Está en la página 1de 9

Nombre de la Materia

Maestría en educación y procesos cognitivos

Nombre del Alumno (a)


Lady Castillo Arciniegas

Nombre de la Tarea
4.1. ENSAYO DE ANÁLISIS COMPARATIVO : HABILIDADES DE
PENSAMIENTO COMO ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE

Nombre del Profesor (a)


IRMA LÓPEZ PEREZ
Yo creo en una escuela que no sólo enseñe a los niños lo que sabemos sobre el
mundo, sino que les enseñe también a pensar en las posibilidades.

Jerome Bruner
INTRODUCCIÒN

El presente ensayo es de tipo comparativo entre los textos planteados por Montoya (2004),
Amestoy (2002) y Waldegg y Agüero (1999) todos relacionados con el pensamiento y sus
procesos y habilidades.

Estos entregan de manera clara, información teórica que permite analizar la importancia de
estimular desde el aula el proceso de pensamiento trascendiendo el interés curricular por
el contenido, al tiempo que cuestiona de alguna manera la evolución didáctica como
elemento clave para responder a las necesidades sociales actuales.

El ensayo presenta inicialmente las ideas principales expuestas por los autores y finalmente
compara lo expuesto entre ellos de manera que se homogenicen las ideas.
HABILIDADES DE PENSAMIENTO COMO ESTRATEGIA DE
APRENDIZAJE

Montoya (2004), presenta es su texto “Propuesta de un modelo educativo de habilidades


del pensamiento como estrategia de aprendizaje en las organizaciones” la idea de que las
habilidades del pensamiento se relacionan de manera directa con la cognición, y que estas
son las encargadas de procesos tales como conocer, recoger, organizar y utilizar el
conocimiento. La cognición como tal se relaciona con muchos otros procesos, entre ellos
aquellos que involucren percepción, memoria, aprendizaje.

La cognición según la autora, incluye también la percepción, el razonamiento y la intuición.


De tales procesos cognitivos se deriva el aprendizaje a travès de procesos superiores que
incluyen ideas, conocimientos, conclusiones, argumentos, juicios, solución de problemas y
análisis crítico.

Así mismo, Montoya cita a autores tales como Labarrere (1994) y Derry y Murphy (1986),
quienes mencionan que el pensamiento es un proceso de búsqueda, descubrimiento e
investigación constante donde las habilidades se usan en una situación particular para
facilitar la adquisición de conocimiento. Montoya refiere que otra habilidad del pensamiento
es la metacognición que implica la conciencia de los procesos individuales como pensador
y ejecutor.

La autora plantea que tales habilidades de pensamiento son fundamentales en distintas


labores a nivel organizativo, lamentablemente quienes se encuentran encargados de la
formación para el trabajo organizacional, no han dado la suficiente importancia a la
enseñanza de tales habilidades. Igualmente, refiere que en el contexto laboral tanto las
habilidades cognitivas, como la metacognición, el aprendizaje significativo y el
autoaprendizaje, son procesos que incrementan el potencial laboral aplicando su
inteligencia, siendo capacez de emplear sus conceptos teóricos en la pràctica cotidiana,
teniendo mayor participación, facilidad para la resolución de problemas, análisis de los
mismos, etc. Aspectos estos que inciden en una mayor efectividad en el contexto laboral.

De otro lado, Amestoy (2002), en el artículo “La investigación sobre el desarrollo y la


enseñanza de las habilidades de pensamiento”, plantea que a partir de los años 70 ha
surgido un especial interés por el estudio de las habilidades de pensamiento desde la
psicología, la neurociencia, el desarrollo humano y la educación, buscando entre otras
cosas, la formación del aprendizaje significativo y autónomo de las personas.

Amestoy (2002) refiere que desde las ciencias cognitivas se han tratado de explicar tales
procesos de pensamiento de tal manera que menciona las propuestas de Stemberg con
la teoría tríadica de la inteligencia (Stemberg, 1985) la cual explica el locus de la inteligencia
en términos de tres subteorías: componencial, experiencial y contextual. Esta se centra en
el razonamiento; la consideración de una serie de modelos de adquisición de conocimientos
y de optimización del pensamiento; el desarrollo de habilidades de discernimiento y de
automatización del procesamiento de la información; y la estimulación de la inteligencia
práctica.
De otro lado, la autora menciona a Sanchez (1992) con el paradigma de los procesos, los
cuales se convierten en instrumento para determinar la manera de pensar o de procesar
información, y proporcionan los mecanismos para construir, comprender, aplicar, extender,
delimitar y profundizar el conocimiento.

Siguiendo el paradigma de los procesos se considera que pensar es un constructo complejo


y abstracto , constituido por otros constructos con diferentes grados de complejidad y
abstracción. De acuerdo con ello, Amestoy menciona algunas definiciones de interes:

-El pensamiento se manifiesta en el dominio de tareas que involucran recordar, aprender,


resolver problemas, inducir reglas, definir conceptos, percibir y reconocer estímulos,
comprender, etcétera. (Simón ,1979, 1985) Así pues, el pensamiento genera conductas
inteligentes . El pensamiento tiene tres mecanismos: 1) el reconocimiento de un sistema de
índices que dan acceso a la información almacenada en la memoria de larga duración; 2)
un sistema para la búsqueda selectiva medios-fines, el cual es capaz de resolver problemas
e inducir reglas, y 3) un sistema de construcción de representaciones de dominios de
nuevos problemas, a partir de la descripción de estos dominios en lenguaje natural.

-La conducta es la manifestación del pensamiento y por tanto las definiciones del pensar
deben ligarse a ella (Mayer,1983). Según ello, pensar es lo que pasa en la mente de un
sujeto cuando resuelve un problema, esto es, la actividad que mueve al individuo (o trata
de moverlo) a través de una serie de etapas o pasos de un estado dado a uno deseado.
Ademàs destaca que pensar sirve a muchos fines e involucra multitud de operaciones y
tareas mentales tales como recordar, resolver problemas, tomar decisiones, razonar,
evaluar, etcétera.

Amestoy de otro lado, refiere que el conocimiento se relaciona con dos variables tales
como la experiencia para aplicar las operaciones de pensamiento, y la relaciòn con el
ambiente de tal manera que hay varios tipos de conocimiento tales como el conocimiento
procedimental , el cual es el resultado de la operacionalización de los procesos y se define
como el conjunto ordenado de pasos o acciones que acompañan a un acto mental o una
actividad motora y el conocimiento semántico o conceptual el cual da origen a la formación
de imágenes o representaciones mentales, bien sea del concepto o acerca del concepto.

Así pues, la habilidad se define como la facultad de aplicar el conocimiento procedimental,


lo cual se refiere a la aplicación directa del proceso o a la evaluación y mejora de lo que se
piensa y se hace.

De acuerdo con la autora, para el desarrollo de lo anterior, es fundamental tanto la


motivación del estudiante como un ambiente de aprendizaje basado en procesos flexibles
que ademàs de pensar en el contenido de la materia, transfiera los procesos de
pensamiento al estudio de la disciplina. Para esto es importante que el contexto escolar se
ajuste a la realidad del ambiente externo, reorganice su metodologìa y procesos de
evaluaciòn (formativa y sumativa). Finalmente es necesario que se mantenga un proceso
de seguimiento a las habilidades de pensamiento y procesos escolares que se desarrollan
a favor de estas.

De otro lado, Waldegg y Agüero (1999) en el texto “Habilidades cognoscitivas y esquemas


de razonamiento en estudiantes universitarios” refieren que las habilidades cognitivas han
sido agrupadas en tres posturas: Desde el sustento en teorìas de la inteligencia, desde las
teorías delprocesamiento de la información y desde las concepciones constructivistas del
aprendizaje.
Desde las teorías de la inteligencia, las habilidades han sido estudiadas desde Stemberg y
Gardner. Stemberg por ejemplo, definiò la inteligencia como un un conjunto de procesos
mentales para el desempeño de tareas cognoscitivas, propone la teoría triática de la
inteligencia, la cual se conforma por las subteorías componencial, la experiencia y la
contextual. La componencial está compuesta por los metacomponentes, los componentes
del desempeño y los de la adquisición del conocimiento. La experiencia se conforma de dos
habilidades, la primera para tratar lo novedoso y la segunda para automatizar el
procesamiento.
Stemberg afirma que la inteligencia exitosa implica un aspecto analítico, uno creativo y uno
práctico; de acuerdo con èl, la escuela debería tratar de favorecer la inteligencia analitica
màs allà de la repetición de conceptos.
Así mismo, Gardner ofrece una alternativa para evaluar las habilidades cognoscitivas
reeconociendo la inidividualidad y mùltiples facetas del ser humano y subraya la importancia
de elaborar productos y resolver problemas de acuerdo a sus propios talentos.

Desde las teorías del procesamiento de la información, se ha tratado de comprender como


se identifica, transforma, almacena y recupera la información comparando la mente con un
computador. Enfatiza en los componentes de la memoria y habilidades cognitivas bàsicas
las cuales son la base para procesos cognitivos superiores como la comprensión y el
pensamiento.

Algunos investigadores estudian la calidad de aprendizaje, rapidez y los resultados apuntan


hacia la importancia de la metacognición, proceso de automonitoreo que implicae
conocimiento del propio dominio cognitivo y del las estrategias que regulan el pensamiento

Desde las concepciones constructivistas, el aprendizaje es un conjunto de esquemas o


constructos mentales en las que se organiza el pensamiento, los cuales contribuyen con la
resolución de problemas al interactuar con el medio. Los estudiantes van desarrollando
modelos internos que les favorecen el actuar en diversas situaciones cotidianas, .

Así pues, Waldegg y Agüero mencionan que es necesario fomentar y evaluar las
habilidades de pensamiento en los estudiantes, mediante el enfrentamiento a situaciones
que permitan que èl se enfrente y resuelva de manera adecuada, de tal forma que pueda
observarse què estrategias usa, cómo usa su red conceptual para una situación particular.

Desde los textos anteriormente planteados puede afirmarse que los tres presentan
estudios alrededor del pensamiento de tal forma que resalta la importancia que los autores
desean darle al fortalecimiento de las habilidades que hacen parte de èl, y el compromiso
con ellos desde la tarea escolar, pues reconocen la importancia que tales habilidades
tienen, no solo en el desarrollo cognitivo, sino en el desempeño escolar, laboral y social en
el cual se plantea una mayor efectividad ante la presencia de las habilidades de
pensamiento.

Los textos plantean el pensamiento, no como algo acabado e independiente, sino en


constante desarrollo y en interacción permanente con la experiencia y el contexto. Así
mismo se menciona que el pensamiento està conformado por otros proceso bàsicos que
contribuyen con su desarrollo y eficiencia.
Así mismo, se observa que los artículos plantean distintos estudios relacionados con los procesos de
pensamiento, estudios que reconocen la importancia de este proceso y el interès que ha generado en
distintas disciplinas de la psicología y el aprendizaje

Si bien, los textos planteado por Amestoy y por Waldegg y Agüero, presentan diversos estudios
alrededor del pensamiento, el primero de ellos, enfatiza en còmo se dan los procesos de pensamiento ,
y cómo se manifiestan, el segundo expone los estudios desde la teoría de la inteligencia, desde los
procesos de información y desde las teorìas constructivistas, información esta que se hace
complementaria y permite comprender mejor la complejidad de este maravilloso proceso.

El texto presentado por Amestoy contribuye con la comprensión del proceso de pensamiento desde la
evidencia, dado que lo visibiliza desde el actuar, desde la interacción con el entorno, desde la tarea y la
representación. Permite al lector, por ejemplo comprender que el pensamiento tiene un importante que
hacer a nivel procedimental, acercando al sujeto al èxito o fracaso en su entorno.

Desde Waldeg y Agüero logra identificarsse la importancia de formar en tareas metacognitivas, pues
este proceso contribuye no solo con el éxito de la tarea, sino con la autonomía, autoaprendizaje,
desarrollo de pensamiento crítico y superior, ademàs de que facilit el automonitoreo con sus propios
procesos de aprendizaje

De otro lado, los textos planteados por Montoya y Waldegg y Agüero resaltan el impacto que el
desarrollo del pensamiento tiene en diversos contextos, tales como escolar y laboral en los cuales se
maxifica el desempeño en dichos contextos gracias a las capacidades de pensamiento desarrolladas.

Es importante resaltar que la lectura de los textos contribuye con el cuestionamiento de la pràctica
pedagógica actual e invita a tener metodologìas disruptivas que se integren con el contexto, que tengan
en cuenta la individualidad del proceso de pensamiento en el niño, que fortalezcan las habilidades de
pensamiento, así como la metacognición, al tiempo que se forma en automonitoreo, independencia,
resolución de conflictos, anàlisis y toma de decisiones, habilidades que trascienden el aula e impactan
el contexto positivamente.

Finalmente, se resalta la invitación de los autores a revisar la pràctica pedagógica y analizar el


compromiso escolar con el desarrollo de las habilidades de pensamiento, situación esta que requeire
que se flexibilicen las estrategias metodológicas, la evaluación y el proceso de seguimiento a las
habilidades cognitivas.
CONCLUSIONES

Teniendo en cuenta el trabajo anterior se puede concluir que las habilidades de


pensamiento favorecen no solo el desempeño cognitivo, sino con ello el impacto que
se tiene en el entorne escolar, laboral y social permitiendo dar una respuesta màs
efectiva a las necesidades sociales que se presentan.

La pràctica pedagógica debe asumir la tarea de transformar su quehacer desde el


contenido a la competencia, desde el aula hacia el entorno y desde la repetición a
la solución de problemas. Es el momento de realizar una revisión a la metodología,
a la evaluación y a la evolución de los procesos cognitivos de los estudiantes. La
trasnformación, solo es viable si el maestro decide trascender hacia el ser y hacia
el saber hacer.
BIBLIOGRAFÍA

Amestoy de S. Margarita, 2002, La investigación sobre el desarrollo y la enseñanza de las


habilidades de pensamiento, REDIE. Revista Electrónica de Investigación Educativa, vol. 4,
núm. 1, Universidad Autónoma de Baja California, Ensenada, México., Recuperado de
http://189.210.152.179/moodle/mod/resource/view.php?id=364744

Montoya P., Luz María, 2004, Propuesta de un proceso educativo de habilidades del
pensamiento como estrategias de aprendizaje en las organizaciones, Contaduría y
Administración, núm. 214, Universidad Nacional Autónoma de México, Distrito Federal,
México., Recuperado de
http://189.210.152.179/moodle/mod/resource/view.php?id=364745

Waldegg, Guillermina; Agüero, Mercedes , 1999., Habilidades cognoscitivas y esquemas de


razonamiento en estudiantes universitarios., Revista Mexicana de Investigación Educativa,
Consejo Mexicano de Investigación Educativa, A.C. Distrito Federal, México., Recuperado
de http://189.210.152.179/moodle/mod/resource/view.php?id=364743