Está en la página 1de 57

Presentación

Hace ahora tres años que comenzaba (aspecto florístico), sobre grupos taxo-
su andadura el Grupo de Trabajo sobre nómicos especialmente interesantes o
la Flora del Sistema Ibérico, conse- conflictivos en la zona (aspecto taxonó-
cuencia de una serie de contactos habi- mico), así como sobre la distribución de
dos en Teruel, con motivo de los cursos especies concretas en dicho territorio
sobre Botánica Práctica organizados por (aspecto corológico).
su Universidad de Verano, que poste- C) Elaboración de un futuro libro de
riormente fueron ampliándose a otros síntesis, con el catálogo florístico y
círculos y otros territorios. atlas corológico detallado de la flora de
Al plantearse preparar el informe es- la cordillera, amén de una verdadera
tadístico, con los resultados de la fruc- flora (Flora Montiberica, así: latini-
tífera campaña de 1995 que ahora fina- zado, sin acento); que, siguiendo los
liza, tal y como venía haciendo los años modélicos pasos de la Flora Iberica,
anteriores, he pensado que el grupo se aunque de modo más resumido y con-
merecía una mayor dignificación de esas densado, exprese con claves, descripcio-
sencillas circulares que hasta ahora venía nes e ilustraciones toda la biodiversidad
preparando. de plantas superiores de estas tierras.
Fruto de una serie de reflexiones, y D) Encuentros y campañas con-
conversaciones con algunos allegados, juntas para el intercambio de ideas, co-
durante el final de este otoño, es el pri- nocimientos y opiniones, así como para
mer número de esta publicación, que promover el trato humano y la convi-
pretende surgir como vehículo interno vencia entre quienes comparten inquie-
de expresión de las ideas e inquietudes tudes y aficiones similares.
de los miembros del grupo, al tiempo E) Relacionado con todo ello, pero
que se ofrece al resto de profesionales y que conviene subrayarlo aparte, tender
aficionados para todo aquello que de- un puente entre los investigadores y los
seen comunicar en relación con el objeto aficionados. Acercar la Botánica aca-
de esta asociación. démica a los estudiosos o interesados
Convendría aprovechar este punto por las plantas a quienes no llegan las
para reflexionar sobre dicho objeto ante revistas de la especialidad y para quienes
quienes ya lo conocen y, sobre todo, los departamentos de Botánica de las
ante quienes a través de estas páginas se universidades y centros de investigación
enteran por primera vez de la existencia resultan algo lejano o poco accesible.
de nuestro grupo.
El principal objetivo del grupo es el Flora Montiberica pretende ser pro-
de aglutinar a todas aquellas personas yecto de futuro y su órgano de expresión
interesadas en los estudios sobre las a la vez. Así surge para poder consolidar
plantas vasculares en el Sistema Ibé- más y oficializar el grupo, dotándolo de
rico y áreas colindantes, para promover: unas mayores posibilidades de difundir
A) La prospección en el campo, re- su mensaje, de cubrir sus objetivos y de
colección de muestras, preparación de tener una presencia más activa y tangible
pliegos de herbario y estudio posterior en el mundo de la botánica española.
de las mismas. Este primer número surge, tal como
B) Estudios y publicación de datos comentábamos anteriormente, de modo
parciales sobre la flora de los territorios un poco improvisado, ya que la idea ha
incluidos en el ámbito general indicado surgido espontáneamente al intentar

1
preparar una circular de fin de año. Por mos deseos de perfección aherrojan a la
ello su elaboración es sencilla y su con- redacción, obligando a un lento ir y venir
tenido corto, pero su vocación es la de de originales y pruebas entre autores y
ampliarse, al menos tanto cuanto sus revisores, que condena a dos años de
usuarios oferten y demanden. moratoria, por término medio, a las
Contenido: Se desea que aparezcan ideas que el autor deseaba emitir cuanto
una serie de capítulos mínimos: antes.
- Noticias y comentarios internos o Autores: las páginas de esta nueva
externos relacionados con los objetivos publicación se desea que estén abiertas
del grupo. no solamente a los suscriptores, miem-
- Comunicaciones y artículos científi- bros del grupo inicial o nuevos que ac-
cos sobre los aspectos mencionados en cedan a él, sino a todo aquél que tenga
dichos objetivos. algo que comunicar y considere que éste
- Informaciones sobre bibliografía es su vehículo adecuado.
reciente acerca de la flora de nuestro Normas: quien desee enviar una co-
territorio. municación (carta a la redacción, artí-
A ellos se podrán añadir en el futuro culo científico, nota breve, etc.) para su
otros sobre aspectos históricos, carto- publicación en ella, deberá mandar sim-
gráficos, etc. o recogiendo las sugeren- plemente un original en limpio, especifi-
cias (Cartas a la Redacción) que puedan car con claridad el o los autores y la o
mandar a la redacción quienes deseen las direcciones de los mismos, así como
hacerlo para mejorar y dignificar esta (en su caso) la profesión o cargo que
publicación. desee aparezca unido a cada nombre.
Periodicidad: inicialmente la idea es Tras su recepción y rápido estudio se
de emitir dos fascículos por año, (final contestará a los autores con el corres-
del otoño y final de primavera) pudiendo pondiente acuse de recibo y resultado de
modificarse a más o a menos si las cir- las reflexiones sobre la oportunidad o no
cunstancias lo recomiendan. de la publicación de su escrito en este
Pretensiones: hay que subrayar que vehículo de expresión.
no se pretende impulsar una revista ofi- Si la contestación es positiva se podrá
cial de Botánica, con unas normas com- solicitar entonces el envío de un original
plejas de redacción, un largo comité de en disco informático para simplificar la
redacción y un afán de penetración en el labor de la redacción.
ámbito profesional internacional. Tanto Suscripciones: Este primer número
por el objeto de su interés (regional o a se distribuye gratuitamente, como se ha
lo sumo nacional), como por el perfil del hecho con las circulares emitidas hasta la
destinatario principal, pretende moverse fecha. Pero para saber el número de
en un terreno de modestia y simplicidad; ejemplares a imprimir en cada caso se
lo cual no está reñido con el interés por ruega a los interesados en la recepción
conseguir un nivel de dignidad, rigor de números futuros (ya sean personas
científico y buena presentación de las físicas o, en su caso, instituciones)
ideas y comunicaciones que se publi- hagan llegar a la redacción una comuni-
quen. cación por escrito solicitando explícita-
Agilidad: lo que sí se pretende explí- mente suscribirse a la misma, que para el
citamente es que en ningún caso los ori- año 1996 significará 500 pts. por volu-
ginales recibidos se eternicen en la re- men, o intercambiarla por publicación de
dacción, como suele ocurrir habitual- similares características.
mente en publicaciones que surgen con
mayores pretensiones, donde esos mis-

2
Flora Montiberica 1: 3-6 (XII-1995)

Informe sobre las actividades desarrolladas durante


el año 1995

1. Campañas organizadas

Durante el presente año se han realizado las campañas conjuntas de trabajo de campo,
en las fechas y lugares que se indican a continuación:

17 al 19 de febrero. Base en Zara- mos en su organización y guía de los ex-


goza. Recorridos por la Retuerta de Pina, pedicionarios. Agradecemos muy espe-
Monegrillo, Farlete, Sierra de Alcubierre, cialmente a Juan M. Pisco su labor y
La Muela, embalse de Mezalocha, Tosos, gestiones al respecto.
etc.
3 al 7 de julio. Base en Teruel. VII
24 al 26 de marzo. Base en Oliete Curso de Botánica Práctica de la Uni-
(Teruel). Recorridos por el norte de la versidad de Verano de Teruel. Motivo de
provincia, especialmente la cuenca del río encuentro de muchos miembros del
Martín: Ariño, Albalate del Arzobispo, grupo.
Andorra, Alloza, Alcaine, etc.
15 y 16 de julio. Base en Checa
29 de abril a 1 de mayo. Base en (Guadalajara), acampando en tienda.
Cañete (Cuenca). Recorridos por el no- Recorridos por los Montes Universales-
reste de esta provincia. Boniches, Ca- Sierra de Albarracín: El Vallecillo-Frías
ñete, La Huérguina, Valdemeca, Laguna de Albarracín (Teruel), Checa-Orea
del Marquesado, Tragacete, etc. (Guadalajara) y Tragacete-Valdemeca
(Cuenca).
27 y 28 de mayo. Base en Checa
(Guadalajara). Recorridos por el Alto 28 y 29 de octubre. Base en Maicas
Tajo. Checa, Orea, Peralejos de las Tru- (Teruel). Recorridos por el norte de la
chas, Poveda de la Sierra, etc. provincia: Cortes de Aragón, Josa, Hoz
de la Vieja, Montalbán, Vivel del Río
3 y 4 de junio. Base en Soria. Reco- Martín, Torre Los Negros, Cosa, El Vi-
rridos por Oncala, San Andrés, Valde- llarejo, etc.
prado, Cigudosa, Matalebreras, Los Rá-
banos, Aldealafuente, Cubo de la Solana,
Torrubia de Soria, etc.

19 a 22 de junio. Base en Molina de


Aragón (Guadalajara). II Jornadas de
Herborización de la Asociación de Her-
barios Ibero-Macaronésicos. Participa-

3
2. Situación a primeros de diciembre de 1995 de los
datos recopilados para la flora del Sistema Ibérico

2. 1. Anotaciones de campo en las bases de datos “V-V”

2.1.1 Ordenado alfabéticamente por provincias

Provincia Registros Registros Registros Incremento Incremento


1993 (R1) 1994 (R2) 1995 (R3) 94 95
Alicante 6.227 7.252 7.252 1.025 0
Burgos 2.076 2.709 2.972 633 263
Castellón 8.004 9.282 9.282 1.268 0
Cuenca 6.591 10.248 12.591 3.657 2.343
Guadalajara 4.017 6.492 8.022 2.475 1.530
Logroño 1.413 2.519 2.655 1.106 136
Soria 10.150 15.496 17.923 5.346 2.427
Teruel 15.660 19.505 22.045 3.845 2.540
Valencia 15.557 18.675 19.070 3.118 395
Zaragoza 1.937 4.152 7.011 2.215 2.859
Total 71.632 96.330 108.823 24.698 12.493

Destaca en el presente año que el in- En registros absolutos o acumulados


cremento total de registros novedosos aparece destacada la provincia de Teruel,
solamente ha alcanzado la mitad de los con más de 22.000 registros, la única que
registrados el pasado año 1994, lo que supera la cota de los 20.000. En un se-
resulta lógico, pese a haber habido un gundo grupo vemos las de Valencia
número similar de anotaciones en el (unos 19.000) y Soria (unos 18.000). A
campo, dado que cada vez es más difícil bastante distancia aparece Cuenca (unos
que lo anotado no haya sido registrado 12.500) y luego el grupo de Castellón
previamente. Zaragoza resulta ser la (unos 9.000), Guadalajara (unos 8.000) y
provincia que más aumenta en registros Alicante-Zaragoza (unos 7.000). En la
novedosos, al tiempo que es la única de cola aparecen situadas las provincias de
las 10 que incrementa más este año que Logroño y Burgos, como tierras donde a
el pasado. este nivel está casi todo por hacer.
Las provincias de la Comunidad Va-
lenciana se han situado a la cola en lo que
atañe a nuevas aportaciones, mientras
que las de Teruel, Cuenca y Soria man-
tienen un alto índice de crecimiento, se-
guidas de cerca por la de Guadalajara.

4
2.1.2. Aportaciones del año por autores y número de citas (más de 100)

Autor Anot. Anot. % reg. Zona anots.


total registr. útil
Gonzalo Mateo 18.041 8.766 48,6 Todas
Juan Pisco 1.959 1.324 67,6 Gu, Cu, Te, Z
Nuria Mercadal 1.528 949 62,1 Te, Z
Alfredo Martínez 1.303 953 73,1 Te, Z
Chabier de Jaime 624 365 58,5 Te
Gonzalo Montamarta 141 98 69,5 So
Otros 154 38 24,7 -
Total 23.750 12.493 52,6 -

2.2. Pliegos de herbario recogidos

2.2.1. Ordenado alfabéticamente por provincias

Provincia Pliegos en Pliegos en Pliegos en


1993 1994 1995
Alicante 210 178 766
Burgos 91 103 106
Castellón 92 2.946 57
Cuenca 113 267 405
Guadalajara 173 253 534
Logroño 47 147 141
Soria 389 706 409
Teruel 873 975 932
Valencia 167 290 660
Zaragoza 81 560 220
Otras 483 1.155 1.380
Total 2.719 7.580 5.544

El resultado es diferente al anterior, ya pero ello se debe a la entrada de golpe,


que en el apartado de herbario se man- en 1994, de todas las recolecciones de la
tiene Teruel como la provincia sobre la tesis de Carlos Fabregat (casi 3.000 plie-
que ha habido mayores recolecciones gos de Castellón recogidos durante los
(más de 900), pero aparece en segundo últimos años) y la donación del herbario
lugar la de Alicante (más de 700) y en de Urzay (unos 500 pliegos, sobre todo
tercero la de Valencia, (más de 600), de Zaragoza), lo que distorsiona el resul-
seguidas en un tercer nivel por las de tado final. Sin embargo, mirando las res-
Guadalajara, Cuenca y Soria, con unos tantes provincias vemos que Teruel man-
400-500. tiene su alto nivel y otras 4 provincias
Aparentemente ha disminuido la en- aumentan significativamente (A, Cu, Gu
trada de pliegos respecto al año anterior, y V).

5
2.2.2. Ordenado por recolectores y número de pliegos (cerca de 100 por
año)

Autores Nº pliegos en 1994 Nº pliegos en 1995 1994 + 1995


C. Fabregat & S. López 3.407 337 3.744
Gonzalo Mateo (& al.) 1.248 1.529 2.777
Juan A. Alejandre 365 259 624
Jaume X. Soler 62 393 455
Vicente J. Arán 202 234 436
G. Montamarta 187 114 301
Juan M. Pisco 115 171 286
Nuria E. Mercadal 104 146 250
J. Moreno Valdeolivas 112 71 183

2.3. Aportaciones totales (HERB + VV)

Provincia Total en 1994 Total en 1995


Alicante 1.203 766
Burgos 736 369
Castellón 4.214 57
Cuenca 3.924 2.748
Guadalajara 2.728 2.064
Logroño 1.253 277
Soria 6.052 2.836
Teruel 4.820 3.472
Valencia 3.408 1055
Zaragoza 2.775 3.079
Total 31.113 16.723

En el resultado conjunto se ve multi- - Dos tesis doctorales en marcha sobre


plicado el efecto de disminución en los flora de la provincia de Teruel.
números totales que se da en cada apar- - Recorridos por la parte ibérica de
tado por separado, pero ello no refleja Aragón (Teruel y sur de Zaragoza) para
que haya sido un año malo sino más bien recoger los datos que nuestro equipo
la excesiva concentración de los despla- aporta para el proyecto de Base deDatos
zamientos en zonas repetidas, y ya relati- sobre la flora de Aragón, que ampara la
vamente bien exploradas, a consecuencia D.G.A.
de los proyectos en marcha: También hay que resaltar que las im-
- Completar el catálogo de la flora so- portantes aportaciones de José Luis Be-
riana. nito no aparecen contabilizadas, ya que
- Cumplimentar las hojas 1:50.000 del sus recolecciones se depositan en el her-
norte de Cuenca y zonas al norte y sur de bario JACA y sus anotaciones de campo,
Teruel, para atender el encargo del pro- referidas sobre todo a Soria, las conserva
yecto Directiva de Hábitats, en el que en su base de datos, que compartiremos
hemos estado involucrados. para la próxima elaboración del catálogo
provincial.

6
Flora Montiberica 1: 7-10 (XII-1995)

El Herbario VAB en 1995

Carlos FABREGAT LLUECA


Conservador Adjunto del Herbario VAB. Facultad de Ciencias Biológicas.
Universidad de Valencia.

RESUMEN: Se comenta la actividad habida en las diferentes secciones


del herbario VAB (plantas vasculares, líquenes, algas y briófitos), destacán-
dose el importante volumen de material nuevo incorporado, con más de
7.000 pliegos, de los que unas tres cuartas partes corresponden a plantas
vasculares; así como el flujo de comunicación con otros herbarios, concre-
tado a abundantes préstamos e intercambios de material.

Introducción Estos apartados se desarrollan com-


pletamente en lo referente a plantas vas-
El presente informe refleja la activi- culares, que conllevan el mayor porcen-
dad del herbario VAB, depositado en el taje de la actividad del herbario, indicán-
Departamento de Biología Vegetal de la dose para plantas no vasculares (brió-
Facultad de Ciencias Biológicas de Va- fitos, líquenes y algas) el número total de
lencia, durante el año de 1995, concre- incorporaciones y un extracto de los
tada por razones de fecha de entrega del movimientos de préstamo e intercambio.
mismo a sus diez primeros meses. En él Los datos sobre las secciones cripto-
se reflejan los siguientes apartados: gámicas del herbario nos han sido facili-
1.-Número de pliegos incorporados el tados por S. Fos (líquenes), F. Boisset
presente año, con indicación de su pro- (algas) y M.F. Puche (briófitos).
cedencia
2.-Número de movimientos referen- 1.- Número de pliegos incorporados
ciados y actividad general del herbario El número de pliegos incorporados el
presente año al herbario VAB, hasta fina-
les de octubre, asciende a 7.081, desglo-
sándose según su procedencia de la si-
guiente manera:

Procedencia Pl. Vascul. Brióitos Líquenes Algas


Incorpor. propia 3.461 230 1.415 170
Intercambio 1.057 58 99 -
Donaciones 591 - - -
TOTALES: 5.109 288 1.514 170

7
Botánico (Madrid) con una incorpora-
La incorporación propia procede fun- ción de 16.470 pliegos.
damentalmente de recolecciones del per-
sonal docente e investigador de la Uni- 2.- Movimientos referenciados y
dad de Botánica del Departamento de actividad general del herbario
Biología Vegetal, así como de material
seleccionado de los herbarios presen- Dejando aparte la incorporación pro-
tados por los alumnos de la asignatura de pia, la actividad del herbario se refleja en
Fanerogamia, en lo relativo a plantas la entrada y salida de documentos y plie-
vasculares. gos, movimientos que son referenciados
Los pliegos de intercambio se obtie- en un registro de entradas y salidas in-
nen del intercambio regular que el herba- formatizado que permite obtener estadís-
rio VAB mantiene con otros herbarios ticas de actividad y balances de inter-
institucionales y particulares españoles, cambio. Este registro se encuentra infor-
fundamentalmente MA (Real Jardín Bo- matizado en la actualidad únicamente
tánico de Madrid), JACA (Instituto Pire- para plantas vasculares, estando en pro-
naico de Ecología), LEB (Dto. de Bio- ceso la informatización del registro para
logía Vegetal, Fac. de Biología, Univ. de la totalidad del herbario.
León), MAF (Dto. de Biología Vegetal, En lo relativo a plantas vasculares, y
Fac. de Farmacia, Univ. Complutense. hasta la fecha de cierre del presente in-
Madrid), BCF (Dto. de Biología Vegetal, forme, se habían registrado 55 movi-
Fac. de Farmacia, Univ. de Barcelona) y mientos correspondientes al presente
SALA (Depto de Biología Vegetal, Univ. año, que representan globalmente, en nú-
de Salamanca), por las institucio-nes, y mero de pliegos, una entrada de 1.491
J.A. Alejandre y V.J. Arán por los pliegos y una salida de 1.656 pliegos. Los
particulares; así como por la particip- aspectos más destacables de esta ac-
ación en diferentes exsiccata (Exsiccata tividad se comentan a continuación para
Pteridophyta Iberica, Bryotheca Hispani- cada uno de los cuatro grupos de trabajo
ca, etc.). del herbario VAB.
Las donaciones proceden, en su ma-
yor parte, de particulares aficionados a la 2.1. Plantas vasculares
botánica miembros del grupo de trabajo La actividad de recolección propia,
sobre la flora del Sistema Ibérico, que como es habitual, se ha centrado en la
coordina Gonzalo Mateo, destacando por incorporación de muestras procedentes
la abundancia y asiduidad de sus aporta- de la prospección florística de la Comu-
ciones Nuria E. Mercadal, y Juan M. nidad Valenciana y la Cordillera Ibérica.
Pisco. Además, el herbario VAB mantiene
Esta incorporación, que a final de año intercambio regular con diversos herba-
vendrá a ser de unos 8.000 pliegos du- rios institucionales españoles, realizán-
rante el presente año, sitúa al herbario dose también intercambios ocasionales
VAB en un excelente nivel de actividad por iniciativa propia o en respuesta a
en relación con el resto de herbarios es- iniciativas ajenas. El balance de inter-
pañoles. Atendiendo a los datos de la cambio referido al presente año arroja
Guía de herbarios españoles (ATERI- hasta finales de octubre una entrada de
DO, BLANCO & VELAYOS, 1993) 1.057 pliegos y una salida de 1.249 plie-
referidos al año 1991, sólo 5 herbarios gos por este concepto. Este volumen de
superaron los 5.000 pliegos incluidos, intercambio permite enriquecer las co-
destacando el herbario del Real Jardín lecciones de nuestro herbario con mate-
rial procedente de diversas partes de la

8
península Ibérica y del Mediterráneo oc- este apartado, se ha mantenido relación
cidental en las que normalmente no se con el Dr. M. Jörgensen (Universidad de
recolecta material propio. Bergen, Noruega), el Dr. D. L. Hawks-
Respecto a los préstamos, destaca la worth (Commonwealth Mycological
solicitud de material por parte del herba- Institute, Kew, Reino Unido), el Dr. B. J.
rio MA, que distribuye luego a los auto- Coppins (Royal Botanical Garden,
res de géneros en revisión para el pro- Edimburgo, Reino Unido), el Dr. Ch.
yecto Flora Iberica, que ha representado Scheidegger (Birmensdorf, Suiza), Dra.
la salida de 295 pliegos de diversos géne- M. Giralt (Universidad de Barcelona),
ros. etc.
El apartado de intercambios está rela-
2.2. Briófitos (VAB-Briof.) cionado, en parte, con la actividad antes
La recolección propia se ha centrado mencionada, puesto que junto con el
en la Comunidad Valenciana y principal- material en préstamo, para su revisión
mente en especies de medios acuáticos, al taxonómica, se han remitido pliegos du-
estarse concluyendo en este año una plicados para su depósito en los her-
Tesis Doctoral sobre este tema. Así mis- barios correspondientes. También se ha
mo se han incluido pliegos correspon- remitido material al herbario del Real
dientes a la Bryotheca Hispanica, recibi- Jardín Botánico de Madrid, para su de-
dos por intercambio con el Grupo Ibérico pósito en el herbario correspondiente, y a
de Briología, del que forma parte el her- otros herbarios de diferentes universida-
bario. des españolas, en préstamo, para estu-
Se prestó el material del género Seli- dios relacionados con el proyecto de Flo-
geria para su revisión al Dr. Ochyra ra Liquenológica Ibérica. En lo referente
(Polonia). a recepciones, el herbario ha visto incre-
mentada su dotación con los exsiccata
2.3. Líquenes (VAB-Lich.) procedentes de las Universidades de
El movimiento principal de esta sec- Tempe (California, EE.UU.) y Colorado
ción del herbario ha estado centrado en (EE.UU.). Estas recepciones han su-
las nuevas incorporaciones, a partir de puesto la incorporación de material pro-
diferentes campañas botánicas desarro- cedente de los continentes americano y
lladas en diferentes territorios de la geo- asiático, principalmente.
grafía española, tanto peninsular como
insular. En este apartado se incluye ma- 2.4. Algas (VAB-Algae)
terial procedente de Cataluña, Extrema- Durante el año 1995 se han realizado
dura, Cádiz, Navarra, Madrid, Granada e las siguientes actividades:
Islas Canarias (Tenerife, El Hierro y La - Se ha realizado la informatización
Palma), prestando especial atención a la completa del herbario de algas, lo que
flora liquénica de la Comunidad Valen- permite una mayor eficiencia en su ges-
ciana. tión.
Paralelamente, la prospección de te- - Se han mantenido e incrementado las
rritorios de gran interés botánico, insufi- relaciones de intercambio de pliegos y
cientemente conocidos en lo referente a material húmedo con algunos de los her-
la flora criptogámica en general y a la barios nacionales más significativos, par-
liquénica en particular, ha permitido la ticularmente con los herbarios TFC
identificación de especies o grupos de (Departamento de Biología Vegetal,
especies con problemas taxonómicos, Universidad de La Laguna, Tenerife,
que han requerido consultas a especialis- Islas Canarias) y BCF (Unidad de Botá-
tas internacionales para su solución. En

9
nica, Facultad de Farmacia, Universidad creto está prevista la incorporación hasta
de Barcelona). final de año de unos 400 nuevos pliegos
- Se ha incrementado la incorporación de material perteneciente fundamental-
de material algal diverso procedente de mente a las divisiones Chlorophyta,
las prospecciones realizadas en diversos Phaeophyta y Rhodophyta.
puntos del litoral peninsular e insular. - Como resultado de los estudios más
Buena parte del material recolectado se pormenorizados que en la actualidad se
ha obtenido en inmersiones con escafan- desarrollan sobre algunos géneros de
dra autónoma realizadas hasta 40 metros interés taxonómico, se ha incorporado
de profundidad. En concreto, se ha reco- abundante material de los géneros Lau-
lectado material en las islas Chafarinas rencia y Osmundea, a la vez que hemos
(Norte de África), Galicia, Baleares (isla mantenido un activo proceso de revisión
de Formentera), Delta del Ebro y litoral e intercambio de material sobre dichos
de la Comunidad Valenciana. En con- géneros procedente de otros herbarios.

10
Flora Montiberica 1: 11-15 (XII-1995)

MAURICIO WILLKOMM: EN EL CENTENARIO


DE SU MUERTE

José María de JAIME LORÉN*


*Depto. de Historia de la Ciencia. Facultad de Medicina. Universidad de Valencia

RESUMEN: Se repasa brevemente la biografía de M. Willkomm (1821-


1895), botánico alemán de gran prestigio internacional que dedicó una parte
importante de su trabajo científico al estudio de la flora española, de quien se
cumple este año el centenario de su fallecimiento.

INTRODUCCIÓN
LIBERAL Y NATURALISTA
El pasado 26 de agosto se cum-
plieron cien años del fallecimiento de Hemos hablado de lo flaca que es a
uno de los botánicos que con mayor menudo nuestra memoria histórica. Sin
rigor y precisión estudió la flora de embargo no siempre ha sido así, por
nuestro país, acaso no resulte exage- ejemplo tras la muerte de nuestro
rado hablar del autor de la primera -y personaje la Sociedad Española de
en cierto modo única- Flora Española Historia Natural dio cuenta en sus
en su más estricto sentido. Actas de una bellísima evocación de lo
Nadie, que nosotros sepamos, se ha que fue su vida, que lleva la firma del
preocupado de recordarlo o de evocar ilustrado entomólogo Napoleón
su memoria, y eso que aquí somos KHEIL (1898), que fue reproducida
prontos a levantar estatuas y home- contemporáneamente en La Farma-
najes a los que nos han dejado; mas, cia Española (KHEIL, 1897), y que
pasado un tiempo, el olvido extiende nos servirá aquí para trazar nuestra
su manto para siempre. Así pues, nos reseña.
ha parecido conveniente aprovechar la Había nacido M. Willkomm en la
oportunidad que nos ofrece la corres- localidad sajona de Herwigsdorf en
ponsalía humanística de esta suerte de 1821, desde donde pasó veinte años
Agencia Botánica del Sistema Ibé- después a Leipzig para estudiar Medi-
rico, para dejar algunas pinceladas cina y Ciencias Naturales. Andaba por
sobre la personalidad de Willkomm, y aquel entonces agitada la juventud
su relación con España y los princi- alemana con ideas de unidad para los
pales botánicos de la Península. pueblos germánicos, ideas que eran

11
tenazmente perseguidas por las autori- permitió recoger gran número de
dades de los pequeños estados al ser plantas nuevas para la ciencia o de
consideradas subversivas. Muchos es- rarezas, que se recogen en el libro
tudiantes fueron por este motivo titulado Dos años en España y
juzgados por delitos de alta traición y, Portugal, que publicó en alemán y en
entre ellos, el joven Mauricio que se tres tomos al regreso a su patria
había asociado con entusiasmo a este (WILLKOMM, 1847)
movimiento liberal. Obligado a emigrar Recién doctorado en la Univer-
por las autoridades, eligió España sidad de Leipzig, en 1850 llevó a cabo
como destino con el objeto de estudiar un segundo viaje a la Península, en
su flora, pues para entonces había esta ocasión por Castilla y
cuajado ya de forma intensa su afición Vascongadas. De vuelta a Alemania,
por el mundo de las plantas y, contaba se consagró de lleno a estudiar la
además, con el apoyo económico de ciencia de las plantas y a componer
diversos botánicos alemanes como el varias obras de gran importancia para
profesor Kuntz y algunos directores de nosotros, como el Viaje por las
jardines importantes. provincias del nordeste y centro de
He aquí una constante que se España (1849), Investiga-ciones sobre
mantiene también en muchos botá- la organografía y clasi-ficación de las
nicos españoles del pasado. Efecti- Globulariáceas (1852), Los ambientes
vamente, no es nuevo el caso de natu- costeros y las estepas continentales de
ralistas de ideología liberal que sufrie- la Península Ibérica y su vegetación
ron en sus carnes la emigración, la (1852), y la serie Sertum florae
cárcel, la marginación, el destierro o la hispanicae (1852). Por entonces
persecución física. Ahí tenemos casos comenzó su memorable Ico-nes et
como Mariano Lagasca, Simón de descriptiones plantarum, com-puesto
Rojas Clemente, Isidoro de Antillón, por dos volúmenes con un total de 166
Lucas Mallada, Odón de Buen, José láminas comentadas, apare-cidas entre
Cuatrecasas o el mismo Carlos Pau en 1852 y 1864. Paralela-mente editó La
su confinamiento segorbino. Podría península Pirenaica (WILLKOMM,
resultar interesante en un momento 1855), además de una serie de obras
dado, analizar la posible querencia por que durante muchísimos años
la libertad y los valores democráticos constituyeron fuente obligatoria de
de muchos naturalistas españoles del consulta, para quienes querían
pasado, tal como también la experi- dedicarse a asuntos relacionados con la
mentó en su momento el mismo Will- Geografía Física y Botánica de Espa-
komm. ña. Todas ellas escritas y editadas en el
En estas circunstancias llegó a corazón de Alemania.
Barcelona en la primavera de 1844, Nombrado en 1852 profesor de
para recorrer y herborizar sucesiva- Botánica en la Universidad de Leipzig,
mente por tierras de Cataluña, Valen- mas tarde lo fue de la Escuela de
cia, Madrid, Andalucía y el Algarve Montes de Tharandt (Sajonia), donde
portugués. Viaje peligroso y atrevido publicó Los enemigos microscópicos
en aquellos tiempos, pero que le de los montes (WILLKOMM, 1866).

12
Pero la gran obra de Willkomm fue sin de 1863. Así, fue publicado en dicho
duda su Prodromus florae hispanicae, año en Dresden la Series incofecta
seu synopsis methodica omnium plan- plantarum indigenarum Aragoniae
tarum in Hispania sponte nascentium praecipue meridionalis auctoribus
vel frequentis cultarum quae inotue- Francisco Loscos Bernal Pharmaco-
runt, que inició en 1861 para culminar pola oppidi Castelserás et Josepho
en una primera instancia en 1880 Pardo y Sastrón Pharmacopola oppidi
(Stuttgart, 3 tomos), en colaboración Castellote. E lingua castellana in lati-
con J. Lange. Fruto de más de treinta nam vertit, recensuit, emendavit ob-
años de estudio, constituye el principal servationibus suis auxit atque eden-
monumento que se había hecho hasta dam curavit Mauritius Willkomm.
entonces sobre la flora española, y un Draesdae ex typographia E. Bloch-
acabado modelo de trabajo en su mann et fil. 1863. Sin duda una de las
género. obras científicas más genuinamente
Para entonces su figura es muy aragonesas de todos los tiempos.
conocida entre los naturalistas es- Entre 1868 y 1873 que fue cate-
pañoles, quienes le acompañan en sus drático de la Universidad de Dorpart
viajes por la Península, o le escriben (Rusia) y director de su Jardín Botá-
con sus dudas remitiendo las muestras nico, escribió nuevos trabajos en esta
botánicas de interés que hallan. Entre ocasión sobre la flora de este territorio.
los que así actúan tenemos a los Mas, aquellas frías tierras no fueron
botánicos aragoneses Francisco Los- capaces de apagar su vieja atracción
cos Bernal y José Pardo Sastrón, por las españolas, y así desde Dorpart
quienes, conscientes de la valía de sus vino a España por tercera vez para
trabajos, y tras fracasar las sucesivas estudiar los territorios más meridio-
tentativas que ensayaron para la nales y el archipiélago balear, con
publicación de los mismos; como un cuyos materiales escribió España y las
último recurso se dirigieron con toda Baleares (WILLKOMM, 1876), y Las
modestia al sabio alemán solicitando su sierras de Granada (WILLKOMM,
ayuda, dispuestos, incluso, a cederle la 1882).
paternidad de la obra en mejor servicio Instalado como catedrático de
de Aragón y de la Ciencia, tal como Botánica en Praga desde 1873, allí
abunda este párrafo patético en el que ejerció de nuevo su magisterio hasta la
los autores le piden: Corregid, enmen- jubilación, que le llegó en 1893 cum-
dad o añadid lo que falte a nuestros plidos ya los setenta años. Durante
manuscritos; prescindid, si os place, esta etapa es cuando entabla relación
de nuestros nombres, que tal parecer con Napoleón Kheil, el autor de la
importa poco ... Mas, a tal desinterés biografía que seguimos, quien nos
Willkomm, complacido por el valor del presenta a Willkomm de esta guisa:
libro de los aragoneses, correspondió estatura mediana y de finas facciones,
con la generosidad de revisarlo y de tez colorada y fresca y semblante
traducirlo al latín, después de añadir apacible; usaba larga melena cana,
algunas determinaciones específicas y así como el bigote, á la edad
un elogioso prólogo fechado en marzo avanzada en que solo le he conocido.

13
Su complexión era sana y vigorosa. CORRESPONDENCIA
No pudo la tranquilidad de la vida
privada contener su actividad infati- De la que debió ser su intensa
gable y su amor por la flora ibérica, y relación epistolar con los naturalistas
así los dos últimos años de su vida, los españoles, el Prof. Gonzalo Mateo ha
que van de 1893 a 1895, se consa- encontrado diecisiete cartas entre la
graron en componer su gran obra correspondencia de Carlos Pau (MA-
Sobre la distribución geográfica de TEO, en prensa.), ocho de ellas envia-
las plantas en España, del que co- das a Bernardo Zapater y a Blanca
rrigió once pliegos y que ya fue Catalán de Ocón, entre noviembre de
editado tras su muerte. 1878 y diciembre de 1879, y las res-
Al objeto de completar su Prodro- tantes al propio Pau desde abril de
mus florae Hispaniae con los nuevos 1890 a octubre de 1894, es decir unos
datos que adquiría de los envíos y meses antes de la muerte de Will-
consultas de los botánicos españoles, komm. Por nuestra parte hemos ha-
en 1893 dio a luz un Suplementum, y llado en el Jardín Botánico de Valencia
entre 1881 y 1892 un magnífico atlas otra misiva dirigida en esta ocasión a
titulado Illustrationes Florae Hispa- José Pardo Sastrón, fechada en Praga
niae insularumque Balearium, que el 12 de noviembre de 1889, que fue
consta de veinte cuadernos con 183 recibida en Valdealgorfa el 17 y
láminas y numerosas notas y trabajos contestada sin certificar el 20 del
sueltos. mismo mes. Por la misma vemos como
Pese a la sanidad y excelente estado el botánico sajón despacha una de las
físico que tuvo, aún en su ancianidad, dudas de Pardo acerca del género
una dolencia que contrajo veraneando Ulex, así como el alto concepto
en un pueblo del norte de Bohemia le científico que tenía de éste para
llevó al sepulcro. Cumpliendo su vo- suplicarle sírvase de corregirlo a su
luntad, Mauricio Willkomm fue ente- gusto, lo que sin duda es una de las
rrado con toda modestia en el lugar de entregas de las Illustrationes florae
su nacimiento, Herwigsdorf; él que Hispaniae, y que a su vez luego Pardo
había ejercido los más altos cargos de gustaba glosar en la prensa farma-
carácter académico o pedagógico, pre- céutica nacional.
sidido instituciones científicas, que fue Es de destacar la belleza caligráfica
miembro de numerosas sociedades de del documento, así como el trato
Historial Natural, entre ellas la de exquisito y afectuoso que se observa
Madrid, y obtuvo condecoraciones se dispensaban estos grandes botánicos
como la de Comendador de la Orden del pasado, cuyo ejemplo, por tantos
de Estanislao de Rusia, la de Isabel la conceptos, merece evocarse hoy.
Católica, la de mérito del Gran Duca- Sobre todo en el caso de Mauricio
do de Oldenburgo, así como caballero Willkomm, al conmemorarse precisa-
de la de Carlos III. mente este año el Centenario de su
muerte. Desde estas páginas de Flora
Montiberica, nuestro recuerdo.

14
BIBLIOGRAFÍA

KHEIL, N. (1897) El ilustre botá-


nico Mauricio Willkomm. La Farma-
cia Española 29: 17-19. Madrid.
KHEIL, N. (1898) El ilustre botá-
nico Mauricio Willkomm. Actas Soc.
Esp. Hist. Nat. 27: 60-64.
MATEO, G. (en prensa) La corres-
pondecia de Carlos Pau: medio siglo
de historia de la Botánica española.
Entregado XII-1993. Segorbe.
WILLKOMM, M. (1847) Zwei
Jahre in Spanien und Portugal. Dres-
den und Leipzig. 409 pp.
WILLKOMM, M. (1855) Die
Halbinsel der Pyrenëan. Leipzig. 594
pp.
WILLKOMM, M. (1866) Die mi-
kroskopischen Feinde des Waldes.
Dresden. 123 pp.
WILLKOMM, M. (1876) Spanien
und die Balearen. Berlin. 350 pp.
WILLKOMM, M. (1882) Aus den
Hochgebirgen von Granada. Wien.
414 pp.

15
Flora Montiberica 1: 16-22 (XII-1995)

M. Willkomm y su labor como investigador de la flora


española y de la Codillera Ibérica

Gonzalo MATEO SANZ


Depto. de Biología Vegetal. Facultad de Ciencias Biológicas. Universidad de Valencia.

RESUMEN: Se comenta la figura de M. Willkomm (1821-1895), espe-


cialmente en lo que atañe a la repercusión de su obra en los estudios sobre la
flora de la Península y Cordillera Ibéricas., destacando su labor pionera en
dicho terreno, así como el importante impacto de su obra en los botánicos
españoles contemporáneos y posteriores a él hasta nuestros días.

INTRODUCCIÓN cualquier género o familia de plantas


vasculares en España y Portugal.
Este año de 1995 se cumplen cien Todos los botánicos veteranos o de
años desde que muriera en Alemania el mediana edad conocen sobradamente el
que puede calificarse como el botánico peso y alcance de la obra de este autor,
que más ha hecho en pro de los estudios cuyas obras han consultado y manejado
sobre la flora de la Península Ibérica. infinidad de veces; pero es a los nuevos
Tanto por sus propios trabajos como botánicos, que ya no se ven tan en la
por la fecunda y profunda influencia necesidad de su consulta, así como a los
personal que ejerció en vida sobre sus aficionados, a los que este autor les
colegas españoles; influencia que, ya pueda traer solamente consonancias de
reducida a la de sus escritos e impor- algunas abreviaturas tras los nombres
tante herbario depositado en Coimbra, latinos de las plantas, a los que deseo
aún era de primera magnitud a mediados dirigir estas líneas.
del presente siglo, y que solamente ha Al cumplirse este centenario nos sor-
empezado a decrecer relativamente a prende comprobar que no se haya orga-
medida que han ido surgiendo abundan- nizado en nuestro país ningún acto de
tes estudios florísticos y taxonómicos homenaje a su figura o congreso con-
modernos. memorativo, como se ha hecho en oca-
De todos modos, aún reconociendo siones similares respecto a colegas de
que ya sus obras van empezando a pasar menor renombre.
al lógico segundo plano, o al terreno de Además resulta sorprendente que en
la Historia de la Ciencia, al que van abo- todo este siglo no se haya editado en
cados los escritos científicos con el paso España ningún estudio, ni detallado ni
de las décadas; siempre va a ser necesa- sucinto, sobre su figura y aportación al
ria la consulta de sus obras para cual- conocimiento de nuestra flora; dispo-
quiera que desee adentrarse en estudios niéndose de muy escasa información al
o investigaciones de primera mano sobre respecto, fuera de lo que se puede leer y
deducir en su abundante y extensa obra.

16
Afortunadamente se dispone de una queño sueldo como herborizador asala-
breve reseña de su discípulo N. Kheil, riado.
que, a falta de otros estudios similares Salió por tierra hacia Marsella y
de otros autores se publicó literalmente desde allí llegó por barco a Barcelona,
tres veces, al menos, en tres publicacio- de donde pasó a Valencia. Llega allí el 5
nes diferentes (KHEIL, 1897, 1898, de mayo y recorre sus alrededores, so-
1907). bre todo la Sierra de Chiva y la Dehesa
Quizás el no ser español, ni tener una de la Albufera, pero también las instala-
vinculación especial a ninguna parte de ciones universitarias y Jardín Botánico,
España concreta nos haya llevado a to- de todo lo cual nos habla en la primera
dos a pensar que no éramos los llamados publicación que alude a su trabajo en
a organizar tal evento, o simplemente no España (WILLKOMM 1844a: 555) y en
hemos caído en la cuenta de que la fecha otra posterior (WILLKOMM 1851)
estaba ahí y la oportunidad del centena- Desde allí se traslada a Madrid, vía
rio, única en la historia, que nos ofrecía Almansa-Albacete-Ocaña-Aranjuez, en
este año, podía pasar y perderse irrever- diligencia (WILLKOMM 1844b: 769).
siblemente. Tras recorrer Andalucía y el sur de
Por nuestra parte, y en la medida de Portugal, sale de España en abril de
nuestros modestos medios y capacidad 1846 y regresa a Alemania a completar
de influencia, no queremos dejar pasar sus estudios.
esta ocasión de rendir el más sincero y Antes de su primer regreso a España
agradecido homenaje a tan admirable va publicando los resultados de sus
personaje, nuestro como el que más; al abundantes recolecciones en su serie
que no podemos llamar, en modo al- Spicilegium Florae hispanicae, que apa-
guno, extranjero, sino ciudadano euro- recen en la revista Botanische Zeitung,
peo y universal. que por aquella época comenzaba su
Para ello, y para hacer llegar de modo andadura. Son muchas sus referencias
sencillo y breve algunos de los aspectos allí a la flora del Sistema Ibérico (WILL-
esenciales de su vida científica a los más KOMM 1847, 1848), donde incluye
jóvenes o poco conocedores de su fi- también datos encontrados en los herba-
gura, hemos querido seguir brevemente rios españoles consultados en su viaje.
su trayectoria biográfica, especialmente En 1850, ya un científico formado,
en lo que atañe a su influencia en los con 30 años de edad, regresa a España a
estudios sobre la flora del Sistema Ibé- continuar su labor recolectora. Así
rico, que presentamos seguidamente. como la primera vez se centró más en el
área meridional, esta vez lo hace en el
ETAPA JUVENIL norte, recorriendo los Pirineos, País
Vasco, zona occidental de Castilla-León,
Moriz Willkomm nació en 1821, en la alcanzando también áreas del Sistema
ciudad sajona de Herwigsdorf. A los 20 Ibérico por el sur de Zaragoza, Señorío
años se traslada a Leipzig para estudiar de Molina de Aragón, Sierra de Albarra-
Medicina y Ciencias Naturales. cín y Montes Universales.
Circunstancias imprevistas relaciona- A su vuelta trabaja intensamente so-
das con su participación en la contesta- bre sus observaciones y recolecciones,
ción política a las autoridades de la continuando su valiosa serie de publica-
época recomendaron su inmediata salida ciones sobre la flora ibérica, que puede
del país, aprovechando la oportunidad calificarse sin rodeos como la más im-
de viajar a España en 1844 con un pe- portante que ningún botánico foráneo ha
hecho jamás sobre el particular. Primero

17
serán notas florísticas, que ahora pasan a Silene fallax de la Dehesa de la Albu-
titularse genéricamente Sertum Florae fera, etc.
Hispanicae y a aparecer en la presti-
giosa revista Flora, editada en Regens- ETAPA DE MADUREZ
burg.
En estas notas, más abundantes (salen En los años posteriores comienza a
14 en total, 7 en 1851 y otras 7 en publicar una de sus obras de mayor re-
1852), más largas (media de 10-15 pági- percusión, los Icones et descriptiones
nas, frente a las 5-6 de la serie anterior) plantarum (WILLKOMM 1852-1856),
y de contenido más consistente que sus que salen en forma de pequeños fascícu-
primeros escarceos con los Spicilegia, los a reunir en dos volúmenes, y en
aparecen menciones frecuentes a locali- donde presenta unas ilustraciones a todo
dades de la Cordillera Ibérica, pertene- color de las especies que considera de
cientes a distintas provincias; como Da- mayor interés de la flora ibérica, junto
roca, Borja, el Moncayo, Setiles, Prados con detalladas descripciones y datos
Redondos, Molina de Aragón, Barracas, corológicos. La belleza estética y la cali-
Viver, Segorbe, Pozondón, Sarrión, dad científica de estas ilustraciones no
Chiva, Mira, etc. (WILLKOMM 1851b, tienen parangón en la literatura botánica
1852a). También propone numerosas española anterior ni posterior, debién-
especies nuevas, en su mayoría de áreas dose gran parte del mérito al propio
cantábricas, pirenaicas o iberoatlánticas, Willkomm, que figura al pie de cada
pero también de los montes Ibéricos. Es grabado como responsable del dibujo o
el caso de la extendida Centaurea ce- boceto original, que fue completado por
phalariifolia, recogida cerca de Daroca, el profesional A.H. Payne. Con un es-
su Dianthus valentinus, recogido en la quema de obra y una calidad similar
Sierra de Chiva, o el de Aster willkom- continuará años después esta labor, ya
mii y Tanacetum willkommii, que le instalado en la capital de Bohemia, bajo
dedica el conocido asterólogo Schultz el título de Illustrationes florae hispani-
Bipontinus, recogidos en los montes de cae (WILLKOMM 1881-1892), de las
Pozondón y Molina, aunque hoy día el que editará otros dos volúmenes en fas-
segundo se ha sinonimizado con el T. cículos.
vahlii descrito por De Candolle. A partir de 1855 abandona Leipzig
También por esa época publica su te- para incorporarse como profesor de la
sis doctoral sobre la familia Globulariá- Escuela de Montes de Tharandt, en su
ceas (WILLKOMM, 1850), y poco des- Sajonia natal. En esta época vuelve a
pués una obra sobre las estepas ibéricas aparecer su firma en Botanische Zei-
(WILLKOMM 1852b), que tendría gran tung, con una nueva serie, que ahora
repercusión posterior en la interpreta- titula Bemerkungen über kritische
ción de las zonas áridas peninsulares. Pflanzen der Mediterranflora, en la que
Con ella adquiere la definitiva venia dos fascículos afectan a nuestra zona,
docendi, accediendo al cargo de Privat- uno consiste en una revisión crítica del
Docent (equivalente a catedrático) de género Sideritis en la Península (WILL-
Botánica en la Universidad de Leipzig. KOMM 1859) y el otro (WILLKOMM,
Además de los importantes aspectos 1864) analiza algunos género poco co-
geobotánicos de la obra, enumera las nocidos de Compuestas, proponiendo
especies principales que en ellas habitan como nuevos los de Phalacrocarpon,
y describe algunas novedosas, como la Hymenostemma y Othospermum.
Gypsophila hispanica, que recogió en Para entonces ya se ha puesto en
las cercanías de Borja y Zaragoza, una contacto con otro botánico buen cono-

18
cedor de la flora española, como era el mientos o de dar a conocer sus hallaz-
danés J. Lange, y comienzan a publicar gos, a él acudieron.
los primeros fascículos de la que será la El caso más notable es, sin duda, el
obra cumbre de Willkomm, que llevará de Francisco Loscos y José Pardo, como
la mayor parte del peso de la misma. Se puede deducirse de la carta que le diri-
trata del Prodromus florae hispanicae gen en 1862, junto con el manuscrito de
(WILLKOMM & LANGE 1862-1880), su catálogo de flora aragonesa, que
obra en tres volúmenes que salió en Willkomm tradujo del español al latín y
nueve partes . El primer volumen reunía mandó a publicar, bajo la autoría de los
316 páginas y ocupó dos fascículos, el aragoneses (LOSCOS & PARDO,
segundo tenía 680 páginas y salió en tres 1863), pero con tales enmiendas y ob-
fascículos, mientras el tercero necesitó servaciones, que muchos le atribuyen a
cuatro fascículos y acabó con 1.144 pá- él la paternidad del manuscrito defini-
ginas. tivo, en cuya introducción aprovecha
Se trata de la primera obra que reúne para hacer una elogiosa loa de aquellos.
y actualiza los conocimientos sobre la Su prestigio internacional ha alcan-
flora española, presentando detalladas zado, a estas alturas, cotas muy eleva-
descripciones y claves originales para los das; y nuevas obligaciones le alejan de
géneros, pero atendiendo también a sus estudios sobre la flora española. Así
enumerar con cuidado las localidades en 1868 se traslada a Rusia, contratado
conocidas de cada especie por regiones. por la Universidad de Dorpat, y dedica
Es tal la repercusión posterior de esta atención preferente a los estudios sobre
obra en la botánica española que se flora rusa.
puede decir que ha sido la base principal Pero no abandona su afán por la flora
sobre las que se han elaborado, con pe- española, y así, en 1873, ya con 52
queños retoques, todas las obras poste- años, sale con tres botánicos alemanes
riores completas de autores nativos (Fritze, Winkler y Hegelmaier), bastante
(AMO, 1871-73; COLMEIRO, 1886- mencionados en sus obras, a lo que será
89; LÁZARO IBIZA, 1896; CABA- su tercer y último viaje a España. En
LLERO, 1940; etc.) hasta la publicación marzo alcanza las Baleares, en mayo
de la moderna Flora Europaea (TUTIN desembarca ya en la Península por
& al., 1960-84) y la Flora Iberica Alicante, y después de largos recorridos
(CASTROVIEJO & al., 1986-93) en por Andalucía, Madrid, Cataluña y la
curso. En todo caso hasta los años 70 de Comunidad Valenciana, sale de regreso
este siglo ha sido obra de consulta obli- hacia Rusia en octubre. Los pormenores
gada cotidiana para el botánico profe- de este viaje aparecerán en posterior
sional, aunque cada día va quedando publicación (WILLKOMM, 1876).
más relegada, ante le profusión de estu- Al poco de regresar a Dorpat aban-
dios monográficos y revisiones detalla- dona Rusia, al recibir una oferta más
das que actualizan los datos taxonómi- interesante de la Universidad de Praga,
cos y corológicos que en ella se ofrecen. donde se incorpora en 1874 y se insta-
Su influencia en el avance de los es- lará ya hasta su definitiva jubilación.
tudios sobre la flora ibérica no se acaba Una última serie de publicaciones pe-
con sus propias obras. Hay que destacar riódicas con título mantenido aparece al
el importante papel que juega en el me- comienzo de los años noventa, trata
cenazgo y apoyo a algunos botánicos sobre plantas nuevas o críticas de la
españoles que, carentes de medios pero flora ibérica y balear, apareciendo ahora
deseosos de profundizar en sus conoci- en el Österreichische Botanische Zeit-
schrift de Viena (WILLKOMM, 1890,

19
1891). Allí describe una nueva especie dejaron algunas referencias , de menor
de Kochia que le mandó Bernardo Zapa- peso sobre la flora de la zona.
ter de Albarracín y algunas variedades Importantes botánicos foráneos que
de especies de Carex y Narcissus man- acuden antes que Willkomm a nuestro
dadas por Loscos de la Tierra Baja turo- país, como Pourret, Boissier, Bourgeau,
lense; incluso comenta y respalda plantas etc., apenas se adentran en el área de la
publicadas por Carlos Pau, como es el Cordillera, o lo hacen en zonas extremas
caso de Lonicera valentina o Serratula o periféricas, como Webb o Dufour.
albarracinensis. En este contexto de penuria de traba-
Treinta años después de comenzada jos florísticos en el que aparece Will-
la publicación del Prodromus son mu- komm, que sí recorre por su propio pie
chas las novedades aparecidas y matiza- zonas de Zaragoza, Guadalajara, Teruel,
ciones a hacer, lo que aprovecha el infa- Cuenca, Valencia y Alicante, relacio-
tigable WILLKOMM (1893), ya septua- nándose y recibiendo datos o pliegos de
genario, para publicar el necesario su- herbario de botánicos nativos de casi
plemento a su magna obra, ahora sin todas las regiones españolas.
Lange; en donde entran cabida ya apor- Con no ser la zona de España que
taciones de los numerosos botánicos mejor estudió, no se puede negar que
españoles que han trabajado en una contribuyó definitivamente a dejar sen-
prospección seria del territorio, con los tada una primera visión de conjunto de
que ha podido contactar y cartearse du- la flora de la zona, describiendo varias
rante los últimos años (Vayreda, docenas de especies nuevas por él des-
Loscos, Pardo, Pau, Zapater, etc.), así cubiertas o estudiadas en recolecciones
como la de otros viajeros extranjeros ajenas, al tiempo que con sus estudios
más jóvenes que continúan ahora su taxonómicos dejaba mejor sentada la
labor (Rouy, Porta, Diek, Reverchon, nomenclatura de otras ya conocidas, que
etc.). recombinó adecuadamente.
Dos años después, en agosto de De entre las especies que aportó co-
1895, moría el prolífico botánico mo nuevas en esta zona, o que habitan
alemán, de una afección renal, mientras en la misma, siguen muchas siendo ma-
veraneaba en la ciudad bohemia de yoritariamente aceptadas como tales,
Wartemberg. sería el caso de:
Artemisia assoana
APORTACIÓN A LA FLORA DE Atropa baetica
LA CORDILLERA IBÉRICA Bufonia macropetala
Campanula hispanica
Hasta la entrada en escena de M. Carduus granatensis
Willkomm como estudioso de la florís- Centaurea cephalariifolia
tica ibérica en nuestra zona han traba- Centaurea x loscosii
jado un número bastante limitado de Chaenorhinum segoviense
botánicos post-linneanos. Asso es el Galeopsis carpetana
primero que deja una huella clara, con Gypsophila hispanica
sus investigaciones sobre la flora arago- Iris serotina
nesa, y Cavanilles poco después con sus Knautia (Trichera) rupicola
trabajos sobre flora valenciana. Sus se- Leontodon bourgeanus
guidores Lagasca y Clemente, aragonés Limonium (Statice) catalaunicum
y valenciano respectivamente, como los Linaria badalii
anteriores, tuvieron vidas azarosas y Moehringia intricata
recorrieron muchas otras zonas, aunque Onopordum corymbosum

20
Quercus x cerrioides Pyrethrum hispanicum
Saxifraga latepetiolata Saxifraga blanca
Scleranthus polycnemoides Saxifraga valentina
Seseli granatense Scrophularia sciophila
Thymus loscosii Sideritis lagascana
Valeriana longiflora Sisymbrium longesiliquosum
Teucrium reverchonii
Otras han pasado a una consideración Viola reverchonii
de grado inferior, más bien subespecí-
fica, como sería el caso de: Por último mencionar alguna de las
Cynoglossum heterocarpum especies que él recombinó, a partir de
Globularia valentina nombres preexistentes ubicados de
Hutchinsia auerswaldii modo inadecuado:
Iberis hegelmaieri Fumana laevis (Cav.) Willk.
Ranunculus aleae Ferula loscosii (Lange) Willk.
Sonchus pustulatus Halimium halimifolium (L.) Willk.
Verbascum giganteum Halimium ocymoides (Lam.) Willk.
Phalacrocarpon oppositifolium
Otras las describió como meras va- (Brot.) Willk.
riedades, habiendo merecido una consi- Spergularia capillacea (Kindb. &
deración mayor posteriormente. Pueden Lange) Willk.
citarse en tal situación:
Aquilegia vulgaris var. hispanica BIBLIOGRAFÍA
Armeria alpina var. microcephala
Dianthus lusitanus var. legionensis AMO, M. del (1871-73) Flora fane-
Festuca indigesta var. aragonensis rogámica de la península Ibérica o des-
Helianthemum origanifolium var. gla- cripción de las plantas cotiledóneas que
bratum crecen en España y Portugal. Granada.
Nepeta nepetella var. cordifolia CABALLERO, A. (1940) Flora ana-
Satureja obovata var. gracilis lítica de España. Madrid.
Thymus granatensis var. micranthus CASTROVIEJO, S. & al. (1986-93)
Flora Iberica. Vols. 1-4. C.S.I.C. Ma-
Un cuarto grupo se suelen consideran drid.
sinónimas de especies ya conocidas COLMEIRO, M. (1886-89) Enume-
previamente. Aunque tal consideración ración y revisión de las plantas de la
siempre está sujeta al vaivén de la filo- península Hispano-Lusitana e Islas Ba-
sofía taxonómica imperante, así como al leares. Madrid.
mayor o menor grado de conocimiento KHEIL, N. (1897) El ilustre botánico
de los táxones en cuestión. Podría in- Mauricio Willkomm. La Farmacia
cluirse aquí: Española 29: 17-19.
Carduus phyllolepis KHEIL, N. (1898) El ilustre botánico
Crepis valentina Mauricio Willkomm. Actas Soc. Esp. Hist.
Delphinium hispanicum Nat. 27: 60-64.
Epilobium carpetanum KHEIL, N. (1907) Don Mauricio
Erodium cavanillesii Willkomm, autor de la obra Prodromus
Kochia sanguinea florae hispanicae. Un recuerdo pós-
Odontites aragonensis tumo. Bol. Soc. Arag. Cien. Nat. (Vol.
Phragmites loscosii Linneo) 6: 277-284
Plantago loscosii

21
LÁZARO IBIZA, B. (1896) Botá- 35: 193-202, 257-266, 273-285, 289-
nica descriptiva. Compendio de la flora 292, 305-320, 513-526, 529-541.
española. Madrid. WILLKOMM, M. (1852b) Die
LOSCOS, F. & J. PARDO (1863) Strand- und Steppengebiete der Iberis-
Series inconfecta plantarum indigena- chen Halbinsel. Leipzig.
rum Aragoniae praecipue meridionalis. WILLKOMM, M. (1852-56) Icones
Dresde. et descriptiones plantarum novarum
TUTIN, T.G. & al. (Eds.) (1960-84) criticarum et rariorum Europae austro-
Flora Europaea. Cambridge. occidentalis praecipue Hispaniae. Leip-
WILLKOMM, M. (1844a) Botanis- zig.
che berichte aus Spanien. Nº 1. Valen- WILLKOMM, M. (1859) Bemer-
cia, mitte Mai 1844. Bot. Zeit. 2: 555- kungen über kritische Pflanzen der
560. Mediterranflora. Bot. Zeit. 17: 281-285.
WILLKOMM, M. (1844b) Botanis- WILLKOMM, M. (1864) Bemer-
che berichte aus Spanien. Nº 3. Aran- kungen über kritische Pflanzen der
juez, den 8 Juli 1844. Bot. Zeit. 2: 769- Mediterranflora. Bot. Zeit. 22: 249-255.
772. WILLKOMM, M. (1876) Spanien
WILLKOMM, M. (1847) Spicile- und die Balearen. Berlin.
gium Florae hispanicae. Bot. Zeit. 5: WILLKOMM, M. (1881-92) Illus-
217-219, 233-241, 425-432, 857-863, trationes florae hispanicae insularum-
873-879. que Balearium. Stuttgart.
WILLKOMM, M. (1848) Spicile- WILLKOMM, M. (1890) Ueber neue
gium Florae hispanicae (finis.). Bot. Zeit. und kritischen Pflanzen der spanisch-
6: 413-415. portugiesischen un balearischen Flora.
WILLKOMM, M. (1850) Recher- Österr. Bot. Zeit. 40: 143-148, 183-186.
ches sur l’organographie et la classifi- WILLKOMM, M. (1891) Ueber neue
cation des Globulariées. Leipzig. und kritischen Pflanzen der spanisch-
WILLKOMM, M. (1851a) Die bo- portugiesischen un balearischen Flora.
tanischen Gärten von Madrid und Va- Österr. Bot. Zeit. 41: 1-5, 51-54, 81-88.
lencia. Flora (Regensburg) 34(1): 129- WILLKOMM, M. (1893) Supple-
135. mentum prodromi florae hispanicae.
WILLKOMM, M. (1851b) Sertum Stuttgart.
Florae Hispanicae. Flora (Regensburg) WILLKOMM, M. & J. LANGE
34: 577-591, 593-607, 609-619, 625- (1862-1880) Prodromus florae hispani-
636, 705-713, 739-750, 755-765. cae. Stuttgart.
WILLKOMM, M. (1852a) Sertum
Florae Hispanicae. Flora (Regensburg)

22
Flora Montiberica 1: 23-28 (XII-1995)

ADICIONES A LA FLORA ALICANTINA

Jaume X. SOLER*, Lluis SERRA**, Gonzalo MATEO * & Manuel Benito


CRESPO**
* Departamento de Biología Vegetal. Fac. de Ciencias Biológicas. Univ. de Valencia.
** Departamento de Ciencias Ambientales y Recursos Naturales, Univ. de Alicante.

RESUMEN: Se dan a conocer algunas de las últimas novedades de


plantas encontradas en la provincia de Alicante, siendo muchas de ellas pri-
mera cita para este territorio. Biarum dispar (Schott) Talavera, Spergularia
tangerina P. Monnier, Verbascum dentifolium Delile, Coleostephus myconis
(L.) Reichenb. fil., Ononis laxiflora Desf., Vicia narbonensis L., Anthemis
altissima L., destacan por su originalidad y rareza en la mitad oriental de la
Península Ibérica.

INTRODUCCIÓN
LISTADO DE PLANTAS
El estudio exhaustivo de la flora de la
provincia de Alicante llevado a cabo por Anthemis altissima L.
distintos autores durante los últimos Hs, *ALICANTE: Benichembla,
años, ha desvelado la gran riqueza bo- 30SYH5394, 400 m, herbazal junto al
tánica que atesora. Han sido numerosas río, 3-VI-1995, J.X. Soler 1663 & M.
las aportaciones que se han hecho, Signes, VAB 95/4674.
VAB. siendo la nuestra un ejemplo más. Interesante especie poco citada en la
Aportamos aquí los últimos hallazgos de Península Ibérica. Sólo se conocía del
plantas interesantes, resultado de las norte de Cataluña (BENEDÍ, 1987: 2), y
prospecciones realizadas por la comarca Andalucía oriental (MERCE, 1975).
de la Marina Alta, situada al noreste de Existe una cita valenciana (WILL-
la provincia. KOMM, in WILKOMM & LANGE,
La totalidad del material herborizado 1870: 85) que resulta ser errónea según
se encuentra depositado en el herbario comenta BENEDÍ (l. c.), ya que se tra-
VAB de la Facultad de Biología de la taría de A. arvensis L.
Universidad de Valencia. Se han encontrado dos poblaciones
Aquellos táxones que según la biblio- muy abundantes, creciendo en herbaza-
grafía consultada, suponen novedad les subnitrófilos, del termomediterráneo
provincial, aparecen en el texto precedi- subhúmedo del norte de la provincia.
dos por un asterisco (*).
De cada planta se indica la localidad, Anthemis cotula L.
cuadrícula U.T.M., altitud, ecología Hs, ALICANTE: Castell de Castells,
observada, fecha y autor de la recolec- Corrals de l'Alt, 30SYH4689, 700 m,
ción y número de registro del herbario

23
13-7-1995, J.X. Soler 2359 & M. Sig- Taxon recientemente descrito (MA-
nes, VAB 95/4868. TEO & CRESPO, 1993: 149) del sur de
Taxon extendido por otras áreas más la provincia de Valencia, que se distin-
septentrionales o interiores de España, gue bien de los ejemplares del grupo de
pero del que sólo se conocía una cita B. valentina (L.) Heywood, con los que
anterior para esta provincia (BALLES- convive, por su densa tomentosidad
TER & STUBING, 1990). heterótrica. Con las nuevas localidades
aquí aportadas se amplia significativa-
Biarum dispar (Schott) Talavera mente su área de distribución hacia el
Hs, *ALICANTE: Castell de Cas- sur.
tells, barranco de Malafí, 30SYH4395, En las poblaciones alicantinas crece
650 m, 28-9-1995, J.X. Soler 2507 & igualmente sobre sustratos básicos des-
M. Signes, VAB 95/4924. carbonatados del piso termomediterráeo,
Se trata de una rara arácea, cuyo área bajo ombroclima subhúmedo.
de distribución conocida se restringía al
E de Portugal, SW español, Cerdeña y Chenopodium chenopodioides (L.)
Argelia (TALAVERA, 1976: 293), y Aellen
que resulta novedad para el este de la Hs, ALICANTE: Pego, marjal,
Península Ibérica. 30SYJ5406, 5 m, 30-IX-1995, J.X. So-
En la localidad aportada aparece ler 2469 & M. Signes, VAB 95/4912.
formando parte de pastizales vivaces Taxon de distribución subcosmopo-
otoñales, sobre sustratos básicos descar- lita, pero escaso en el continente euro-
bonatados, en el piso termomediterráneo peo (JALAS & SUOMINEN, 1980: 22),
y bajo ombroclima subhúmedo. del que se conocen muy pocas citas en
España. RIGUAL (1984) no lo recoge
+Bidens frondosa L. en su catálogo provincial. UOTILA
Hs, *ALICANTE: Ondara, valle del (1990: 490) tampoco lo cita para la
río Gironés, 31SBD4002, 70 m, 15-II- provincia. Por contra BOLÒS & VIGO
1995, J.X. Soler 2992 & M. Signes, (1990: 775) recogen dos citas de Rigual
VAB 95/5503. para las comarcas del Bajo Vinalopó y
Especie originaria de Norteamérica, Bajo Segura.
que se encuentra naturalizada en herba-
zales húmedos y que parece en clara Commicarpus africanus (Lour.)
expansión, al igual que la mayor parte de Dandy
las especies del género. No se conocía Hs, ALICANTE: Teulada, Sierra de
en Alicante, aunque recientemente se ha la Seldeta, 31SBC4792, 125 m, roque-
citado de la provincia de Valencia dos calizos, 12-III-1994, J.X. Soler 877,
(CARRETERO, 1992: 105). VAB 95/5100.
Taxon citado por CAVANILLES
Biscutella dufourii G. Mateo & (1802: 6) en Orihuela y por RIGUAL
M.B. Crespo (1984: 271) en la vecina Callosa del
Hs, *ALICANTE: Teulada, la Sel- Segura.. La población aquí comentada
deta, 31SBC49, 120 m, 9-V-1993, J.X. está situada mucho más al norte, repre-
Soler 757, VAB 95/0676. Jalón, Sierra sentando su irradiación más septentrio-
de Bernia, 30SYH58, 500 m, 19-V- nal europea, siendo su ambiente ma-
1993, J.X. Soler 758, VAB 95/0677. croclimáticamente más fresco y húmedo,
Muro de Alcoy, La Cabrantá, aunque compensado por el fuerte calor y
30SYH19, 800 m, 30-IV-1988, J.R. deshidratación a que se someten los ro-
Nebot, VAB 91/1437. quedos solanos mencionados.

24
Coleostephus myconis (L.) Rei- señala LIDÉN (1986: 461). En nuestro
chenb. fil. caso se ha encontrado un solo individuo,
Hs, *ALICANTE: Pego, marjal, en una comunidad arvense del interior
30SYJ5406, 5 m, 17-IV-1995, J.X. So- de la comarca de la Marina Alta, sobre
ler & M. Signes, VAB 95/4678. sustrato calcáreo descarbonatado.
Compuesta mediterráneo-macaroné-
sica, que en la Península Ibérica se dis- Ononis laxiflora Desf.
tribuye por su mitad occidental, y de la Hs, ALICANTE: Castell de Castells,
que sólo existía en el área oriental, la barranco de Malafí, 30SYH4493, 600
antigua cita de ROUY (1881) para Já- m, 7-V-1995, J.X. Soler 1979 & M.
tiva. Desde entonces no ha vuelto a ser Signes, VAB 95/5091.
vista en Valencia. La hemos encontrado Especie citada por primera vez para
formando parte de herbazales subnitrófi- la provincia de Alicante y Comunidad
los junto a las acequias de la marjal de Valenciana por MATEO & FABRE-
Pego. GAT (1991: 240) de la Sierra de Bernia
(YH58), atribuyéndose erróneamente la
Cyperus difformis L. cuadrícula YH49, que corresponde a la
Hs, ALICANTE: Beniarbeig, río Gi- zona aquí indicada. Es planta ibero-ma-
ronés, 31SBC30, 50 m, 4-IV-1988, G. grebí de distribución meridional en Es-
Mateo, VAB 88/0219. paña (Andalucía, Extremadura), alcan-
Especie de distribución subtropical, zando en esta zona su extremo septen-
poco común en el litoral valenciano, que trional conocido.
ya fue indicado para Alicante, de la cer-
cana marjal de Pego por CARRETERO Rosa tomentosa Sm.
(1991: 260). Hs, ALICANTE: Gata de Gorgos,
partida Planises, 31SBC4695, 125 m,
Fumaria gallardotii Boiss. 16-V-1991, J.X. Soler 2439, VAB
Hs, ALICANTE: Jávea, cabo de San 95/4908.
Martín, 31SBC59, 13-III-1988, G. Ma- Taxon del que ya existía una referen-
teo VAB 88/0126. Denia, pr. Les Rotes, cia anterior para la flora alicantina,
31SBD5301, 2 m, 14-II-1995, J.X. So- aportada por DE LA TORRE &
ler 1447 & M. Signes, VAB 95/5505. al.(1987). Cita ésta última que según se
Taxon circunmediterráneo, conocido comenta en NEBOT & al. (1990: 120)
en la península Ibérica de las provincias debe atribuirse a R. deseglisei Boreau,
litorales del este y sureste (LIDÉN, por lo que la localidad que aquí se se-
1986: 451). Ha sido recientemente ci- ñala podría ser la primera para la pro-
tado para la provincia por DE LA TO- vincia.
RRE & al. (inéd.).
Scilla autumnalis L.
Fumaria petteri Reichenb. subsp. Hs, ALICANTE: Castell de Castells,
calcarata (Cadevall) Lidén barranco de Malafí, 30SYH4395, 650
Hs, *ALICANTE: Castell de Cas- m, 28-IX-1995, J.X. Soler 2508 & M.
tells, Sierra de Alfaro, barranco de Do- Signes, VAB 95/4924.
geti, 30SYH4394, 600 m, herbazales Especie citada recientemente para la
nitrófilos, 7-V-1994, J.X. Soler 1082, provincia por NEBOT & al. (1990:
VAB 95/5094. 121), de una localidad más meridional
Especie poco frecuente, que aparece de esta misma comarca (Benitachell,
en contadas ocasiones y siempre con BC49).
pocos individuos, incluso aislados, como

25
Setaria gracilis Kunth bablemente por haber sido tomada hasta
Hs, *ALICANTE: Pego, marjal, ahora como T. angustifolia L.
30SYJ5407, 2 m, 30-IX-1995, J.X. So-
ler 2388 & M. Signes, VAB 95/4887. Valerianella muricata (Steven ex
Planta originaria de Norteamérica, Bieb) J.W. Loudon
recogida por MATEO & CRESPO Hs, *ALICANTE: Vall de Gallinera,
(1990, 1995) para Alicante, pero de la barranco de Alcalá, Corrals de Morells,
que al parecer no existen citas de locali- 30SYH4198, 650 m, 13-V-1995, J.X.
dades concretas para la provincia. Soler 2237 & M. Signes, VAB 95/4848.
Taxon que resulta afín a V. eriocarpa
Spergularia tangerina P. Monnier Desv., del cual se diferencia por poseer
Hs, *ALICANTE: Denia, pr. Les la corona del fruto truncada oblicua-
Rotes, 31SBD5300, 1 m, 5-8-1993, mente (MARTÍN-BLANCO, 1993:
playa de roca, J.X. Soler 922, VAB 153). Planta rara en el territorio valen-
95/5095. ciano, de la que sólo existían dos citas
Especie descrita en Tánger por de localidades de la provincia de Valen-
MONNIER (1964) que resulta muy afín cia (CARRETERO & al., 1984: 142,
a S. marina (L.) Besser, diferenciándose CARRETERO & PASTOR, 1990: 78),
de ésta por la presencia de papilas lar- pero que no aparece indicada para Ali-
gas, cuneiformes y blanco-cristalinas en cante por MATEO & CRESPO (1995:
las semillas, así como por poseer inflo- 341).
rescencias más ramificadas y apretadas
que la primera. En el continente europeo Verbascum dentifolium Delile
se conocía hasta hace poco del SE de Hs, ALICANTE: Castell de Castells,
Francia, Córcega y Andalucía (JALAS prox. del pueblo, 30SYH4 8 , 800 m,
& SUOMINEN, 1983: 164). Sin em- herbazal, 24-VI-1994, J.X. Soler 808,
bargo en la reciente revisión del género VAB 955088.
para Flora Iberica RATTER (1990: Taxon norteafricano (Marruecos y
155) menciona la existencia de citas para Argelia), conocido hasta no hace mucho
el este ibérico (Cs y T). tiempo en la Península Ibérica sólo de
dos localidades de la Sierra Nevada gra-
Tragopogon crocifolius L. nadina (MURBECK, 1933: 241). Re-
Hs, ALICANTE: Vall de Alcalá, Sie- cientemente MUÑOZ & VALDES
rra de Cantacuco, alto del Rugló, (1986: 154) aportan nuevas citas penin-
30SYH395, 750 m, 27-V-1995, J.X. sulares de Córdoba y Sevilla.
Soler 2047 & M. Signes, VAB 95/4791. GANDOGER (1917), en uno de sus
Especie distribuida por el área medi- viajes por la Península Ibérica, recogió
terráneo-occidental, de la que solamente en el Montgó muestras de una planta
existía una cita para Alicante, de la Sie- que publicó como V. granatense Boiss. ,
rra del Maigmó (DE LA TORRE & al., sinónimo de V. dentifolium Delile, lo
1987) cual no queda reflejado en la monografía
de MURBECK (l. c.), se ignora en tra-
Typha dominguensis (Pers.) Steudel bajos posteriores sobre la flora provin-
Hs, *ALICANTE: Pego, marjal, cial y es puesto en duda explícitamente
30SYJ5307, 2 m, 16-IX-1995, J.X. So- por NEBOT & al. (1990: 124).
ler 2360 & M. Signes, VAB 95/4869. Sin embargo ahora podemos confir-
Especie muy común en márgenes de mar la veracidad de la antigua cita, pues
aguas eutrofizadas, de la que al parecer el material recogido, en la misma co-
no existen citas para la provincia, pro- marca por donde pasó Gandoger, coin-

26
cide con las descripciones dadas por BOLÒS, O. & J. VIGO (1984-1990)
MURBECK (1933: 239-240) y por Flora dels Països Catalans. Vol. 1 y 2.
VALDÉS & al. (1987: 490); y, compa- Ed. Barcino. Barcelona.
rado con los pliegos del herbario MA CARRETERO, J.L., H. BOIRA & V.
provenientes de Sierra Nevada y del PASTOR.(1984) Aportaciones al cono-
norte de África, no observamos diferen- cimiento de la flora de la provincia de
cias apreciables. Valencia. Collect. Bot.(Barcelona), 15:
Se trata por tanto de la confirmación 139-143.
y ampliación del área de la especie al CARRETERO, J.L. & V. PASTOR
este peninsular, constituyendo un ejem- (1990) Fragmenta chorologica occiden-
plo más de la relación de la flora bética talia, 2891-2903. Anales Jard. Bot. Ma-
con la de las montañas diánicas. drid, 48(1): 78-79.
CARRETERO, J.L. (1991) Sobre flora
Vicia narbonensis L. alóctona valenciana. Collect. Bot. (Bar-
Hs, ALICANTE: Alcalá de la Jovada, celona), 20:259-261.
loma de la Retura, 30SYH3997, 700 m, CARRETERO, J.L. (1992) Fragmenta
7-V-1995, J.X. Soler 2067 & M. Signes, chorologica occidentalia, 4251-4256.
VAB 95/4797. Anales Jard. Bot. Madrid, 50(1): 107.
Segunda cita provincial (SOLER & CAVANILLES A.J. (1802) Descripción
al, 1995: 114) de este taxon latemedite- de las plantas que D. Antonio Josef Ca-
rráneo, poco conocido en el levante es- vanilles demostró en las lecciones pú-
pañol (BOLÓS & VIGO, 1984: 492). blicas del año 1801, precedida de los
Se conocen sólo otras dos menciones principios elementales de la Botánica.
más para la comunidad Valenciana, re- Madrid.
cogidas por BOLÒS & VIGO (1984: DE LA TORRE, A., F. ALCARAZ & L.
493) sin indicación de la localidad. SERRA (inéd.) Aportaciones a la flora
alicantina, II. Anales de Biol. (sec. Biol.
Ziziphus jujuba Miller Veg.).
Hs, *ALICANTE: Adsubia, pr. For- DE LA TORRE, A., F. ALCARAZ & A.
na, 30SYJ4506, 125 m, 12-VII-1995, GARCÍA (1987) Aportaciones a la flora
J.X. Soler 2441, VAB s/n. alicantina (SE de España). Anales de
Árbol cultivado por sus frutos co- Biol., (sec. Biol. Veg. 3) 13: 39-42.
mestibles, que se naturaliza en barrancos GANDOGER, M. (1917) Catalogue
húmedos, y del que no se conocían refe- des plantes récoltées en Espagne et en
rencias explícitas para la provincia. Portugal pendant mes voyages de 1894
á 1912. Paris.
JALAS, J. & J. SUOMINEN (1980-
BIBLIOGRAFÍA 1983). Atlas Florae Europaeae, vol. 5 y
6. Helsinki.
BALLESTER, G. & G. STÜBING (1990) LIDÉN, M. (1986) Fumaria. En S.
La Sierra del Carrascal de Alcoy. Flora CASTROVIEJO & AL. (Eds.) Flora Ibe-
y Vegetación. Cuadernos de la Natura- rica, 1: 447-467. C.S.I.C. Madrid.
leza. Caja de Ahorros de Alicante. 92 MARTÍN-BLANCO, C.J. (1993) Si-
pp. Alicante. nopsis del género Valerianella Miller
BENEDÍ, C. (1987) Mapa 17. Anthe- (Valerianaceae) en la península Ibérica.
mis altissima. En J. Fernández Casas Bot. Complut. 18: 151-156.
(Ed.) Asientos para un atlas corológico MATEO, G. & M.B. CRESPO (1990)
de la flora occidental, 5. Fontqueria 12: Claves para la flora valenciana. Del
2. Cenia al Segura. Valencia.

27
MATEO, G. & M.B. CRESPO (1993) RATTER, J.A. (1990) Spergularia. En
Dos nuevas especies del genero Biscu- S. CASTROVIEJO & AL. (Eds.) Flora
tella (Brassicaceae) en España. Anales Iberica, 2: 149-161. C.S.I.C. Madrid.
Jard. Bot. Madrid 51(1) 148-149. RIGUAL, A. (1984) Flora y vegeta-
MATEO, G. & M.B. CRESPO (1995) ción de la provincia de Alicante. El
Flora abreviada de la Comunidad Va- paisaje vegetal alicantino. Instituto de
lenciana. Ed. Gamma. Alicante. Estudios Alicantinos. Alicante
MATEO, G. & C. FABREGAT (1991) ROUY, M.G. (1881) Excursions bo-
Notes florístiques i corológiques, 492- taniques en Espagne, centre d’herborisa-
524. Collect. Bot. (Barcelona) 20: 239- tions à Játiva (mai 1879 et juin 1880)
242. Bull. Soc. Bot. France 28: 153-171.
MERCE, J. (1975) Erisifáceos de la SOLER J.X., B. ROCHER, G. MATEO
cordillera Bética (taxonomía y corolo- & L. SERRA (1995) Fragmenta choro-
gía). Primera parte. Anales Jard. Bot. logica occidentalia, 5479-5509. Anales
Madrid 32(2): 705-729. Jard. Bot. Madrid 53(1): 113-114.
MONNIER, P. (1964) Flora Europaea TALAVERA, S. (1976) Revisión de las
Notulae Systematicae. Feddes Repert. especies españolas del género Biarum
Spec. Nov. Regni Veg. 69: 50. Schott. Lagascalia 6(2): 275-296.
MUÑOZ, J. & B. VALDÉS (1986) UOTILA, P. (1990) Chenopodium L.
Notas breves 126-178. Lagascalia 14: En S. CASTROVIEJO & AL. (Eds.) Flora
154. Iberica, 2: 484-500. C.S.I.C. Madrid
MURBECK, S. (1933) Monographie VALDÉS, B. (1987) Verbascum. En
Verbascum. Lunds Univ. Arsskr. nov. B. VALDÉS & AL. (Eds.) Flora Vascular
ser., 29(2): 1-630. de Andalucía Occidental 2: 487-494.
NEBOT, J.R., A. DE LA TORRE, G. Barcelona.
MATEO & F. ALCARAZ (1990) Materia- WILKOMM, M. & J. LANGE (1870)
les para la actualización del catálogo Prodromus Florae Hispanicae. Vol. 2.
florístico de la provincia de Alicante. Stuttgart.
Anales de Biol., Fac. Biol., Univ. Mur-
cia 16: 99-129.

28
Flora Montiberica 1: 29-32 (XII-1995)

CONTRIBUCIONES A LA FLORA DEL SISTEMA


IBÉRICO, X

Gonzalo MATEO SANZ *, Nuria Eva MERCADAL FERRERUELA ** & Juan


Manuel PISCO GARCÍA ***
* Departamento de Biología Vegetal. Fac. de Ciencias Biológicas. Univ. de Valencia
** C/ Silvestre Pérez, 4-4ºB, 50002-Zaragoza
*** C/ Abajo, 35-2º, 19300-Molina de Aragón (Guadalajara)

RESUMEN: Se comentan 16 especies localizadas en áreas de la Cordi-


llera Ibérica, principalmente correspondientes a las provincias de Guadala-
jara, Zaragoza y Teruel. Entre ellas podemos destacar las citas de Scirpus lit-
toralis y Teucrium campanulatum, novedades para la provincia de Teruel; la
de Senecio adonidifolius para la de Cuenca, Arabis turrita para la de Guada-
lajara, así como la reivindicación de Campanula betetae Caballero, especie
endémica del Alto Tajo casi completamente olvidada desde las fechas de su
descripción.

Ammi visnaga (L.) Lam. Arabis parvula Dufour


TERUEL: Alcañiz, pr. Masía Blanca, ZARAGOZA: Zaragoza, monte To-
30TYL3344, 390 m, 16-VI-1995, N.E. rrero, 30TXM70, 300 m, pastizales
Mercadal, VAB 95/3277. anuales primaverales, 17-II-1995, G.
Es planta bastante rara en la provincia, Mateo-9699, N.E. Mercadal & J.M. Pis-
donde no había sido localizada desde el co, VAB 95/1394
siglo pasado. LOSCOS & PARDO Ni LOSCOS & PARDO (1866-67) ni
(1866-67: 169) la mencionan de las pro- LOSCOS (1876-86) la indican en la
ximidades de Castelserás y Alloza. provincia ni en el resto de Aragón. No es
abundante, pero posteriormente sí ha
Apium repens (Jacq.) Lag. sido localizado en algunas áreas provin-
TERUEL: Fortanete, pr. El Azud, ciales (FERRER 1993: 58; TALAVERA
30TYK0987, 1330 m, regueros húme- & VELAYOS, 1994: 163).
dos, 5-VIII-1995, N.E. Mercadal, VAB
95/5384. Arabis turrita L.
Pequeña hierba reptante, de distribu- *GUADALAJARA: Poveda de la Sie-
ción eurosiberiana, poco abundante en rra, barranco del Horcajo, 30TWK8796,
nuestro país. En Teruel solamente se 1200 m, terrenos calizos umbrosos, 27-
había citado de las comarcas más septen- V-1995, G. Mateo-9990, N.E. Mercadal
trionales y occidentales, sobre todo de la & J.M. Pisco, VAB 95/2643.
comarca del Alto Jiloca (MATEO 1990: No aparece indicado ningún punto de
370). la provincia de Guadalajara ni en el deta-
llado estudio para Flora Iberica (TALA-

29
VERA, 1993: 139) ni en el reciente mapa Sin embargo en nuestros propios re-
de TALAVERA & VELAYOS (1983: corridos por dicha zona, así como buena
342). parte de la alta cuenca del Tajo, hemos
podido observar y recolectar especíme-
Arum italicum Miller nes que convienen perfectamente con el
TERUEL: Alcaine, valle del río Mar- tipo de C. betetae Caballero, alejándose
tín, 30TXL93, 600 m, bosque ribereño, lo suficiente de C. hispanica Willk.; al
26-III-1995, G. Mateo-9713, C. Fabre- menos en los ejemplares más típicos, ya
gat, S. López Udias & al., VAB 95/ que al habitar muy próximas ambas es-
ZARAGOZA: Zaragoza, valle del pecies no es de extrañar la aparición de
Ebro, 30TXM7711, 220 m, 22-IV-1995, fenómenos de introgresión.
J.M. Pisco, VAB 95/ Lo primero que llama la atención del
Planta de óptimo mediterráneo litoral, recolector de esta especie, en su óptimo
que resulta escasa en Aragón. Para Te- estival de floración, es que con las flores
ruel se había indicado solamente de sus perfectamente desarrolladas las hojas
áreas más bajas, fronterizas con Zara- inferiores de los escapos se muestran
goza, Tarragona y Castellón (MATEO aovado-orbiculares y no lineares a linear-
1990: 400). lanceoladas, como en C. hispanica, la
cual presenta este tipo de hojas en rose-
Campanula betetae Caballero, Ana- tas estériles independientes o en la fase
les Jard. Bot. Madrid 2: 247 (1942) invernal de los escapos floríferos. Tales
*GUADALAJARA: Taravilla, ba- hojas muestran una densidad de tomento,
rranco de Cabrillas, 30TWL8104, 1060 y sobre todo un grosor y consistencia,
m, taludes pedregosos calizos, 5-VII- claramente superior a las de C. hispa-
1995, J.M. Pisco, VAB 95/5296. nica, que son más verdes y tenues.
Hace más de medio siglo que CABA- En cuanto a las flores destacar que los
LLERO (1942a: 247, 1942b: 321) des- dientes del cáliz, aunque variables en
cribía e iconografiaba una especie del ambas, se muestran más cortos (longitud
género Campanula, que había recogido similar al ovario) en C. betetae, mientras
en el norte de la provincia de Cuenca, de que los lóbulos de la corola más largos y
la que destaca un hipotético parentesco estrechos (longitud casi doble que su
con C. rotundifolia L., que también anchura)
menciona en la zona junto con C. hispa- El hábitat de ambas es primordial-
nica Willk. mente las grietas de rocas calizas de me-
Desde entonces casi nadie parece ha- dia montaña, pero en el caso de la que
berse querido hacer eco de dicha pro- estamos aquí destacando observamos
puesta, de manera que en las obras gene- cómo con gran frecuencia sale de tales
rales en que pudiera aparecer (TUTIN & medios, habitando en pedregales y espe-
al. 1976, GREUTER & al. 1984, etc.) se cialmente en taludes y márgenes pedre-
omite referencia a ella hasta en la sino- gosos o margosos de los caminos fores-
nimia e índices nomenclaturales. Sola- tales.
mente la vemos mencionada en el estudio Parece imprescindible, para adoptar
de G. LÓPEZ (1976a: 215) sobre la Se- una postura definitiva respecto al rango
rranía de Cuenca, en el que la dedica el taxonómico adecuado para este taxon, el
tratamiento de especie, aunque en el co- abordar los necesarios estudios anatómi-
mentario se muestra crítico con tal tra- cos, micromorfológicos, biología repro-
tamiento, que opina debería mejor modi- ductiva, etc.; pero mientras tanto cre-
ficarse para la inclusión del taxon en el emos lo más prudente mantener la hipó-
seno de C. hispanica Willk. tesis de su especificidad, dadas las pecu-

30
liaridades anotadas y la falta de pruebas 1250 m, melojares, X-1995, N.E. Mer-
objetivas sobre su posible coespecificidad cadal, VAB 95/5549.
con C. hispanica. Es planta de distribución típicamente
eurosiberiana, que alcanza en estas áreas
Chaenorhinum rubrifolium (Robill. del Sistema Ibérico oriental su límite me-
& Cast.) Fourr. subsp. rubrifolium ridional (HULTÉN & FRIES 1986: 713).
ZARAGOZA: Zaragoza, canteras del En la provincia solamente se ha indicado,
monte Torrero, 30TXM7407, 320 m, 2- además de en los altos macizos de Gúdar
IV-1995, J.M. Pisco, VAB 95/5389. y Albarracín, en la localidad cercana de
Planta de distribución mediterráneo Fonfría (FERRER, 1993: 105).
centro-occidental, relativamente exten-
dida por España. En esta provincia se ha Prangos trifida (Miller) Herrnst. &
indicado de algunos puntos (BENEDÍ, Heyn
1991: 63), pero no de los alrededores de *GUADALAJARA: Pradilla, valle del
la capital. río Gallo pr. ermita de San Juan, 30TWL
9817, 1100 m, 20-VI-1994, J.M. Pisco,
Dictamnus hispanicus Webb ex VAB 95/0723.
Willk. Vistosa umbelífera propia de la mitad
TERUEL: Cortes de Aragón, rambla meridional de la Península. No conoce-
del Abejar, 30TXL8539, 920 m, pedre- mos citas anteriores para la provincia de
gales calizos, 28-IX-1995, N.E. Merca- Guadalajara, que tampoco aparece alu-
dal, VAB 95/5375. dida en la reciente revisión de ARENAS
Planta de distribución iberolevantina & GARCÍA MARTÍN (1993anexo: 43)
en España, que alcanza en la zona indi-
cada su localidad provincial más interior, Quercus coccifera x faginea
ya que solamente se había mencionado *GUADALAJARA: Zaorejas, valle
de las partes más orientales, limítrofes del Tajo hacia Huertapelayo, 30TWL
con Castellón y Tarragona, desde la 6015, 840 m, calizas, 19-VIII-1985, J.M.
Sierra de El Toro (AGUILELLA, 1985) Pisco, VAB 95/5274.
hasta la zona de Torrecilla (PARDO Se trata de ejemplares claramente hi-
1902). bridados entre dos especies que cohabi-
tan en estas zonas bajas de la cuenca del
Peganum harmala L. Tajo. Pese a lo comunes de ambas, lo
GUADALAJARA: Molina de Aragón, frecuentemente que conviven y la gran
cerro del castillo, 30TWL9422, 1100 m, capacidad de ambas para la hibridación
herbazales secos subnitrófilos, 25-VI- intragenérica, no parece que se haya ci-
1994, J.M. Pisco, VAB 95/0538. tado en esta zona ni en el resto de la Pe-
Planta muy xerófila, propia de ambien- nínsula, ya que no aparece reflejado entre
tes semiáridos, que en las zonas interio- los numerosos híbridos enumerados en la
res de la Península resulta bastante rara, revisión de FRANCO (1990: 35).
asociándose con frecuencia a los castillos
y montes periurbanos con antiguos Scirpus littoralis Schrader
asentamientos humanos. *TERUEL: Alcañiz, márgenes de La
Estanca, 30TYL3550, 350 m, aguas sa-
Peucedanum oreoselinum (L.) lobres, 23-X-1995, N.E. Mercadal, VAB
Moench 95/5542.
TERUEL: Torrecilla del Rebollar, pr. Planta halófila, propia de saladares y
barranco de Cañamadera, 30TXL6434, marismas principalmente costeras, pero
que en otras áreas del país penetra sin

31
dificultad en el interior. Creemos que se paña peninsular y Baleares. Ruizia 12: 1-
trata de la primera vez que se recolecta 244(+ apéndice de 388 pp.).
esta especie en la provincia, pese a tra- BENEDÍ, C. (1991) Taxonomía de
tarse de una localidad muy visitada por Chaenorhinum rubrifolium aggr.
los botánicos desde la época de Loscos y (Scrophulariaceae) en el área mediterrá-
Pardo. nea occidental. Collect. Bot. (Barcelona)
20: 35-77.
Senecio adonidifolius Loisel. CABALLERO, A. (1942a) Apuntes
*CUENCA: Beteta, pr. Estrecho del para una flórula de la Serranía de Cuen-
Horcajo, 30TWK8796, 1140 m, herbaza- ca. Anales Jard. Bot. Madrid 2: 236-265.
les sombreados, 25-VIII-1994, J.M. CABALLERO, A. (1942b) Ilustracio-
Pisco & A. Martínez, VAB 95/0733. nes a la flora endémica española. Anales
Planta de distribución principal alpino- Jard. Bot. Madrid 2: 266-347.
pirenaica, que solamente se conocía para FERRER PLOU, J. (1993) Flora y
la Cordillera Ibérica de su extremo no- vegetación de las sierras de Herrera, Cu-
roccidental (Bu, So, Lo, Z). No aparece calón y Fonfría. Naturaleza en Aragón,
indicado en la tesis doctoral de G. LÓ- 4. Zaragoza.
PEZ (1976a) ni en ninguna otra publica- FRANCO, J.A. (1990) Quercus L. En
ción sobre la flora provincial, así como S. Castroviejo & al. (Eds.) Flora Iberica,
tampoco en los tramos ibéricos de las 2: 15-36. C.S.I.C. Madrid.
provincias colindantes. LÓPEZ, G. (1976a) Contribución al
estudio florístico y fitosociológico de la
Teucrium campanulatum L. Serranía de Cuenca. Tesis Doctoral.
*TERUEL: Samper de Calanda, pr. Facultad de Farmacia. Universidad
Fotea, 30TYL2659, 310 m, márgenes de Complutense. Madrid.
lagunazos, 23-X-1995, N.E. Mercadal, LÓPEZ, G. (1976b) Contribución al
VAB 95/5546. conocimiento fitosociológico de la Se-
Se trata de una especie bastante atí- rranía de Cuenca, I. Anales Inst. Bot.
pica en el género, por su carácter herbá- Cavanilles 33: 5-87.
ceo, rastrero y su tendencia a presentarse LOSCOS, F. (1876-86) Tratado de
en zonas húmedas de desecación estival. las plantas de Aragón. Madrid.
Las localidades que de ella se conocen en LOSCOS, F. & J. PARDO (1866-67)
la zona de influencia del Sistema Ibérico Serie imperfecta de las plantas aragone-
son muy escasas, resultando novedad sas espontáneas. Alcañiz.
para el catálogo de la provincia. PARDO, J. (1902) Catálogo o enu-
meración de las plantas de Torrecilla de
Alcañiz. Zaragoza.
BIBLIOGRAFÍA TALAVERA, S. (1993) Arabis L. In
S. Castroviejo & al. (Eds.) Flora Iberica
AGUILELLA, A. (1985) Flora y ve- 4: 135-163. C.S.I.C. Madrid.
getación de la Sierra de El Toro y Las TALAVERA, S. & M. VELAYOS
Navas de Torrijas. Tesis Doctoral. Uni- (1994) Cartografía corológica ibérica.
versidad de Valencia. Aportaciones 62-69. Bot. Complutensis
ARENAS POSADA, J.A. & F. 19: 159-168.
GARCÍA MARTÍN (1993) Atlas carpo- TUTIN, T.G. & al. (Eds.) (1976)
lógico y corológico de la subfamilia Flora Europaea. Vol. 4. Cambridge.
Apioideae Drude (Umbelliferae) en Es-

32
Flora Montiberica 1: 33-37 (XII-1995)

NUEVOS DATOS SOBRE LA FLORA DE LA


PROVINCIA DE CUENCA, I

Gonzalo MATEO SANZ, Mª LUZ HERNÁNDEZ VIADEL, Sonia TORRES &


Ana VILA LEÓN
Departamento de Biología Vegetal. Fac. de Ciencias Biológicas. Univ. de Valencia

RESUMEN: Se comentan 22 táxones correspondientes a plantas vascula-


res halladas en la provincia de Cuenca y que resultan novedosas o interesan-
tes en el contexto de la flora provincial. Son destacar como novedades de
mayor interés Gentianella campestris (L.) Börner, Omalotheca sylvatica
(L.) Schultz Bip., Cardamine pratensis L. subsp. pratensis, Thalictrum fla-
vum subsp. costae (Timb.-Lagr. ex Debeaux) Rouy & Fouc., Drosera ro-
tundifolia L. y Anthemis nobilis L.

Anagallis tenella (L.) Murray Anthemis triumfetti (L.) DC.


CUENCA: San Martín de Boniches, *CUENCA: Zafrilla, pr. El Estrecho,
pr. fuente del Cubillo, 30TXK2318, 1200 30TXK1948, 1360 m, terrenos calizos
m, 13-VII-1993, G. Mateo-10464 & umbrosos, 8-X-1995, G. Mateo-11162 &
M.D. Muñoz, VAB 95/3242. M.L. Hernández Viadel, VAB 95/5216.
Especie de área de distribución típi- No conocemos citas anteriores de esta
camente atlántica, aunque penetrando en especie en la provincia, pese a ser bien
áreas mediterráneas suficientemente hú- conocida en otras de su entorno (BENE-
medas (HULTÉN & FRIES, 1986: 742). DÍ, 1987: 283).
Hace años la habíamos mencionado de la
Sierra de Mira (MATEO 1983: 67), pero Arabis nova Vill. subsp. nova
no conocemos ninguna otra cita provin- * CUENCA: Beteta, valle del Tajo pr.
cial. puente Martinete, 30TWK8895, 1140 m,
calizas, G. Mateo, N.E. Mercadal & J.M.
Anthemis nobilis L. Pisco, VAB95/2622.
*CUENCA: Pajarón, pr. Cerrito del Pequeña hierba anual propia de am-
Prado, 30TXK0527, 1080 m, arenales bientes sombreados de montaña. Presenta
silíceos húmedos, 10-IX-1995, G. Ma- una curiosa distribución mediterráneo-
teo-11049, VAB 95/3949. septentrional relativamente disyunta
Es planta frecuente en las áreas silí- (BOLÒS & VIGO, 1990: 102) siendo
ceas algo húmedas del noroeste de la rara en el Sistema Ibérico. No aparece
Cordillera Ibérica, cuyo límite meridional indicada para la provincia en la revisión
conocido en la misma estaba en la Sierra de TALAVERA (1993: 147) ni en el
de Albarracín. mapa de TALAVERA & VELAYOS
(1994: 159).

33
Aster linosyris (L.) Bernh. en que se conoce (G. LÓPEZ, 1976a:
CUENCA: La Cierva, pr. arroyo de la 203)
Embuena, 30TWK9935, 1220 m, prados
húmedos, 20-IX-1995, G. Mateo-11092, Cardamine pratensis L. subsp. pra-
S. Torres & A. Vila, VAB 95/4117. tensis
Especie de distribución eurosiberiana *CUENCA: Zafrilla, Sierra de Zafrilla
con tendencia algo meridional, pero ya pr. Prado Redondo, 30TXK1355, 1540
rara en España (HULTÉN & FRIES, m, márgenes de arroyos frescos calcá-
1986: 884).Solamente encontramos para reos, 8-X-1995, G. Mateo-11161 & M.L.
la provincia la cita previa de la Sierra de Hernández Viadel, VAB 95/5215.
Talayuelas (MATEO, 1983: 80). Es posible que correspondan a este
taxon, de hojas y flores relativamente
Astrantia major L. grandes, las citas habidas en la provincia
CUENCA: valle del arroyo Amagrero, (G. LÓPEZ, 1976a: 219) de C. raphani-
30TXK0364, 1300 m, avellanares ribere- folia Pourret subsp. raphanifolia, la cual
ños, 1-X-1995, G. Mateo-11119, VAB aparece restringida a la franja pirineo-
95/4281. cantábrica por RICO (1993: 124) y
Vistosa planta propia de los bosques MARTÍN BALLESTEROS & RICO
caducifolios centroeuropeos, y que re- (1994: 121), indicando éstos últimos en
sulta rarísima en todo el Sistema Ibérico, Cuenca con muchas dudas el taxon aquí
especialmente en sus partes orientales. considerado.
En la Serranía de Cuenca ya aparecía
citada por G. LÓPEZ (1976a: 195, Carex pallescens L.
1976b: 66). CUENCA: Huélamo, Sierra de Val-
demeca pr. Collado Aparicio, 30TXK
Athyrium filix-femina (L.) Roth 0354, cervunales sobre sustrato silíceo
CUENCA: Valdemeca, Sierra de Val- húmedo, 30-IX-1995, G. Mateo-11106,
demeca hacia Collado Bajo, 30TXK VAB 95/4218.
0647, 1650 m, regueros húmedos silí- Otra de las especies que en Cuenca
ceos, 30-IX-1995, G. Mateo-11126, solamente se han citado en el entorno de
VAB 95/4238. la Sierra de Valdemeca (G. LÓPEZ 1976
Como en el caso anterior, se trata de a: 226, 1977: 637), donde aparece bas-
una especie muy exigente en humedad tante escasa, formando parte de los pra-
climática y edáfica, asociada además a dos silicícolas húmedos de Nardion.
sustratos silíceos, que tiene en el norte de
Cuenca una de sus localidades más ex- Cerastium ramosissimum Boiss.
tremas. G. LÓPEZ (1976a: 196, 1977: CUENCA: Valdemeca, Sierra de Val-
639) ya la había indicado en la zona. demeca pr. Collado Bajo, 30TXK04,
1720 m, arenales silíceos, 30-IV-1994,
Blechnum spicant (L.) Roth G. Mateo-9826, J.L. Benito, A. Martínez
CUENCA: Valdemeca, Sierra de Val- & al., VAB 95/1888.
demeca hacia el Collado Bajo, También es planta muy rara en
30TXK0647, 1650 m, regueros húmedos Cuenca, de donde solamente se ha indi-
silíceos, 30-IX-1995, G. Mateo-11130, cado de la Sierra de Valdemeca (G. LÓ-
VAB 95/4242. PEZ, 1976a: 238 -ut C. gracile Dufour-;
Otra de las especies propias de am- 1977: 666), donde caracteriza los
bientes nemorales húmedos que ha so- pastizales secos anuales silicícolas de
brevivido relicta en la interesante Sierra óptimo iberoatlántico.
de Valdemeca, única localidad provincial

34
Drosera rotundifolia L. Gentianella campestris (L.) Börner
*CUENCA: Valdemeca, Sierra de *CUENCA: Zafrilla, Sierra de Zafrilla
Valdemeca hacia el Collado Bajo, pr. Prado Redondo, 30TXK1355, 1540
30TXK0647, 1.650 m, turberas de m, terreno higroturboso calizo, 8-X-
Sphagnum, 30-IX-1995, G. Mateo- 1995, G. Mateo-11159 & M.L. Hernán-
11132, VAB 95/4244. dez Viadel, VAB 95/5213.
Planta muy exigente desde el punto de Planta propia de la alta montaña cen-
vista ecológico, condicionada por un troeuropea de la que no tenemos refe-
sustrato silíceo con humedad edáfica y rencia previa para la provincia de Cuenca
climática abundante que sea colonizado ni sus alrededores. Posiblemente sea in-
por densos céspedes de briófitos domi- cluso la primera recolección en la Cordi-
nados por los representantes del género llera Ibérica. Se presentaba en un área
Sphagnum. Tales condiciones son extre- llana muy húmeda, pese a lo fuertemente
madamente raras en el conjunto del Sis- afectado por la sequía del entorno, de
tema Ibérico oriental y parecen encon- contacto entre sustratos calizos y silí-
trarse en franca regresión. Son bien co- ceos, donde se almacena y fluye lenta-
nocidas las manchas de las sierras de mente el agua de un manantial; acompa-
Molina y Albarracín, pero también llegan ñada por Parnassia palustris L., Pingui-
a presentarse en la provincia de Cuenca, cula vulgaris L., Succisa pratensis
donde pudimos localizar una interesante Moench, etc.
mancha de turbera ácida, no demasiado
extensa y afectada por la fuerte sequía, Hypericum undulatum Willd.
con Sphagnum sp. pl., acompañados por CUENCA: Valdemeca, Sierra de Val-
la drósera junto con Carex echinata Mu- demeca pr. fuente de la Ardilla,
rray, C. lepidocarpa Tausch, Succisa 30TXK0747, 1530 m, regueros húmedos
pratensis Moench, Potentilla erecta (L.) silíceos, 30-IX-1995, G. Mateo-11107,
Räuschel, Blechnum spicant (L.) Roth, VAB 95/4219.
Vaccinium myrtillus L., etc. Planta de óptimo atlántico en la Penín-
Esta población de la Sierra de Valde- sula, que resulta relativamente frecuente
meca debe ser muy rara y relicta en la en las sierras noroccidentales de la Cor-
misma, ya que no aparece indicada por dillera Ibérica, pero se enrarece rápida-
G. LÓPEZ (1976a), pese a lo minucioso mente hacia el Mediterráneo, teniendo su
de sus exploraciones, que dieron a cono- límite por el este en las sierras de Alba-
cer casi todas las interesantes originali- rracín y Valdemeca, siendo ésta su única
dades de la misma. localidad conocida en Cuenca (G. LÓ-
PEZ 1976a: 323, 1977: 646).
Galeopsis carpetana Willk.
CUENCA: Valdemeca, Sierra de Val- Myriophyllum alterniflorum DC.
demeca pr. fuente de la Ardilla, *CUENCA: La Cierva, pr. arroyo de
30TXK0747, 1530 m, pedregales de la Embuena, 30TWK9935, 1220 m, es-
rodeno, 30-IX-1995, G. Mateo-11110, tanque artificial, 20-IX-1995, G. Mateo-
VAB 95/4222. 11089, S. Torres & A. Vila, VAB
Aportamos aquí una segunda cita 95/4114.
provincial (MATEO, FABREGAT & Hierba acuática de distribución ho-
LÓPEZ UDIAS, en prensa) de este en- loártica, pero en Europa principalmente
demismo de las altas cordilleras del inte- atlántica, resultando muy rara en el Sis-
rior de la Península, presente en un am- tema Ibérico y, en general, en la España
biente similar al que suele colonizar en mediterránea (HULTÉN & FRIES, 1986:
otras áreas. 688; BOLÒS & VIGO, 1984: 680).

35
Odontites tenuifolius (Pers.) G. Don Sedum caespitosum (Cav.) DC.
fil. *CUENCA: Cañete, pr. pico Taba-
*CUENCA: Pajarón, pr. Cerrito del rreña, 30SXK1428, 1150 m, arenales
Prado, 30TXK0527, 1080 m, jarales so- silíceos, 29-IV-1995, G. Mateo-9829,
bre arenas silíceas, 10-IX-1995, G. Ma- J.L. Benito, S. López Udias & al., VAB
teo-11052, VAB 95/3952. 95/1891. Talayuelas, partida de Las La-
Es planta relativamente extendida por gunas, 30SXK50, 1000 m, arenales silí-
los brezales, jarales y pastizales silicícolas ceos, 3-V-1995, G. Mateo-9808, VAB
de la serie del melojar por la zona centro- 95/1870.
occidental de la Cordillera, cuyo límite Pequeña hierba anual, que apenas su-
conocido hasta ahora estaba en la Sierra pera un par de centímetros en la mayor
de Albarracín. parte de sus ejemplares, con distribución
típicamente circunmediterránea, pero que
Omalotheca sylvatica (L.) Schultz en España tenía un importante hueco en
Bip. su área conocida entre la costa levantina
*CUENCA: Valdemeca, Sierra de y el área iberoatlántica (BOLÒS &
Valdemeca pr. fuente de la Ardilla, VIGO, 1984: 302), que con estos nuevos
30TXK0747, 1540 m, pastizales húme- datos va rellenándose.
dos sobre rodenos, 30-IX-1995, G. Ma-
teo-11111, VAB 95/4223. Thalictrum flavum subsp. costae
Se trata de otro de los hallazgos no- (Timb.-Lagr. ex Debeaux) Rouy & Fouc.
tables para esta provincia, ya que es *CUENCA: Zafrilla, pr. arroyo de los
planta propia de zonas de la alta montaña Calares, 30TXK1558, 1540 m, prados
centroeuropea que solamente se conocía húmedos calcícolas, 9-VII-1995, G.
en el Sistema Ibérico en los macizos no- Mateo-10432, C. Fabregat & S. López
roccidentales del Moncayo a la De- Udias, VAB 95/3207.
manda. Taxon de curioso área de distribución
disyunta entre el Pirineo catalán y las
Quercus x trabutii Hy (Q. petraea x partes altas de la Cordillera Ibérica
pyrenaica) (desde Urbión a Peñagolosa), que no se
CUENCA: Valdemeca, pr. fuente de había mencionado para la provincia de
la Ardilla, 30TXK0747, 1530 m, bosque Cuenca (MONTSERRAT, 1986: 397).
mixto de robledal-pinar sobre rodenos,
30-IX-1995, G. Mateo-11109, VAB Viburnum opulus L.
95/4221. CUENCA: Tragacete, valle del arroyo
Este híbrido, de distribución princi- Amagrero, 30TXK0364, 1300 m, avella-
palmente iberoatlántica en España, llega nares ribereños, 1-X-1995, G. Mateo-
a alcanzar estas sierras levantinas hasta 11125, VAB 95/4237.
donde se presenta la última población de Arbusto caducifolio de distribución
Q. petraea (Mattuschka) Liebl., convi- eurosiberiana, que alcanza su límite me-
viendo precisamente con Q. pyrenaica ridional en España en la alta cuenca del
Willd. en ambiente de robledal mixto Júcar y Tajo (HULTÉN & FRIES, 1986:
repoblado con pinos albares. 867). En la provincia de Cuenca ya lo ha-
Solamente había sido indicado en la bían mencionado CABALLERO (1942:
provincia, de zonas cercanas de esta sie- 241) y G. LÓPEZ (1976a: 519, 1976b:
rra, por G. LÓPEZ (1976a: 431, 1976b: 66).
64)).

36
BIBLIOGRAFÍA MARTÍN BALLESTEROS, M.A. &
E. RICO (1994) Mapa 607. Cardamine
BENEDÍ, C. (1987) Revisió biosiste- raphanifolia Pourret subsp. raphanifo-
mática del gènere Anthemis a la penín- lia. In J. Fernández Casas & al. (Eds.)
sula Ibèrica y les Illes Balears. Tesis Asientos para un atlas corológico de la
Doctoral. Universitat de Barcelona. flora occidental, 22. Fontqueria 40: 120-
BOLÒS, O. de & J. VIGO (1984-90) 123.
Flora dels Paï sos Catalans. Vol. 1 y 2. MATEO, G. (1983) Estudio sobre la
Ed. Barcino. Barcelona. flora y vegetación de las sierras de Mira
CABALLERO, A. (1942) Apuntes y Talayuelas. Monografías ICONA, nº
para una flórula de la Serranía de 31. Madrid.
Cuenca, 1. Anales Jard. Bot. Madrid 2: MATEO, G., C. FABREGAT & S.
236-266. LÓPEZ UDIAS (en prensa) Contribu-
HULTÉN, E. & M. FRIES (1986) ciones a la flora del Sistema Ibérico,
Atlas of North european vascular plants. VIII. Acta Bot. Malac.
Koeltz Sc. Books. Königstein. MONTSERRAT RECODER, P.
LÓPEZ, G. (1976a) Contribución al (1986) Thalictrum L. In S. Castroviejo &
estudio florístico y fitosociológico de la al. (Eds.) Flora Iberica 1: 387-401).
Serranía de Cuenca. Tesis Doctoral. C.S.I.C. Madrid.
Facultad de Farmacia. Universidad RICO, E. (1993) Cardamine L. In S.
Complutense. Madrid. Castroviejo & al. (Eds.) Flora Iberica 4:
LÓPEZ, G. (1976b) Contribución al 119-133. C.S.I.C. Madrid.
conocimiento fitosociológico de la Se- TALAVERA, S. (1993) Arabis L. In
rranía de Cuenca, I. Anales Inst. Bot. S. Castroviejo & al. (Eds.) Flora Iberica
Cavanilles 33: 5-87. 4: 135-163. C.S.I.C. Madrid.
LÓPEZ, G. (1977) Contribución al TALAVERA, S. & M. VELAYOS
conocimiento fitosociológico de la Se- (1994) Cartografía corológica ibérica.
rranía de Cuenca, II. Anales Inst. Bot. Aportaciones 62-69. Bot. Complutensis
Cavanilles 34(2): 597-702. 19: 159-168.

37
Flora Montiberica 1: 38-40 (XII-1995)

DE FLORA VALENTINA, IV
Gonzalo MATEO SANZ & Francisco MARÍN
Departamento de Biología Vegetal. Fac. de Ciencias Biológicas. Univ. de Valencia

RESUMEN: Se comentan 10 táxones de plantas vasculares halladas re-


cientemente en la provincia de Valencia, en su mayoría en la comarca del
Rincón de Ademuz, correspondiendo a especies nuevas o poco conocidas en
la provincia, como Lepidium villarsii Gren. & Godron, Linum salsoloides
Lam., Ononis cristata Miller, Salvia phlomoides Asso, etc.

INTRODUCCIÓN VALENCIA: Villar del Arzobispo, pr.


San Vicente, 30SXK80, 520 m, IX-1994,
Retomamos ahora la serie iniciada Esteban, VAB 95/1416.
hace nueve años con motivo de la cola- Es planta rara en la provincia, de la
boración con el doctor Ramón Figuerola que solamente teníamos noticia de su
para la elaboración de un catálogo de la presencia en Aras de Alpuente (AGUI-
flora de la provincia de Valencia, que LELLA, 1985), también en la comarca
saldría publicado (MATEO & FIGUE- de los Serranos.
ROLA, 1987b) casi a la vez que los dos
primeros fascículos de dicha serie (MA- Erodium saxatile Pau (= E. valenti-
TEO & FIGUEROLA, 1986; 1987 a), la num Boiss. & Reuter ex Lange)
cual solamente llegó a tener un nuevo y VALENCIA: Cuatretonda, pr. la
último fascículo posterior (MATEO, Molá, 30SYJ21, 350 m, roquedos cali-
1989). zos, 13-IV-1995, Oltra Benavent, VAB
95/5142.
LISTADO DE PLANTAS Se trata de una especie bastante fre-
cuente en las sierras del norte de Ali-
Arenaria obtusiflora subsp. ciliaris cante, pero que se difumina pronto y
(Loscos) Font Quer desaparece en la de Valencia. Hasta
VALENCIA: Vallanca hacia Negrón, ahora solamente se conocía en ésta de
pr. Valdelagua, 30TXK3833, 1170 m, unas pocas áreas limítrofes con Alicante
calizas, G. Mateo-10554, S. López Udias (MATEO & SOLER, 1994: 142), siendo
& M.D. Muñoz, VAB 95/3404. ésta la localidad más septentrional.
Se trata de un taxon propio de las sie-
rras y parameras interiores ibéricas, cuyas Haplophyllum linifolium (L.) G.
últimas poblaciones hacia la costa se dan Don fil. subsp. linifolium
en el extremo occidental del Rincón de VALENCIA: Vallanca, hacia Negrón,
Ademuz. Solamente se había citado para 30TXK4135, 1000 m, matorrales sobre
la provincia en las áreas más elevadas de calizas, 15-VI-1995, G. Mateo-10370 &
Arroyo Cerezo (MATEO, 1989: 154) F. Marín, VAB 95/3140.
Planta robusta, con hojas aovado-lan-
Artemisia vulgaris L. ceoladas relativamente anchas y grandes.

38
El tipo de la especie (Ruta linifolia VALENCIA: Vallanca, vega del río
L.) es español, del cual LINNEO (1753) Bohigues, 30TXK43, 860 m, bosque
indica “habitat in Hispania”, probable- ribereño, 8-VI-1995, G. Mateo-10572, S.
mente de zonas de la Meseta meridional; López Udias & M.D. Muñoz, VAB 95/
pues hacia zonas litorales más cálidas se 3422.
ve sustituido por un taxon de porte me- Se trata de la segunda recolección en
nor y hojas mucho más estrechas, que la provincia de este taxon recientemente
PERSOON (1805: 465) describiera con reivindicado por VOGT (1991: 114),
el nombre de Ruta rosmarinifolia. quien alude en su monografía al primero,
Esta diferencia resultó ya evidente a recogido por nosotros en 1985 en los
PAU (1887: 15), quien observa la clara alrededores de Castielfabib, al otro extre-
diferencia entre ambos táxones y propone mo del mismo Rincón de Ademuz.
dos nombres específicos diferentes para
ellos (H. latifolium Pau, del sur de Te- Linum salsoloides Lam.
ruel, y H. angustifolium Pau de los mon- VALENCIA: Vallanca hacia Negrón,
tes valencianos). La idea era correcta, pr. Valdelagua, 30TXK3933, 1250 m,
pero en esa época le faltaba la bibliogra- calizas margosas, 8-VI-1995, G. Mateo-
fía adecuada para comprobar que ya ha- 10568, S. López Udias & M.D. Muñoz,
bía nombres válidos disponibles, que in- VAB 95/3418.
validaron los suyos. Se trata de la segunda cita para la
Desafortunadamente muchos autores provincia, tras la de MATEO & FIGUE-
posteriores (ver TOWNSEND, 1968: ROLA (1987a: 45), referida a Arroyo
228), pese a disponer de más medios, nos Cerezo. En esta otra zona, de contacto
ofrecen unas conclusiones menos satis- con la provincia de Cuenca, resulta parti-
factorias, sinonimizando los dos táxones cularmente abundante en roquedos y
en cuestión. Aunque la solución más ra- matorrales secos sobre sustratos calizos
zonable puede que haya venido de la margosos, conviviendo con Coris mons-
mano de BOLÓS & VIGO (1974: 82), peliensis, Sideritis incana, Centaurium
quienes los han considerado extremos de quadrifolium, etc.
variabilidad de una misma especie, la
linneana, proponiendo para la variante Listera ovata (L.) R. Br.
termófila el rango de subsp. rosmarinifo- VALENCIA: Vallanca, barranco del
lium (Pers.) O. Bolòs & Vigo. Talayón, 30TXK3337, 1150 m, saucedas
ribereñas, 15-VI-1995, G. Mateo10361
Lepidium villarsii Gren. & Godron & F. Marín, VAB 95/3124.
*VALENCIA: Castielfabib, pr. Arro- Planta muy rara en la Comunidad Va-
yo Cerezo, 30TXK34, 1350 m, pastizales lenciana, hasta hace poco solamente co-
húmedos, 17-V-1995, G. Mateo-9849 & nocida de las altas sierras de Castellón
F. Marín, VAB 95/2379. (MATEO & CRESPO 1990: 412), que
Planta de óptimo pirenaico, que se recientemente indicábamos también como
presenta de modo discreto por los hume- novedad para la provincia de Valencia
dales de la Cordillera Ibérica, alcanzando (MATEO, GARCÍA & SERRA 1992:
su primera localidad conocida en la pro- 106) de la comarca de la Plana de Utiel,
vincia de Valencia procedente de las ve- ampliándola ahora a la del Rincón de
cinas sierras turolenses. Ademuz. Ello unido a su reciente locali-
zación en la Sierra de Aitana (Alicante)
Leucanthemum vulgare subsp. hace que en la actualidad forme parte del
pujiulae Sennen catálogo de las tres provincias (MATEO
& CRESPO 1995: 422).

39
Ononis cristata Miller LINNEO, C. (1753) Species Planta-
VALENCIA: Castielfabib, pr. Cruz de rum. Ed. 1ª . Holmiae.
los Tres Reinos, 30TXK3245, 1550 m, MATEO, G. (1989) De flora valen-
pastizales vivaces sobre calizas, 15-VI- tina, III. Anales de Biología 15 (Biol.
1995, G. Mateo-10406 & F. Marín, Veg., 4): 153-158. Murcia.
VAB 95/3178. MATEO, G. & M.B. CRESPO (1990)
Planta extendida por las partes más Claves para la flora valenciana. Del
frescas y elevadas de la Cordillera Ibé- Cenia al Segura. Valencia.
rica, que llega a rozar la provincia de MATEO, G. & M.B. CRESPO (1995)
Valencia en su límite noroccidental. Hace Flora abreviada de la Comunidad Va-
unos años la localizamos ya en ambientes lenciana. Ed. Gamma. Alicante.
similares en el extremo opuesto del Rin- MATEO, G. & R. FIGUEROLA
cón de Ademuz, en la zona de influencia (1986) De flora valentina, I. Collect. Bot.
de la Sierra de Javalambre (MATEO & (Barcelona) 16(2): 377-382.
FIGUEROLA 1987a: 44). MATEO, G. & R. FIGUEROLA
(1987a) De flora valentina, II. Anales de
Salvia phlomoides Asso subsp. Biología 13 (Biol. Veg., 3): 43-47.
phlomoides Murcia.
VALENCIA: Vallanca hacia Negrón MATEO, G. & R. FIGUEROLA
pr. Valdelagua, 30TXK3833, 1200 m, (1987b) Flora analítica de la provincia
matorrales sobre calizas, G. Mateo- de Valencia. I.V.E.I. Valencia.
10570, S. López Udias & M.D. Muñoz, MATEO, G., E. GARCÍA NAVA-
VAB 95/3420. RRO & L. SERRA (1992) Fragmenta
Se trata de un vistoso endemismo de chorologica occidentalia, 4262-4279.
los montes béticos nororientales y el área Anales Jard. Bot. Madrid 50(1): 106-
ibérico-meridional, centrada sobre todo 107.
en el área castellano-manchega (Ab, Cu). MATEO, G. & J.X. SOLER (1994)
Llega a rozar la provincia de Valencia en Mapa 626. Erodium saxatile Pau. In J.
el extremo oriental del Rincón de Ade- Fernández Casas & al. (Eds.) Asientos
muz. Aportamos aquí la primera cita para un atlas corológico de la flora occi-
provincial concreta, ya que no figura en dental, 22. Fontqueria 40: 141-142.
la revisión de ROSÚA & BLANCA PAU, C. (1887) Notas botánicas a la
(1989: 230), aunque ya se menciona en flora española. Fascículo 1. Madrid.
los catálogos sintéticos de MATEO & PERSOON, C.H. (1805) Synopsis
FIGUEROLA (1987b: 182), MATEO & Plantarum, 1ª Ed. Vol. 1. Paris.
CRESPO (1990: 198) y MATEO & ROSÚA, J.L. & G. BLANCA (1988)
CRESPO (1995: 194). Revisión del género Salvia L. sect.
Aethiopis Benth. (Lamiaceae) en el
BIBLIOGRAFÍA Mediterráneo occidental. Collect. Bot.
(Barcelona) 17(2): 205-236.
AGUILELLA, A. (1985) Flora y ve- TOWNSEND, C.C. (1968) Haplo-
getación de la Sierra de El Toro y Las phyllum A. Juss. In T.G. Tutin & al.
Navas de Torrijas. Tesis Doctoral. Uni- (Eds.) Flora Europaea 2: 227-229.
versidad de Valencia. Cambridge.
BOLÒS, O. de & J. VIGO (1974) VOGT, R. (1991) Die Gattung Leu-
Notes sobre taxonomía y nomenclatura canthemum Mill. (Compositae-Anthemi-
de plantes, I. Butll. Inst. Catal. Hist. Nat. deae) auf der Iberischen Halbinsel. Rui-
38 (sec. Bot., 1): 61-89. zia 10: 1-261.

40
Flora Montiberica 1: 41-44 (XII-1995)

DE FLORA SORIANA YOTRAS NOTAS


BOTÁNICAS, VII

Antonio SEGURA ZUBIZARRETA *, Gonzalo MATEO SANZ ** & José Luis


BENITO ALONSO***
* C/ Sagunto, 14, 4ºA, 42001-Soria
** Departamento de Biología Vegetal. Fac. de Ciencias Biológicas. Univ. de Valencia
*** Instituto Pirenaico de Ecología. C.S.I.C. Jaca (Huesca)

RESUMEN: Se comentan 16 táxones correspondientes a plantas


vasculares localizadas recientemente en áreas de la Cordillera Ibérica, que
corresponden principalmente a la provincia de Soria y alrededores. Como
novedades más destacables estarían Linum maritimum L., Peucedanum
gallicum Latourr., Centaurea vinyalsii subsp. approximata (Rouy) Dostál,
para Soria o Astragalus austriacus Jacq. para La Rioja.

Anagallis monelli L. Aphanes cornucopioides Lag.


SORIA: Los Rábanos, pr. La Ca- SORIA: Nafría de Ucero, 30TVM91,
rrasca, 30TWM4116, 1000 m, arenales 1100 m, cultivos abandonados, 12-VI-
silíceos, 4-VI-1995, G. Mateo-10108, J. 1987, A. Segura, SEGU 38274. Aldeala-
L. Benito & A. Martínez, VAB 95/2809. fuente, pr. laguna Herrera, 30TWM5515,
Se trata de una especie relativamente 1020 m, campos de secano sobre sedi-
extendida por toda la Cordillera Ibérica, mentos silíceos, 4-VI-1995, G. Mateo-
pero de la que se encuentran pocas citas 10524, J.L. Benito & A. Martínez, VAB
en la literatura. Concretamente para So- 95/3374.
ria solamente conocemos la que dimos ZARAGOZA: Daroca, pr. Casa del
hace años de Matamala de Almazán Monte, 30TXL35, 900 m, claros de que-
(SEGURA, 1969: 53, ut A. linifolia L.). jigares, 3-VI-1995, G. Mateo-9994,
VAB 94/2695.
Anagallis tenella (L.) Murray Planta de distribución mediterráneo-
SORIA: Duruelo de la Sierra, umbría iberoatlántica (BOLÒS & VIGO, 1984:
de Peña Alta, 30TWM0441, 1320 m, 407) poco conocida en la Cordillera Ibé-
trampales silíceos, 10-VIII-1995, A. Se- rica. En Zaragoza aparece indicada por
gura & G. Mateo-10996, VAB 95/3896. FERRER (1993: 70), de la zona de He-
Planta de distribución atlántica, que rrera de los Navarros, y en Soria sola-
aparece relativamente extendida por la mente se había indicado de unas pocas
zona norte de la provincia. Aparece indi- localidades dispersas (SEGURA, 1969:
cada por SEGURA (1969: 53), entre 39; MONTSERRAT, 1948: 265).
Vinuesa y La Póveda, y por MEN-
DIOLA (1983: 141) de la Sierra Cebo- Arceuthobium oxycedri (DC.) Bieb.
llera. BURGOS: Vilviestre del Pinar, pr.
Barrancón, 30TVM9341, 1280 m, sobre

41
Juniperus communis, 8-VIII-1995, G. No encontramos citas de este taxon en
Mateo-10871, VAB 95/3771 la provincia, probablemente por haber
VALENCIA: Vallanca hacia Negrón, sido confundido en el pasado con varie-
pr. Valdelagua, 30TXK3833, 1170 m, dades de hoja estrecha de la C. jacea L.
sobre J. communis, G. Mateo 10557 & S.
López Udias, VAB 95/3407. Cirsium monspessulanum subsp.
Poco citada en ambas provincias, don- ferox (Cosson) Talavera
de suele presentarse parasitando, pese a SORIA: Velilla de Medinaceli, 30T
su nombre, sobre Juniperus communis. WL55, 980 m, chopera algo húmeda, 10-
En Valencia solamente se conocía de dos VIII-1991, A. Segura, SEGU 40094.
localidades limítrofes con la provincia de Planta de óptimo mediterráneo litoral,
Teruel (MANSANET & MATEO, 1984: que penetra por la cuenca del Ebro hasta
15; MATEO 1989: 154; CASTILLO, algunas áreas bajas del extremo oriental
1993: 331), ampliándose aquí a los lími- de la provincia. Curiosamente la única
tes con Cuenca. En Burgos solamente cita preexistente corresponde al pie de
vemos aparecer un punto en el indicado los montes de Urbión (NAVARRO,
mapa de CASTILLO (1993: 328). 1986: 438), no figurando en Soria en los
datos presentados por los monógrafos
Astragalus austriacus Jacq. TALAVERA & VALDÉS (1976: 185).
*LA RIOJA: Navajún, Sierra de Ca-
bezas, 30TWM7445, 960 m, terrenos Lepidium villarsii Gren. & Godron
yesosos, 3-VI-1995, G. Mateo-10074, J. SORIA: Santa María de las Hoyas,
L. Benito, G. Montamarta & al., VAB 30TVM82, 1000 m, pastizales vivaces
95/2275. sobre terreno arenoso calizo sombreado,
SORIA: Almarza, pr. Matute de la 16-VI-1987, A. Segura, SEGU 33512.
Sierra, 30TWM43, 1180 m, calizas, 26- Únicamente se había citado de algunas
V-1995, G. Montamarta, VAB 95/4950. localidades del noreste de la provincia
No aparece citado para La Rioja en (SEGURA, 1973: 37, ut L. reverchonii
las obras clásicas al respecto, ni en la Debeaux)
reciente actualización de ARIZALETA
(1991: 187). En Soria se ha mencionado Linum maritimum L.
solamente de algunas localidades septen- *SORIA: Velilla de Medinaceli,
trionales dispersas (SEGURA, 1973: 38; 30TWL55, 940 m, humedales sobre sus-
ZABALLOS 1983: 33). tratos yesíferos, 10-VIII-1991, A. Se-
gura, SEGU 40158.
Biserrula pelecinus L. Hierba halófila de distribución cir-
SORIA: Conquezuela, 30TWL36, cunmediterránea con óptimo litoral
1100 m, arenales silíceos, 13-VI-1992, (BOLÒS & VIGO, 1990: 321). Penetra
A. Segura, VAB 95/3989. en algunas áreas interiores de la Penín-
Planta escasa en la provincia, que se sula, sobre todo en La Mancha y valle del
había detectado solamente en en la zona Ebro, llegando a penetrar en Soria por su
central (SEGURA, 1973: 38). afluente el Jalón.

Centaurea vinyalsii subsp. appro-


ximata (Rouy) Dostál Peucedanum gallicum Latourr.
*SORIA: Velilla de Medinaceli, *BURGOS: Palacios de la Sierra,
30TWL55, 940 m, pastizales sobre suelo valle del río Vadillos pr. Narros, 30TVM
calizo, 10-VIII-1991, A. Segura, SEGU 9139, 1100 m, herbazales húmedos y
40089.

42
sombreados junto al río, 8-VIII-1995, G. 196) lo encontró ya por Vinuesa y
Mateo-10853, VAB 95/3753. BUADES (1987: 107) en Ucero.
*SORIA: Hinojosa de la Sierra, valle
del Duero, 30TWM33, 1020 m, herbaza- Silene vulgaris subsp. glareosa
les orla de bosques ribereños, 4-VIII- (Jordan) Masden-Jones & Turrill
1991, A. Segura, SEGU 40183. SORIA: Santa María de las Hoyas,
Es planta considerada como euatlán- cañón del río Lobos, 30TVM9027, 1020
tica por DUPONT (1962: 129), pues su m, pedregales calizos, 8-VIII-1995, G.
área tiene un núcleo básico en el centro- Mateo-10900, VAB 95/3800.
oeste francés más otro secundario en el Este taxon no aparece citado explíci-
noroeste ibérico, sin que se indique en tamente para la flora provincial hasta la
ninguna localidad de la Cordillera Ibérica. revisión de TALAVERA (1990: 402)
Sin embargo hemos visto que sí aparece, para Flora Iberica, aunque probablemente
aunque lo hace de modo relicto en am- correspondan a él algunas citas anteriores
bientes particularmente húmedos y som- como las de NAVARRO (1986: 571) de
breados. la subsp. prostrata (Gaudin) Schinz &
Thell, que TALAVERA (l.c.) no ubica en
Pimpinella gracilis (Boiss.) Pau Soria, o la de BUADES (1987: 91) como
SORIA: Ucero, 30TVM92, 1130 m, subsp. vulgaris.
pedregales calizos, 25-VIII-1987, A.
Segura, SEGU 33519. Velilla de Medi- Simethis planifolia (Vandeli) Gren.
naceli, 30TWL55, 1100 m, terrenos cali- in Gren. & Godron
zos sombreados, 10-VIII-1991, A. Se- SORIA: Vinuesa, Santa Inés pr. La
gura, SEGU 40182. Pasadilla, 30TWM14, 1300 m, pinar al-
Endemismo iberolevantino que habita bar sobre sustrato arenoso silíceo, 13-
entre el sur de Cataluña y Andalucía VII-1991, A. Segura, SEGU 40206.
oriental, pasando por las serranías valen- Planta de distribución atlántico-meri-
cianas y del Sistema Ibérico oriental. dional (DUPONT, 1962: 280), pene-
FOLCH & VELASCO (1975: 8) nos trando muy poco en áreas mediterráneas,
ofrecen un mapa de la especie con su que salta desde la zona cantábrica a la
extremo por el interior lejos de los límites cabecera del Duero. En Soria ya había
de la provincia de Soria, aunque más sido citada por VICIOSO (1942).
recientemente BOLÒS & VIGO (1990:
414) colocan un punto disyunto en la Trifolium cernuum Brot.
cabecera del Duero. Como citas concre- SORIA: Nafría de Ucero, 30TVM91,
tas solamente hemos localizado la anti- 1120 m, campos abandonados, 12-VI-
gua debida a VICIOSO (1946: 62) de la 1987, A. Segura, SEGU 33421.
localidad de Ólvega. Únicamente había sido indicada pre-
viamente en la zona centro de la provin-
Salix x secalliana Pau & C. Vicioso cia (SEGURA, 1969), no apareciendo en
(S. atrocinerea x salvifolia) el catálogo de BUADES (1987) de la
SORIA: La Póveda de Soria, valle del flora del noroeste provincial.
río del Pinar, 30TWM45, 1350 m, bos-
quetes ribereños, 18-VIII-1990, A. Se-
gura, SEGU 38398. BIBLIOGRAFÍA
Se trata de un híbrido entre dos de los
sauces más frecuentes en la provincia, ARIZALETA URARTE, J.A. (1991)
por lo que aparece relativamente exten- Actualización del catálogo florístico de
dido por la misma. VICIOSO (1942:

43
La Rioja. Zubía (Monográfico) 3: 143- ria. Collect. Bot. (Barcelona) 2(2): 261-
284. Logroño. 271.
BOLÒS, O. de & J. VIGO (1984) NAVARRO, G. (1986) Vegetación y
Flora dels Paï sos Catalans. Vol. 1. De. flora de las sierras de Urbión, Neila y
Barcino. Barcelona. Cabrejas. Tesis Doctoral. Universidad
BUADES, A. (1987) Contribución al Complutense. Madrid.
estudio de la flora vascular del noroeste SEGURA, A. (1969) Notas de flora
de la provincia de Soria. Tesis Doctoral. soriana (Herbario del Distrito Forestal de
Universidad Complutense. Madrid. Soria). Bol. Inst. For. Inv. Exper. 52: 1-
DUPONT, P. (1962) La flore atlanti- 72.
que européenne. Doc. Cartes Prod. Vég. SEGURA, A. (1973) De flora soriana
Ser. Europe-Atlantique. Vol. 1: 1-414. y circumsoriana. Pirineos 109: 35-49.
Toulouse. TALAVERA, S. (1990) Silene L. In
FERRER PLOU, J. (1993) Flora y S. Castroviejo & al. (Eds.) Flora Iberica,
vegetación de las sierras de Herrera, 2: 313-406. C.S.I.C. Madrid.
Cucalón y Fonfría. Naturaleza en Ara- TALAVERA, S. & B. VALDÉS
gón, 4. Zaragoza. (1976) Revisión del género Cirsium
FOLCH I GUILLÉN, R. & E. VE- (Compositae) en la península Ibérica.
LASCO (1975) Cistus populifolius L. a Lagascalia 5(2): 127-223.
les muntanyes de Prades y a la Serra del VICIOSO, C. (1942) Materiales para
Pradell, espècie nova per a Catalunya. el estudio de la flora soriana. Anales
Acta Phytotax. Barcin. 17: 5-13. Jard. Bot. Madrid 2: 188-235.
MATEO, G. (1989) De flora valen- VICIOSO, C. (1946) Notas sobre la
tina, III. Anales de Biología 15 (Biol. flora española. Anales Jard. Bot. Madrid
Veg., 4): 153-158. Murcia. 6(2): 5-92.
MENDIOLA, M.A. (1983) Estudios ZABALLOS, J.P. (1983) Estudio fi-
de flora y vegetación en La Rioja (Sierra tográfico de la Sierra de Alba (Soria).
Cebollera). Instituto de Estudios Rioja- Tesina de Licenciatura. Universidad
nos. Logroño. Complutense. Madrid.
MONTSERRAT RECODER, P.
(1948) Plantas de los alrededores de So-

44
Flora Montiberica 1: 45-46 (XII-1995)

ADICIONES A LA FLORA DE LA DEHESA DE LA


ALBUFERA (VALENCIA)
Isabel MATEU ANDRÉS & Gonzalo MATEO SANZ
Departamento de Biología Vegetal. Fac. de Ciencias Biológicas. Univ. de Valencia

RESUMEN: Se comentan los hallazgos de tres especies raras de plantas


vasculares en la Dehesa de la Albufera (Valencia). Por un lado Centaurium
littorale (D. Turner) Gilmour subsp. littorale, planta de óptimo atlántico que
se aporta como novedad para la flora española y de las costas mediterráneas.
Por otro Polygonum mite Schrank, novedad para la flora valenciana y para la
España media y Kickxia cirrhosa (L.) Fritsch, de la que se ofrece una pri-
mera localidad valenciana concreta.

Centaurium littorale (D. Turner) su presencia en Portugal, aunque no en


Gilmour subsp. littorale España.
*Hs, *VALENCIA: Valencia, Dehesa En todo caso su hábitat, marismas
de la Albufera, 30SYJ35, pastizales hú- salobres costeras, resulta coincidente con
medos, 15-VI-1987, I. Mateu & al., el encontrado en esta zona, que consti-
VAB 87/0231. tuiría la primera localidad conocida del
Las recolecciones aquí indicadas co- taxon no sólo en España sino en general
rresponden a una planta con apariencia en las costas mediterráneas.
más similar a las del grupo de C. ery-
thraea Rafn que a las de C. quadrifolium Kickxia cirrhosa (L.) Fritsch
(L.) G. López & C.E. Jarvis, ya que es VALENCIA: Valencia, Dehesa de la
completamente herbácea, erguida, con Albufera, 30SYJ35, pastizales húmedos,
hojas no estrechamente lineares y flores 15-VI-1987, I. Mateu & al., VAB
pequeñas, reunidas en densas cimas co- 87/0183.
rimbiformes. Sin embargo sus hojas es- Se trata de la primera recolección
trechamente oblongas, de unos 3-4 mm concreta y cita expresa de la planta que
de anchura, con un sólo nervio medio (o se publica para la Comunidad Valen-
dos más en las basales) nos la separa de ciana, aunque ya se incluye desde hace
dicho C. erythraea y nos lleva a conside- años sin citar localidades concretas, en
rar como más razonable su inclusión en diferentes catálogos publicados; por lo
este C. littorale, pese a observar en la que sabemos en base a la comunicación
bibliografía que se trata de una especie verbal del difunto prof. J. Mansanet
de distribución atlántica, hasta hace poco (MATEO & FIGUEROLA, 1977: 268;
conocida solamente desde el sur de BOLÒS & al., 1990: 743; MATEO &
Francia hasta el centro de Suecia y Fin- CRESPO, 1990: 305; MATEO &
landia (HULTÉN & FRIES, 1986: 747; CRESPO, 1995: 306), quien ya la ob-
MELDERIS, 1972: 58). De todos modos servó en la zona a mediados de siglo.
GREUTER & al. (1986: 236) ya recogen

45
Polygonum mite Schrank manual dels Paï sos Catalans. Ed. Pòrtic.
*VALENCIA: Valencia, Dehesa de la Barcelona.
Albufera, 30SYJ35, herbazales húmedos, GREUTER, W., H.M. BURDET &
14-VII-1987, I. Mateu & al., VAB G. LONG (1986) Med-Checklist, 3. Di-
87/0203. cotyledones (Convolvulaceae-Labiatae).
Planta de distribución eurosiberiana, Genève.
bastante frecuente en Europa central, HULTÉN, E. & M. FRIES (1986)
enrareciéndose bruscamente en España, Atlas of North european vascular plants.
donde se reduce a algunas poblaciones en Koeltz Sci. Books. Königstein.
el norte de Cataluña y costa vasco-cantá- JALAS, J. & J. SUOMINEN (1979)
brica (JALAS & SUOMINEN, 1979: 21; Atlas Florae Europaeae, 4. Polygona-
VILLAR, 1990: 579). Por ello resulta ceae. Helsinki.
novedad para la flora de la provincia y MATEO, G. & M.B. CRESPO (1990)
Comunidad Valenciana, no recogiéndose Claves para la flora valenciana. Del
en los recientes catálogos de MATEO & Cenia al Segura. Valencia.
CRESPO (1990: 267, 1995: 266). MATEO, G. & M.B. CRESPO (1995)
La población localizada, la única co- Flora abreviada de la Comunidad Va-
nocida en un área tan visitada como la lenciana. Ed. Gamma. Alicante.
indicada, deberá corresponder a una si- MATEO, G. & R. FIGUEROLA
tuación relictual a partir de épocas pasa- (1977) Flora analítica de la provincia de
das en que las zonas húmedas litorales Valencia. I.V.E.I. Valencia.
estaban sometidas a menor presión hu- MELDERIS, A. (1972) Centaurium
mana. Hill. In T.G. Tutin & al. (Eds.) Flora
Europaea 3: 56-59. Cambridge Univ.
BIBLIOGRAFÍA Press.
VILLAR, L. (1990) Polygonum L. In
BOLÓS, O. de, J. VIGO, R.M. MA- S. Castroviejo & al. (Eds.) Flora Iberica
SALLES & J.M. NINOT (1990) Flora 2: 571-586. C.S.I.C. Madrid.

46
Flora Montiberica 1: 47-48 (XII-1995)

Aportaciones a la flora cesaraugustana, 1

Gonzalo MATEO SANZ * & Samuel PYKE **


*. Departamento de Biología Vegetal. Fac. de Ciencias Biológicas. Univ. de Valencia
** C/ Isla de Ibiza 3, 1ºD, 50014-ZARAGOZA

RESUMEN: Se comentan cinco especies de plantas vasculares halladas


en las proximidades de Zaragoza capital, que resultan de particular interés
para la flora provincial, especialmente Artemisia annua L., de la que creemos
no existían referencias anteriores para la flora ibérica.

Artemisia annua L. paña resulta bastante escaso, aunque no


*ZARAGOZA: Zaragoza, casco ur- tanto como parece entenderse en la obra
bano pr. Miraflores, 30TXM71, 250 m, indicada, o incluso en la posterior de
herbazales nitrófilos, VII-1994, S. Pyke, BOLÒS & VIGO (1990: 775), donde ya
VAB 95/5306. se menciona del Bajo Cinca (Huesca).
Es planta propia de las áreas estepa- Con todo aún se indica con duda su pre-
rias continentales de la Europa oriental y sencia en Zaragoza en la reciente revisión
zonas asiáticas cercanas, ampliamente de UOTILA (1990: 490).
naturalizada por Europa central y meri-
dional desde Francia e Italia hacia el este Lathyrus tuberosus L.
(TUTIN, 1976: 185). Es posible que los ZARAGOZA: Zaragoza, pr. fuente de
ejemplares que se citan sean los primeros la Junquera, 30TXM70, 250 m, VII-
recolectados en nuestro país, pues no te- 1994, S. Pyke, VAB 95/5311.
nemos noticia de que haya sido indicada Especie de distribución típicamente
hasta ahora ni en Aragón ni en el resto de eurosiberiana (HULTÉN & FRIES,
España. 1986: 609), que se enrarece rápidamente
en la región Mediterránea, apareciendo
Chenopodium chenopodioides (L.) en España solamente en el cuadrante NE
Aellen de la península. Es planta escasa en el
ZARAGOZA: Zaragoza, barranco de Aragón central y meridional, que gene-
Vadorrey, 30TXM7913, 190 m, herbaza- ralmente se presenta en campos de cul-
les higro-nitrófilos, 10-X-1995, S. Pyke, tivo y herbazales nitrófilos algo húmedos,
VAB 95/5313. con preferencia por las zonas de mon-
Planta de distribución general sub- taña, aunque accidentalmente pueda
cosmopolita, que en Europa aparece aparecer en algunas zonas bajas de vega.
restringida principalmente a sus áreas
costeras atlánticas y, en menor medida, Moricandia moricandioides subsp.
mediterráneas (JALAS & SUOMINEN, cavanillesiana (Font Quer & A. Bolòs)
1980: 22), sin desdeñar algunas áreas Greuter & Burdet
esteparias salinas continentales. En Es-

47
ZARAGOZA: Villafranca de Ebro,
30TXM90, yesares, 18-II-1995, S. Pyke,
VAB 95/5314. BIBLIOGRAFÍA
Se trata de un endemismo de las zonas
áridas de la cuenca del Ebro, entre BOLÒS, O. de & J. VIGO (1990)
Navarra y Tarragona, aunque su reciente Flora dels Paï sos Catalans. Vol. 2. Bar-
monógrafo (SOBRINO, 1993: 341) celona.
rehusa a considerar como de atribución HULTÉN, E. & M. FRIES (1986)
segura al mismo las poblaciones de la Atlas of north european vascular plants.
especie en esta provincia. Koeltz Sc. Books. Königstein.
JALAS, J. & J. SUOMINEN (1980)
Pulicaria paludosa Link Atlas Florae Europaeae. Vol. 5. Hel-
ZARAGOZA: Zaragoza, Soto de sinki.
Cantalobos, 30TXM71, 180 m, sobre SOBRINO VESPERINAS, E. (1993)
guijarros fluviales, S. Pyke, IX-1994, Moricandia DC. In S. Castroviejo & al.
VAB 95/5309. (Eds.) Flora Iberica 4: 337-344. C.S.I.C.
Otra especie igualmente rara en Ara- Madrid.
gón, de la que al menos en Zaragoza y TUTIN, T.G. (1976) Artemisia L. In
Teruel no conocíamos ninguna mención T.G. Tutin & al. (Eds.) Flora Europaea.
anterior. Suele colonizar terrenos areno- Vol. 4. Cambridge Univ. Press.
sos o pedregosos algo húmedos, tanto UOTILA (1990) Chenopodium L. In
del litoral como de áreas interiores, pu- S. Castroviejo & al. (Eds.) Flora Iberica.
diendo llegar a presentarse en zonas de Vol. 2. C.S.I.C. Madrid.
montaña relativamente elevadas.

48
Flora Montiberica 1: 49-52 (XII-1995)

Contribuciones a la flora del Sistema Ibérico, XI

Gonzalo MATEO SANZ, Carlos FABREGAT LLUECA & Silvia LÓPEZ UDIAS
Depto. de Biología Vegetal. Facultad de Ciencias Biológicas. Universidad de Valencia

RESUMEN: Se comentan 13 táxones correspondientes a plantas vascula-


res halladas en el Sistema Ibérico, especialmente en la provincia de Teruel y
sus proximidades, destacando por su originalidad o rareza las citas de Spi-
ranthes spiralis (L.) Chevall., Valerianella eriocarpa Desv., Myosurus mi-
nimus L., Erodium celtibericum Pau y Sparganium erectum L. subsp. erec-
tum.

Asteriscus aquaticus (L.) Less desde las antiguas citas de LOSCOS &
TERUEL: Tramacastiel, pr. barranco PARDO (1866-67: 95).
del Tranco, 30TXK44, 920 m, 8-VI-
1995, G. Mateo-10585, S. López Udias Equisetum x moorei Newman (E.
& M.D. Muñoz, VAB 95/3435. Villel, pr. hyemale x ramosissimum)
Cuesta del Maestro, 30TXK5954, 900 TERUEL: Puertomingalvo, barranco
m, 26-VII-1995, C. Fabregat-6720 & S. de Monzón, 30TYK2163, 1200 m, 19-
López Udias, VAB 95/4459. VI-1994, C. Fabregat & S. López Udias,
Primeras indicaciones de la especie VAB 94/3728.
para la zona meridional de la provincia, Parece que pueden atribuirse a este
ya que solamente se conocía de su parte conflictivo taxon las nuevas poblaciones
norte (MATEO 1990: 104). que hemos localizado en el entorno del
macizo de Peñagolosa. Recientemente
Cytisus fontanesii Spach ex Bour- indicábamos las primeras localidades para
geau la provincia (MATEO, FABREGAT,
TERUEL: Alcañiz, Sierra de Puig LÓPEZ UDIAS & MERCADAL, 1995:
Moreno, 30TYL25, 350 m, 29-IV-1989, 105).
G. Mateo, VAB 89/0690. Ibídem, 30T
YL3459, 280 m, 28-III-1988, J.L. Lag- Erodium celtibericum Pau
ares, VAB 88/6290. Alcañiz, Sierra de TERUEL: Villar del Cobo, altos de
Vizcuerno, 30TYL45, 350 m, 30-IV- Los Hostales, 30TXK1371, 1600 m,
1994, C. Fabregat & S. López Udias, crestones calizos oromediterráneos, 8-
VAB 94/2644. Alcañiz, hacia Caspe, 30T VII-1995, G. Mateo-10657, C. Fabregat
YL46, 300 m, 27-V-1989, G. Mateo, & S. López Udias, VAB 95/3556.
VAB 89/1168. Endemismo del Sistema Ibérico
Es planta rara en la provincia, que pa- oriental, conocido en Teruel hasta ahora
rece limitada a las áreas entre Alcañiz y solamente entre las parameras de Utrillas
la provincia de Zaragoza. No se había y la Sierra de Javalambre (GUIT-
vuelto a referir ninguna nueva localidad TONNEAU & MONTSERRAT, 1988:
592; MATEO, 1990: 203). Ampliamos

49
ahora su área a la Sierra de Albarracín, Moricandia arvensis (L.) DC.
donde no se conoce de ninguna otra TERUEL: Azaila, pr. Paridera del
localidad, pese a lo muy prospectada que Balsete, 30TYL1070, 260 m, 22-V-
se encuentra. 1994, C. Fabregat & S. López Udias,
VAB 94/2838. Calanda, salada junto
Juncus cantabricus T.E. Díaz & al. ferrocarril abandonado, 30TYL3342, 400
GUADALAJARA: Checa, pr. Rincón m, 15-V-1994, C. Fabregat & S. López
del Manadero, 30TXK0378, 1550 m, Udias, VAB 94/2704.
turberas ácidas, 28-V-1995, G. Mateo, F. Planta de óptimo levantino litoral, que
Marín, N. Mercadal & J. Pisco, VAB parece ir avanzando hacia el interior en
95/2728. su colonización de tierras más frescas.
Se trata de un junco cuyo área princi- Hace poco la localizábamos en el sur de
pal de distribución se centra en la parte la provincia (MATEO, FABREGAT &
astur-leonesa de la Cordillera Cantábrica, LÓPEZ UDIAS, 1994a: 91). En esta
que ya fue recolectado en la Cordillera ocasión la hemos detectado en el extremo
Ibérica (Alcalá de la Selva) por P. opuesto.
Montserrat a mediados del presente si-
glo, aunque hasta hace poco no se pu- Myosurus minimus L.
blicó la atribución de dichas recoleccio- TERUEL: Comunidad de Albarracín,
nes a esta especie (FERNÁNDEZ CAR- arroyo de Salinas pr. Valdelablado,
VAJAL 1982: 441). Nosotros la hemos 30TXK0860, 1500 m, márgenes de
recolectado durante los últimos años en arroyo algo salino, 16-VII-1995, G.
otras localidades turolenses de la misma Mateo-10759, C. Fabregat & S. López
sierra de Gúdar y además en la zona aquí Udias, VAB 95/3658.
indicada del Señorío de Molina de Ara- Pequeña hierba anual extremadamente
gón, ya en provincia de Guadalajara. rara en Teruel. El primero en encontrarla
fue FONT QUER (1953: 356), en pasti-
Malva aegyptia L. zales silicícolas de desecación estival,
TERUEL: Azaila, Cabezo de Alcalá, cerca de Orihuela del Tremedal. Después
30TYL07, 300 m, 30-IV-1989, G. Ma- solamente se había detectado en las pro-
teo, VAB 89/0710. Azaila, 30TYL0979, ximidades de la laguna de Gallocanta, en
300 m, 26-IV-1991, G. Mateo & S. Ló- medios húmedos algo salinos (MONT-
pez Udias, VAB 91/1231. La Puebla de SERRAT & GÓMEZ, 1983: 392).
Híjar, pr. Paridera del Balsete, 30T
YL1069, 360 m, 22-V-1994, C. Fabre- Primula acaulis (L.) L.
gat & S. López Udias, VAB 94/2834. Al- TERUEL: Peñarroya de Tastavins,
cañiz, pr. La Estanca, 30TYL3549, 300 cabecera del barranco de Mollons, 31T
m, 26-IV-1991, G. Mateo & S. López BF5110, 950 m, 27-III-1994, C. Fabre-
Udias, VAB 91/1277. gat & S. López Udias, VAB 94/2535.
Planta xerófila y termófila con su óp- Beceite, barranco de la Boñiga pr. Cova
timo en territorios africanos y asiáticos Gran, 31TBF6217, 850 m, 6-III-1994, C.
semidesérticos, que se presenta en las Fabregat & S. López Udias, VAB 94/
estepas continentales ibéricas como única 2521.
zona de Europa occidental (BOLÒS & Hierba propia de los bosques caduci-
VIGO, 1990: 263). Aparece relativa- folios centroeuropeos, desconocida en la
mente extendida por los ambientes más provincia hasta hace muy poco, ya que el
áridos del norte de la provincia, aunque año pasado dábamos las primeras locali-
no se había vuelto a citar allí desde el dades, igualmente en el área de los
pasado siglo (LOSCOS, 1876: 32).

50
Puertos de Beceite (MATEO, FABRE- Planta muy poco citada en el entorno
GAT & LÓPEZ UDIAS, 1994: 57). del Sistema Ibérico, y de la que no co-
nocíamos ninguna cita anterior para Te-
Sparganium erectum L. subsp. ruel.
erectum
GUADALAJARA: Checa, arroyo silí- Vicia villosa Roth subsp. pseudo-
ceo junto a turberas ácidas, Mateo, C. cracca (Bertol.) Rouy
Fabregat & S. López Udias, VAB 95/ TERUEL: Alacón, pr. barranco. de
3746. Valdejunco, 30TXL94, 700 m, 21-V-
TERUEL: Mosqueruela, la Valtuerta, 1994, C. Fabregat & S. López Udias,
30TYK1176, 1650 m, 17-VII-1994, C. VAB 94/2758. Azaila, 30TYL0979, 300
Fabregat & S. López Udias, VAB 94/ m, 26-IV-1991, G. Mateo & S. López
4215. El Vallecillo, Ojos de Cabriel, Udias, VAB 91/1230. Alcañiz, pr. La
cauce fluvial de aguas calcáreas quietas y Estanca, 30TYL3549, 380 m, 26-IV-
limpias, G. Mateo, C. Fabregat & S. Ló- 1991, G. Mateo & S. López Udias, VAB
pez Udias, VAB 95/3667. Guadalaviar, 91/1275. Ibídem, 30TYL3550, 330 m,
valle del Tajo, cauce fluvial en sustrato 14-V-1994, C. Fabregat & S. López
básico, G. Mateo, C. Fabregat & S. Ló- Udias, VAB 94/2672.
pez Udias, VAB 95/3682 Es planta más frecuente en áreas lito-
Taxon mal conocido en su distribución rales, pero no debe resultar demasiado
por nuestro país, al no haberse separado rara en las partes bajas de la provincia,
suficientemente las referencias a las aunque hasta ahora solamente se había
subespecies. Su área de distribución es citado en una ocasión (SENNEN
típicamente eurosiberiana, como mues- 1911:109).
tran HULTÉN & FRIES (1986: 192)
para quienes precisamente la Península
Ibérica resulta el territorio más conflic- BIBLIOGRAFÍA
tivo.
BOLÒS, O. de & J. VIGO (1990)
Spiranthes spiralis (L.) Chevall. Flora dels Paï sos Catalans. Vol. 2. Ed.
* CASTELLÓN: Culla, El Molinell, Barcino. Barcelona.
YK4569, 700 m, 10-9-1994, Fabregat & FERNÁNDEZ CARVAJAL, M.C.
López Udias, VAB 94/7719. (1982) Revisión del género Juncus L. en
Planta extendida por Europa central y la Península Ibérica, II. Subgéneros Jun-
occidental, que resulta bastante rara en cus y Genuini Buchenau. Anales Jard.
España (HULTÉN & FRIES, 1986: Bot. Madrid 38(2): 417-467.
277). No conocemos citas anteriores de FONT QUER, P. (1953) Notas sobre
la especie referidas a la provincia de la flora de Aragón. Collect. Bot.
Castellón, aunque probablemente deba (Barcelona) 3: 345-358.
encontrarse más extendida, pasando de- GREUTER, W., H.M. BURDET &
sapercibida por su tardía floración y as- G. LONG -1984- Med-Checklist. 1. De.
pecto poco llamativo. Conservatoire et Jardin botaniques de la
Ville de Genève.
Valerianella eriocarpa Desv. GUITTONNEAU, G.G. & G.
*TERUEL: Alacón, barranco del MONTSERRAT MARTÍ (1988) Systé-
Mortero pr. Casa de Borón, matique, écologie et chorologie du genre
30TXL9248, 800 m, 21-V-1994, C. Fa- Erodium sub-sect. Petraea en Espagne.
bregat & S. López Udias, VAB 94/2778. Monogr. Inst. Piren. Ecología 4: 589-
595.

51
HULTÉN, E. & M. FRIES (1986) MATEO, G., C. FABREGAT & S.
Atlas of North european vascular plants. LÓPEZ UDIAS (1994a) Fragmenta cho-
Koeltz Sci. Books. Königstein. rologica occidentalia 5102-5115. Anales
LOSCOS, F. (1876) Tratado de Jard. Bot. Madrid 52(1): 91-92.
plantas de Aragón. Parte primera. Ma- MATEO, G., C. FABREGAT & S.
drid. LÓPEZ UDIAS (1994b) Contribuciones
LOSCOS, F. (1877) Comentarios so- a la flora del Sistema Ibérico, VI. Fon-
bre la flora de Zaragoza. En: Tratado de tqueria 39: 53-58.
las plantas de Aragón. Parte primera. MATEO, G., C. FABREGAT, S.
Madrid. LÓPEZ UDIAS & N. MERCADAL
LOSCOS, F. & J. PARDO (1866-67) (1995) Contribuciones a la flora del Sis-
Serie imperfecta de las plantas aragone- tema Ibérico, VII. Anales de Biología,
sas espontáneas. Alcañiz. 20 (Biol. Veg., 9): 101-110.
MATEO, G. (1990) Catálogo florís- MONTSERRAT MARTÍ, J.M. & D.
tico de la provincia de Teruel. Instituto GÓMEZ (1983) Aportación a la flora de
de Estudios Turolenses. Teruel. la cuenca endorreica de la laguna de Ga-
MATEO, G. & M.B. CRESPO (1990) llocanta. Collect. Bot. (Barcelona) 14:
Claves para la flora valenciana. Del 383-437.
Cenia al Segura. Valencia. SENNEN, Fr. (1911) Plantes
MATEO, G. & M.B. CRESPO (1995) d’Espagne. Notes et diagnoses. Bull.
Flora abreviada de la Comunidad Va- Géogr. Bot. 20: 101-138.
lenciana. Ed. Gamma. Alicante.

52
Flora Montiberica 1: 53-54 (XII-1995)

ARTICULOS PUBLICADOS O EN VÍAS DE


PUBLICACIÓN SOBRE LA FLORA DEL
SISTEMA IBÉRICO EN RELACIÓN CON LAS
ACTIVIDADES DEL GRUPO (AÑOS 1993-1995)

INTRODUCCIÓN 6.- M. Béjar, J.L. Benito, ..., G.


Mateo & al. (1994). En J. Fernán-
Se presenta la relación de artícu- dez Casas, R. Gamarra & M.J. Mo-
los que ya han salido publicados, o rales (Eds.) “Asientos para un
se han mandado y están en vías de Atlas Corológico de la flora occi-
hacerlo, producto de las campañas dental, 22”. Fontqueria, 40: 101-
de recolección de los años 1993 a 232.
1995. El listado va en el primer 7.- R. Roselló, J. B. Peris, G.
caso en orden de aparición y en el Stübing & G. Mateo (1994) Side-
segundo de salida de los originales. ritis fernandez-casasii. Eine neue
Art aus Spanien. Feddes Repert.,
A) YA PUBLICADOS 105(5-6): 293-298. Berlin.
8.- G. Mateo (1994) Sobre la
1.- G. Mateo, C. Fabregat & S. flora de la comarca del Jiloca, VII.
López Udias (1994) Contribucio- Xiloca, 14: 157-171. Calamocha.
nes a la flora del Sistema Ibérico, 9.- G. Mateo (1994) Aportacio-
VI. Fontqueria, 39: 53-58. nes al conocimiento del género
2.- G. Mateo & J. M. Pisco Hieracium, III. Hieracium alejan-
(1993) Delphinium fissum subsp. drei , sp. nova. Est. Mus. Cienc.
sordidum (Cuatrec.) Amich, Rico Nat. Álava 9: 35-37.
& Sánchez en el Sistema Ibérico. 10.- J.X. Soler, B. Rochet, G.
Acta Bot. Malac., 18: 286-287. Mateo & L. Serra (1995) Frag-
3.- G. Mateo, C. Fabregat & S. menta chorologica occidentalia,
López Udias (1994) Fragmenta 5479-5509. Anales Jard. Bot. Ma-
chorologica occidentalia, 5102- drid 53(1): 113-114.
5115. Anales Jard. Bot. Madrid, 11.- G. Mateo, A. Martínez Ca-
52(1): 91-92. beza & J. M. Pisco (1995) Frag-
4.- G. Mateo, C. Fabregat & S. menta chorologica occidentalia,
López Udias (1994) Artemisia ar- 5510-5525. Anales Jard. Bot. Ma-
meniaca Lam. (Asteraceae), nove- drid 53(1): 114-115.
dad para la Península Ibérica. 12.- G. Mateo, C. Fabregat, S.
Anales Jard. Bot. Madrid, 52(1): López Udias & N. E. Mercadal
118-119. (1995) Contribuciones a la flora del
5.- S. López Udias, C. Fabregat Sistema Ibérico, VII". Anales de
& G. Mateo (1994) Historia, afini- Biología, 20 (Biol. Veg., 9): 101-
dades y distribución del conflictivo 110.
Geranium benedictoi Pau. Xiloca, 13.- J.X. Soler, L. Serra, G.
13: 175-183. Calamocha. Mateo & M.B. Crespo (1995)

53
Adiciones a la flora alicantina. detectado en Aragón”. Enviado a
Flora Montiberica 1: 23-28. Bot. Complutensis. Madrid. XI-
14.- G. Mateo, N.E. Mercadal 1994.
& J.M. Pisco (1995) Contribucio- 3.- G. Mateo “Sobre la flora de
nes a la flora del Sistema Ibérico, la comarca del Jiloca, VIII”. En-
X. Flora Montiberica 1: 29-32. viado a Xiloca. Calamocha. II-
15.- G. Mateo, M.L. Hernández, 1995.
S. Torres & A. Vila (1990) Nuevos 4.- G. Mateo, C. Fabregat, S.
datos sobre la flora de la provincia López Udias “Contribuciones a la
de Cuenca, I. Flora Montiberica 1: flora del Sistema Ibérico, 8”. En-
33-37. viado a Acta Bot. Malac. Málaga.
16.- G. Mateo & F. Marín II-1995.
(1995) De flora valentina, IV. 5.- A. Segura & G. Mateo “De
Flora Montiberica 1: 38-40. flora soriana y otras notas botáni-
17.- A. Segura, G. Mateo & J.L. cas, V”. Enviado a Anales Jard.
Benito (1995) De flora soriana y Bot. Madrid. II-1995.
otras notas botánicas, VII. Flora 6.- A. Segura & G. Mateo
Montiberica 1: 41-44. “Aportación a Fragmenta chorolo-
18.- G. Mateo & S. Pyke (1995) gica occidentalia”. Enviado a Ana-
Aportaciones a la flora cesaraugus- les Jard. Bot. Madrid. II-1995.
tana, I. Flora Montiberica 1: 47- 7.- G. Mateo & J.M. Pisco “On
48. a new Thymus hybrid detected in
19.- G. Mateo, C. Fabregat & S. Central Spain”. Enviado a Flora
López Udias (1995) Contribucio- Mediterranea. Palermo. IV-1995.
nes a la flora del Sistema Ibbérico, 8.- G. Mateo, C. Fabregat & S.
XI. Flora Montiberica 1: 49-52. López Udias “Nuevas aportaciones
para la flora de Aragón”. Enviado a
Lucas Mallada. Huesca. XI-1995.
B) INÉDITOS 9.- G. Mateo, J.M. Pisco &
N.E. Mercadal “Contribuciones a
1.- A. Segura & G. Mateo "De la flora del Sistema Ibérico, 9”. En-
flora soriana y otras notas botáni- viado a Lazaroa. Madrid. XI-1995.
cas, IV". Enviado a Stvdia Bota- 10.- A. Segura, G. Mateo & J.L.
nica. Salamanca. XII-1993. Benito “De flora soriana y otras
2.- G. Mateo, N.E. Mercadal & notas botánicas, 6”. Enviado a
J.M. Pisco “Sobre un híbrido Fontqueria. Madrid. XI-1995.
nuevo del género Thymus L.
G.M.

54
Para todo tipo de correspondencia dirigirse a la Redacción:

Gonzalo Mateo Sanz


Departamento de Biología Vegetal
Facultad de Ciencias Biológicas
Doctor Moliner, 50
46100-Burjasot (VALENCIA)

Portada: Hieracium alejandrei G. Mateo, Est. Mus. Cien. Nat. Álava 9:


35 (1994), recogido por J.A. Alejandre en Humada (Burgos).
FLORA MONTIBERICA
Volumen 1 (XII-1995)

ÍNDICE

Presentación ........................................................................…..............1
Informe sobre las actividades desarrollados durante el año 1995 ...... 3
FABREGAT LLUECA, Carlos.- El Herbario VAB en 1995 ................ 7
JAIME LORÉN, José María de.- Mauricio Willkomm: en el centenario
de su muerte .......................................................................................…. 11
MATEO SANZ, Gonzalo.- M. Willkomm y su labor como investiga-
dor de la flora española y de la Cordillera Ibérica ................................ 16
SOLER MARÍ, Jaume X., Lluís SERRA LALIGA, Gonzalo MATEO
SANZ & Manuel Benito CRESPO VILLALBA.- Adiciones a la flora ali-
cantina .....................................................…............................................ 23
MATEO SANZ, Gonzalo., Nuria Eva MERCADAL FERRERUELA &
Juan Manuel PISCO GARCÍA.- Contribuciones a la flora del Sistema
Ibérico, X ...................................................….......................................... 29
MATEO SANZ, Gonzalo, Mª Luz HERNÁNDEZ VIADEL, Sonia TO-
RRES & Ana VILA LEÓN.- Nuevos datos sobre la flora de la provincia
de Cuenca, I ..................................................…...................................... 33
MATEO SANZ, Gonzalo & Francisco MARÍN.- De flora valentina, IV
............................................................................….................................. 38
SEGURA ZUBIZARRETA, Antonio, Gonzalo MATEO SANZ & José
Luis BENITO ALONSO.- De flora soriana y otras notas botánicas, VII
.…..............................................................................................................41
MATEU ANDRÉS, Isabel & Gonzalo MATEO SANZ.- Adiciones a la
flora de la Dehesa de la Albufera (Valencia) ......................................... 45
MATEO SANZ, Gonzalo & Samuel PYKE .- Aportaciones a la flora
cesaraugustana, I ..........................................................................…...... 47
MATEO SANZ, Gonzalo, Carlos FABREGAT LLUECA & Silvia LÓ-
PEZ UDIAS.- Contribuciones a la flora del Sistema Ibérico, XI …....... 49
Artículos publicados o en vías de publicación sobre la flora del Siste-
ma Ibérico en relación con las actividades del grupo (1993-1995) ........ 53