Está en la página 1de 4

BROTE DE ENFERMEDAD TRANSMITIDA POR ALIMENTOS (ETA), EN CENTRO CARCELARIO Y

PENITENCIARIO DE MEDELLÍN, ANTIOQUIA. El 18 de enero de 2019 se presenta un brote de ETA en


el pabellón de mujeres del centro carcelario y penitenciario de la ciudad de Medellín, afectando 101
internas de 877 expuestas, (tasa de ataque 11 %); los síntomas presentados fueron: dolor
abdominal, náuseas, vómito, diarrea sin sangre, cefalea, mareo y fiebre. Los posibles alimentos
implicados fueron: pollo en gulasch, arroz, plátano, sopa, jugo, gaseosa, carne, pan, chocolate,
colada, quesito, papa, ensalada. Se identificaron factores de riesgo como: pollo en inadecuadas
condiciones de almacenamiento, distribución con pérdida de la temperatura, enfriamiento lento e
inadecuada manipulación en el momento del servido.

BROTE POR STAPHYLOCOCCUS AUREUS EN UNA GUARDERÍA INFANTIL EN CHOLUTECA,


HONDURAS: En la Región de Choluteca durante los últimos cinco años se reportan e investigan uno
a tres brotes anuales, asociados a productos lácteos (comunicación personal). El viernes primero de
febrero del 2008 a las 3:00 pm la Emergencia del Hospital del Sur en Choluteca informó al
Departamento de Epidemiología de la Región Sanitaria Departamental, la atención de personas, con
dolor abdominal, náuseas y vómitos de inicio súbito luego de comer en una guardería los siguientes
alimentos y bebidas: frijoles fritos, cuajada, queso y tortillas, además de refresco de avena y agua,
todos servidos en la mañana. El análisis bacteriológico reportó que el queso, la mantequilla y la
cuajada fueron positivos por Staphylococcus aureus, tanto en los alimentos incautados en la
guardería como en la bodega distribuidora. Además, se determinó la presencia de coliformes fecales
y totales en el agua de consumo humano del sistema de la comunidad. De manera inmediata se
indicó retirar y eliminar todo alimento existente en la guardería infantil especialmente los
relacionados con los casos. Por parte de personal de Salud Ambiental de la Región Sanitaria
Departamental se aplicó cloro al agua de uso y consumo en la comunidad, tanto para higiene
personal y para la preparación de alimentos. Se estableció calendario de inspección y control
sanitario en la fábrica de alimentos, en la tienda o bodega de distribución de los mismos, según lo
establecido en la normativa nacional.

INFORME EPIDEMIOLÓGICO BROTE DE ENFERMEDAQD DE CHAGAS AGUDO COMO ENFERMEDAD


TRANSMITIDA POR ALIMENTOS SANTANDER COLOMBIA 2008 – 2009: El domingo 7 de diciembre
de 2008, médicos de Bucaramanga informaron a las autoridades sanitarias del departamento sobre
la presencia de tres (3) hombres jóvenes trabajadores de una empresa de transporte de equipajes
que presta sus servicios a las empresas aéreas del Aeropuerto de Palonegro en Lebrija, Santander
con enfermedad febril con compromiso cardiaco aparentemente de origen infeccioso de un mes de
evolución. Los tres casos residentes en Lebrija presentaban cuadro clínico similar caracterizado por
edema en cara, fiebre, dolor abdominal moderado-severo, diarrea, dolor precordial, aumento de
transaminasas y alteraciones electrocardiográficas Uno de los pacientes afectados, un hombre de
22 años que inició síntomas el 1 de noviembre de 2008, presentó un cuadro agudo de insuficiencia
cardiaca y falleció el domingo 7 de diciembre en una Unidad de Cuidados Intensivos de la ciudad de
Bucaramanga; de manera inmediata se le practicó una necropsia clínica cuyo resultado de patología
reportó miocarditis chagásica aguda. Los otros dos pacientes, son hombres de 21 años que
presentaron sintomatología similar de enfermedad febril subaguda y miocarditis; dichos síntomas
iniciaron el 24 de octubre y el 10 de noviembre de 2008, razón por la cual fueron hospitalizados para
recibir tratamiento. El Ministerio de la Protección Social, a través de la Red de Epidemiólogos del
Centro Nacional de Enlace, conoció la situación el mismo día en que la Secretaria de Salud de
Santander fue informada de los eventos e inmediatamente activó las respuestas necesarias para
acompañar a los funcionarios del departamento en la investigación de campo para estudiar a
fondo la situación, con el desarrollo de las siguientes actividades:

1. Se construyó una definición caso probable de Chagas agudo, con base en el Protocolo Vigilancia.
“Dos o más signos y síntomas: Fiebre, Edema en cara, Signo de Romaña, Área inflamada y enrojecida
en el lugar de una picadura previa por un insecto, Síntomas y signos de miocarditis o falla cardiaca,
Agrandamiento de ganglios linfáticos, Hepatomegalia y/o esplenomegalia”.

2. Búsqueda activa de casos: Como producto de la búsqueda activa institucional en las instituciones
prestadoras de servicios de salud (IPS) del municipio de Lebrija se identificaron tres (3) casos más,
diagnosticados con IFI (+). Se trató de dos agricultores de 30 y 35 años respectivamente y un
estudiante de 17 años, todos residentes en la vereda Cusaman. En la búsqueda comunitaria
estudiaron 47 contactos residenciales y familiares, independientemente de la presencia o no de
sintomatología, con la detección de 3 casos (6,4%) con serología positiva (IFI IgG), y 81 contactos
laborales (aeropuerto Palonegro) resultaron negativos.

3. En total se procesaron 136 pruebas serológicas (IFI y ELISA para Tripanosoma cruzy) y
parasitológicas, con resultado de un total de 9 pacientes diagnosticados con prueba serológica y
uno de ellos también por gota gruesa positiva para Trypomastigotes s.p. (caso índice). Con el
diagnóstico se inició tratamiento específico para la enfermedad.

4. Investigación clínico-epidemiológica: se indagó por la sintomatología, conocimiento del vector,


hábitos de alimentación, inspección de viviendas, y condiciones ambientales, estudio de hábitos
dietéticos y alimentos: alimentos susceptibles de contaminación por plagas (carne oreada, chorizos,
salchichas, chicha y guarapo) y de dieta con antecedentes de consumo de marsupiales (zarigueyas,
“chuchos”)

5. Análisis de muestras de alimentos por laboratorio.

6. Estudio Entomológico: se priorizaron las viviendas de los pacientes con diagnostico confirmado y
el aeropuerto.

7. Vigilancia intensificada de Chagas Agudo y capacitación en la detección y manejo de casos al


personal médico asistencial: Ante la posibilidad de aparición de nuevos casos y la dificultad para
detectar y diagnosticar nuevos casos sino se piensa en la clínica de la enfermedad, fue necesario
implementar una vigilancia intensificada de Chagas Agudo en todo el departamento de Santander y
capacitar en el tema con el apoyo de expertos del Instituto Nacional de Salud.

DESCRIPCIÓN CLÍNICA Y EPIDEMIOLÓGICA DE UN GRAVE BROTE DE SALMONELOSIS TRANSMITIDA


POR ALIMENTOS: Durante febrero de 2011 el Sub-Departamento de Epidemiología del
Departamento de Salud Pública de la SEREMI de Salud de la RM., identificó un grave brote de ETA.
La totalidad de los casos compartía el haber estado expuestos a alimentos de un restaurant de sushi
del sector oriente de Santiago.

Epidemiológicamente se definió como caso a aquella persona que presentó al menos dos síntomas
gastrointestinales luego de haber comido alimentos en el establecimiento involucrado, desde 36
horas previas al reporte del primer caso (caso índice). El informe epidemiológico del brote reportó
un total de 38 casos, aislándose Salmonella Enteritis en 16 de los 18 cultivos de deposiciones
estudiados (Ulloa J, Sub Departamento de Epidemiología, SEREMI de Salud RM). Luego de que se
notificaron los primeros tres casos del brote, se realizó una inspección al restaurant. En esta visita
de inspección-fiscalizadora se detectaron deficiencias en la cadena de frío y contaminación
cruzada de alimentos. Por esta razón, a las 5 horas y 25 minutos del reporte clínico, se cursó una
prohibición de funcionamiento al establecimiento donde se consumieron los productos
contaminados y se inició un sumario judicial.

BROTE DE DIARREA DEBIDA A INTOXICACIÓN POR ALIMENTOS EN UNA EMPRESA X. SAN JOSÉ,
COSTA RICA, DEL 8 AL 9 DE JULIO 2003: l 9 de julio del 2003, se informó al Ministerio de Salud, la
existencia de un brote de diarrea en una empresa X, en San José. Se investigó el brote, con el
objetivo de verificar su magnitud, determinar factores de riesgo y mecanismo de transmisión,
también recomendar medidas de prevención y control, a las autoridades de salud. Se revisaron 40
expedientes clínicos de pacientes atendidos por diarrea, en el consultorio de la empresa. Se definió
como caso a todo funcionario, que presentó más de 2 deposiciones semilíquidas, y que consumió
alimentos del comedor de la empresa, el 8 julio del 2003. Se tomaron coprocultivos, muestras de
alimentos consumidos, y se enviaron a un laboratorio privado para el análisis. Los encargados de
epidemiología regional y local del Ministerio de Salud, con el apoyo de un miembro del Programa
de Epidemiología de Campo (FETP), y con la ayuda del personal médico de la empresa iniciaron la
investigación del brote. El Sistema de Registros Médicos de la Empresa X proporcionó los
expedientes de todos los pacientes que consultaron del 1 al 8 de julio del mismo año para su
revisión. De los expedientes, se obtuvieron los signos y síntomas presentados durante el brote en
los pacientes y se elaboró la siguiente definición de caso: Todo funcionario que consumió alimentos
del comedor de la empresa, y que presentó los siguientes signos y síntomas: diarrea con más de dos
deposiciones semilíquidas (8) asociada a náuseas, vómitos, dolor de cabeza, dolor de cuerpo,
meteorismo y tenesmo, el 08 y 09 de julio del 2003. Funcionarios de la empresa, que asistieron al
comedor ese día, y que no tuvieron diarrea fueron los controles. Se seleccionaron 2 controles por
cada caso. La cohorte fueron todos los funcionarios que asistieron al comedor de la empresa X, el
día 8 de julio del 2003.

Para determinar el mecanismo de transmisión y los alimentos involucrados se diseñó un estudio de


cohorte retrospectivo.

Se elaboró un cuestionario para la investigación, se capacitó al personal de enfermería y médico


del consultorio de la Empresa y a los miembros del equipo de investigación para su llenado. Personal
del Centro Nacional de Referencia de Bacteriología en Inciensa, colaboró en el diseño de la encuesta.
Posteriormente se entrevistó a los miembros de la cohorte. El cuestionario incluyó variables clínicas,
de laboratorio y de alimentos consumidos. Se solicitaron datos del lugar de residencia del
funcionario, así como información sobre si se había tenido diarrea antes del 8 de julio del 2003. Se
utilizaron los menús suministrados por el personal del comedor de la Empresa X para incluir
preguntas sobre los alimentos consumidos.

Se tomaron muestras de heces a los casos con diarrea severa y deshidratación moderada, muestras
de todos los alimentos servidos en el comedor el 8 de julio, y muestras del agua de consumo. Las
muestras se enviaron a un laboratorio privado para su análisis.
Para conocer la incidencia de diarrea del cantón de Montes de Oca se utilizaron como fuente de
información los datos elaborados por el Área Rectora de Salud de Montes de Oca con los casos de
diarrea notificados por cada Equipo Básico de Atención Integral de Salud (EBAIS), que notifica al
Área Rectora del Ministerio de Salud. Del Sistema de Notificación Colectiva del Ministerio de Salud,
se obtuvieron los casos de diarrea del año 2000 al 2002 y hasta la semana 28 del 2003. Los datos de
población por grupos de edad, sexo y distrito para el cantón, se obtuvieron del Instituto Nacional de
Estadísticas y Censos para el cálculo de las tasas. Para el análisis de los datos se utilizó el software
Epi Info 2000. Se calculó el Riesgo Relativo de los alimentos consumidos durante el brote, con un
intervalo de confianza de un 95%. Se confeccionó la curva epidémica para conocer el patrón del
brote. La información clínica se presentó con números absolutos y porcentajes.

También podría gustarte