Está en la página 1de 8

Alejandra Silva Ramos

A00306352 | 2019-1
Procesal IV | Primer Módulo

ORALIDAD Y PROCESO
Por: Rafael Enrique Ostau De Lafont Pianeta

Planteamiento
Ley 1285 de 2009, reformatoria de la Ley 270 de 1996, Estatutaria de la Administración
de Justicia, cuyo artículo primero dispuso lo siguiente:
“ARTÍCULO 1o. Modifíquese el artículo 4o. de la Ley 270 de 1996:
Artículo 4o. Celeridad y Oralidad. La administración de justicia debe ser pronta, cumplida
y eficaz en la solución de fondo de los asuntos que se sometan a su conocimiento. Los
términos procesales serán perentorios y de estricto cumplimiento por parte de los
funcionarios judiciales. Su violación injustificada constituye causal de mala conducta, sin
perjuicio de las sanciones penales a que haya lugar. Lo mismo se aplicará respecto de los
titulares de la función disciplinaria.
Las actuaciones que se realicen en los procesos judiciales deberán ser orales con las
excepciones que establezca la ley. Esta adoptará nuevos estatutos procesales con
diligencias orales y por audiencias, en procura de la unificación de los procedimientos
judiciales, y tendrá en cuenta los nuevos avances tecnológicos.
PARÁGRAFO TRANSITORIO. Autorizase al Gobierno Nacional para que durante los
próximos cuatro años incluya en el presupuesto de rentas y gastos una partida equivalente
hasta el 0.5% del Producto Interno Bruto de acuerdo con las disponibilidades
presupuestales, el Marco Fiscal de Mediano Plazo y el Marco de Gastos, para desarrollar
gradualmente la oralidad en todos los procesos judiciales que determine la ley y para la
ejecución de los planes de descongestión”.

Es decir, la Comisión acoge anticipadamente lo que posteriormente se convertiría en una


política de Estado sobre el funcionamiento de la Administración de Justicia, la Oralidad,
plasmada en el texto legal anteriormente transcrito, con un propósito consecuencial que
seguramente habrá de abordarse en el futuro inmediato de nuestro país, cual es la
“…procura de la unificación de los procedimientos judiciales y tendrá en cuenta los
nuevos avances tecnológicos”.
I.- Procesos.
1.- Proceso ordinario.
Mediante el cual deben adelantarse y decidirse en primera y en única instancia todos
los litigios respecto de los cuales dicha normativa u otras leyes no señalen un trámite o
procedimiento especial (art. 179), el cual, como regla general, se estructura conforme al
desarrollo de tres etapas, a saber:
La primera, desde la presentación de la demanda hasta la audiencia inicial.
La segunda, desde la finalización de la anterior hasta la culminación de la audiencia de
pruebas, y
La tercera, desde la terminación de la anterior, comprende la audiencia de alegaciones y
juzgamiento y culmina con la notificación de la sentencia.
2.- Procesos especiales.
También se adelantan ante la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo, tales como:
- Los de Pérdida de Investidura de Congresistas,
- Diputados,
- Concejales y ediles;
- Los relativos al ejercicio de las llamadas acciones constitucionales (Tutelas,
Populares, de Grupo, y de Cumplimiento); y
- Los relativos a las pretensiones de Nulidad por Inconstitucionalidad de Actos
Administrativos,
- De Nulidad de los Actos Electorales, y al
- Control Inmediato de Legalidad sobre los Decretos Reglamentarios de los
Decretos Legislativos atinentes a los Estados de Excepción.
II.- Etapas del proceso ordinario.
1.-Primera etapa.
Desde la presentación de la demanda hasta la culminación de la audiencia inicial.
A.- Demanda- traslado- contestación.
En este orden, la Demanda deberá presentarse ante la autoridad competente con el lleno
de los requisitos que para tal efecto se exigen (art.162) y dentro de la oportunidad
legalmente establecida (art.164) y una vez admitida se procederá a su notificación
personal a la parte demandada, al Ministerio Público y a los Terceros que tengan interés
directo en los resultados del Proceso y se les correrá traslado por el término de treinta (30)
días, dentro del cual podrán contestar la demanda, proponer excepciones, solicitar
pruebas, llamar en garantía, y, en su caso, presentar demanda de reconvención (art. 172).
Dentro de los diez (10) días siguientes al inicio del término para el traslado, el
demandante podrá adicionar, aclarar o modificar la Demanda, por una sola vez, bajo el
cumplimiento de las condiciones establecidas en el artículo 173 del nuevo Código.
B.-Audiencia inicial: oportunidad.
El Juez o Magistrado Ponente, mediante auto que se notificará por Estado y no susceptible
de recursos, deberá convocar a la Audiencia Inicial, señalando fecha y hora para tal
efecto, la cual deberá realizarse dentro del mes siguiente al vencimiento del término de
traslado de la demanda o del de su prórroga o del de la reconvención o del de la
contestación de las excepciones o del de la contestación de la demanda de reconvención.
C.-Intervinientes e inasistencia.
A la audiencia deberán asistir obligatoriamente los apoderados cuando estos se hayan
constituido para efectos del Proceso, sin perjuicio de que su ausencia no impida la
realización de la misma, a menos que formalmente se decrete su aplazamiento. Las partes,
los terceros y el Ministerio Público podrán asistir si lo consideran pertinente.
Dispone la norma en comentario que la inasistencia a la audiencia sin una justa causa por
parte de los apoderados implicará la imposición de una multa individual de dos (2)
salarios mínimos mensuales legales vigentes.
D.- Aplazamiento.
La audiencia solo podrá aplazarse cuando previamente a su realización el apoderado
correspondiente sustente su inasistencia mediante prueba siquiera sumaria de una justa
causa, caso en el cual de ser aceptada por el juez se procederá a fijar nueva fecha y hora
para su celebración dentro de los diez (10) días siguientes, mediante auto contra el cual
no procede recurso alguno, sin que sea procedente en ningún caso un nuevo
aplazamiento.
El juez podrá admitir excusas de asistencia a la audiencia siempre que se presenten dentro
de los tres (3) días siguientes a su realización y que se fundamenten en fuerza mayor o
caso fortuito, en cuyo caso deberán resolverse dentro de los tres (3) días posteriores a su
formulación mediante auto contra el cual procede el recurso de reposición y que de ser
admitidas únicamente tendrán el efecto de exonerar al interesado de las consecuencias
económicas adversas que se hubieran derivado de la inasistencia, es decir, de la multa que
se le hubiere impuesto por el juez.
E.- Saneamiento.
Una vez instalada la audiencia en debida forma, el juez del conocimiento deberá entrar
a resolver sobre los vicios que se hubieren presentado y que las partes le formulen, o los
que él haya detectado de oficio, con el propósito de sanear el procedimiento y darle la
continuidad correspondiente, bajo la consideración de que las eventuales nulidades que
no se planteen en esta etapa no podrán formularse en las siguientes.
F.- Definición de excepciones previas.
Incluidas las de carácter mixto, tales como las de cosa juzgada, caducidad, transacción,
conciliación, falta de legitimación en la causa y prescripción extintiva, las que deberán
resolverse en esta audiencia por parte del Juez o Magistrado Ponente de oficio o a petición
de parte.
Sobre la verificación de los requisitos de procedibilidad es de observar que como ellos
se establecen como condiciones a cumplir previamente a la presentación de la demanda
(art. 161), su constatación debe realizarse primeramente al momento de decidirse sobre
la admisión de ésta, pero igualmente es acertado el que dicha actuación también pueda
adelantarse durante la Audiencia Inicial, o, inclusive, estando el Proceso para fallo, por
cuanto un vicio de tal naturaleza constituye nulidad absoluta del mismo.
El auto mediante el cual se decida sobre las excepciones será apelable o suplicable,
según se trate de procesos de primera o única instancia.
G.- Fijación del litigio
Resueltos todos los asuntos atinentes a las excepciones previas, si las hubo, sin que
prosperase alguna de ellas que determinará la conclusión del Proceso, el juez del
conocimiento procederá a indagar a las partes sobre los hechos en los que están de
acuerdo, así como sobre los demás extremos de la Demanda y su contestación, y con base
en las respuestas recibidas deberá fijar el objeto del litigio.
H.- Posibilidad de conciliación.
En cualquier fase de esta audiencia el juez puede convocar a las partes a conciliar sus
diferencias, evento en el cual le es permitido proponer fórmulas de arreglo, sin que ello
implique prejuzgamiento.
En cualquier estado del Proceso las partes de común acuerdo podrán solicitarle al juez ser
escuchadas en propuestas de conciliación.
I.- Medidas cautelares.
Procedencia de las medidas cautelares. En todos los procesos declarativos que se
adelanten ante esta jurisdicción, antes de ser notificado el auto admisorio de la demanda
o en cualquier estado del proceso, a petición de parte debidamente sustentada, podrá el
Juez o Magistrado Ponente decretar, en providencia motivada, las medidas cautelares que
considere necesarias para proteger y garantizar, provisionalmente, el objeto del proceso
y la efectividad de la sentencia, de acuerdo con lo regulado en el presente capítulo.
J.- Decreto de pruebas.
Dispone el artículo 103 del nuevo Código, el numeral 10 del artículo 180 del mismo texto
señala que solo se decretarán las pruebas pedidas por aquellas y los terceros, siempre y
cuando sean necesarias para demostrar los hechos sobre los cuales exista disconformidad,
en tanto no esté prohibida su demostración por confesión, o las de oficio que el Juez o
Magistrado Ponente considere indispensables para el esclarecimiento de la verdad.
Las partes y los terceros tienen el deber de concurrir al Proceso aportando las pruebas
requeridas para demostrar los supuestos planteados en la controversia y el juez solo
podrá decretar aquellas pedidas sobre hechos con respecto a los cuales existan diferencias
y sean necesarias para adoptar la decisión que corresponda, lo que igualmente podrá hacer
de oficio.
K.- Conclusión de la audiencia o del proceso.
En todos aquellos casos en los que el juez considere necesario decretar pruebas
adicionales a las aportadas por las partes y los terceros, así lo hará al concluir la audiencia
inicial, y deberá proceder a fijar fecha y hora para la realización de la llamada audiencia
de pruebas, la cual se llevará a cabo dentro de los cuarenta (40) días siguientes al de la
culminación de aquella.
“Cuando se trate de asuntos de puro derecho o no fuere necesario practicar pruebas, el
juez prescindirá de la segunda etapa y procederá a dictar la sentencia dentro de la
audiencia inicial, dando previamente a las partes la posibilidad de presentar alegatos
de conclusión”.
2.- Segunda etapa.
Denominada Audiencia de Pruebas procede cuando al finalizar la anterior el juez
decreta, a petición de parte o de oficio, la práctica de las que considere pertinentes y útiles
para la toma de la decisión.
A.- Intervinientes.
Debe entenderse que los apoderados de las partes están obligados a hacerse presentes en
esta etapa y que lo relativo a su asistencia se regula de la misma manera que para la
audiencia inicial y a ello nos remitimos.
B.- Desarrollo y suspensión.
Artículo 181 del Código que en la fecha y hora señaladas para el efecto y con la dirección
del Juez o Magistrado Ponente se recaudarán todas las pruebas oportunamente solicitadas
y decretadas. Las pruebas se practicarán en la misma audiencia. Dicha audiencia se
realizará sin interrupción durante los días consecutivos que sean necesarios, sin que en
ello se pueda exceder de quince (15) días.
La audiencia se puede suspender por las siguientes causas:
1. En el evento de que sea necesario dar traslado de la prueba, de su objeción o de su
tacha, por el término fijado en la ley.
2. A criterio del juez y cuando atendiendo la complejidad de la prueba o de su práctica lo
considere necesario.
Aun cuando no se establece expresamente, es de entender que, al adoptarse la decisión de
suspender la audiencia por las causas expuestas, igualmente se debe determinar el
tiempo de la suspensión y el momento de la reanudación de la actuación.
C.- Conclusión.
Concluido el debate probatorio y al momento de finalizar la audiencia respectiva, el juez
deberá señalar fecha y hora para la realización de la Audiencia de Alegaciones y
Juzgamiento, la cual se efectuará al cabo de un término no mayor a veinte (20) días,
siguientes a aquel en que dicha finalización se haya producido.
Finalizada la Audiencia de Pruebas y suprimida la siguiente audiencia, una vez vencido
el término referido anteriormente para presentar los alegatos de conclusión el juez deberá
proceder a dictar sentencia en el término de veinte (20) días siguientes a dicho
vencimiento.
3.- Tercera etapa.
De acuerdo con lo ya analizado sobre el particular, esta etapa denominada Audiencia de
Alegaciones y Juzgamiento, solo se adelantará cuando el juez del conocimiento la
considere necesaria para tener mejores elementos de juicio en orden a adoptar la decisión
que corresponda.
A.- Intervinientes.
Nos remitimos a lo expresado para las etapas anteriores.
B.- Desarrollo.
Instalada la audiencia por parte del Juez o Magistrado Ponente, según el caso, se
procederá a escuchar los alegatos de conclusión y para tal efecto se concederá la palabra
hasta por veinte (20) minutos, en primer lugar, al demandante, seguidamente a los terceros
de la parte activa cuando los hubiere, luego al demandado y finalmente a los terceros de
la parte pasiva, si los hubiere.
Concluidas estas intervenciones, el conductor de la audiencia concederá la palabra al
representante del Ministerio Público quien hará uso de ella si así lo considera y finalizada
esta participación o en defecto de ella, el juez del conocimiento podrá formular
interrogantes sobre lo planteado en los alegatos.
C.- Conclusión.
Al terminar las respuestas a los interrogantes formulados, si los hubiere, el juez, de ser
posible, informará el sentido de la sentencia en forma oral, aun en el evento en que las
partes se hayan retirado de la audiencia y la consignará por escrito dentro de los diez (10)
días siguientes a la terminación de aquella.
Informar sobre el sentido de la sentencia: es determinar si prosperan o no las
pretensiones formuladas, lo cual excluye la exposición de la parte motiva de la decisión,
la que a su vez obviamente quedará incorporada al texto escrito de la providencia.
4.- Actas y registro de las audiencias y diligencias.
Las audiencias y diligencias serán presididas por el Juez o Magistrado Ponente.
Cuando la sentencia se vaya a proferir por escrito de conformidad con lo que al respecto
se establece sobre el particular, en los Procesos adelantados en los Tribunales
Administrativos y en el Consejo de Estado, para la adopción de la decisión igualmente se
requerirá la mayoría legalmente exigida para ello.
De las audiencias y de las diligencias deberá llevarse un registro para el cual se
tendrán en cuenta las siguientes reglas, a voces del citado artículo 183:
1. De cada audiencia se levantará un acta, la cual contendrá:
a) El lugar y la fecha con indicación de la hora de inicio y finalización, así como de las
suspensiones y las reanudaciones;
b) El nombre completo de los jueces;
c) Los datos de las partes, sus abogados y representantes;
d) Un resumen del desarrollo de la audiencia, con indicación, cuando participen en esta,
del nombre de los testigos, peritos, e intérpretes y demás auxiliares de la justicia, así como
la referencia de los documentos leídos y de los otros elementos probatorios reproducidos,
con mención de las conclusiones de las partes;
e) Las solicitudes y decisiones producidas en el curso de la audiencia y las objeciones de
las partes y los recursos propuestos;
f) La constancia sobre el cumplimiento de las formalidades esenciales de cada acto
procesal surtido en la audiencia.
g) Las constancias que el Juez o Magistrado Ponente, o la Sala, Sección o Subsección
ordenen registrar y las que soliciten las partes sobre lo acontecido en la audiencia;
h) Cuando así corresponda, el sentido de la sentencia;
i) La firma de las partes o de sus representantes y del Juez o Magistrado Ponente y de los
integrantes de la Sala, Sección o Subsección, según el evento. En caso de renuencia de
los primeros, se dejará constancia de ello.
2. En los casos en que el juez lo estime necesario podrá ordenar la transcripción literal
total o parcial de la audiencia o diligencia, para que conste como anexo.
3. Se deberá realizar una grabación del debate, mediante cualquier mecanismo técnico;
dicha grabación deberá conservarse en los términos que ordenan las normas sobre
retención documental.

III- Actuaciones a través de medios electrónicos.


Se explica lo preceptuado por el artículo 186 de la nueva codificación, en cuyo inciso
primero se determina que “Todas las actuaciones judiciales susceptibles de surtirse en
forma escrita se podrán realizar a través de medios electrónicos, siempre y cuando
en su envío y recepción se garantice su autenticidad, integridad, conservación y posterior
consulta, de conformidad con la ley. La autoridad judicial deberá contar con mecanismos
que permitan acusar recibo de la información recibida, a través de este medio.
IV.- Contenido de la sentencia.
Anteriormente se explicó que el sentido de la sentencia se puede informar a los sujetos
procesales en forma oral, sin perjuicio de que posteriormente se incorpore la decisión por
escrito, o, en la imposibilidad de aquella opción, de todas maneras, será necesario proferir
la providencia en texto documentado. Siempre deberá ser motivada.
“En ella se hará un breve resumen de la demanda y de su contestación y un análisis
crítico de las pruebas y de los razonamientos legales, de equidad y doctrinarios
estrictamente necesarios para fundamentar las conclusiones, exponiéndolos con
brevedad y precisión y citando los textos legales que se apliquen”.
Constatada la inexistencia de vicios constitutivos de nulidades procesales que impidieran
la adopción de una decisión de fondo, se resolverá sobre las excepciones propuestas,
así como sobre cualquier otra que el fallador encuentre probada, independientemente de
que el inferior haya omitido pronunciarse con respecto a ellas, sin perjuicio de garantizar
la no reformatio in pejus.
Cuando en la sentencia se impongan condenas económicas cuya cuantía no hubiere sido
posible establecer durante el Proceso, dichas condenas se harán en forma genérica,
señalando las bases con arreglo a las cuales se realizará la liquidación incidental, en los
términos del Código (arts. 193 y 209) y del CGP: “Condenas en Abstracto”.
V.- Notificación de las sentencias.
El artículo 203 del CPACA establece dos formas de notificación de las sentencias. Una,
por medios electrónicos y la otra por Edicto, en el entendido de que la modalidad
electrónica equivale a una notificación personal, según lo señalado por el segundo inciso
del citado artículo 197: “Para los efectos de este Código se entenderán como personales
las notificaciones surtidas a través del buzón de correo electrónico”.
En cuanto a la primera modalidad, determina la norma que “Las sentencias se notificarán
dentro de los tres (3) días siguientes a su fecha, mediante envío de su texto a través de
mensaje al buzón electrónico para notificaciones judiciales. En este caso, al expediente
se anexará la constancia de recibo generada por el sistema de información, y se
entenderá surtida la notificación en tal fecha”.
A quienes no se les deba o pueda notificar por vía electrónica, se les notificará por medio
de edicto en la forma prevista en el CGP, norma esta que en lo concerniente a la
notificación por Edicto establece que:
“ARTÍCULO 323. Notificación de sentencias por edicto. Las sentencias que no se hayan
notificado personalmente dentro de los tres días siguientes a su fecha, se harán saber por
medio de edicto que deberá contener:
1. La palabra edicto en su parte superior.
2. La determinación del proceso de que se trata y del demandante y el demandado, la
fecha de la sentencia y la firma del secretario.
El edicto se fijará en lugar visible de la secretaría por tres días, y en él anotará el secretario
las fechas y horas de su fijación y desfijación. El original se agregará al expediente y una
copia se conservará en el archivo en orden riguroso de fechas.
La notificación se entenderá surtida al vencimiento del término de fijación del edicto.”
Notificada la sentencia se completa el cuadro explicativo sobre la estructura del Proceso
que por regla general debe surtirse ante la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo,
para resolver los litigios que legalmente deban ser sometidos a su conocimiento.