Está en la página 1de 2

LA DOCTRINA DE LA JUSTIFICACIÓN

Introducción:
Hace cientos de años, Bildad, un amigo de Job (Job 25:4) preguntó, "¿Cómo, pues, se justificará el
hombre para con Dios? y ¿cómo será limpio el que nace de mujer?" Este problema ha inquietado a los
hombres a través de los siglos y no solo eso sino que ha sido un campo de batalla el defender la
doctrina de la justificación por la fe en cristo Muchos en el pasado de la iglesia han sufrido por
defenderla. Por ejemplo Martin Lutero en la Reforma.
Gracias a Dios tenemos la respuesta en la Palabra de Dios.

1. ¿qué significa la palabra “justificación”?


Viene de la palabra JUSTIFICAR.
En el lenguaje cotidiano usamos esta palabra muchas veces para hablar de cómo nos
defendemos ante las acusaciones. Por ejemplo: yo me justifico presentando diversas evidencias
y argumentos acerca de mi inocencia. Cuando me justifico me declaro justo o inocente. Así que
usamos esta palabra en el día a día, pero en la Biblia se usa de otra manera.

En la biblia la palabra justificar muchas veces hace referencia no a una declaración del ser
humano sobre sí mismo, sino a una declaración divina.

Por ejemplo: Romanos 5:1 “habiendo sido justificados” o justificados, significa que no nos
justificamos a nosotros mismos, sino que es Dios quien nos justifica. Cuando dios
justifica, el declara que una persona es justa.

Esta declaración divina es un acto legal. Es una declaración que Dios emite como Juez. No se
trata de un cambio o proceso dentro de la persona que recibe el veredicto. (Romanos 8:33-34
“¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica…”

2. ¿Qué es la Justificación?
La justificación es el acto mediante el cual Dios declara justo al injusto.
No significa hacer al pecador justo, sino declarar que es justo.
Es más que el perdón. El perdón libra de la condena del pecado, pero no de la culpabilidad.
A veces los oficiales perdonan a un reo, pero esto no significa que deja de ser culpable.
En la justificación, Dios no solamente perdona al pecador, sino que también lo declara justo y
libre de la culpabilidad de su pecado.
Delante de Dios es como si nunca hubiera pecado. Entonces tiene paz para con Dios.
(Romanos. 5:1).

ENTONCES LA JUSTIFICACIÓN ES LA RESPUESTA DE DIOS A LA FE GENUINA DE LA


PERSONA, POR LA CUÁL SIMULTANEAMENTE DIOS PERDONA SUS PECADOS Y DECLARA
QUE SU ESTADO LEGAL DELANTE DE EL ES JUSTO.

3. La realidad del hombre:


Leamos Gálatas 2:16 “sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por
la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe
de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado”.
NTV Sin embargo, sabemos que una persona es declarada justa ante Dios por la fe en
Jesucristo y no por la obediencia a la ley. Y nosotros hemos creído en Cristo Jesús para
poder ser declarados justos ante Dios por causa de nuestra fe en Cristo y no porque
hayamos obedecido la ley. Pues nadie jamás será declarado justo ante Dios mediante la
obediencia a la ley.
Esto quiere decir que la Justificación es por la fe en Cristo.
Pero esta verdad no la entiende el ser humano.
Su esquema mental cree ganarse el cielo por sus obras y su religión (rezando, orando,
asistiendo a la iglesia, dando a los pobres, dejando de hacer cosas pecaminosas, etc).
Ellos piensan que la justicia de Dios es como una balanza (obras buenas y obras malas)
La justicia de Dios no se trata de una balanza humana, sino de Fe en la obra de Cristo en la cruz
del calvario.
¿Cómo ve Dios la realidad del hombre?
1. Romanos 3:10-12 “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda,
No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay
quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno”. NO HAY GENTE BUENA. , TODOS
SOMOS INJUSTOS, NOS OFENDEMOS MUCHAS VECES, COMETIENDO INJUSTICIAS A
MENUDO.
2. LEAMOS ROMANOS 4:5 “más al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío,
su fe le es contada por justicia”.

SEGÚN LA BIBLIA DIOS SI JUSTIFICA A PERSONAS. NO A PERSONAS BUENAS, SINO A


PERSONAS IMPIAS, PERSONAS QUE PRECISAMENTE NO MERECEN SER DECLARADAS
JUSTAS, SINO CONDENADAS ¿CÓMO PUEDE SER ESO?

ILUSTRACION:
¿QUE HACE DIOS PARA QUE SU VEREDICTO NO SEA INJUSTO APARENTEMENTE? DIOS
REALIZA UNA TRANSFERENCIA DOBRE: NUESTRO PECADO SE TRANSFIERE A CRISTO Y
LA JUSTICIA DE CRISTO SE TRANFIERE A NOSOTROS. ESE INTERCAMBIO ENTRE EL
CREYENTE Y CRISTO SE CONOCE COMO IMPUTACIÓN.

ROMANOS 5:1 “por medio de nuestro Señor Jesucristo” JESUCRSITO ES A CLAVE DE LA


JUSTIFICACIÓN. 1 CORINTIOS 5:21 “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado,
para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él”.

ES GRACIAS A JESUS QUE DIOS JUSTIFICA AL IMPÍO, Y ESTO ES ASI PORQUE JESÚS
OBEDECE Y MUERE EN EL LUGAR DEL PECADOR. JESUS ERA PERFECTAMENTE JUSTO.
JESUS TRATA A JESÚS COMO EL IMPÍO (CUANDO MUERE EN LA CRUZ) Y TRATA AL IMPÍO
COMO JESÚS MERECE (CUANDO LE SON OTORGADA LAS BENDICIONES DE LA VIDA
ETERNA).

¿CUÁL ES LA CONSECUENCIA DE LA JUSTIFICACIÓN? ROMANOS 5:1


“Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe,
tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros”.