Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN CRISTOBAL DE

HUAMANGA
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
Escuela de Formación Profesional de Enfermería

GUIA DE PRÁCTICA
PROCEDIMIENTO DE CURACIÓN
DE HERIDAS Y VENDAJE
CURSO:
ENFERMERIA BASICA II

Prof.: María Consuelo Quispe


Loayza
AYACUCHO – PERU
(2018)

María Consuelo Quispe Loayza


CURACIÓN DE HERIDAS

Procedimiento que consiste en curar una herida de manera aséptica

Objetivo:
 Remover los tejidos necróticos y cuerpos extraños
 Controlar o eliminar el proceso infeccioso
 Estimular la circulación y evitar el daño cutáneo
 Promover la cicatrización de la herida.
Cuidados y contraindicaciones:
 Valorar la herida en relación a ubicación, aspecto (profundidad, extensión,
olor, coloración), presencia de tejido de granulación, necrótico,
desvitalizado; presencia de exudado; presencia de infección.
 Valorar presencia de dolor
 Realizar la curación en horas alejadas de la alimentación del paciente.
Equipo:

 Coche de curaciones con:


- Equipo de curación
- Paquetes de gasas y apósitos estériles
- Guantes quirúrgicos limpios y estériles
- Soluciones ( suero fisiológico, antisépticos)
- Riñonera
- Vendas
- Aplicadores
- Tela adhesiva
- Lavatorios o depósitos para desecho de soluciones
- Soleras para proteger la cama
- Bolsas para desechos

Procedimiento:

 Verificar la indicación médica. *Evita errores que afectarían la seguridad y


restablecimiento.
 Lavarse las manos en asepsia médica. *Las manos son portadoras de
microorganismos.
 Preparar el equipo y trasladar a la unidad del paciente. *El equipo
completo ahorra tiempo y energía. El suministro de material y equipo
inadecuado produce pérdida de tiempo, esfuerzo, tensión y desconcierto
innecesarios.

María Consuelo Quispe Loayza


 Identificar al paciente, prepararle psicológicamente, colocarlo en la
posición adecuada, de tal manera que la herida esté expuesta y luego
proteger la cama. Aislar la unidad del paciente. *Se asegura paciente
correcto. La comprensión del procedimiento disminuye la ansiedad. La posición
correcta permite una curación adecuada y óptima. Evita mojar y ensuciar la
cama del paciente. Respetar la dignidad del paciente.
 Calzarse los guantes limpios, retirar la gasa o apósito sucio y valorar la
herida (gasa o apósito adherido a la herida, es necesario humedecer
antes de retirarlo). *Protege los tejidos y evita lastimarlos. La humedad facilita
la remoción del material adherido a la herida. La detección temprana y
oportuna de las manifestaciones clínicas facilita la toma de decisiones durante
la curación.
 Lavarse las manos, abrir los paquetes estériles requeridos con el campo
estéril y calzarse los guantes estériles. *El contacto de manos sucias con
material limpio se considera contaminado. Los guantes crea barrera protectora.
 Solicitar ayuda, para humedecer la gasa con solución salina o
antiséptico indicado y limpiar ésta del centro hacia afuera, las veces
necesarias hasta que la herida quede limpia. *La aseptización destruye los
agentes patógenos, disminuye la infección y favorece la restauración del tejido
afectado.
 Secar la herida con gasa estéril. *La humedad favorece la proliferación de
microorganismos.
 Si está indicado aplicar antisépticos y cubrir la herida con gasa o apósito
estéril indicado, hasta que quede cubierto. *El uso de antisépticos favorece
el proceso de cicatrización. La protección de la herida con material estéril evita
su contaminación.
 Quitarse los guantes y sujetar la gasa o apósito con la tela adhesiva o
venda.*La protección del epitelio superficial antes de fijar el material adhesivo
evita lesiones posteriores. Conserva la herida cubierta.
 Colocar todo el instrumental y equipo utilizado en el lugar indicado para
su transporte. *Desde el punto de vista microbiológico aumenta la seguridad
del paciente y personal de salud.
 Dejar cómodo al paciente. *La comodidad contribuye al bienestar físico y
recuperación del paciente.
 Llevar todo el equipo y material utilizado al lugar que corresponda. *Evita
su deterioro y facilita su próximo uso.
 Lavarse las manos. * Reduce la transmisión de microorganismos e
infecciones cruzadas.
 Registrar el procedimiento y las condiciones en que se encuentra la
herida. *Permite el seguimiento sistemático y oportuno de la atención al
paciente.

María Consuelo Quispe Loayza


PROCEDIMIENTO DE VENDAJE

Procedimiento mediante el cual se aplica una venda sobre una extremidad u


otra parte del cuerpo humano lesionados, como en: esguinces, luxaciones,
tendinitis, distenciones musculares, fisuras, fracturas, sujeción de apósitos,
entablillados, hemorragias.

Objetivo:
 Proporcionar apoyo a partes del cuerpo
 Limitar el movimiento de una articulación.
 Corregir deformidades
Cuidados y contraindicaciones:
 Utilizar venda limpia y tamaño adecuado de acuerdo a la zona a vendar
 Al iniciar a vendar dar dos vueltas de seguridad, para que no corra
 No se debe vendar sin realizar previamente el diagnóstico
 No vendar roturas músculo-tendinosas completas
 Evitar vendar cuando el paciente tiene alergia a los componentes de la
venda
 Se debe mantener la posición funcional durante el procedimiento
 Al vendar los dedos separarlos con una gasa
 No fijar el extremo de la venda con los ganchos metálicos.
 Valorar la piel del paciente en busca de signos como cianosis, palidez,
parestesias, alteraciones motoras
 Evaluar cualquier olor proveniente del sitio de vendaje
 Pedir al paciente que movilice las articulaciones libres
 Mantener la venda seca y limpia
Equipo:
 Venda del tamaño y tipo adecuado en relación al objetivo
 Gasas en caso necesario
 Guantes quirúrgicos en casos necesarios

Procedimiento:

 Verificar la indicación médica. *Evita errores que afectarían la seguridad y


restablecimiento.
 Lavarse las manos en asepsia médica. *Las manos son portadoras de
microorganismos.

María Consuelo Quispe Loayza


 Preparar el equipo y trasladar a la unidad del paciente. *El equipo completo
ahorra tiempo y energía. El suministro de material y equipo
 Identificar, realizar la preparación psicológica y física al paciente. *Se
asegura paciente correcto. La comprensión del procedimiento disminuye la
ansiedad. La posición correcta permite un vendaje adecuado y óptimo.
 Realizar el vendaje previa limpieza y secado de la zona lesionada. *Los
vendajes en zonas limpias y secas proporcionan bienestar al paciente.
 El extremo de la venda se coloca mirando hacia arriba sobre la superficie a
vendar. *facilita el maneo de la venda durante el procedimiento.
 Aplicar la venda de manera uniforme y moderada, de la parte distal al
proximal y de izquierda a derecha. *la presión excesiva produce dolor por
irritación de los nervios sensitivas, alteran la circulación sanguínea. La circulación
sanguínea se realiza de la periferie al centro.
 Dejar descubierta la parte distal (dedos) para observar presencia de
alteraciones circulatorias. *La oclusión mecánica de los vasos sanguíneos
produce trastornos en la coloración y temperatura de tejidos.
 Terminar y sujetar la venda con un dispositivo (ganchos, cinta adhesiva).
 Registrar el procedimiento y las condiciones en que se encuentra la zona
vendada. *Permite el seguimiento sistemático y oportuno de la atención al
paciente.

RETIRO DEL VENDAJE:

 Preparación psicológica y física del paciente. * Disminuye la ansiedad y


facilita el procedimiento.
 Retirar el dispositivo de sujeción y realizar la maniobra inversa a la
aplicación de la venda, evitando realizar en forma brusca. *Facilita el
procedimiento y evita molestias al paciente.

TIPOS DE VENDAJE

Vendaje circular o espiral: Se usa para fijar apósito o una férula. Se dan
vueltas de seguridad, girando la venda en la misma dirección, procurando que
las vueltas queden del mismo tamaño.

Vendaje en espiga: Se usa para ejercer presión en un área determinada


(cohibir hemorragias). Se empieza como el vendaje circular, pero en vez de ir
hacia arriba todo el tiempo, se va intercalando o sea, una vuelta hacia arriba y
otra hacia abajo, procurando que la línea que forman las cruces quede recta,
para ejercer presión sobre ella.

Vendaje en ocho o tortuga: Se unas en las articulaciones (tobillo, rodilla,


hombro, codo, muñeca), porque permite tener cierta movilidad. Se coloca la
articulación ligeramente flexionada, colocar la venda alternadamente hacia
arriba y hacia abajo, de tal manera que se cruce en el centro de la articulación.

María Consuelo Quispe Loayza


Vendaje en cabestrillo: se usa para sostener las extremidades superiores
(mano, brazo, antebrazo). Dar vuelta de seguridad en la zona afectada y luego
hacia el cuello.

Vendaje capelina: Se usa para la cabeza. Dar dos vueltas circulares en


sentido horizontal alrededor de la cabeza, luego dirigir la venda por medio de
dobleces hasta que cubra toda la bóveda craneal, posteriormente dar vueltas
horizontales para fijar la venda. (Realizar entre 2 personas).

Vendaje recurrente: Se usa para muñones en amputaciones. Se realiza


mediante vueltas recurrentes con la venda sobre el muñon.

María Consuelo Quispe Loayza


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. DISON “Normas Técnicas de Enfermería Clínica” Editorial


Interamericana. México. 1996
2. DU GAS, Beverly W. “Tratado de Enfermería Práctica” Editorial
Interamericana. S.A. México. 2000
3. GONZALEZ; Inés y HERRERO, Angustias “Técnicas y procedimientos de
Enfermería”. Editorial Difusión Avances de Enfermería. Ediciones DAE.
Madrid. España 2009.
4. POTTER-PERRY “Fundamentos de la Enfermería Teórico y
Práctico” Editorial Interamericana S.A. España
5. PERRY POTTER “Guía Mosby de Habilidades y procedimientos en
enfermería”. Editorial Interamericana S.A. Octava Edición 2015
6. QUISPE LOAYZA, María C. “Manual de Procedimientos Básicos de
Enfermería”. Ayacucho. 1994.
7. REYES GOMEZ, Eva “Fundamentos de Enfermería”. Editorial El Manual
Moderno. Segunda Edición. México. 2015
8. VELASCO GARCIA y otros “Manual de la Enfermería” Editorial Cultural
S.A. Edición MMV.Madrid – España. 2005

María Consuelo Quispe Loayza

También podría gustarte