Está en la página 1de 9

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE FILOSOFÍA, LETRAS Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN


PEDAGOGÍA DE PEDAGOGÍA DE LA LENGUA Y LA LITERATURA
ESTUDIOS LITERARIOS

TEMA: La libertad humana en El Tesoro de los Llanganatis de Paúl Puma.

AUTORES: Nathalia Cevallos, David Suquillo, Alexandra Yanza.

jncarreracevallos@gmail.com nrt.dvsok@gmail.com

Resumen:

En el presente ensayo se realizó una investigación documental sobre la libertad

humana que se presenta en el libro El Tesoro de los Llanganatis de Paúl Puma. A lo largo de

los años han surgido nuevos conceptos de libertad donde el término más común es el de

independencia el cual nos dice que debemos mantenernos fieles a nuestra propia conciencia

y a nuestros ideales. Por ello la conciencia es la que debe guiar al hombre y no nuestros

deseos, cuando logremos hacer eso, encontraremos la libertad. En general el hombre puede

ser libre cuando toma sus propias decisiones y es consciente de sus actos. Las diferentes

definiciones nos ayudaran a contrastar con lo que nos dice en fragmentos del libro El Tesoro

de los Llanganatis para entender una poco mejor la naturaleza humana y el ideal de libertad.

Abstract:

In this essay, a documentary research on human freedom was presented and presented

in the book The Treasure of the Llanganatis by Paúl Puma. Over the years, new concepts of

freedom have emerged where the most common term is that of independence which tells us

that we must remain faithful to our own conscience and our ideals. That is why conscience
is what should guide man and not our desires, when we manage to do that, we will find

freedom. In general, man can be free when he makes his own decisions and is aware of his

actions. The different definitions will help us contrast with what it tells us in fragments of

the book The Treasure of the Llanganatis to understand a little better human nature and the

ideal of freedom.

Palabras Claves:

Libertad, Epiclachima, Calicuchima, Rumiñahui, Filosofía Clásica, Filosofía Moderna

Una parte esencial de los seres humanos que lo hace reconocerse como íntegros y

racionales, es tener libertad. Pese a que desde que nacemos dependemos de otro ser para

subsistir, tenemos la plena libertad de movernos, expresar nuestra necesidad de alimentarnos,

de buscar el calor humano, etc. Cuando crecemos exploramos con temor la idea de libertad,

porque comenzamos a entender que la sociedad en donde vivimos nos impone normas que

se ajustan a una ética e ideología, que muchas de las veces responden a intereses de ciertos

grupos o personas.

A lo largo de la historia de la humanidad se ha mancillado la libertad de los pueblos,

sin embargo el hombre ha sido el encargado de luchar por recobrarla. En nombre de la

libertad se han cometido injusticias, violaciones, crímenes que han quedado impunes. Incluso

por la necesidad de salir de aquel yugo opresor, el hombre ha hecho levantamientos que han

dado paso a revoluciones importantes en el desarrollo de la sociedad.

Desde la época clásica griega varios filósofos señalaron teorías e ideas sobre ese ideal

que todos los seres humanos tenemos. Con el paso del tiempo estas teorías se han ido
acoplando a la realidad en el que mundo se ha desarrollado, es por ello que en el presente

ensayo se hace un contraste de las teorías clásicas con las teorías modernas sobre la libertad,

asociándolas con fragmentos de la obra El Tesoro de los Llanganatis, de Paúl Puma, que

tratan explicita e implícitamente sobre la libertad que Rumiñahui, Eplicachima y

Calicuchima viven dentro de esta obra.

Aristóteles (384 a. C.-322 a. C.)

Para el filósofo estagirita, la idea de libertad viene ligada a la esencia misma de ser

humano. La libertad aristotélica reconoce a la persona la capacidad para decidir libremente

y de manera racional frente a una amplia gama de opciones previamente ofrecidas, incluso,

la facultad de actuar según la decisión que haya tomado.

EPICLACHIMA: El pobre. Ha perdido su rostro. Anda por ahí, con una horrible

laguna alojada en la cabeza. Sin sus sentidos. No sabe para que nos hemos sumergido

en las profundidades de nuestra madre tierra a tocar el origen de sus entrañas. (El

tesoro de los llanganatis pag.12)

Aristóteles hace reflexionar sobre la condición mínima de libertad con la que debe

contar toda persona para poder ser parte integrante de la sociedad, para poder desenvolverse

con autonomía, pero no toma en cuenta un elemento fundamental que permite valorar la

libertad en sentido intrínseco a la condición humana para tener en cuenta una de las

condiciones que la vida en sociedad impone: la garantía de su ejercicio por parte del Estado.

Cuando Rumiñahui come del fruto prohibido de un árbol el tiene una laguna mental en la que

se vuelve prisionero de los recuerdos que ha perdido y al no poder recordar nada queda como

atrapado en un mundo donde no tiene conciencia.


Sin embargo, el ejercicio de la libertad no lleva implícita la facultad de actuar de la

manera que se desee, pues aun cuando exista racionalidad el sujeto debe atender a factores o

circunstancias que pueden advertirse como limitantes, que, si bien no limitan a la libertad de

manera absoluta, sí acotan el campo de acción de cada ser humano que debe ceder ante tales

presupuestos.

Tomás Moro (1478-1535)

Este pensador opta por dar un tratamiento distinto al concepto de libertad y habla de

"poder listo para obrar", mismo que refiere a la capacidad de elección y a la libertad de ejercer

su voluntad sin coacción alguna.

“De pronto se escucha un relámpago el sonido de una grieta abriéndose en el cielo

de la caverna. La luz se incrementa de a poco Calicuchima y Epiclachima se

desprenden lenta y angustiosamente, caminan como niños torpes y caen.” (El tesoro

de los llanganatis pag.12)

El autor nos hablaba de la libertad diciendo que es cuando nada y nadie te puede

obligar a hacer algo en contra de tu voluntad en el libro nos podemos dar cuenta que

Calicuchima y Epiclachima han perdido su libertad en el momento que son prisioneros en

una cueva que sienten que van a ser libres al fin al ver entrar la luz por aquella grieta. A esto

el autor también nos dice que la capacidad de elegir obedece indiscutiblemente a un elemento

esencial del derecho de libertad, al ser ellos llevados en contra de su voluntad e incluso

cegados de la luz del día. En ese sentido, la libertad es considerada un don que se adquiere

de forma divina y que realza su significado cuando se traduce en la facultad de elegir sin

coacción si desea obrar o no. La libertad del hombre puede ser tan amplia que permite
indistintamente la posibilidad de pensar, decidir y actuar sobre lo pensado, de poder expresar

lo que se ha pensado, de actuar conforme a las propias convicciones, pero teniendo en cuenta

que su libertad no debe contravenir los principios de verdad y de justicia y, claro, respetando

el o los derechos del prójimo. Debe ir acorde a cuestiones trascendentales que tengan un

impacto positivo en la vida y el actuar del individuo ya que, de lo contrario, la libertad se

estaría ejerciendo sólo de manera superflua. La esencia misma de la libertad reside en la idea

de poder actuar conforme a lo que particularmente se desee y sin obstaculizar o perjudicar a

los demás, los cuales se encuentran en plenas condiciones de ejercer sus derechos y de

reclamar su protección.

John Locke (1632-1707) Hobbes

El filósofo inglés de Wrington, es un contractualista moderno de corte iusnaturalista,

cuyo pensamiento defiende la idea de un poder estadual limitado y pone a la libertad por

encima de todo. A diferencia de Hobbes, quien planteaba que a través de un contrato social

cada uno de los individuos cedería sus libertades en favor de un soberano que se encargaría

de sacarlos del estado de naturaleza o de guerra de "todos contra todos", y que los dejaba sin

la posibilidad de decidir, incluso, sobre su propia vida, Locke propone que se siga la idea del

contrato, pero esta vez limitado por el respeto a los derechos de todos, pues el surgimiento

del soberano derivó de la necesidad de solucionar conflictos en razón de la propiedad, no de

decisión sobre la vida y libertad de los individuos.

EPICLACHIMA: Nos debilitaron con el engaño de la libertad y el señuelo del

progreso. Nos robaron nuestras más valiosas joyas. ¡El oro era, irónicamente, solo

un adorno más, ni siquiera el pie de un spondylus, ni siquiera el pálido reflejo de

maíz! Ese adorno dorado se ha vuelto líquido…., y negro. La total herramienta de


otro imperio que nos restriega en la cara, con sus fatuas y costosas celebraciones, lo

que perdimos en sus manos lo que alguna vez pudimos haber sido. (El Tesoro de los

Llanganatis pag.24)

Locke propone que se siga la idea del contrato, pero esta vez limitado por el respeto

a los derechos de todos, pues el surgimiento del soberano derivó de la necesidad de solucionar

conflictos en razón de la propiedad, no de decisión sobre la vida y libertad de los individuos.

En el libro el respeto y los derechos de los demás ha sido violentado por quienes en busca de

grandes tesoros engañaron con promesas falsas solo para quitarles todo lo que tenían, todo

por la ambición y la avaricia que sentían por tenerlo todo por llenarse de joyas lo usaron les

quitaron su derecho de libertad y que ahora todos engreídos celebran a lo grande el haber

destruido una civilización una cultura que era rica en muchos sentidos y que ahora todas las

costumbre y la cultura en si se perdió por la falsa conquista de quien creyó que todo a su

alrededor le pertenecía.

La libertad, exigencia de la naturaleza humana

Una persona no puede estar atada por toda a la eternidad a una cosa, como dice en el

libro, el hombre tiene la opción de elegir lo que él decida hacer con su vida, salir de la rutina

y explorar nuevas cosas. Lo que nos dice en el texto que viven inmóviles en las grutas de los

llanganatis, aquí nos hace referencia que no ha encontrado la libertad como parte de la

naturaleza humana, como dice Sáchica (2002):

La libertad es la posibilidad efectiva de ser, de hacerse hombre, de personalizarse, de

darse una personalidad, según un proyecto propio, una norma o modelo particular y

autónomo, de prospectar y actualizar una forma de vida individual, singular, única,


incambiable, intransferible. De ahí, también, la libertad es una exigencia de la

naturaleza del hombre, una necesidad de su condición humana, de su racionalidad.

Entonces, los que están perdidos en la cueva no saben lo que es la libertad como tal, ya que

han estado atrapados en esas grutas por mucho tiempo y es lo único que conocen.

En el libro nos dice “hemos sido artistas de su ejército por toda la eternidad? (…) Sin

embargo, nunca nos movemos, parecemos arboles a punto de petrificarse. En verdad somos

destino gris de un crepúsculo incendiado y de miles de hombres que viven en las grutas

subterráneas de los páramos impenetrables de los llanganatis” (Puma. 2017)

¿Libertad, para qué?

Contreras (2014) afirma que:

La libertad sólo tiene sentido si hay una tarea objetiva que cumplir, un bien a realizar

o alcanzar: un bien que es tal intrínsecamente, no porque nosotros lo elijamos o lo

declaremos valioso. La bondad de los fines a perseguir debe venir incluida en la

estructura objetiva de la realidad: no es inventada por nosotros.

Atahualpa tenía que cumplir con la tarea de defender al imperio de la conquista

española. Por eso, decidió reunirse con los españoles para una negociación, sin saber que era

una trampa. El ejército español mato sin piedad a todos los incas excepto a Atahualpa, quien

fue capturado. La intención de Atahualpa por depender a su imperio era noble, el anhelo de

libertad de tenia para su pueblo lo llevaba en la sangre, porque no hay nada más satisfactorio

para un emperador ver a su pueblo florecer, pero lastimosamente eso no pudo suceder.
Puma (2017) nos cuenta que: “un guerrero llamado Pizarro capturo a nuestro emperador

Atahualpa, el Ultimo Inca, con facilidad extraordinaria, debido a un ataque sorpresivo, que

significo la derrota del imperio de nuestra sabiduría”

Acepción negativa de libertad

Los españoles engañaron a los incas con un nuevo concepto de libertad ofreciéndoles

cosas que ellos no podía conseguir, a cambio de las riquezas del imperio, que por casualidad

para los incas no era el oro ni la plata. Además, les prometieron el progreso por medio de la

inserción de costumbres extranjeras, dioses, etc. Pero la verdadera intención era quedarse con

las riquezas de los incas, entonces podemos decir que los españoles no tenían libertad ya que

estaban aferrados a las cosas materiales y dependían de ellas. Bueno (2008) nos dice que:

La libertad significa, ante todo, negación de dependencia respecto de algo, inmunidad

respecto de alguna determinación. La libertad, según esta acepción negativa, era

denominada por los clásicos libertad de indiferencia; y comprendía tanto los casos en

los cuales la indiferencia va referida a algo pasivo (indiferencia para recibir algo, y

entonces se oponía a la necesidad pasiva, la necesidad pasiva del metal de recibir o

padecer calor cuando se le aplica una llama) como los casos en los cuales la

indiferencia va referida a algo activo (indiferencia para hacer algo).

En el libro de Puma (2017) dice: “nos debilitaron con el engaño de la libertad y el señuelo

del progreso. Nos robaron nuestras más valiosas joyas.”

En conclusión la naturaleza del hombre es la que le permite decidir y actuar sin que

sus decisiones y acciones dependan de otras personas. Entonces una persona es libre cuando

sabe lo que tiene que hacer y no cuando hace lo que quiere como se puede observar en los
personajes de Atahualpa y Rumiñahui, por eso, ellos eran personas libres en busca del bien

común para su imperio, y la libertad era algo que los españoles no les iban a quitar nunca

porque cargaban con las esperanzas de su pueblo.

Referencias
Sáchica, L. (2002). Constitucionalismo mestizo. Capitulo X: Libertad y Liberación. Primera
edición. Universidad Autónoma de México. Extraído de:
https://biblio.juridicas.unam.mx/bjv/detalle-libro/323-constitucionalismo-mestizo
Contreras, F. (2014). El sentido de la libertad: Historia y actualidad de la idea de ley
natural. Primera edición. Editorial Stella Maris. Archivo (Pdf). Extraído de:
https://kupdf.net/download/el-sentido-de-la-libertad-francisco-j-
contreras_58b6e7aa6454a7f63bb1eaa4_pdf
Bueno, G. (2008). El sentido de la vida: Seis lecturas de filosofía moral. Lectura cuarta, La
libertad. Pentalfa ediciones. Extraído de: http://fgbueno.es/gbm/gb96sv.htm
González, L. R. (22 de Mayo de 2012). LA LIBERTAD EN PARTE DEL PENSAMIENTO FILOSÓFICO.
Obtenido de Scielo.org: http://www.scielo.org.mx/pdf/cconst/n27/n27a5.pdf

También podría gustarte