Está en la página 1de 3

TRATAMIENTOS PARA REGENERAR EL ESOFAGO

Jugo de aloe vera El gel contenido en la planta de aloe vera contiene


vitamina B, mucílagos y aminoácidos esenciales que ayudan a reducir
la irritación en el esófago y tracto digestivo. Su consumo controla el
exceso de producción de jugos ácidos y protege la mucosa gástrica
contra la irritación que le produce úlceras, además de muchas otras
propiedades.

Ingredientes

5 cucharadas de gel de aloe vera (75 g).

½ taza de agua (125 ml).

1 cucharada de miel (25 g).

PreparaciónAñade todos los ingredientes a la licuadora y tritrúralos


hasta obtener una bebida homogénea. Si se desea, se le puede añadir
otra cucharadita más de miel al gusto.

Consume este jugo natural una vez al día y en pocos días se debería
de notar una notable mejoría.

Infusión de regaliz Como los demás ingredientes naturales en este


artículo, el regaliz suele ser un buen defensor contra las principales
molestias causadas por la esofagitis. Conocido como un antiácido
natural, su compuesto calma el ardor abdominal y frena la sensación
de vómito.

Ingredientes

1 cucharadita de raíz de regaliz (5 g).


1 taza de agua (250 ml).

1 cucharada de miel (25 g).

Preparación Agrega la raíz de regaliz en una taza de agua muy


caliente y tapa la bebida.

Espera que repose 10 minutos, cuélala y endúlzala con una o dos


cucharadas de miel al gusto.

Consumo Toma la infusión cuando sientas acidez o dolor estomacal.


Repite su consumo unas 2 veces al día.

Infusión de bicarbonato de sodio bicarbonato sodio Entre los


mejores productos contra la esofagitis encontramos el bicarbonato de
sodio. Es antiácido, esto quiere decir que restablece el pH del
estómago y reduce la sensación de quemazón en la garganta. Además
esta infusión es muy fácil de preparar. ¡Atentos!

Ingredientes

½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2 g).

½ taza de agua (125 ml).

Preparación Diluye el bicarbonato de sodio en media taza de agua fría.


Remueve el contenido con una cuchara hasta que se haya disuelto el
bicarbonato y ya estará listo para tomar.

Consumo Bebe el remedio cuando sientas síntomas de esofagitis.


Tómalo unas 2 veces al día

Infusión de malvavisco Lo mejor del malvavisco es su capacidad


protectora de la mucosa gástrica contra la acidez. Otro efecto de este
remedio natural es que disminuye la irritación del esófago aliviando así
el dolor que causa la esofagitis. A continuación te mostramos cómo
crear una infusión con malvavisco y los ingredientes que necesitas
para ello.

Ingredientes
1 cucharadita de malvavisco (5 g).

1 taza de agua (250 ml).

Preparación Agrega una cucharadita de malvavisco en una taza de


agua hirviendo.

Deja reposar la bebida 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo Toma la infusión 2 veces al día hasta sentir una


mejoría.

También podría gustarte