Está en la página 1de 1

"UN ACCIDENTE PUEDE

PARALIZAR SUS
INGRESOS"
Un accidente es un acontecimiento que nadie quiere
experimentar porque en alguna medida todas las
personas tienen una noción de las consecuencias físicas
que puede traerle un accidente al cuerpo humano.
Nadie quiere ni desea lesionarse porque el dolor físico
y la estancia en un hospital son cosas que para todo el
mundo resultan desagradables.

Pero las consecuencias de un accidente no se limitan


solamente a las lesiones o el daño físico que pueda
sufrir la persona involucrada en el mismo. Los
accidentes también pueden causar cuantiosos daños a
la propiedad produciendo pérdidas innecesarias y
pueden paralizar o disminuir los ingresos de la persona
lesionada, a veces por largos períodos de tiempo.

En la mayoría de los casos las personas que trabajan


contribuyen con ello al sustento de su familia, o no sólo
contribuyen sino que en muchos casos la familia depende
totalmente de esos ingresos para subsistir. De hecho,
son varias las personas que pueden verse afectadas
económicamente si la fuente de los ingresos se paraliza
por un accidente.

La tarea de Prevención de Accidentes no encierra


solamente la actividad de prevenir o disminuir las
lesiones, es mucho más que eso, es evitar las pérdidas
innecesarias que conlleva siempre un accidente y prevenir
que, tanto los trabajadores como sus familias, vean
afectado su presupuesto porque un accidente que pudo
evitarse paralizó sus ingresos.

"PROCEDIMIENTOS SEGUROS EVITAN ACCIDENTES"