Está en la página 1de 1

"USTED ES UN BUEN

CONDUCTOR DE LA
CORRIENTE ELÉCTRICA"
Todos los días los trabajadores manejan muchas veces
diferentes cables eléctricos, sin pensar que entre sus
dedos, protegidos sólo por un aislante delgado, corre una
corriente capaz de quitarles la vida o producirles lesiones
graves.

Los cables desgastados, secos, rotos, mal empalmados y con


otros defectos similares, que se encuentran comúnmente en
las plantas, indican que el trabajador se ha acostumbrado a
pensar que, aunque la electricidad mata a bastantes
personas anualmente, no es como para alarmarse, ya que los
que reciben descargas eléctricas son sólo trabajadores
descuidados, y que con un poco de cuidado, no hay peligro
alguno.

Esta forma de pensar es del todo errónea. La electricidad


que genera un cable defectuoso espera pacientemente la
ocasión para ponerse en contacto con una parte del cuerpo y
atacar. El más mínimo descuido le dará esta oportunidad y el
trabajador, que suele no ser cuidadoso, ya no podrá vivir
para contar su descuido.

Los cables eléctricos defectuosos deben ser reparados lo más


pronto posible. El trabajador que observe que un cable no
reúne las condiciones de protección necesarias, debe ponerlo
en conocimiento de su supervisor lo más pronto posible, o
hacerlo saber al departamento de mantenimiento.

La electricidad no avisa ni perdona. El trabajar con cables


defectuosos es arriesgar la vida innecesariamente. Usted es un
buen conductor de la corriente eléctrica. !No intente probarlo!.
Posiblemente no viviría para contar su experiencia.

"DE NUESTRA ACTITUD DEPENDE


NUESTRA SEGURIDAD"