Está en la página 1de 168

 

2009 

            ORALIDAD Y COMPETENCIA 
COMUNICATIVA

JULIO CESAR ROSERO MOREANO 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 

 
 

Desde siempre el estudio del lenguaje, ya sea oral o

escrito, ha sido motivo de debate y centro de los estudios

lingüísticos. Se ha discutido si el lenguaje tiene raíces

orales o escritas o se ha tratado de establecer

predominios de una sobre la otra. Pero la realidad nos

demuestra que donde haya dos seres humanos, habrá

comunicación.

Fernando Savater
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 2 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 

Presentación.                              6 
Capitulo uno: La comunicación                         9 
Clasificación de la comunicación                        15 
Comunicación e información                          19 
Elementos de la comunicación                         20 

Funciones de la comunicación                          35 

Flujo de la comunicación                           36 

Capitulo dos: La oralidad                           46 

Características de la oralidad                          51 

La cuestión de la formulareidad                        54 

Oralidad y la oralidad                            57 

El lenguaje humano                            71 

Como se produce el habla humana                        94 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 3 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Capitulo tres: Competencia Comunicativa                      114 
Que es una competencia                           116 
Adquisición de la Competencia Comunicativa                    124 
Competencia Lingüística                           126 
Competencia Paralingüística                          129 
Competencia sociolingüística                          129 
Competencia Pragmática                          131 
Competencia Textual                            132   
Competencia Cultural                            133 
Competencia Estratégica                           133 
Competencia Gramatical                           134 
Educación y el enfoque comunicativo                       138 
Desarrollo de la Competencia Comunicativa                    146 
Proceso de adquisición de la lengua escrita                     150 
Niveles de conceptualización                          154 
Bibliografía                                162 
   
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 4 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 

Esta obra escrita: ORALIDAD Y COMPETENCIA COMUNICATIVA, está


dedicada a mi familia, por haberme permitido invertir un tiempo muy valioso
y reconozco que sin su apoyo no hubiese sido posible llegar al final.

De igual manera esta obra está dedicada a mis estudiantes, a los colegas
docentes y a los directivos de la Institución Educativa en la que actualmente
estoy laborando. Todos los aportes y recomendaciones que me hicieron
fueron de gran valía para el mejoramiento de la misma y por ello les quedo
muy agradecido.

Julio Cesar Rosero Moreano


 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 5 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 

 
 

E L libro  Oralidad y Competencia Comunicativa, responde a las necesidades de la educación, en el sentido de 
que es muy importante el desarrollo de esta temática por las profundas implicaciones que la misma tiene en 
el aprendizaje integral de los estudiantes,  desde la educación básica primaria, básica secundaria y media, hasta 
en los cursos de la universidad. Es fundamental que los estudiantes adquieran el manejo de esta temática  para 
responder con acierto a la amplia gama de acciones que deben hacer y enfrentar en la sociedad de hoy.  
 
La temática también responde  al criterio expresado por el Ministerio de Educación Nacional, donde plantea que  
la  educación  debe  desarrollar  las    diferentes  competencias    comunicativas    con  la  intención  de    fortalecer  el 
conocimiento  y  que  los  estudiantes  puedan  utilizar  el  lenguaje  como  instrumento  de  comunicación  en  un 
contexto social determinado. Competencias  basadas  en  la  negociación  de  significados  entre los interlocutores,  
aplicable   tanto  a  la   comunicación   oral, como  a  la escrita. 
 
La Oralidad y  las  Competencia  Comunicativa  implican un despliegue de las capacidades relacionadas con el uso 
del lenguaje, competencias lingüísticas,  discursivas,  pragmáticas, entre otras. Las  competencias  en  la lengua 
escrita y habilidades lingüísticas, desde el enfoque funcional y comunicativo  de  los  usos  sociales  de  la  lengua 
que  se  concretan  en cuatro aspectos, a saber:   escuchar,  hablar,  leer  y  escribir;  contextualizadas  en  una 
gran variedad de géneros discursivos, orales y escritos (exposiciones académicas, debates,   presentaciones,  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 6 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
entrevistas,  reseñas,  asambleas,  cartas,  narraciones,  autobiografías,  tertulias  y  otras  expresiones 
contemporáneas). 
 
Este  panorama es de vital  importancia  para el  estudiante  en tanto reconoce  la  complejidad  de los  procesos  
comunicativos  y  a la  vez logra  identificar  los  principales  elementos  que intervienen  dentro de dicho  proceso.  
El  paso  siguiente  es lograr  que  los  estudiantes  se capaciten  para la  producción,  recepción  e interpretación  
de mensajes,   a través de todos los  canales,  que facilitan  y promueven el inicio, mantenimiento y fin  de los  
procesos comunicativos. 
 
La  temática  que  se  ha  identificado  para  construir  este  documento  escrito,  ha  sido  el  resultado  de  una  vasta 
experiencia en el campo de la docencia especializada con estudiantes de educación secundaria, es decir, durante 
mucho tiempo se observo la necesidad de  sistematizar el trabajo cotidiano y como resultado de esta experiencia, 
se ha visto la necesidad de compendiar en los siguientes capítulos: 
 
En un primer capítulo se hace una disertación sobre la comunicación verbal y no verbal que utiliza el ser humano 
para hacerse entender de sus congéneres. En el segundo capítulo se aborda una temática importante y compleja 
como  es  el  lenguaje    con  sus  diferentes  connotaciones  y  funciones  para  el  desarrollo  integral  de  la  persona, 
especialmente de nuestros jóvenes estudiantes.  
 
En el tercer capítulo se trabaja sobre las competencias comunicativas, tales como se las entiende y se  ordena por 
parte  del  Ministerio  de  Educación  Nacional,  pero  observando  las  particularidades  de  la  población  objeto  de 
nuestro quehacer diario.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 7 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Finalmente  se  hacen  unas  conclusiones  y  recomendaciones  que  son  validas  para  tenerlas  presentes  en  las 
Instituciones Educativas y procurar desarrollarlas para alcanzar los objetivos que se ha planteado el Ministerio de 
Educación  Nacional,  en  el  sentido  de  formar  ciudadanos  que  tengan  integralidad,  tanto  en  la  respuesta  que  se 
deben dar como personas y como miembros de la sociedad. 
 
Como  observación  particular  en  la  construcción  del  texto,  cabe  mencionar    que  se  hace  el  uso  de  software  de 
computador para procesar el  texto, graficadores de mapas conceptuales,  consultas permanentes a páginas Web 
de INTERNET que están especializadas en estos temas, es decir, se ha hecho un uso exhaustivo de las Tecnologías 
de la Información y las Comunicaciones – TICS – disponibles en estos momentos.  Se  espera que este documento 
sea de gran ayuda en  el mejoramiento de las capacidades cognitivas de los estudiantes que día a día asisten a la 
Institución Educativa. 
 
También quiero expresar los agradecimientos del caso a los estudiantes que hicieron sus valiosos aportes, a mis 
colegas  los  docentes  del  área  y  a  todos  aquellos  que  leyeron  el  manuscrito  y  le  hicieron  las  respectivas 
anotaciones, sin las cuales no hubiese sido posible la construcción de este libro. 
 
 
Julio Cesar Rosero Moreano 
Docente. 
 
 
 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 8 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 

 
 

E ntender  la  comunicación  como  oportunidad  de  encuentro  con  el  otro,  plantea  una  amplia  gama  de 
posibilidades de interacción en el ámbito social, porque es allí donde tiene su razón de ser,  ya que es a través 
de  ella    como  las  personas  logran  el  entendimiento,  la  coordinación  y  la  cooperación    que  posibilitan  el 
crecimiento y desarrollo de las sociedades. 
 
Las relaciones  que se dan entre los miembros de una organización se establecen gracias a la comunicación; en 
esos procesos de intercambio  se asignan y se delegan funciones, se establecen compromisos, y se le encuentra 
sentido a ser parte de aquella. ¿De qué otra manera  se predicen e interpretan comportamientos, se evalúan y 
planifican  estrategias  que  movilicen  el  cambio,  se  proponen  metas  individuales  y  grupales  en  un  esfuerzo 
conjunto, de beneficio común, si no es a través de una comunicación motivada, consentida y eficaz? 
 
De  las  innumerables  definiciones  de  comunicación,  la    de  la  Real  Academia  Española  –RAE‐    goza  de  bastante 
amplitud. Comunicar es "formular o intercambiar pensamientos, opiniones o información de palabra, por escrito 
o  a  través  de  signos".    Cualquiera  que  sea  la  definición  elegida  precisará  de  observaciones  clarificadoras  que 
puntualicen los siguientes aspectos:  
 
 Que la comunicación no es una faceta incidental de la vida, sino una función continua y esencial.  
 Que, por tanto, no siempre es consciente, ni racional. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 9 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Que,  biológicamente  hablando,  el  estudio  del  origen  y  evolución  de  la  comunicación  no  se  restringe  a  la 
capacidad de producir y entender palabras significativas.  Hay comunicación verbal  y comunicación no verbal1 
Ver el Mapa Conceptual de la figura No. 1. 
 
Figura No. 1. Mapa Conceptual de la Comunicación Humana. 
 

 
Fuente: Se utilizan los conceptos que en la actualidad se tienen sobre la comunicación humana. Se hace el grafico utilizando el software MINDMAPPER.  Mapa 
elaborado por Julio Cesar Rosero Moreano, enero de 2009.  
                                                            
1
 http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=COMUNICACION. Consulta realizada en enero de  2009. Formato HTML. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 10 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Los  docentes  hoy  en  día  y  con  fundamento  en  mucha  información,  consideramos  que  la  comunicación  no  se 
define bajo un solo horizonte, puesto que la comunicación es una actividad propia del ser humano. Por esta razón 
adoptamos  para  este  texto    la  siguiente  definición:    “Es  una  actividad  inherente  a  la  naturaleza  humana  que 
implica la interacción y la puesta en común de mensajes significativos, a través de diversos canales y medios para 
influir, de alguna manera, en el comportamiento de los demás y en la organización y desarrollo de los sistemas 
sociales. Se considera a la comunicación como un proceso humano de interacción de lenguajes que se encuentra 
más allá del traspaso de la información. Es más un hecho sociocultural que un proceso mecánico”2 
 
La comunicación es uno de los factores fundamentales en el funcionamiento de las organizaciones sociales, es una 
herramienta, un elemento clave en la organización y juega papel primordial en el mantenimiento de la Institución 
Educativa. Su actividad es posible gracias al intercambio de información entre los distintos niveles y posiciones del 
medio;  entre  los  miembros  se  establecen  patrones  típicos  de  comportamiento  comunicacional  en  función  de 
variables sociales; ello supone que cada persona realiza un rol comunicativo específico.  
  
La  comunicación  cumple  una  serie  de  funciones  dentro  de  la  sociedad  como:  proporcionar  información  de 
procesos internos, posibilitar funciones de mando, toma de decisiones, soluciones de problemas, diagnóstico de 
la  realidad.    El  término  función  alude  a  la  contribución  de  una  actividad  respectiva,  a  fin  de  mantener  la 
estabilidad o el equilibrio.  En este caso, el término función  se refiere  a lo que  una organización realiza o logra 
mediante la comunicación3 
 

                                                            
2
 Georges Gerbner. Medios de comunicación de masa y teoría de la comunicación humana.  Ediciones Troquel. Buenos Aires. 1973. Pág.  65. 
3
 Watzlawick, Paul.  Teoría de la comunicación humana. Interacciones, patologías y paradojas, 1ª Edición, Editorial Tiempo Contemporáneo, Buenos Aires, 1971, 
Pág. 163.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 11 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
En este punto, se hace necesario una aclaración entre lo que significa información y  la comunicación, con el fin de 
avanzar  en  los  elementos  pertinentes  para  el  desarrollo  de  este  texto.    Según  Dimitri  Weiss  la  información 
consiste  simplemente  en  que  un  emisor  emite  conocimientos  estructurados  a  un  receptor.    La  dirección  de  los 
datos,  en  el  caso  de  la  información,  produce  en  un  solo  sentido.    El  receptor  por  este  motivo,  se  considera 
siempre como un sujeto pasivo frente a la información4 
 
La  comunicación  entre  tanto,  consiste  en  intercambios  de  información  con  el  objetivo  de  modificar  el 
comportamiento de las personas u organizaciones e instituciones o de la sociedad en general.  La comunicación se 
produce  en  una  multiplicidad  de  sentidos  dado  que  cada  receptor  del  mensaje  se  transforma  a  su  vez  en 
productos  de  nuevos  y  variados  mensajes.    La  comunicación  es  fundamental  para  establecer  buenas  relaciones 
humanas, sin embargo, esta se ve afectada ya requiere el entendimiento mutuo del emisor.  
 
La comunicación es eficaz solo cuando la persona que recibe (receptor) el mensaje lo entiende en los términos de 
la  persona  que  lo  envía  (emisor).    Confabulan  contra  una  buena  comunicación  factores  tales  como:  Diferencias 
culturales, métodos de comunicación, lenguaje y diferencias de percepciones de cada persona.  
 
Se logra una comunicación verdadera si estamos interesados en el lenguaje de la otra persona, de tal forma que 
esta se puede expresar libre y sinceramente, si escuchamos atentamente y observamos con conciencia y somos 
capaces  de  ponernos  en  el  lugar  del  otro.  Solo  entonces  estaremos  estableciendo  las  bases  de  una  buena 
comunicación. 
 

                                                            
4
 Dimitri Weiss.  La función de los recursos humanos. Editorial El Gerente. Madrid, 2001. Pág. 69 – 73. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 12 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Para  el  ser  humano  es  fundamental  disfrutar  de  relaciones  humanas  armónicas.  En  efecto  todo  el  mundo  sabe 
muy  bien  lo  satisfactorio  y  placentero  que  es  el  contar  con  buenas  relaciones  humanas  y  de  la  tragedia  que 
significa  no tenerlas.  El no tener buenas relaciones humanas trae muchos conflictos a las personas en el trabajo 
en la escuela y hasta en vivencia de las familias. 
 
Por  otra  parte  la  eficiencia,  productividad  de  una  instituciones  u  organización,    tienen  como  factor  de  primera 
importancia la constitución de equipos y personas con conocimientos sobre comunicación  y que su aplicación de 
la  misma  sea  excelente.  Esto  ayuda  al  bienestar  de  la  organización,  tanto  a  nivel  económico  como  al  nivel  de 
comunicación  de  las  personas,    porque  en  ambientes  conflictivos  y  con  discordia  sucede  precisamente  lo 
contrario. 
 
Otro  factor  muy  importante  es  el  caso  en  que  posiblemente  no  haya  relaciones  adecuadas  al  interior  de  la 
Institución  o  de  la  familia  si  no  hay  una  buena  comunicación.    Hay  que  entender  que  la  comunicación  es  el 
proceso  en  el  cual  se  trasmiten  y  se  reciben  diversos  datos,  ideas  y  actitudes  que  constituye  la  base  para  el 
entendimiento o acuerdo común. 
   
De  los    diversos  conceptos  existentes  sobre  comunicación,  esta  se  puede  entender    como  un  intercambio, 
interrelación, como diálogo, como vida en sociedad, todo ello relacionado indiscutiblemente con las necesidades 
productivas del hombre y no puede existir sin el lenguaje. Comunicación es pensamiento compartido y no puede 
existir pensamiento sin palabra.  Comunicación proviene de la palabra latina Communis, que significa común, por 
tal motivo al comunicarse, se trata de establecer una comunidad con alguien.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 13 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
A través de símbolos (gráficos o verbales) se emite un mensaje por medio de un canal hacia un receptor, en un 
esfuerzo por compartir la información. Este mensaje debe incluir códigos que sean comunes tanto al emisor como 
al  receptor  para  que  el  objetivo  del  acto  de  emisión  del  mensaje  se  cumpla,  o  sea,  para  hacer  eficaz  la 
comunicación. 
 
Puede entenderse la forma por la cual existen y se desarrollan relaciones humanas; es decir, todos los símbolos de 
la mente junto con los medios para trasmitirlos a través del espacio y preservarlo en el tiempo. 
 
La comunicación puede tener dos clasificaciones fundamentales, así: 
 
 Como el proceso de intercambio de información. Constituye un reflejo, más o menos fiel de la realidad. Abarca 
documentos impresos, videos, fotografías, un disco magnético (cualquiera que sea su contenido)  etc. Incluye 
el traslado físico de soportes como periódicos, revistas, fotos, discos compactos o casettes). Una información 
interviene en comunicación cuando el mensaje además de ser significativo para el sujeto, propicia un cambio 
de actitud definitiva o temporal. 
 
 La comunicación social. Donde lo primario no es lo físico, sino los procesos intelectuales para hacer llegar la 
información  hasta  las  personas  receptoras.  A  través  del  proceso  de  comunicación  social  se  trasmite  el 
resultado de la actividad de los hombres y desde sus orígenes posibilitó la transmisión de ideas, pensamiento y 
experiencias vividas, pero también de los conflictos, necesidades y las aspiraciones de los hombres.5 
 

                                                            
5
 Tim  Sullivan  y otros. Conceptos claves en Comunicación y Estudios Culturales. Buenos Aires, Argentina. Amorrortu Editores. Año 1995. Pág. 89 – 93. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 14 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
1.1. Clasificación  de  la  comunicación.  Son  múltiples  y  variadas  las  formas  en  que  se  ha  clasificado  la 
comunicación humana, permitiendo que la misma sea bien estudiada por verdaderos equipos de personas 
y especialistas que se han dedicado toda una vida para hacernos comprender que significa la comunicación, 
sus  componentes,  su  utilidad  y  sobre  todo  la  aplicación  en  diferentes  momentos  y  actividades  de  la  vida 
diaria. Una cosa es la comunicación entre los médicos, los ingenieros y otras disciplinas que utilizan códigos 
especializados y el resto de la población.  
 
Para efectos del desarrollo del texto, inicialmente y tal como se muestra en el mapa conceptual de la figura 
No.1,  la  primera  clasificación  se  puede  dar  en  los  siguientes  términos:  Oral  y  No  Oral.    Esta  clasificación  
también es conocida como lingüística y no lingüística6 
 
La  comunicación  oral  o  lingüística  es  una  característica  propia  del  ser  humano  y  uno  de  los  factores  más 
importantes de la tarea de "humanización". Esta clase de comunicación  ha ido evolucionando, adaptándose a las 
necesidades  del  hombre.    Hoy  en  esta  época  se  puede  lograr  una  comunicación  de  diversas  maneras,  según  la 
situación en la cual una persona o grupo de personas se encuentren. 
 
Los  seres  humanos  sentimos  la  necesidad  de  comunicarnos  con  nuestros  semejantes  y    para  ello,  hemos 
desarrollado  un  complejo  sistema  de  comunicación  que  trasciende  el  esquema  simple  de  estímulo  y  respuesta. 
Ese  complejo  sistema  de  comunicación  producido  por  el  hombre  no  tiene,  por  supuesto,  un  carácter 
exclusivamente lingüístico. Es más, se ha estimado que en una conversación entre dos interlocutores sólo el 35% 
del mensaje se realiza en palabras, mientras que el 65% restante es comunicación no verbal. 

                                                            
6
 Ferdinand de Saussure. Curso de lingüística general. Editorial Ateneo, Buenos Aires, 1987. Pág. 32 – 34. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 15 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Sin  embargo,  no  por  esto  podemos  dejar  de  reconocer  que  el  lenguaje  verbal  es  la  forma  básica  de  actividad 
comunicativa humana. El lenguaje articulado es el modo de comunicación más completo de cuantos dispone el 
hombre. 
 
Por  lo  tanto,  para  el  desarrollo  de  esta  temática,  queremos  advertir,  en  primer  lugar,  que  nos  limitaremos  a  la 
comunicación  lingüística  y,  en  segundo  lugar,  que  vamos  a  partir  del  supuesto  de  que  la  comunicación  es  la 
función primaria del lenguaje. Recordemos que la comunicación lingüística es la actividad por medio de la cual, 
haciendo uso de los signos de una lengua, construimos un mensaje con la intención7 de alcanzar un objetivo o un 
propósito fijado de antemano. También sería bueno que no olvidáramos que la comunicación es producto de la 
naturaleza social del hombre y que, como tal, se fundamenta en la facultad semiótica o función simbólica. 
 
En el Mapa Conceptual de la figura No. 2, se muestran las características de la comunicación oral o lingüística y 
que permite concluir que comunicación  verbal  es aquella  que utiliza  la  palabra,  oral  o escrita, como vehículo 
del intercambio de información entre dos o más personas. El  lenguaje  verbal  es producto de un contexto que 
abarca otros sistemas de comunicación y que da sentido a los signos  verbales  que se inscriben  en él.   En cambio 
la comunicación no verbal   se entiende  aquella  que trasciende la  palabra  hablada  o  escrita8, como se basa en 
analogías evidentes  constituye  un lenguaje  intercultural  por encima de razas y  grupos sociales.  La  denotación  
no  verbal    permite  expresar  de  forma  simultánea    acontecimientos    sucesivos    y    es  excelente    para  indicar    la  

                                                            
7
  Para  comunicarnos  no  basta  con  transmitir  un  contenido  semántico,  sino  que  también  es  preciso  que  el  interlocutor  reconozca  nuestra  intención 
comunicativa. 
8
 CINTA,  M.  Habilidades  sociales  y  competencia  comunicativa en la  escuela.  Revista  Aula de  innovación  educativa,  N° 102. Editorial GRAO. Barcelona, 
España,  2001.  Pág.  18‐22. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 16 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
temporización   y   la  coordinación   en tiempo   presente, aunque resulta  inadecuada  para  describir    el tiempo 
pasado. 
 
Figura No. 2. Mapa Conceptual de la Comunicación Lingüística. 
 

 
 
Fuente: Se utilizan los conceptos que en la actualidad se tienen sobre la comunicación humana. Se hace el grafico utilizando el software MINDMAPPER.  Mapa 
elaborado por Julio Cesar Rosero Moreano, enero de 2009.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 17 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
Figura No. 3. Mapa Conceptual de la Comunicación No Lingüística. 
 

 
Fuente: Se utilizan los conceptos que en la actualidad se tienen sobre la comunicación humana. Se hace el grafico utilizando el software MINDMAPPER.  Mapa 
elaborado por Julio Cesar Rosero Moreano, enero de 2009.  
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 18 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
1.2. Comunicación e  Información. Teniendo en cuenta la estrecha relación que guardan, es necesario hacer una 
distinción entre comunicación  e información, ya  que son conceptos  que se confunden con frecuencia, tal 
vez  porque  el  primero  incluye  el  segundo.    En  términos  generales,  la  comunicación  se  define  como  una 
transferencia de información de un emisor a un receptor. Pero la comunicación no es sólo un proceso de 
transferencia de información, sino un proceso constructivo que se desarrolla en el tiempo y en el que todos 
los interlocutores están implicados. 
 
En  cambio,  si  situamos  la  información  en  el  plano  representativo,  podemos  definirla  como  el  proceso  de 
recolección,  acumulación  y  registro  de  datos  provenientes  de  un  mundo  considerado  objetivo.  En  este  sentido, 
este proceso incluye un sujeto que se informa y un objeto sobre el cual se informa. 
 
Durante los años 30 y 40, se generalizó un modelo estándar de la comunicación. Este modelo, influenciado por la 
psicología  conductista,  concebía  el  proceso  de  la  comunicación  como  un  “canal”,  es  decir,  entendía  el  proceso 
como  una  simple  descodificación,  por  parte  de  un  destinatario,  del  mensaje  codificado  enviado  por  un  emisor. 
Este  modelo,  sin  lugar  a  dudas,  no  se  ajusta  a  la  realidad  de  las  cosas;  puesto  que  el  acto  de  comunicación 
humana  no  consiste  simplemente  en  descodificar  un  mensaje.  Un  computador  codifica  y  descodifica  sin 
inmutarse, pero no así los seres humanos. El modelo estándar convertía al destinatario en una máquina pasiva y 
muda que se limitaba a descodificar. 
 
Se propuso luego un modelo que tenía más en cuenta las intenciones del hablante, un modelo que destacaba la 
existencia de un feedback o señal retorno producida por el destinatario: un modelo interactivo. Analógicamente 
podría  compararse  con  un  juego  de  tenis,  en  el  que  el  mensaje  pone  de  manera  alternada  a  interactuar  a  los 
participantes. Parece que este modelo aún no acentúa de modo suficiente el papel del destinatario.  Se avanzó, 
entonces, hacia un modelo dialógico, circular, que insiste en dos situaciones: la primera, en que el destinatario no 
se comporta como un receptor pasivo del mensaje sino que lo interpreta y, la segunda, en que los interlocutores 
son al mismo tiempo (y no en momentos diferentes) emisor y destinatario. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 19 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Tanto  en  el  modelo  interactivo  como  en  el  modelo  dialógico,  la  comunicación  se  considera  un  proceso 
bidireccional  y  recíproco.  Así  entendida,  la  comunicación  trasciende  la  transmisión  de  pura  información.  Por  el 
contrario, desde el punto de vista de la acción que un sujeto ejerce sobre un objeto, la información se considera 
un proceso unidireccional y no recíproco9 
 
De esta manera se puede decir que la información complementa la comunicación, pues lo que  se comunica es 
información en los mensajes, con lo que la comunicación da un paso más en las relaciones entre las personas por 
cuento  provoca comportamientos mediante la creación de expectativas, entre otros hechos. 
 
De  modo  general  la  diferencia  fundamental  entre  información  y  comunicación  reside  en  la  respuesta  del 
interlocutor  (feedback),  mientras  que  la  información  no  precisa  feedback,  la  comunicación  para  poder  seguir 
estableciéndose,  sí.    Concretando  más  las  definiciones  se  puede  decir  que  la  comunicación  busca  modificar 
comportamientos, actitudes, representaciones o conocimientos de los interlocutores o mover a otras personas a 
hacer algo que no harían espontáneamente. Comunicar es transferir información de una persona a otra sin tener 
en cuenta si despierta o no confianza. 
 
Los  procesos  de  comunicación  por  su  parte,  son  herramientas  sociales  que  permiten  la  interacción  humana,  a 
saber:  mantener  un  mínimo  de  interdependencia  entre  distintos  elementos,  individuos,  grupos  sociales  y  la 
comunidad en general. 
 
1.3. Elementos de la comunicación. La comunicación para que tenga sentido y lleve el mensaje completo a las 
personas que la están recibiendo, debe tener como mínimo los elementos que se indican en la figura No. 4. 
En ella se discrimina los componentes que se involucran en el acto de la comunicación. 
 
 
                                                            
9
  Carlos F. Collado. La comunicación en las organizaciones. Editorial Trillas, México, 2002 Segunda edición. Pág. 53 – 60.
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 20 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
Figura No. 4.  Elementos del Proceso Comunicativo 

 
Fuente: Se utilizan los conceptos que en la actualidad se tienen sobre Componentes de la Comunicación. Se hace el grafico utilizando el software SMARTDRAW.  
Realizada  por Julio Cesar Rosero Moreano, enero de 2009.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 21 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Las  funciones  de  cada  uno  de  los  componentes  del  Proceso  Comunicativo  según  el  modelo  dialógico10  y  que 
permiten    comprender  mejor  cómo  se  realiza  la  comunicación  lingüística,  se  hace    indispensable  identificar 
primero  cuáles  son  los  elementos  que  intervienen  en  ella.  En  principio,  podemos  distinguir  cuatro  elementos 
fundamentales: emisor, destinatario, enunciado y contexto. 
 
El emisor designa al sujeto que produce intencionalmente un enunciado lingüístico, oral o escrito, en un momento 
dado. Dicho de otra manera, el emisor es el hablante  que con un fin específico hace uso de las palabras en un 
determinado  momento,  con  el  propósito  de  emitir  un  mensaje.  Es  importante  destacar  que  toda  comunicación 
humana tiene una intención o una finalidad. 
 
El  destinatario  es  la  persona  o  las  personas  a  las  que  el  emisor  dirige  el  enunciado  y  con  las  que  normalmente 
suele intercambiar su papel en una comunicación de tipo dialogante. El destinatario no es un simple oyente, un 
sujeto  pasivo  y  mudo,  sino  aquel  elemento  que  actúa  interpretando  el  enunciado  que  le  ha  dirigido  el  emisor. 
Mediante  la  interpretación,  el  destinatario  reconoce  la  intención  del  emisor.  El  enunciado  es  la  expresión 
lingüística  que  produce  el  emisor.  Finalmente,  el  contexto  o  entorno  es  el  conjunto  de  circunstancias  y 
conocimientos necesarios para comprender el significado y la intención de los enunciados.  
 
En  el  diagrama  que  se  muestra  en  la  figura  No.  5,  se  puede  apreciar  con  más  detalle  los  hechos  que  permiten 
comprender mejor como funciona en la práctica el Proceso Comunicativo Dialógico.  
 
 
 
 
                                                            
10
  La comunicación dialógica o discurso dialógico son todas las situaciones en que el emisor y el receptor se comunican a través del diálogo.  Esta se caracteriza 
por depender de todos los interlocutores que participen en ella, es decir, es tan importante el(los) emisor(es) como el(los) receptor(es) ya que esta se realiza de 
modo oral y como dije anteriormente, es un diálogo donde todos los interlocutores involucrados cumplen el rol de emisor y receptor. También podemos decir 
que es una interacción directa ya que los involucrados están viviendo el momento en que sostienen el diálogo. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 22 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
 
Figura No. 5.  Funcionamiento del Proceso Comunicativo 
 

 
 
Fuente: Se utilizan los conceptos que en la actualidad se tienen sobre Componentes de la Comunicación. Se hace el grafico utilizando el software SMARTDRAW.  
Realizada  por Julio Cesar Rosero Moreano, enero de 2009.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 23 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Para  comprender  mejor  cómo  se  realiza  la  comunicación  lingüística,  es  indispensable  identificar  primero  cuáles 
son  los  elementos  que  intervienen  en  ella.  En  principio,  podemos  distinguir  cuatro  elementos  fundamentales: 
emisor, receptor, enunciado y contexto. 
 
El emisor designa al sujeto que produce intencionalmente un enunciado lingüístico, oral o escrito, en un momento 
dado. Dicho de otra manera, el emisor es el hablante  que con un fin específico hace uso de las palabras en un 
determinado  momento,  con  el  propósito  de  emitir  un  mensaje.  Es  importante  destacar  que  toda  comunicación 
humana tiene una intención o una finalidad. 
 
El receptor es la persona o las personas a las que el emisor dirige el enunciado y con las que normalmente suele 
intercambiar  su  papel  en  una  comunicación  de  tipo  dialogante.  El  receptor  no  es  un  simple  oyente,  un  sujeto 
pasivo y mudo, sino aquel elemento que actúa interpretando el enunciado que le ha dirigido el emisor.  
 
Mediante la interpretación, el receptor  reconoce la intención del emisor y el enunciado es la expresión lingüística 
que  produce  el  emisor.    Finalmente,  el  contexto  o  entorno  es  el  conjunto  de  circunstancias  y  conocimientos 
necesarios para comprender el significado y la intención de los enunciados.  
 
A todos estos elementos que se consideran muy importantes en el proceso de la comunicación se le debe agregar 
un  término  que  se  ha  identificado  en  los  últimos  tiempos  y  que  de  alguna  manera  altera  el  flujo  normal  de  la 
comunicación o distorsiona la misma. Este hecho aparece cuando tenemos presente en el proceso comunicativo 
EL RUIDO o LA INTERFERENCIA  y la REDUNDANCIA que produce el medio ambiente, la persona o las personas que 
emiten o reciben el mensaje.  
 
Ahora bien, la comunicación humana se da en términos de los elementos que se muestran en la figura No.5, pero 
la  interrelación  que  existe  entre  ellos  y  cuáles  son  los  aspectos  que  se  involucran  de  una  manera  directa  se 
pueden  apreciar  en  la  figura  No.  6.    Esta  interacción  entre  los  elementos  de  la  comunicación  es  lo  que  hoy  se 
llama el Proceso Comunicacional. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 24 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
Figura No. 6.  Componentes  del Proceso Comunicacional 
 

 
 
Fuente:  Se  utilizan  los  conceptos  que  en  la  actualidad  se  tienen  sobre  el  Proceso  Comunicacional.  Se  hace  el  grafico  utilizando  el  software  SMARTDRAW.  
Realizada  por Julio Cesar Rosero Moreano, enero de 2009.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 25 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Finalmente, en la figura No. 7 se puede apreciar la dinámica que tiene el Proceso Comunicacional y los elementos 
que en el intervienen para que finalmente se produzca la comunicación. 
 
Figura No. 7. Flujo de la información para producir la comunicación en el Proceso Comunicacional 
 

 
Fuente:  Se  utilizan  los  conceptos  que  en  la  actualidad  se  tienen  sobre  el  Proceso  Comunicacional.  Se  hace  el  grafico  utilizando  el  software  SMARTDRAW.  
Realizada  por Julio Cesar Rosero Moreano, enero de 2009.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 26 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
En  este  punto  cabe  recordar  que  el  funcionamiento  de  las  sociedades  humanas  es  posible  gracias  a  la 
comunicación. Esta consiste en el intercambio de mensajes entre los individuos.    Desde un punto de vista técnico 
se  entiende  por  comunicación  el  hecho  que  un  determinado  mensaje  originado  en  el  punto  (A)  llegue  a  otro 
punto determinado (B), distante del anterior en el espacio o en el tiempo. La comunicación implica la transmisión 
de una determinada información. La información como la comunicación supone un proceso denominado Proceso 
Comunicacional. 
 
Los elementos que están interactuando constantemente para producir el Proceso Comunicativo entre dos o más 
personas  o  toda  una  sociedad  son  los  que  se  han  mostrado  en  las  anteriores  figuras  y  su  descripción  es  la 
siguiente: 
 
1.3.1. La  Fuente:  Es  el  origen  de  la  información,  puede  comunicarse  consigo  misma  y  trata  de  producir  un 
estimulo. Es importante anotar que en la comunicación oral la fuente y el emisor son el mismo elemento. 
 
1.3.2. El Emisor. Es quien empieza la comunicación, debe tener ideas, información y un propósito para comunicar. 
 
1.3.3. El  Receptor.  Persona  o  personas    que  recibe  la  información  que  le  ha  sido  enviada  por  el  emisor.  Ambos 
deben ser hábiles para hablar, para leer, para escribir o escuchar y para razonar, el nivel de conocimiento 
influye en su capacidad para recibir y transmitir mensajes. 
 
1.3.4. Codificador. Toma las ideas y las dispone en un código, en la comunicación persona a persona esta función 
la cumple la capacidad motora de la fuente, los mecanismos vocales, los sistemas musculares de la mano y 
de las demás partes del cuerpo. El código es un sistema común organizado de signos o símbolos, regidos 
por  reglas  en  la  emisión  y  recepción  de  mensajes  y  constituyen  verdaderos  sistemas  de  comunicación, 
puede  ser  simple  cuando  maneja  un  solo  tipo  de  signos  y,  complejo  cuando  emplea  signos  tomados  en 
préstamo de otros códigos.  El código es un sistema de señales conocido de antemano por el emisor, enviar 
el mensaje. Los códigos se clasifican en tres grandes grupos: 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 27 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
1.3.4.1. Códigos Lingüísticos.  Están constituidos por signos y reglas tales como los tiene una lengua. Ejemplo la 
lengua Española. 
 
1.3.4.2. Códigos  Paralingüísticos.  Son  sistemas  de  signos  que  aunque  no  se  identifican  con  el  lenguaje  están 
próximos a él, al cual lo apoyan, complementan o sustituyen en los procesos de la comunicación. 
 
1.3.4.3. Códigos Extralingüísticos.  Su característica es la autonomía funcional con respecto al lenguaje y la falta 
de  relaciones  directas  de  recodificación  sustitución  o  auxiliaridad  con  el  mismo.  Muchos  códigos 
lingüísticos se emplean combinadamente con signos lingüísticos.  
 
Hechos reales, juzgar las cosas con rigor de extremos: blancas o negras, limpias o sucias, buenas o malas; la falsa 
identificación  por  extensión,  el  uso  de  palabrería  vana  y  finalmente,  el  uso  de  términos  abstractos  que 
aparentemente dicen mucho, pero que sin un mismo referente no dicen nada. La percepción puede definirse de 
una manera general como la conciencia que una cosa viviente tiene de su medio ambiente. Las personas tienden 
a seleccionar los elementos que son esenciales para sus necesidades y recodificar la diversidad de los elementos 
en una forma más abstracta. La asimetría en la percepción puede causar problemas en la comunicación. 
 
Factores  sensoriales,  edad,  sexo,  niveles  de  educación,  nivel  económico,  diferencias  regionales,  religión  y  otras 
afiliaciones, personalidad e intereses:11 
 
1.3.4.4. Física. Fallas, deficiencias o selección inadecuada de la fuente de los medios utilizados para transportar 
el mensaje. 
 
1.3.4.5. Fisiológicas.  Se  ocasionan  por  malformaciones,  disfunciones  y  otras  limitantes  funcionales  de  las 
personas que intervienen en el proceso. 
                                                            
11
 Idalberto Chiavenato. Introducción a la Administración. Editorial McGraw Hill. Bogotá.    2005.  Pág. 245 – 249. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 28 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
1.3.4.6. Psicológicas.    Parten  de  la  forma  individual  que  cada  persona  posee  para  percibir  y  comprender  el 
mundo que lo rodea, sus prejuicios y la necesidad de satisfacer requerimientos emotivos. 
 
1.3.4.7. Administrativas.  La estructura y el funcionamiento de la organización y el proceso administrativo mismo 
en  acción,  dan  lugar  a  problemas  de  comunicación.  Estas  barreras  se  explicarán  más  profundamente, 
cuando se esté hablando de la comunicación en la organización. 
 
1.3.5. El mensaje. Es la codificación del propósito que se va a transmitir, es decir, es el producto real. Este mensaje 
se puede evidenciar de las siguientes formas: 
 
 Cuando hablamos, la conversación es el mensaje.  
 Cuando escribimos, la escritura es el mensaje.  
 Cuando dibujamos o pintamos, la imagen es el mensaje.  
 Cuando hacemos gestos, las expresiones son el mensaje12 
 
1.3.6. Condiciones que afectan el mensaje. En general las condiciones que afectan un mensaje codificado son las 
siguientes: 
 
• Las habilidades: Hablar, leer, escuchar y razonar. 
• Las actitudes: Que influyen en el comportamiento de ideas preestablecidas. 
• El conocimiento: No se puede comunicar lo que no conocemos. 
 

                                                            
12
 Carlos Fernando Collado. La comunicación en las organizaciones. Editorial Trillas. México, 2002.  Pág. 37 – 42. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 29 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Nuestras creencias y valores actúan para influenciarnos. El mensaje puede estar afectado también por el código o 
grupo  de  símbolos  que  utilizamos,  el  contenido  del  mensaje  en  sí  y  las  decisiones  del  emisor  con  base  en  un 
conjunto de reglas.  La transmisión se puede producir de diversas maneras, transmisión simple es el dialogo de 
dos personas;  transmisión múltiple ocurre en  la prensa la radio y la televisión. 
 
1.3.7. El canal. Es el medio a través del cual viaja el mensaje, los más comunes son: El aire para la palabra hablada 
y el papel para la escritura, pero también pueden intervenir cables y ondas eléctricas. Puede ser verbal y 
escrito.  Se  puede  transmitir  a  través  de  un  memorando,  por  INTERNET.,  teléfono,  un  Chat,  un  Blog,    la 
televisión  (transmite  gestos,  indicios  visuales).  Puede  ser  simple  cuando  no  presupone  otros  medios  y 
compuestos  cuando  interviene  otro  medio  o  cadena  de  medios,  ejemplo  los  medios  masivos  de 
comunicación.13 
 
 
1.3.8. El decodificador. Es comprender o asimilar los mensajes que fueron enviados y los asocia a un significado 
usando el  mismo código, acá impera  el  buen entendimiento del mensaje por  que a partir  de ahí se  da la 
retroalimentación. 
 
1.3.9. Retroalimentación, feedback, ruido y redundancia. Llamada también información de retorno. Se trata de las 
reacciones inmediatas y espontáneas del receptor ante el mensaje, las cuales son recibidas por el emisor 
por diferentes medios (por una mirada, por los gestos) y que le permiten reajustar su acción emisora. 
 

La  retroalimentación  juega  un  papel  central  en  el  proceso  de  la  comunicación,  pues  constituye 
prácticamente el cierre del mismo, sin el cual no hay garantía de que se haya logrado la comunicación. El 
                                                            
13
 Los términos INTERNET, CHAT, BLOG, COMUNIDADES VIRTUALES y otras, están muy relacionadas en la actualidad con lo que se ha dado en llamar las Nuevas 
Tecnologías de la  Información y las Comunicaciones, conocidas por su sigla TIC´S.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 30 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
poder observar la reacción del receptor al mensaje de la fuente, constituye un factor fundamental a fin de 
poder evaluar si el propósito u objetivo de la comunicación fue alcanzado o no, así como el grado en que 
ésta se logró. El mayor obstáculo para la retroalimentación es la defensividad, es decir, la resistencia de la 
gente  a  recibirla,  ósea  tomar  una  posición  no  receptiva  a  la  retroalimentación,  en  una  palabra  negarse 
aceptar las recomendaciones que se hacen en este proceso. El fin último de la retroalimentación es que el 
mensaje  sea  de  buena  calidad  y  produzca  los  efectos  deseados  con  la  comunicación  enviada  a  la  otra 
persona o el grupo de personas. 
 
1.3.9.1. Efectos  de  la  retroalimentación.  Toda  retroalimentación  transmitida  adecuadamente  debe  tener  los 
siguientes efectos: 
 
 Mejorar  la  transmisión  de  lo  que  se  comunica:  dado  que  las  personas  involucradas  en  el  acto 
comunicativo, van verificando si están comunicando lo que desean comunicar. 
 Reducir  la  distorsión  o  aumentar  la  precisión  de  lo  que  se  comunica:  a  través  de  una  constante 
verificación y reorientación, en caso de existir errores. 
 Facilitar el proceso de aprendizaje: gracias a la retroalimentación la gente sabe lo que hizo bien o lo que 
hizo mal y como corregirlo. 
 
La retroalimentación, generalmente se proporciona de la siguiente manera, eso con el fin de corregir el mensaje 
codificado  y comunicado: 
 
 Se proporciona de manera frecuente. 
 La  retroalimentación se proporciona de manera periódica y sistemáticamente más que eventualmente. 
 Se proporciona tanto la retroalimentación positiva como la negativa, es decir, no se centra solamente en 
las desviaciones del desempeño, sino también en lo que estuvo bien hecho. En otras palabras, lo bueno 
y lo malo de la comunicación. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 31 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Se  proporciona  verbalmente.  Por  desgracia  la  comunicación    verbal  se  presta  a  muchas  distorsiones  y 
depende  para  su  interpretación  de  las  características  de  personalidad,  tanto  de  quien  la  proporciona 
como de quien la recibe. 
 Se proporciona por una fuente claramente identificable. 
 Es claro el poder y la influencia del que Retroalimenta sobre el retroalimentando. 
 
1.3.10. El  ruido.  Se  denomina  ruido  a  cualquier  perturbación  experimentada  por  la  señal  en  el  proceso  de 
comunicación,  es  decir,  a  cualquier  factor  que  le  dificulte  o  le  impida  el  afectar  a  cualquiera  de  sus 
elementos.  Las  distorsiones  del  sonido  en  la  conversación,  en  radio,  televisión  o  por  teléfono  son  ruido, 
pero también es ruido la distorsión de la imagen de la televisión, la alteración de la escritura en un viaje, la 
afonía del hablante, la sordera del oyente, la ortografía defectuosa, la distracción del receptor, el alumno 
que  no  atiende  aunque  este  en  silencio.  Para  evitar  o  paliar  la  inevitable  presencia  del  ruido  en  la 
comunicación es habitual introducir cierta proporción de redundancia en la codificación del mensaje. 
 
Algunos ejemplos de ruido para que la comunicación no sea la adecuada son los siguientes: 
 Un medio ambiente ruidoso. 
 La codificación puede ser defectuosa cuando se utilizan símbolos ambiguos. 
 La comunicación puede interrumpirse por deficiencia del canal. 
 La falta de atención impide una recepción precisa. 
 La decodificación puede ser defectuosa al utilizar palabras con significado erróneo. 
 Uso de  símbolos o códigos inapropiados. 
 Prejuicios tanto del emisor como del receptor. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 32 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Para verificar la efectividad de la comunicación es esencial el uso de la retroinformación o retroalimentación o el 
feedback.  Nadie  puede  estar  absolutamente  seguro  que  un  mensaje  fue  eficientemente  codificado,  limitado  – 
recodificado  y  recepcionado,  hasta  cuando  la  retroalimentación  lo  confirme.  Pero  la  retroalimentación  también 
puede indicar que ha habido un cambio en la persona que recibió la comunicación o en el grupo de personas. Por 
ejemplo  un  aula  de  clase  con  40  estudiantes.  Cada  estudiante  le  da  el  valor  al  mensaje  del  docente  según  las 
circunstancias  por  las  cuales  este  pasando.  Para  algunos,  la  información  fue  valiosa;    para  otro  grupo  de 
estudiantes tiene menos valor y desafortunadamente para otros no fue relevante, es decir, no hubo un ápice de 
cambio.   La efectividad del mensaje depende como ya se dijo de muchos factores, tanto del EMISOR – RECEPTOR, 
como de los RUIDOS que se tengan frente a la comunicación. En la figura No. 8 se muestra la transformación o 
metamorfosis que sucede con los mensajes codificados y comunicados. 
 
Figura No. 8. El proceso de transformación del mensaje. 
 

 
Fuente:  Se  utilizan  los  conceptos  que  en  la  actualidad  se  tienen  sobre  el  Proceso  Comunicacional.  Se  hace  el  grafico  utilizando  el  software  SMARTDRAW.  
Realizada  por Julio Cesar Rosero Moreano, enero de 2009.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 33 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Con  base  en  la  transformación  del  mensaje  desde  el  EMISOR  hasta  el  RECEPTOR,  en  las  personas  se  puede 
apreciar generalmente diferentes reacciones, las cuales son perceptibles y se deben tener en cuenta para medir o 
evaluar hasta donde la comunicación fue efectiva.  
 
Figura No. 9. Las reacciones frente al mensaje comunicado. 
 

 
Fuente:  Se  utilizan  los  conceptos  que  en  la  actualidad  se  tienen  sobre  el  Proceso  Comunicacional.  Se  hace  el  grafico  utilizando  el  software  SMARTDRAW.  
Realizada  por Julio Cesar Rosero Moreano, enero de 2009.  
 
 
1.3.11. Redundancia. En el código del mensaje consiste en un desequilibrio entre el contenido informativo y 
la cantidad de distinciones requeridas para identificar el siguiente esquema: 
 

 
 
La redundancia es la parte del mensaje que podría omitirse sin que se produzca pérdida de información. Cualquier 
sistema  de  comunicación  introduce  algún  grado  de  redundancia,  para  asegurar  que  no  hay  pérdida  de 
información  esencial,  o  sea  para  asegurar  la  perfecta  recepción  del  mensaje.  Esto  puede  interpretarse  en  la 
medida en que haya muchos mensajes para el interlocutor, menos es la información útil que recibe, pero menos 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 34 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
es  la  que  se  apropia.  Esto  implica  tener  una  mesura  en  la  comunicación  al  enviar  muchos  mensajes  sin  interés 
para los participantes. 
 
1.4. Funciones  de  la  comunicación.    Cada  uno  de  los  elementos  o  factores  del  proceso  comunicativo, 
determinan una función diferente de la comunicación o código utilizado. Estas funciones fueron formuladas 
inicialmente para investigar el lenguaje verbal. Sin embargo, hoy son de gran utilidad en el estudio de otras 
formas  de  comunicación,  como  las  de  tipo  audiovisual  o  audio‐oral,  incluso  en  aquellas  basadas  en  los 
gestos, el contacto físico, la proximidad, la expresión facial, etc. Las funciones de la comunicación, también 
llamadas funciones del lenguaje, son las siguientes:14 
 
1.4.1. Función Referencial. Se orienta hacia la realidad a la cual aluden el mensaje o el discurso. Pretende brindar 
información verídica y objetivo, que corresponda fielmente a la realidad, ejemplo: Todo texto de carácter 
científico es referencial. 
 
1.4.2. Función Emotiva. Está centrada en el emisor y expresa la actitud del hablante hacia aquello de lo que está 
hablando,  expresa  sentimientos  y  emociones  sean  reales  o  fingidas.  Generalmente  esta  función  es 
inconsciente.  Ejemplo:  Cuando  alguien  dice  “Apenas  son  las  cuatro  de  la  tarde”  Esta  expresión  da  a 
entender que le ha parecido el día muy largo o que está aburrido o todo lo contrario, es decir, que el día no 
le alcanzo para más. La expresión al estar acompañada por gestos físicos, puede definir lo uno o lo otro. 
 
1.4.3. Función  Connotativa.  Está  orientada  al  receptor,  se  enuncia  en  forma  imperativa;  es  un  tipo  de  mensaje 
didáctico  que  utiliza  recurso  gráficos  o  audiovisuales,  que  tiene  como  función  decir  “vean,  recuerde  que, 
tenga en cuenta que”. 
 

                                                            
14
 Víctor Miguel Niño R. Semiótica y lingüística. Editorial ECOE., Bogotá 2007. Pág. 36 – 45.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 35 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
1.4.4. Función Fáctica. Está orientada hacia el contacto de emisor y receptor a través de la palabra para iniciar, 
mantener,  prolongar  o  interrumpir  un  acto  comunicativo.  No  necesariamente  tiene  contenido.  Ejemplo: 
Ajá?; Ok; ¡listo! 
 
1.4.5. Función  Poética.  Esta  comunicación  le  da  mucha  importancia  al  mensaje  en  sí  mismo.  En  esta  función  se 
aplican principios especiales de estilística semiótica, ya que una obra pictórica, una escultura, un poema o 
una obra literaria, son observados o leídos y el mensaje lo da el mismo objeto por lo que puede  transmitir. 
 
1.4.6. Función  Metalingüística.  Está  centrada  en  el  código  que  hace  comprensible  el  mensaje.  Por  medio  del 
lenguaje es posible hacer una explicación del lenguaje mismo (Metalenguaje)15 
 
1.4.7. Función  Retorica.  Desde  el  punto  de  vista  retórico,  la  comunicación  consiste  en  un  acto  unidireccional, 
como  disparar  una  flecha  a  un  blanco.  toda  la  actividad  de  la  comunicación,  se  centra  en  la  acción 
unidireccional  de  hacerle  algo  a  alguien,  haciéndose  hincapié  en  el  emisor  y  en  su  capacidad  de 
comunicación. Esto significa que de la manera en que construye, organice y transmita su mensaje; depende 
la  efectividad  de  su  discurso.  Se  puede  citar  como  ejemplo  un  conferencista  sobre  la  “formación  de 
empresas familiares” o de cualquier otra índole. 
 
1.5. Flujo  de  la  comunicación.  La  comunicación  en  general  debe  fluir  en  diferentes  direcciones,  ascendente, 
descendente,  horizontal  y  transversal.  La  tradición  ha  señalado  que  la  comunicación  tiende  a  ser 
descendente, pero la comunicación que se da en un solo sentido tiene problemas obvios, por ello se podría 
argumentar que la comunicación eficaz debe comenzar en los subordinados o sean en forma ascendente. 
Pero  la  comunicación  también  fluye  en  forma  horizontal,  es  decir,  entre  personas  que  ocupan  el  mismo 
                                                            
15
 http://es.wikipedia.org/wiki/Metalenguaje. En lógica y filosofía del lenguaje, un metalenguaje es un lenguaje usado para hacer referencia a otros lenguajes. 
Los modelos formales de sintaxis para la descripción de la gramática, como por ejemplo, la gramática generativa, son tipos de metalenguaje. En un aspecto más 
general,  puede  referirse  a  cualquier  terminología  o  lenguaje  usado  para  discutir  acerca  del  mismo  lenguaje  ‐  un  texto  sobre  gramática,  por  ejemplo,  o  una 
discusión acerca del uso del lenguaje. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 36 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
nivel dentro de una organización. Hay también información en flujo diagonal lo que implica que se da entre 
niveles que no tienen entre sí una relación directa16 
 
 
Figura No. 10. Formas en las que fluye la comunicación. 
 
 

 
Fuente: Se utilizan los conceptos que en la actualidad se tienen sobre comunicación.  Se hace el grafico utilizando el software SMARTDRAW.  Realizada  por Julio 
Cesar Rosero Moreano, febrero  de 2009.  

                                                            
16
 Carlos Fernando Collado. La comunicación en las organizaciones. Editorial Trillas. Segunda Edición 2002. México. Pág. 80‐82.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 37 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Las forma de redes que Leavitt, H.J17  diseño con base en la participación activa de 5 personas, han resultado hoy 
en día en las grandes REDES SOCIALES que utilizan INTERNET., como el medio para comunicarse globalmente18 
 
Es  normal  encontrar  que  la  comunicación  dentro  y  fuera  de  las  organizaciones  sociales  fluya  en  las  siguientes 
direcciones: 
 
1.5.1. Comunicación descendente: Esta fluye de los niveles superiores hasta las personas que se encuentran en los 
niveles  inferiores  de  la  organización.  Casi  siempre  se  da  en  organizaciones  de  carácter  autoritario.  Esta 
comunicación  casi  siempre  es  de  tipo  oral,  son  instrucciones,  indicaciones,  charlas,  teléfono,  altavoces, 
incluso  reuniones.  También  se  da  la  comunicación  escrita  descendente  a  través  de  notas,  memorandos, 
circulares, comunicados, especificaciones sobre políticas recientes, o procedimientos adoptados. Lo normal 
en este tipo de comunicación es que ella se distorsione a medida que desciende en la cadena jerárquica.  
 
Aunque  los  líderes  de  la  organización  determinen  políticas  y  procedimientos,  esto  de  ninguna  manera 
asegura  su  comunicación  hacia  la  base,  donde  las  acciones  han  de  ejecutarse.  Suele  suceder  con  mucha 
frecuencia que las instrucciones escritas no se comprenden, incluso no se leen, por ello es imprescindible la 
                                                            
17
  Leavitt  es  un  maestro  en  el  manejo  de  la  comunicación.  Pocos  expertos  han  realizado  contribuciones  similares  a  las  suyas,  y  en  especial  respecto  del 
comportamiento  individual  y  grupal  en  las  organizaciones.  La  forma  o  manera  en  que  los  distintos  miembros  de  un  grupo  pueden  estar  “linkeados”  o 
interactuar en dicha red comunicacional, es sumamente variada; y es posible que solamente muy pocos de estos intercambios sean de real utilidad. ¿Cual(es) 
de todos estos patrones hace(n) un aporte significativo al grupo? Esta es “la pregunta del millón”. Algunos resultados de dicho estudio muestran que: 
 
1. Los patrones de comunicación de cada grupo determinaban su comportamiento.  
2.  Las  posiciones  que  los  participantes  ocupaban  durante  el  patrón  comunicacional  influían  sobre  el  comportamiento  mientras  ocupaban  dichas 
posiciones. 
3. La característica principal del patrón comunicacional en cuanto a diferencias comportamentales estaba relacionada con el grado de centralización. 
 
 
18
 Las redes sociales que existen globalmente en INTERNET., son: como MySpace, Facebook, Cyworld, Twitter y Bebo. Estas redes existen desde 1997 y en ellas 
se han aglutinado millones de personas, las cuales han participado en diversos eventos globales. En Colombia debemos recordar la marcha que se organizo 
contra los terroristas de las FARC., en ella participamos millones de personas en distintas ciudades del país. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 38 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
retroalimentación  para  determinar  si  la  información  fue  recibida  en  el  receptor,  tal  como  el  emisor 
pretendía. 
 
Por otro lado, este flujo vertical a través de todos los niveles, consume mucho tiempo y su demora está en 
concordancia con la complejidad y el número de niveles jerárquicos. 
 
1.5.2. Comunicación  ascendente:  Esta  comunicación  parte  de  los  subordinados  hacia  los  superiores  o  continúa 
ascendiendo jerárquicamente. El flujo infortunadamente no es tan expedito por cuanto, con frecuencia es 
obstruido por los docentes directivos a manera de filtro especialmente en el caso que la información no sea 
favorable,  no  encaje  dentro  de  los  valores  de  determinadas  personas  con  algún  poder.  Lo  real  es  que  en 
cualquier  organización  la  administración  de  la  institución  también  requiere  de  información  sobre  el 
desempeño  de  los  diferentes  grupos  y  equipos  situados  en  la  escala  jerárquica.  La  comunicación 
ascendente  carece  de  instrucciones  y  es  más  posible  que  se  dé  en  sectores  que  tiene  una  participación 
democrática. 
 
Los  medios  para  la  comunicación  ascendente  también  suelen  ser  diferentes,  son  sugerencias, 
manifestaciones  de  inconformidad,  sistemas  de  quejas,  sesiones  de  asesoría,  reuniones  grupales,  política 
de  puertas  abiertas,  entrevistas.  Estas  formas  de  comunicación  hasta  hace  poco  eran  escasas  en  las 
organizaciones  y  paulatinamente  han  comenzado  a  tener  una  aceptación  más  amplia.  Si  una  institución 
educativa no fomenta un ambiente donde los docentes y estudiantes se sientan libres, no es posible que la 
comunicación ascendente se dé; por ello, tanto la creación de un ambiente propicio, como el impulso de la 
comunicación ascendente, es tarea casi que exclusiva de los directivos docentes.  
 
1.5.3. Comunicación transversal: Como ya se dijo, este tipo de información incluye la información horizontal, o sea 
aquella que se da entre personas de la Institución Educativa correspondiente a niveles iguales o similares. 
Los flujos diagonales, son aquellos que se dan entre personas involucradas en diferentes niveles y que no 
existe  entre  ellos  ninguna  relación  de  conducto  regular.  Este  tipo  de  información  es  muy  útil  por  cuanto 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 39 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
sirve  para  coordinar  esfuerzos  necesarios  entre  grupos,  no  siempre  formalmente  relacionados.  Esta 
comunicación fluye en situaciones formales e informales.  
 
Finalmente  para  terminar  los  conceptos  de  comunicación,  sin  abarcar  todas  las  extensas  teorías  que  sobre  la 
temática existe hoy en día, que además sería imposible en el contexto de este libro, se afirma contundentemente 
lo siguiente: 
 
 Podemos  pensar  en  la  comunicación  como  un  proceso  mediante  el  cual  transmitimos  ideas,  sentimientos  o 
creencias  a  otros.  Aunque,  por  lo  general,  comunicamos  a  través  de  la  palabra  o  el  lenguaje,  también  nos 
podemos comunicar por representación visual, gestos o imitaciones. 
 
 Sin  embargo,  el  lenguaje  constituye  la  forma  principal  de  la  interacción  social  entre  los  seres  humanos.  Por 
este  medio  aprendemos  a  conocer  personas,  compartir  experiencias,  ideas,  sentimientos  y  creencias.  La 
comunicación anima y sostiene la vida. 
 
 La humanidad necesitó desde sus orígenes de la "comunicación" para acrecentar sus posibilidades de lucha en 
un medio hostil y procurar recursos que le permitieron subsistir en compañía de sus congéneres. Ya Aristóteles 
nombraba  al  hombre  como  "un  animal  que  habla"  (siglo  V  A.C.).  La  definición  que  proporcionan  los 
diccionarios actuales resume la comunicación como: 
 
1. Hacer saber una cosa. 
 
2. Hacer que otro participe de lo que uno sabe 
 
 En realidad comunicar es mucho más que eso, tal como lo han expresado muchas veces innumerables expertos 
y pensadores a lo largo de la Historia. Algunos de cuyos ejemplos son los siguientes: 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 40 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
1. "La  comunicación  es  hacer  algo  en  común  con  otros  y  por  tanto  entrar  a  formar  parte  de  algo.  Nosotros 
podemos  hacer  común  a  los  otros  nuestros  pensamientos,  los  conocimientos  y  dar  noticia  de  algo  a  los 
otros". 
 
2. "Comunicar es algo más que hacer saber, es también hacer sentir, hacer‐hacer, hacer creer y hasta hacer 
NO hacer" 
 
3. Comunicar entonces es algo más que informar es "informar y significar", transmitir notificaciones de hechos 
y a la vez hacer compartir ideas a un receptor que conserva sus derechos de aceptar, rechazar, mantenerse 
indiferente o pasivo frente a los mensajes que recibe. 
 
Afirmando  lo  anterior  se  tiene  que  la  comunicación  ES  UN  PROCESO  SOCIAL  POR  EXCELENCIA  y  de  los  más 
importantes.    Es  la  herramienta  que  hace  posible  las  sociedades.  No  es  accidental  que  las  palabras 
"comunicación" y "comunidad"  tengan la misma raíz. 
 
La comunicación en este mundo globalizado se ha convertido en un factor muy importante y por ello debemos 
aprender a utilizarla adecuadamente.  Todos hemos pasado por la experiencia frustrante de comprobar de pronto 
que no nos dimos a entender. Aquella distorsión que sufrió mi mensaje, mi palabra, que me impuso su ley: "Las 
ideas sólo tienen valor cuando se las sabe expresar con eficacia". 
 
La comunicación es un instrumento de progreso, de mejora y acercamiento entre las personas. En todo momento 
transmitimos y recibimos información: sensaciones, palabras, comportamientos, sentimientos, etc. Muchas veces 
no  basta  con  hablar  o  escribir  lo  que  tenemos  en  la  cabeza  para  que  lo  capten  correctamente  nuestros 
receptores.  Hay  que  escoger  la  expresión  adecuada  y  despertar  en  el  destinatario  el  deseo  de  acoger  nuestras 
ideas. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 41 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Los factores que nos permiten conectar mejor en ese ir y venir de emisión y recepción se asientan en nuestras 
propias actitudes positivas ayudadas por un esfuerzo real de mejorar nuestro modo de comunicar. Al transmitir la 
información que queremos pasar añadimos otros muchos datos relativos a nosotros mismos y esas connotaciones 
inconscientes, no suelen pasar inadvertidas. 
 
Entonces  para  llegar  a  ser  buenos  comunicadores,  en  especial  nosotros  los  docentes,    debemos  interiorizar  los 
principios básicos de toda comunicación correcta. Por ello brevemente y como ayuda para emprender el camino 
señalamos aquí los puntos que debemos tener en cuenta:  
 
1. No  bloquear  la  comunicación:  existen  unos  muros  que  impiden  o  dificultan  la  comunicación.  Pueden 
sintetizarse de la siguiente manera: 
 Estar mentalmente pendiente de otras cosas. 
 Desviar la mirada y no fijarnos en nuestro interlocutor. 
 Oír sólo lo que se quiere escuchar. 
 Interrumpir frecuentemente 
 No bloquear la comunicación. 
 Potenciar nuestros medios de captación. 
 Enunciar mejor nuestro mensaje. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 42 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Transmitir en las mismas coordenadas y frecuencias.19 
 El receptor es como un espejo y también como una esponja. 
 Respeta la iniciativa y la decisión del otro en los contenidos de la comunicación. 
 Admite la pluralidad de las experiencias de los demás. 
 Deja al otro que termine de hablar. 
 Ponte en el lugar del otro (empatía) 
 Añade a la letra el espíritu de lo que se nos dice. 
 Mira al otro cuando habla. 
 Escucha, escucha y escucha lo que dice. 
 
Algunos  de  los  elementos  a  tener  presente  para  que  nuestra  comunicación  sea  eficaz  y  redunde  en  un  mayor 
entendimiento y mejor aprovechamiento son los siguientes:20 
 
 Enunciar mejor nuestro mensaje. 
 
 Adaptar el mensaje al nivel de captación del receptor, sabiendo que los demás suelen ser más inteligentes de 
lo que parecen. 
                                                            
19
 Esto significa de debemos estar comunicando la temática sobre la cual estamos interesados en emisor y el receptor. No podemos estar comunicando hechos 
o sucesos que a la otra u otras personas no les interesa para nada. 
 
20
 Lair Ribero. La Comunicación Eficaz. Editorial URANO, Barcelona 1977. Pág. 25 – 32. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 43 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Mejora el contenido y la forma del mensaje. No somos tan buenos comunicadores como nos creemos nosotros 
mismos. 
 
 Nuestro  mensaje  compite  con  otros  muchos.  Hay  que  interesar  a  los  receptores  expresándolo  con  claridad, 
concisión y garra. Nuestras lecturas son básicas para mejorar nuestros contenidos. 
 
 Emplea también los símbolos, no verbales, adecuados al mensaje que se quiere transmitir. 
 
 No ser inoportuno: nuestro receptor puede estar haciendo otras actividades o no estar interesado en nuestro 
mensaje. 
 
 Utiliza el canal adecuado. No vale cualquier canal. Siempre hay una forma de expresión óptima. 
 
 Transmite  según  el  nivel  de  responsabilidad  que  corresponda.  Una  sobrecarga  de  información  en  otro  lugar 
puede producir efectos contrarios. 
 
 Transmite  tú  directamente,  siempre  que  sea  posible  o  reduce  el  número  de  intermediarios  en  tu 
comunicación. 
 
 Muchas  conductas  del  receptor,  son  reacciones  a  actitudes  que  han  percibido  en  ti.  Una  actitud  dominante 
refleja  por  parte  de  los  otros  una  reacción  de  defensa  o  de  resistencia.  Si  los  receptores  están  ocupados  en 
construir sus defensas, no se aumentara la efectividad de la comunicación. 
 
 Cuando proyectas hacia los demás una intención manipuladora, omitiendo información o exagerando lo que te 
interesa, recibes la misma respuesta. No te enteras de lo que pasa en tu grupo. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 44 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Si envías mensajes verbales que contradicen otros aspectos de tu conducta, (tu comportamiento en general es 
otro nivel de comunicación), no esperes que el grupo cumpla con lo que les dices. 
 
 Ten en cuenta que las experiencias y las necesidades personales condicionan la interpretación del mensaje. 
 

 
 
“La vida es como un eco.
Si no le gusta lo que recibe,
Preste atención a lo que emite”

Lair Ribeiro.
 
 
 
 
 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 45 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 

 
 

L a vida en sociedad ha requerido de un sistema eficiente de comunicación y ha sido precisamente el lenguaje 
lo  que  ha  promovido  la  socialización.  A  la  vez,  es  el  lenguaje  lo  que  distingue  al  hombre  de  los  animales. 
Dentro  de  las  formas  de  lenguaje,  es  la  oralidad  la  forma  más  remota  y  a  la  vez  la  que  se  adquiere, 
individualmente, primero. La aparición de oralidad, como sistema de expresión, es muy antigua y se corresponde 
con otras características de la especie humana, tales como el andar erguido y el uso de instrumentos, todo lo cual 
data de alrededor de un millón de años 21 
 
El lenguaje ha sido definido como un hecho social por ser exterior con relación a las conciencias individuales, en el 
sentido  de  que  lo  adquirimos  como  algo  que  ya  existe  cuando  nacemos  y  porque  ejerce  una  acción  coercitiva 
sobre esas mismas conciencias, de modo que el adquirir una lengua y no otra modela de alguna manera nuestra 
forma de pensar.  Esto implica, para nuestra concepción de la oralidad, que ella solamente puede darse cuando 
existe un oyente individual o colectivo, real o virtual. También implica que la lengua es dinámica y cambiante; Sin 
embargo, este cambio se da en el colectivo y no por la acción de un solo individuo.  
 

                                                            
21
 Halliday, MAK y R. Hasan.  Lenguaje, contexto y el texto: Aspectos de la lengua en una perspectiva social semiótico. Oxford,   1989.  Pág. 45 – 47. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 46 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
La oralidad ‐la expresión de la palabra hablada‐ es la forma más natural, elemental y original de producción del 
lenguaje humano. Es independiente de cualquier otro sistema: existe por sí misma, sin la necesidad de apoyarse 
en  otros  elementos.  Esta  característica  la  diferencia  de  la  escritura,  estructura  secundaria  y  artificial  que  no 
existiría si, previamente, no hubiera algún tipo de expresión oral22 
 
La oralidad es un sistema simbólico de expresión, es decir un acto de significado dirigido de un ser humano a otro 
u  otros,  y  es  quizás  la  característica  más  significativa  de  la  especie.  La  oralidad  fue,  entonces,  durante  largo 
tiempo,  el  único  sistema  de  expresión  de  hombres  y  mujeres  y  también  de  transmisión  de  conocimientos  y 
tradiciones.  Hoy,  todavía,  hay  esferas  de  la  cultura  humana  que  operan  oralmente,  sobre  todo  en  algunos 
pueblos,  o  en  algunos  sectores  de  nuestros  propios  países  y  quizás  de  nuestra  propia  vida.  Pensemos,  por 
ejemplo,  en  la  transmisión  de  tradiciones  orales  como  la  de  los  cuentos  infantiles  en  Europa,  antes  de  los 
hermanos  Grimm,  o  en  la  transmisión  de  la  cultura  de  los  páramos  andinos  en  Colombia,  o  en  las  culturas 
indígenas del país. Aún para los habitantes de la ciudad, la transmisión de muchas esferas del saber se da por vía 
oral: los conocimientos culinarios son una de ellas, a pesar de haber innumerables libros dedicados a la enseñanza 
de la cocina. Prueba de ello es, quizás, la proliferación de los programas televisados sobre este particular.  
 
Para Walter Ong,  la función social básica y fundamental de la oralidad consiste en permitir las relaciones sociales, 
pues la mayoría de las actividades cotidianas se llevan a cabo a través de la oralidad; tanto que las relaciones se 

                                                            
22
 Walter Ong. Walter Ong, gran defensor de la Oralidad, sostiene que el habla es la raíz de la escritura ya que no concibe la existencia de la escritura sin su 
antecesora, la Oralidad. W. Ong nos habla de dos tipos de Oralidad: una primaria y otra secundaria. Define a la Oralidad Primaria como la forma de comunicarse 
de las culturas "que no conocen la escritura ni la impresión" con un carácter de permanencia e independencia de la escritura. La Oralidad Secundaria , al decir 
de W. Ong, es la forma de comunicación de aquellos que conocen la escritura, la impresión y otras nuevas maneras como el teléfono, la televisión , la radio o 
mas actualmente el hipertexto , y que dependen de la escritura para su funcionamiento y existencia.  En su defensa de la Oralidad es donde W. Ong recalca el 
origen  "abrumadoramente  oral  "  del  lenguaje.  Las  razones  de  su  defensa  son  muchas:  el  pensamiento  se  relaciona  de  modo  articulado  con  el  sonido,  el 
lenguaje  existe  como  hablado  u  oído  independientemente  de  la  escritura,  muchas  lenguas  existieron  y  se  transformaron  en  otras  sin  haber  llegado  a  la 
escritura. A pesar de estos fundamentos, la Oralidad ha sido cuestionada y desprestigiada desde la aparición de la escritura y de la imprenta ya que las ultimas 
se han transformado en las modalidades establecidas para la transmisión del conocimiento.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 47 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
interrumpen cuando se deja de hablar a alguien.  Sin embargo, y a pesar de lo anteriormente dicho, la escritura es 
el sistema de expresión que mayor prestigio tiene, sin tomar en cuenta que los conceptos de oralidad y escritura 
hacen referencia solamente a dos modos distintos de producción del lenguaje, cada uno con sus características y 
sobre  todo  con  sus  normas  propias  de  funcionamiento.  W.  Ong  (1987)  señala  el  hecho  de  que  se  considera 
prehistoria a todo aquello que sucede antes de la aparición de la escritura. Por ello, al proponernos el estudio de 
la oralidad llevamos con nosotros el prejuicio que implica el proceder de culturas escritas, o de culturas no sólo 
orales23 
 
El  hecho  de  haber  nacido  en  un  medio  en  que  la  escritura  es  parte  de  nuestra  cotidianidad  nos  confiere  una 
determinada estructura cognitiva de la que no podemos deshacernos para comprender cabalmente la oralidad. 
En  otras  palabras,  a  pesar  de  nuestros  esfuerzos  científicos  por  abarcar  la  oralidad,  no  estamos  libres  de  la 
escritura. Ello tiene muchas desventajas, pero tiene también una ventaja desde una visión etnográfica y es que el 
proceder de la otra cultura, de la cultura escrita, nos permite cierta distancia para estudiar la cultura oral24 
 
Algunos de estos prejuicios se relacionan con el proceso mismo del estudio de la lengua. Para estudiar el lenguaje 
distinguimos, desde Saussure, entre lengua y habla: la primera social en su esencia e independiente del individuo 
y la segunda, individual. La primera, un producto que el individuo interioriza pasivamente y la segunda, un acto de 
voluntad y de inteligencia, de creación. El conocimiento de la lengua no puede llevarse a cabo sin un proceso de 
abstracción;  para  el  conocimiento  del  habla,  del  uso  tanto  oral  como  escrito,  tenemos  datos  concretos.  Es  por 
esta razón, que cuando hablamos de escritura tendemos a confundir o bien a relacionar la escritura con la lengua, 
por el prestigio que tiene esta última, olvidándonos que tanto oralidad como escritura son facetas del habla, no 
de la lengua, porque son instancias del uso del lenguaje.  
                                                            
23
 Walter J. ONG.  Oralidad y Escritura. Fondo de Cultura Económica. Tercera reimpresión en 2006. México. Pág. 15 – 17. 
 
24
 La escritura es el primer medio capaz de registrar la información y liberar al hombre de la necesidad de recordarla. A su vez la escritura hace evidente la 
estructura  del habla,  entonces  podemos  decir  que  no  solo  permite  la organización de  la  información  a nivel  material  sino  que lo  hace  a nivel  mental,  en  el 
interior de cada persona. Pensamos así porque escribimos así. Desde un punto de vista más histórico, la escritura y la lectura modificaron completamente al 
hombre como individuo y como integrante de una sociedad. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 48 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
La abstracción de la competencia lingüística nos lleva a postular la perfección del lenguaje, simplemente porque el 
análisis  lleva  a  la  simplificación  y  la  generalización  que  realizan  tanto  los  lingüistas  como  los  niños,  es  decir,    la 
búsqueda  del  sistema  subyacente  de  las  reglas  del  lenguaje.  Chomsky  por  ejemplo,  define  el  uso  de  la  lengua 
como  inacabado  con  respecto  a  su  conocimiento,  debido  al  cúmulo  de  errores  que  cometemos.  Distingue  así 
entre la competencia, el conocimiento que el hablante‐oyente tiene de su lengua y el desempeño, el verdadero 
uso  del  lenguaje  en  situaciones  concretas.  Solamente  en  casos  ideales,  sería  el  desempeño  reflejo  ideal  de  la 
competencia25 
 
Por alguna inexplicable confusión, la escritura toma el lugar del sistema en la mente de algunos investigadores y 
no se sitúa en el lugar que le corresponde, es decir, como una de las facetas del habla. De modo que, la escritura, 
por  estar  despojada  de  una  serie  de  características  que  provienen  del  sonido,  como  son  por  ejemplo  la 
entonación, el ritmo, las pausas y otros que forman parte del sistema de la lengua, se interpreta como lo perfecto, 
y la oralidad en lo imperfecto, problemático y difícil de estudiar.  
 
Un ejemplo de esto es la idea de juntura en fonética. Se define juntura como una pausa brevísima, imperceptible, 
que une dos "palabras" de la lengua. Se diferencia que eso me gusta de queso me gusta, porque evidentemente 
hay  dos  estructuras  subyacentes  distintas.  Sin  embargo,  no  hay  que  olvidar  que  lo  que  percibimos  es  un 
alargamiento vocálico y acentos distintos, quizás, pero la "juntura" en sí, la unión de dos palabras, se da porque la 
escritura  nos  dice  que  hay  elementos  separados  que  en  el  sonido  están  juntos;  porque  tomamos  lo  abstracto 
como  el  material  primario.  En  otras  palabras,  el  que  junta  o  une  es  el  analista,  no  el  hablante.  Para  él  los 
elementos no se unen, están ya unidos.  
 
Como  señala  Blanche‐Benveniste26  la  descripción  del  lenguaje  oral  no  es  posible  sin  lo  escrito,  ya  que  mal 
podemos recordar grandes fragmentos de oralidad sin recurrir al otro sistema. Además, porque el procedimiento 
                                                            
25
 Chomsky Noam. Democracia y Educación. Vol. 2. Editorial Paidos, Buenos Aires, 2003. Pág. 34. 
26
 Claire Blanche‐Benveniste, Estudios lingüísticos sobre la relación entre oralidad y escritura, Barcelona, Editorial Gedisa, 1998. Pág. 176  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 49 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
de descripción tiñe de escritura la gramática que elaboramos de la lengua oral. Las categorías que atribuimos a la 
oralidad están transferidas de la escritura, sin que se adecuen a menudo para describirla. Halliday, por su parte, 
afirma que "estamos tan rodeados de la lengua escrita que apenas podemos concebir la vida sin ella"27  
 
Con relación a la supuesta imperfección de la oralidad y lo acabado de la escritura, Blanche‐Benveniste propone 
que  los  inacabamientos,  titubeos,  repeticiones,  etc.  que  pudieran  aparecer  a  primera  vista  como  apuros  de  la 
producción pueden ser más bien reveladores de funcionamientos esenciales de la lengua28. 
 
 

 
                                                            
27
 Halliday, M.A.K. (1979) El lenguaje como semiótica social México: Fondo de Cultura Económica, México. 1979. Pág. 134 – 145.  
28
 Ídem. Pág. 182. 
Nota: La propuesta teórica de Michael Halliday, implicó el cuestionamiento de las propuestas de dos grandes lingüistas: Ferdinand de Saussure y William Lavob, 
puesto que ninguna de las dos permitía un estudio acabado del binarismo "lengua"/"habla": o era la opción sistémica (lengua) o la opción funcional (habla). La 
discusión al respecto, Halliday la plantea en el libro "El lenguaje como semiótica social"(1979), donde va a profundizar respecto de un nuevo modelo para el 
estudio del lenguaje integrando el componente sociocultural como clave en su comprensión 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 50 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.1. Características de la Oralidad.  De acuerdo a Halliday "contrariamente a lo que piensa mucha gente, la 
lengua hablada es, en su totalidad, más compleja que la lengua escrita en su gramática; la conversación 
informal  y  espontánea  es,  gramaticalmente,  la  más  compleja  de  todas”.  Su  estructura  es  totalmente 
densa e intrincada, y esto la dota de una riqueza inigualable. 
 
2.1.1. Su espontaneidad e inmediatez. La expresión oral se improvisa y se planifica mientras se emite, y no está 
sujeta a una revisión previa.  La construcción de un texto escrito es totalmente diferente, pues puede 
planearse cuidadosamente antes de que el receptor acceda a sus contenidos. 
 
2.1.2. Su inestabilidad. No suele quedar registro de lo hablado, excepto en la memoria del oyente (que suele 
adaptar lo escuchado a sus propios esquemas) y en algún ocasional registro. Es por ello que la escritura 
es el soporte de la memoria, mientras que la oralidad se transmite por recursos mnemotécnicos que le 
garantizan  una  trascendencia,  ciertamente  restringida  e  inestable.  De  hecho,  la  escritura  nace  por  la 
dificultad que significa para la memoria la retención de grandes segmentos textuales. 
 
2.1.3. Su  dependencia  del  oyente.  El  lector  del  texto  escrito  tiene  una  tremenda  autonomía  con  respecto  al 
emisor  (el  autor):  un  texto  puede  ser  escrito  y  leído  con  largos  intervalos  temporales  entre  ambos 
momentos. En el caso de la oralidad, es necesaria la presencia de emisor y receptor en el mismo acto de 
comunicación; los contenidos se van construyendo a medida que el emisor habla, modificándose incluso 
(en estructura, calidad e intención) de acuerdo a las reacciones del oyente. 
 
2.1.4. Su  riqueza.  En  la  expresión  oral  están  presentes  estrategias  de  carácter  suprasegmental  (Barrera  y 
Fracca,  1999),  es  decir,  elementos  que,  más  allá  de  la  lengua,  enriquecen  y  complementan  lo  que  el 
hablante  dice:  actos,  gestos,  sonidos,  silencios,  vacilaciones...  Hay,  además,  toda  una  carga  emotiva, 
ambiental,  psicológica,  temporal,  íntimamente  vinculada  al  momento  de  expresión  oral  y  a  los  que 
participan en él (“contexto situacional de origen”).  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 51 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
2.1.5. Su dinamismo. La lengua oral cambia continuamente por acción grupal, respondiendo a las necesidades 
de la sociedad hablante y a sus realidades sociales, intelectuales, espirituales e históricas. 
 
2.1.6. Su  formulareidad.  El  discurso  oral  se  basa  en  “fórmulas”  (Parry,  1971).  En  efecto,  es  necesario  repetir 
ciertas fórmulas o segmentos del habla para poder ayudar a la memoria, algo que salta a la vista en la 
publicidad radial y televisiva.29 
 
2.1.7. Por  último,  a  través  de  la  oralidad  se  expresan  particularidades  dialectales  y  personales  (edad,  sexo, 
ideologías, sentimientos, carácter) del hablante y del oyente. Todos estos elementos suelen perderse en 
la codificación escrita, a no ser que se describan minuciosamente 
 
Es  evidente  que  nos  enfrentamos  a  un  fenómeno  complejo.  Esta  complejidad  queda  reflejada  en  esta 
breve descripción del acto oral: “[El hablante] tiene que controlar lo que acaba de decir y determinar si 
concuerda con sus intenciones, al mismo tiempo que enuncia la expresión en curso, la controla y plantea 
simultáneamente  su  siguiente  enunciado  para  ajustarlo  al  patrón  general  de  lo  que  quiere  decir, 
mientras vigila, además, no sólo su propia actuación, sino su recepción por parte del oyente. No posee 
un registro permanente de lo que ha dicho antes, y sólo en circunstancias especiales puede tener notas 
que le recuerden lo que va a decir a continuación”30 
                                                            
29
 En una cultura oral primaria la restricción de la palabra al sonido determina no sólo los modos de expresión, sino también los procesos de pensamiento y, 
además,  como  diría  Walter  J.  Ong,  “uno  sabe  aquello  que  puede  recordar”.  Pero,  ¿cómo  recuerdan  los  integrantes  de  la  comunidad  en  una  cultura  oral 
primaria? ¿Cómo organizan el material para recordarlo? ¿Cómo se traen a la memoria aquellas instrucciones que constituyen el conocimiento práctico? W. Ong 
nos  dice  que  en  una  cultura  oral  primaria  habrá  que  seguir  las  pautas  mnemotécnicas,  formuladas  para  la  pronta  repetición  oral.  El  pensamiento  debe 
originarse  según  pautas  equilibradas  e  intensamente  rítmicas,  con  repeticiones  o  antítesis,  alteraciones  y  asonancias,  expresiones  calificativas  y  de  tipo 
formulario, marcos temáticos [temas o tópicos] comunes (la asamblea, el banquete, el duelo, el “ayudante” del héroe, y así sucesivamente), proverbios que 
todo el mundo escuche constantemente, de manera que vengan a la mente con facilidad y que ellos mismos sean moldeados para la retención y la pronta 
repetición o con otra forma mnemotécnica. 
 
30
 Austin, J. Como hacer cosas con palabras. Editorial Paidos, Madrid, 2001. Pág. 78. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 52 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
A pesar de la importancia del lenguaje hablado, la escritura ha tenido siempre un status más importante 
De hecho, se considera “prehistoria” (con todos los valores connotativos asociados al término) a aquel 
periodo  de  la  evolución  humana  en  el  que  no  se  manejaban  las  herramientas  y  destrezas  de  la 
codificación  escrita.  Quizás  se  considere  a  la  escritura  como  un  paso  evolutivo  que  ha  llevado  al 
desarrollo  socio‐económico  y  político  de  muchas  civilizaciones,  y,  por  ende,  sus  etapas  anteriores 
parezcan  “inferiores”.  La  transmisión  oral  queda,  pues,  rodeada  de  prejuicios  e  ideas  como 
“secundario”, “imperfecto” e “incompleto”. Como indica Halliday: “estamos tan rodeados de la lengua 
escrita que apenas podemos concebir la vida sin ella”31 
 
A través de la palabra hablada aprendemos buena parte de las prácticas que constituyen nuestro diario 
vivir.  Gracias a él, como apuntara Octavio Paz en su libro “El arco y la lira”, somos lo que somos.32 
 
 
“La oralidad‐la expresión de la palabra hablada‐ es la forma más natural, 
elemental y original de producción del lenguaje humano. 
Es independiente de cualquier otro sistema: existe por sí misma, sin la 
necesidad de apoyarse en otros elementos. Esta característica la diferencia de 
la escritura, estructura secundaria y artificial que no existiría si, previamente, 
no hubiera algún tipo de expresión oral” 
(W. Ong, 1987). 
 
                                                            
31
 Halliday, M.A. Introducción a la función gramatical. Editorial Seix Barral, Barcelona, 1981. Pág. 134. 
 
32
 Octavio Paz. El Arco y la Lira.  Fondo de Cultura Económica. México, 2001. Pág. 45. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 53 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.2. La cuestión de la formulareidad.  La formulareidad es una de las características más interesantes para 
quien estudia la función poética o textual del lenguaje. Se trata de la recurrencia de fórmulas o grupos 
de  palabras  empleadas  regularmente  en  las  mismas  condiciones  métricas  para  expresar  una  idea 
esencial dada  que le confiere a la oralidad un carácter más bien circular o repetitivo. 
 
Formulareidad implica la no‐importancia de la originalidad, éste último un concepto que se comienza a 
cultivar  en  el  romanticismo.  Anteriormente,  la  oralidad  había  cultivado  el  uso  de  fórmulas  que  se 
repetían para darle ritmo al canto y también para ayudar a la memoria. La Grecia homérica "cultivaba, 
como  una  virtud  poética  e  intelectual,  lo  que  nosotros  hemos  considerado  como  un  vicio"  (Ong 
1987:32). Quizás la crítica de Platón a los poetas, en el Fedro, se debe al nacimiento de la escritura y con 
ella  el  choque  de  la  mente  moldeada  por  la  escritura  con  la  mente  de  la  oralidad;  ya  perdida  para 
siempre. 
 
La  fórmula  es  entonces  una  repetición  que  se  da  en  diferentes  lugares  de  un  texto,  o  en  diferentes 
situaciones. Para comprender lo que es una fórmula, pensemos en las expresiones de saludo. Al saludar 
repetimos  ciertos  segmentos,  tales  como  hola,  ¿qué  tal?  ¿Cómo  estás?  y  esperamos  en  la  respuesta 
otros  como  hola,  bien,  etc.  Estas  expresiones  se  encuentran  aisladas  o  en  grupos  de  varias  de  ellas  y 
significan  únicamente  'te  saludo',  no  esperándose  encontrar  ninguna  información  referencial  en  ellas. 
Más bien sirve a la economía del lenguaje, en el sentido de que no necesita de mucha creatividad. 
 
En la escritura, la formulareidad se encuentra en un grado muchísimo menor que en la oralidad; el lector 
no  espera  normalmente  encontrar  fragmentos  repetidos,  salvo  en  algunos  estilos  de  poesía  escrita  o 
quizás en cierto tipo de documentos, como en las cartas, en los escritos jurídicos, donde la fórmula dice 
del  tipo  de  documento  pero  donde  la  información  nueva  está  reducida  al  máximo.  Es  por  ello  que  el 
lector espera encontrar la idea escrita como "nunca tan bien expresada"  (citado en Ong 1987: 30). Si el 
oyente encuentra, bueno lo que se repite, lo prefabricado y lo disfruta, el lector no lo estima.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 54 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Brown  y  Yule  (1993)  hacen  referencia  a  la  necesidad  de  la  repetición  para  ayudar  a  la  memoria,  en  el 
caso  de  la  lectura  de  noticias,  tanto  en  la  radio  como  en  la  televisión.  Los  espacios  noticiosos,  que 
constituyen la lectura de textos escritos, implican también una intromisión de la oralidad en la escritura: 
comienzan  generalmente  con  la  lectura  de  los  titulares,  siguen  con  el  desarrollo  de  la  noticia  en  sí  y 
retoman  antes  de  terminar,  nuevamente,  los  titulares  de  las  noticias  más  importantes,  como  para 
recordarle  al  oyente  o  televidente  lo  que  ha  oído.  Es  curioso,  sin  embargo,  que  esta  manera  de 
"recordatorio" se encuentre también en formas escritas muy formales, como en los artículos científicos, 
donde el resumen inicial y las conclusiones cumplen en gran medida la función de recapitular. 
 
La  causa  de  esto  encuentra  quizás  sus  raíces  en  el  prestigio  lingüístico  que  mantiene  la  lengua  escrita 
sobre la oral, transmitido del poder que sostienen quienes manejan la palabra escrita sobre quienes no 
lo  hacen.  La  brecha  se  hace  enorme  en  la  sociedad  latinoamericana,  porque  la  distancia  existe  no 
solamente entre quienes usan la escritura para fines cotidianos y quienes la utilizan profesionalmente, 
sino  entre  quienes  la  conocen  y  quienes,  o  bien  no  la  conocen  para  nada,  o  bien  manejan  apenas 
rudimentos  de  ella  para  fines  elementales.  Los  hablantes  suelen  considerar  su  propio  lenguaje  como 
"defectuoso, antigramatical, deformado, impropio y deficiente de una manera u otra"  Estos juicios se 
derivan de concepciones derivadas de la lengua escrita y no de la hablada. 
 
Según  Brown  y  Yule,  oralidad  y  escritura  le  plantean  a  los  usuarios  exigencias  diferentes,  porque  las 
señales  paralingüísticas solamente existen en aquella.  Por una parte se le exige  al escritor suplir estas 
señales con otras convenciones. Por la otra, la exigencia que se pone al hablante es la de realizar una 
serie de operaciones en el momento, para poder cumplir con la comunicación, pero tiene la ventaja de 
poder cambiar el próximo texto en función de la reacción que ha manifestado el oyente hacia el actual.  
 
Así  dicen  Brown  y  Yule:  Tiene  que  controlar  lo  que  acaba  de  decir  y  determinar  si  concuerda  con  sus 
intenciones, al mismo tiempo que enuncia la expresión en curso, la controla y plantea simultáneamente 
su siguiente enunciado para ajustarlo al patrón general de lo que quiere decir, mientras vigila, además, 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 55 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
no sólo su propia actuación, sino su recepción por parte del oyente. No posee un registro permanente 
de lo que ha dicho antes, y sólo en circunstancias especiales puede tener notas que le recuerden lo que 
va a decir a continuación (Brown y Yule, 1993:23). 
 
En literatura el texto es definitivo, y solamente se expresan dudas con respecto a textos anteriores en 
los  estudios  filológicos,  por  ejemplo.  En  la  literatura  medieval  un  texto  puede  haber  variado  según  la 
sucesión de copistas que haya intervenido en su difusión, según las diversas convenciones ortográficas y 
asimismo,  según  la  procedencia  dialectal  de  estos  obreros  de  lo  escrito,  quienes  podían  influir  en  la 
transmisión del original. Hay que recordar que hasta hace muy poco la fidelidad del texto era una virtud 
desconocida. 
 
La  escritura  nace  sobre  todo  por  la  dificultad  que  significa  para  la  memoria  la  retención  de  grandes 
segmentos, sobre todo, para su retención exacta. La cita textual es un invento tardío en la historia de la 
humanidad,  antes  mucho  más  generosa  en  compartir  su  propiedad  intelectual  que  ahora.  Es  el 
romanticismo, con su intensificación de lo individual, quien rompe con la intertextualidad gratuita que 
se conservó hasta el Medioevo. 
 
Muchos  de  los  prejuicios  que  tenemos  sobre  la  oralidad  nos  vienen  del  prestigio  que  ha  tenido  la 
escritura  en  los  estudios  escolares;  otra  hubiera  sido  la  historia  si  la  hubiéramos  asociado  más  a  la 
música. La oralidad es secuencialidad sonora, una línea en el tiempo que se transmite entre hablante y 
oyente,  una  línea  de  sonidos  que  se  desvanecen  al  desaparecer  la  emisión.  Al  igual  que  la  música,  su 
vida es efímera, a menos que se traduzca al medio escrito o se conserve por medio de los métodos de 
grabación. El hablante transmite un mensaje que debe modularse con una melodía, estar acompañado 
de un cierto ritmo y seccionarse con espacios libres, también al igual que la música. La lengua hablada 
acompaña su mensaje musical con la entonación, el ritmo y la pausa, de forma muy semejante que la 
voz que canta. Por lo tanto, pensar desde la música y no desde la escritura, como se hizo, nos hubiera 
llevado más lejos en la comprensión de la lengua de todos los días. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 56 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Según  Blanche  Benveniste  (1998)  el  partir  de  la  escritura,  para  estudiar  la  oralidad,  permitió  que  se 
arrastrara la tradición de la lengua escrita a la lengua oral. Por ejemplo en la elaboración de unidades 
como  palabra,  frase  o  párrafo,  que  no  tienen  una  directa  correlación  con  las  unidades  del  habla.  La 
misma oración podría no ser una unidad fundamental de la oralidad. Según esta escritora, el estudio de 
la oralidad hará revisar muchos de los principios de análisis además de las unidades, los conceptos como 
la coordinación, el complemento, etc. Se da, a nuestro modo de ver, esta transferencia, en el concepto 
de  paratono,  cuando  se  entiende  que  en  el  discurso  oral  hay  unidades  estructurales  que  adoptan  la 
forma de "párrafos del habla" (Brown y Yule, 1993:133). Si bien se entiende la idea de que el paratono 
engloba una estructuración prosódica mayor, no se explica por qué la necesidad de partir de la escritura 
para darle nombre a algo que nace y muere en la oralidad.  
 
Blanche‐Benveniste propone el término "pre‐texto" para los borradores y los estados intermedios que 
asume  un  texto  escrito  antes  de  ser  puesto  en  circulación  y  dice  "la  mayor  parte  de  las  producciones 
orales deben ser tratadas como "pre‐textos". (Blanche‐ Benveniste, 1998): 22). Este concepto tiene una 
fuerza descriptiva indudable desde el punto de vista del analista y quizás para lo que es la "sensación" 
del  hablante  de  emitir  algo  inacabado  en  todo  caso  de  aquel  que  sabe  escribir.  Sin    embargo,  no 
debemos  olvidar  que,  precisamente,  esa  es  una  de  las  grandes  diferencias  entre  los  dos  sistemas.  La 
preparación de la escritura y la improvisación de la oralidad.33 
 
2.3. El lenguaje y la oralidad. El lenguaje verbal humano nos permite convertir la experiencia con el mundo y 
con  la  realidad  en  un  sistema  complejo  de  significaciones,  en  una  configuración  semiótica.  A  esta 
facultad de representación de la realidad, Jean Piaget la denominó la función simbólica. En este sentido, 
el  lenguaje  es  ante  todo  un  instrumento  utilizado  por  el  hombre  para  interpretar  la  realidad  objetiva, 
psíquica  y  social.  De  esta  manera,  el  lenguaje  cumple  una  de  sus  funciones  básicas:  la  de  ser  un 
instrumento por medio del cual aprendemos a significar y a expresar a otros lo significado. 
                                                            
33
 Claire Blanche‐Benveniste. Lenguaje  oral, géneros y parodias. Editorial Trillas, Buenos Aires. 1999, Pág. 89 – 92. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 57 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
En la figura No. 11 se puede apreciar un mapa conceptual sobre el lenguaje,  donde se trata de explicar 
las implicaciones que esta temática tiene en el desarrollo del lenguaje humano. 
 
Figura No. 11. Mapa conceptual sobre el lenguaje y sus implicaciones 
 

 
 
Fuente: Elaborado con los conceptos que se tienen sobre el lenguaje y sus especializaciones o implicaciones. Fue elaborado utilizando 
 el software SMARTDRAW en febrero de 2009. Autor Julio Cesar Rosero Moreano. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 58 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Pues bien, los seres humanos estamos dotados de esa facultad que nos permite crear, adquirir, aprender y usar 
códigos  constituidos  por  signos.  La  comunicación  humana  está,  precisamente,  ligada  a  esa  capacidad  de 
interpretar unos sonidos, unos gestos, unas imágenes y unas marcas, como signos de otras realidades acerca de 
las cuales un interlocutor quiere llamar nuestra atención. 
 
A esa ciencia “que estudia la vida de los signos en el seno de la vida social”, Ferdinand De Saussure, el padre de la 
lingüística moderna, la denominó semiología. Otros autores (Peirce, Morris y, más recientemente, Umberto Eco) 
han  preferido  el  término  semiótica  para  referirse  al  estudio  de  los  signos,  de  las  estructuras  y  de  los  procesos 
significativos. La semiótica (o la semiología) es más amplia que la lingüística, pues mientras aquélla se dedica al 
estudio  de  todo  lo  que  se  constituye  en  signo,  de  cualquier  manifestación  comunicativa,  del  lenguaje  en  un 
sentido  amplio;  la  lingüística  se  dedica  específicamente  al  estudio  de  los  signos  lingüísticos,  de  esos  signos  que 
utilizamos todos los días al hablar o al escribir, de esos signos que conforman el sistema de la lengua, el lenguaje 
en sentido estricto.  Sin embargo, en la  práctica, estudiar  lingüística implica también  de  alguna manera estudiar 
semiótica, y viceversa34 
 
2.3.1. Los signos en el lenguaje35. Es necesario precisar en este momento qué se entiende por signo, ya que el 
término “signo” se emplea en vocabularios y contextos muy diversos: 
 
 “Signo  es  todo  cuanto  representa  otra  cosa  en  algún  aspecto  para  alguien.  Signo  es  lo  que  puede 
interpretarse” (Umberto Eco). En este sentido, la vida humana es inconcebible sin signos. Umberto Eco 

                                                            
34
 ÁVILA, Raúl. La lengua y los hablantes. México: Trillas, 1990. Pág. 87 – 88. Puesto que el lenguaje verbal humano tiene muchas propiedades que son comunes 
a otros sistemas de signos o incluso a todos ellos; por ejemplo: su carácter arbitrario y convencional, el desplazamiento (la posibilidad de emplear un sistema de 
signos para referirse a objetos o a aspectos de la realidad que se encuentran lejanos respecto del lugar y del momento del evento comunicativo), la flexibilidad 
modificabilidad y la independencia del estímulo. 
 
35
 No ha sido fácil para la semiótica determinar el concepto de signo. Umberto Eco cita 38 acepciones  de esta palabra. De igual manera Víctor Miguel Niño 
Rojas, en su libro Semiótica y Lingüística hace clara alusión a la dificultad de precisar el verdadero sentido del SIGNO. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 59 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
ha escrito que los fenómenos naturales no dicen nada por sí mismos, que se vive en un mundo de signos 
porque  se  vive  en  sociedad.  Según  esto,  los  fenómenos  sígnicos  serían  característicos  de  los  seres 
humanos, por vivir en sociedad, y harían parte de los códigos que rigen las relaciones sociales, los usos 
sociales. 
 
  “Un  hecho  perceptible  que  nos  da  información  sobre  algo  distinto  de  sí  mismo”  De  acuerdo  con  esta 
definición, convertimos en signo un hecho perceptible cuando lo tomamos como representante de otro 
hecho distinto de sí mismo. “los signos son creados y usados  para cumplir  con determinados fines, para 
aportar  determinados  rendimientos:  se  quiere  expresar  algo  a  través  de  ellos,  representar  algo  y 
comunicarlo a alguien”36 
 
 “El  signo  es  tal,  en  la  medida  en  que  significa  algo  (significado),  sobre  algo  (referente)  de  alguien 
(emisor) y para alguien (destinatario)”37 
 
En  la  semiosis  o  proceso  sígnico,  no  sólo  se  establece  una  relación  social  o  comunicativa,  sino  también  una 
relación  simbólica  o  representativa  entre  signo  y  referente,  pero  de  manera  indirecta,  es  decir,  a  través  de  un 
significado. 
 
La  interrelación  de  estos  tres  elementos  (signo,  referente  y  sujeto)  es  la  base  de  una  semiótica  tridimensional, 
constituida por tres áreas de trabajo: 
 
1. La pragmática: considera la relación entre los signos y sus intérpretes o usuarios. 
 
                                                            
36
 Víctor Manuel Niño Rojas. Semiótica y Lingüística. Editorial ECOE. Quinta edición, Bogotá, 2007. Pág. 26. 
 
37
 Ídem. Pág. 27. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 60 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2. La semántica: se ocupa de las relaciones entre los signos y los objetos denotados por ellos (los referentes). 
 
3. La sintaxis: estudia exclusivamente las relaciones que establecen los signos entre sí dentro de un sistema de 
signos. 
 
Todo signo es una representación de algo, representar es la operación más propia del signo. Y  esa representación 
se configura en la mente de los sujetos como una estructura y como un proceso. Pero desde luego el signo no es 
sólo algo que está en el lugar de una cosa, representándola, sino que su representación nos permite conocer algo 
más. Conocemos un signo cuando inferimos lo que él significa. Este significado no sólo comprende los aspectos 
cognitivos  sino  también  las  actitudes,  los  valores,  las  emociones  y  todo  tipo  de  connotaciones  socioafectivas  y 
culturales. 
 
El signo, como representación, en realidad sólo tiene existencia en la mente de quien lo interpreta. Por esto, los 
signos  no  se  definen  únicamente  porque  sustituyan  las  cosas,  sino  porque  funcionan  realmente  como 
instrumentos  que  hacen  posible  que  pensemos,  incluso  también  en  lo  que  no  vemos  ni  tocamos.  Pensar  es  el 
principal modo de representar, e interpretar un signo es desentrañar su significado. 
 
Hemos presentado estas tres definiciones con el propósito de que el concepto de signo resulte suficientemente 
general, pero también claro. No obstante, conviene tener en cuenta dos precisiones: en primer lugar, debemos 
entender el término “representar” preferiblemente en su sentido primario de “hacer presente”, y no sólo en el 
sentido más restringido de “sustituir o hacer las veces de”. Y en segundo lugar, la “cosa” representada o evocada 
por el signo puede ser tanto un objeto material como una idea, una propiedad de un objeto, un sentimiento, etc. 
 
En  conclusión:  un  signo  es  una  representación  mental,  una  estructura  portadora  de  una  significación  para  un 
intérprete, que es quien realiza el paso del signo a lo significado, haciendo operativa la conexión entre ambos. 
 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 61 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.3.1.1.  Concepción  Tripartita  del  signo.  Charles  Sanders  Peirce  (1839  –  1914),  en  sus  escritos  sobre  semiótica, 
especialmente en Ciencia de la Semiótica editado en Buenos Aires en 1986, sostiene que la semiótica se sustenta 
en lo que él llama tres REFERENCIAS, las cuales son aceptadas hasta hoy y son las siguientes: 
 
 Representamen – M ‐ (SIGNO) 
 Interpretante  ‐ I 
 Objeto ‐ O 
 
 
— Como referencia al medio (M) el signo es parte del mundo físico, es material. Algo es signo, si se 
comporta como tal. 
— Como  referencia  al  objeto  (O),  pertenece  al  mundo  de  los  objetos  y  acontecimientos.  Es  la 
realidad que se representa. 
— Como referencia al Interpretante (I) se inserta en el “mundo espiritual”, en sus “reglas, normas, 
formas y relaciones de pensamiento” 
 
Peirce en una paráfrasis define el signo de la siguiente manera: “el signo es signo si puede traducirse 
a otro signo que le da su plenitud”38 
 
La teoría de Peirce, ha servido de base para que otros especialistas en lingüística, elaboren una figura 
en forma de triangulo con los tres elementos, es decir, el símbolo, la referencia y el referente. En la 
figura No. 12 se puede apreciar las diferentes acepciones que ha tenido la teoría tripartita de Peirce a 
lo largo del tiempo. 
 
 
                                                            
38
 Peirce C.S. Ciencia de la Semiótica. Editorial  Nueva Visión, Buenos Aires, 1974; reimpresión 1986. Pág. 116 – 118. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 62 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Figura No. 12. Concepción Tripartita del Signo 
 

 
Fuente: Elaborado con los conceptos que se tienen sobre el SIGNO. Fue elaborado utilizando el software SMARTDRAW en febrero de 2009. Autor 
Julio Cesar Rosero Moreano. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 63 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Como  se  puede  observar,  los  diferentes  autores  se  van  más  por  el  significado  terminológico  que  por  las 
concepciones en sí mismas. Parece que en el fondo todas se refieren a lo mismo. Pero  Umberto Eco (1976) dice lo 
siguiente: Esta presentación tripartita suscita problemas y al menos muchos interrogantes: ¿Qué concepción de 
signo es común a todos? ¿En qué punto reside el signo? Según parece esta en el vértice izquierdo inferior, como 
lo insinúa Saussure. Ver figura 12. 
 
Pero Umberto Eco, va más allá y menciona lo siguiente: Cuando la gente dice SIGNO, generalmente se refiere al 
SIGNIFICANTE. Pero hay que recordar que no existe SIGNO si no hay un SIGNIFICADO (Vértice superior figura 12) 
  
De acuerdo a lo anterior y haciendo una referencia directa a la concepción de Ferdinand de Saussure (1961), se 
puede hacer un grafico para un mejor entendimiento. Ver figura No. 13. 
 
Figura No. 13. Diferentes conceptos de  SIGNO. 
 

 
Fuente: Estos tres conceptos fueron tomados de Saussure, Umberto Eco y Guiraud. Graficado por Julio Cesar Rosero Moreano y utilizando el software MS VISIO 
de Office 2007 de la empresa Microsoft. Elaborado en febrero de 2009. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 64 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Para  comprender  mejor  como  se  empieza  a  conformar  el    LENGUAJE  HUMANO  a  partir  del  signo  y  todas  sus 
connotaciones, en la figura No. 14 se muestra la concepción más moderna del SIGNO. 
 
Figura No. 14. Concepción del SIGNO según Ferdinand Saussure y otros. 
 

 
Fuente: Estos tres conceptos fueron tomados de Saussure, Umberto Eco y Guiraud. Graficado por Julio Cesar Rosero Moreano y utilizando el software MS VISIO 
de Office 2007 de la empresa Microsoft. Elaborado en febrero de 2009. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 65 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Para mejorar la comprensión sobre la concepción de signo, significante y significado, según Saussure y otros, se 
plasma  sobre  este  documento  un  ejemplo  que  es  dominio  universal,  tal  como  el  uso  de  un  semáforo.  En  la 
siguiente secuencia de figuras se puede apreciar las explicaciones del caso. 
 
Figura No. 15. Diferencias entre significante y significado 
 

 
Fuente: Estos conceptos son explicados con base en los estudios de Saussure y otros sobre signo, significante y significado. Graficado por Julio Cesar Rosero 
Moreano en febrero de 2009 y utilizando el software SMARTDRAW 2008. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 66 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.3.1.2. Clases  de  signos.  Una  clasificación  general  y  unitaria  de  los  signos  no  es  viable  debido  a  los  múltiples 
criterios  que  se  pueden  utilizar  y  que  se  entrecruzan.3  Por  esta  razón,  vamos  a  presentar  una 
clasificación basada en unos criterios parciales: 
 
Según el intérprete: 
 
 Signos humanos: las palabras, la música, la pintura, las señales de tránsito, etc. 
 
 Signos no humanos: la danza de las abejas, las feromonas sexuales entre los animales, el rugido de 
un león, el gruñido de un perro, el sonido  de una campana, la sirena de una ambulancia, etc. 
 
Según el ámbito en el que se dan: 
 
 Signos  naturales:  La  capacidad  de  significar  procede  de  la  naturaleza  misma  del  significante. 
Normalmente  se  consideran  también  signos  naturales  los  signos  involuntarios  y  los  no 
intencionales: el humo como efecto del fuego, la fiebre, el olor a sudor, el llanto, la Estrella Polar, 
una  huella  en  el  suelo,  todos  los  signos  no  humanos,  etc.  Todos  estos  signos  tienen  con  lo 
significado  (el  referente)  una  relación  puramente  natural  —sin  embargo,  recordemos  que 
Umberto Eco ha escrito que los fenómenos naturales no dicen nada por sí mismos. 
 
 Signos  culturales:  Son  producto  de  la  creación  cultural  del  hombre  y,  por  lo  tanto,  implican  una 
intencionalidad  sígnica  de  parte  del  emisor  y  una  actividad  descodificadora  de  parte  de  un 
destinatario. Estos signos constituyen códigos. Los signos culturales también reciben el nombre de 
signos artificiales o convencionales y, en contraste con los naturales, su relación con lo significado 
es producto de un acuerdo o de una convención establecida por las personas o por la comunidad: 
el  olor  a  loción,  el  color  negro  como  símbolo  del  luto  en  la  tradición  cristiana,  las  banderas,  las 
palabras, las esculturas, las señales de tránsito, etc.  
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 67 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Según su estructura: 
 
 Signos  verbales:  Estos  signos  constituyen  un  sistema  con  posibilidades  de  combinación  en  dos 
dimensiones.  La  primera  dimensión  corresponde  al  medio  material  de  su  expresión  (sonidos  o 
letras) y la segunda corresponde a su significación. Por lo tanto, son signos verbales no sólo los del 
lenguaje oral, sino también los del lenguaje escrito. Todos los signos no humanos son signos no 
verbales,  pero  es  claro  que  no  todos  los  signos  humanos  son  signos  verbales.  En  estos  signos 
verbales ubicamos el signo lingüístico. 
 
 Signos no verbales: Son signos que carecen de las características que hemos atribuido a los signos 
verbales, es decir, son signos que no se articulan en dos dimensiones. Por ejemplo: la música, los 
movimientos de las manos de los sordomudos, las banderas, la forma de vestir, todos los signos 
no humanos, etc. 
 
Según su relación con lo significado (referente): 
 
Siguiendo  la  clasificación  de  Charles  Peirce,  comúnmente  aceptada,  Umberto  Eco  distingue  desde 
este punto de vista tres tipos o clases principales de signos: 
 
 Íconos:  Son  signos  cuya  relación  con  el  objeto  que  designan  o  evocan  se  basa  en  la  semejanza 
figurativa  o  exterior,  o  en  la  igualdad  de  distribución  de  sus  partes:  un  cuadro  realista,  una 
imagen, una fotografía, un mapa, un diagrama, etc. Un signo icónico alude con precisión a un solo 
referente.  Para  Eco,  el  signo  icónico  surge  de  los  rasgos  seleccionados  por  una  cultura  para 
identificar  determinado  objeto  o  concepto.  Su  relación  con  el  referente  se  da  precisamente  a 
través de esa percepción cultural que se tiene de éste. Por tanto, se trata de una representación 
de segundo orden. 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 68 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
 Índices:  Los  índices,  o  signos  deícticos,  apuntan  físicamente  a  su  objeto,  están  afectados 
inmediatamente  por  él  y  guardan  cierta  conexión  físico‐espacial  con  el  objeto  al  cual  señalan: 
indicar  con  el  dedo,  y  también  muchas  expresiones  lingüísticas:  yo,  tú,  él,  acá,  allá,  éste,  ése, 
aquél,  etc.  También  son  índices  algunos  signos  naturales:  el  humo,  la  fiebre,  el  olor  a  sudor,  el 
temblor del cuerpo humano, entre otros. 
 
 Símbolos:  En  estos  signos  la  relación  que  une  al  signo  con  su  referente  es  el  resultado  de  una 
convención, pues ni tienen semejanza con su objeto ni tampoco una conexión física inmediata con 
él.  Esto  quiere  decir  que  la  relación  del  signo  con  lo  significado  es  arbitraria,  es  de  pura 
representación, basada en una convención social: las banderas, el papel moneda, la balanza como 
símbolo  de  la  justicia,  la  paloma  como  símbolo  de  la  paz,  el  color  blanco  como  símbolo  de  la 
pureza, la gran mayoría de las palabras. 
 
La relación entre los elementos de esta clasificación, se puede representar de una manera gráfica 
con  el  fin  de  que  la  misma  sea  más  explicativa  y  realmente  muestre  la  interdependencia  que 
existe. 
 
En la figura No. 16 se puede aprecia una cadena que muestra la interdependencia entre el signo y 
la clasificación que se propuso anteriormente. Aquí se debe aclarar que esta última relación esta 
deducida  de  los  aportes  que  hace  Charles  Pierce,  Saussure  y  Umberto  Eco  con  sus  inicialmente 
mencionadas 38 acepciones del signo.39 
 
 

                                                            
39
 Víctor Miguel Niño Rojas. Semiótica y lingüística. Editorial  ECOE., Bogotá, 2007. Pag.27. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 69 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.2.1.3. Arbitrariedad del signo. Como lo afirma el profesor Carlos Alberto Rincón Castellano de la Universidad 
de Antioquia en sus apuntes de clase, el signo manifiesta la siguiente arbitrariedad: El carácter arbitrario 
del  signo  ha  sido  reconocido  desde  la  antigüedad  —esta  tesis  viene  desde  los  griegos—.  Pero  fue 
Saussure quien se encargó de desarrollarla en forma más específica.40 
 
De  esta  forma,  Saussure  consideró  que  la  relación  que  une  al  significante  con  el  significado  no  era 
motivada  sino  convencional,  en  el  sentido  de  que  no  hay  un  vínculo  interno  ni  necesario  que  una  al 
significante  con  el  significado,  sino  que  dicha  relación  es  producto  de  un  acuerdo,  de  una  convención 
social  previa.      De  este  carácter  arbitrario  y  convencional  del  signo  lingüístico,  se  deriva  un  hecho 
aparentemente  contradictorio  que  Saussure  denominó  la  inmutabilidad  y,  a  la  vez,  la  mutabilidad  del 
signo. 
 
Desde esta perspectiva, la lengua es una herencia social que un individuo adquiere inconscientemente 
en  su  proceso  de  socialización.  Como  convención  social  tácita,  la  lengua  es  inmodificable  para  el 
individuo, quien lo máximo que puede hacer es proponer innovaciones lingüísticas que, de ser aceptadas 
por  la  comunidad,  se  constituyen  en  un  cambio:  neologismos,  extranjerismos  y  otras  expresiones  que 
impulsan  la  renovación  lingüística.  Pero  también  como  producto  social,  las  lenguas  están  sujetas  a 
cambios producidos por factores históricos, políticos, sociales y culturales. 
 
Otros  lingüistas  posteriores  a  Saussure,  Émile  Benveniste  entre  ellos,  no  ubicaron  la  arbitrariedad  del 
signo entre el significante y el significado, sino entre el signo todo y la cosa nombrada (el referente). Para 
Benveniste, la relación que une al significante con el significado es natural, no arbitraria. 
 

                                                            
40
 Carlos Alberto Rincón Castellano. Curso de Español como Lengua Materna. Serie de documentos producidos para las clases en la Universidad de Antioquia. 
Documento consultado en formato PDF en el mes de enero de 2009 y en la Web de la Universidad de Antioquia. www.udea.edu.co  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 70 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.4. El lenguaje humano. De acuerdo con la definición que tiene la enciclopedia virtual www.wikipedia.org el 
lenguaje  humano  se  define  por  lo  siguiente:  Se  llama  lenguaje  a  cualquier  tipo  de  código  semiótico 
estructurado.  El lenguaje humano se basa en la capacidad de los seres humanos para comunicarse por 
medio de signos. Principalmente lo hacemos utilizando el signo lingüístico. Aun así, hay diversos tipos de 
lenguaje.  El  lenguaje  humano  puede  estudiarse  en  cuanto  a  su  desarrollo  desde  dos  puntos  de  vista 
complementarios: la ontogenia, que remite al proceso de adquisición del lenguaje por el ser humano, y 
la filogenia.41 
 
El lenguaje es una capacidad o facultad extremadamente desarrollada en el ser humano; un sistema de 
comunicación más especializado que los de otras especies animales, a la vez fisiológico y psíquico, que 
pertenece tanto al dominio individual como al social y que nos capacita para abstraer, conceptualizar y 
comunicar.  Según  Ferdinand  Saussure,  en  el  lenguaje  humano  estructurado  debe  diferenciarse  entre 
lengua y habla:  
 
 Lengua: llamada también idioma, especialmente para usos extralingüísticos. Es un modelo general y 
constante  para  todos  los  miembros  de  una  colectividad  lingüística.  Los  humanos  crean  un  número 
infinito  de  comunicaciones  a  partir  de  un  número  finito  de  elementos,  por  ejemplo  a  través  de 
esquemas  o  mapas  conceptuales.  La  representación  de  dicha  capacidad  es  lo  que  se  conoce  como 
lengua,  es  decir  el  código.  Una  definición  convencional  de  lengua  es  la  de  "signos  lingüísticos  que 
sirve a los miembros de una comunidad de hablantes para comunicarse".42 
 
                                                            
41
 www.wikipedia.org "La ontogenia es la historia del cambio estructural de una unidad sin que ésta pierda su organización. Este continuo cambio estructural se 
da en la unidad, en cada momento, o como un cambio desencadenado por interacciones provenientes del medio donde se encuentre o como resultado de su 
dinámica interna". La filogenia  es la determinación de la historia evolutiva de los organismos. Aunque el término también aparece en lingüística histórica para 
referirse a la clasificación de las lenguas humanas según su origen común, en general el término se utiliza en su sentido biológico. 
 
42
 Ídem.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 71 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Habla: materialización o recreación momentánea de ese modelo en cada miembro de la colectividad 
lingüística. Es un acto individual y voluntario en el que a través de actos de fonación y escritura, el 
hablante utiliza la lengua para comunicarse. Son las diversas manifestaciones de habla las que hacen 
evolucionar a la lengua. 
 
 
Algunas definiciones de lenguaje universales son las siguientes: 
 

 
Fuente: www.google.com. Definiciones de lenguaje. Consultadas en enero de 2009. 
 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 72 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Los científicos que más han estudiado esta temática del lenguaje  aportan los siguientes conceptos que ayudan a 
mejorar su comprensión: 
 
2.4.1. JEAN PIAGET. Piaget destaca la prominencia racional del lenguaje y lo asume como uno de los diversos 
aspectos que integran la superestructura de la mente humana. El lenguaje es visto como un instrumento 
de la capacidad cognoscitiva y afectiva del individuo, lo que indica que el conocimiento lingüístico que el 
niño posee depende de su conocimiento del mundo.  
 
Su  estudio  y  sus  teorías  se  basan  en  las  funciones  que  tendría  el  lenguaje  en  el  niño.  Para  Piaget  las 
frases  dichas  por  los  niños  se  clasifican  en  dos  grandes  grupo:  las  del  lenguaje  egocéntrico  y  las  del 
lenguaje socializado; estas a su vez se dividen en las siguientes categorías: 
 
 Lenguaje Egocéntrico 
 Repetición o Ecolalia. 
 El monólogo. 
 El monólogo colectivo. 
 
 Lenguaje Socializado 
La información adaptada. 
      La crítica 
      Las órdenes, ruegos y amenazas. 
Las preguntas. 
Las respuestas. 
 
2.4.1.1. El  lenguaje  Egocéntrico.  “Se  caracteriza  porque  el  niño  no  se  ocupa  de  saber  a  quién  habla  ni  si  es 
escuchado (…) Es egocéntrico, porque el niño habla más que de sí mismo, pero sobre todo porque no 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 73 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
trata  de  ponerse  en  el  punto  de  vista  de  su  interlocutor  (…)  El  niño  sólo  le  pide  un  interés  aparente, 
aunque se haga evidente la ilusión de que es oído y comprendido.43 
2.4.1.2. Repetición o Ecolalia: el niño repite sílabas o palabras que ha escuchado aunque no tengan gran sentido 
para él, las repite por el placer de hablar, sin preocuparse por dirigirlas a alguien. Desde el punto de vista 
social,  la  imitación  parece  ser  una  confusión  entre  el  yo  y  el  no‐yo,  de  tal  manera  que  el  niño  se 
identifica con el objeto imitado, sin saber que está imitando; se repite creyendo que se expresa una idea 
propia. 
2.4.1.3. El monólogo: el niño habla para sí, como si pensase en voz alta. No se dirige a nadie, por lo que estas 
palabras carecen de función social y sólo sirven para acompañar o reemplazar la acción. La palabra para 
el niño está mucho más ligada a la acción que en el adulto. De aquí se desprenden dos consecuencias 
importantes:  primero,  el  niño  está  obligado  a  hablar  mientras  actúa,  incluso  cuando  está  sólo,  para 
acompañar su acción; segundo, el niño puede utilizar la palabra para producir lo que la acción no puede 
realizar  por  sí  misma,  creando  una  realidad  con  la  palabra  (fabulación)  o  actuando  por  la  palabra,  sin 
contacto con las personas ni con las cosas (lenguaje mágico). 
2.4.1.4. Monólogo en pareja o colectivo: cada niño asocia  al otro su  acción o a su pensamiento momentáneo, 
pero  sin  preocuparse  por  ser  oído  o  comprendido  realmente.  El  punto  de  vista  del  interlocutor  es 
irrelevante; el interlocutor sólo funciona como incitante, ya que se suma al placer de hablar por hablar el 
de  monologar  ante  otros.  Se  supone  que  en  el  monólogo  colectivo  todo  el  mundo  escucha,  pero  las 
frases  dichas  son  sólo  expresiones  en  voz  alta  del  pensamiento  de  los  integrantes  del  grupo,  sin 
ambiciones de intentar comunicar nada a nadie. 
2.4.1.5. La  Información  Adaptada:  el  niño  busca  comunicar  realmente  su  pensamiento,  informándole  al 
interlocutor algo que le pueda interesar y que influya en su conducta, lo que puede llevar al intercambio, 
la  discusión  o  la  colaboración.  La  información  está  dirigida  a  un  interlocutor  en  particular,  el  cual  no 
puede ser intercambiable con el primero que llega, si el interlocutor no comprende, el niño insiste hasta 
que logra ser entendido. 
                                                            
43
 Jean Piaget. Obras Escogidas tomo I. Editorial Paidos. Buenos Aires. 1978. Pág. 234 – 246. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 74 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.4.1.6. La crítica y la Burla: son las observaciones sobre el trabajo o la conducta de los demás, específicas con 
respecto  a  un  interlocutor,  que  tienen  como  fin  afirmar  la  superioridad  del  yo  y  denigrar  al  otro;  su 
función  más  que  comunicar  el  pensamiento  es  satisfacer  necesidades  no  intelectuales,  como  la 
combatividad o el amor propio. Contienen por lo general, juicios de valor muy subjetivos. 
 
2.4.1.7. Las órdenes, ruegos y amenazas: el lenguaje del niño tiene, principalmente, un fin lúdico. Por lo tanto, el 
intercambio  intelectual  representado  en  la  información  adaptada  es  mínimo  y  el  resto  del  lenguaje 
socializado  se  ocupa,  principalmente,  en  esta  categoría.  Si  bien  las  órdenes  y  amenazas  son  fáciles  de 
reconocer, es relevante hacer algunas distinciones. Se les denomina “ruegos” a todos los pedidos hechos 
en forma no interrogativa, dejando los pedidos hechos en forma interrogativa en la categoría preguntas. 
 
2.4.1.8. Las  Preguntas:  la  mayoría  de  las  preguntas  de  niño  a  niño  piden  una  respuesta  así  que  se  les  puede 
considerar dentro del lenguaje socializado, pero hay que tener cuidado con aquellas preguntas que no 
exigen una respuesta del otro, ya que el niño se le da solo; estas preguntas constituirían monólogo. 
 
2.4.1.9. Las  respuestas:  son  las  respuestas  dadas  a  las  preguntas  propiamente  dichas  (con  signo  de 
interrogación) y a las órdenes, y no las respuestas dadas a lo largo de los diálogos, que corresponderían 
a la categoría de “información adaptada”. Las respuestas no forman parte del lenguaje espontáneo del 
niño: bastaría que los compañeros o adultos hicieran más preguntas para que el niño respondiera más, 
elevando el porcentaje del lenguaje socializado. 
 
En conclusión el lenguaje egocéntrico va disminuyendo con la edad. Hasta la edad de 7 años, los niños 
piensan y actúan de un modo más egocéntrico que los adultos.  
 
El porcentaje del lenguaje egocéntrico depende de la actividad del niño como de su medio ambiente. En 
general, el lenguaje egocéntrico aumenta en actividades de juego (especialmente el de imaginación) y 
disminuye  en  aquellas  actividades  que  constituyan  trabajo.  Con  respecto  al  medio  social,  el  lenguaje 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 75 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
egocéntrico disminuirá cuando el niño coopere con otros o cuando el adulto intervenga sobre el habla 
del niño, exigiendo el diálogo. 
 
Para  Piaget  los  en  los  niños  menores  de  7  años  sólo  existe  comprensión  en  la  medida  que  se 
encuentren  esquemas  mentales  idénticos  y  preexistentes  tanto  en  el  que  explica  como  en  el  que 
escucha.  Después de los 7 u 8 años del niño, cuando comienza su verdadera vida social, comienza el 
verdadero lenguaje. 
 
En el enfoque  Constructivista, Piaget sostiene que las estructuras de la inteligencia incluyen el desarrollo 
del lenguaje. El sujeto tienen un papel activo en el desarrollo de la inteligencia, en la construcción cognitiva, 
si un sujeto no interactúa no desarrolla la inteligencia ni el lenguaje.  
 
Piaget ha denominado etapa de las operaciones concretas al período que va de los siete a los once años de 
edad.  El  niño  en  esta  fase  se  caracteriza  por  la  habilidad  que  va  adquiriendo  con  la  percepción  de  los 
distintos  aspectos  o  dimensiones  de  una  situación  y  el  entendimiento  de  cómo  tales  aspectos  o 
dimensiones se relacionan. El pensamiento presta ahora más atención a los procesos que a los estados.  
 
Tales  cambios  capacitan  al  niño  para  manipular  conceptos,  especialmente  si  las  cosas  e  ideas  que  éstos 
implican no son ajenas a su realidad. Del mismo modo, el habla del niño se hace menos egocéntrica en la 
medida en que aumenta en él la necesidad de comunicarse y la obligación de reconocer la importancia de 
su oyente. 44 
 
 
Esta  situación  es  diferente  de  la  que  verbalmente  se  caracteriza  el  niño  en  la  etapa  anterior  o  pre‐
operacional (de 4 a 7 años), en la que el niño trata de satisfacer más sus propias necesidades verbales que 
                                                            
44
 Alberto Aguilera. El lenguaje en los niños. Fotocopia de clases. Universidad del Valle. Escuela de Psicología.  Publicado en 1997 por Editorial Univalle. Pág. 34. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 76 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
las  de  su  oyente.  La  mayor  parte  del  habla  de  un  niño  en  esta  fase  no  tiene,  según  Piaget,  intención 
comunicacional. Así, la actuación verbal tiende a ser repetitiva o de monólogo individual o colectivo.  En la 
figura No. 16 se muestra un mapa conceptual con las etapas propuestas por Piaget. 
 
Figura No. 16. Mapa Conceptual con las etapas del desarrollo del lenguaje según Piaget. 
 

 
Fuente: Conceptos sobre las etapas del desarrollo del lenguaje propuestas por Jean Piaget. Graficado con SMARTDRAW 2008. Realizado por Julio Cesar 
Rosero Moreano. Febrero de 2009. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 77 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.4.2. NOAM CHOMSKY.  Otro de los científicos que ha brindado muchos aportes al esclarecimiento sobre la 
construcción  del  lenguaje  es  Noam  Chomsky45  Uno  de  sus  mayores  aportes  a  este  conocimiento  los 
plasmo en lo que se ha dado en llamar la GRAMATICA GENERATIVA. 
 
Para  el  pensador  y  lingüista  norteamericano  Noam  Chomsky  ‐padre  de  la  "gramática  generativa"‐,  el 
idioma  es  una  suerte  de  computadora  que  funciona  de  manera  automática,  como  los  procesos  de 
asociación antes de pensar. Chomsky plantea la teoría de que el niño tiene una programación genética 
para el aprendizaje de su lengua materna, desde el instante en que las normas para las declinaciones de 
las  palabras,  y  la  construcción  sintáctica  de  las  mismas,  están  ya  programadas  genéticamente  en  el 
cerebro.  Lo  único  que  hace  falta  es  aprender  a  adaptar  esos  mecanismos  gramaticales  al  léxico  y  la 
sintaxis  del  idioma  materno,  que,  en  el  fondo,  es  una  variante  de  una  gramática  que  es  común  para 
todas las lenguas, sin que esto quiera decir que exista ‐o existió‐ una "lengua madre universal" de la cual 
derivan todos los idiomas hasta hoy conocidos.46 
 
                                                            
45
 www.wikipedia.com. Avram Noam Chomsky (7 de diciembre de 1928 en Filadelfia, Estados Unidos) es un lingüista, filósofo, activista, autor y analista político 
estadounidense. Es profesor emérito de Lingüística en el MIT y una de las figuras más destacadas de la lingüística del siglo XX, es sumamente reconocido en la 
comunidad científica y académica por sus importantes trabajos en teoría lingüística y ciencia cognitiva. A lo largo de su vida, ha ganado popularidad también 
por  su  acercamiento  al  estudio  de  la  política,  siendo  hoy  reconocido  como  un  activista  e  intelectual  político  que  se  caracteriza  por  una  visión  fuertemente 
crítica de las sociedades capitalistas y socialistas, habiéndose definido políticamente a sí mismo como un anarquista. 
 
Propuso la gramática generativa, disciplina que situó la sintaxis en el centro de la investigación lingüística y con la que cambió por completo la perspectiva, los 
programas y métodos de investigación en el estudio del lenguaje, actividad que elevó definitivamente a la categoría de ciencia moderna. Su lingüística es una 
teoría de la adquisición individual del lenguaje y una explicación de las estructuras y principios más profundos del lenguaje. Postuló un aspecto bien definido de 
innatismo a propósito de la adquisición del lenguaje y la autonomía de la gramática (sobre los otros sistemas cognitivos), así como la existencia de un «órgano 
del lenguaje» y de una gramática universal. Se opuso con dureza al empirismo filosófico y científico y al funcionalismo, en favor del racionalismo cartesiano. 
Todas estas ideas chocaban frontalmente con las sostenidas tradicionalmente por las ciencias humanas, lo que concitó adhesiones y críticas apasionadas, que le 
embarcaron en numerosas controversias, sin parangón en la historia científica de los últimos tiempos, lo que le ha acabado convirtiendo en uno de los autores 
más citados y también más respetados. 
 
46
 Noam Chomsky. Reflexiones sobre el lenguaje. Quinta edición. Editorial Agostino, Madrid, 1987. Pág. 69‐73.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 78 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
El segundo análisis crítico lo dirige Chomsky contra el behaviorismo o conductismo47, que contempla el 
comportamiento  lingüístico  como  un  conjunto  de  estímulos  y  respuestas  (E‐R)  o,  lo  que  es  lo  mismo, 
contra una concepción externa de la lengua. Si el dualismo fue catalogado de error, el conductismo fue 
considerado  irracional,  además  de  igualmente  erróneo.  El  concepto  de  que  el  lenguaje  sea  algo 
adquirido  del  entorno  social  contrasta  con  la  teoría  defendida  por  los  nativistas48,  según  la  cual  el 
lenguaje es un producto interior de la mente/cerebro del hablante, independiente de las experiencias y 
los conocimientos adquiridos del entorno social por medio del proceso de aprendizaje.  
 
Con  todo,  tanto  las  teorías  chomskianas  y  nativistas  han  sido  motivos  de  controversias,  sobre  todo, 
cuando  los  empiristas  y  behavioristas,  que  no  aceptan  la  existencia  de  una  gramática  innata  y 
programada en el cerebro humano, señalan que las diferencias gramaticales existentes entre los idiomas 
son pruebas de que el lenguaje es un fenómeno adquirido por medio del proceso de aprendizaje. Noam 
Chomsky, por su parte, responde que estas diferencias se presentan sólo en la estructura superficial de 
los  idiomas,  pero  no  en  la  estructura  profunda.  Es  decir,  si  en  la  estructura  superficial  se  advierte  las 
diferencias  gramaticales  de  los  distintos  idiomas,  en  la  estructura  profunda  se  advierte  una  gramática 

                                                            
47
 www.wilipedia.com. Es la filosofía especial de la psicología como ciencia del comportamiento, entendido éste como la interacción entre el individuo y los 
individuos, cubriendo así un menor rango de fenómenos psicológicos en los planos conductistas‐psicológicos, emotivo‐conductual y motor‐sensorial. La filosofía 
especial es una filosofía de la praxis. Como tal, surge de las labores mismas del quehacer psicológico y se encarga de discutir sobre los supuestos, extensiones y 
posibilidades de  su  dominio  teórico  y aplicado,  así  como  de  fijar  posición  y  fomentar  una  actitud  no  reduccionista  (ni  fisiologista  ni  mentalista)  para  buscar 
soluciones a los problemas de la disciplina (conductismo radical).  El conductismo depende de una filosofía general de la ciencia en psicología, un asunto que 
aún no está totalmente dilucidado. Ontológicamente lo definitorio es el materialismo monista y el determinismo. Epistemológicamente para los conductistas 
post‐skinnerianos la filosofía es el "contextualismo", que considera la conducta como "acto en contexto". O sea que ocurre en el marco de una determinada 
circunstancia  cuyo  análisis  no  se  puede  obviar  al  conductismo  psicológico  en  tanto  consideran  en  el  análisis  interrelaciones  complejas  de  variables 
interactuantes. 
 
48
 Este innatismo del lenguaje viene dado por la existencia de un constructo interno, un esquema innato específicamente humano y genéticamente hereditario 
que él denomina LAD (Dispositivo de Adquisición del Lenguaje). Este mecanismo contiene conjunto de principios gramaticales universales que son la Gramática 
Universal. Este mecanismo se completa con el aprendizaje. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 79 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
válida para todos los idiomas, pues cada individuo, al nacer, posee una gramática universal que, con el 
tiempo y gracias a un contexto social concreto, se convierte en una gramática particular. 
 
Asimismo,  aparte  de  las  dos  teorías  mencionadas,  se  debe  añadir  la  concepción  de  los 
"interrelacionistas", quienes consideran que el lenguaje es un producto tanto de factores innatos como 
adquiridos,  ya  que  el  lenguaje  depende  de  impulsos  internos  y  externos,  que  están  determinados  de 
antemano,  lo  que  presupone  la  preexistencia  de  sentimientos  y  pensamientos.  Al  faltar  los  conceptos 
internos ‐por diversos motivos‐ falta también la facultad del habla, como en los recién nacidos o en los 
impedidos mentales.  
 
Pero para hablar, además de un contenido psíquico mínimo, hace falta el estímulo externo, el impulso 
de expresarse y hacer partícipes a los demás de nuestros estados de ánimo. De ahí que el estudio del 
desarrollo  idiomático  del  individuo  es  tratado  no  sólo  por  la  psicolingüística,  sino  también  por  la 
sociolingüística,  que  estudia  cómo  el  idioma  influye  y  es  influido  en  la  interrelación  existente  entre  el 
individuo  y  el  contexto  social,  habida  cuenta  que  el  lenguaje,  además  de  ser  un  código  de  signos 
lingüísticos,  es  el  acto  de  expresar  ideas  y  sentimientos  mediante  la  palabra;  más  todavía,  cuando  el 
lenguaje es el primer patrimonio familiar que recibe el recién nacido, a quien le acompaña desde la cuna 
hasta la tumba, y es la herencia, a veces la única, que transmite a sus descendientes.49 
 
 
Finalmente, Noam Chomsky sostiene que el lenguaje  es una especie de computadora que funciona de 
manera automática, como los procesos de asociación antes de pensar, entonces habría que suponer que 
el lenguaje está primero. La "teoría reguladora" explica que la acción y el pensamiento dependen de la 
capacidad lingüística de la persona, en tanto el psicólogo suizo Jean Piaget, cuya teorías cognitivas son 
ampliamente  conocidas,  sostiene  que  el  lenguaje  es,  en  gran  medida,  el  producto  del  desarrollo  de  la 
                                                            
49
 Nathalia Calderón Astorga. Desarrollo Comunicativo – Lingüístico y sus teorías. Editorial McGraw Hill. Madrid, 2001. Pág. 212 – 213. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 80 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
acción  y  el  pensamiento,  ya  que  tanto  la  palabra  como  la  idea  son  imágenes  observadas  y  no  a  la 
inversa. Empero, no faltan quienes aseveran que durante el desarrollo intelectual del individuo hay una 
interrelación  dialéctica  entre  el  lenguaje  y  el  pensamiento.  De  modo  que  responder  a  la  pregunta  si 
primero está el lenguaje o el pensamiento, es lo mismo que responder a la pregunta si primero está el 
huevo o la gallina. 
 
De  cualquier  modo,  las  tres  teorías  fundamentales  que  responden  a  la  pregunta  de  si  primero  está  el 
lenguaje o el pensamiento se pueden sintetizar así: 
 
 La teoría de: "el lenguaje está antes que el pensamiento" plantea que el idioma influye o determina la 
capacidad  mental  (pensamiento).  En  esta  corriente  lingüística  incide  la  "gramática  generativa"  de 
Noam  Chomsky,  para  quien  existe  un  mecanismo  idiomático  innato,  que  hace  suponer  que  el 
pensamiento se desarrolla como consecuencia del desarrollo idiomático. Por lo tanto, si se considera 
que  el  lenguaje  es  un  estado  interior  del  cerebro  del  hablante,  independiente  de  otros  elementos 
adquiridos  del  entorno  social,  entonces  es  fácil  suponer  que  primero  está  el  lenguaje  y  después  el 
pensamiento;  más  todavía,  si  se  parte  del  criterio  de  que  el  lenguaje  acelera  nuestra  actividad 
teórica, intelectual y nuestras funciones psíquicas superiores (percepción, memoria, pensamiento). 
 
 La teoría de: "el pensamiento está antes que el lenguaje" sostiene que la capacidad de pensar influye 
en el idioma. No en vano René Descartes acuñó la frase: "primero pienso, luego existo". Asimismo, 
muchas  actitudes  cotidianas  se  expresan  con  la  frase:  "tengo  dificultad  de  decir  lo  que  pienso". 
Algunos psicolingüistas sostienen que el lenguaje se desarrolla a partir del pensamiento, por cuanto 
no  es  casual  que  se  diga:  "Una  psiquis  debidamente  desarrollada  da  un  idioma  efectivo".  En  esta 
corriente lingüística esta la llamada La Hipótesis Cognitiva, cuya teoría se resume en el concepto de 
que el "pensamiento está antes que el lenguaje". Pero quizás uno de sus mayores representantes sea 
Jean Piaget, para quien el pensamiento se produce de la acción, y que el lenguaje es una más de las 
formas de liberar el pensamiento de la acción. "Piaget indica que el grado de asimilación del lenguaje 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 81 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
por parte del niño, y también el grado de significación y utilidad que reporte el lenguaje a su actividad 
mental depende hasta cierto punto de las acciones mentales que desempeñe; es decir, que depende 
de que el niño piense con preconceptos, operaciones concretas u operaciones formales. (Richmond, 
P. G., "Introducción a Piaget", 1981, pág. 139). 
 
 La "teoría simultánea" define que tanto el lenguaje como el pensamiento están ligados entre sí. Esta 
teoría  fue  dada  a  conocer  ampliamente  por  el  psicólogo  ruso  L.S.  Vigotsky,  quien  explicaba  que  el 
pensamiento y el lenguaje se desarrollaban en una interrelación dialéctica, aunque considera que las 
estructuras  del  habla  se  convierten  en  estructuras  básicas  del  pensamiento,  así  como  la  conciencia 
del individuo es primordialmente lingüística, debido al significado que tiene el lenguaje o la actividad 
lingüística en la realización de las funciones psíquicas superiores del hombre. Asimismo, "El lenguaje 
está  particularmente  ligado  al  pensamiento.  Sin  embargo,  entre  ellos  no  hay  una  relación  de 
paralelismo,  como  frecuentemente  consideran  los  lógicos  y  lingüistas  tratando  de  encontrar  en  el 
pensamiento equivalentes exactos a las unidades lingüísticas y viceversa; al contrario, el pensamiento 
es  lingüístico  por  su  naturaleza,  el  lenguaje  es  el  instrumento  del  pensamiento.  Lazos  no  menos 
fuertes  ligan  al  lenguaje  con  la  memoria.  La  verdadera  memoria  humana  (intermediadora)  más 
frecuentemente se apoya en el lenguaje que en otras formas de intermediación. En igual medida se 
realiza la percepción con la ayuda de la actividad lingüística" (L.S. Vigotsky "Psicología general", 1980, 
pág. 205).  
 
Así pues, las diversas teorías que pretenden explicar el origen del lenguaje, las funciones del pensamiento y sus 
operaciones  concretas,  son  motivos  de  controversias  entre  los  estudiosos  de  estas  ramas  del  conocimiento 
humano. Empero, cualquier esfuerzo por echar nuevas luces sobre este tema, tan fascinante como explicarse los 
misterios del universo, es siempre un buen pretexto para volver a estudiar las ciencias que conciernen al lenguaje 
y  el  pensamiento  de  todo  ser  dotado  de  capacidad  racional  y  sentido  lógico,  esta  tarea  nos  compete  a  los 
docentes  como estudiosos y observadores de los cambios profundos que sufren los niños y niñas que asisten  a 
nuestras Instituciones Educativas. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 82 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
2.4.3. MICHAEL  HALLIDAY.  Para  Halliday  la  adquisición  de  una  lengua  consiste  en  el  dominio  progresivo  del 
potencial  funcional,  que  se  incrementa  hasta  una  tercera  etapa,  en  el  cual  se  registran  ya  funciones 
características del lenguaje adulto. 
 
Esta teoría se basa en que el significado es un factor determinante de los inicios del lenguaje infantil, en 
que los procesos interactivos son quienes explican este lenguaje. El significado y el proceso netamente 
interactivo constituyen los dos pilares en que se sustenta esta teoría, por lo que Halliday concluye que 
las  condiciones  en  que  aprendemos  la  lengua,  en  gran  medida  están  determinados  culturalmente.  Se 
conoce como parte de la psicología social. 
 
El aprendizaje de la lengua consiste en el dominio progresivo de las macrofunciones o funciones básicas 
señaladas  y  la  formación  de  un  potencial  semántico  con  respecto  a  cada  uno  de  tales  componentes 
funcionales.  Propone  siete  alternativas  básicas  en  la  etapa  inicial  del  desarrollo  lingüístico  de  un  niño 
normal: 
 
 Instrumental: “yo quiero”, para la satisfacción de necesidades materiales. 
 Regulatoria: “haz como te digo”, para controlar el comportamiento de otros. 
 Interaccional: “tú y yo”, para familiarizarse con otras personas. 
 Personal: “aquí estoy yo”, para identificarse y expresarse a sí mismo. 
 Heurística: “dime por qué”, para explorar el mundo circundante y el interno. 
 Imaginativa: “vamos a  suponer”, para crear un mundo propio.50 
 Informática: “tengo algo que decirte”, para comunicar nueva información. 
 

                                                            
50
 Halliday, M.A.K.  El lenguaje como semiótica social.  Fondo de Cultura Económica. México. Quinta reimpresión de 1979. Pág. 234 – 245. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 83 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Lo  realmente  importante  no  es  que  el  niño  haya  adquirido  esta  o  aquella  función  sino  que  haya 
internalizado  el  hecho  de  que  el  lenguaje  sirve  para  esos  propósitos,  que  sepa  que  es  bueno  hablar. 
Halliday considera que el proceso de adquisición de una lengua, el individuo cumple tres fases: 
 
 Primera  Fase:  (1  a  15  meses):  Domina  las  funciones  básicas  extra‐lingüísticas.  Funciones  que 
corresponden  con  usos  de  la  lengua  simple,  no  integrados  y  necesarios  para  la  transición  al  sistema 
adulto,  por  considerarse  universales  culturales.  Las  funciones  en  esta  fase  son  discretas  y  su  aparición 
ocurre  rigurosamente  en  el  orden  señalado.  Desarrolla  una  estructura  articulada  en  expresión  y 
contenido. Los sonidos producidos no coinciden y los significados no son identificables. 
 
 Segunda Fase: (16 – 22 meses): Transición del lenguaje del niño al primer lenguaje del adulto. Se divide 
en dos etapas: 
 
 La  de  “aprender”:  conjunción  de  las  funciones  personal  y  heurística,  que  se  refiere  al  proceso  de 
categorización y conocimiento del entorno. 
 
 La pragmática o de “hacer”: en la que se conjugan la instrumental y la reguladora. El niño por medio 
del  lenguaje  satisface  las  necesidades  básicas  de  comunicación  y  le  sirve  para  conectarse  con  el 
medio ambiente. Significa el primer paso hacia el uso “informativo” de lengua. El diálogo, factor de 
importancia  capital  para  la  teoría  de  Halliday,  implica  formas  puramente  lingüísticas  de  interacción 
social y al mismo tiempo ejemplifica el principio general por el que las personas adoptan papeles, los 
asignan o rechazan los que se asignan. 
 
 Tercera Fase (22 meses en adelante): El niño entra en una fase que supone la adecuación del lenguaje 
infantil  a  la  lengua  del  adulto.  Ya  no  se  dará  una  correspondencia  unívoca  entre  función  y  uso,  se 
caracteriza por una pluralidad funcional. Aparecen tres nuevas funciones: 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 84 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Ideativa:  para  expresar  contenidos,  producto  de  la  experiencia  del  hablante  y  su  visión  del  mundo 
real (utilización del lenguaje para aprender). 
 
 Interpersonal: opera para establecer y mantener las relaciones sociales. 
 
 Textura:  es  el  mensaje  lingüístico  en  sí  mismo.  Proporciona  al  hablante  la  posibilidad  de  utilizar 
adecuadamente  los  potenciales  de  significado  y  de  organizarlos  de  modo  coherente.  Domina  un 
sistema multi‐funcional, ya que sabe como asignar los significados.51 
 
2.4.4. BURRHUS  FREDERIC  SKINNER.  Fue  principalmente  responsable  por  su  desarrollo  de  la  filosofía  del 
conductismo  radical  y  por  el  desarrollo  del  análisis  del  comportamiento  aplicado,  una  rama  de  la 
psicología  la  cual  tiene  como  objetivo  un  trabajo  unitario  para  animales  y  humanos  basados  en 
principios  de  aprendizaje.  Él  condujo  el  experimento  a  través  de  reforzamiento  negativo  y  positivo  y 
demostró  el  condicionamiento  operante,  una  técnica  de  modificación  de  conducta  que  desarrolló  en 
contraste con el condicionamiento clásico. 
 
Skinner no abogaba por el uso del castigo. Su investigación sugirió que el castigo era una técnica muy 
ineficaz  de  controlar  la  conducta,  usado  en  general  para  términos  de  un  pequeño  cambio  en  el 
comportamiento,  pero  resultando  la  mayoría  de  las  veces  que  el  sujeto  evitará  la  situación  estimular 
antes que el comportamiento seguido del castigo. 
 
El reforzamiento tanto positivo como negativo (que a menudo es confundido con el castigo) prueba ser 
más efectivo para conseguir cambios en la conducta.52 
                                                            
51
 Ídem. Pág. 321 – 323. 
 
52
 Kafuri Mario. Introducción a la psicología. Editorial Norma, 1978. Pág. 56 – 59. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 85 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Skinner  sostiene  que  el  lenguaje  es  una  conducta  adquirida  en  un  proceso  gradual  de  racionamiento 
responsivo  reforzado.  Skinner  ha  reexaminado  el  campo  de  la  actividad  humana  verbal  basándose  en 
conocimientos sólidamente a través de la minuciosa experiencia con animales y hombres. Su marco de 
referencia conceptual no hace especial hincapié en la noción de forma (como es tradición en estudios de 
tipo lingüísticos), sino sobre la función. 
 
Skinner  rechazó  que  el  lenguaje  se  utilizara  para  comunicarse.  En  lugar  de  eso  propuso  que  para 
entender el habla, la escritura y otros usos del lenguaje, primero que nada debían de reconocer que son 
formas  de  conductas.  Más  aun,  propuso  que  la  conducta  verbal  no  es  diferente  en  lo  esencial  de 
cualquier otra forma de conducta. La conducta verbal se aprende en términos de relaciones funcionales 
entre  la  conducta  y  los  eventos  ambientales,  particularmente  de  sus  consecuencias.  Es  el  ambiente 
social lo que refuerza la conducta verbal. 
 
Skinner, de igual manera, no afirmó nunca que el lenguaje pueda ser aprendido solamente a partir de la 
imitación del habla adulta. Tampoco proclamó la necesidad de que todas las emisiones infantiles sean 
reforzadas.  Señaló  que  el  lenguaje  está  considerado  por  unidades  que  pueden  dar  lugar  a  nuevas 
combinaciones. Skinner apuntó las limitaciones de los mecanismos generales anteriormente señalados 
para dar cuenta de la naturaleza productiva del lenguaje.  
 
En el libro Verbal Behavior, Skinner plantea que: La conducta verbal se caracteriza por ser una conducta 
reforzada  a  través  de  la  mediación  de  otras  personas,  en  la  actividad  del  escucha.  Las  conductas  del 
hablante y el escucha conforman juntas lo que podría denominarse un episodio completo.  
 
De manera general se puede decir que Skinner: 
 
1. Reemplaza  la  idea  de  lenguaje  como  entidad  (algo  que  la  persona  adquiere  y  posee)  y  como 
instrumento  (herramientas  para  expresar  ideas  y  estados  mentales).  La  conducta  verbal  se  estudia 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 86 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
como cualquier otra conducta. Su particularidad es ser reforzada por sus efectos en la gente (primero 
en  otra  gente,  pero  eventualmente  en  el  mismo  hablante).  Como  resultado,  está  libre  de  las 
relaciones  espaciales,  temporales  y  mecánicas  que  prevalecen  entre  la  conducta  operante  y  las 
consecuencias no sociales. 
 
2. Se  opone  al  mentalismo.  Rechaza  la  concepción  del  lenguaje  como  usar  palabras,  comunicar  ideas, 
compartir el significado, expresar pensamientos, etc. El lenguaje como conducta es objeto de estudio 
por su propio derecho, sin apelar a algo más. 
 
3. Se  opone  a  la  causalidad  mecanicista  del  modelo  de  estímulo‐respuesta.  La  conducta  verbal  es  de 
tipo  voluntario  (operante),  es  seleccionada  por  sus  consecuencias  ambientales,  y  se  investiga  por 
análisis funcional, partiendo de la descripción de la contingencia de tres términos. 
 
4. La  particularidad  de  la  conducta  verbal  respecto  a  otras  operantes,  es  que  las  consecuencias  de  la 
conducta del hablante están mediadas por otras personas. Las variables controladoras son sociales: la 
conducta de otros, controla la conducta verbal del hablante. 
 
5. En vez de considerar el lenguaje como un conjunto de palabras que refieren a objetos, el significado 
de  las  palabras  se  investiga  en  términos  de  las  variables  que  determinan  su  ocurrencia  en  una 
instancia particular. El significado se comprende al identificar las variables que controlan la emisión. 
 
6. Propone el concepto de “conducta gobernada por reglas”. Dentro de la conducta operante diferencia 
dos subclases: “conducta moldeada por las contingencias” (CMC) y “conducta gobernada por reglas” 
(CGR).  La  CGR  ocurre  cuando  el  individuo  actúa  de  acuerdo  a  reglas  explicitas,  consejos, 
instrucciones, modelos de actuación, planes, máximas, etc.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 87 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
7. Las “reglas” son estímulos que especifican contingencias. De manera directa o por implicación de la 
experiencia previa, la regla especifica una consecuencia ambiental de ciertas conductas (por ejemplo: 
“quienes aprueban con 7 no rinden examen final”). Funcionan como estímulos discriminativos. 
 
8. El  efecto  de  una  regla  sobre  un  individuo  depende  de  la  historia  de  aprendizaje  de  ese  individuo 
respecto a la conducta (operante) de “seguir reglas”. Una persona seguirá reglas en la medida en que 
la conducta previa en respuesta a estímulos verbales similares (reglas, consejos) haya sido reforzada. 
Por eso, la selección por consecuencia es central para la CGR, aunque de manera menos directa que 
en  la  CMC.  La  mayoría  de  las  conductas  humanas  son  producto  tanto  de  contingencias  como  de 
reglas. 
 
2.4.5. LEV SEMENOVICH VIGOTSKY. Considera el aprendizaje como uno de los mecanismos fundamentales del 
desarrollo.  En  su  opinión,  la  mejor  enseñanza  es  la  que  se  adelanta  al  desarrollo.  En  el  modelo  de 
aprendizaje que aporta, el contexto ocupa un lugar central. La interacción social se convierte en el motor 
del desarrollo. Vigotsky introduce el concepto de 'zona de desarrollo próximo' que es la distancia entre 
el nivel real de desarrollo y el nivel de desarrollo potencial. Para determinar este concepto hay que tener 
presentes  dos  aspectos:  la  importancia  del  contexto  social  y  la  capacidad  de  imitación.  Aprendizaje  y 
desarrollo son dos procesos que interactúan. El aprendizaje escolar ha de ser congruente con el nivel de 
desarrollo del  niño.  El aprendizaje se  produce  más fácilmente en situaciones colectivas. La interacción 
con los padres facilita el aprendizaje. 'La única buena enseñanza es la que se adelanta al desarrollo”53 
 
La teoría de Vigotsky se refiere a como el ser humano ya trae consigo un código genético o 'línea natural 
del desarrollo' también llamado código cerrado, la cual está en función de aprendizaje, en el momento 
que el individuo interactúa con el medio ambiente. Su teoría toma en cuenta la interacción sociocultural, 
en contra posición de Piaget. No podemos decir que el individuo se constituye de un aislamiento. Más 
                                                            
53
 Kafuri Mario. Introducción a la psicología. Editorial Norma, 1978. Pág. 58 – 63. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 88 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
bien  de  una  interacción,  donde  influyen  mediadores  que  guían  al  niño  a  desarrollar  sus  capacidades 
cognitivas.  
 
Vigotsky, es el fundador de la teoría socio cultural en psicología. Su obra en esta disciplina se desarrollo 
entre los años 1925 y 1934 fecha en la que falleció a los 38 años a causa de una enfermedad infecciosa. 
La principal influencia que le da una cierta unidad a su obra, son los escritos del materialismo dialectico 
e  histórico  Marx  y  Engels,  de  los  que  era  un  profundo  conocedor.  De  hecho,  Vigotsky  como  los 
psicólogos soviéticos de su época se planteo la tarea de construir una psicología científica acorde con los 
planteamientos Marxistas. 
 
En este aspecto, el concepto que tiene sobre el ser  humano es constructivista exógeno.  Considera al 
sujeto activo cuando construye su propio aprendizaje a partir del estímulo del medio social mediatizado 
por  un  agente  y  apoyado    por  el  lenguaje.  El  sostiene  que  el  desarrollo  cognitivo  es  el  producto  de  la 
socialización del sujeto en el medio y se da  por condiciones intersociales que luego son asumidas por el 
sujeto como intrapsicologicas.  De otra parte, el aprendizaje está determinado por el medio en el cual se 
desenvuelve y su zona de desarrollo próximo o potencial, es decir, se da por las condiciones ambientales 
y esto da paso a la formación de estructuras más complejas.  
 
Vigotsky  rechaza  totalmente  los  enfoques  que  reducen  la  Psicología  y  el  aprendizaje  a  una  simple 
acumulación  de  reflejos  o  asociaciones  entre  estímulos  y  respuestas.  Existen  rasgos  específicamente 
humanos no reducibles a asociaciones, tales como la conciencia y el lenguaje, que no pueden ser ajenos 
a  la  Psicología.  A  diferencia  de  otras  posiciones  (Gestalt,  Piagetiana),  Vigotsky  no  niega  la  importancia 
del aprendizaje asociativo,  pero lo considera claramente  insuficiente.  El conocimiento no es un objeto 
que se pasa de uno a otro, sino que es algo que se construye por medio de operaciones y habilidades 
cognoscitivas  que  se  inducen  en  la  interacción  social.  Vigotsky  señala  que  el  desarrollo  intelectual  del 
individuo no puede entenderse como independiente del medio social en el que está inmersa la persona. 
Para Vigotsky, el  desarrollo de  las funciones psicológicas superiores se da primero en el plano social  y 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 89 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
después  en  el  nivel  individual.  La  transmisión  y  adquisición  de  conocimientos  y  patrón  de  lenguaje, 
desde la edad infantil, hasta la edad adulta.54 
 
2.4.6. ROMAN JAKOBSON. Plantea el modelo de la teoría de la comunicación. Según este modelo el proceso de 
la comunicación lingüística implica seis factores constitutivos que lo configuran o estructuran como tal y 
son los que ya se estudiaron en la primera parte de comunicaciones, es decir, lo componen: 
 
 El emisor 
 El receptor 
 El medio 
 El mensaje 
 El código  
 El contexto. 
 
Este  modelo  permite  establecer  seis  funciones  esenciales  del  lenguaje  inherentes  a  todo  proceso  de 
comunicación  lingüística  y  relacionada  directamente  con  los  seis  factores  mencionadas  en  el  modelo 
anterior. Las funciones son las siguientes: 
 
 Emotiva 
 Conativa 
 Referencial 
 Metalingüística 
 Fática 
 Poética. 
                                                            
54
 Dale, Schunk. Teorias del aprendizaje. Editorial Prentice Hall Hispanoamericana .S.A. México. Segunda edición. Pág. 234 – 239. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 90 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
En la figura No. 17 se muestra un mapa conceptual sobre las funciones del lenguaje explicitadas por JAKOBSON y 
BUHLER.55 
 
No está de acuerdo con las etapas, ya que considera que las vocalizaciones en el período pre lingüístico no tienen 
relación con las de las primeras palabras y su subsiguiente desarrollo fonológico. Manifiesta que se ha observado 
un  período silencioso entre las etapas propuestas por J. Piaget.56 
 
Interesa destacar aquí la integración multidisciplinar de Jakobson con Bühler,   especialmente en los planos de la 
lingüística,  la  antropología  y  la  teoría  de  la  información.  Estudia  los  planteamientos  fundacionales  de  la  teoría 
matemática de la información de Shannon y Weaver y retoma y completa los análisis de Karl Bühler. Define así un 
modelo sobre los factores de la comunicación y las funciones del lenguaje.  Se trata de un modelo lineal, que bebe 
en  las  raíces  telegráficas  de  los  fundadores  de  la  teoría  matemática  de  la  información,  donde  no  se  asigna  al 
receptor una clara capacidad diferencial de interpretación de los mensajes.  
 
Describe  seis  factores  en  el  proceso  de  la  acción  comunicativa  ‐emisor,  receptor,  mensaje,  canal,  código  y 
contexto‐  y  atribuye  seis  funciones  del  lenguaje  en  el  dicho  proceso:  emotiva,  conativa,  referencial, 

                                                            
55
 www.wikipedia.com Se formó en la Psicología de la Gestalt, pero creó su propia teoría, denominada Funcionalismo. En Pedagogía fue muy influyente su obra 
El  desarrollo  espiritual  del  niño,    establece,  entre  otras  cosas,  que  el  juego  es  un  elemento  fundamental  para  el  desarrollo  intelectual  y  cognoscitivo  del 
hombre. Entiende el juego como "placer funcional" independientemente de la actividad llevada a cabo y de la finalidad que persiga. Este placer funcional lo 
presenta como el objetivo en función del cual se despliega la actividad y, simultáneamente, como el mecanismo interno que sostiene su reiteración. Distingue 
entre el motivo que rige los juegos funcionales del niño (el placer) y los más evolucionados del adulto. El niño pasa de los juegos sensorio motrices durante el 
primer año, en que experimenta y practica infatigablemente con su cuerpo, a los juegos receptivos hacia el final del primer año de vida, atendiendo a la forma y 
constitución de los juguetes y ejercitando la percepción; de ahí el niño pasa a los juegos imaginativos, que confieren algún significado a la acción, entre los dos y 
cuatro años, cuando finge ser el padre o la madre y copia los roles de los adultos; desde los cuatro años y medio pasa a los juegos constructivos; en que coloca 
los objetos en diversas posiciones y observa el resultado; desarrolla las capacidades prácticas y ejercita con otros la interacción social; a partir de los seis años 
se pasa a los juegos colectivos que facilitan la cooperación, el sentido de relación y la competencia y la cooperación. 
 
56
 Bermeosolo, J. Psicología del lenguaje; Capítulo III: Funciones del lenguaje. Editorial Ateneo, Buenos Aires. Pág. 126 – 129. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 91 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
metalingüística, 'fática' y poética, tal como se ha mencionado en este apartado del libro oralidad y Competencia 
comunicativa. 
 
Figura No. 17. Mapa conceptual sobre las funciones del lenguaje. 
 

 
 
Fuente. Realizado con base en los conceptos de Jakobson y Bühler.  Se utiliza el software SMARTDRAW 2008. Graficado por Julio Cesar rosero Moreano en 
marzo de 2009. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 92 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
La explicación de las funciones identificadas son las siguientes: 
 
 
 Función  emotiva:  Esta  función  está  centrada  en  el  emisor  quien  pone  de  manifiesto  emociones, 
sentimientos, estados de ánimo, etc. 
 
 Función  conativa:  Esta  función  está  centrada  en  el  receptor  o  destinatario.  El  hablante  pretende  que  el 
oyente actúe en conformidad con lo solicitado a través de órdenes, ruegos, preguntas, etc. 
 
 Función  referencial:  Esta  función  se  centra  en  el  contenido  o  “contexto”  entendiendo  este  último  “en 
sentido  de  referente  y  no  de  situación”.  Se  encuentra  esta  función  generalmente  en  textos  informativos, 
narrativos, etc. 
 
 Función  metalingüística:  Esta  función  se  utiliza  cuando  el  código  sirve  para  referirse  al  código  mismo.  “El 
metalenguaje es el lenguaje con el cual se habla de lenguaje. 
 
 Función  fática:  Esta  función  se  centra  en  el  canal  y  trata  de  todos  aquellos  recursos  que  pretenden 
mantener la interacción. El canal es el medio utilizado para el contacto. 
 
 Función  poética:  Esta  función  se  centra  en  el  mensaje.  Se  pone  en  manifiesto  cuando  la  construcción 
lingüística elegida intenta producir un efecto especial en el destinatario: goce, emoción, entusiasmo, etc. 
 
 
 
 
 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 93 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
2.5. Como se produce el habla humana. Cuando aparece el tema de lenguaje es fácil que se produzca una 
avalancha de ideas al respecto, pues tal término, sin ningún calificativo que lo limite, presenta una gran 
variedad de interpretaciones, puntos de vista y concepciones. Entre todos los enfoques posibles el que 
más  interesa  a  los  educadores  es  el  que  trata  de  comprender  el  origen  y  desarrollo  del  lenguaje 
humano.  Una  forma  de  acercamiento  se  realiza  por  medio  de  una  síntesis  elaborada  con  los  datos 
obtenidos de diversas ciencias encaminadas al estudio de nuestra especie. Su realización nos facilitará 
una  mejor  comprensión  de  algunos  procesos  relacionados  con  la  producción  lingüística,  tanto  en  los 
medios sociales de los homínidos del paleolítico como de nosotros mismos. Quizás, la primera tarea que 
es  necesario  realizar  sería  la  elaboración  de  una  definición  de  nuestro  lenguaje,  pues  es  importante 
conocer  los  límites  sobre  los  que  vamos  a  establecer  nuestro  análisis.  Aunque  parezca  mentira,  no  es 
fácil  realizar  una  definición  sobre  el  lenguaje  que  nos  caracteriza,  sobre  todo  teniendo  en  cuenta  los 
diversos aspectos científicos que engloba y la múltiple variedad de intercambios de información que se 
produce  en  la  naturaleza,  a  los  que  hay  que  añadir  los  criterios  subjetivos  del  autor  que  los  analice  y 
exponga. 
 
El  lenguaje  considerado  como  humano  puede  definirse  como  la  transmisión  voluntaria  de  todo 
pensamiento,  idea  o  sentimiento,  por  medio  de  un  sistema  de  representación  simbólico  (sonoro  y/o 
gesticular)  con  la  intención  de  que  sea  recibido  y  comprendido  por  aquellos  a  los  que  se  dirige  tal 
mensaje, y que, en su desarrollo temporal, se fue creando un código léxico‐gramatical que potenciaría 
su uso. En esta definición quedan comprendidos los conceptos básicos que van a caracterizar el lenguaje 
humano,  así  como  su  separación  de  otras  formas  de  comunicación  que  existen  en  la  naturaleza.  El 
primero de ellos, y quizás el de mayor trascendencia, es la propia voluntariedad e intencionalidad en la 
realización de tal proceso lingüístico. Naturalmente, para su producción es necesaria la existencia de una 
conciencia de querer realizar tal acto de comunicación, lo que implica la existencia de alguna forma de 
autoconciencia, capacidad psicológica limitada exclusivamente a nuestra especie humana. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 94 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Previa  a  esta  intencionalidad  es  imprescindible  el  tener  algo  que  comunicar,  ya  sea  un  sentimiento 
específico, una idea del momento o un pensamiento más elaborado. Este proceso sólo puede darse en 
un ambiente en el que convivan al menos dos personas, es decir, es imprescindible la existencia de un 
ambiente  social  básico  que  permita  su  producción  y,  según  se  vaya  complicando  lo  comunicado  y  el 
número de individuos que se relacionen con él, su desarrollo.  
 
El uso  de  tal propiedad humana precisa de un sistema de representación de  los  hechos  que se quiere 
comunicar,  es  decir,  de  la  simbolización  de  estos  pensamientos,  ideas  o  sentimientos  a  transmitir.  La 
simbolización puede estar basada en cualquiera de los sentidos humanos que pueden ser reconocidos 
por  otros  elementos  sociales,  formando  un  sistema  de  señales  determinado.  Destacan,  por  su  mayor 
funcionalidad, los sentidos acústico y visual, pues el olfato y gusto no son adecuados para realizar tan 
complejo proceso, mientras que el tacto es poco práctico aunque podrían igualmente usarse. 
 
De hecho se conoce algunos casos en los que gracias a sus cualidades se pudo suplir la falta de los dos 
más utilizados (visión y audición), consiguiendo vencer el aislamiento que esas personas ciegas y sordas 
tenían. Todo inicio de un lenguaje tiene un desarrollo posterior que lo enriquece, pues se autorregularía 
por  una  serie  de  elementos  abstractos  y  simbólicos  que  ordenaran  su  conexión  y  exposición,  dando 
lugar a un código léxico‐gramatical. El receptor, que debe tener las mismas propiedades que el emisor 
de  las  señales  lingüísticas,  debe  recibir  y  comprender  tales  señales  por  medio  de  un  sistema  sensorial 
adecuado a las mismas, estableciendo una correspondencia en ambas direcciones. 
 
Tal  definición  se  acopla  perfectamente  a  las  características  del  lenguaje  que  usan  las  sociedades 
humanas,  tanto  históricas  como  actuales,  por  lo  que  es  fácil  que  sea  aceptado  sin  poner  ningún 
inconveniente por gran parte de los lectores, aunque ya de antemano he de avisarles que presenta un 
pequeño  inconveniente.  Es  posible  que  algunas  poblaciones  de  grandes  monos  actuales  (chimpancés, 
gorilas, por ejemplo) también presenten, con su particular forma de comunicación, un tipo de lenguaje 
que posea estas mismas cualidades, aunque con un diferente grado de desarrollo.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 95 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Gracias a los excelentes trabajos de Jane Goodall57 es conocido el carácter social existente entre estos 
primates.  Su  estudio  en  el  medio  natural  ha  permitido  comprobar  que  tienen  una  gran  complejidad 
social,  formando  sociedades  jerarquizadas  y  con  un  dinamismo  interno  importante.  Así,  es  fácil  ver 
diversos aspectos claramente sociales, entre los que destacan, por su repetida y rápida apreciación, las 
peleas,  alianzas  y  enfrentamientos  de  grupos  de  machos  entre  sí,  con  el  fin  de  alterar  el  orden 
jerárquico,  el  cual  da  prioridad  al  acceso  sexual  sobre  las  hembras  y  diversas  ventajas  sociales.  Para 
lograr  el  desarrollo  de  estas  actividades  sociales  es  necesario  tener  una  forma  de  comunicación  o 
lenguaje  intencional,  voluntario,  con  algo  que  comunicar,  dentro  de  una  sociedad  que  comprende  y 
comparte los símbolos sonoros o gesticulares empleados. 
 
Pero de todos es conocido que los monos, con independencia de su especie, no hablan, es decir, carecen 
de  un  lenguaje  que  pueda  compararse  al  de  los  seres  humanos.  No  pueden  articular  los  sonidos  que 
caracterizan nuestra forma de hablar, pues está claramente probado que presentan una gran limitación 
en  la  articulación  sonora,  no  sólo  porque  su  sistema  bucal  no  sea  adecuado,  sino  también  porque  su 
cerebro  no está tan desarrollado. No obstante, cuando un chimpancé, en sus habituales recorridos en 
busca de comida, encuentra un árbol con gran cantidad de ella, es capaz de avisar al resto del grupo por 
medio  de  una  emisión  controlada  de  sonidos,  conocidos  perfectamente  por  el  resto  de  la  comunidad, 
para avisar del hallazgo. Es más, puede incluso elegir el tipo de llamada que realiza, pues si tiene mucha 
hambre y su grupo es muy numeroso, ante el temor de que la competencia le deje con poco que comer 
puede emitir la señal de que hay comida, pero no demasiada, para que no vayan todos los miembros. 
 
                                                            
57
 www.wikipedia.org. Tras observar el comportamiento de los chimpancés salvajes durante meses, un día descubre a un individuo introduciendo un palo (que 
previamente había cortado y deshojado) en un agujero de un termitero para sacar termitas y así comérselas. Con este descubrimiento, Jane Goodall demostró 
que el concepto que hasta entonces se tenía de que la especie humana era la única que fabricaba y usaba herramientas era falso. También introdujo una nueva 
variante en el estudio de los animales poniéndoles un nombre a cada individuo y no un número como se hacía entonces. Sus observaciones y descubrimientos 
de los chimpancés, el animal más parecido al ser humano (Homo sapiens), son reconocidos internacionalmente. Hoy en día pasa menos tiempo en África y se 
dedica a dictar conferencias a lo largo del mundo y recaudar fondos para su fundación 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 96 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
No  cabe  duda,  que  este  tipo  de  conducta  encaja  perfectamente  en  la  definición  anteriormente 
desarrollada.   
 
 Algunos  podrán  argüir,  y  con  cierta  razón,  que  los  monos  no  pueden  hablar,  siendo  la  capacidad  de 
articular  sonidos  para  formar  las  palabras  una  propiedad  humana  que  le  distingue  del  resto  de  los 
animales. Pero, existe un nuevo inconveniente a esta objeción, pues en la naturaleza encontramos una 
larga  serie  de  aves  que  pueden  articular  perfectamente  los  mismos  sonidos  que  tan  ufanamente  nos 
atribuimos en exclusividad: loros, papagayos, periquitos, etc. Estas aves pueden emitir sonidos que son 
fácilmente  confundidos  con  los  producidos  por  los  humanos.  Seguro  que  muchos  habrán  encontrado 
rápidamente la enorme diferencia que nos separan de este conjunto de aves tan particulares.  
 
Los loros y demás compañeros parlanchines no pueden pensar, limitándose sus actuaciones sonoras a la 
simple repetición de unos sonidos que han aprendido con anterioridad. Curiosamente en la naturaleza 
existen  animales  que  casi  no  pueden  articular  sonidos  y  sin  embargo  tienen  un  lenguaje  complejo 
(voluntario, con intención de transmitir lo que piensan, socialmente aceptado y con consecuencias en su 
conducta), mientras otros, que sí pueden articular fácilmente sonidos, carecen de un lenguaje de estas 
características.  
 
¿Dónde  se  encuentra  la  clave  de  la  diferencia  del  lenguaje  humano  con  el  resto  de  los  seres  vivos? 
Parece  ser  que  la  capacidad  de  articular  sonidos  no  constituye  la  diferencia  que  mayor  importancia 
pueda  tener.  Existe  un  numeroso  grupo  de  seres  humanos  que  no  pueden  articular  palabras  por  ser 
mudos  y,  sin  embargo,  tienen  un  lenguaje  de  signos  que  hace  el  mismo  papel  que  pueda  tener  el 
lenguaje  sonoro.  Si  la  clave  no  radica  en  el  medio  empleado  para  transmitir  lo  que  pensamos,  la  gran 
diferencia  debe  de  centrarse  precisamente  en  la  cualidad  de  eso  mismo  que  queremos  transmitir  o 
expresar,  es  decir,  en  las  características  de  nuestro  pensamiento.  Por  tanto,  en  función  de  las 
particularidades  que  haya  alcanzado  nuestro  pensamiento,  así  de  complejo  será  el  lenguaje  que 
tengamos.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 97 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
En  este  sentido,  el  lenguaje  admite  amplios  márgenes,  pues  varía  desde  ser  una  simple  exposición 
simbolizada por medio de sonidos y/o gestos de nuestros pensamientos, hasta alcanzar niveles propios 
de las sociedades modernas cuando es capaz de tener, en su desarrollo cotidiano, las abstracciones que 
más nos caracterizan: el simbolismo de nuestra identidad personal y social, correctamente ubicados en 
las coordenadas del tiempo y del espacio. La gran diferencia existente entre el lenguaje de los humanos 
y el que puedan tener otros primates, radica en el diferente grado de abstracción que hayan alcanzado 
cada uno de ellos y, por tanto, del desarrollo de las abstracciones claves que van a cambiar radicalmente 
nuestra conducta.   
 
Queda  patente  la  estrecha  relación  existente  entre  el  pensamiento  y  el  lenguaje,  lo  que  nos  permite 
elaborar  una  nueva  definición  más  acorde  con  estas  ideas.  En  este  caso  sería  la  transmisión  del 
pensamiento con un importante componente abstracto en su producción (con conceptos que no tienen 
presencia real en la naturaleza: como son las ideas sobre la individualidad social y personal, el tiempo y 
el  espacio),  por  medio  de  una  simbolización  específica  (sonora,  gesticular,  escrita,  digital,  etc.) 
socialmente  aceptada  y  conocida,  con  el  fin  de  comunicar  y  ser  entendidos  por  los  otros  elementos 
sociales.58 
 
 Ante esta nueva definición surge una nueva pregunta: ¿Cuál puede ser la consecuencia inmediata que 
es  capaz  de  producir?  La  respuesta  es  obvia,  una  conducta  consecuente  con  lo  pensado,  expresado  y 
asimilado por la sociedad que alberga y usa tal lenguaje. Con él se puede organizar la acción, expresar 
hechos acaecidos antaño y conocer el valor de la experiencia, planificar acciones futuras y preventivas, y 
todo  aquello  que  más  nos  interese  y  mejor  poder  adaptativo  nos  ofrezca.  Pensamiento,  lenguaje  y 
conducta son tres procesos que se desarrollan en intima relación, siendo perfectamente analizados en 

                                                            
58
 Llinas  Rodolfo. El cerebro del mito y el yo. Editorial Norma, Bogotá, 2002. Pág. 61 – 65. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 98 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
su relación por el psicólogo Jerome Bruner59. Aunque su estudio con fines meramente didácticos pueda 
realizarse aisladamente, siempre hay que recordar su estrecha relación en su producción y desarrollo. En 
referencia  a  la  prehistoria  hay  que  pensar  que  es  cuando  (sobre  la  base  funcional  o  capacidad  que  la 
evolución iba ofreciendo a los seres humanos) fue desarrollándose los conceptos abstractos que van a 
marcar nuestra conducta.    
 
2.5.1. Características  del  lenguaje  humano.  Varios  estudiosos  del  lenguaje  humano  han  identificado  las 
siguientes características universales del lenguaje humano: 
 
2.5.1.1. Desplazamiento:  los  usuarios  del  lenguaje  humano  pueden  ser  capaces  de  producir  mensajes 
referentes al presente, al pasado o al futuro, ya otros sitios diferentes al espacio inmediato. 
 
2.5.1.2. Arbitrariedad:  entendida  como  la  inexistencia  de  conexión  natural  entre  una  forma  lingüística  y  su 
contenido, es decir, las formas del lenguaje humano no tienen porqué adecuarse a los objetos que 
denotan. 
 
2.5.1.3. Productividad: este rasgo indica que el lenguaje tiene un número posible de emisores infinito. Para 
situaciones  nuevas  o  nuevos  objetos  los  usuarios  de  lenguaje  manipulan  sus  recursos  lingüísticos 
para producir y comprender nuevas expresiones y oraciones. 
 

                                                            
59
 Bruner Jerome.  Acción, pensamiento y lenguaje (1984) en la que plantea el enorme impacto de los gestos en el desarrollo posterior del lenguaje en el niño. 
Se concentra en la cultura como proveedora de elementos que el individuo incorpora para su propio desarrollo y su constitución como sujeto. Como el título lo 
indica,  refiere  a  tres  modelos  de  representaciones:  El  Enactivo  (la  acción),  el  Icónico  (el  pensamiento)  y  el  Simbólico  (el  lenguaje).  Consultado  
http://www.psych.nyu.edu/bruner/ en el mes de marzo de 2009. Documento en formato HTML. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 99 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.5.1.4. Transmisión cultural: es el proceso por el que una lengua pasa de una generación a otra. Las personas 
no  heredamos  la  lengua  de  nuestros  padres,  sino  que  la  aprendemos  dentro  de  una  cultura,  o  de 
otros hablantes o signantes. 
 
2.5.1.5. Carácter  discreto:  los  fonemas  de  las  Los  y  las    tienen  un  carácter  discreto,  es  decir,  son 
discriminables y se oponen entre sí de forma absoluta. Así, dos signos o dos palabras pueden tener 
como diferencia un único fonema y dar lugar a dos significados diferentes. 
 
2.5.1.6. Dualidad de estructuración: el lenguaje está organizado en dos niveles: un nivel físico formado por un 
número limitado de elementos, los fonemas, que no tienen significado intrínseco; y un segundo nivel 
en  el  que  los  fonemas  se  combinan  para  formar  palabras  o  signos  que  transmiten  significado.  Esta 
dualidad es uno de los rasgos que más contribuye a hacer del lenguaje un sistema económico ya que, 
con un conjunto limitado de sonidos o parámetros distintos, podemos producir una gran cantidad de 
combinaciones  (palabras  o  signos)  de  significados  diferentes.  Estas  son  algunas  características  más 
sobresalientes.  Se  encuentra  información  muchas  más,  peros  las  mencionadas  son  más  que 
suficientes  para  avanzar  en  el  tema  que  proponemos  en  este  libro  Oralidad,  y  Competencia 
Comunicativa.60 
 
 
“Los seres humanos, agrupados en comunidades, han necesitado relacionarse unos con otros para así
asegurar la supervivencia de la especie. El vehículo más apropiado para establecer esta interacción
ha sido el lenguaje, facultad que les permite, entre otras cosas, emitir señales verbales
organizadas” George Yule (1988). 
 
                                                            
60
 Yule George, El lenguaje. Editorial Akal Cambridge Press.  Edición Española realizada en 1998. Madrid, Pág. 56 – 61.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 100 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
En  la  figura  No.  18  se  muestra  un  Mapa  conceptual  sobre  la  producción  del  lenguaje  humano  y  los  diferentes 
órganos que intervienen en este proceso. 
 
Figura No. 18. Mapa conceptual sobre la producción del lenguaje humano. 
 

 
Fuente:  Fonología  y  fonética  de  H.  Yong.  Editorial  UCLA  PRESS.  México  1976.  Pág.  89.  Dibujado  por  Julio  Cesar  Rosero  Moreano,  utilizando  el  software 
SMARTDRAW 2008 en el mes de marzo de 2009. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 101 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.5.2. Producción de la voz humana. En líneas generales, se ha planteado en el transcurrir del tiempo que el 
lenguaje  es  una  capacidad  humana  para  articular  mensajes  vocálicos  y  la  lengua  es  el  sistema  de 
organización de los componentes materiales y significativos de estos mensajes. Lo que quiere decir que 
existe, sin duda, una relación íntima, esencial, entre lenguaje,  lengua y lo que técnicamente se llama el 
APARATO FONADOR. 
 
La voz es el sonido producido voluntariamente por el Aparato Fonatorio humano. Es el instrumento más 
antiguo  y  más  natural  con  el  que  se  puede  hacer  música.  El  investigador  sueco  Johan  Sundberg, 
especializado  en  la  voz  humana,  la  ha  definido  así:  “Sonido  complejo  formado  por  una  frecuencia 
fundamental  (fijada  por  la  frecuencia  de  vibración  de  los  ligamentos  vocales)  y  un  gran  número  de 
armónicos o sobretonos”.61 
 
Según  las  leyes  de  la  Acústica,  hay  tres  elementos  indispensables  para  la  producción  del  sonido:  un 
cuerpo  vibrante,  un  medio  elástico  que  propague  las  vibraciones  y  una  caja  de  resonancia  que  las 
amplifique, a fin de que puedan ser percibidas por el oído. El aparato Fonatorio humano  cumple con las 
tres condiciones señaladas: el cuerpo que vibra son las cuerdas vocales, situadas en la laringe; el medio 
de  propagación  es  el  aire  proveniente  de  los  pulmones  y  la  caja  de  resonancia  está  formada  por  la 
cavidad torácica, la faringe, las cavidades oral y nasal y una serie de elementos articulatorios, que son los 
labios, los dientes, el alvéolo, el paladar, el velo del paladar y la lengua.   La fonación se realiza durante la 
espiración,  cuando  el  aliento  o  aire  contenido  en  los  pulmones  sale  de  éstos,  bajo  la  presión  de  los 
músculos abdominales, los intercostales y el diafragma, y, a través de los bronquios y la tráquea, llega a 
la laringe. Allí choca con las cuerdas vocales, también conocidas como pliegues vocales, que no tienen 
forma cordófona, pues se trata de unas bandas o membranas hechas de tejido muscular liso. 
 
                                                            
61
 Sundberg Johan. Habilidades de la Comunicación. Editorial Cultura Universal. México 1972.  Libro facilitado  en el conservatorio de Música del  Valle  en 
formato PDF protegido contra copias. Consultado en marzo de 2009. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 102 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Figura No. 19. Esquema del Aparato Fonador. 
 

 
Fuente: http://lenguayliteraturainglesaarcis.blogspot.com/2009_03_01_archive.html. Consultado en marzo de 2009.  
Mejorado en Photoshop CS4 por Julio Cesar Rosero Moreano. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 103 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Las cuerdas vocales son cuatro. Las dos superiores (o bandas ventriculares) no participan en la fonación, proceso 
que se efectúa con las dos cuerdas inferiores. Éstas son, en realidad, dos pequeños músculos elásticos, orientados 
en  la  laringe  de  delante  hacia  atrás.      Por  su  parte  anterior  las  cuerdas  están  unidas  al  cartílago  tiroides  (que 
puede  palparse  sobre  el  cuello,  inmediatamente  por  debajo  de  la  unión  con  la  cabeza;  en  los  varones  suele 
apreciarse  una  protuberancia  conocida  como  nuez  de  Adán).  Por  detrás,  van  sujetas  a  sendos  cartílagos 
aritenoides,  los  cuales  pueden  separarse  voluntariamente  por  acción  de  músculos.  La  abertura  existente  entre 
ambas cuerdas se denomina glotis.  En la figura 20 se puede apreciar un esquema completo de la LARINGE. 
 
Figura No. 19. Esquema la LARINGE. 
 

 
Fuente: http://lenguayliteraturainglesaarcis.blogspot.com/2009_03_01_archive.html. Consultado en marzo de 2009.  
Mejorado en Photoshop CS4 por Julio Cesar Rosero Moreano. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 104 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Si las cuerdas vocales se encuentran separadas, la glotis adopta una forma triangular. El aire pasa libremente, sin 
hacer  presión,  lo  que  permite  respirar  y,  prácticamente,  no  se  produce  sonido.  Por  el  contrario,  si  la  glotis 
comienza a cerrarse las cuerdas se juntan. El aire choca contra ellas y experimenta una turbulencia, emitiéndose 
un  ruido  de  origen  aerodinámico  conocido  como  aspiración  (aunque  en  realidad  acompaña  a  una  espiración  o 
exhalación). 
 
Al cerrarse más, las cuerdas vibran a modo de lengüetas, lo que produce un sonido tonal. La frecuencia de este 
sonido depende de varios factores, entre otros del tamaño y la masa de las cuerdas vocales, de la tensión que se 
les aplique y de la velocidad del flujo del aire proveniente de los pulmones. A mayor tamaño, menor frecuencia de 
vibración, lo cual explica por qué en los varones, cuya glotis suele ser mayor que la de las mujeres, la voz es en 
general más grave. 
 
Si  aumenta  la  tensión  de  las  cuerdas,  la  frecuencia  vibratoria  también  lo  hace,  siendo  el  sonido  producido  más 
agudo. Así, para lograr emitir sonidos en el registro extremo de la voz es necesario un mayor esfuerzo vocal. A 
igualdad de otras condiciones, el aumento del flujo de aire también supone el aumento de la frecuencia, razón 
por la cual si se incrementa la intensidad de emisión se tiende a elevar espontáneamente el tono de voz. 
 
 
El sonido producido en las cuerdas vocales es muy débil. Para convertirse en audible debe ser amplificado, lo que 
sucede  en  los  órganos  resonadores,  es  decir,  las  cavidades  torácica  y  bucofaríngea,  las  fosas  nasales,  los  senos 
nasales, frontales y maxilares y la cavidad craneana. 
 
Una vez que la voz sale de los resonadores, es moldeada por los articuladores, que son una serie de elementos 
situados en el interior de la boca: paladar, lengua, dientes y labios. La articulación es el proceso mediante el cual 
alguna parte del Aparato Fonatorio interpone un obstáculo para la circulación del flujo de aire. En su camino hacia 
el exterior, la frecuencia fundamental del sonido, derivada del frotamiento de las cuerdas vocales al paso del aire, 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 105 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
va siendo enriquecida por los armónicos o sobretonos producidos por los resonadores, que son, a la postre, los 
que confieren a la voz una apariencia acústica, una peculiaridad y un timbre concretos. 
 
La voz humana tiene una extensión, o respuesta en frecuencias, que oscila entre los 80 y los 1.000 Hz, aunque su 
eficiencia es mayor entre los 200 y los 700 Hz. En lo que se refiere a su estructura, los órganos de la fonación son 
iguales  en  el  hombre  y  en  la  mujer,  sólo  difieren  por  sus  dimensiones  (mayor  capacidad  pulmonar,  cuerdas 
vocales  más  largas  y  más  sólidas  en  el  hombre;  diferente  volumen  de  las  cavidades  de  resonancia,  etc.)  Por 
término medio, entre adultos, las voces femeninas se sitúan una octava más alta que las masculinas. 
 
2.5.2.1  Clasificación  de  los  sonidos  de  la  voz  humana.    Los  sonidos  emitidos  por  el  Aparato  Fonatorio  pueden 
clasificarse  de  acuerdo  con  diversos  criterios  que  tienen  en  cuenta  los  diferentes  aspectos  del  fenómeno  de 
emisión. Estos criterios son: 
 
 Según su carácter vocálico o consonántico. 
 Según su oralidad o nasalidad 
 Según su carácter tonal (sonoro) o no tonal (sordo) 
 Según el lugar de articulación 
 Según el modo de articulación 
 Según la posición de los órganos articulatorios 
 Según la duración62 
 
Para avanzar en la explicación de cada una de las divisiones mencionadas en el anterior aparte y en una forma no 
exhaustiva, porque ese no es el propósito de este libro Oralidad y Competencia lingüística, los conceptos son los 
siguientes: 

                                                            
62
 Netter Frank. Anatomia Humana. Capituo II: Cabeza y Cuello.  Editorial MASSON, Madrid. 2007. Cuarta Edición. Pág. 134 – 145.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 106 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.5.2.2. Vocales y Consonantes. Desde un punto de vista acústico, las vocales son los sonidos emitidos por la sola 
vibración de las cuerdas vocales sin ningún obstáculo o constricción entre la laringe y las aberturas oral y nasal. 
Dicha  vibración  se  genera  por  el  principio  del  oscilador  de  relajación,  donde  interviene  una  fuente  de  energía 
constante  en  la  forma  de  un  flujo  de  aire  proveniente  de  los  pulmones.  Son  siempre  sonidos  de  carácter  tonal 
(cuasi‐periódicos),  y  por  consiguiente  de  espectro  discreto.  Las  consonantes,  por  el  contrario,  se  emiten 
interponiendo  algún  obstáculo  formado  por  los  elementos  articulatorios.  Los  sonidos  correspondientes  a  las 
consonantes  pueden  ser  tonales  o  no  dependiendo  de  si  las  cuerdas  vocales  están  vibrando  o  no. 
Funcionalmente, en el castellano las vocales pueden constituir palabras completas, no así las consonantes.63 
 
2.5.2.3. Oralidad y Nasalidad. Los fonemas en los que el aire pasa por la cavidad nasal se denominan nasales, en 
tanto  que  aquéllos  en  los  que  sale  por  la  boca  se  denominan  orales.  La  diferencia  principal  está  en  el  tipo  de 
resonador  principal  por  encima  de  la  laringe  (cavidad  nasal  y  oral,  respectivamente).  En  castellano  son  nasales 
sólo las consonantes “m”, “n”, “ñ”  
 
2.5.2.4. Tonalidad. Los fonemas en los que participa la vibración de las cuerdas vocales se denominan tonales o, 
también,  sonoros.  La  tonalidad  lleva  implícito  un  espectro  cuasi  periódico.  Como  se  menciono  anteriormente, 
todas  las  vocales  son  tonales,  pero  existen  varias  consonantes  que  también  lo  son:  “b”,  “d”,  “m”,  etc.  Aquellos 
fonemas  producidos  sin  vibraciones  glotales  se  denominan  sordos.  Varios  de  ellos  son  el  resultado  de  la 
turbulencia causada por el aire pasando a gran velocidad por un espacio reducido, como las consonantes “s”, “z”, 
“j”, “f”. 
 
2.5.2.5.  Lugar  y  Modo  de  Articulación.  La  articulación  es  el  proceso  mediante  el  cual  alguna  parte  del  aparato 
Fonatorio  interpone  un  obstáculo  para  la  circulación  del  flujo  de  aire.  Las  características  de  la  articulación 
permitirán  clasificar  las  consonantes.  Los  órganos  articulatorios  son  los  labios,  los  dientes,  las  diferentes  partes 
del paladar (alvéolo, paladar duro, paladar blando o velo), la lengua y la glotis. Salvo la glotis, que puede articular 
                                                            
63
 Miyardo Federico. La voz humana  y el canto. Manual de inducción al canto. Editorial Soprano, Buenos Aire. 1983. Pág. 19 – 23. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 107 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
por  sí  misma,  el  resto  de  los  órganos  articula  por  oposición  con  otro.  Según  el  lugar  o  punto  de  articulación  se 
tienen fonemas: 
 
 
Figura No. 20. Formación de FONEMAS según lugar de articulación. 
 

 
 
Fuente: Elaborado  con  los  conceptos  del  libro  La  Voz  Humana  y  el  Canto  de  Miyardo  Federico. Se utilizo  el  software  MS VISIO de  Office  2007  de  Microsoft 
Corporation. Elaborado por Julio Cesar Rosero Moreano en Marzo de 2009. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 108 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
A su vez, para cada punto de articulación ésta puede efectuarse de diferentes modos, dando lugar a fonemas: 
 
 
Figura No. 21. Formación de FONEMAS según modo  de articulación. 
 
 

 
Fuente: Elaborado  con  los  conceptos  del  libro  La  Voz  Humana  y  el  Canto  de  Miyardo  Federico. Se utilizo  el  software  MS VISIO de  Office  2007  de  Microsoft 
Corporation. Elaborado por Julio Cesar Rosero Moreano en Marzo de 2009. 
 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 109 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Los fonemas oclusivos (correspondientes a las consonantes “b” inicial o post nasal64  “c”, “k”, “d”, “g” inicial, post 
nasal  o  postlateral65  “p”,  “t”)  también  se  denominan  a  veces  explosivos,  debido  a  la  liberación  repentina  de  la 
presión  presente  inmediatamente  antes  de  su  emisión.  Pueden  ser  sordos  o  sonoros,  al  igual  que  los  fricativos 
(“b” postvocálica, postlateral y postvibrante, “g” postvocálica y post vibrante, “f”, “j”, “h” aspirada, “s”, “y”, “z”).  
 
Sólo  existe  un  fonema  africado  en  castellano,  correspondiente  a  la  “ch”.  Los  laterales  (“l”,  “ll”)  a  veces  se 
denominan  líquidos,  y  son  siempre  sonoros.  Los  dos  fonemas  vibrantes  del  castellano  (consonantes  “r”,  “rr”) 
difieren en que en uno de ellos (“r”) se ejecuta una sola vibración y es intervocálico, mientras que en el otro (“rr”) 
es  una  sucesión  de  dos  o  tres  vibraciones  de  la  lengua.  Finalmente,  los  fonemas  aproximantes  (la  “i”  y  la  “u” 
cerradas  que  aparecen  en  algunos  diptongos)  son  a  veces  denominados  semivocales,  pues  en  realidad  suenan 
como vocales. Pero exhiben una diferencia muy importante: son de corta duración y no son prolongables. 
 
 
En la tabla 1 se indican las consonantes  clasificadas según el lugar y  el modo de articulación, la sonoridad y la 
oro‐nasalidad. En algunos casos una misma consonante aparece en dos categorías diferentes, correspondiente a 
las diferencias observadas. 
 
 
 
 
 
                                                            
64
 La “b” castellana (al igual que la “v”, que, contrariamente a lo que se suele creer, no tiene diferencias fonéticas con la “b”) corresponde en realidad a dos 
fonemas diferentes. El primero, cuando aparece al principio de una palabra (“b” inicial) o después de una nasal (“b” post nasal). El segundo, después de una 
vocal, de una vibrante o de una lateral (“b” postvocálica, postvibrante o postlateral). 
 
65
 La “g”, al igual que la “b”, corresponde a dos fonemas diferentes. El primero, cuando está al principio de una palabra (“b” inicial) o después de una nasal o 
lateral (“b” post nasal o postlateral). El segundo, después de una vocal o de una vibrante (“b” postvocálica o postvibrante).  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 110 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Tabla No. 1. Clasificación de las consonantes según el lugar y el modo de articulación. 
 
 
  MODO DE ARTICULACION 
  ORAL  NASAL 
LUGAR  OCLUSIVA  FRICATIVA  AFRICADA  LATERAL  VIBRANTE  APROXIMANTE   
DE  SONORA
               
ARTICULACION   
SORDA  SONORA  SORDA  SONORA  SORDA  SONORA  SONORA  SONORA 
BILABIAL  p  b, v    b, v        w  m 
LABIODENTAL      F             
LINGUODENTAL      Z  D           
ALVEOLAR  t  d  S  y  ch  I  r, rr    n 
PALATAL        (y)  (ch)  II    i  ñ 
VELAR  k  g  J  g           
GLOTAL      h             
 
Fuente: Tabla elaborada con los conceptos del profesor Rodolfo Lenz de la universidad Complutense de Madrid y utilizando el texto Nociones de Lingüística 
General.  Editorial  Frasis,  México,  Pág.  85  –  87.  Tabla  diagramada  por  Julio  Cesar  Rosero  Moreano  y  utilizando  el  software  MS  Word  de  Office  2007  de  la 
multinacional Microsoft S.A. 
 
 
2.5.2.6. Posición de los órganos articulatorios.  En el caso de las vocales, la articulación consiste en la modificación 
de  la  acción  filtrante  de  los  diversos  resonadores,  lo  cual  depende  de  las  posiciones  de  la  lengua  (tanto  en 
elevación  como  en  profundidad  o  avance),  de  la  mandíbula  inferior,  de  los  labios  y  del  paladar  blando.  Estos 
órganos influyen sobre los formantes, permitiendo su control.   También se puede clasificar las vocales según la 
posición de la lengua como se muestra en la tabla 2. 
 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 111 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Tabla No. 2. Clasificación de las vocales según la posición de la lengua. 
 
 
    POSICION VERTICAL (AVANCE) 
POSICION VERTICAL   
  TIPO DE VOCAL 
ANTERIOR  CENTRAL  POSTERIOR 
 
ALTA  CERRADA      i                             u 
 
 
MEDIA  MEDIA  e  o 
 
 
BAJA  ABIERTA  a 
 
 
Fuente: Tabla elaborada con los conceptos del profesor Rodolfo Lenz de la universidad Complutense de Madrid y utilizando el texto Nociones de Lingüística 
General.  Editorial  Frasis,  México,  Pág.  85  –  87.  Tabla  diagramada  por  Julio  Cesar  Rosero  Moreano  y  utilizando  el  software  MS  Word  de  Office  2007  de  la 
multinacional Microsoft S.A. 
 
 
Otra cualidad controlable es la labialización, es decir,  el hecho de que se haga participar activamente los labios. 
Las vocales labializadas, también definidas como redondeadas, son las que redondean los labios hacia adelante, 
incrementando la longitud efectiva del tracto vocal.  La única vocal labializada en el castellano es la "u". 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 112 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
2.5.2.7.  La  duración  de  los  sonidos,  especialmente  de  las  vocales,  no  tiene  importancia  a  nivel  semántico  en  el 
castellano,  pero  sí  en  el  plano  expresivo,  a  través  de  la  agogia,  es  decir  el  énfasis  o  acentuación  a  través  de  la 
duración.  En  inglés,  en  cambio,  la  duración  de  una  vocal  puede  cambiar  completamente  el  significado  de  la 
palabra que la contiene. 
 
 
Idealmente, la comunicación se perfecciona cuando se consigue una 
identidad de código entre emisor y destinatario; pero tal identidad sólo 
puede garantizarse plenamente cuando las señales que conforman el 
código son inequívocas, es decir, se corresponden unívocamente con los 
elementos cognoscitivos codificables y, sobre todo, cuando el conjunto 
de señales es completo. Inequivocidad y completud son, sin embargo, 
condiciones difícilmente alcanzables por los lenguajes naturales, 
siempre redundantes, ambiguos y abiertos a expansiones significativas 
insospechadas. De ahí que los códigos más perfectos desde este punto 
de vista sean los formalizados. 
 
Gödel 
 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 113 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
“La competencia comunicativa es el término más general para la
capacidad comunicativa de una persona, capacidad que abarca tanto el
conocimiento de la lengua como la habilidad para utilizarla. La
adquisición de tal competencia está mediada por la experiencia social,
las necesidades y motivaciones, y la acción, que es a la vez una fuente
renovada de motivaciones, necesidades y experiencias”.

Dell Hymes66
                                                            
66
 www.wikipedia.org. Como uno de los primeros sociolingüistas, Hymes ayudó a establecer por primera vez la conexión entre el habla y las relaciones humanas 
y  el  entendimiento  humano  sobre  el  mundo.  Hymes  se  interesa  particularmente  en  la  forma  en  que  patrones  lingüísticos  diferentes  moldean  diferentes 
patrones de pensamiento. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 114 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
 
 
 
 
 
 
“La competencia comunicativa es una capacidad que comprende no
sólo la habilidad lingüística, gramatical, de producir frases bien
construidas y de saber interpretar y emitir juicios sobre frases
producidas por el hablante- oyente o por otros, sino que,
necesariamente, constará, por un lado, de una serie de habilidades
extralingüísticas interrelacionadas, sociales y semióticas, y por el
otro, de una habilidad lingüística polifacética y multiforme”.

GAETANO BERRUTO67

 
                                                            
67
 Lingüista Italiano. Sostiene que: “La competencia comunicativa comprende las aptitudes y los conocimientos que un individuo debe tener para poder utilizar 
sistemas lingüísticos y translingüísticos que están a su disposición para comunicarse como miembro de una comunidad sociocultural dada ” 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 115 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 

Que es una competencia. La competencia humana general es el producto del dominio de conceptos, destrezas y 
actitudes;  ser  competente  significa  que  la  persona  tiene  el  conocimiento  declarativo  (la  información  y 
conceptos), es  decir, sabe lo que  hace,  por qué lo  hace y conoce el objeto sobre el que actúa. Ser  competente 
también implica, tener la capacidad de ejecución, es decir,  el conocimiento procesal o las destrezas intelectuales 
y psicomotoras para en efecto llevar a cabo la ejecución sobre el objeto. Finalmente ser competente implica tener 
la actitud o disposición (conocimiento actitudinal) para querer hacer uso del conocimiento declarativo y procesal 
y actuar de manera que se considera correcta.68 
 
Las  competencias  humanas  generales  tiene  las  siguientes  características:  son  aprendizajes  mayores  o 
comprensivos,  resultado  de  la  totalidad  de  experiencias  educativas  formales  e  informales;  son  características 
generales  que  la  persona  manifiesta  en  multiplicidad  de  situaciones  y  escenarios  como  parte  de  su 
comportamiento;  son  características  que  una  comunidad  estima  como  cualidades  valiosas  del  ser  humano;  son 
capacidades generales que se desarrollan como parte del proceso de madurez, a partir del potencial humano para 
el aprendizaje, y ante los retos que las diferentes etapas de la vida le plantean a la persona; son un poder o una 
capacidad para llevar a cabo multiplicidad de tareas en una forma que es considerada como eficiente o apropiada. 
 
Según  Nelson  Rodríguez  Trujillo,69    “la  competencia  busca  adquirir  una  capacidad,  la  cual  se  opone  a  la 
calificación,  cuando  esta  sólo  está  orientada  a  la  pericia  material,  al  saber  hacer.  La  competencia  combina  esa 
pericia con el comportamiento social. Por ejemplo, se puede considerar competencia la aptitud para trabajar en 
equipo,  la  capacidad  de  iniciativa  y  la  de  asumir  riesgos.  Las  competencias  no  sólo  se  aprenden  en  la  escuela; 
resultan también del empeño y desempeño del  trabajador que por sus cualidades innatas o adquiridas subjetivas, 
combina  los  conocimientos  teóricos  y  los  prácticos  que  lo  llevan  a  adquirir  la  capacidad  de  comunicarse,  de 
trabajar  con  los  demás,  de  afrontar  y  solucionar  conflictos,  de  mejorar  la  aptitud  para  las  relaciones 
                                                            
68
 Salazar Fernández, D.  La formación interdisciplinaria del futuro. Editorial Universitas. Buenos Aires, 2003. Pág. 23. 
 
69
 OIT. Las competencias laborales. http://www.ilo.org/public/spanish/region/ampro/cinterfor/temas/complab/doc/otros/sel_efe/i.htm. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 116 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
interpersonales. Las competencias suponen cultivar cualidades humanas para adquirir, por ejemplo, capacidad de 
establecer  y  mantener    relaciones  estables  y  eficaces  entre  las  personas.  Competencia  es  algo  más  que  una 
habilidad;  es  el  dominio  de  procesos  y  métodos  para  aprender  de  la  práctica,  de  la  experiencia  y  de  la 
intersubjetividad” 
 
Hoy  en  día  se  ha  encontrado  por  diferentes  investigadores  de  la  OIT.,  de  la  UNESCO.,  SENA.,  SENAI.,  y  otros 
organismos internaciones que la definición de competencia  se encuentra en las siguientes acepciones: capacidad, 
aptitud,  competencia,  destreza  y  habilidad  son  manejados  como  sinónimos;  sin  embargo,  existe  también  el 
planteamiento de que entre estos conceptos hay una vinculación estrecha, más no una identidad. 
 
Se parte primero de comprender la aptitud como una disposición innata, como un potencial natural con el que 
cuenta la persona y que puede ser puesto en acción, que puede ejercerse, que puede ponerse en movimiento, se 
afirma  entonces  que  la  aptitud  es  la  "materia  prima"  a  partir  de  la  cual  es  posible  el  desarrollo  de  habilidades, 
pero se acepta que el punto de partida no es exactamente el mismo para todos los sujetos. 
 
Así, la aptitud ocurre cuando la persona va teniendo diferentes experiencias de aprendizaje, tanto en su entorno 
familiar y social, como en la educación formal; dicho movimiento permite que lo que sólo estaba presente como 
potencial natural vaya evolucionando, y como consecuencia de tal evolución, se vaya desarrollando  habilidad en 
alguno  de  los  ámbitos  posibles,  misma  que  se  evidencia  en  desempeños  que  pueden  ir  teniendo  cada  vez  un 
mayor nivel de calidad. 
 
Una habilidad  evoluciona alcanzando diversos grados en su tendencia hacia lo óptimo, puede hablarse de que la 
evidencia de su desarrollo es el logro de niveles de competencia cada vez mayores, hasta llegar, en el mejor de los 
casos, al nivel  de destreza, entendida no como mera actuación aceptable de carácter técnico o de coordinación 
neuromuscular. Las destrezas son conceptualizadas como aquellas habilidades que la persona ha desarrollado con 
un alto nivel de eficiencia. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 117 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Los  diversos  desempeños  en  los  que  se  manifiesta  el  desarrollo  de  una  habilidad  pueden  ser  designados  como 
competencias, pero estas últimas no constituyen la habilidad en sí, únicamente la evidencian. Alcanzar cierto nivel 
de  calidad  en  un  tipo  de  desempeño,  puede  designarse  también  como  haber  alcanzado  determinado  nivel  de 
competencia  para  una  tarea  o  grupo  de  tareas  específicas.  La  competencia,  por  lo  tanto,  hace  referencia  al 
dominio de una práctica, sustentado por el desarrollo de alguna o algunas habilidades. 
  
Sin  embargo,  no  se  puede  afirmar  que  el  desarrollo  de  una  habilidad  sea  consecuencia  exclusivamente  de 
procesos cognitivos complementados con la ejercitación en el desempeño de ciertas tareas, también intervienen 
las actitudes del individuo, como un factor de suma importancia que está presente en el proceso mediante el cual 
se pretende que éste desarrolle una habilidad, estimulando o inhibiendo los avances en el proceso mencionado; 
inclusive  los valores que el  individuo  ha internalizado, lo llevan a establecer  prioridades en su vida  que  pueden 
estimular o desestimular el interés por el desarrollo de determinadas habilidades.  
 
El desarrollo de habilidades tiene además, como nota característica, la posibilidad de transferencia en el sentido 
en  que  una  habilidad  no  se  desarrolla  para  un  momento  o  acción  determinados,  sino  que  se  convierte  en  una 
cualidad,  en  una  forma  de  respuesta  aplicable  a  múltiples  situaciones  que  comparten  esencialmente  la  misma 
naturaleza;  de  allí  que  se  hable  de  que  las  habilidades  desarrolladas  por  un  individuo  configuran  una  forma 
peculiar de resolver tareas o resolver problemas en áreas de actividad determinadas. 
  
La habilidad, en cualquiera de sus grados de desarrollo, se manifiesta en la ejecución del tipo de desempeños a los 
que dicha habilidad está referida; en otras palabras, las habilidades son constructos que se asocian a la realización 
de determinadas acciones que puede ejecutar el sujeto hábil; de allí que frecuentemente se utilicen de manera 
indistinta las expresiones "desarrollo de competencias" y "desarrollo de habilidades".  
 
Una  tarea  importante  de  los  estudiosos  del  desarrollo  de  habilidades  es,  por  lo  tanto,  la  especificación  de  las 
acciones o desempeños eficientes que son característicos de sucesivos niveles o logros en el desarrollo de cierta 
habilidad,  como  el  argumentar  lógicamente,  expresar  con  orden  las  ideas,  pensar  relacionalmente,  simbolizar  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 118 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
situaciones,  realizar  síntesis,  detectar  situaciones  problemáticas,  recuperar  experiencias,  manejar  herramientas 
tecnológicas  de  determinado  tipo,  entre  otras,      en  todos  los  casos,  la  habilidad  o  la  competencia  en  cuestión 
puede describirse en términos de los desempeños que puede tener  el sujeto que la ha desarrollado.  
 
La  competencia  es  como  un  conjunto  de  conocimientos  prácticos  socialmente  establecidos;  habrá  que  señalar 
que  dichos  conocimientos  no  se  refieren  a  meros  haceres  rutinarios,  sino  que  reflejan  el  desarrollo  de 
determinadas habilidades, aumentando  además estrategias que le permiten utilizarlos creativamente frente a las 
diversas  situaciones  que  lo  demandan,  destacando  así    que  lo  que  se  aprende  es  la  competencia,  no  las 
realizaciones  particulares.  La  competencia  se  evidencia  situacionalmente,  en  íntima  relación  con  un  contexto,  y 
generalmente  es  evaluada  por  algún  agente  social  del  entorno,  luego  entonces,  un  individuo  para  que  su 
actuación  sea  competente,  ha  de  ponerlas  en  juego  en  la  situación  específica.  Se  sugiere  además  que  las 
habilidades están vinculados a una estructura que implica que para el logro de una competencia determinada se 
involucra, más que una habilidad específica, una estructura de habilidades.70 
 
 Otras  definiciones  de  competencia.  Spencer  y  Spencer  (1993)  consideran  que  es:  "una  característica 
subyacente de un individuo, que está causalmente relacionada con un rendimiento efectivo o superior en 
una situación o trabajo, definido en términos de un criterio"71 
 
 Rodríguez  y  Feliú  (1996)  las  definen  como  "Conjuntos  de  conocimientos,  habilidades,  disposiciones  y 
conductas que posee una persona, que le permiten la realización exitosa de una actividad"72 
 
                                                            
70
 Gilberto Rodríguez García. ¿Qué son las competencias laborales?  Universidad de Guadalajara, México, 2006. Pág. 19 – 24. 
 
71
 http://www.gestionhumanaconsultores.com/htm/midle.htm.  
 
72
 Feliú Salazar, Pedro; Rodríguez Trujillo, Nelson.  Manual del Curso Técnicas de Entrevista y Decisión de Selección. Caracas, 2003. Pág. 87 – 89. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 119 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Ansorena Cao (1996) plantea: "Una habilidad o atributo personal de la conducta de un sujeto, que puede 
definirse como característica de su comportamiento, y, bajo la cual, el comportamiento orientado a la tarea 
puede clasificarse de forma lógica y fiable." 
 
 Guion  (citado  en  Spencer  y  Spencer)  las  define  como  "Características  subyacentes  de  las  personas  que 
indican  formas  de  comportarse  o  pensar,  generalizables  de  una  situación  a  otra,  y  que  se  mantienen 
durante un tiempo razonablemente largo" 
 
 Woodruffe (1993) las plantea como "Una dimensión de conductas abiertas y manifiestas, que le permiten a 
una persona rendir eficientemente". 
 
 Finalmente,  Boyatzis  (Woodruffe,  1993)  señala  que  son:  "conjuntos  de  patrones  de  conducta,  que  la 
persona debe llevar a un cargo para rendir eficientemente en sus tareas y funciones".73 
 

Finalmente  la  Competencia  Comunicativa  que  fue  introducida  en  1972  por  Dell  Hymes  como:  Communicative 
Competence se refiere a lo siguiente: 
 
“La competencia comunicativa es la capacidad de una persona para comportarse de manera eficaz y adecuada en 
una  determinada  comunidad  de  habla;  ello  implica  respetar  un  conjunto  de  reglas  que  incluye  tanto  las  de  la 
gramática y los otros niveles de la descripción lingüística (léxico, fonética, semántica) como las reglas de uso de la 
lengua, relacionadas con el contexto sociohistórico y cultural en el que tiene lugar la comunicación” 
 

                                                            
73
 OIT. ¿Qué son las competencias laborales?  Documento consultado en  formato PDF., en el mes de marzo de 2009. Sin paginar. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 120 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
La  competencia  comunicativa  se  relaciona  con  una  serie  de  preguntas:  «cuándo  hablar,  cuándo  no,  y  de  qué 
hablar,  con  quién,  cuándo,  dónde,  en  qué  forma».    Según  Dell  Hymes,  se  trataría  de  la  capacidad  de  formar 
enunciados que no solo sean gramaticalmente correctos sino también socialmente apropiados.  
 
 Hymes con el propósito de desarrollar una teoría adecuada del uso de la lengua, y de integrar la teoría lingüística 
y una teoría de la comunicación y la cultura, propone cuatro criterios para describir las formas de comunicación, 
cuya aplicación a una determinada expresión ha de permitir establecer si ésta:  
 
 “es  formalmente  posible  (y  en  qué  medida  lo  es);    es  decir,  si  se  ha  emitido  siguiendo  unas  determinadas 
reglas, relacionadas tanto con la gramática de la lengua como con la cultura de la comunidad de habla;  
 
 “es  factible  (y  en  qué  medida  lo  es)  en  virtud  de  los  medios  de  actuación  disponibles;  es  decir,  si  las 
condiciones  normales  de  una  persona  (en  cuanto  a  memoria,  percepción,  etc.)  permiten  emitirla,  recibirla  y 
procesarla satisfactoriamente;  
 
 “es apropiada (y en qué medida lo es) en relación con la situación en la que se utiliza; es decir, si se adecua a 
las variables que pueden darse en las distintas situaciones de comunicación;  
 
 “se  da  en  la  realidad  (y  en  qué  medida  se  da);  es  decir,  si  una  expresión  que  resulta  posible  formalmente, 
factible  y  apropiada,  es  efectivamente  usada  por  los  miembros  de  la  comunidad  de  habla;  en  efecto,  según 
Hymes, «puede que algo resulte posible, factible, apropiado y que no llegue a ocurrir». 74 
 
 

                                                            
74
 Hymes Dell. La comunicación verbal. Editorial NOVO MONDO. Buenos Aires, 1998. Quinta edición. Pág. 87 – 92. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 121 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Por su parte, M. Canale (1983)75 describe la Competencia Comunicativa como un conjunto de seis  competencias 
interrelacionadas:  
 
Figura No. 22. Componentes de la Competencia Comunicativa según M. Canale. 
 

 
Fuente: Elaborado con los conceptos del libro de la Competencia Comunicativa a la pedagogía comunicativa del lenguaje. Se utilizo el software MS VISIO de 
Office 2007 de Microsoft Corporation. Elaborado por Julio Cesar Rosero Moreano en Marzo de 2009. 
 
Recientemente  la  Unión  Europea,  especialmente  el  Instituto  Cervantes  de  España,  han  incluido  a  las 
Competencias  Comunicativas    la  competencia  PRAGMATICA    y  que  ‐a  su  vez‐  se  integran  en  las  competencias 
                                                            
75
 Canale, M.  De la competencia comunicativa a la pedagogía comunicativa del lenguaje  Editorial  Llobera,  Madrid, Pág. 63‐83. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 122 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
generales  del  individuo  y  son  las  siguientes:  el  saber  (conocimiento  general  del  mundo,  conocimiento 
sociocultural,  consciencia  intercultural);  el  saber  hacer  (las  destrezas  y  las  habilidades);  el  saber  ser  (la 
competencia  existencial:  relativa  a  las  actitudes,  las  motivaciones,  los  valores,  las  creencias...);  y  el  saber 
aprender. 
 
Figura No. 23. Los componentes y clasificación de la Competencia Comunicativa según modelo Europeo. 
 

 
Fuente: Elaborado con los conceptos del libro de la Competencia Comunicativa a la pedagogía comunicativa del lenguaje. Se utilizo el software MS VISIO de 
Office 2007 de Microsoft Corporation. Elaborado por Julio Cesar Rosero Moreano en Marzo de 2009. 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 123 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
3.1. Adquisición  de  la  Competencia  Comunicativa.  Desde  nuestra  infancia,  los  seres  humanos  vamos 
adquiriendo y desarrollando una capacidad relacionada con el hecho de saber cuándo podemos hablar o 
cuándo debemos callar, y también sobre qué hacerlo, con quién, dónde, para qué y en qué forma.   Es 
decir, desde niños adquirimos un conocimiento no sólo de la gramática de nuestra lengua materna sino 
que también aprendemos sus diferentes registros   y su pertinencia; somos capaces de tomar parte en 
eventos comunicativos y de evaluar la participación nuestra y la de los otros.76 
 
Aún más, podemos afirmar que esa competencia   es integral, puesto que también involucra actitudes, 
valores  y  motivaciones  relacionadas  con  la  lengua,  con  sus  características  y  sus  usos,  y  con  los  demás 
sistemas de comunicación en general.  Naturalmente, la adquisición de tal capacidad debe estar ligada a 
una experiencia social, a unas necesidades, a unas motivaciones y a una acción.  
 
El modelo de lengua que subyace en este concepto de competencia, implica, desde luego, que la única 
función  de  las  lenguas  no  es  nombrar,  sino  que  ellas  también  están  organizadas  para  lamentarse, 
alegrarse, rogar, prevenir, defender, atacar;  están relacionadas con las distintas formas de persuasión, 
dirección, expresión y juegos simbólicos.  El verdadero sentido de las lenguas humanas sólo puede llegar 
a  ser  comprendido  en  el  ámbito  natural  de  su  uso  para  permitir  la  conversación,  la  interacción 
comunicativa,  el  trato  verbal  cotidiano,  la  vida  en  sociedad.    Así  entendidas,  las  lenguas  dejan  de  ser 
meros sistemas semióticos abstractos, inmanentes, ajenos a las intenciones  y a las necesidades de  los 
hablantes,  y  se  convierten  en  teatros,  en  espacios  de  representación,  en  repertorios  de  códigos 
culturales cuya significación se construye y se renueva de manera permanente por medio de estrategias 
de participación, de cooperación y de convicción. 
 

                                                            
76
 Cada vez que un niño habla o escucha, se refuerza la estructura social de la cual forma parte y se constriñe su identidad social 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 124 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
En la década de los años setenta, los primeros investigadores  de la comunicación (Hymes, entre otros.) 
postularon la existencia de una competencia77 para la comunicación o competencia comunicativa, que 
comprende  lo  que  un  hablante‐oyente  real,  dotado  de  ciertos  roles  sociales  y  miembro  de  una 
determinada  comunidad  lingüística,  debe  saber  para  establecer  una  efectiva  comunicación  en 
situaciones  culturalmente  significantes,  y  para  emitir  mensajes  verbales  congruentes  con  la  situación.  
Para estos teóricos, la competencia comunicativa es un conjunto de normas que se va adquiriendo a lo 
largo del proceso de socialización y, por lo tanto, está socioculturalmente condicionada. 
 
Así  pues,  esa  Competencia  Comunicativa  exige  no  sólo  la  habilidad  para  manejar  una  lengua  sino 
además  saber  situarse  en  el  contexto  comunicativo  de  cada  comunidad  específica,  en  sus  diversas 
formaciones sociales, culturales e ideológicas.  
 
La competencia comunicativa se manifiesta tanto en los sistemas primarios de comunicación como en 
los sistemas secundarios.  Los sistemas primarios son los de la comunicación cotidiana.  Sirven para el 
intercambio  comunicativo,  necesario  en  el  desempeño  de  todos  los  roles  que  implica  la  vida  en 
sociedad: una llamada telefónica, una carta, un memorando, un cartel, un noticiero radial, etc. 
 
Los sistemas secundarios son de mayor elaboración y complejidad.  Requieren más capacidad cognitiva 
del hablante‐oyente real en su labor de codificar y descodificar textos, puesto que estas comunicaciones 
se producen en esferas de más elaboración cultural. 
 
“La  comunicación  en  estos  sistemas  es  básicamente  escrita,  pero  también  comprende  formas  orales 
como  conferencias,  foros,  seminarios,  etc.    Se  trata  de  la  comunicación  literaria,  científica,  técnica, 

                                                            
77
 En términos generales, el concepto de competencia nos permite referirnos a las capacidades de una persona.   Dicha competencia depende del conocimiento 
(implícito, tácito) y del uso (la habilidad para éste). 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 125 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
sociopolítica,  jurídica,  y  de  comunicaciones  no  verbales,  como  las  artes  visuales;  o  mixtas,  como  el 
teatro”78 
 
Está  claro,  entonces,  que  la  competencia  comunicativa  no  se  limita  a  la  competencia  gramatical  o  al 
conocimiento  del  sistema  semiótico  de  una  lengua.    Por  lo  tanto,  la  competencia  comunicativa  se 
configura por la adquisición y desarrollo de una serie de competencias.   
 
3.1.1. Competencia  lingüística:  Se  caracteriza  por  la  capacidad  de  un  hablante  para  producir  e  interpretar 
signos verbales.  El conocimiento y el empleo adecuado del código lingüístico le permiten a un individuo 
crear, reproducir e interpretar un número infinito de oraciones. 
 
El conocimiento y el empleo se vinculan con dos modalidades diferentes de la lengua: la lengua como 
sistema de signos y la lengua en funcionamiento, en uso. 
 
 La  lengua  como  sistema  de  signos  corresponde  al  dominio  semiótico,  y  su  función  esencial  es 
significar. 
 
 La  lengua  en  funcionamiento,  en  uso,  corresponde  al  dominio  semántico,  y  su  función  básica  es 
comunicar. 
 
 
En  la  Tabla  No.  3  se  muestra  las  dos  modalidades  o  los  dos  ámbitos  de  la  lengua,  es  decir  el  dominio 
semiótico y el dominio semántico. 
 
 
                                                            
78
 Rincón  Carlos Alberto. Curso de Español como Lengua Materna.  Editorial  Universidad de Antioquia.  2005. Pág. 129. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 126 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
Tabla No. 3. Diferencias entre los ámbitos  de la lengua. 
 

DOMINIO SEMIOTICO  DOMINIO SEMANTICO 
 
   
LA LENGUA COMO SISTEMA DE SIGNOS  LA LENGUA EN FUNCIONAMIENTO 
   
SIGNIFICAR  COMUNICAR 
   
NO SE CONSIDERA LA RELACION DEL SIGNO CON LO  INTEGRA LA SOCIEDAD Y EL MUNDO. LA LENGUA EN SU 
DENOTADO, NI LA RELACIÓN DE LA LENGUA CON EL  FUNCION MEDIADORA ENTRE EL HOMBRE Y EL HOMBRE, 
MUNDO.  ENTRE EL HOMBRE Y EL MUNDO. 
   
INCORPORA LA NOCION DE REFERENTE: LO NOMBRADO 
POR EL SIGNO. 
 
   
EL SIGNO TIENE UN VALOR GENERICO Y CONCEPTUAL  EL SENTIDO DE LA FRASE IMPLICA LA REFERENCIA AL 
  CONTEXTO Y A LA ACTITUD DEL HABLANTE 
   
ES UNA PROPIEDAD D ELA LENGUA  ES EL RESULTADO DE UNA ACTIVIDAD DEL HABLANTE QUE 
  PONE EN ACCION LA LENGUA. 
   
DOMINIO O AMBITO DE LA LENGUA  DOMINIO O AMBITO DE LA FRASE 
 
 
Fuente: Instituto Cervantes de España. Ámbitos de la lengua. Documento consultado en formato PDF., en el mes de marzo de 2009. Diagramado en MS VISIO 
de Office 2007. Realizo Julio Cesar Rosero Moreano. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 127 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
El  Instituto  Cervantes  de  España79,      además  muestra  la  relación  de  la  Competencia  Comunicativa,  tal  como  se 
muestra en la figura No. 24 
 
Figura No. 24. Competencia Comunicativa y sus interrelaciones según el Instituto Cervantes para la Lengua 
Española. 
 

 
Fuente: Instituto Cervantes de España. Ámbitos de la lengua. Documento consultado en formato PDF., en el mes de marzo de 2009. Diagramado en MS VISIO 
de Office 2007. Realizo Julio Cesar Rosero Moreano. 
                                                            
79
 http://www.cervantes.es/  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 128 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
3.1.2. Competencia  Paralingüística.    Es  la  capacidad  de  un  hablante  para  utilizar  de  manera  adecuada 
determinados signos no lingüísticos que le permiten expresar una actitud en relación con su interlocutor 
y con lo que dice: ya sea para declarar, interrogar, intimidar, rogar, ordenar, etc.  
 
En las comunicaciones orales, esta competencia se manifiesta en el empleo de los signos de entonación: 
tono de la voz, cadencia o ritmo y énfasis en la pronunciación. 
 
En las comunicaciones escritas, se manifiesta por medio del empleo de los signos de puntuación, de las 
sangrías,  de  los  nomencladores,  de  la  distribución  general  del  espacio,  tipos  de  letras,  etc.    Estos 
recursos  nos  permiten  identificar  la  división  de  un  texto  escrito  en  capítulos,  párrafos,  temas  y 
subtemas. 
 
3.1.3. Competencia  Sociolingüística.    La  competencia  sociolingüística  es  uno  de  los  componentes  de  la 
competencia  comunicativa.  Hace  referencia  a  la  capacidad  de  una  persona  para  producir  y  entender 
adecuadamente  expresiones  lingüísticas  en  diferentes  contextos  de  uso,  en  los  que  se  dan  factores 
variables tales como la situación de los  participantes y la relación que hay entre ellos, sus intenciones 
comunicativas,  el  evento  comunicativo  en  el  que  están  participando  y  las  normas  y  convenciones  de 
interacción que lo regulan. 
 
M. Canale (1983) fue uno de los primeros autores en describirla, en un artículo en el que ‐como su título 
indica‐  se  propone  recorrer  el  camino  de  la  competencia  comunicativa  definida  por  Hymes  a  una 
pedagogía  comunicativa  del  lenguaje.  Al  hablar  de  la  adecuación  de  las  expresiones,  Canale  distingue 
entre adecuación del significado y adecuación de la forma. La primera tiene que ver con el grado en que 
determinadas  funciones  comunicativas,  determinadas  ideas  o  actitudes  se  consideran  como 
características  de  una  situación  dada  (por  ejemplo,  y  en  términos  de  Canale,  será  generalmente 
inadecuado que un camarero de un restaurante ordene al cliente pedir un plato, con independencia del 
modo en que pudiera formular gramaticalmente sus frases); la segunda tiene que ver con la medida en 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 129 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
que  un  significado  dado  se  representa  por  medio  de  una  forma  lingüística  que  es  característica  de  un 
determinado contexto sociolingüístico (por ejemplo, el camarero de un restaurante hará las preguntas a 
sus  clientes  de  forma  distinta  según  cuál  sea  la  categoría  del  restaurante,  el  grado  de  confianza  que 
tenga con ellos, y otras variables similares).80 
 
Con  ligeras  diferencias  de  enfoque  o  de  terminología  en  la  definición  del  concepto,  todos  los  autores 
que abordan el tema de la competencia comunicativa se refieren a la competencia sociolingüística. Unas 
veces la asocian a la competencia sociocultural, otras veces a la competencia discursiva y otras veces le 
confieren una identidad propia.   
 
Hoy se afirma que la competencia sociolingüística forma parte, junto con la ilocutiva, de la competencia 
pragmática  e  incluye  cuatro  áreas:  la  sensibilidad  hacia  las  diferencias  de  dialecto  o  variedad;  la 
sensibilidad  hacia  las  diferencias  de  registro;  la  sensibilidad  a  la  naturalidad;  y  la  habilidad  para 
interpretar referencias culturales y lenguaje figurado.81 
 
Finalmente  y  sacando  conclusiones  de  varios  autores  e  investigadores  se  puede  sacar  la  siguiente 
conclusión:  la  competencia  sociolingüística,  junto  con  la  lingüística  y  la  pragmática  conforman  las 
«competencias comunicativas de la lengua» e incluyen el dominio de las siguientes áreas: 
 
 los  marcadores  lingüísticos  de  relaciones  sociales  (saludos  y  formas  de  tratamiento,  convenciones 
para los turnos de palabra, interjecciones y frases interjectivas), 

                                                            
80
 Canale, M. De la competencia comunicativa a la pedagogía comunicativa del lenguaje. 1983, Editorial  Llobera, Madrid. Pág.  63‐83. 
 
81
 Ídem. Pág. 91 – 96. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 130 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 las normas de cortesía («cortesía positiva» ‐mostrar interés por el bienestar de una persona, expresar 
admiración,  afecto  o  gratitud...‐;  «cortesía  negativa»  ‐evitar  comportamientos  amenazantes, 
disculparse por ellos,...‐; descortesía deliberada ‐brusquedad, antipatía, reprimendas...‐), 
 
 las  expresiones  de  sabiduría  popular  (refranes,  modismos,  expresiones  de  creencias,  actitudes  o 
valores, etc.), 
 
 las diferencias de registro, los dialectos y los acentos (reconocimiento de los marcadores lingüísticos, 
por ejemplo, de la clase social, la procedencia regional, el origen nacional, el grupo étnico o el grupo 
profesional), en sus manifestaciones del léxico, la gramática, la fonología, las características vocales, 
la paralingüística o el lenguaje corporal.  
 
3.1.4. Competencia Pragmática. El punto de partida de esta competencia es la consideración de él hablar como 
un hacer.  Todos los usuarios de una lengua tienen una capacidad que les permite asociar los enunciados 
con  los  contextos  en  que  dichos  enunciados  son  apropiados.    El  contexto  no  es,  desde  luego,  sólo  el 
escenario  físico  en  el  que  se  realiza  el  acto  comunicativo,  sino  también  esos  conocimientos  que  se 
asumen  como  compartidos  entre  los  participantes.    Un  acto  comunicativo  no  es  algo  estático  ni  un 
simple  proceso  lineal;  por  el  contrario,  un  acto  comunicativo  es  un  proceso  cooperativo  de 
interpretación  de intenciones, en el cual un  hablante intenta hacer algo, el interlocutor interpreta esa 
intención, y con base en esa interpretación elabora su respuesta, ya sea lingüística o no.   
 
La pragmática es la disciplina que se ocupa de estudiar el uso que los hablantes hacen del lenguaje en un 
contexto  lingüístico  o  extralingüístico.    De  esta  manera,  se  puede  afirmar  que  la  pragmática  parte  del 
supuesto de que la comunicación es la función primaria del lenguaje.   
 
Por  eso,  teniendo  presente  lo  anterior,  se  define  la  competencia  pragmática  como  la  habilidad  para 
hacer un uso estratégico del lenguaje en un medio social determinado, según la intención y la situación 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 131 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
comunicativa;  es saber ejecutar acciones sociales mediante el empleo adecuado de signos lingüísticos, o 
de signos de otros códigos no lingüísticos, utilizados de acuerdo con unas intenciones y con unos fines 
deseados.  
 
Según pretenda con su acto comunicativo informar, ordenar, interrogar, impugnar, sugerir, rogar, etc., el 
sujeto  hablante  necesita  plantearse  con  precisión  varias  preguntas,  si  aspira  a  alcanzar  con  éxito  sus 
propósitos y son las siguientes: 
 
1. Cuál es el motivo, la finalidad y el contenido de su acción comunicativa.  
 
2. A quién va dirigida. 
  
3. Cuándo es el momento adecuado para emprenderla.  
 
4.  Dónde debe efectuarla. 
 
3.1.5.  Competencia textual y conversacional. Es la capacidad para articular e interpretar signos organizados en    
un  todo  coherente  llamado  texto.    La  competencia  textual  implica  las  competencias  consideradas 
anteriormente y, además, las competencias cognitiva y semántica. 
 
La noción de texto ha sido objeto de arduas disquisiciones para su definición.  En la actualidad, se acepta 
que  un  texto,  “debe  ser  resultado  de  la  actividad  lingüística  del  hombre,  ha  de  tener 
incuestionablemente  una  específica  intención  comunicativa  y,  por  último,  ha  de  explicitarse  con 
suficiencia  el  contexto  en  el  cual  se  produce”  (Bernal  Leongómez,  1986:  17).      La    definición  que  se  ha 
adoptado  para  este  texto  es  más  simple:  como  cualquier  comunicación  elaborada  con  base  en  un 
determinado sistema de signos y dotada de un propósito comunicativo específico. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 132 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
3.1.6. Competencia cultural.82 Es una serie de conductas congruentes, actitudes y políticas que confluyen en un 
sistema,  organismo  o  grupo  de  profesionales,  las  cuales  habilitan  a  dicho  sistema,  organismo  o  grupo  a 
trabajar con eficacia en situaciones donde hay cruce de culturas. 
 
Se  utiliza  la  palabra  cultura  porque  implica  un  patrón  integrado  de  conducta  humana  que  incluye  los 
pensamientos,  las  comunicaciones,  acciones,  costumbres  y  creencias,  así  como  los  valores  y  las 
instituciones de un grupo racial, étnico, religioso o social. Se utiliza la palabra competencia porque implica 
poder funcionar de manera eficaz.  
 
Cinco elementos esenciales contribuyen a la capacidad de las instituciones de un sistema u organismo para 
aumentar su competencia cultural: 
 
1. Valorar el pluralismo; 
2. Tener la capacidad de autoevaluarse culturalmente; 
3. Ser consciente de la dinámica inherente a la interacción entre las culturas; 
4. Contar con conocimientos culturales institucionalizados; y 
5. haber adaptado la prestación de los servicios para que refleje una comprensión del pluralismo cultural. 
 
Estos cinco elementos deben manifestarse en todos los niveles de una organización,  incluida la formulación 
de políticas, la administración y la práctica. Es más, estos elementos deben reflejarse en las actitudes, las 
estructuras, las políticas y los servicios de la organización. 
 
3.1.7. Competencia estratégica. El Instituto Cervantes para la  lengua española, al respecto dice lo siguiente: “La 
competencia  estratégica  es  una  de  las  competencias  que  intervienen  en  el  uso  efectivo  de  la  lengua  por 
parte de una persona. Hace referencia a la capacidad de servirse de recursos verbales y no verbales con el 
                                                            
82
 Cross, T y otros. Hacia un sistema cultural competente. Universidad de Washington. Editorial Prentice Hall. Washington, 2003. Pág. 34 – 47. 
  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 133 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
objeto  tanto  de  favorecer  la  efectividad  en  la  comunicación  como  de  compensar  fallos  que  puedan 
producirse  en  ella,  derivados  de  lagunas  en  el  conocimiento  que  se  tiene  de  la  lengua  o  bien  de  otras 
condiciones que limitan la comunicación. 
 
No todos los autores están de acuerdo en incluir la competencia estratégica como uno de los componentes 
de  la  competencia  comunicativa.  Entre  los  que  sí  la  incluyen  está  M.  Canale  (1980),  que  describe  la 
competencia  comunicativa  como  un  conjunto  de  cuatro  competencias  interrelacionadas:  la  competencia 
lingüística, la competencia sociolingüística, la competencia discursiva y la competencia estratégica.  
 
El  Instituto  Cervantes,  sin  embargo  presenta  un  modelo  diferente,  en  el  que  la  competencia  estratégica 
actúa en el uso de la lengua como un componente externo a la que él llama competencia lingüística (pero 
que  en  realidad  se  corresponde  con  lo  que  la  mayor  parte  de  los  autores  denominan  competencia 
comunicativa),  al  mismo  nivel  que  lo  hacen  los  mecanismos  psicofisiológicos.  En  consecuencia,    más  que 
una  competencia  del  lenguaje,  la  competencia  estratégica  es  «una  habilidad  general,  que  permite  a  un 
individuo hacer el uso más efectivo de  las habilidades disponibles al llevar a cabo una tarea determinada, 
tanto  si  esa  tarea  está  relacionada  con  el  uso  comunicativo  de  la  lengua  como  si  lo  está  con  tareas  no 
verbales, como por ejemplo hacer una composición musical, pintar o resolver ecuaciones matemáticas».83 
 
3.1.8.  Competencia  Gramatical.  Por  competencia  lingüística  se  entiende  el  hecho  de  "saber  una  lengua".  Este 
conocimiento consta de varios componentes: fonológico, sintáctico, semántico, léxico y morfológico.  
 
Según  el  Instituto  Cervantes,  se  deben  dar  una  serie  de  elementos  para  esta  competencia,  tales  como:  
metafonológica  (análisis  y  síntesis  de  los  componentes  fonológicos  de  las  palabras),  metasemántica  (lo 
mismo,  pero  para  las  palabras),  metasintáctica  (lo  mismo,  pero  para  el  ordenamiento  correcto  de  las 
                                                            
83
  http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/diccio_ele/diccionario/competenciaestrategica.htm. Documento en formato HTML., y consultado el mes 
de marzo de 2009. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 134 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
palabras), y desarrollo metapragmático (saber cuándo se ha comprendido y cuándo no, si la producción se 
adapta  a  la  situación  y  hacer  los  ajustes  adecuados  en  caso  de  no  comprensión  o  si  la  producción  no  es 
apropiada en el acto concreto de comunicación).84 
 
Para autores y científicos que ya se han mencionado, la competencia lingüística se refiere a: 
 
 Para Saussure la competencia lingüística compete a la lengua, considerando a esta como un saber dado 
históricamente. El habla sería la realización de ese saber. 
 Para  Chomsky  la  lengua  se  correspondería  con  el  concepto  de  competencia  y  el  habla  con  el  de 
actuación. 
 
 
La diferencia entre ambos autores tiene que ver con el contenido de la competencia y en cómo se da ese 
saber en los hablantes. Para Saussure el conocimiento de la lengua es inconsciente y consiste más bien en 
unidades estáticas delimitadas por relaciones paradigmáticas, para Chomsky el conocimiento es intuitivo y 
consiste en reglas "gramaticales" (no sólo morfosintácticas) de buena formación de oraciones. 
 
 Según Coseriu, "una teoría de la competencia lingüística que tenga una base objetiva ha de partir de dos 
comprobaciones:  por  una  parte  que  la  lengua  es  una  actividad  humana  universal  que  los  individuos, 
como representantes de tradiciones comunitarias del saber hablar, llevan a la práctica individualmente, 
y, por otra parte, que una actividad puede ser considerada como actividad, como el saber en qué se basa 
esa actividad y como el producto de esa actividad".85 
 
                                                            
84
 Ídem. Documento en formato HTML. Consultado en el mes de marzo de 2009, en www.cerventes.es  
 
85
 Coseriu Eugene. Competencia lingüística. Editorial Gredos, 1978. Pág. 87. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 135 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
En general estos investigadores coinciden en los siguientes elementos para la competencia lingüística: 
 
 Saber  hablar  en  general  o  saber  elocucional.  Tiene  que  ver  con  los  principios  de  congruencia  del 
pensamiento  consigo  mismo  y  con  el  conocimiento  de  las  cosas.  Todo  hablante  espera  de  los  otros 
emisores un sentido y a la vez espera que los otros lo interpreten de una forma tolerante. 
 
 Saber idiomático o competencia lingüística particular. Incluye tanto lo dado, es decir, signos dotados de 
forma y contenido, como procedimientos para que, a partir de lo dado se realice la actividad lingüística. 
 
 Saber  expresivo  o  competencia  textual.  Consiste  en  procedimientos  con  normas  inherentes.  Éstas  se 
manifiestan porque el hablante asigna a los textos el juicio de lo apropiado según contexto o situación. 
 
 Saber  escribir.  Cuando  hablamos  de  "saber  escribir",  no  sólo  nos  referimos  a  no  cometer  faltas  de 
ortografía sino, también, saber expresar por medio de la escritura todos aquellos pensamientos, ideas, 
sensaciones, etc. que tenemos en el cerebro. 
 
Para  eso,  nos  hace  falta  no  solo  un  vocabulario  extenso  sino,  también  el  saber  construir  cada  frase 
utilizando  las  palabras  más  adecuadas  y  colocándolas  en  su  lugar  correspondiente.  Para  ello 
necesitaremos un buen uso de los pronombres, adverbios, etc. y de los puntos, comas, puntos y comas, 
paréntesis, comillas, etc.  
 
Con  respecto  a  la  semanticidad  de  estos  cuatro    saberes,  al  elocucional  corresponde  la  designación;  al 
idiomático, el significado,  al expresivo, el sentido y al escribir como la formación de signos entendibles 
para el emisor y el receptor del mensaje.  Con base en lo que se ha expuesto en la anterior temática, se 
puede concluir que en principio la competencia comunicativa está conformada por los elementos que se 
muestran en la figura No. 25. 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 136 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Figura No. 25. Mapa sobre los Componentes de la  COMPETENCIA COMUNICATIVA. 
 

 
 
Fuente Conceptos sobre la competencia comunicativa. Diagramado en MS VISIO de Office 2007. Realizado por  Julio Cesar Rosero Moreano. Marzo de 2009. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 137 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Un  aspecto  importante  para  mencionar  al  final  de  este  documento  es  la  relación  que  debe  existir  entre  la 
educación y la adquisición de las competencias comunicativas. 
 
3.2. La educación  y el enfoque comunicativo. El marco teórico de referencia en el cual cada uno se apoya 
determina  la  intervención  educativa;  por  eso  es  tan  importante  explicitar  el  concepto  que  se  tiene 
acerca del proceso comunicativo, de la lectura y la escritura, etc. de cara al planteamiento didáctico a 
desarrollar. 
 
La perspectiva comunicativa prioriza la importancia del significado, de leer y escribir mensajes, donde el 
sentido y la intencionalidad ocupan un lugar privilegiado, donde el intercambio de significados es guía y 
fuente  en  los  aprendizajes,  progresivamente  más  estructurados  y  cercanos  a  las  fórmulas 
convencionales  del  mundo  adulto.  Partimos,  como  dice  Halliday  (1978)  de  que  "todo  lenguaje  es 
lenguaje  en  uso"  y  distinguimos  entre  lenguaje  y  metalenguaje:  el  lenguaje  o  lengua  que  se  usa  (se 
habla, se lee, se escribe y se escucha) dentro de un contexto comunicativo, y el metalenguaje o lengua 
de la que se habla, lo normativo, el conocimiento de las reglas del lenguaje. En el marco curricular no se 
debe  olvidar  el  lenguaje,  que  muchas  veces  se  aparca  como  ejercitación  descontextualizada,  ni 
obsesionarse  exclusivamente  por  la  "corrección"  lingüística  (con  el  consiguiente  temor  a  cometer 
errores y el bloqueo comunicativo que ello supone y genera). 
 
No  resulta  suficiente  aprender  las  reglas  del  sistema  para  ser  un  auténtico  usuario  de  la  lengua.  A  la 
gramática  se  le  otorga  un  valor  restringido,  pues  se  suele  pensar  que  la  competencia  lingüística  está 
ligada sólo a la capacidad de generar discursos gramaticales aceptables y, sin embargo, tal como afirma 
Bourdieu (1981), dicha competencia se relaciona con la posibilidad de producir frases oportunas y con 
un  propósito  definido.  La  intención  expresiva,  la  manera  de  manifestarla  y  las  condiciones  en  que  se 
manifiesta son inseparables. La enseñanza de la gramática debe ser aprendida como parte del proceso 
de la escritura y no separado de él. Esto no inhibe la posibilidad de reflexionar sobre las normas y reglas 
del sistema. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 138 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
La  intervención educativa   se basa en   los presupuestos  constructivistas que conciben:86 
 
 La inteligencia como un recipiente lleno que se modifica y enriquece por reestructuración. 
 
 El aprendizaje escolar como un proceso de construcción del conocimiento: "el niño sabe y va a la 
escuela  para  reflexionar  sobre  sus  conocimientos,  organizarlos,  profundizarlos,  enriquecerlos  y 
desarrollarlos en grupo" 
 
 La enseñanza como una ayuda a este proceso de construcción, como un guía y estimulador que 
garantiza que cada alumno pueda alcanzar los niveles más elevados posibles (cognitivos, sociales, 
etc.),  con  la  participación  y  contribución  de  todo  el  mundo.  Ayuda  desde  el  respeto  al  proceso 
individual de cada uno, considerando la diversidad y fomentando la autonomía. 
 
Los aspectos fundamentales del enfoque comunicativo, siguiendo lo expuesto por los autores que ya se 
han mencionado y estos son:  
 
 Se utilizan los lenguajes, con los propios códigos, mientras se descubren las reglas de sus respectivos 
sistemas,  porque  se  adhiere  a  la  importancia  de  la  comprensión  de  los  lenguajes  mientras  se 
descubren  las  normas  convencionales.  No  se  considera  necesario  ni  posible  separar  el  aprender  a 
escribir y leer del escribir y leer. 
 
 Los  contenidos,  en  tanto  expresión  de  significados,  no  se  dividen  en  sub  apartados,  para  que  no 
pierdan su sentido, por tanto no se eligen por orden de dificultad, sino que se utilizan con el fin de 
alcanzar determinados propósitos. No hacemos actividades de leer y escribir, sino que trabajamos el 

                                                            
86
 Iniesta Tomas. La construcción del aprendizaje en el aula. Editorial Magisterio del Rio de la Plata. Buenos Aires, Argentina. 1995. Pág. 50 – 65. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 139 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
lenguaje  dentro  de  situaciones  comunicativas,  desde  una  mirada  global  se  le  ofrece  y  permite  un 
contacto significativo con múltiples oportunidades de escribir y leer (se analiza, se investiga, etc. para 
algo  determinado;  Ej.  leer  para  buscar  los  datos  que  necesitan,  escribir  para  registrarlos,  clasificar 
objetos para ordenarlos y luego comunicarlos, entre otras actividades). 
 
 Se  tienen  en  cuenta  las  distintas  propuestas  o  alternativas  de  trabajo  que  niños  y  adultos  traen  y 
organizan en el escenario del aula, relacionadas con las variadas intenciones de los niños. Una forma 
de trabajo muy útil para el desarrollo de competencias comunicativas son los proyectos de trabajo, 
porque  en  ellos  se  escucha,  se  pregunta,  se  argumenta,  se  debate...  se  utiliza  el  lenguaje  y  se 
reflexiona  sobre  dicho  uso  con  el  fin  de  organizarnos  y  comunicarnos,  para  registrar,  recordar  y 
disfrutar.  
 
 Es básico crear un ambiente alfabetizador, con la organización de un tiempo y un escenario rico en 
materiales escritos (carteles, libros, revistas, murales, etc.), tanto por los propios alumnos como de 
consulta  para  las  distintas  situaciones  funcionales  del  uso  del  lenguaje.  Sumergir  al  alumno  en  la 
lengua escrita a través de la lectura y producción de todo tipo de textos, fomentar un ambiente rico 
en experiencias, en objetos y en intercambios, que facilite el pensar, reflexionar, escribir, etc. 
 
  La madurez neurológica es un factor importante en la evaluación del desarrollo real (lo que el niño 
puede hacer solo) y del potencial (lo que puede hacer el niño con ayuda de otra persona más capaz). 
Pero  es  necesario  tener  en  cuenta  las  herramientas  culturales  que  utilizan  (distintos  tipos  de 
lenguajes)  y  las  actuaciones  que  tiene  con  ella  (la  experiencia),  ya  que  es  en  estos  contextos  de 
mediación cultural, donde tiene la oportunidad de desarrollar sus capacidades.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 140 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Se adhiere a un sujeto diferenciado de los demás, autónomo, que se comunica con otros que apelan 
a  su  responsabilidad  (la  responsabilidad  de  escribir  como  sabe,  de  buscar  soluciones,  de  proponer 
ideas, de organizar sus juegos, de disfrutar, de volver a empezar cuando algo no le sale bien ... ).  
 
 Para ello es importante que los adultos que interactúan con ellos afiancen y le ayuden a transformar 
sus  capacidades.  Para  mejorar  sus  producciones  y  discursos  es  importante  distinguir  entre  error 
cognitivo y error de conocimiento, corregir sólo lo que el alumno pueda aprender (que esté incluido 
en  su  zona  de  desarrollo  real  o  potencial),  hablando  individualmente  con  cada  alumno  y 
reflexionando  oralmente  sobre  sus  trabajos.  Respetar  ciertos  "errores"  de  los  alumnos  no  es  una 
cuestión de bondad, sino de comprensión y tolerancia hacia los diversos procesos de aprendizaje.  
 
 La  diferencia,  como  símbolo  del  desarrollo  personal,  es  la  piedra  fundamental  de  esta  mirada 
didáctica, que apuesta por la interacción y colaboración desde el aprendizaje y difusión correcta de la 
lengua Castellana. La diferencia, tanto desde el reconocimiento de la diversidad multicultural como 
respetando los distintos ritmos de aprendizaje, potenciando el encuentro y el aprendizaje específico. 
 
 La  diversidad  es  característica  de  cualquier  grupo  humano.  Aun  entre  niños  de  la  misma  edad  que 
hablan la misma lengua y viven en el mismo barrio hay diferencias notables; y no sólo hay diferencias 
entre  los  niños,  sino  que  también  están  las  diferencias  internas  en  un  mismo  niño.    En  una  misma 
aula  encontramos  niños  que  no  sólo  se  encuentran  en  distintos  puntos  del  camino  hacia  la 
alfabetización, sino que cada uno de ellos lo transita a su manera.  
 
  Los  procesos  cognitivos  básicos,  como  son  las  competencias  comunicativas  en  el  lenguaje  escrito, 
son  llave  para  la  construcción  de  los  procesos  superiores.  Las  estrategias  lingüísticas  son 
herramientas para el aprendizaje y el conocimiento: para desarrollar la comprensión del alumno y el 
control  de  sus  procesos  cognitivos.    Por  tanto,  un  déficit  en  los  procesos  lingüísticos  llevará  a 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 141 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
problemas  de  comprensión  y  de  aprendizaje  en  el  conjunto  del  currículo  escolar  (se  entiende  el 
lenguaje escrito como un instrumento cultural que a través de su utilización con significado genera 
conocimiento;  en  otras  palabras,  supone  una  estrategia  de  aprendizaje  esencial  en  los  procesos 
cognitivos). 
 
 Por  la  importancia  que  tiene  el  lenguaje  y  la  comunicación  en  general,    que  modela,  atraviesa  e 
impregna  todas  las  áreas  del  conocimiento,  es  fundamental  que  el  planteamiento  didáctico  que 
hagamos se ajuste a las necesidades educativas de nuestros alumnos. Las estrategias de aprendizaje, 
en tanto estructuras cognitivas, se internalizan y retroalimentan con su uso sistemático, siguiendo el 
ritmo del desarrollo individual. 
 
 En  todos  los  foros  educativos  se  demanda  actualmente  que  la  educación  y  el  currículo  sean 
INTEGRALES.  Así  pues  en  los  últimos  años  se  ha  generado  un  ambiente  de  reflexión  sobre  la 
enseñanza  del  componente  cultural.    En  los    últimos  años,  las  propuestas  de  los  autores  más 
relevantes  del  área  apuntan,  siempre  dentro  de  un  tratamiento  didáctico‐lingüístico,  hacia  un 
enfoque  formativo  que  rechaza  enseñar  cultura  como  información  y  propone  como  objetivo  la 
formación  de  una  competencia  comunicativa,  necesaria  para  relacionarse  con  la  seguridad  en  las 
sociedades multilingües y multiculturales que existen hoy en día. 
 
 Asumimos  pues  que  la  cultura  es  una  parte  integral  de  la  enseñanza  de  lenguas,  y  que  la  clase  de 
lenguas  extranjeras  persigue  objetivos  educativos  que,  dentro  de  los  límites  de  la  competencia 
comunicativa,  van  más  allá  del  simple  aprendizaje  lingüístico.  Por  consiguiente  los  medios  para  la 
enseñanza y aprendizaje de la cultura deben adecuarse a dichos presupuestos. Ya no se trata sólo de 
aportar  información  sino  de  formar  al  estudiante  para  dotarle  de  las  habilidades  y  actitudes 
necesarias  para  comprender  y  reflexionar  sobre  otras  culturas  y  lenguas.  Reflexionar,  evaluar, 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 142 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
investigar,  mostrar  curiosidad  dando  prioridad  a  la  dimensión  afectiva  y  formativa,  frente  a  la 
cognitiva,  en la medida en que interviene en el funcionamiento del lenguaje.  
 
 Hoy en día se defiende la necesidad de permear el currículo para asumir nuevos enfoques y puntos 
de vista dentro de la enseñanza de la Competencia Comunicativa.  En particular se reclama que los 
profesores  de  idiomas  deberían  abrir  su  perspectiva,  y  salirse  de  su  orientación  exclusivamente 
filológica y literaria, hacia áreas como las ciencias sociales, y la antropología social y cultural. Así pues, 
la  inclusión  de  aspectos  socioculturales  y  su  integración  con  el  conocimiento  de  la  lengua  meta  es 
necesaria.  Además,  la  dimensión  intercultural  del  aprendizaje  contribuye  a  una  educación  para  la 
ciudadanía.  
 
 No sólo se debe cuestionar el conocimiento personal y cultural de los estudiantes sino que se debe 
fomentar  una  progresiva  sustitución  por  un  saber  más  elaborado.  Por  consiguiente,  las  actividades 
deberían implicar una reflexión sobre las ideologías y valores fundamentales  sesgados de las culturas 
particulares y posibilitar su contraste y relativización, y así fomentar la competencia intercultural. 
 
 El objetivo de la enseñanza es que los alumnos alcancen una competencia comunicativa plena, lo que 
implica por supuesto, una competencia lingüística, tener en cuenta el contexto en el que se produce 
la comunicación, así como las características de los interlocutores y su intención comunicativa.  
 
  La enseñanza tiene que estar centrada en el alumno y tiene que atender las necesidades de éste. Las 
actividades  de  enseñanza  deben  promover  la  comunicación  real,  en  situaciones  reales,  dando  a  los 
estudiantes  libertad  para  elegir  los  exponentes  lingüísticos  que  deseen  para  expresar  una 
determinada  intención  comunicativa.    La  enseñanza  está  basada  pues  en  el  diseño  y  desarrollo  de 
actividades  comunicativas,  cuyo  máximo  exponente  son  las  tareas.  El  desarrollo  de  la  enseñanza 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 143 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
comunicativa  de  la  lengua  ha  dejado  pues  una  profunda  huella  tanto  en  la  mitología  como  en  el 
diseño de programas y ha destacado el lugar de la tarea de aprendizaje en el currículo. 
 
 La competencia en comunicación  se refiere a la utilización del lenguaje como instrumento tanto de 
comunicación  oral  y  escrita  como  de  aprendizaje  y  de  regulación  de  conductas  y  emociones. 
Escuchar, hablar, escribir y  conversar supone ser consciente de los principales tipos de interacción 
verbal,  ser  progresivamente  competente  en  la  expresión  y  comprensión  de  mensajes  orales  que  se 
intercambian en situaciones comunicativas diversas y adaptar la comunicación al contexto. Supone la 
utilización  activa  y  efectiva  de  habilidades  lingüísticas  y  no  lingüísticas  y  de  las  reglas  propias  del 
intercambio  comunicativo  en  diferentes  situaciones,  para  producir  textos  orales  adecuados  a  esa 
situación de comunicación.87 
 
 Leer  y  escribir  incluye  las  habilidades  que  permiten  a  partir  de  distintos  tipos  de  textos,  buscar, 
recopilar y procesar información y ser competente a la hora de comprender, componer y usar textos 
diferentes con intenciones comunicativas diversas. 
 
 La  meta  es  comprender  y  saber  comunicar.  Son  saberes  prácticos  que  han  de  apoyarse  en 
conocimientos  reflexivos  sobre  el  funcionamiento  del  lenguaje  y  sus  normas  de  uso,  e  implican  el 
desarrollo de la capacidad para tomar el lenguaje como objeto de observación y análisis. Por ello esta 
competencia requiere conocer las reglas de funcionamiento del sistema de la lengua y las estrategias 
necesarias  para  interactuar  lingüísticamente  de  una  manera  adecuada,  para  expresar  e  interpretar 
diferentes  tipos  de  discurso  acordes  a  la  situación  comunicativa  en  diferentes  contextos  sociales  y 
culturales. 

                                                            
87
 Salaverry  J.  La lengua, vehículo cultural multidisciplinar. Instituto Superior de Formación del Profesorado en México. Texto en formato HTML. Consultado en 
marzo de 2009. Sin  paginar. www.unam.edu.mx/postrgado/lenguas.html.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 144 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 En la comunicación,  el desarrollo de esta competencia debe proporcionar destrezas básicas como la 
habilidad  para  escuchar  y  comprender  mensajes  hablados  y  escritos  en  una  gama  apropiada  de 
situaciones  comunicativas,  la  habilidad  para  iniciar,  mantener  y  concluir  conversaciones  acerca  de 
temas  que  resultan  familiares,  de  interés  personal  o  relativos  a  la  vida  cotidiana;  para  leer  y 
comprender  textos  escritos  con  progresiva  especialización  acerca  de  temas  variados  y  la  habilidad 
para escribir diferentes tipos de textos con diversos fines. 
 
 La educación debe comprender que la  contribución de la competencia lingüística a la construcción 
personal de saberes es fundamental. El lenguaje es el instrumento de aprendizaje por excelencia, de 
construcción y comunicación del conocimiento, ayuda a representar la realidad, a organizar el propio 
pensamiento  y  a  aprender.  Por  ello,  la  deficiencia  en  la  adquisición  de  esta  competencia,  tiene 
consecuencias en el aprendizaje, en la conformación de los conocimientos del resto de las áreas y lo 
que es más importante, en el desarrollo del pensamiento mismo. 
 
 Los  estudiantes  han  de  aprender  a  verbalizar  los  conceptos,  a  explicitar  una  idea,  a  redactar  un 
escrito  o  a  exponer  un  argumento.  La  lengua  es  el  principal  instrumento  para  organizar  nuestro 
pensamiento,  para  aprender  nuevos  contenidos,  para  integrar  lo  que  estamos  aprendiendo  en 
nuestra estructura cognitiva, para explicar algo y para explicárnoslo a nosotros mismos. Su uso cada 
vez  más  eficaz,  permitirá  transmitir  pensamientos  y  emociones,  vivencias,  ideas  y  opiniones,  y 
también formarse juicios, generar ideas, estructurar el conocimiento, dar coherencia y cohesión a las 
producciones y disfrutar escuchando, leyendo o compartiendo aprendizajes de forma oral o escrita. 
 
 Adquirir esta competencia supone aprender muchas cosas especificas y que se las debe de utilizar  en 
situaciones  y  contextos  de  comunicación  diversos,  en  la  medida  en  que  los  procedimientos  se 
aprenden cuando se usan y cuando se reflexiona sobre ellos. 
 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 145 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 Esta competencia contribuye a la creación de una imagen personal positiva y fomenta las relaciones 
constructivas con los demás y con el entorno. Aprender a comunicarse es establecer lazos con otras 
personas, es acercarnos a nuevas culturas que adquieren consideración y afecto en la medida en que 
se  conocen.  El  desarrollo  de  la  competencia  comunicativa    es  clave  para  aprender  a  resolver 
conflictos y para aprender a convivir. 
 
3.3. El desarrollo de la Competencia Comunicativa. Finalmente, se expondrá algunos elementos teóricos que 
permitirán el desarrollo de las Competencias comunicativas, con la advertencia de que lo propuesto no 
es lo definitivo ni tampoco se pueden considerar como la panacea para esta actividad. Pero de alguna 
manera  estos  elementos    pueden  coadyuvar  en  la  acción  educativa  a  formar  y    fortalecer  la 
Competencia Comunicativa, a nivel de estudiantes y docentes. 
 
La competencia comunicativa es el conjunto de habilidades que posibilita la participación apropiada en 
situaciones  comunicativas  específicas.    Participar  apropiadamente  en  una  interacción  comunicativa 
consiste en cumplir con los propósitos de la comunicación personal; esto es, lograr lo que se quiere o 
necesita y hacerlo dentro de lo socialmente aceptable (sentido y coherencia)  
 
El desarrollo de estos conocimientos se inicia desde el nacimiento y continúa durante toda la vida. En la 
infancia  temprana,  sin  embargo,  se  logran  los  mayores  avances.  Este  hecho,  ha  sido  motivo  de  muy 
diversas explicaciones.   
 
Lo  anterior  ha  sido  motivo  de  estudio  dentro  del  ámbito  educativo  ya  que  muchas  de  las  tradiciones 
escolares parecen obstaculizar el desarrollo de la competencia comunicativa en su afán por facilitar su 
accesibilidad, postergando su propósito natural (la comunicación de significados), transformándolos en 
una serie de abstracciones sin relación con las necesidades y experiencias del sujeto. Sin embargo, los 
docentes  tienen  una  perspectiva  del  aprendizaje  centrada  en  el  siguiente  planteamiento:  “El 
movimiento  de  las  unidades  pequeñas  a  las  grandes  es  un  elemento  de  lógica  adulta,  el  total  está 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 146 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
compuesto  de  partes,  aprenda  las  partes  y  usted  habrá  aprendido  el  total”88  pero  la  psicología  del 
aprendizaje  nos  enseña  que  aprendemos  del  total  las  partes.    Por  eso  los  docentes  solo  tratan  con 
partes  del  lenguaje  (letras,  sonidos,  frases,  oraciones)  en  el  contexto  de  la  comunicación  real  total, 
limitando así su desarrollo.  
 
Autores como Chomsky (1965)  manifiesta  que los seres humanos están genéticamente predispuestos 
para aprender la lengua oral y que poseen un mecanismo de adquisición del lenguaje que es activado 
por el contacto con hablantes competentes de una lengua. Este mecanismo permite que el niño logre 
dominar  su lengua  en un  periodo de tiempo corto, pues es  algo así como un programa de acción que 
reduce  el  margen  de  error  y  determina  líneas  particulares  para  acceder  a  este  conocimiento  (nivel 
intraindividual).   
 
Desde esta visión se plantea que, de no existir este mecanismo especializado, los niños podrían tomar 
rutas muy diversas y en ocasiones desatinadas en este proceso. Con base en esta teoría conocida como 
innatismo89,  se  propone  que  el  niño  es  un  agente  activo  en  el  aprendizaje  de  su  lengua  y  no  solo  un 
receptor objeto de estimulación y reforzamiento externo.  
                                                            
88
  Bachman, L. Habilidad lingüística comunicativa. Quinta edición.  Editorial Llobera, 1992, Madrid. Pág. 99 – 102. . 
 
89
 www.es.wikipedia.org. En sentido estricto, el innatismo no es un sistema filosófico, sino una característica que suele darse en los sistemas racionalistas y que 
viene exigida por la necesidad de encontrar una fuente de conocimiento distinta a la experiencia, es decir, a la información que procede de los sentidos. Si el 
conocimiento no se elabora a partir de los sentidos, entonces tiene que venir de algún otro sitio. Y si es el entendimiento el que elabora el conocimiento, las 
ideas más importantes tienen que ser innatas. Por ejemplo, la idea de infinito, la de substancia, la idea de Dios o, en general como la idea de las matemáticas. 
 
Literalmente la noción de innatismo indica que algún tipo de idea, conocimiento, o contenido mental está presente en el momento en que un organismo nace, 
es  decir,  que  no  es  adquirido  o  aprendido  por  éste.  En  principio  toda  doctrina  innatista  acaba  teniendo  casi  siempre  una  vinculación  con  las  doctrinas 
relacionadas  con  el  racionalismo.    Es  destacable  el  hecho  de  que  los  autores  racionalistas,  y  consecuentemente,  innatistas,  den  una  gran  importancia  a  las 
matemáticas,  como  modelo  de  conocimiento.  También  lo  es  que  la  tradición  complementaria,  el  empirismo,  se  haya  desarrollado  sobre  todo  en  el  ámbito 
anglosajón  y  mucho  menos  en  el  pensamiento  continental,  al  contrario  que  el  racionalismo.  Immanuel  Kant  es  el  filósofo  que  intentará  salvar  la  oposición 
racionalismo/empirismo, sin que por ello pueda abandonar presupuestos innatistas, como son las intuiciones de espacio y tiempo y las categorías o conceptos a 
priori de la razón pura, cuya función esencial es organizar el caos de sensaciones que es la experiencia, y en definitiva, hacer posible el conocimiento. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 147 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
En  lo  social  (nivel  interindividual)  Bruner  (1986)  manifiesta  que  el  niño  aprende  a  interactuar 
comunicativamente  al  participar  en  interacciones  comunicativas.  Esto  significa  que  el  conocimiento 
sobre  el  que  se  pueden  lograr    propósitos  de  comunicación  se  construye  en  presencia  de  eventos 
comunicativos y se participa en ellos. El nivel de participación del niño en eventos de comunicación es 
muy incipiente en la infancia temprana, sin embargo, este se va incrementando notoriamente a medida 
que el sujeto se desarrolla.  En todo contexto de comunicación hay participantes, estos juegan un papel 
fundamental  en  la  construcción  de  la  competencia  comunicativa,  en  tanto  que  pueden  modificar  los 
contextos de comunicación.  
 
En  la  misma  línea,  cabe  recalcar  la  importancia  que  representa  para  los  niños  que  el  medio  escolar 
estimule el desarrollo de la competencia comunicativa, ya que como se menciono es en la etapa escolar, 
en la que el niño desarrolla o limita su potencial comunicativo.  
 
De aquí la importancia de desarrollar la competencia comunicativa, a través del currículo escolar, ya que 
esto favorecerá al individuo en el desarrollo de sus habilidades comunicativas y al docente en la mejora 
metodológica para el desarrollo de su clase.  
 
La  construcción  de  la  competencia  comunicativa,  desde  los  puntos  de  vista  anteriores,  si  bien  es  una 
facultad determinada por la especie, es decir por una predisposición genética; la habilidad se desarrolla 
en  la  acción  misma.  La  facultad  del  niño  para  convertirse  en  un  comunicador  competente  está 
garantizada genéticamente gracias a la existencia del mecanismo de adquisición del lenguaje; mientras 
que  sus  habilidades  de  comunicación  estarán  determinadas  por  la  calidad  de  los  contextos 
comunicativos que se le ofrezcan.  
 
Con  base  en  lo  anterior,  no  es  evidente  que  los  docentes  propicien  la  interacción  considerando  los 
argumentos culturalmente aceptables para fundamentar su propósito y sus alumnos pueden utilizar los 
conocimientos sobre su lengua (formal o informal) para desarrollar la competencia comunicativa. Para 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 148 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
ello  deberá  conocer  los  tipos  de  conocimiento  que  la  componen  ya  que  debido  a  que  se  tienen 
concepciones tradicionales se limita o nulifica el desarrollo de ésta, y por lo tanto se enseñan unidades 
abstractas de lenguaje.  
 
La  escuela  debe  afrontar  el  hecho  de  que  ayudar  a  los  alumnos  a  leer  y  escribir  no  lo  es  todo,  es 
necesario  lograr  un  sentimiento  de  pertenencia  y  dominio  sobre  el  uso  de  su  propio  lenguaje  y 
aprendizaje, sobre su propia lectura, escritura, habla y pensamiento, lo cual a la fecha no se da y esto 
permitiría  tomar  conciencia  de  su  potencial  comunicativo.  Con  base  en  esto  cabría  reflexionar  si,  ¿Es 
importante desarrollar estrategias didácticas que permita el desarrollo de la competencia comunicativa 
a través de la producción de textos  en los alumnos de educación básica y media? 
 
Actualmente la falta de contextos comunicativos de calidad en los centros escolares ocasiona un pobre 
desarrollo de las habilidades escritas y por consecuencia de la competencia comunicativa, en donde se 
puedan  poner  en  práctica  diversos  tipos  de  conocimiento  que  le  den  soporte  además  de  ser  parte 
integrante de ésta, tales como : el conocimiento del mundo y su representación, el conocimiento para la 
interacción sociocultural, así como el conocimiento de la forma de los códigos de comunicación.  
 
En consecuencia, se hace necesario  ofrecer una panorámica teórica general encaminada a desarrollar 
estrategias  didácticas  que  favorezcan  la  competencia  comunicativa  a  través  de  los  contenidos  básicos 
del aprendizaje para la educación básica y media  plasmados en el currículo escolar en el cual se plantea 
un  cambio  y/o  modificación  de  acciones  pedagógicas  o  estrategias  de  enseñanza  encaminadas  al 
desarrollo de habilidades comunicativas tanto oral como escrita, a fin de lograr un óptimo desempeño 
de los alumnos dentro del ámbito escolar.  
 
Diseñar intervenciones educativas enmarcadas en los enfoques comunicativos para el desarrollo de las 
habilidades escritas, permitiría facilitar el acceso y uso de la comunicación, con sentido y coherencia, lo 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 149 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
cual posibilita el rescate de contenido, comprensión y transferencia de conocimientos que se expresan a 
través del lenguaje oral y escrito.   
 
3.3.1. Proceso de adquisición lengua escrita. El proceso de adquisición de la escritura y la lectura consiste en la 
elaboración que el niño realiza de una serie de hipótesis que le permiten descubrir y apropiarse de las 
reglas y características del sistema de escritura. 
 
Definimos al sistema de escritura como un sistema de representación de significados de la lengua. En el 
contexto de la comunicación, el sistema de escritura tiene una función eminentemente social.  El uso en 
los términos anteriores, están dados por el conocimiento que se tiene de las características  y reglas que 
lo  constituyen  para  representar  en  forma  gráfica  las  expresiones  lingüísticas.  Estas  características  son: 
conjunto de grafías convencionales, o sea el alfabeto, la direccionalidad, el valor sonoro convencional, la 
segmentación,  ortografía,  puntuación  y  convencionalidades  de  estilo.  Durante  el  proceso  de 
construcción  de  este  sistema,  los  niños  establecen  una  estrecha  articulación  con  la  competencia 
lingüística que posee todo sujeto hablante de una lengua.  
 
Las  representaciones  gráficas  de  los  niños  son  indicadores  del  tipo  de  hipótesis  que  elaboran  y  de  las 
consideraciones que tienen acerca de lo que escriben.  Las posibilidades para comprender las escrituras 
de los niños están dadas por el tipo de organización que les imprimen y por el tipo de significado que le 
atribuyen a cada una de sus representaciones graficas. Reconocer estos modos de organización  significa 
comprender  los  procesos  psicológicos  y  lingüísticos  involucrados  en  el  aprendizaje  de  este  objeto  de 
conocimiento, así como la psicogénesis que implica su construcción.  
 
Dos  son  los  grandes  tipos  de  representación  que  podemos  identificar:  Con  ausencia  de  la  relación 
sonoro‐grafía y con presencia de la relación sonoro‐grafía.  
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 150 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
3.3.2. Escrituras  con  ausencia  de  la  relación  sonoro‐grafía.    Las  primeras  escrituras  de  los  niños  de  edades 
tempranas, se caracteriza por ser trazos rectos, curvos, fragmentados, palitos círculos (Ferreiro, 1982). 
En este tipo de escrituras podemos evidenciar  que no existe ningunos elementos que permita distinguir 
entre  dibujo  y  escritura.  Los  niños  con  estas  características  no  han  descubierto  aún    el  conjunto  de 
signos  gráficos  convencionales  ni  la  direccionalidad  que  los  caracterizan    entre  otros  aspectos  del 
sistema de escritura. 90 
 
Más adelante los niños descubren que las letras pueden utilizarse para representar, a pesar de no haber 
descubierto  el  valor  que  tiene  para  la  representación  del  significado,  ni  su  valor  sonoro  convencional.  
Solo  cuando  los  niños  validan  la  escritura  como  objeto  de  representación,  aun  cuando  no  hayan 
descubierto  todas  las  reglas  que  rigen  el  sistema,  el  dibujo  deja  de  ser  utilizado  y  es  sustituido  por  la 
intención subjetiva (atribuir significado y sentido diferente a sus producciones escritas).  
 
 A  partir  De  este  momento,  el  uso  de  grafías  convencionales  estará  determinado  por  el  grado  de 
coordinación que establecen los niños entre la variedad y la cantidad de grafías.  Dicha coordinación se 
evidencia en los diferentes tipos de producciones:  
 
 Utilización de una sola grafía para representar una sola palabra u oración.  
 Sin control de cantidad de grafías; escrituras que se realizan considerando como limites los extremos 
de los folios.  
 Uso  de  un  patrón  fijo,  consistente  en  la  utilización  de  las  mismas  grafías,  en  el  mismo  orden  y 
cantidad, para representar distintos significados.  
 Exigencia de cantidad mínima para utilizar: generalmente los niños no aceptan que con menos de tres 
grafías pueda escribir o representar lo escrito. 

                                                            
90
 Ferreiro Emilia. Los sistemas de escritura en los niños. Fondo de Cultura de México. 1978. Decimo sexta edición. Pág. 234 – 254. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 151 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Paulatinamente,  las  reflexiones  que  subyacen    en  los  intentos  por  representar  diferentes  significados 
promueven  que  los  niños  establezcan  diferencias  objetivas  en  cada  una  de  sus  escrituras.  Entonces 
escriben  cambiando  el  orden  y    la  cantidad  de  grafías  que  utilizan.    A  través  de  esta  forma  de 
representación  se  hace  evidente    cierto  tipo  de  relación  que  el  niño  establece  entre  el  sistema  de  la 
lengua y el de escritura, a nivel semántico.  
 
Este  nivel  semántico  se  combina  posteriormente  con  el  nivel  fonológico.  Aquí  la  reflexión 
metalingüística    involucra  el  inicio  sobre  los  aspectos  sonoros  del  habla  que  son  representados  
gráficamente.  Dicho  análisis  permite  que  los  niños  centren  ahora  su  atención  en  la  extensión  de  la 
emisión oral, y que en función de ésta determine la extensión de la secuencia grafica.   
 
Esta  reflexión  permite  que  sus  escrituras  se  diferencien  de  manera  objetiva  e  incluyan  una 
correspondencia  entre  lo  sonoro  y  lo  grafico,  primero,  en  términos  de  totalidades.  Es  decir,    que  la 
extensión de la escritura está determinada por la extensión de la emisión oral.  
 
En el siguiente momento del proceso, la sistematización de la reflexión metalingüística lleva a los niños a 
considerar  las  partes  que  conforman  dicha  totalidad.  Cada  palabra  por  escribir  será  analizada  en  sus 
partes,  aunque  al  principio  sólo  sea  representada  una  parte  de  dicha  totalidad.  En  este  caso  la 
consideración  del  nivel  fonológico  tiene  un  papel  fundamental  en  la  representación  gráfica,  en 
coordinación con el nivel semántico, en la medida en que se inicia un análisis sobre la estructura de las 
palabras para escribirlas.  
 
Este momento se considera de transición, porque marca de manera determinante, el paso al otro  tipo 
de  representación,  en  donde  la  presencia  de  la  relación  sonoro‐grafía    se  expresa  de  dos  maneras: 
relación silaba‐grafía y relación sonoro‐grafía.  
 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 152 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
3.3.3. Escrituras con presencia sonoro‐ gráfica.  
  
 La conceptualización que subyace en estas escrituras consiste en la puesta en correspondencia entre las 
partes de la emisión sonora y las partes de la representación gráfica, que el niño establece a partir de la 
realización  de  un  análisis  de  tipo  silábico  de  la  emisión  oral,  y  al  asignar  a  cada  sílaba  una  grafía  para 
representarla.  
 
Cabe señalar que al principio esta conceptualización no se expresa tan  claramente debido a la exigencia 
de  cantidad  mínima  que  funciona  como  eje  organizador  de  la  escritura.  Así,  por  ejemplo  para  escribir 
una palabra monosílaba y a veces bisílaba, correspondería escribir para el primer caso una grafía y para 
el  segundo  dos.  La  presencia  de  cantidad  exigencia  mínima  de  grafía  obliga  a  ciertos  niños  a  agregar 
otras grafías que les garanticen la interpretación o lectura respectiva.  
 
Cuando  el  niño  además  identifica  en  algunas  sílabas  las  partes  que  la  componen,  es  decir,  cundo 
reconocen  que  estos  tienen  más  elementos  que  la  sílaba,  se  hace  evidente  la  coexistencia  de  dos 
hipótesis:   La silábica y la alfabética. Esta forma de concebir la escritura refleja  una mayor comprensión 
de los elementos  y las reglas del sistema, y particularmente una  mayor aproximación al descubrimiento 
del principio alfabético.   
 
La coexistencia de estas dos hipótesis es un nuevo momento de transición que da paso a otro tipo de 
relación. En ella, el niño abandona  la reflexión sonoro‐gráfica para acceder a una relación más directa 
con el sistema de lengua, ya que no solo a través de los sonidos del habla  sino  a partir de un análisis 
fonológico. Dicho análisis le permite identificar los fonemas que componen la palabra y representarlos  
en  una  relación  biunívoca,  con  una  grafía  para  cada  uno  de  ellos,  lo  que  representa  la  adquisición  del 
principio alfabético; es decir, la comprensión y utilización de esta característica convencional del sistema 
de escritura.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 153 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
La  consistencia  de  esta  reflexión  metalingüística  permitirá    la  consolidación  en  el  uso  de  este 
descubrimiento, e irá respondiendo paulatinamente a las exigencias de las representaciones graficas de 
los patrones silábicos; es decir, la escritura alfabética de los diferentes tipos de silaba.  
 
Cuando los niños descubren  el principio alfabético del sistema de escritura son capaces de representar 
gráficamente todos  los fonemas que componen  una palabra, una oración, o  un párrafo.  Es a partir de 
este  momento  cuando  el  niño  se  enfrenta  con  otras  exigencias  del  sistema  de  escritura  como  son:  la 
segmentación,  la  ortografía,  los  signos  de  puntuación,  y  las  peculiaridades  estilísticas  del  sistema  de 
escritura.  
 
3.3.4. Niveles de conceptualización. Las diferentes conceptualizaciones que se manifiesta a lo largo del proceso 
de adquisición de la lengua escrita son:  
 
 Representaciones e interpretaciones presilábicas.   
 En un primer momento los niños consideran el dibujo y la escritura como elementos indiferenciados. 
Para  estos niños  los  textos  no  remiten  aún  significado,  son  interpretados  como  raya,  dibujos  letras 
etc.  
 Posteriormente  sus  representaciones  manifiestan  diferencias  objetivas  entre  una  y  otra,  porque 
consideran  que  los  textos  representan  los  nombres  de  los  objetos,  al  descubrir  la  relación  entre 
escritura  y  significado.  Cuando  tratan  de  interpretar  los  textos  asignan  significados  a  partir  de  las 
diferencias entre ellos.  
 Representaciones e interpretaciones silábicas. 
 
Las reflexiones que realiza el niño le permiten establecer una relación entre las emisiones sonoras y 
los textos. A una emisión sonora larga le corresponden un texto largo; a una emisión sonora corta le 
corresponde un texto corto. Sin embargo, en estos intentos por hacer corresponder emisión sonora‐

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 154 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
texto, descubre que el habla no es un todo individual y hace corresponder cada grafía con cada una 
de las sílabas que componen la palabra.  
 
 Representaciones e interpretaciones alfabéticas. 
  
Cuando  el  niño  ha  descubierto  la  relación  entre  la  emisión  oral  y  la  representación  gráfica  construye 
nuevas  hipótesis  que  lo  llevan  a  tomar  conciencia  de  que,  en  el  habla,  cada  sílaba  puede  contener 
distintos fonos, lo que le permitirá establecer la correspondencia entre cada grafía de la representación 
escrita con cada fono de la emisión oral.  
 
Sin embargo, aun cuando ha logrado establecer la relación entre la escritura y los aspectos sonoros del 
habla, es necesario que descubra la relación entre la secuencia de habla y la secuencia de, fonos en el 
habla para textos leídos, es decir, para que pueda obtener significado de ellos.  
 
Los avances en la comprensión de nuestro sistema de escritura son diferentes en cada niño de acuerdo 
con  las  posibilidades  que  cada  uno  de  ellos  manifiesta  a  partir  de:  lo  que  el  medio  social  y  cultural  le 
proporcione y el ambiente educativo en el que se desenvuelve  favorezca la interacción con este objeto 
de conocimiento.  
 
Emilia Ferreiro, (1979) expone que es necesario tomar conciencia de que un aprendizaje efectivo solo es 
posible  si  se  respeta  el  proceso  cognitivo  de  cada  alumno,  y  se  le  ayuda  a  avanzar  en  dicho  proceso 
cuando se le proponen actividades interesantes, se desechan trabajos de tipo mecánico, se estimula el 
intercambio  de  opiniones  y  se  evita  propiciar  la  competencia  de  los  alumnos  entre  sí.  Además,  si  la 
escuela abandona el silabeo o deletreo, será posible que los niños se acerquen a la lengua escrita por 
gusto  y  no  por  obligación.  Cuando  esto  ocurra,  los  niños  podrán  entender  el  real  significado  e 
importancia de este medio de comunicación. De esta forma  se lograra que en las escuelas se comience 
a una verdadera enseñanza de la COMPETENCIA COMUNICATIVA. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 155 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Finalmente y como una recomendación para el desarrollo de la COMPETENCIA COMUNICATIVA en los 
estudiantes que asisten a la Institución Educativa, ya sea en el nivel de Básica Primaria y Media, se 
debe tener presente los siguientes principios que el Instituto Cervantes de España ha señalado como 
fundamentales para el logro de este objetivo, ellos son: 

 Principio  de  Dependencia  de  Tareas  (Task  Dependency  Principle):  La  información  recogida  en  una 
determinada  tarea  ha  de  servir  para  hacer  algo  con  ella  en  una  tarea  posterior:  comunicar  algo  a 
alguien, tomar una decisión, etc. 
 
 Principio  de  Transferencia  de  Información  (Information  Transfer  Principle):  La  información 
interpretada  se  puede  trasladar  a  otro  medio:  del  oral  al  escrito  o  viceversa,  a  una  tabla,  un 
diagrama, etc. 
 
 Principio  de  vacío  de  información  (Information  Gap  Principle):  Se  basa  en  la  idea  de  que  existe 
necesidad  de  comunicar  cuando  un  hablante  sabe  algo  que  desconoce  el  interlocutor  y  viceversa. 
Este principio se ha convertido en uno de los favoritos en el enfoque comunicativo.  
 
 Principio del Rompecabezas (Jigsaw Principle): Cada participante en la actividad posee un fragmento 
distinto de información que tienen que intercambiar para completar la idea, el texto o realizar una 
tarea. 
 
 Principio de corrección del contenido (Correction for Content Principle): Se basa en la idea de que la 
corrección  se  debe  realizar  fundamentalmente  cuando  se  produce  una  interrupción  de  la 
comunicación, más que cuando se han producido inexactitudes o errores gramaticales. 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 156 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Además de estos principios, el enfoque comunicativo tiene las siguientes características generales: 

 La adquisición de una lengua implica el dominio de las cuatro destrezas comunicativas que se trabajarán 
de forma integrada: comprensión oral‐auditiva, expresión oral, comprensión lectora y expresión escrita. 
En los últimos años se utilizan más los términos interacción oral que expresión oral. 
 
 Desarrollo de las cuatro competencias que conforman la competencia comunicativa. 
 
 Las funciones del lenguaje y los exponentes lingüísticos son contenidos esenciales. 
 
 El error no es considerado síntoma de fracaso sino de progreso dinámico en la construcción del sistema 
de la interlengua. 
 
 Los métodos de trabajo se diversifican: Trabajo por tareas, por proyectos, simulación, etc. 
 

La incorporación de las competencias básicas al currículo, a través de Decretos del Ministerio de Educación 
Nacional,  tanto  para  la  Educación  Básica  como  para  la  Media,    tienen  un  efecto  sorprendente  y 
posiblemente benéfico en relación con la enseñanza del español. Las acciones que se pueden inferir de la 
incorporación son las siguientes: 

3.3.5. El  desarrollo  de  la  competencia  en  comunicación  lingüística  debe  ser  asumido  por  todas  las  áreas, 
departamentos, materias, ciclos, niveles, etc. Todos contribuimos a su desarrollo.  Para muchas áreas la 
contribución  puede  consistir  en  la  enseñanza  del  léxico  especializado  ‐  nociones  ‐  y  el  intercambio 
comunicativo  ‐  funciones  ‐  propio  de  esa    área.  Los  especialistas  en  idiomas  de  cada  centro  pueden 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 157 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
asesorar  a  sus  compañeras  y  compañeros  acerca  de  los  mecanismos  para  llevar  a  cabo  estas  dos 
contribuciones efectiva y profesionalmente. 
 
3.3.6. La competencia en comunicación  encaja mejor en un modelo de escuela inclusiva que en un modelo de 
escuela  segregada  ‐  que  en  todo  caso  tendrá  que  preocuparse  por  desarrollar  también  acciones  para 
minimizar la inequidad entre los escolares.   
 
3.3.7. Un enfoque de enseñanza basado en tareas, con grupos organizados mediante estructuras cooperativas, 
dentro de un marco de currículo integrado y con una clara preocupación por una socialización rica de los 
estudiantes y la implicación de la comunidad en la educación favorece el desarrollo de las competencias, 
especialmente la competencia en comunicación. 
 
3.3.8. El  desarrollo  de  la  competencia  comunicativa  pasa  por  la  confección  de  un  "proyecto  lingüístico  de  la 
Institución Educativa" donde se consideren la lengua de instrucción, las lenguas extranjeras y las lenguas 
de  los  estudiantes,  sus  relaciones  y  su  enseñanza‐aprendizaje.  La  apuesta  por  el  plurilingüismo  abrirá 
nuevos caminos para el desarrollo integral de nuestros estudiantes. 
 
3.3.9. El proceso de incorporación de las competencias a nuestra cultura de enseñanza no es fácil ‐ entre otras 
cosas porque el sistema presenta dificultades como la prueba de acceso a la universidad, la estructura 
rígida  de  las  Instituciones  y  los  mecanismo  de  evaluación,  especialmente  los  que  nos  ha  dictado  el 
Decreto 230 del 2002. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 158 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
Sin embargo, esta incorporación de las competencias al currículo no sólo es una obligación y una necesidad, 
también es un proceso factible. El mecanismo no es la asistencia a cursos y jornadas ‐ que pueden servir en 
un plano informativo pero no de formación para el cambio ‐ sino la participación en grupos de trabajo en 
esquemas  de  formación  en  centros.  Aquí  la  figura  de  los  docentes  será  decisiva  ‐  igual  que  la  de  los 
Directivos Docentes,  del cual puede depender la implementación real de las competencias más allá de su 
presencia "nominal" en las programaciones de aula y los proyectos educativos. 

En fin, las competencias en comunicación  pueden ayudarnos a tener una visión global de nuestras metas 
educativas, a desarrollar tanto desde la práctica cotidiana como mediante la participación en los múltiples 
planes y programas que las distintas aéreas están poniendo en funcionamiento.  Aquí vale la pena decir lo 
siguiente: Tenemos que ser "los más listos de la clase" para aprovechar todo este movimiento y construir 
una escuela mejor para nuestros estudiantes y en consecuencia una sociedad mejor para todos. 

En concreto, las Instituciones Educativas del Departamento de Nariño deben hacer las siguientes acciones 
para  comenzar  o  mejorar  la  tarea  de  que  nuestros  estudiantes  aprendan  o  mejoren  su  COMPETENCIA 
COMUNICATIVA. Ver figura No. 26. 

 
 
 
 
 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 159 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
Figura No. 26. Acciones para fomentar la Competencia  Comunicativa 
 

 
Fuente: Elaborado con los conceptos que se conocen para fomentar la competencia Comunicativa en la educación de niños y jóvenes. Diagramado en 
MS VISIO de Office 2007 de la empresa Microsoft S.A., por Julio Cesar Rosero Moreano en marzo de 2009. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 160 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 

 
"la educación no puede ser simplemente una preparación encaminada al
conocimiento y desarrollo de una serie de destrezas de tipo instrumental que
nos permitan acceder a un desempeño laboral. Es algo que va mucho más allá.
Debe formar a un ciudadano integral, completo; con sentido de sus
obligaciones; con respeto a lo que hay que respetar; y también con la
capacidad crítica y de autonomía frente al poder cuando éste no funciona
como es debido. El profesor no debe limitarse únicamente a enseñar
información. Debe formar valores, introducir una serie de ideas en el ideario
de los alumnos. [...] Es absurdo que los educadores esperen a que la sociedad
mejore para educar bien, porque su deber es educar bien para que la sociedad
mejore"

Fernando Savater
 
 
 
 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 161 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
 

 
 
 
AGUILERA  Alberto.  El  lenguaje  en  los  niños.  Fotocopia  de  clases.  Universidad  del  Valle.  Escuela  de  Psicología.  
Publicado en 1997 por Editorial Univalle. 
 
AUSTIN, J. Como hacer cosas con palabras. Editorial Paidos, Madrid, 2001. 
 
ÁVILA, Fernando. Español correcto. Bogotá, editorial Norma, 2002. 
 
ÁVILA, Raúl. La lengua y los hablantes. México, editorial Trillas, 1990. 
 
BACHMAN, L. Habilidad lingüística comunicativa. Quinta edición.  Editorial Llobera, Madrid 1992. 
 
BERMEOSOLO,  J.  Psicología  del  lenguaje;  Capítulo  III:  Funciones  del  lenguaje.  Editorial  Ateneo,  Buenos  Aires. 
1989. 
 
BETTELHEIM, Bruno y ZELAM, Karen. Aprender a leer. Barcelona, editorial  Grijalbo, 1983. 
 
BLANCHE‐BENVENISTE Claire, Estudios lingüísticos sobre la relación entre oralidad y escritura, Barcelona, Editorial 
Gedisa, 1998. 
 
JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 162 
 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
BLANCHE‐BENVENISTE Claire. Lenguaje  oral, géneros y parodias. Editorial Trillas, Buenos Aires. 1999. 
 
BUSTOS GISBERT, José M. La construcción de textos en español. Salamanca, Ediciones Universidad de Salamanca, 
1996. 
 
CALDERÓN ASTORGA Nathalia. Desarrollo Comunicativo – Lingüístico y sus teorías. Editorial McGraw Hill. Madrid, 
2001. 
 
CANALE,  M.    De  la  competencia  comunicativa  a  la  pedagogía  comunicativa  del  lenguaje    Editorial    Llobera,  
Madrid, 1976. 
 
CASTAÑEDA,  Luz  Stella  y  HENAO,  José  Ignacio.  La  lectura  en  la  universidad.  Medellín:  Editorial  Universidad  de 
Antioquia, 1995. 
 
CHIAVENATO Idalberto. Introducción a la Administración. Editorial McGraw Hill.,  Bogotá.    2005.   
 
CHOMSKY Noam. Democracia y Educación. Vol. 2. Editorial Paidos, Buenos Aires, 2003.  
 
CHOMSKY Noam. Reflexiones sobre el lenguaje. Quinta edición. Editorial Agostino, Madrid, 1987. 
 
CINTA,    M.    Habilidades    sociales    y    competencia    comunicativa  en  la    escuela.    Revista    Aula  de    innovación  
educativa,  N° 102. Editorial GRAO. Barcelona, España,  2001.  
 
COLLADO Carlos F. La comunicación en las organizaciones. Editorial Trillas, México, 2002 Segunda edición. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 163 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
COLLADO Carlos Fernando. La comunicación en las organizaciones. Editorial Trillas. México, 2002.   
 
COLLADO  Carlos  Fernando.  La  comunicación  en  las  organizaciones.  Editorial  Trillas.  Segunda  Edición,      México, 
2002. 
 
COSERIU Eugene. Competencia lingüística. Editorial Gredos, 1978.  
 
CROSS,  T  y  otros.  Hacia  un  sistema  cultural  competente.  Universidad  de  Washington.  Editorial  Prentice  Hall. 
Washington, 2003.  
 
DE SAUSSURE Ferdinand. Curso de lingüística general. Buenos Aires, editorial Ateneo,  1987.  
 
DÍAZ, Álvaro. Aproximación al texto escrito. Medellín: Editorial Universidad de Antioquia, 1995. 
 
ECO, Umberto. Lector in fábula. Barcelona, editorial  Lumen, 1980. 
 
FEDERICO  Miyardo.  La  voz  humana    y  el  canto.  Manual  de  inducción  al  canto.  Editorial  Soprano,  Buenos  Aires. 
1983. 
 
FELIÚ Salazar, Pedro y otros.  Manual del Curso Técnicas de Entrevista y Decisión de Selección. Caracas, 2003. 
 
FERREIRO Emilia. Los sistemas de escritura en los niños. Fondo de Cultura de México. 1978.  
 
FERREIRO,  Emilia  y  GÓMEZ,  Margarita.  Nuevas  perspectivas  sobre  los  procesos  de  lectura  y  escritura.  México, 
editorial Siglo Veintiuno, 1982. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 164 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
FRÍAS NAVARRO, Matilde. Procesos creativos para la construcción de textos. Santafé de Bogotá, Magisterio, 1996. 
 
GERBNER  Georges.  Medios  de  comunicación  de  masa  y  teoría  de  la  comunicación  humana.    Ediciones  Troquel. 
Buenos Aires. 1973. Pág.  65. 
 
HALLIDAY, M. A. K. El lenguaje como semiótica social. México, editorial Fondo de Cultura Económica, 1982. 
 
HALLIDAY, M.A. Introducción a la función gramatical. Editorial Seix Barral, Barcelona, 1981. 
 
HALLIDAY, M.A.K. El lenguaje como semiótica social México: Fondo de Cultura Económica, México. 1979. 
  
HALLIDAY,  MAK  y  R.  Hasan.    Lenguaje,  contexto  y  el  texto:  Aspectos  de  la  lengua  en  una  perspectiva  social 
semiótico. Oxford,  1989. 
 
HYMES Dell. La comunicación verbal. Editorial NOVO MONDO. Buenos Aires, 1998.  
 
INIESTA Tomas. La construcción del aprendizaje en el aula. Editorial Magisterio del Rio de la Plata. Buenos Aires, 
Argentina. 1995.  
 
IRWIN, Judith y DOYLE, Mary Anne.  Conexiones entre lectura y  escritura. Buenos Aires, 1992. 
 
JURADO VALENCIA, Fabio y BUSTAMANTE ZAMUDIO, Guillermo. Los procesos de la lectura. Editorial Magisterio, 
colección  Mesa Redonda, Bogotá,  1995. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 165 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
KAFURI Mario. Introducción a la psicología. Editorial Norma, 1978.  
 
LÁZARO CARRETER, Fernando. Curso de lengua española. Madrid, editorial Anaya, 1984. 
 
LLINAS  Rodolfo. El cerebro del mito y el yo. Editorial Norma, Bogotá, 2002. 
 
MARTÍNEZ DE SOUSA, José. Dudas y errores de lenguaje. Madrid, editorial Paraninfo, 1983. 
 
NAVARRO, Javier. Los procesos de la lectura. Santafé de Bogotá, editorial  Magisterio, colección  Mesa Redonda,  
1995. 
 
NETTER Frank. Anatomia Humana. Capituo II: Cabeza y Cuello.  Editorial MASSON, Madrid. 2007. 
 
NIÑO R Víctor Miguel. Semiótica y lingüística. Editorial ECOE., Bogotá 2007.  
 
NIÑO ROJAS Víctor Manuel. Semiótica y Lingüística. Editorial ECOE. Quinta edición, Bogotá, 2007. 
 
NIÑO ROJAS, Víctor Miguel. Los procesos de la comunicación y del lenguaje. Bogotá, editorial ECOE.,  1998. 
 
ONG Walter J. Oralidad y Escritura. Fondo de Cultura Económica. Tercera reimpresión,  México,  2006. 
 
ONG, Walter. Oralidad y escritura. México, Fondo de Cultura Económica, 1987. 
 
ONIEVA MORALES, Juan Luis. Curso básico de redacción. 2ed. Madrid, editorial Verbum, 1991. 
 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 166 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
PAZ Octavio. El Arco y la Lira.  Fondo de Cultura Económica. México, 2001. 
 
PEIRCE C.S. Ciencia de la Semiótica. Editorial  Nueva Visión, Buenos Aires, 1986.  
 
PÉREZ GRAJALES, Héctor. Comunicación escrita. Bogotá, editorial  Magisterio, 1995. 
 
PIAGET Jean. Obras Escogidas tomo I. Editorial Paidos. Buenos Aires. 1978. 
 
REAL  ACADEMIA  ESPAÑOLA.  Diccionario  de  la  Lengua  Española.  Tomo  I  y  II.  Vigésima  primera  edición.  Madrid, 
editorial  Espasa Calpe, 1998. 
 
RIBERO Lair. La Comunicación Eficaz. Editorial URANO, Barcelona 1977. 
 
RINCÓN  Carlos Alberto. Curso de Español como Lengua Materna.  Editorial  Universidad de Antioquia.  2005.  
 
RINCÓN CASTELLANOS, Carlos. GUÍA del proyecto Curso de Español como Lengua Materna. Editorial Universidad 
de Antioquia. 2006. 
 
RODRÍGUEZ GARCÍA Gilberto. ¿Qué son las competencias laborales?  Universidad de Guadalajara, México, 2006.  
 
SALAZAR FERNÁNDEZ, D.  La formación interdisciplinaria del futuro. Editorial Universitas. Buenos Aires, 2003. 
 
SCHUNK  Dale.  Teorias  del  aprendizaje.  Editorial  Prentice  Hall  Hispanoamericana  .S.A.  México.  Segunda  edición, 
1972. 

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 167 


 
ORALIDAD Y COMPETENCIAS  COMUNICATIVAS 
 
 
SULLIVAN Tim y otros. Conceptos claves en Comunicación y Estudios Culturales. Amorrortu Editores Buenos Aires, 
1995. 
 
SUNDBERG Johan. Habilidades de la Comunicación. Editorial Cultura Universal. México,  1972.  
  
WATZLAWICK, Paul.  Teoría de la comunicación humana. Interacciones, patologías y paradojas. Editorial Tiempo 
Contemporáneo, Buenos Aires, 1971. 
 
WEISS Dimitri.  La función de los recursos humanos. Editorial El Gerente. Madrid, 2001.  
 
Yule George, El lenguaje. Editorial Akal Cambridge Press.  Edición Española,  Madrid, 1998.  
 
Páginas de INTERNET. 
 
http://huitoto.udea.edu.co/LenguaMaterna 
http://lenguayliteraturainglesaarcis.blogspot.com/2009_03_01_archive.html. 
http://www.cervantes.es/ 
http://www.ensayistas.org/critica/ensayo/gomez/ 
http://www.gestionhumanaconsultores.com/htm/midle.htm. 
http://www.ilo.org/public/spanish/region/ampro/cinterfor/  
http://www.psych.nyu.edu/bruner/ 
www.es.wikipedia.org 
www.udea.edu.co 
www.unam.edu.mx/postrgado/lenguas.html.  

JULIO CESAR ROSERO MOREANO                             Página 168 


 

También podría gustarte