Está en la página 1de 1

Clasificación de puertas según su forma de abrir:

1) Puertas de abrir o batientes o de bisagras verticales:


se mueven alrededor de un eje vertical que coincide
con una de sus aristas verticales, produciendo un
giro en un solo sentido (hacia un solos lado).
Pueden fijarse a los marcos por medio de bisagras,
fichas o pomelas, y giran hacia un solo lado.

2) Pivotantes: también giran alrededor de un eje


vertical, pero que ya no coincide con la arista, sino
que esta desplazada mas o menos hacia el centro.

3) Puertas a vaivén: se abren a ambos lados, pueden


ser de una o de dos hojas. Se fijan a los marcos por
medio de bisagras con resortes o por dispositivos
especiales colocados en los pisos que les permiten
girar en dos direcciones, volviendo a su posición de
inicio.

4) Puertas giratorias: consta de dos hojas cruzadas


dispuestas transversalmente una respecto de la
otra, formando un ángulo recto, que giran alrededor
de un eje vertical, sobre una estructura exterior.
Se usan cuando no se quiere dejar que salga o
entre aire; o dicho de otra manera; cuando se quiere
que entre el mismo volumen de aire que sale.

5) Puertas corredizas: se desplazan lateralmente a


través de un riel longitudinal y en algunos casos
mediante un sistema de guías y poleas, que a veces
van junto a la pared y otras se esconden en la
misma (se introducen).
Las puertas corredizas más comunes, son las que al
correr, superponen una hoja a la otra.
y de embutir

6) Puertas plegadizas: se compone de hojas estrechas


articuladas, las que se pliegan al desplazarse por un
eje horizontal.

7) Puertas levadizas: se las emplea especialmente,


para cerramientos destinados al acceso vehicular.