfica, a escala, de las unidades litoestratigráficas
presentes en una región concreta, la ilustrada en el
bloque diagrama.

Los datos de diferentes secciones estratigráficas locales de una misma cuenca sedimentaria permiten
elaborar una sección estratigráfica compuesta, sintética de todos los materiales que forman el relleno de
la cuenca, que constituye uno de los registros más completos de la historia sedimentaria de una cuenca
desde su individualización hasta el final del relleno.

Mediante la correlación los datos de las secciones estratigráficas locales y regionales pueden ser
integrados en una sección estratigráfica idealizada a escala global, válida para toda la superficie de la
Tierra. La ordenación de los diferentes intervalos de tiempo sucesivos que se pueden reconocer en la
sección estratigráfica global constituye la escala cronoestratigráfica universal de referencia (GEI, 1980) y
sirve de columna patrón con la que se comparan los datos obtenidos en nuevas secciones estratigráficas
levantadas. Esta escala del tiempo geológico integra los datos de todas las secciones estratigráficas y,
por tanto, se puede perfeccionar y mejorar al aumentar la cantidad y calidad de los datos disponibles. En
la Guía Estratigráfica Internacional (GEI, 1980) se detalla la rígida normativa establecida, mediante
convenios científicos internacionales, para introducir posibles modificaciones de esta escala. Esta
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA
normativa pretende que la escala sea lo más completa y fiable posible, pero a la vez intenta evitar
cambios no justificados o no aceptados de manera general.

El registro estratigráfico es el conjunto de fenómenos geológicos, ordenados temporalmente, deducidos a


partir de la interpretación de una sección estratigráfica. El registro estratigráfico local se refiere a los
datos deducidos de una sección estratigráfica local, mientras que el registro estratigráfico regional se
refiere a una región amplia y se elabora a partir de la interpretación de una sección estratigráfica
compuesta. El registro estratigráfico regional representa el registro más completo posible de los
fenómenos acaecidos a lo largo del tiempo geológico, basado en, y deducido del, estudio de las
secciones estratigráficas de diferentes sectores de la región de referencia y correspondientes a
diferentes edades. El término registro estratigráfico global podría aplicarse al conjunto de fenómenos
acaecidos en la superficie de la Tierra a través del tiempo geológico, ordenados cronológicamente,
deducidos a partir de la correlación de multitud de secciones estratigráficas de muy diferentes edades y
localidades. La elaboración de este registro estratigráfico global es precisamente el objetivo de la
Geología Histórica, ciencia íntimamente relacionada con la Estratigrafía.

La sección estratigráfica global será aquella en la que se representen todos los intervalos de tiempo
reconocibles a nivel mundial, ordenados desde el más antiguo al más moderno. Los distintos segmentos de la
misma se seleccionan a partir de la sección local o regional del sector que se considere más significativo. Se trata de
una sección estratigráfica compuesta, formada por la superposición de los fragmentos de las secciones
estratigráficas correspondientes a los intervalos de tiempo consecutivos, de procedencias muy diversas, incluso de
diferente continente, seleccionados cada uno de ellos del área del mundo donde mejor quede expuesto y puedan
ser considerados como más significativos. A cada uno de estos fragmentos se les llama estratotipos simples.

Como se dijo en la introducción del capítulo se trata de un concepto abstracto ya que se refiere a una sucesión
ideal, que no existe en ningún punto de la Tierra, pero que sirve de escala de referencia general del tiempo
geológico. A la sección estratigráfica global se le denomina también registro estratigráfico. Hay por tanto un cambio
conceptual notable entre la sección estratigráfica local y la global. En efecto la local es la ordenación de las
unidades litoestratigráficas (y su expresión gráfica) que sirve para estudiar posteriormente la posición en ella de las
unidades bioestratigráficas y cronoestratigráficas. Por su parte la sección estratigráfica global es simplemente una
ordenación de unidades cronoestratigráficas a nivel mundial.

En la bibliografía geológica se le conoce igualmente con la "Clasificación Cronoestratigráfica Global estándar"


(Schoch, 1989; o simplemente "Escala de Tiempo Geológico" (Harland et al., 1990).

Para elaborar esta sección estratigráfica global se tiene que recurrir a criterios de correlación homologables a
escala mundial que fundamentalmente son los basados en los fósiles presentes, los radiométricos y, de manera
subordinada, los datos magnetoestratigráficos.

La Geología Histórica ciencia muy cercana a la Estratigrafía, es la ciencia encargada realmente de la


recopilación de los datos suministrados por las secciones estratigráficas compuestas regional y de nivel de cuenca.
La comparación de lo ocurrido en las distintas partes del mundo en cada intervalo de tiempo, deducido de la
comparación de las secciones estratigráficas regionales con la sección estratigráfica global constituye el principal
cuerpo de doctrina de la Geología Histórica. De acuerdo con el criterio anterior los límites entre ambas ciencias
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA
(Estratigrafía y Geología Histórica) se pueden precisar. La Estratigrafía se ocupa de la búsqueda de nuevos datos,
levantamiento de nuevas secciones estratigráficas, su correlación e interpretación y en análisis de cuencas,
mientras que la Geología Histórica se ocupa de la recopilación, selección y síntesis de los datos suministrados por la
Estratigrafía (junto con los que suministren otras ciencias geológicas, como: Tectónica, Petrología, etc.) y la
exposición ordenada temporalmente de los fenómenos acaecidos en las diferentes partes de la superficie de la
Tierra.

2.3 CLASIFICACION ESTRATIGRAFICA.

Clasificación de roca es organizada de acuerdo a diferentes esquemas el cual no posee correspondencia uno a
uno; es decir, subdivisiones litoestratigráficas, geocronológicas o cronoestratigráficas a veces se cruzan entre ellas.
Subdivisiones Litoestratigráficas (basados en caracteres litológicos, también llamados facies, véase) son (de más
grande a más pequeño) Grupo, Formación, Miembro, y Capa. Subdivisiones Geocronológicas (basado en relaciones
de edad) son Eon, Era, Período, Época, Edad, y Crono; éstas corresponden a las subdivisiones Cronoestratigráficas
Eonotema, Eratema, Systema, Series, Etapa, y Cronozona.

También existen subdivisiones bioestratigráficas (basados en contenido fósil), clasificación por magnetismo residual
(véase magnetoestratigrafía), propiedades químicas (quimioestratigrafía), etc. La terminología es estandarizada por
la subcomisión internacional en clasificación estratigráfica de la IUGS (Hedburg, 1976).

TIPOS DE ESTRATIFICACIÓN

Los criterios que pueden servir para tipificar la estratificación son diversos, aunque esencialmente se basan en
dos aspectos fundamentales: la geometría de los estratos individuales y los rasgos distintivos de las asociaciones de
estratos sucesivos.

Geometría de los estratos

Considerando los estratos individualmente se puede establecer una clasificación de tipos geométricos a partir
de la geometría del techo y del muro (fig. 2.3).

a.- Estratos tabulares.- Cuando las dos superficies de estratificación (techo y muro) son planas y paralelas entre
sí.

b.- Estratos irregulares, con muro erosivo.- Son estratos con gran extensión lateral, con un muro irregular y un
techo plano, por lo que su espesor varía.

c- Estratos acanalados.- Con escasa extensión lateral y espesor muy variable, con una geometría interna
semejante a la de la sección de un canal.

d.- Estratos en forma de cuña. - Se trata de estratos limitados por superficies planas no paralelas entre si, que
terminan lateralmente por pérdida progresiva de espesor.
|

UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE


UNIDAD, VALORES Y SABIDURÍA
e.- Estratos lenticulares.- Son discontinuos con el muro plano y el techo convexo. Una variante de estos son los
estratos con forma biconvexa.

f.- Estratos ondulados.- Se caracterizan por ser continuos con muro plano y techo ondulado, con estructuras de
ripples de corrientes o de olas.

ASOCIACIONES DE ESTRATOS

Cuando se analizan conjuntos de estratos superpuestos se puede realizar diversas clasificaciones basadas en
criterios de tipo descriptivo, que en gran parte representan diferentes tipos genéticos.

Un primer aspecto a considerar es la ordenación de espesores de los estratos individuales en los conjuntos de
estratos sucesivos. En la figura 2.4 se esquematizan las diversas posibilidades de ordenación de espesores y se dan
los siguientes nombres:

Uniforme.- Los espesores de los estratos sucesivos tienen todos ellos unos valores análogos, con un valor real
muy cercano a la media estadística de todos los espesores.
UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE
UNIDAD, VALORES Y SABIDURIA
INCORPORADO AL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL
CLAVE: 27PSU0036H y 27MSU0062I

Figura 2.4.- Tipos de asociaciones de estratos de acuerdo con la distribución de los espesores y de las litologías
presentes (explicación en el texto). Los términos a,b y c corresponden a tres tipos litológicos, en los que a sería el término
de mayor tamaño de grano (en rocas detríticas) o de mayor energía (en rocas carbonatadas).

Aleatoria o de espesor variable.- Los espesores de los diferentes estratos superpuestos son muy variables y no
presentan ninguna ordenación definida.

Estratocreciente. - Los espesores tienen una ordenación en lotes de estratos con valores de espesores crecientes hacia
el techo, dentro de cada lote. Este tipo de ordenamiento también se le conoce con el nombre de secuencia negativa
(Lombard, 1956).

Estratodecreciente. - Es el contrario del anterior, o sea, con disminución de los espesores de los estratos hacia el techo
en cada lote. Este tipo de ordenamiento también se le conoce con el nombre de secuencia positiva (Lombard, 1956).

En haces.- Los espesores de los estratos se distribuyen por lotes de estratos de espesores uniformes dentro de cada
lote y diferentes entre lotes.

A estas modalidades de asociaciones geométricas de estratos hay que añadir la estratificación masiva, nombre que se
utiliza para denominar intervalos de rocas sedimentarias en los que la estratificación no es distinguible a simple vista.

Un segundo tipo de clasificación estaría basado en la litología de los estratos que se superponen. Se pueden diferenciar
los siguientes tipos: homogénea cuando los estratos sucesivos tienen la misma naturaleza, heterogénea cuanto estos
cambian de manera desordenada, rítmica cuando alternan ordenadamente dos tipos de litología y cíclica cuando el
módulo que se repite es de más de dos litologías.

Un aspecto complementario, de gran interés, es la interrelación entre la geometría de los estratos y los tipos litológicos
que la componen. Concretamente tienen importancia para la interpretación genética las asociaciones de estratos en los
que hay un dispositivo de espesor creciente hacia el techo al mismo tiempo que hay un aumento del tamaño medio de
grano, de manera que hacia el techo dominan los niveles de grano más grueso. Igualmente en la naturaleza son
abundantes las ordenaciones en las que hacia el techo disminuyen simultáneamente el espesor de los estratos y el tamaño
medio del grano de las rocas detríticas que los componen.

Otro aspecto complementario, pero también interesante en la interpretación genética, es el de la distribución de


litologías y espesores en el caso de estratificaciones rítmicas y cíclicas (fig. 2.4). En el caso de estratificación rítmica, en la
que alternan dos clases de litologías (a y b) se diferencias dos subtipos (a>b y b>a) que generalmente pasan lateralmente
uno al otro. En el caso de la estratificación cíclica, en la que alternan tres clases de litologías (a, b y c) con cambios laterales
desde secciones donde a>b>c a otras donde a<b<c. En ambos casos el estudio de la abundancia relativa de los diferentes
tipos de estratos y su variación lateral informa sobre las condiciones del depósito y sus variaciones laterales.

2.4 SECUENCIA ESTRATIGRAFICA.


UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE
UNIDAD, VALORES Y SABIDURIA
INCORPORADO AL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL
CLAVE: 27PSU0036H y 27MSU0062I
Clasificación de roca es organizada de acuerdo a diferentes esquemas el cual no posee correspondencia uno a uno; es
decir, subdivisiones litoestratigráficas, geocronológicas o cronoestratigráficas a veces se cruzan entre ellas. Subdivisiones
Litoestratigráficas (basados en caracteres litológicos, también llamados facies, véase) son (de más grande a más pequeño)
Grupo, Formación, Miembro, y Capa. Subdivisiones Geocronológicas (basado en relaciones de edad) son Eon, Era, Período,
Época, Edad, y Crono; éstas corresponden a las subdivisiones Cronoestratigráficas Eonotema, Eratema, Systema, Series,
Etapa, y Cronozona.

También existen subdivisiones bioestratigráficas (basados en contenido fósil), clasificación por magnetismo residual (véase
magnetoestratigrafía), propiedades químicas (quimioestratigrafía), etc. La terminología es estandarizada por la
subcomisión internacional en clasificación estratigráfica de la IUGS (Hedburg, 1976).

2.5 LOS FOSILES Y LA ESTRATIGRAFICA.

ORDENACIÓN TEMPORAL CON LOS FÓSILES

El "principio de la sucesión faunística o de la correlación" de Smith estableció un interesante criterio de ordenación


temporal (tiempo relativo) de amplia escala mediante los fósiles. El fenómeno de la evolución biológica es un proceso no
repetible, ya quecada especie ha vivido en el pasado durante un intervalo de tiempo concreto y nunca vuelve a aparecer. A
partir de la distribución de las diferentes especies de fósiles en el registro estratigráñco y delimitan unidades (volúmenes
de estratos) con características propias (unidades bioestratigráficas) que representan intervalos de tiempo sucesivos,
reconocibles en otras secciones estratigráficas.

ORDENACIÓN TEMPORAL HEDÍANTE FÓSILES


UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE
UNIDAD, VALORES Y SABIDURIA
INCORPORADO AL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL
CLAVE: 27PSU0036H y 27MSU0062I
Figura 4.1.- Gráfico en el que se muestra la aplicación de criterios de edades relativas en materiales estratificados que afloran en un corte concreto. Leyenda: A, B, C, D,
E, F y G: unidades formadas por conjuntos de estratos con características afines (unidades litoestratigráficas); a, b,..,.p, intervalo de presencia de diferentes fósiles; T, V, W,
X, Y y Conjuntos de estratos caracterizados por su contenido fósil (Unidades bioestratigráficas) diferenciables en la sección estratigrafía. Bl, B2, B3, B4 y B5.-Unidades
bioestratigráfica con referencia temporal a nivel mundial.

En la escala de tiempo geológico, en la que raramente se delimitan intervalos de tiempo inferiores a los 100.000 años
(Kauff -man, 1988), la aparición de una especie es considerada como isócrona a nivel mundial. Por tanto la presencia de un
fósil en unos materiales concretos constituye un criterio de correlación (comparación en tiempo) a grandes distancias que
permite establecer divisiones de tiempo relativo de extensión mundial. Las unidades bioestratigráficas seleccionadas
constituyen unidades de valor de tiempo relativo reconocibles a nivel regional y en muchos casos, además, global.

2.6 FUNDAMENTOS DE FACIES SÍSMICAS.

TIPOS DE FACIES

Dado que son diversos los aspectos monográficos que se pueden observar en las rocas (o conjuntos de rocas) se puede
hablar de varios tipos de facies. Se usan términos restrictivos del tipo de propiedades (litofacies y biofacies) o de la escala
de observación (microfacies). Modernamente el uso del término facies se ha extendido también a los conjuntos de rocas
diferenciables por sus propiedades medidas en diagrafías (electrofacies) o en perfiles sísmicos (facies sísmicas).

LITOFACIES, BIOFACIES Y MICROFACIES

El término litofacies se usa para aludir exclusivamente a los aspectos litológicos (no los paleontológicos) de un conjunto
de estratos y correlativamente para las condiciones físico-químicas (no biológicas) que reinaron durante el depósito. Así,
por ejemplo, se puede hablar de una litofacies de "calizas oolíticas", o de "areniscas glauconíticas", etc. El término
biofacies es el complementario ya que se refiere a los aspectos paleontológicos (no los litológicos) y a las condiciones
biológicas reinantes durante el depósito. Ejemplos de biofacies pueden ser "facies de gasterópodos", "facies de carófi-tas",
"facies de radiolarios", etc. Obviamente la suma de la litofacies y la biofacies de unos materiales es simplemente la facies
de los mismos. Hallam (1981) considera innecesario hacer la división de facies en lito- y bio-facies, ya que los fósiles
forman parte de la roca, hasta el punto de considerar sinónimos los términos facies y litofacies, y no usar el de biofacies.

El término microfacies es un término introducido en la nomenclatura estratigráfica desde el mundo de la Geología del
Petróleo para denominar al conjunto de características litológicas y paleontológicas observables al microscopio en lámina
delgada y, correlativamente, a las condiciones genéticas que controlaron su depósito. Usualmente el concepto se hace
extensivo a las características observadas en superficies pulidas mediante lupa o a las observadas en réplicas de acetato. El
estudio de las microfacies ha alcanzado una gran importancia (p.ej. ver Flügel, 1982) ya que de una parte facilita la
comparación entre los materiales atravesados en un sondeo y los que afloran en superficie y de otra parte permite tener
una visión de algunos aspectos no visibles sin el microscopio (o lupa) que facilitan el reconocimiento e interpretación
genética, tales como elementos texturales de escala pequeña (p.ej. pellels) o microfósiles (p. ej. algas dasycladáceas). En
numerosas ocasiones las microfa- cies permiten diferenciaciones de materiales más interesantes desde el punto de vista
genético que las que se pueden establecer mediante la observación directa en el campo (facies), con lo que es muy
interesante el estudio coordinado de las facies y las microfacies.

El término nannofacies se usa para denominar el conjunto de características observables mediante el microscopio
electrónico de barrido. Esta escala de observación en la mayoría de los casos resulta de menos interés que la del
microscopio óptico por lo que su uso en Estratigrafía es bastante menos interesante que el de la microfacies. Otro término
que ha sido utilizado en la nomenclatura de facies es el de tectofacies, con el que se han denominado a conjuntos de
materiales depositados bajo unas mismas condiciones tectónicas (preorogénicas, sinorogénicas, postorogénicas). Este
UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE
UNIDAD, VALORES Y SABIDURIA
INCORPORADO AL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL
CLAVE: 27PSU0036H y 27MSU0062I
término apenas se usa actualmente ya que es poco práctico, puesto que su reconocimiento implica un estudio y una
interpretación previas muy detalladas.

ELECTROFACIES Y FACIES SÍSMICAS

En los materiales del subsuelo pueden igualmente reconocerse sus características, aunque en este caso se base en los
datos obtenidos por las diagrafías o en los perfiles sísmicos.

El término electrofacies ha sido introducido por Serra (1972) y matizado por Serra y Abbott (1980) quienes lo define
como "el conjunto de las respuestas de las diagrafías que caracterizan un estrato y permiten que este pueda ser
diferenciado de los otros que le rodean". Para la caracterización de las electrofacies se han desarrollado gráficos que
consisten en representaciones combinadas de los valores de las diferentes diagrafías. Uno de los más usuales es el de la
"tela de araña" que consiste en una representación radial de los valores de cada una de las técnicas de diagrafías (figura
6.4), que usándose con la misma disposición y escala gráfica permite comparaciones conjuntas de los valores entre
materiales de diferentes sondeos dentro de una misma cuenca. Las electrofacies facilitan el reconocimiento de materiales
de diferentes litofacies y que se depositaron bajo condiciones sedimentarias diferentes, aunque en muchos casos las
alteraciones diagenéticas dificulten esta interpretación.

El término de facies sísmica se utiliza para denominar al conjunto de propiedades observables en un perfil sísmico para
un estrato o conjunto de estratos. Estas propiedades son: configuración, amplitud, frecuencia, continuidad, velocidad del
intervalo, etc. y permiten delimitar diferentes tipos de materiales. Las facies sísmicas vienen controladas por las litofacies
de los materiales y especialmente por las geometrías de las superficies de estratificación, espesor de estratos y por la
litología. El volumen ocupado por los materiales de una misma facies sísmica es lo que se llama unidad Utosísmica. La
delimitación de las unidades litosísmicas es uno de los objetivos inmediatos de cualquier interpretación de un perfil
sísmico, desde el punto de vista estratigráfico.

CLASIFICACIONES DE LAS FACIES

La delimitación de las facies y el estudio de sus asociaciones (sobre las que se tratará en el capítulo siguiente)
constituyen dos aspectos fundamentales del análisis sedimentológico y del estratigráfico, ya que son una herramienta
fundamental para la interpretación genética de materiales antiguos por comparación con los actuales, aplicando el
principio del uniformismo y el método actualista. Las facies se pueden clasificar estableciendo lotes con características
(litológicas y estratigráficas) diferentes, que lógicamente tendrán un significado genético distinto. No es una clasificación
de rocas ya que en ella se tiene en cuenta, además de la litología (composición, textura, color) otros rasgos como: las
estructuras sedimentarias, la geometría y espesor de los estratos, el contenido fosilífero e incluso las tendencias de
evolución vertical de ciertos caracteres (p.ej. aumento de tamaño de grano hacia el techo) . Cada tipo de facies vendrá
caracterizado por un conjunto de propiedades de los materiales, de las cuales se puede deducir su significado genético. En
estas clasificaciones usualmente cada tipo de facies se denomina con una letra o una sigla. Existen algunas propuestas de
clasificación de facies normalizadas, algunas de ellas bastante usadas, mientras que otras lo son menos, que constituyen, o
pueden constituir, una herramienta de trabajo muy útil.

Las clasificaciones más utilizadas son, lógicamente, las de las facies más abundantes: las detríticas (tanto en materiales
fluviales como en turbidíticos) y las carbonatadas, sobre las que se trata a continuación.

2.7 CAMBIOS RELATIVOS A NIVEL DE MAR.


UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE
UNIDAD, VALORES Y SABIDURIA
INCORPORADO AL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL
CLAVE: 27PSU0036H y 27MSU0062I
Las transgresiones y las regresiones son expresiones estratigráficas de cambios del nivel del mar. Para hablar con
corrección de estos cambios es necesario definir los conceptos de cambio relativo del nivel del mar y de cambio absoluto
del nivel del mar (o cambio eustático).

Un cambio relativo del nivel del mar es un fenómeno (alocíclico o autocíclico) de levantamiento o hundimiento del
fondo marino y/o del nivel del mar, que puede quedar reflejado en las secciones estratigráficas con secuencias
transgresivas y regresivas (de escala decamétrica o hectométrica) o secuencias de somerización o de profundación (de
escala métrica).

Un cambio eustático es una modificación de la posición del nivel del mar que afecta a todos los océanos, inducida por
fenómenos alocíclicos de gran escala. Es, como anteriormente se ha dicho, un cambio absoluto del nivel del mar. Un
descenso eustático es un fenómeno de bajada generalizada del nivel del mar a escala global, mientras que un ascenso
eustático es un fenómeno de subida de dicho nivel. Se llama ciclo eustático al intervalo de tiempo durante el cual tuvo
lugar una subida y un descenso del nivel del mar. Los cambios eustáticos, usualmente, se expresan como cambios del nivel
global con respecto al centro de la Tierra.

Cuando se habla de un cambio relativo del nivel del mar se alude a una variación de la profundidad del mar en un
punto determinado de un medio marino durante un intervalo de tiempo concreto. En la línea de costas un descenso
relativo del nivel del mar implica una regresión y un aumento una transgresión, de manera que se pueden reconocer a
partir del estudio de las secciones transgresivas y regresivas. En secciones estratigráficas de sedimentos continentales,
obviamente, no se detectan cambios del nivel del mar, aunque si se pueden detectar algunos cambios del nivel de base de
los ríos que pudieran ser coincidentes con cambios relativos del nivel del mar de áreas adyacentes. Igualmente en
secciones estratigráficas de sedimentos pelágicos tampoco se detectan los cambios relativos del nivel del mar, salvo que se
puedan disponer de datos fiables de paleobatimetría que los justifiquen. En algunos casos los cambios relativos del nivel
del mar, en especial los des - censos rápidos, quedan reflejados en discontinuidades, que implican la erosión parcial de los
materiales previos.

Un descenso relativo del nivel del mar se produce por una de elevación del fondo marino por factores tectónicos o por
la bajada del nivel del mar debido a cambios eustáticos o por la acción combinada de ambos. Un ascenso relativo del nivel
del mar se produce por el hundimiento del fondo marino ocasionado por un incremento de la subsidencia, por el
levantamiento del nivel del mar o por la acción conjunta de ambos. Se denomina estabilización relativa del nivel del mar a
un episodio de estabilidad del nivel del mar con res-pecto al fondo.

Un cambio relativo del nivel del mar se deduce y se mide a partir de las modificaciones de la distancia del nivel del mar
con respecto al fondo marino, mientras que un cambio eustático se constata con medida de altitud del nivel del mar,
referida a un punto fijo. Los cambios eustáticos implican, generalmente, cambios relativos del nivel del mar. La única
excepción la constituyen los cambios eustáticos que en algunos sectores concretos queden compensados con movimientos
iguales, en sentido y magnitud, del fondo marino, lo que ocurre muy raramente.

Al analizar secciones estratigráficas y deducir en ellas cambios de batimetría lo que se reconoce siempre son cambios
relativos del nivel del mar. La consideración de que estos pueden haber sido, además, cambios eustáticos, hay que hacerla
a partir de la interpretación de diversas secciones estratigráficas, de la correlación estratigráfica detallada entre las mismas
y de la constatación de que se trata de un fenómeno generalizado reconocible en áreas geográficas muy distantes.

EUSTATISMO
UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE
UNIDAD, VALORES Y SABIDURIA
INCORPORADO AL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL
CLAVE: 27PSU0036H y 27MSU0062I
Se refiere a los cambios absolutos del nivel del mar, que afecten al conjunto de la Tierra. Donovan y Jones (1979)
consideraron que estos cambios globales del nivel del mar (cambios eustáticos) se deben a dos grandes conjuntos de
procesos:

Cambios en el volumen del agua de los océanos.- Partiendo de la hipótesis de que el agua total de la hidrosfera haya
sido constante, los cambios se deben esencialmente a cambios en la extensión de los casquetes glaciales sobre
continentes. Otros factores de orden menor son la desecación de algunas cuencas oceánicas (p.ej. el Mediterráneo
durante el Messiniense) y a cambios de la temperatura del agua.

Cambios en el volumen de las cuencas oceánicas.- Están provocados por: variaciones en el volumen de la crestas
oceánicas, por la inundación de nuevos océanos, por cambios notables en el volumen de sedimentos depositados y por
cambios en el geoide. Todos estos procesos a su vez vienen controlados por dos factores funda-mentales: el clima y la
tectónica.

Con el nombre de eustatismo se conoce a la teoría que explica el régimen de fluctuaciones del nivel del mar inducidos
por fenómenos climáticos (glacioeustatismo) o tectónicos globales (tectonoeus-tatismo). El término eustasia es un
sinónimo de eustatismo.

El glacioeustatismo es el régimen de fluctuaciones del nivel del mar en el conjunto de los océanos por efecto del
crecimiento o de la fusión parcial de los casquetes glaciales. Los cambios en el tamaño de los casquetes de hielo polares
situados sobre continentes (como la Antártida) producen cambios en el volumen de agua de los océanos de manera que
un crecimiento de los casquetes implica un descenso generalizado del nivel del mar, mientras que la fusión de dichos
casquetes produce una subida de dicho nivel. Ciclos transgresivo regresivos periódicos se producen por fenómenos glacio
eustáticos dentro de la banda de frecuencia de Milankovitch (ver capítulo 16). Los valores absolutos de cambio del nivel
del mar por estos fenómenos glacioeustáticos periódicos son muy variables según se trata de intervalos de tiempo de gran
desarrollo de los casquetes (p.ej. Carbonífero, Cuaternario) en los que se superan los 100 m y los intervalos de tiempo de
escaso desarrollo de los casquetes (p.ej. Jurásico, Cretácico) en los que normalmente no llega a los 10 m.

En todos los casos los procesos de cambio del nivel del mar son rápidos a la escala de tiempo geológico (del orden del
cm/año).

En las regiones continentales en las que crecen los casquetes polares se produce, además, la glacioisostasia, que
consiste en el ajuste de la corteza terrestre, con movimientos verticales, inducidos por el cambio del volumen de los
casquetes glaciales.

El tectonoeustatismo es el régimen de fluctuaciones globales del nivel del mar producidas por factores de índole
tectónica. En el capítulo 16 (apartado 16.4.1) se analizaban los factores tectónicos que pueden causar cambios globales del
nivel del mar. Aquí tan sólo se van a recordar algunos datos numéricos que aportan Pitman y Golovchenko (1983) que
indican la tasa de cambio del nivel del mar y permite comparaciones con los glacioeustáticos. Para estos autores los
cambios en el volumen de las dorsales pueden producir cambios del nivel del mar de hasta 350 m, pero con una tasa del
orden de 1 cm/ka, por tanto 1.000 veces más lenta que los cambios glacioeustáticos. Los cambios tectonoeustáticos
producidos los pro-cesos orogénicos pueden causar modificaciones del nivel del mar de unos 70 m, con una tasa de
cambio diez veces inferior (0,1 cm/ka), valor similar al de los cambios ocasionados por procesos relacionados con los
puntos calientes y por levantamientos tectóni - cos de continentes con el consiguiente incremento de los aportes. De los
procesos tectonoeustáticos solamente hay uno que puede producir cambios instantáneos (a nivel de tiempo geológico) y
es la inundación de nuevas cuencas oceánicas que pueden ocasionar des-censos generalizados del nivel del mar, que
quedan reflejados en regresiones isócronas en áreas costeras muy distantes entre sí.
UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE
UNIDAD, VALORES Y SABIDURIA
INCORPORADO AL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL
CLAVE: 27PSU0036H y 27MSU0062I
Los ciclos de primero y segundo orden se deben a cambios mayores en la posición de las líneas de costas. Los de primer
orden se consideran como debidos a la fragmentación de los grandes continentes que producen inundaciones
continentales (transgresiones) amplias y el consiguiente reajuste del nivel del mar de los océanos. Por su parte los ciclos de
segundo orden se interpretan como liga - dos a cambios de la tasa de subsidencia tectónica, que ocasionan notables
transgresiones y regresiones en diferentes márgenes continentales.

Una mayor dificultad se tiene para explicar ciclos tectonoeustá - ticos de tercer orden. Las teorías clásicas admiten que
se deban a fases de estiramiento cortical. Cloetingh (1991) ha desarrollado una teoría alternativa según la cual los ciclos de
tercer orden pueden deberse a fluctuaciones en el grado de esfuerzo al que están sometidas áreas extensas dentro de una
placa. Estos cambios en la intensidad de la compresión intraplaca producen, de acuerdo con este autor, dispositivos de
solapamientos costeros en los bordes de las cuencas sedimentarias, similares a los que se observan en perfiles sísmicos.

2.8 CORRELACIÓN Y MEDIOS GRÁFICOS DE EXPRESION ESTRATIGRÁFICA.

El estudio paleomagnético de materiales de diferentes localidades, incluso muy distantes entre si, pero
correspondientes a un mismo intervalo de tiempo, pone de manifiesto la isocronía de las zonas de polaridad magnética
que en ellos se pueden diferenciar. El hecho de que las inversiones magnéticas sean geológicamente instantáneas y que
puedan quedar reflejadas en todas la superficie de la Tierra, tanto en materiales ígneos como sedimentarios, y en estos
últimos tanto en marinos como continentales, aporta un excelente criterio de correlación que debe utilizarse
coordinadamente con otros (bioestratigráfico y datación radiométrica).

Para las secciones estratigráficas de materiales posteriores al Jurásico medio se tiene una escala de referencia bastante
precisa, la elaborada esencialmente a partir de los datos de los fondos oceánicos. Los datos obtenidos en diferentes
secciones estratigráficas sirven de una parte para precisar dicha escala y de otra como criterio de correlación entre
secciones estratigráficas muy distantes. Para ello es necesario establecer una equivalencia entre los límites de alguna de las
zonas de polaridad magnética con criterios precisos de datación relativa (biozonaciones) y/o de datación radiométrica, que
permita saber en cual de las zonas sucesivas de polaridad, normal o inversa, se inicia la numeración en cada sección
estratigráfica.

Con un nuevo ejemplo se puede entender mejor lo que aquí se indica. Ogg et al. (1984) estudiaron el paleomagnetismo
del Jurásico superior de dos cortes en la Zona Subbética (Cordillera Bética, sur de España). En cada uno de ellos se parte
del conocimiento previo de la bioestratigrafía de manera que las muestras tomadas están distribuidas entre las diferentes
biozonas. Conocida la bioestratigrafía y la calibración de escala se pueden dar valores de edades absolutas (fig. 13.12), lo
que permitirá a su vez comparar los resultados con las anomalías magnéticas de los fondos oceánicos.

Los datos de dichos autores son integrados por Lowrie y Ogg (1986) y Lowrie (1989) con los correspondientes a
diferentes secciones estratigraficas de localidades italianas y españolas. Lo primero que destaca en el gráfico (fig. 13.13) es
la isocronía de los cambios paleomagnéticos en todas las secciones, lo que era de esperar partiendo de una hipótesis
según la cual los cambios de polaridad han sido simultáneos en todo el mundo. En segundo lugar se deduce que se
dispone de una nueva herramienta para poder correlacionar secciones estratigráficas de muy diferentes localidades
comparando materiales marinos con continentales, aunque se necesita disponer de dataciones que controlen la zonación
magneto-estratigráfica. Finalmente los datos obtenidos se pueden comparar con las sucesiones de anomalías magnéticas
reconocidas y datadas de los fondos oceánicos.

LOS MECANISMOS DE INVERSIÓN DEL CAMPO MAGNÉTICO


UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE
UNIDAD, VALORES Y SABIDURIA
INCORPORADO AL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL
CLAVE: 27PSU0036H y 27MSU0062I
Las causas y la posible periodicidad de las inversiones magnéticas son temas sobre los que no se tienen, por el
momento, ideas muy claras. En cuanto a las causas se han barajado, por diferentes autores (ver revisión en Creer y Pal,
1989), hipótesis muy diversas desde las que proponen un origen interno (modificaciones de la dinamo autoinducida), tales
como desgasificaciones en el manto, a un origen externo, entre los que se han considerado como posibles desde cambios
climáticos hasta impactos de cuerpos celestes (asteroides, grandes meteoritos o cometas) sobre la Tierra.

Es excepcional que en las rocas quede fosilizada la transición entre un tipo de polaridad y otro, debido a la corta
duración del tiempo de la inversión (algunos miles de años) y a la disminución de la intensidad del campo magnético
durante el proceso de la inversión. En gran parte se trata de un problema de velocidad de enfriamiento para una roca ígnea
y de tasa de sedimentación para rocas terrígenas.

Por esta razón es difícil seguir con detalle lo que sucede en el corto intervalo de tiempo, a escala geológica, que dura la
inversión del campo magnético, aunque los datos que recientemente van suministrando los estudios sobre materiales
lacustres de tasa de sedimentación elevada, se induce que los polos magnéticos siguen aparentemente una trayectoria
sinuosa en la superficie de la Tierra.

En cuanto se refiere a la posible periodicidad, también hay disparidad de opiniones, desde quienes afirman que no hay
periodicidad ninguna, a quienes a partir del análisis espectral de las duraciones de los crones quieren ver un cierta
periodicidad de 15 y 30 Ma.

En definitiva, se puede afirmar que los cambios de polaridad del campo magnético terrestre en tiempo pasado son
hechos indiscutibles, aunque por el momento no se conozcan sus causas y la posible periodicidad de los mismos.

LA ESCALA MAGNETOCRONOESTRATIGRAFICA

Cuando en el capítulo 4 se trataba del tiempo se manejaba una escala de tiempo relativo basada en los fósiles y otra de
tiempo absoluto que se obtenía con dataciones radiométricas, y se planteaba como se podría hacer la "calibración". El
estudio del paleomag-netismo amplía sustancialmente el campo ya que suministra una nueva metodología, que se suma
(no se contrapone) a las anteriores. En efecto con los datos paleomagnéticos se dispone de un nuevo criterio de
subdivisión de las rocas de una sección estratigráfica, ya que se pueden delimitar intervalos de magnetismo normal o
inverso, considerando isócronos los momentos de cambio.

Hay sin embargo una diferencia sustancial, ya que mientras que en los cambios bioestratigráficos los fenómenos son
irreversibles (de acuerdo con la evolución) con lo que se puede establecer una escala relativa completa, en el registro
magnetoestratigráfico lo único que se tiene es una sucesión de intervalos con magnetismo normal e inverso, siendo
semejantes entre si todos los normales y todos los inversos. Por ello es necesario utilizar una escala magne-toestratigráfica
que tenga controles de edades absolutas, bien por datación radiométrica directa sobre materiales de la sección
estratigráfica, bien por dataciones relativas mediante fósiles y el uso del valor numérico calculado mediante la calibración
de escalas.

En la actualidad se dispone de una escala magnetocronoestratigráfica muy detallada para los últimos 160 Ma, desde el
Bathonien -se hasta la actualidad. En dicha escala se numeran las anomalías magnéticas reconocibles en los fondos
oceánicos desde la 1 (límite entre las épocas de Brunhes y Matuyama, 0,73 Ma) a la 34 (Campaniense inferior, 83 Ma).
UNIVERSIDAD VALLE DEL SURESTE
UNIDAD, VALORES Y SABIDURIA
INCORPORADO AL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL
CLAVE: 27PSU0036H y 27MSU0062I
Después de una amplia zona de calma magnética que comprende el Santoniense-Coniaciense -Turo-niense
-Cenomaniense-Albiense (29 Ma) se empieza una nueva numeración desde M0, MI...hasta M29. Algunas cronozonas se
han subdividido en unidades de rango menor, como por ejemplo la cro-nozona de polaridad 5, que comprende las
unidades 5A, 5B, 5C, 5D y 5E (subcronozonas).

En la citada escala se establece una división de cronozonas de polaridad que se numeran desde la Cl a la C34 aquellas
que son correlacionables con las anomalías magnéticas de la misma numeración. En numerosos casos se establecen
subdivisiones con letras (p.ej. C5, C5A, C5B, C5C, C5D, C5E). Para los últimos 83 Ma, la duración de las cronozonas es muy
variable desde 3 Ma (p. ej. C20 y C26) a otras con valor cercano o ligeramente inferior a 1 Ma (p.ej. C2, C5E, Cl y C7A). Un
valor anómalo destaca: los 7 Ma de la C33 (Campaniense), precursor de gran intervalo de calma magnética antes citado
(Aptiense hasta Santoniense) de una duración de 29 Ma.

Para el intervalo Calloviense-Aptiense se han definido una treintena de cronozonas de polaridad desde la CMO y CM1 a
la CM29, con una duración media de 1 Ma, en algunos casos muy inferior (p.ej. CM6 y CM8) mientras que en otros supera
los 2 Ma (CM24 y CM11), con la excepción de la cronozona de polaridad más antigua de la escala (CM29) en la que se
superan los 15 Ma.

Documentos de apoyo:
1.- Presentaciones en power point.