Está en la página 1de 4

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este

medicamento?
La amoxicilina se usa para tratar algunas infecciones provocadas por bacterias como la
neumonía; la bronquitis (infección de las vías respiratorias que van a los pulmones); e
infecciones de los oídos, nariz, garganta, del tracto urinarioy la piel. También se usa en
combinación con otros medicamentos para eliminar el H. pylori, unas bacterias que causan
úlceras. La amoxicilina se encuentra en una clase de medicamentos llamados antibióticos
parecidos a la penicilina. Su acción consiste en detener el crecimiento de las bacterias.
¿Cómo se debe usar este medicamento?
La presentación de la amoxicilina es en cápsulas, tabletas, tabletas masticables y en
suspensión (líquido) para tomar por vía oral.
¿Cómo se debe usar este medicamento?
La presentación de la amoxicilina es en cápsulas, tabletas, tabletas masticables y en
suspensión (líquido) para tomar por vía oral.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?


La amoxicilina se usa algunas veces para tratar la enfermedad de Lyme, para tratar la
infección por ántrax después de haber estado expuesto y para tratar las infecciones de la piel
por ántrax.

La amoxicilina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su


médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:
 náusea,
 vómitos,
 diarrea,
 cambios en el gusto,
 dolor de cabeza.
Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta
alguno de estos síntomas, deje de usar la amoxicilina y llame a su
médico de inmediato o busque tratamiento médico de emergencia:
 sarpullido,
 ampollas en la piel o piel que se pela,
 picazón,
 urticaria,
 sibilancia,
 dificultad para tragar o respirar,
 inflamación del rostro, garganta, lengua, labios y ojos,
 diarrea intensa (heces líquidas o con sangre) que puede ocurrir con o sin fiebre y calambres
estomacales (puede ocurrir hasta 2 meses o más después del tratamiento).
Indicaciones terapéuticas
Infecciones causadas por cepas sensibles como: infecciones de garganta, nariz y oídos
(amigdalitis, otitis media, sinusitis); infecciones del tracto respiratorio inferior (bronquitis
aguda y crónica, neumonías bacterianas); infecciones del tracto genito-urinario sin
complicaciones urológicas (cistitis y uretritis); infecciones de la piel y tejidos blandos
(incluyendo infecciones de la herida quirúrgica); infecciones en odonto-estomatología;
infecciones del tracto biliar; enf. o borreliosis de Lyme: en el tto. de la infección precoz
localizada (primer estadío o eritema migratorio localizado) y de la infección diseminada o
segundo estadío; fiebres tifoidea y paratifoidea (especialmente indicado para el tto. de los
portadores biliares crónicos); tto. de erradicación de Helicobacter pylori en asociación con
IBP y en su caso a otros antibióticos: úlcera péptica y linfoma gástrico de tejido linfoide
asociado a mucosa, de bajo grado; profilaxis de endocarditis producida por bacteriemia
post-manipulación/extracción dental; tto.. y profilaxis de septicemia, endocarditis,
meningitis, pielonefritis y ciertas neuropatías.
Modo de administración
Se puede comenzar el tto. por vía parenteral de acuerdo con las recomendaciones de
dosis para la formulación parenteral y continuar con una formulación oral. Para las cáps.:
tragar con agua sin abrir la cápsula; comp. recubiertos: tragar con agua; comp.
dispersables: suspender en agua para beber o tomar directamente con una cantidad
suficiente de agua (se pueden partir para facilitar la deglución).
Embarazo
Valorar riesgo/beneficio. Datos limitados en humanos no indican un aumento del riesgo de
malformaciones congénitas.
Lactancia
Amoxicilina se excreta por la leche humana en pequeñas cantidades con posible riesgo
de sensibilización. Por tanto, pueden aparecer en el lactante diarrea e infección fúngica de
las membranas mucosas, por lo que la lactancia podría tener que interrumpirse. Sólo se
debe administrar amoxicilina durante la lactancia tras haberse evaluado el beneficio/riesgo
por parte del médico.
Reacciones adversas
Diarrea, náuseas; erupciones cutáneas. Además se ha identificado reacción a
medicamentos con eosinofilia y síntomas sistémicos (DRESS).

La amoxicilina es un antibiótico derivado de la penicilina, que se usa contra las bacterias. Se


usa para tratar un amplio espectro de infecciones causadas por bacterias, como la amigdalitis,
bronquitis, neumonía, gonorrea e infecciones otorinolaringológicas o urinarias.
En comparación con la ampicilina su absorción es más rápida y completa. Los alimentos
no interfieren con su absorción. Presenta un espectro más amplio frente a microorganismos
Gramnegativos que otras penicilinas, conservando su acción frente a gérmenes Gram-positivos.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:
AMOXICILINA es estable en el ácido gástrico y se puede ingerir sin tomar en cuenta los alimentos.
Se absorbe rápidamente después de su administración oral. Se difunde inmediatamente en casi
todos los tejidos y líquidos del cuerpo, con excepción del cerebro y el líquido cefalorraquídeo, salvo
cuando las meninges están inflamadas. La vida media de AMOXICILINA es de 61.3 minutos.
Aproximadamente 60% de la dosis de AMOXICILINA administrada por vía oral se elimina
por la orina en un periodo de 6 a 8 horas.
RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:
Categoría de uso durante el embarazo, B: No se ha observado que amoxicilina tenga actividad
teratogénica. Sin embargo, tampoco se ha establecido la seguridad de su uso durante el embarazo,
es decir, se considera que el medicamento se debe usar sólo en caso de padecimientos graves en
los que el beneficio supere los riesgos potenciales. amoxicilina se excreta en pequeñas cantidades
por la leche materna, por lo que siempre existe el riesgo de sensibilización en el lactante.
REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:
Como ocurre con otras penicilinas, se puede esperar que las reacciones adversas se limiten,
esencialmente, a fenómenos de hipersensibilidad. Con mayor probabilidad, tienden a ocurrir en
individuos en los que previamente se ha demostrado hipersensibilidad a las penicilinas, y en aquéllos
con antecedentes de alergia, asma, fiebre del heno o urticaria.
Gastrointestinales: Náusea, vómito y diarrea.
Reacciones de hipersensibilidad: Se han reportado erupciones eritematosas maculopapulares y
urticaria.
Hígado: Se ha reportado un aumento leve de la transaminasa glutamicooxalacética (SGOT), pero
se desconoce el significado de este descubrimiento.
Sistemas hemático y linfático: Se ha reportado anemia, trombocitopenia, púrpura
trombocitopénica, eosinofilia, leucopenia y agranulocitosis durante la terapia con penicilinas. En
general, estas reacciones son reversibles al suspender la terapia y se cree que son fenómenos de
hipersensibilidad.
Sistema nervioso central: Muy pocas veces se ha reportado hiperactividad, agitación, ansiedad,
insomnio, confusión, cambios del comportamiento y/o vértigo reversibles.
Otros: Periarteritis nudosa.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:


Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30° C y en lugar seco.

USO CLÍNICO (PEDIATRÍA)


Tratamiento de las siguientes infecciones debidas a microorganismos sensibles
(A):  Infecciones otorrinolaringológicas y del tracto respiratorio inferior, debidas a
especies de Streptococcus α-y β-hemolítico, Streptococcus pneumoniae, Staphylococcus
spp., o Haemophilus influenzae.
 Infecciones de la piel y tejidos blandos debido a Streptococcus α-y βhemolítico,
Staphylococcus spp., o E. coli.
 Infecciones del tracto genitourinario, debidas a E. coli, Proteus mirabilis, o Enterococcus
faecalis.
Otras indicaciones:  Infecciones odontoestomatológicas.  Infecciones del tracto
gastrointestinal (fiebre tifoidea y paratifoidea).  Enfermedad de Lyme o Borreliosis, en el
tratamiento de la infección precoz localizada (primer estadío o eritema migratorio
localizado) y de la infección diseminada.  Infecciones del tracto biliar.  Tratamiento de
Helicobacter pylori (en asociación).  Profilaxis de la endocarditis bacteriana en
procedimientos dentales.
CONTRAINDICACIONES Amoxicilina no debe ser administrado a pacientes con antecedentes
de hipersensibilidad a antibióticos betalactámicos (ejemplo: penicilinas, cefalosporinas) o a
cualquiera de los excipientes. No se debe administrar a pacientes con mononucleosis infecciosa.
PRECAUCIONES El tratamiento debe suspenderse si aparece cualquier reacción de
hipersensibilidad. En pacientes con disfunción hepática se recomienda monitorizar
periódicamente la función hepática. En tratamientos con dosis elevadas, se aconseja mantener
una ingesta de líquidos y una diuresis adecuadas. Tratamientos prolongados: vigilar función renal,
hepática y hematopoyética
EFECTOS SECUNDARIOS Se describen sólo las frecuentes (> 1 / 100, < 1 / 10) y/o de
relevancia clínica, el resto consultar ficha técnica. En general, las reacciones adversas son poco
comunes y generalmente de naturaleza débil y transitoria. Trastornos gastrointestinales: Diarrea,
náuseas y vómitos Infecciones: Candidiasis mucocutánea El resto son poco frecuentes y de
frecuencia desconocida: Trastornos hematológicos: leucopenia, trombocitopenia, alargamiento
tiempo protrombina. Trastornos inmunológicos: edema angioneurótico, anafilaxia. Trastornos
sistema nervioso: mareo, cefalea. Trastornos hepatobiliares: aumento de las transaminasas,
hepatitis. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: prurito, erupción cutánea, eritema
multiforme, Sd de Steven Johnson.