Está en la página 1de 5

TEORÍAS DE LA

CONSTITUCIÓN
ECONÓMICA
Luis Ferney Moreno

I. Teorías justificativas

A ntes de comenzar a estudiar las teorías acerca de la constitución económica, es necesario


ubicar históricamente el Estado-Nación y la Constitución.

El Estado Nación

Tiene su comienzo relativamente próximo a nosotros. Ha nacido en el mundo moderno.


Con anterioridad, a este momento histórico no es correcto hablar de “Estado”; aquellas
organizaciones políticas anteriores se denominaron, Polis en Grecia, Imperium en Roma,
y Feudalismo en el medio evo1.
El Estado como organización política de la sociedad, es un concepto que se configuró
desde el siglo XVI, tanto desde un contexto teórico como de la práxis; hasta la estructu-
ración de la gran sociedad capitalista, como consecuencia de la revolución industrial y la
revolución francesa. De ahí, que el profesor Heller afirma: “La función del Estado aparece
por primera vez de un modo claro, con la sociedad económica capitalista”2.
El Estado determinado por un sistema y sociedad capitalista, se le concibió desde sus
inicios, fundado en principios liberales abstencionistas “Laisser-Faire” y “Laisser-passer”,
como así lo expresaba las teorías del liberalismo clásico. Se pensaba que la economía poseería
una efectividad plena y firme sólo en el caso de que se pudiera desenvolver los procesos de
cambio de la sociedad capitalista de modo completamente libre de toda clase de influencias
políticas, de limitaciones y regulaciones estatales.
Pero en la praxis, esta proyección del Estado, hizo crisis por la complejidad, desajustes y
alteraciones que produjo en la realidad social y económica de los países de los siglos XVIII y
XIX, valga decir, lo que fue para el siglo XVIII y XIX, no lo podría ser para el siglo entrante
XX, que exigía una realidad y acción del Estado más determinante.

1
Manuel Jiménez de Parga. Los regímenes políticos contemporáneos, Madrid, Edit. Tecnos, 1983. Citando a Francisco Javier
Conde. Introducción al Derecho Público Actual; quien defiende y sostiene la tesis “que en la edad media no hubo Estado, ni tampoco
antes. El poder, el territorio, el factor humano y el Derecho, cambiaron en el marco de la nueva organización política que nace en
los comienzos del mundo, a saber: El Estado”.
2
Hermann Heller. Teoría del Estado, México, Fondo de Cultura Económica, 1977, p. 234.

Contexto 57
Contexto

Es así, como aparecieron los teóricos del Estado constituciones, ya estaba indicando un concepto
intervencionista o del Estado económico, como forma implícito de constitución económica.
de superar el antiguo orden del liberalismo clásico para De las diversas teorías justificativas de la con-
dar paso al liberalismo intervencionista. stitución económica, podemos establecer cómo se
No obstante, de este suceso histórico de lo econó- fue consolidando el concepto de ésta. Empezaré con
mico y social, hoy nos aterra la inmensa intervención la primera teoría justificativa, teniendo en cuenta un
del Estado en la actividad económica de la sociedad. orden histórico de aparición.
El norteamericano, Charles Austin Beard4, que
La Constitución escribió para el año de 1913, concibe la Constitución
como un documento económico, después de exami-
La Constitución del Estado, es un documento que con- nar los intereses económicos que intervinieron en la
tiene un conjunto de normas jurídicas que refrendan las elaboración de la constitución de 1787 de los Estados
bases del sistema social y económico y de la organización Unidos de Norteamérica y porque la Constitución
política de la sociedad. además, reflejaba el interés de proteger los derechos
de propiedad, como se puede extraer de los siguientes
La preocupación histórica por una constitución en los apartes:
estados modernos, nos lo reseñó, el profesor Heller3 de
este modo: No puede decirse por tanto, que fuesen desin-
teresados los miembros de la convención. Por
Los documentos constitucionales de las renova- el contrario, nos vemos obligados a admitir
una conclusión profundamente significativa:
ciones burguesas las recibió, precisamente su
que advertía por su experiencia personal en
peculiar ideal de ordenación, de la lucha sostenida
asuntos económicos, y el resultado exacto que
por la democracia liberal contra el absolutismo
podría obtener el nuevo Gobierno que creaban.
Feudal. El objeto de las revoluciones Burguesas de
De haber sido un grupo de doctrinantes como
los siglos XVIII y XIX, y de las constituciones que
los asambleístas de Fracfort de 1848, habrían
promulgaban, era la limitación del poder absoluto
fracasado miserablemente, pero como eran
del Estado.
prácticos pudieron asentar el nuevo Gobierno
sobre los únicos cimientos estables: “Los intereses
Por consiguiente, la tendencia a la racionalización económicos primordiales.
de la estructura de poder, junto con los esfuerzos
revolucionarios de la burguesía tendiente al esta- Ya hemos dicho lo suficiente para demostrar
blecimiento de límites jurídicos al ejercicio del que es enteramente falso el concepto de que la
poder del Estado, han influido en la creación de las Constitución es una pieza de legislación abstracta,
modernas constitucionales”. donde no se refleja ningún interés de grupo y no
se reconoce, ningún antagonismo económico.
El profesor Heller y otros autores tienen razón, pero Por el contrario, fue un documento de esta
considero que la misión de la constitución no era índole, hecho con extraordinaria destreza por
exclusivamente resumir o estatuir en un documento, hombres que tenían en la balanza sus derechos de
todas las instituciones y principios de gobierno vigentes propiedad, y que por lo mismo apelaban directa y
o las limitaciones del ejercicio del poder, si no que certeramente a los intereses del país en general.
también, como se puede constatar de las primeras
constituciones del mundo moderno, la protección y Como teoría justificativa de la constitución econó-
la inviolabilidad de los derechos de propiedad, que mica, encontramos los trabajos que sobre la
precisamente define la naturaleza del sistema económico Constitución realizó Karl Schmitt5, para los años de
capitalista; y además la influencia real de los intereses 1929, quizás como afirman algunos, es este autor
económicos que intervinieron en la elaboración de estas uno de los primeros que habló expresamente sobre

58
la constitución económica en su libro de la Defensa la aceptación del riesgo por parte de cada uno,
de la Constitución. no pudiendo subsistir sin aquellas normas pro-
Schmitt, entiende que la constitución econó- tectoras y principios de derecho que respaldan
mica se quiere desplazar a la “Constitución Política”, y defienden a todos, no solamente frente a los
esto es, se quiere dejar de lado al Citoyen para susti- abusos de los individuos, sino también frente a
tuirlo por el Producteur, y centra su posición sobre las arbitrariedades y al socialismo, formando un
la constitución económica, en la que el Estado debe conjunto que se denomina Estado de Derecho.
dar prevalencia a la regulación económica de una
sociedad determinada y que en un extremo puede Son contactos los que seriamente se proponen
conducir a crear dentro del Estado una dirección modificar la estructura liberal democrática del
plenamente económica, de tipo sindical o soviética Estado, pero son muchos los que creen tener
que podría conducir al stalinismo o al fascismo mano libre para transformar la constitución
corporativo. económica.
Schmitt, al presentar dos direcciones sobre
el Estado, establece la conveniencia de una cons- El publicista Ekkhurt Stein, citado por el profesor
titución económica para cualquier Estado y a su vez peruano García Belaúnde8, dice que Stein, que
las inconveniencias reales cuando se enfrenta esta escribió el manual de derecho político en 1971, se
constitución económica al sistema de partido en un refiere muy someramente a la constitución econó-
determinado Estado. Schmitt, se contradice y no mica como equivalente al sistema económico, pero
perfila su postura de la constitución económica a este sistema económico con respecto a la República
unos términos concretos. Federal Alemana, basada en la economía social de
Rastreando los economistas como W. Wecken mercado.
y Wilhelm Ropke6, que escribieron para los años Aparecieron otros estudios en Italia y España,
de 1940, encontramos otra teoría justificativa de la refiriéndose expresamente al concepto de consti-
constitución económica. tución económica: Alejandro Pizzorusso9, que de-
Sin embargo, me detendré en la exposición sobre fiende como constitución económica el conjunto de
el tema del economista Wilhelm Ropke7, que argu- relaciones económicas que se presentan en un deter-
menta en favor de consagrar constitucionalmente minado país. Y Ramón Entrena Cuesta10, propone
la economía de mercado, para así evitar la amenaza sumariamente, “la constitucionalización del orden
del socialismo dentro del sistema político liberal. económico”, porque según este autor existe razón
Afirma: práctica que abona la necesidad de plasmar al más
alto nivel jurídico-formal los principios básicos del
El sistema político y económico está siempre sistema económico.
vinculado entre sí de forma más o menos
estrecha, por lo que no puede combinarse
cualquier sistema político con cualquiera sistema
3
Herman Heller. Op. Cit., pp. 291 y 292.
4
Charles Austin Beard. Una interpretación económica de la Constitución de los
econó-mico. La sociedad es siempre y en todas Estados Unidos, trad. de Héctor Sáenz y Quesada, Buenos Aires, Ediciones
partes un todo indisoluble, político, cultural Arayu, 1953.
5
Karl Schmitt. La defensa de la Constitución, Barcelona, Edit. Labor, 1931.
y econó-mico”. Ropke argumenta finalmente 6
W. Wecken. Cuestiones fundamentales de economía, publicado originalmente
que “es necesario creer en milagros para que el en 1939, traducido en Madrid, 1947 y Ropke Wilhelm.
7
Wilhelm Ropke. La crisis social de nuestro tiempo, Madrid, Edit. Revista de
Socialismo pudiera constituir una excepción. Occidente, 1947.
8
Domingo García Belaúnde. “Constitución Económica Peruana”, ponencia
La correlación entre constitución económica presentada al Simposio Internacional sobre modernas tendencias del derecho
constitucional, organizado por la Universidad Externado de Colombia, Bogotá, 2
y constitución política, vale también por la al 6 de noviembre de 1986.
economía de mercado. La economía de mercado 9
Alessandro Pizzorusso. Lecciones de Derecho Constitucional, 2 vols., Madrid,
Centro de Estudios Constitucionales, 1984.
es un sistema económico basado en la confianza, 10
Ramón Entrena Cuesta y otros. El modelo económico de la Constitución es-
el espíritu de empresa, la voluntad de ahorro y pañola, 2 vols., Madrid, Instituto de Estudios Económicos, 1981.

Contexto 59
Contexto

Según el profesor M. García-Pelayo11 la expresión II. Ubicación de la


constitución económica comprende las normas básicas
destinadas a proporcionar el marco jurídico fundamen-
constitución económica
tal para la estructura y funcionamiento de la actividad dentro del cuerpo de la
económica o, dicho de otro modo, para el orden y el constitución jurídico-
proceso económico.
Por último, es de reconocer los aportes sobre la
normativa
teoría de la constitución económica del profesor García
A pesar de encontrarnos con la tradición histórica
Belaúnde12, sostiene y presenta unas posturas concre-
de las modernas constituciones, de contener
tas, vinculadas en lo fundamental con los elementos
normas de organización del Estado y un catálogo
económicos integrantes que identifica la “Constitución
de derechos y libertades fundamentales; y con la
Económica”. De igual forma, el profesor Gaspar Ari-
tesis defendida por algunos de la neutralidad de la
ño13, para este autor la constitución económica “es el
constitución, respecto de la organización econó-
conjunto de principios, valores y reglas fundamentales
mica. Me permitiré hacer algunas consideraciones
que presiden la vida económica-social de un país, según
sobre la problemática de la economía en el cons-
un orden que se encuentra reconocido en la Cons-
titucionalismo.
titución”.
Las posturas que desaconsejan la confi-
“Este orden económico constitucional no es pieza guración constitucional del orden económico,
aislada, sino un elemento más dentro de la estructura ignoran que los derechos y libertades fundamen-
básica de la ley fundamental. Además, hay que enmarcar tales recogidas por el constitucionalismo clásico a
la constitución económica dentro de un contexto más partir de las primeras constituciones de los estados
amplio: el modelo de sociedad y la idea de Estado”. modernos, no son ya en absoluto neutrales, ni
En conclusión: de las diferentes teorías justificativas pueden tratarse aisladamente de la concepción
de la “constitución económica” se infiere que existe político-económica, porque estos derechos y lib-
posiciones favorables a la constitucionalización de ertades son pieza básica del orden económico, y
los principios económicos que mueven realmente el por la existencia dentro de estas constituciones de
sistema, es decir, se acepta la idea, que la constitución la garantía de la propiedad privada, de la heren-
debe expresar los principios y organización del sistema cia y de la libertad profesional o de asociaciones,
económico, pero dando una mayor flexibilidad a la son pues elementos definidores de un sistema
adaptación de la realidad económica, porque una rigi- económico determinado.
dez normativa de la Constitución puede dificultar la Y con fundamento en las teorías justificativas
necesaria adaptación de la norma a la realidad. de la constitución económica a partir de la realidad
Por otra parte, la riqueza del tema se desprende constitucional, se percibe que el concepto de con-
quizás al examinar el modelo económico de las distintas stitución económica se ha venido introduciendo
constituciones del mundo, tal como se puede apreciar sistemática y paulatinamente dentro del cuerpo de
del trabajo comparativo internacional hecho por el la constitución jurídico-normativa del Estado, en
profesor Alfonso Ojeda Marín14. razón de la evolución del Estado Liberal Clásico
al Estado Liberal Intervencionista.
La fisonomía reciente de las constituciones
11
M. García Pelayo. “Consideraciones sobre las cláusulas económicas de la con- jurídicas-normativas de un número de países,
stitución”, Estudios sobre la Constitución española de 1978, Zaragoza, 1979.
12
García Belaúnde. Op. Cit. está delimitada por una parte dogmática, una
13
Gaspar Ariño Ortiz. Principios de derecho público económico. Modelo de Es- parte orgánica o institucional y por una parte
tado, gestión pública, regulación económica, Granada, Fundación de estudios de
regulación, 1999.
económica específica, como (régimen económico
14
Alfonso Ojeda Marín. El contenido económico de las constituciones modernas, del Estado). Es en esta última parte de la cons-
Madrid, Instituto de Estudios Fiscales, Documento Nº 14, 1990.
titución jurídico-normativa que encontramos

60
más concretamente consagrado el concepto de con- dirección de la economía, intervención del Estado
stitución económica, a pesar de que este concepto lo en la economía, los servicios públicos, la planeación,
podemos encontrar también en todas las otras partes banca central y la regulación monetaria y cambiaria,
de la Constitución. la hacienda pública, ésta a su vez procura a una regu-
Por eso se afirma, que la inclusión de la parte lación extensa del sistema tributario, presupuesto,
económica específica dentro de la constitución gasto público.
jurídico-normativa rebasa la clásica división de la
constitución jurídico-normativa en su parte dog-
mática y su parte orgánica o institucional. Es en esta
tendencia que la Constitución de 1991 de nuestro
III. Clases de constitución
país, se enmarca dentro de la orientación tridivisional económica
de la Constitución.
La teoría constitucional general entiende por
A. Parte dogmática constitución en un sentido formal: aquellas cons-
tituciones, que contienen normas jurídicas dictadas
Los teóricos de la constitución entienden como por un órgano especial mediante unas solemnidades
parte dogmática de la constitución la declaración que rodeen su expedición y no pudiendo ser refor-
de derechos y libertades, que en su origen están madas sino mediante el uso de unos procedimientos
vinculadas al liberalismo político. Es en la parte establecidos. Estas normas tienen la característica
dogmática donde precisamente se contempla los adicional de imponerse sobre todas las demás normas
derechos económicos y sociales que integran el del Estado. Y, en sentido material: se funda en la
concepto de constitución económica. existencia de reglas esenciales de la praxis que no
se encuentran escritas y se confrontan con el orde-
B. Parte orgánica o institucional namiento formal.

Se relaciona con el poder político, quien representa A. Constitución económica formal


ese poder es el Estado, y éste actúa por medio de
órganos. Son estos órganos los sujetos de la parte Constitución económica formal será la que resulte
orgánica o institucional, donde se fijan los límites
de regular y de recoger en forma escrita y en un
del ejercicio y se determinan sus funciones. De aquí
texto, normas jurídicas de la estructura del sistema
se deduce cuáles son las autoridades que regulan o
económico.
intervienen la economía.
Basta hacer un análisis de derecho comparado
de las diferentes constituciones para determinar los
C. Parte económica
múltiples modelos o formas de constitución econó-
Esta es estrictamente, la parte económica de la mica formal.
Constitución que consagra un régimen económico,
que expone el sistema económico imperante en un B. Constitución económica material
país determinado y es aquí donde verdaderamente
encontramos materializado el concepto de consti- La constitución económica material, sería el
tución económica. ordenamiento real de la economía en una comu-
Consideramos adicionalmente, que dentro del nidad indeterminada. Entonces, dentro de este
régimen económico, es decir, dentro de la parte concepto de constitución económica material
económica específica de la Constitución debe estar ubicamos los objetivos de la política económica,
contemplado en una forma especial reglas o normas porque responden a esa pretensión de ser ordena-
jurídicas sobre: la propiedad del subsuelo y los recur- mientos reales de la economía.
sos naturales, libertad económica e iniciativa privada,

Contexto 61