Está en la página 1de 22

ABERTURAS Y CARPINTERIAS

VANOS
Aperturas realizadas en las paredes con el fin de proporcionar luz, ventilación y permitir o no, el
pasaje de objetos o personas. Esta denominación incluye a la carpintería en general (incluidas
puertas y ventanas).

CARPINTERIAS – ABERTURAS
Se llaman carpinterías a los elementos que se colocan para el cerramiento de los vanos. Están
destinados a controlar el paso de las personas y objetos, el aire, la luz, el sonido, como así
también de los agentes atmosféricos como el frío y calor, a través de aberturas practicadas en los
muros de la construcción.
Son elementos que cierran los vanos, que se pueden abrir a voluntad, produciendo un cierre o una
apertura que puede ser del 100 %, del 50 % o nula, según su mecanismo de apertura:
• 100% puerta o ventana que girando sobre un eje se abre a 180º, permitiendo la apertura
total del vano.
• 50% hoja de una puerta o ventana que se desplaza sobre un eje longitudinal
(corrediza) se superpone a la otra hoja, permitiendo la mitad de la apertura del vano.
• Nula son los paños fijos, los cuales generalmente solo permiten la entrada de luz.

Comprende:
- Puertas
- Ventanas,
- Vidrieras
- Rejas,
- Parasoles
- Postigones
- Cortinas
- Además de muro cortina y fachada liviana

Poseen elementos:
Fijos: porque quedan amurados contra la pared. Ejemplo: marco, contramarco o tapajuntas,
premarco, etc.

Móviles: las hojas propiamente dichas (de puertas y ventanas) que irán alojadas dentro de los
elementos fijos (marcos). Según su transparencia las hojas pueden ser llenas (opacas),
vidriadas (traslúcida o transparente) y mixtas (parte llena y parte vidriada).

FUNCIONES
Controlar el paso de las personas y objetos, el aire, la luz, el sonido, como así también de los
agentes atmosféricos como el frío y calor.
Dar seguridad, privacidad, protección acústica. Regular la temperatura entre el interior y el exterior
(ya sea en frio o calor).
Las puertas permiten la comunicación y/o privacidad (de acuerdo como se necesite) entre dos
espacios o locales contiguos.
Las ventanas tienen la función de permitir la iluminación y ventilación natural de los ambientes
interiores y controlar la temperatura entre el interior y el exterior.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 1
UBICACIÓN DEL CERRAMIENTO EN EL VANO
Las aberturas o carpinterías pueden colocarse en los vanos según tres posiciones:
• Al filo exterior del muro: no se usa mucho por quedar muy expuesta la carpintería a la
intemperie, con la consecuente dificultad de conseguir una buena hermeticidad.
• Centrada en el muro: el giro de las hojas, se ve limitado por el canto del muro.
• Al filo interior del muro: complementada con contramarcos y herrajes adecuados, se puede
conseguir buena hermeticidad, además de un giro de la hoja de 180º.

EXTERIOR Al filo del


muro exterior

Centrada

INTERIOR Al filo del


muro interior

Si la abertura es corrediza se las puede colocar en cualquiera de las tres alternativas. Un


inconveniente a solucionar es la entrada de humedad desde el exterior por la unión entre el marco
y la pared.
La ubicación más recomendable desde el punto de vista estético y funcional, es al filo de la pared
interior, ya que mejoran el aspecto exterior (sombra de fachada) y permiten el giro de la hoja a
180º y con ello la apertura total del vano (100 %).

PARTES CONSTITUYENTES

A tirantillo
Para puertas A cajón
Unificado Elementos
MARCOS fijos
A tirantillo (por que separan el
Para ventanas
interior del exterior)

Macizas
Tableros
Exterior Mixtas
Para puertas
Vidriadas

Interior Puertas placas


HOJAS

Ventana vidriada: que llevarán o no, elementos Elementos


Para ventanas destinados a regular la entrada de luz natural móviles
como ser: postigo, persiana, parasol, cortina de
enrollar, etc.

De movimiento: de libro, de fichas, de pomelas, de resorte, pivotes y especiales


De retención: cerraduras, aldabillas, pasadores, fallebas y retenes y ganchos.
HERRAJES De accionamiento: manija y empuñadura, de accionamiento.
Complementarios: embellecedores, especiales (puerta automática).

CARPINTERIAS – ABERTURAS 2
ELEMENTOS FIJOS
CONTRAMARCO: pieza de diversos materiales para tapar la unión entre el marco y la pared.
Sección: 0,27 x 3 cm.
PREMARCO: utilizado más en carpintería metálica y en marcos a cajón, para acelerar la
colocación del mismo. El premarco va adosado al muro en forma definitiva, a él se atornilla el
marco.
En aberturas de delicada terminación superficial (ej.: aluminio anodizado), no es posible colocar la
abertura hasta muy avanzada la obra, ya que la misma se deteriora con facilidad por el trabajo de
la obra gruesa (mamposterías, revoques, etc.).
Este problema se resuelve mediante la colocación de un marco de aluminio embutido en el muro
en correspondencia con el vano de la abertura, de forma que el mismo queda al ras con el
revoque o enlucido. Este marco que contendrá en el futuro al marco y abertura completa, se lo
denomina premarco.
Cuando la obra está en etapa de cierre y terminaciones se coloca dentro del premarco la abertura
armada completa con marcos, herrajes, hojas. Para su fijación se utilizan tornillos uniendo marco y
premarco. La unión entre marco y premarco que queda a la vista se cubre con tapajuntas.
MARCO: es una estructura que va amurada a los paramentos que tiene como función permitir el
aclope de la abertura (o cerramiento) al vano, así como también el ajuste de las hojas para lograr
una mayor hermeticidad.
Los marcos están compuesto por:
• 2 columnas laterales o verticales JAMBAS O LARGUEROS
• 1 viga horizontal superior CABEZA O TRAVESAÑO, llamado también DINTEL
• 1 barra horizontal inferior UMBRAL, el cual generalmente determina la diferencia
de nivel de piso interior y el piso exterior (en puertas) y se encarga de recoger y escurrir el
agua proveniente desde afuera.
Los marcos se unen a los muros mediante GRAPAS METÁLICAS ubicadas en las jambas y
embutidas en los mismos.

Interior: viraró, algarrobo, guatambú, espina de corona, etc.


Marcos de madera
Exterior: lapacho, urunday, incienso, etc.

Marcos de metal Chapa doblada Nº 18 (15 mm) a Nº 14 (21 mm)

CARPINTERIAS – ABERTURAS 3
Sus medidas van de los 5 a 8 cm de ancho y existen tres tipologías:

a) A cajón
Para interiores
b) A unificado
c) A tirantillo Para exteriores

a) MARCO A CAJÓN c) MARCO UNIFICADO


Taco de Taco de fijación
madera
para clavar
el forro Contramarco

Forro

Marco y contramarco Tornillo de fijación


en una sola unidad o tirafondo
Puerta

b) MARCO MACIZO O
Grampa de A TIRANTILLO
fijación

Tirantillo
de 3” x 4”

Bisagra
Contramarc pomela

a) Marco a Cajón: son para interiores, consiste en el revestimiento de la pared por medio de una
especie de cajón formado por un forro (marco) que no se apoya directamente sobre la
mampostería, sino sobre tacos alquitranados. Sobre este forro va clavado o atornillado el
contramarco.
Los marcos pueden ser de chapas dobladas con espesores variados (1,8mm o 2,1mm). Estos
últimos son muy ventajosos en el sentido de que permiten el acceso de materiales de albañilería a
su interior (mezcla).

b) Marco a Tirantillo: consta de una pieza de 3” x 3” al que se le efectúa un rebaje de ½” como


mínimo para albergar la hoja, y otro rebaje en la cara en contacto con el muro para ser llenado con
mortero, evitándose movimientos transversales. Para asegurar aún más, se colocan grampas
metálicas que se amuran a la albañilería.
En el interior del ambiente, más precisamente en la unión entre la pared y el marco, se coloca el
contramarco, el que tiene la función de tapar dicha junta.
- Los marcos a cajón a diferencia de a tirantillo; se realizan en los últimos tramos de la obra,
pues en ellos se usan maderas más finas, generalmente semiduras, las que podrían sufrir
imprevistos que afecten a su estética. Por ello durante la construcción de la pared, se amuran

CARPINTERIAS – ABERTURAS 4
tacos de madera con concreto, los que se encargarán de recibir el elemento de sujeción
(tornillo, clavo, etc.) del marco; éste se aplica una vez terminado el revestimiento fino del muro.
Posteriores a estos se colocarán los contramarcos, que terminarán de conformar el cajón.
c) Marco Unificado: se los conoce como marco unificado debido a que el contramarco viene
incluido con el marco. Aunque se los puede hacer de madera, generalmente son metálicos, ellos
permiten una buena fijación al vano, ya que (como en el caso anterior) el material de la mezcla
llega hasta el interior mismo del marco.

Para marcos exteriores de madera, se usan maderas duras ya que resiste mejor en la
intemperie (lapacho, algarrobo, curupay, etc). Para la hoja se emplea madera más blanda
(semidura), por su fácil manejo y practicidad de encolamiento (cedro, pinotea, pino oregón, etc).
En interiores se puede emplear madera blanda tanto para marcos como para hojas.
Los marcos de chapa son generalmente del tipo cajón, los cuales al ser huecos, lo que permiten
que se rellenen con mortero de cemento puro (concreto), constituyendo así una pieza maciza.
Esto aumenta la resistencia del marco (en especial cuando se conforma de chapa Nº 18)
contrarrestando las abolladuras o deformaciones que pudieran llegar a sufrir ante eventuales
golpes.
El relleno es necesario para proteger al marco de la corrosión interior (la oxidación de la cara en
contacto con la pared); de no existir, se da un proceso de corrosión en el revés del marco,
comenzando a picarse desde adentro (lugar imposible de tratar) en razón del vapor de agua allí
producido a causa de la condensación intersticial: la cara interior de la chapa es obviamente más
fría que la exterior, por consiguiente es la que alojará el vapor ambiental (en forma de gotas) una
vez que éste entre en contacto con el frío metal.
Para una mayor tranquilidad, se aconseja reforzar el antióxido aplicado de fábrica, repintando el
revés del marco asfalto en frío y la totalidad del mismo con un buen antióxido, dejándolo listo para
su colocación.
La parte más complicada de rellenar con el mortero, es la inferior de una ventana (por ejemplo). A
manera de consejo práctico, se recomienda darla vuelta y rellenarla con la mezcla, para recién al
otro día, girarla a su posición original y colocarla.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 5
COLOCACIÓN DE LOS MARCOS
Los marcos se usan indistintamente, en aberturas al exterior o al interior, y se fijan en la
mampostería por medio de grapa o clavos-gancho embutiendo la mitad de su espesor.
Deben colocarse al mismo tiempo que la mampostería, siendo mala práctica dejar las aberturas
para amurarlos después.
En cuanto a su ubicación en la pared se los puede poner a filo con uno de los paramentos de la
misma, que generalmente es el que corresponde al lado hacia el cual se abre la puerta, o en el eje
del muro, según convenga en cada caso.
La colocación de los marcos, tanto de puertas como de ventanas, requiere mucha exactitud y
conviene que esté en manos expertas pues del modo en cómo se haya realizado el trabajo
depende luego que aquellos funcionen con precisión.
Cuando la mampostería ha llegado al nivel de los pisos y antes de colocar los marcos, se
remarcarán los niveles generales usando un nivel de manguera y en base a los ejes de replanteo
se definirá su posición.
Luego se los coloca en su posición definitiva y para mantenerlos en estabilidad se los sujeta o
apuntala con dos tirantes de madera, unidos entre sí con alambre que aprisionan el cabezal del
marco (figura A). Otra alternativa de sujeción es mediante un puntal afirmado al piso, el cual
tendrá un peso colgando en su extremo superior (figura B).
Durante el proceso se deberá:
1. Verificar cota superior coincida con la establecida en el plano. Para ello el operario se
valdrá de cuñas y contracuñas hasta alcanzar el nivel deseado.
2. Controlar el paralelismo entre jambas. Para ello deberá medir diagonalmente los vértices
del marco, de no coincidir existirá una inclinación.
3. verificar la cota la inferior.
Cota
A B

Se sube o baja el marco con


cuñas para alcanzar la cota
prevista

CARPINTERIAS – ABERTURAS 6
Una vez posicionado el marco, se colocará horizontalmente una
alfajía en el centro del marco, a fin de evitar que se cierre por
presiones laterales de la albañilería.
Si el marco no dispone de umbral, se ubicará otro parante en
dicha posición, con el mismo fin.
Colocado el marco, se levanta la mampostería, teniendo cuidado
que las grapas queden bien empotradas en el muro.
Al levantar la mampostería se trabajará con dos mezclas de mortero: M.A.R. (mortero de cal aérea
reforzada) para levantar las hiladas y otra M.C. (mortero de cemento) o concreto para la
vinculación del marco a la pared, el que será usado tanto para todo su contorno, como así también
para rellenar el embutido de las grampas al muro (ya que la cal oxida el metal).
Esta técnica, exige la colocación del marco durante el levantamiento de la obra. Pero también la
colocación puede ser posterior al levantamiento de la pared, en cuyo caso se deberán prever los
vanos, además de romper la pared, en las partes en que se alojarán las grampas, roturas las
cuales, serán rellenadas con concreto por razones obvias.
En este caso se deberá controlar el paralelismo del vano; previo a la colocación de la abertura; del
mismo modo en que antes se controló el paralelismo del marco, explicado en el punto 2.

ELEMENTOS MÓVILES
HOJAS – PUERTAS:
Constituyen los verdaderos cerramientos de los vanos: Las Puertas.
Es la parte móvil de las aberturas. Según sean los requerimientos de paso, luz y ventilación, cada
unidad de carpintería puede tener una parte fija y otra de abrir, lo mismo que una parte ciega y
otra vidriada.
Las hojas según su transparencia son llenas (maciza o de tableros), vidriadas o mixtas y según su
movimiento son fijas o móviles. Sirven indistintamente a puertas o a ventanas.
Los movimientos de las hojas pueden ser:
Giros según ejes verticales u horizontales
Traslaciones según direcciones verticales u horizontales
Giros y traslaciones ambos en forma simultanea

Las partes que integran las hojas generalmente son:


• Bastidor o elemento estructural rígido que define el perímetro de la hoja.
• Paneles de relleno sostenidos por el bastidor. Pueden ser:
- Ciegos (tableros de madera, metal, aluminio, etc.)
- Transparentes (vidrios)
• Elementos accesorios de sostén de los paneles de relleno (burletes de goma, contravidrios)
• Herrajes y accesorios.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 7
Clasificación de puertas según su forma de abrir:

1) Puertas de abrir o batientes o de bisagras verticales:


se mueven alrededor de un eje vertical que coincide
con una de sus aristas verticales, produciendo un
giro en un solo sentido (hacia un solos lado).
Pueden fijarse a los marcos por medio de bisagras,
fichas o pomelas, y giran hacia un solo lado.

2) Pivotantes: también giran alrededor de un eje


vertical, pero que ya no coincide con la arista, sino
que esta desplazada mas o menos hacia el centro.

3) Puertas a vaivén: se abren a ambos lados, pueden


ser de una o de dos hojas. Se fijan a los marcos por
medio de bisagras con resortes o por dispositivos
especiales colocados en los pisos que les permiten
girar en dos direcciones, volviendo a su posición de
inicio.

4) Puertas giratorias: consta de dos hojas cruzadas


dispuestas transversalmente una respecto de la
otra, formando un ángulo recto, que giran alrededor
de un eje vertical, sobre una estructura exterior.
Se usan cuando no se quiere dejar que salga o
entre aire; o dicho de otra manera; cuando se quiere
que entre el mismo volumen de aire que sale.

5) Puertas corredizas: se desplazan lateralmente a


través de un riel longitudinal y en algunos casos
mediante un sistema de guías y poleas, que a veces
van junto a la pared y otras se esconden en la
misma (se introducen).
Las puertas corredizas más comunes, son las que al
correr, superponen una hoja a la otra.
y de embutir

6) Puertas plegadizas: se compone de hojas estrechas


articuladas, las que se pliegan al desplazarse por un
eje horizontal.

7) Puertas levadizas: se las emplea especialmente,


para cerramientos destinados al acceso vehicular.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 8
Clasificación de puertas según el tipo de hoja:

1) Puertas Macizas o de enrazado


2) Puertas de Bastidor y Tableros
Constituyen el tipo de hoja utilizada en cada caso
3) Puertas Vidriadas (ver gráficos)
4) Puertas Placas

1) Puerta maciza o de enrasado: de construcción simple, consiste en una serie de tablas


machimbradas, reforzadas por travesaños y riostras.
2) Puerta de bastidor y tablero: constan de un bastidor formado por largueros y travesaños, cuyos
huecos son rellenados por tableros insertados en las ranuras hechas en los bastidores.
3) Puerta vidriada: en los bastidores en lugar de colocar tableros se colocan vidrios, la unión se
hace con masilla, lo que la hace hermético, pero queda desprolijo, por lo que es necesaria la
colocación de un contravidrio, lo que se trata de una varilla moldurada que se clava o atornilla
al bastidor.
4) Puertas placas o lisas: compuestas por dos hojas de madera terciada, encolada a un bastidor
interno que le da resistencia.

a) Puerta maciza o de enrazado:

TABLAS MACHIHEMBRADAS CON TRAVESAÑOS

TRAVESAÑO OBLICUO EN Z
TRAVESAÑO OBLICUO
EN DOBLE Z

CARPINTERIAS – ABERTURAS 9
b) Puerta de bastidor y tablero:
Constan de un marco a bastidor, formado por dos piezas verticales, denominadas largueros o
jambas, y otras horizontales, a las que se da el nombre de travesaños, dispuestas en la parte
superior e inferior y a veces en puntos intermedios
Todas estas piezas, unidas entre sí a caja y espiga, constituyen un marco simple o múltiple, cuyos
huecos son llenados por uno o más tableros, o por vidrios en el caso de las puertas vidrieras.

Tipos de bastidores: BASTIDOR A


LA INGLESA
• A la inglesa
• A la francesa
• De terciado
• De vidrio

BASTIDOR DE TERCIADO BASTIDOR A LA


FRANCESA

c) Puerta vidriada:

Puertas Vidrieras; Son de construcción parecida a las de "a tablero", sustituyéndose éstos por
vidrios de tamaño igual o menor, y sub dividiéndose la superficie, en este último caso, con un
armazón de listones destinados a recibir los vidrios.
Se usan frecuentemente combinaciones de ambas puertas, en que la parte inferior es "a tablero" y
la superior es vidriera

CARPINTERIAS – ABERTURAS 10
d) Puertas placas o lisa:

Son utilizadas para interiores, alojadas en marcos de madera o metálicos. Sus hojas están
construidas con los siguientes elementos:
Bastidor
Están formados por un armazón de madera de pino o cedro, y llevan dos montantes o
largueros, de 34 mm de espesor por 90 mm de ancho, unidos a caja y espiga a una serie de
travesaños de las mismas medidas.
Esta forma de construcción tiene por objeto asegurar la indeformabilidad y el reducido peso de
la puerta. Entre otros tipos, citaremos el bastidor formado por una serie de piezas horizontales,
encoladas entre uno o más largueros que las toman en forma de cepo.
Luego de construido el bastidor, se le da una mano de agua de cola en toda la superficie, por
ambas caras trasladándose al secadero, donde se apilan los bastidores colocando entre ellos
tablillas de 2 cm de espesor, para permitir la circulación de aire.
Enchapado
Después se aplica con cola una chapa de madera terciada de 5 mm de grueso, dejándola en el
secadero el tiempo necesario para que pierda toda humedad. Una vez encolada la madera, se
escuadra la puerta, aplicándole un tapacanto perimetral con doble machihembrado encolado de
22 mm de espesor, de los cuales 15 mm se embuten y quedan a la vista en todo el perímetro.
Este tapacanto puede hacerse con madera de cedro.
Toda puerta tiene que enchaparse por ambas caras con la misma clase de chapa e igual
espesor, para evitar deformaciones debido al trabajo de la madera.
En puertas de calidad, la superficie se lustra y la calidad de la madera del tapacanto debe ser
igual a la de la lámina del revestimiento de la puerta. Hay quienes suprimen el guardacanto o
tapacanto, haciendo llegar la chapa terciada hasta el borde de la puerta; este procedimiento es
poco aconsejable, pues la chapa del terciado o las láminas que forman la chapa, pueden
desprenderse fácilmente.
Calidad de la madera terciada
La calidad de la lámina de la madera terciada de recubrimiento, depende de la terminación
superficial deseada para la puerta y si se desea que la veta de la madera quede a la vista.
Pueden presentarse los siguientes casos:
Puertas Pintar: Son maderas de menor calidad (alisos) Se buscan maderas con pocos poros.
Puertas a Barnizar: El roble y el pino son maderas especiales para esta clase de puertas por la
belleza de sus grandes vetas, que el barniz realza más aún.
Puertas a Lustrar; Se utilizan maderas de calidad y belleza aplicadas al terciado antes de
encolar este con el bastidor Ej. roble, caoba, nogal.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 11
VENTANAS:
Son los cerramientos de vanos, que por su posición, tamaño y forma, en la mayoría de los casos
no permiten el paso de personas o cosas. Sirven para iluminar y ventilar.

Clasificación de ventanas según su forma de abrir:

1) Con bisagras verticales: ídem puertas.

2) Con hojas pivotantes: giran sobre un eje


vertical desplazado hacia el centro.

3) A banderola: se mueven en torno a un eje


horizontal inferior; puede ser a bisagra o
pivotante.

4) De proyección: se mueven en torno a un eje


horizontal superior.

5) A balancín: la hoja rota alrededor de un eje


horizontal, que pasa por el centro de la misma.

6) Corredizas: ídem puertas. Si son livianas lo


hacen por rozamiento sobre guías, si por el
contrario, son pesadas se deslizan mediante
ruedas y rieles.

7) A guillotina: las hojas se desplazan


verticalmente sobre su mismo plano, mediante
guías laterales. Presentan el inconveniente de exterior
ventilar el 50% de su tamaño y su ventaja
consiste en no ocupar espacio al abrirse.
Cuando aumentan de tamaño, hay dispositivos
para alivianarlas.
a) sin contrapesar: para aberturas pequeñas
b) autocompensada: las dos hojas se vinculan
A GUILLOTINA
entre sí, por medio de una soga o cables,
que pasan por poleas superiores. Así las
hojas se compensan mutuamente, de
manera que la resistencia que oponen a su
accionamiento, es solo de rozamiento y no a
causa del peso de las mismas.
c) Independientes: las hojas se compensan
individualmente, con mecanismos
independientes a resorte, poleas y
contrapesos.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 12
Partes o elementos de una ventana:

• Botagua o vierte agua: tiene el fin de hacer deslizar las aguas de lluvia a través de su
superficie. Es complementado por un canal de desagüe practicado en el marco.
• Canal de desagüe: se ubica debajo del botagua, su fin es desagotar el agua que se haya
podido filtrar desde el exterior, así como también el agua que se haya formado en el interior de
la ventana por condensación.
• Goterón: es otro complemento del bota agua (es una especie de nariz practicada en el mismo)
y sirve para que se escurra el agua. su forma se da de manera tal que pueda escurrir el agua
en forma de gotas, debido a que se define por una hendidura practicada en la parte inferior del
botagua que corta el paso del agua hacia el interior de la ventana.
• Bastidor: es lo que da estructura a la hoja de la ventana, en él se practican ranuras destinadas
a contener o alojar los elementos por los que estén conformadas las hojas (vidrio, madera, etc).
• Contravidrio: usado solo en el caso de bastidores de vidrio. Tapa la unión entre el vidrio y el
bastidor.
• Contramarco: elemento decorativo; generalmente de madera; que hace las veces de
tapajuntas entre el marco y la pared.
• Marco: ídem puertas.
• Antepecho o alfeizar: es la terminación final de la pared o el vano que contiene a la ventana.
No pertenece a la ventana en sí, sino que es mas bien parte del vano. Tiene la misma
pendiente que el canal de desagüe y nace donde termina éste, cumpliendo un fin similar: el de
facilitar el escurrimiento del agua. generalmente se forma de algún material impermeable
(cerámico, mármol, piedra granítica, etc).

CARPINTERIAS – ABERTURAS 13
CORTINA DE ENROLLAR

CARPINTERIAS – ABERTURAS 14
HERRAJES
Son los mecanismos mediante los cuales las partes movibles (hojas) se vinculen a las partes fijas
(marcos y hojas fijas) permitiendo:
• Movimientos: Estos movimientos pueden ser de giro alrededor de un eje vertical u
horizontal, traslación en una dirección vertical u horizontal, o una combinación de estos
• Seguridad: Permiten controlar la apertura de la abertura

Clasificación:

a) De libro
b) Fichas
1) BISAGRAS c) Pomelas
d) De resortes
DE MOVIMIENTO e) Invisibles

2) PIVOTES

3) ESPECIALES (para guillotinas, levadizas y corredizas)

1) CERRADURAS (comunes, de combinación, de cilindro)


DE RETENCION 2) ALDABILLAS
(fijación) 3) PASADORES
4) FALLEBAS
5) RETENES Y GANCHOS

1) MANIJAS Y EMPUÑADURAS (balancín, cruz, argolla, pomo)


DE ACCIONAMIENTO 2) DE ACCIONAMIENTO A DISTANCIA (cadenas, palancas y barras, simplones)
3) CIERRA PUERTAS (neumáticos)

1) EMBELLECEDORES (golpeadores y mirillas)


COMPLEMENTARIA 2) ESPECIALES (puertas automáticas)
3) DISPOSITIVOS DE OSCURECIMIENTO

CARPINTERIAS – ABERTURAS 15
HERRAJES DE MOVIMIENTO:
1) Bisagras:
Permiten el movimiento rotatorio de las hojas alrededor de un eje. Constan de dos o mas alas
metálicas vinculadas en dicho eje (mediante una especie de clavo), una fijada al marco y la otra a
la hoja móvil.
a) De libro: se componen de dos alas dispuestas a un mismo nivel. A fin de impedir el
desgaste por fricción, se pueden colocar “arandelas de munición”.

b) Fichas: tienen dos o más alas dispuestas a distintas alturas. Este sistema permite
descolgar la hoja del cerramiento. Tanto el número de alas como el de agujeros varían en
función del espesor de la madera: para maderas de 2” de espesor o más se utiliza una
ficha de 45mm y 5 agujeros, mientras que para maderas de menor espesor se utilizan
fichas de 3 agujeros. Para reforzar los puntos de fricción, se pone una arandela de bronce.

c) Pomelas: tienen dos alas dispuestas a una misma altura pero al igual que las anteriores,
no se entrelazan a manera de libro. También permite descolgar la hoja. Es el más estético,
ya que su eje queda menos visible. Las alas pueden ser más largas que el eje, lo que
aumenta su efectividad.

d) De resortes: son bisagras del tipo libro que tienen en su eje un resorte, que según los
casos mantienen las alas cerradas o abiertas. Son usadas en hojas a banderola y a vaivén
(de uno o de dos ejes). Las de alas abiertas, son para hojas a banderola (deben quedar
permanentemente abiertas), mientras que las de alas cerradas, para hojas que deben
cerrarse automáticamente, por ejemplo la puerta de un hospital. Las de doble acción tienen
3 alas y dos ejes, utilizadas en puertas a vaivén (abren para ambos lados).

Banderola Vaivén
simple acción doble acción

e) Invisibles: quedan ocultos cuando las hojas están cerradas, son dos alas que no se
vinculan por el eje sino por una pieza especial.
2) Pivotes:
Como las bisagras, permiten el movimiento de rotación de las hojas. El pivote consiste en una
espiga que gira dentro de un buje o hueco. La espiga se fija a la hoja y el buje al marco.

3) Especiales:
Consisten en guías, poleas y contrapeso aplicadas a hojas que se mueven deslizándose sobre su
mismo plano, como ser las corredizas, guillotinas, plegadizas o levadizas.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 16
HERRAJES DE RETENCIÓN O FIJACIÓN:
Son los herrajes necesarios para mantener las hojas en una determinada posición.
1) Cerraduras:
Destinadas a mantener cerradas las hojas, son usadas en puertas. Constan de un vástago
(llamado pestillo) que se desplaza y aloja en un hueco practicado en el marco. Dicho vástago se
acciona por llave o por manija (picaporte). Tiene forma de cuña, para que se accione al chocar
con el marco.
Existen tres tipos o sistemas de cerraduras:
a. Comunes: para accionarse la llave, debe introducirse en el ojo de la cerradura y ser girada a
través de uno o más dientes fijos en la caja. Debe tener caladuras o moldura necesaria.
b. De combinación
2) De cilindro: llave chata de tamaño pequeño. El sistema consiste en la rotación de un cilindro
pequeño (donde se introduce la llave), el cual se aloja dentro de otro mayor que impide el giro
del primero mediante una serie de pernos o pasadores.
3) Albadillas:
Fijan la hoja al marco o a otra hoja fija. Consiste en una lengüeta que gira y se engancha en una
grampa fija, integrada al marco o a otra hoja. Una variante es la lengüeta embutida.
4) Pasadores:
Consiste en una barra que fijada a la hoja móvil, que se desliza horizontalmente hasta alcanzar
una grampa fijada al marco.
5) Fallebas:
Son barras fijadas a la hoja que por desplazamiento vertical se calza en dos grampas aseguradas
en el dintel y en el umbral respectivamente. Consiste en dos barras cortadas, unidas en la parte
media de la hoja mediante un sistema de cremallera.
El desplazamiento se realiza al girar la manija, que acciona un mecanismo (cremallera) alojado en
una caja ubicada en la mitad de la hoja, la cual puede ser exterior o estar embutida.
6) Retenes y Ganchos
Mantienen las hojas abiertas o entre abiertas para graduar la ventilación.

HERRAJES DE ACCIONAMIENTO:
Son las requeridas para abrir las hojas o; dicho en otras palabras; para accionar las hojas de abrir
de los cerramientos.
1) Manijas y Empuñaduras:
a. balancín
b. cruz
c. pomo
d. argollas
2) De Accionamiento a distancia:
Usadas en los casos en que las hojas de abrir no estén al alcance de la mano.
a) cadenas y cuerdas: (banderolas y balancines) aquellas que están siempre abiertas.
Esfuerzos de tracción.
b) palancas y barras: permiten el accionamiento consecutivo de varias hojas. Tracción,
compresión y torsión.
c) simplones: Para accionamientos de tracción y compresión. El sistema consta de un cable
engrasado y confinado dentro de un caño de sección reducida, que permite darle una
trayectoria y cuyos extremos llegan: uno a la hoja y el otro al alcance del operario.
3) Cierra Puertas
Son sistemas neumáticos.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 17
COMPLEMENTARIAS:
1) Embellecedores:
a) golpeadores
b) mirillas
2) Especiales:
Puertas automáticas
3) Dispositivos de Oscurecimiento:
Sirven para oscurecer los ambientes y proteger o brindar seguridad a las aberturas.
Materiales: Madera, Acero, Aluminio, P.V.C.
a) postigos
• persianas
OSCURECIMIENTO
• hoja llena
b) persianas replegables
c) cortinas
d) rejas SEGURIDAD
e) cortinas de enrollar
Postigos: son paneles más o menos opacos. Se superponen a los cerramientos.

Cortinas de Enrollar: Cortina conformada por una sucesión de listones unidos, posee guías, eje,
cinta y enrollador automático y taparollo

TIPOS DE MATERIALES PARA ABERTURAS:


Aluminio:
La precisión es su mayor mérito, sus cortes son precisos (a 90º), obteniéndose uniones perfectas
y por consiguiente aberturas de gran hermeticidad. A esto se suma la gran virtud del aluminio, de
no degradarse por acción de los agentes climáticos, ya que el mismo óxido que se forma en su
superficie, funciona como capa protectora; la que a su vez puede ser inducida o provocada en
fábrica, mediante el proceso denominado “anodizado”, que como bien se dijo, consiste en incitar la
oxidación controlada del aluminio, creando una capa protectora, la cual tiene la virtud de absorber
la anilina (color) pudiendo obtenerse aberturas de gran variedad de colores.
Otra cualidad importante de las aberturas de aluminio, es que prácticamente carecen de
mantenimiento. Sin embargo los que si necesitan de un periódico mantenimiento, son sus
elementos accesorios como ser burletes y cepillos, los que al ser de goma o materiales sintéticos,
envejecen y se rigidizan dando vía libre al paso de polvo y viento, cuya única solución es
recurriendo a su constante recambio.
Es importante saber que el aluminio presenta incompatibilidad con el acero (por la diferencia de
potencial eléctrico entre ambos) lo que hace que en los puntos de contacto haya corrosión,
provocando una destrucción mutua.
A estas aberturas se les dará un delicado trato durante su colocación, puesto que es un material
liviano y frágil, que se descuadra y se deforma por golpes.
Comercialmente se disponen de tres maneras:
• Natural: como su nombre lo indica, es el aluminio natural, sin tratamiento alguno (anodizado o
pintado)
• Anodizado: como ya se explicara, es el aluminio oxidado en forma controlada y pintado, su
coloración tiene una leve tonalidad dorada que resalta a la luz. Es más brilloso que el

CARPINTERIAS – ABERTURAS 18
prepintado, pero también es más caro. Cabe aclarar, que con el paso del tiempo, el anodizado
pierde brillo.
• Prepintado o de color: pintadas con pinturas termoplásticas (epoxídicas o poliuretánicas) y
horneadas. Son algo más opacas que el anodizado y también mas económicas. Las pinturas
refuerzan la resistencia a la corrosión del metal, además de que no pierden su brillo original
con el paso del tiempo, como sí ocurre con el anodizado.
Acero o chapa:
Se emplea acero con poco porcentaje de carbono (acero dulce común) para facilitar su
trabajabilidad y soldabillidad, los hay en perfiles comunes (T, L, planchuelas, etc) y perfiles
especiales. Dentro de estas aberturas encontramos tres grupos:
• Chapa negra o lisa: formada por medio de plegados y cortes practicadas en láminas de acero
obtenidas por rolado. Son de baja calidad: llevan soldaduras que les dejan rebarbas dándole
una mala terminación, sumado a que no se pueden obtener cortes precisos (a 90º) y requieren
de mucho mantenimiento, ya que son de fácil oxidación.
• Su numeración varía del 1 al 36, siendo la nº 1 la de mayor espesor. Los marcos de chapa (y
los metálicos en general) tienden a ser del tipo unificado.
• Acero inoxidable: su manufactura es igual a la chapa negra o lisa, pero de mejor terminación y
con tratamientos especiales que le otorgan ventajas de conservación y de aspecto. Su
contrapartida es que son muy caras; por la obtención del material en sí,; pero además por
necesitarse de mano de obra especializada para su colocación mas la necesidad de
soldaduras especiales, por lo que se utilización se da en obras especiales (de gran
importancia).
• Perfil laminado: ya en desuso, por no fabricarse más.
Madera:
Es el material más usado, se da en 3 formas básicas o principales:
a. Tablas o tableros: su rigidez se consigue con tableros y travesaños y bastidores.
b. Contrachapados: encolado a un armazón cuadriculado (también conocidas como puertas
placas).
c. Contrapegado: encolado con alma llena.
Su principal problema es la higroscopicidad, ya que la madera tiene gran capacidad de absorción
de humedad, en especial la del ambiente, lo que provoca hinchamientos que impiden su cómodo
uso, por ejemplo abrir y cerrar las puertas con normalidad. Ante este problema debe evitarse el
cepillado de las hojas (para normalizar su uso) ya que al sobrevenir nuevamente la atmósfera
seca, las hojas se contraerán perdiéndose hermeticidad entre marco y hoja.
La solución a este problema está en el campo de la prevención: confinando a la madera tras una
buena película aislante como ser pintura, laca, barniz, cera, etc., sellando así sus poros en toda la
superficie, incluyendo al marco. Estas películas aislantes, también se encargarán de proteger el
cerramiento del ataque de hongos e insectos.
El uso de estas pinturas o barnices no constituyen una solución definitiva, ya que dichos
elementos se degradan con el paso del tiempo, por lo que el mantenimiento de este tipo de
aberturas, es prácticamente eterno, y de no producirse, habrá un inevitable pasaje de la humedad.
También es importante verificarse el estado de la madera (que esté perfectamente seca) así como
las características de sus fibras, procurándose usar una madera compacta de fibras apretadas y
grano fino y que además hayan perdido la savia por estacionamiento o por penetración de
antisépticos, las cuales tendrán un excelente comportamiento y estabilidad dimensional con
conservación.
Materiales sintéticos plásticos:
Son resinas sintéticas, que constituyen cerramientos muy prolijos, de excelente terminación y de
una precisión similar o mejor que las de aluminio. Hoy por hoy existen resinas de gran resistencia
a la acción de los agentes atmosféricos, pese a ello, su gran desventaja es la degradación sufrida
por acción de los rayos ultravioletas, que las tornas frágiles y quebradizas con el paso del tiempo.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 19
Otro aspecto que actúa en perjuicio del material es su alto costo, esto a causa de que sus partes
son construidas en el exterior (Alemania por ejemplo) y ensambladas aquí. Quizá en un futuro no
muy lejano pasen a ser de producción nacional, con lo que sus costos bajarían automáticamente.
Los plásticos situados dentro del grupo de los termoplásticos, son muy utilizados para la
elaboración de elementos accesorios en aberturas de otros materiales como ser aluminio y acero,
conformando rodamientos (de nylon) para ventanas corredizas, burletes semirígidos (de PVC y
neopreno), tapajuntas (del mismo material) y selladores o mastiques en pasta de acrílico,
siliconas, cauchos clorados, etc.
Vidrios:
A su vez se subdivide en dos grupos:
1) vidrio común: permite el paso de la vista o el sol. Carece de funciones sustentantes, incluso si
se trata de vidrio armado, por lo que se ve obligado a alojarse dentro de un armazón de metal o
madera, para lo cual deberán complementarse con masilla o tapajuntas, a fin de lograr una
buena hermeticidad. Cabe aclarar que los vidrios sufren gran dilatabilidad térmica, por lo que
se deberá prever un espacio tendiente a absorber este movimiento.
2) vidrio templado: posee resistencia mecánica, lo suficiente como para constituir por si mismo
una hoja. Son resistentes a golpes y de gran espesor. Los herrajes especiales, se fijan
directamente sobre la hoja. Todo tratamiento que implique cortar, biselar o perforar el vidrio,
deberá hacerse antes de su templado, ya que una vez ejecutado, la pieza vítrea adquiere tal
rigidez, que hace imposible su trabajabilidad sin que se fragmente.
Otros:
• Bronce y latón: son de mejor resistencia a la corrosión y de mayor valor decorativo. Se usan
como finas láminas adheridas a estructuras de acero.
• Mortero y hormigón: son estructuras gruesas y pesadas, de bajos costos y no requieren
conservación. Se emplean en hojas fijas o de balancín.
• Plásticos: resinas de poliéster armados con lana de vidrio, se usan en revestimientos de
puertas para recibir choques.

Problemas de las aberturas en general:


Los distintos problemas que sufren las aberturas, responden mas un orden funcional o a errores
de colocación que a la carpintería en sí. Básicamente son tres:
1. Falta de Hermeticidad:
Esto quita efectividad a la función específica del cerramiento,
que es el de impedir la filtración de agua, viento, tierra e
insectos. Para garantizar una mayor hermeticidad a las
ventanas, se realizan cierres de doble contacto: la hoja se
apoya sobre el marco en dos puntos o pliegues superficiales.
Son utilizadas en exteriores para evitar filtraciones de aire,
polvo y agua.
2. Error de Montaje:
Lo que impide su uso normal, es decir que no se puede abrir ni
cerrar adecuadamente la hoja. Esto sucede por una mala
colocación del marco (torcido) o por la deformación del mismo,
ante un movimiento de la mampostería. Esto se soluciona
sacando el marco y volviéndolo a colocar.
3. Error de Diseño:
Cuando no se han previsto los canales y formas de desagüe, tanto del agua de lluvia, como la
proveniente de la condensación. Es oportuno mencionar, que los citados canales deben ser
revisados periódicamente, a fin de recurrir a su limpieza en caso de que estén obstruidos por
mugre.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 20
PLANILLA DE HERRAJES
Como complemento de la planilla y planos de carpintería, es conveniente confeccionar la de
herrajes, donde se indicará los diferentes herrajes correspondientes a cada abertura. Esta planilla
se completará con una especificación respecto de la característica de cada herraje, el metal, y si
se trata de una obra de categoría, el formato de cada elemento.
Generalmente los herrajes van señalados con números, que se refieren a catálogos o planos
especiales, indicándose para cada abertura la cantidad.

AISLACION TERMO-ACÚSTICA:

Realizadas en PVC, material no transmisor por naturaleza, reducen entre 30 y 47 dB el sonido,


tornando inaudibles los ruidos exteriores. Soportan temperaturas de -45 a 60'C y vientos de hasta
140 km. por hora.
Los vidrios con cámara de aire seco y estanco, evita la condensación de humedad y reduce hasta
0,8 K.
La abertura permite hasta un panel de 40 mm de ancho, haciendo posible la elección tanto del
espesor de cada uno de los cristales como de la cámara de aire. Selección de vidrios: biselado,
espejado reflectivo, Low-E, decorado, etc.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 21
Economía
Reduce en un 40 % el consumo de energía destinado a climatización de cualquier fuente, y en un
99 % los gastos de mantenimiento (barniz, pintura, etc.).
Es una importante inversión a largo plazo. y absoluta ganancia en tranquilidad y seguridad.
Instalación
Se amuran con tornillos de doble filete de 10 cm y se salían con espuma de poliuretano
expandido. Se realiza en el día, sin albañilería, sobre vano libre
Aptos para renovación.
Colocación sobre marco preexistente.
Diseño en armonía con la fachada.
Colocación
• El vano deberá tener medio centímetro de luz, a lo largo de todo el perímetro. Utilizar calzos
para mantener la luz, y poder encuadrar la hoja.
• Tomar el nivel, regular y atornillar el ancho inferior.
• Tomando uno de los altos, poner a plomo la abertura, atornillar los altos y finalmente el ancho
superior.
• Proceder al espumado de todo el perímetro, hasta completar a nivel del marco. Luego de
secado, cortar el sobrante al ras con un cortador.
• Siliconar todo el perímetro al ras.

CARPINTERIAS – ABERTURAS 22