Está en la página 1de 12

“GRITO DE

RESTAURACIÓN”
Escrito por Vanessa de Jesus Kromiski
Preparado por el Departamento del Ministerio de la Mujer
División Sudamericana
Derechos de traducción y publicación reservados a la
CONFEDERACIÓN DE LAS UNIONES BRASILEÑAS DE LA IASD
Setor de Grandes Áreas Sul, Quadra 611,
Conjunto D, Parte C, Asa Sul, DF
CEP: 70200-710- Brasília, DF
TEL.:(61) 3701-1818
www.portaladventista.org

Autora: Vanessa de Jesus Kromiski


Revisión: Traducción División Sudamericana
Coordinación: Ministerio de la Mujer de la División Sudamericana
Diagramación y tapa: Marcos Aurélio Gularte de Castro
Impresión y acabado: Casa Publicadora Brasileña

2 | Rompiendo el Silencio 2019


GRITO DE
RESTAURACIÓN
1 Pedro 5:10-11

I. INTRODUCCIÓN
Uno de los males de la sociedad moderna es una vida
llena de compromisos, agitación y con muchas activida-
des. Nos mantenemos tan ocupados que perdemos la
conciencia de que estamos en el final del Gran Conflicto
entre el bien y el mal. Ese conflicto se refleja en nuestras
mentes y acciones cuando nos apropiamos de los con-
ceptos de este mundo en nuestras relaciones.
Fuimos creados para ser semejantes a Dios. (Gén.
1:26-28). El pecado trajo separación y distanciamiento
(Gén. 3:8, 9). Después que la mujer entró en amistad con
la serpiente, la Biblia relata todo el trabajo de Dios para
restaurar nuestras relaciones con él y poner enemistad
entre nosotros y la serpiente (Gén. 3:15).
Estamos enfermos. Cada día estamos más lejos del
árbol de la vida, y por eso, nos enfermamos. Nuestra
alma, nuestra mente, nuestros sentimientos están en-
fermos. El amor de muchos está frío; todos necesitan un
milagro, un rescate.
Jeremías 17:9: “Engañoso es el corazón más que to-
das las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?”.
Cuando el pensamiento se concentra en el yo, se
aparta de Cristo, la fuente de vigor y vida. Por eso, Sa-
tanás se empeña constantemente en atraer hacia él la
atención que le debemos al Salvador, y evitar la unión y
la comunión del alma con Cristo.

Rompiendo el Silencio 2019 | 3


“Valiéndose de los placeres del mundo, los cuidados,
perplejidades y tristezas de la vida, así como de nuestras
propias faltas e imperfecciones, o de las ajenas, procura
desviar nuestra atención hacia todas estas cosas, o hacia
algunas de ellas. No nos dejemos engañar por sus ma-
quinaciones” (El camino a Cristo, p. 71).

II. EN EL TIEMPO DEL FIN TENDRÍAMOS


CARACTERÍSTICAS DEL MAL
Estamos apegados al mal, porque las cosas negativas
esclavizan y las positivas liberan, o sea, EL MAL ESCLA-
VIZA Y EL BIEN LIBERA. Estamos tan esclavizados y
acostumbrados con el mal que nos gusta este mundo do-
minado por él, y nos olvidamos que nuestro hogar no es
aquí, pues somos herederos del reino de los cielos.
La Biblia presenta, en 2 Timoteo 3, una lista de ad-
jetivos que caracterizan a las personas en el tiempo del
fin. La forma en la que la ciencia y la sociedad definen al
abuso infantil en la actualidad, es semejante a los adjeti-
vos citados en 2 Timoteo 3: acciones egocéntricas, llenas
de avaricia, agresivas, impulsivas, ingratas, desobedien-
tes a los padres, blasfemas, entre otras.
“El abuso infantil, o los malos tratos infantiles, están
definidos como “toda forma de violencia física o emocio-
nal/psicológica, malos tratos, negligencia, o tratamien-
to negligente, explotación comercial, sexual u otro tipo
de acoso, lo que resulta en un daño real o potencial a la
salud, la supervivencia, el desarrollo o la dignidad del
niño, en el contexto de una relación de responsabilidad,
confianza o poder, por parte de los padres, ya sean bio-
lógicos, o adoptivos, o por otro adulto que tenga la cus-
todia del niño, o también por otros adultos cercanos al
niño, como personas de la familia, maestros, cuidadores,
responsables, etc.

4 | Rompiendo el Silencio 2019


El abuso infantil incluye la imprudencia o negligen-
cia, o un acto practicado con dolo por parte del adulto
contra el bienestar o la salud del niño, como falta de ali-
mentación o refugio.
También comprende comúnmente agresiones psico-
lógicas como insultos o palabras que causan daños psi-
cológicos al niño, o agresiones de carácter físico como
golpes, quemaduras o abuso sexual (que también cau-
san daños psicológicos).
La sobreprotección que los padres dan a un niño
también es una forma de abuso infantil, aunque a pri-
mera vista no lo parezca, porque su origen es totalmen-
te diferente a otros tipos de abuso. El concepto de abuso
(del latín abusu) indica un comportamiento inadecuado,
excesivo, contrario a las costumbres y a la armonía, o
una transgresión a las reglas de convivencia y de las
relaciones”1.
“El abuso en la familia se caracteriza por un conjun-
to de conductas agresivas y repetitivas, de una manera
que viola la integridad psíquica y moral de la víctima.
A veces, esas conductas se visualizan en forma de bro-
mas, pero pueden aparecer en agresiones verbales más
violentas. Frases como “eres un burro”, “eres un tonto”;
“todo lo haces mal”; “así de gorda no conseguirás novio”;
“estás muy flaca”; “eres un desgraciado”, disminuyen la
autoestima y la autoconfianza de la víctima”2.
“Se debe tener en mente que el acoso moral (abusos)
en la familia se puede presentar en todas las dimensio-
nes, o sea, entre padre e hijo, marido y mujer, madre e hijo
y viceversa. No hay una regla. Lo que sí es común en to-
dos los casos es justamente sus graves consecuencias.
1 https://pt.wikipedia.org/wiki/Abuso (TL).

2 www.gazetadopovo.com.br/vida-publica/justica-e-direito/artigos/asse-
dio-moral-na-familia-o-larnaodoce-lar-4km4fsdpfi2bkem6seoyf4us4/ (TL).

Rompiendo el Silencio 2019 | 5


“Se observa que el acoso moral en la familia mu-
chas veces se reconoce solo a partir de sus efectos
y eso agrava el cuadro de la víctima, pues ya se está
ante daños causados por la rutina de violencia. La
trama de violencia psíquica genera gran estrés en
el acosado, y puede causarle enfermedades psico-
somáticas, como ansiedad crónica, desórdenes ali-
menticios (anorexia y bulimia), adicción a las drogas,
cuadro de depresión, que puede conducir al suicidio”3.

III. CICLO DE AUTO SABOTAJE O ABUSOS


La vida se desarrolla con el propósito de suplir las
necesidades básicas, como alimentación, casa, ropas y
otros, y con mantener la convivencia en grupos socia-
les, en los contextos colectivos, como la familia, el tra-
bajo, la escuela y la iglesia. Sin embargo, como lo expli-
ca el psicólogo Maslow, tenemos otras necesidades que
debemos suplir, pero que por negligencia generalmente
no atendemos. Los padres dan prioridad a las necesida-
des físicas, porque son más evidentes, y muchas veces
descuidan otras necesidades, actitudes emocionales y
sociales, que pueden traducirse en acciones de amor.
Le damos prioridad a las necesidades fisiológicas.
Actuamos con negligencia ante otras necesidades que
pueden resumirse en actos de amor. “La privación de
amor crea un vacío en el cual la depresión, la alienación
y la rebeldía pueden encontrar lugar en el corazón de
esos niños. Cuando crecen, con mucha frecuencia, for-
man estructuras patológicas de carácter”4.
“Alguien que creció en un ambiente emocional-
mente abusivo puede no reconocer su propio comporta-
3 www.gazetadopovo.com.br/vida-publica/justica-e-direito/artigos/asse-
dio-moral-na-familia-o-larnaodoce-lar-4km4fsdpfi2bkem6seoyf4us4/ (TL).
4 www.facebook.com/augusto.maia.psi/posts/a-priva%C3%A7%C3%A3o-
-do-amor-cria-um-v%C3%A1cuo-afetivodevemos-sempre-ter-em-mente-
-que-o-objeti/850647698299061/

6 | Rompiendo el Silencio 2019


miento abusivo. O puede no reconocer el abuso que su-
frió. También se puede confundir control con cuidado,
y ver una actitud dominante o invasiva, no solo como
adecuada y necesaria, sino que también como señal de
afecto”5.
Ese tipo de actitud la explica en su teoría el psicó-
logo Stanley Rosner y la escritora Patricia Hermes que
los “analizan como episodios traumáticos, que pueden
crear dilemas inconscientes que terminan haciéndonos
actuar contra nosotros mismos. El resultado es un ciclo
de autodestrucción que afecta nuestras relaciones per-
sonales y profesionales por el resto de la vida”6.
Estudiando diversos casos reales, como la separa-
ción de los padres en la infancia o la conclusión turbu-
lenta de una relación, él concluye que esos hechos nos
introducen en un ciclo de auto sabotaje, pues repetimos
actitudes que destruyen nuestras relaciones y nos ha-
cen sufrir.
Los niños aprenden por imitación y observación. Al-
gunos comportamientos de los adultos se ven en niños
y causan reacciones diversas. Los niños que conviven
con padres agresivos, alcohólicos, indiferentes y otras
patologías en el carácter tienden a reproducir esos com-
portamientos en la fase adulta. Por lo tanto, los com-
portamientos se aprenden en la primera infancia y esa
infancia se repetirá de generación en generación. Así lo
explica el texto bíblico de Éxodo 20:5, 6.
“Porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que vi-
sito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la terce-
ra y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago
misericordia a millares, a los que me aman y guardan
mis mandamientos”.
5 https://www.asomadetodosafetos.com/2016/06/aprenda-a-reconhecer-
-os-abusos-emocionais-que-sofremos-no-dia-a-dia.html#ixzz4CjcxOchB
(TL).
6 http://www.record.com.br/livro_sinopse.asp?id_livro=28492) (TL).

Rompiendo el Silencio 2019 | 7


IDEAS Y CONCEPTOS EN LAS FAMILIAS

NECESIDADES NECESIDADES
SUPLIDAS DESCUIDADAS
 Amor  Coacción
 Respeto  Miedo
 Responsabilidad  Rechazo
 Autonomía  Humillación
 Estima  Culpa
 Aceptación  Celos
 Seguridad  Sobreprotección
 Afecto  Inseguridad

“Las malas inclinaciones, el apetito pervertido, la


moralidad depravada, además de las enfermedades y la
degeneración física, se transmiten como un legado de
padres a hijos, hasta la tercera y cuarta generación. Esta
terrible verdad debiera tener un poder solemne para
impedir que los hombres sigan una conducta pecami-
nosa” (Patriarcas y profetas, p. 313).
Sin embargo, nadie debe conformarse con una he-
rencia mala y pensar: “Yo nací deforme y voy a morir
deforme” No. Nadie debe ser esclavo de su pasado. Todos
podemos y debemos “vencer todas las tendencias hacia
el mal, hereditarias y cultivadas” (El Deseado de todas
las gentes, p.625). Jeremías 13:23: “¿Mudará el etíope su
piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis
vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?
Por nosotros mismo no podemos librarnos de nuestra
pecaminosidad, nada podemos hacer, solo en Dios hay
liberación. ¿Qué hacer con la violencia que destruye el
plan original de Dios?

8 | Rompiendo el Silencio 2019


IV. JESÚS RESTAURA LA VISIÓN DE LA
VERDADERA RELACIÓN CON DIOS Y CON LOS
DEMÁS:
%% Juan 15:12.
Necesitamos del amor de Dios para entender y amar
al ser humano:
%% Mateo 25:40
%% Romanos 13:8, 9
%% 1 Juan 3:14
%% 1 Juan 4:7-11.
Nuestro amor a Dios se manifiesta en el amor a
otros: El amor por las personas es el mayor testimonio.
El amor no es un sentimiento, es un mandamiento..
%% Juan 13:35
El mejor estudio bíblico es una familia que demues-
tra amor y comunicación.
%% 1 Timoteo 5:08
Salvar a las familias a través del amor.

V. FRAGILIDADES FORTALECIDAS
Somos débiles en las áreas física, material, emocional
y espiritual. Necesitamos fortalecernos para no lasti-
marnos tanto. Cuando sufrimos abusos necesitamos
fortalecernos. La promesa bíblica en 1 Pedro 5:10, 11,
dice: “Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su glo-
ria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido
un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, for-
talezca y establezca. A él sea la gloria y el imperio por
los siglos de los siglos”. Perfeccione: El término tiene la
idea de arreglar piezas débiles y rotas. Afirme: Hacer
algo firme, sólido como granito, rígido como fibras, fuer-
te como acero templado. Fortalezca: Quitar la flacidez,

Rompiendo el Silencio 2019 | 9


cambiar la fragilidad por la estabilidad. Establezca: Es la
idea de poner un fundamento.
Cuando permitimos que Cristo sea la prioridad
en nuestra vida todo se transforma. Él nos enseña a
amar y a perdonar. Nos conduce a una relación salu-
dable o nos orienta a la posibilidad de abandonar una
relación enfermiza. Nos propone perdón, nos anima a
creer en un nuevo comienzo. Nos dice que creamos en
él para renovar nuestras fuerzas. No somos víctimas
sino vencedores. Las víctimas no deben seguir siendo
víctimas. Pueden recurrir al Señor para sentir el río de
gracia y el agua de vida que baña su historia de poder y
transformación. “Pedid y se os dará, buscad y hallaréis”
(Mat. 7:7).

V. CONCLUSIÓN
“El propósito de Dios para con los niños que crecen
en nuestros hogares es más amplio, más profundo, y
más elevado de lo que ha comprendido nuestra restrin-
gida visión. En lo pasado, Dios ha llamado a personas
de origen humilde a las cuales ha visto fieles, para que
diesen testimonio de él en los sitios más encumbrados
del mundo. Y más de un muchacho de hoy día que cre-
zca como Daniel en su hogar de Judea, estudiando la
Palabra de Dios y sus obras y aprendiendo lecciones de
servicio fiel, se hallará aún ante asambleas legislativas,
en tribunales de justicia, o en cortes reales, como testigo
del Rey de reyes. Multitudes serán llamadas a un minis-
terio más amplio” (El hogar cristiano, p. 440).
Además, significa que debemos mostrar en nues-
tra vida que Jesús es todo para nosotros, que su amor
nos hace pacientes, bondadosos, perdonadores y firmes
para educar a nuestros hijos, como lo hizo Abraham.

10 | Rompiendo el Silencio 2019


“Los ángeles de Dios serán huéspedes del hogar, y
sus santas vigilias santificarán la cámara nupcial. […]
Los pensamientos serán dirigidos hacia arriba, hacia
Dios; y a él ascenderá la devoción del corazón” (El hogar
cristiano, p. 81). Únicamente donde Cristo reina, puede
haber amor profundo, verdadero y altruista.
Dios puede entrar en una vida llena de odio y egoís-
mo y cambiarla. En eso consiste la conversión. Nadie
está fuera del alcance del poder de Dios. Pero, el hecho
de que Dios pueda obrar un milagro no significa que no-
sotros debemos sentarnos de brazos cruzados, y no ha-
cer nada. Dios nos da la oportunidad de ser sus coopera-
dores. Cuando las personas están necesitadas de amor,
primero tienen que experimentar un poco de lo que es
el amor en acción, y después, tienen que reconocer que
sus vidas están vacías. Entonces, estarán listas para es-
cuchar dónde encontrar la verdadera Fuente de amor.
Ofrezca los nutrientes necesarios para las necesida-
des de su familia:
%% Vitamina A: Atención positiva y orientada: por lo
menos quince minutos por día.
%% Vitamina B: Besos y abrazos todas las noches y
mañanas.
%% Vitamina C: Cariño – compañerismo. Demuestre ca-
riño todo el tiempo, a cada instante. Ser compañero
es ser amigo, es ser cómplice. A usted ¿le interesan
los sentimientos y los deseos de la persona a quién
ama?
%% Vitamina D: Disciplina para aprender a llenar otros
vasos de amor.
%% Vitamina E: El estímulo o incentivo siempre es nece-
sario. Una vitamina muy buena, especialmente para
el corazón.

Rompiendo el Silencio 2019 | 11


%% Vitamina O: La oración es uno de los ingredientes
fundamentales para desarrollar todos los puntos
mencionados. Busque a Dios, clame en su nombre,
camine con Dios y su vida será transformada y res-
taurada por el poder del Espíritu Santo y por la gra-
cia del Señor Jesús.
Por lo tanto, ríndase al Señor Jesús, pues él rom-
pió el silencio con el grito de restauración que dio en la
cruz: “Consumado es”. A través de su sacrificio crea, sos-
tiene y redime a la humanidad.

12 | Rompiendo el Silencio 2019