Está en la página 1de 153

En lo principal: Interpone recurso de queja

Primer otrosí: Acompaña documentos, con citación


Segundo otrosí: Orden de no innovar
Tercer otrosí: Acredita personería
Cuarto otrosí: Patrocinio y poder

Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago

Ruth Israel López, Abogada Procurador Fiscal de Santiago, del Consejo de Defensa del
Estado, por el Fisco de Chile - Ministerio de Obras Públicas - Dirección General de
Concesiones, ambos domiciliados en Agustinas 1687, comuna y ciudad de Santiago, a S.S.
Ilustrísima respetuosamente digo:

Asumiendo la representación del Fisco de Chile - Ministerio de Obras Públicas -


Dirección General de Concesiones, dentro de plazo y de acuerdo con lo dispuesto en los
artículos 545 y siguientes del Código Orgánico de Tribunales y Auto Acordado de la Excma.
Corte Suprema sobre tramitación y fallo de los recursos de queja, interpongo recurso de
queja en contra de los señores jueces árbitros don Juan Pablo Román Rodríguez, don
Marcelo Barrientos Zamorano y don Carlos Mercado Herreros, miembros de la Comisión
Arbitral del Contrato de Concesión de Obra Pública Fiscal “Concesión Aeropuerto
Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago”, quienes en calidad de árbitros mixtos
dictaron el 15 de julio de 2019 con falta o abuso grave, la sentencia definitiva de única
instancia del litigio rol 1-2017, notificada a esta parte por cédula el jueves 18 de julio del
mismo año (en adelante, la Sentencia).

Si bien esta parte está en completo desacuerdo con la Sentencia, porque privilegió proteger
los intereses de la Concesionaria en perjuicio de los usuarios, el reproche que sirve de
fundamento a este recurso de queja, dice estricta relación con la forma en que se
determinaron los perjuicios que se condenó a pagar en favor de la Concesionaria.

Las faltas o abusos graves cometidos en la dictación de la Sentencia, cuya copia se


acompaña en el primer otrosí, consisten en ordenar el pago de un monto que excede los
perjuicios efectivamente sufridos por la Concesionaria, generando un enriquecimiento sin
causa y desnaturalizando el contrato de concesión, según se prueba a continuación.
Procuraduría Fiscal de Santiago | Agustinas 1687, Santiago.
Teléfono: + 56 226751800
A. ANTECEDENTES DE HECHO

1. Adjudicación y partes del contrato. Luego de un proceso de licitación que se extendió


entre 2013 y 2015, conforme al artículo 8 del DFL MOP N°164 de 1991 Ley de
Concesiones de Obras Públicas (en adelante Ley de Concesiones), el 12 de marzo de
2015 se emitió el D.S. Nº 105 del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y se publicó en
el Diario Oficial de 21 de abril del mismo año, adjudicando el contrato de concesión
para la ejecución, reparación, conservación y explotación de la obra pública fiscal
denominada “Concesión Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de
Santiago”, al grupo licitante "Nuevo Pudahuel", conformado por (i) Aéroports de Paris
Management Societe Anonime, (ii) Vinci Airports S.A.S; y, (iii) Astaldi Concessioni
S.P.A.1

2. En cumplimiento del artículo 9º de la Ley de Concesiones, estas empresas


constituyeron la sociedad concesionaria “Sociedad Concesionaria Nuevo Pudahuel
S.A.”, con quien se entiende celebrado el contrato de concesión (la Concesionaria).

3. Documentos que forman el contrato y orden de prelación. Conforme al artículo 1 de


la Ley de Concesiones; los artículos 1 y 2 de su Reglamento;2 y, el artículo 1.2.1 de las
Bases de Licitación, el contrato está formado y se rige por las siguientes normas:

a) Ley de Concesiones.
b) Reglamento de la Ley de Concesiones.
c) Ley N°15.840 Orgánica del MOP.
d) Ley N°16.752 Orgánica de la Dirección General de Aeronáutica Civil.
e) Bases de Licitación y sus circulares aclaratorias.
f) La oferta del adjudicatario.
g) El decreto de adjudicación.

1
El MOP actúa en este contrato en virtud de un Convenio Mandato otorgado por la Dirección General
de Aeronáutica Civil (DGAC) de 5 de febrero de 2014, según consta en el D.S. Nº105.
2
Decreto 956 publicado el 20 de marzo de 1999, Reglamento DFL MOP N°164 de 1991.

CDE  2
4. En caso de discrepancia sobre la interpretación del contrato, se contemplan dos reglas
de prelación: (i) las Bases de Licitación primaran sobre la oferta del adjudicatario; y,
(ii) la normativa vigente aplicable al contrato primará sobre las Bases de Licitación.

5. El objeto de la disputa: la determinación de las Tarifas Máximas de los Servicios


Regulados gravados con IVA y los perjuicios alegados por la Concesionaria. La
disputa puede resumirse en dos aspectos. El primero consiste en establecer si las
Tarifas Máximas de los Servicios Regulados gravados con IVA, incluyen tal impuesto o
si, por el contrario, al valor de estas tarifas se debe agregar el valor de IVA. El segundo
aspecto, si la posición de la Concesionaria fuese correcta, consiste en determinar los
perjuicios que sufrió.

6. Sobre el primer aspecto, si asumiéramos que la tarifa máxima tiene un valor igual a
150, la disputa consiste en determinar si la cantidad que se cobrará a los usuarios
tendrá un valor de 150 (la tarifa máxima incluyó el IVA, posición del MOP); o, por el
contrario, si tendrá un valor de 178,5 (la tarifa máxima NO incluyó el IVA por lo que el
monto cobrado a los usuarios debió ser un 19% mayor (aumentó de 150 a 178,5) a
lo que efectivamente se cobró (posición de la Concesionaria).

7. En particular el objeto del juicio dice relación con las tarifas máximas relativas a los
siguientes servicios: (i) estacionamientos de vehículos en general y de los
trabajadores del aeropuerto; (ii) embarque y desembarque; y, (iii) procesamiento de
pasajeros y equipaje.

8. Sobre el segundo aspecto, si la Concesionaria tuviera razón los perjuicios reclamados


por ella corresponden a los mayores ingresos que habría recibido si se hubiese
cobrado a los usuarios la tarifa máxima prevista en el contrato más el porcentaje
correspondiente al IVA.

9. En este segundo aspecto se debe considerar que el contrato de concesión objeto de


la disputa contempla un mecanismo de compartición de ingresos, consistente en que
un 77,56% de los ingresos por tarifas pertenecen al Estado - Dirección General de
Aeronáutica Civil (en adelante DGAC), mientras que el 22,44% de los ingresos por
tarifas pertenecen a la Concesionaria. En otras palabras, si como resultado de la
presente controversia se percibieron menos ingresos por concepto de tarifas, los

CDE  3
perjuicios sufridos por la Concesionaria a lo más pueden alcanzar el 22,44% de esos
ingresos no percibidos. Si se le otorgase más, se estaría desnaturalizando de manera
categórica el contrato y, lo que es más grave, no existiría causa alguna que justifique
una compensación de ingresos en exceso del 22,44%, porque simplemente el contrato
no lo permite.

10. La disputa pueda explicarse con el siguiente ejemplo numérico:

Tarifa Ingresos
Ingresos Ingresos Total
Posturas en máxima a
DGAC Concesionari IVA cobrado a
disputa según comparti
77,56% a 22,44% usuarios
contrato r
150 (con 150
Según MOP 126 97,73 28,27 24
IVA) (126+24)
Según
178,5
Concesionari 150 (sin IVA) 150 116,34 33,66 28,5
(150+28,5)
a

11. A partir de este cuadro, es posible concluir que si la Concesionaria tuviera razón en su
postura, de haber cobrado la tarifa correcta se habrían recibido más ingresos por un
valor total de 24, pero de este monto conforme a la distribución de ingresos pactada
en el contrato la Concesionaria sólo tiene derecho a percibir por concepto de tarifas
el 22,44%, esto es una diferencia de 5,39 (33,66 - 28,27 = 5,39). El resto de esos 24
según el contrato pertenecen al Estado-DGAC.

12. Síntesis de la disputa: demanda y contestación. El 29 de noviembre de 2017 la


Concesionaria presentó una demanda de incumplimiento de contrato más
indemnización de perjuicios, con motivo de las Tarifas Máximas Reguladas de los
servicios afectos a IVA. En síntesis, afirma que el monto que puede cobrar a los
usuarios como Tarifas Máximas no incluye el IVA, por lo cual se le habría privado de
recibir la tarifa que le corresponde conforme al contrato. Los perjuicios que demandó
son:

CDE  4
N° Concepto Monto $ Período
1 Perjuicios financieros $245.281.131 No aplica.
2 Estacionamientos
$4.069.133.974 01.10.2015 al 31.10.2017.

3 Embarque y desembarque octubre 2016 a septiembre


$782.978.973
2017.
4 Procesamiento de pasajeros y octubre 2016 a septiembre
$884.242.060
equipaje 2017.
5 Costos por garantías otorgadas a
acreedores de la Concesionaria $157.432.010 Hasta 29.11.2017.

6 Costos legales vinculados a


tramitación discrepancia ante
Panel Técnico y negociación indeterminado No aplica.
garantía exigida por los accionistas

13. Además, se hizo reserva para determinar especie y monto de los perjuicios en la etapa
de ejecución del laudo o en un juicio posterior, para los siguientes casos y periodos:
(i) Servicio de Estacionamiento de Vehículos por los perjuicios posteriores a octubre
de 2017; (ii) Servicios de Embarque y Desembarque por los perjuicios posteriores a
septiembre de 2017; (iii) Servicios de Procesamiento de Pasajeros y Equipaje por los
perjuicios posteriores a octubre de 2017; (iv) Costos asociados al otorgamiento de
garantías por los perjuicios no liquidables a la fecha de presentación de la demanda;
y (v) Costos legales vinculados a tramitación de la discrepancia ante el Panel Técnico
y negociación garantía exigida por los accionistas.

14. El 5 de enero de 2018 el MOP, representado por el Consejo de Defensa del Estado,
contestó la demanda, solicitando su rechazo, por diversos fundamentos.

15. Opuso la excepción de litispendencia por estimar que parte de los perjuicios
reclamados fueron pedidos también en la causa rol 2-2017.

16. Además, contestó la demanda solicitando su rechazo, por estimar que la


Concesionaria interpretó erradamente el concepto de tarifas máximas, porque éste
tiene incluido el IVA considerando el contrato, su modelo económico y la ley, por

CDE  5
tanto, el MOP se ha limitado a cumplir el contrato en lo que dice relación con las
tarifas máximas.

17. La Sentencia. Se dictó el 15 de julio de 2019 y se notificó a esta parte el 18 de julio de


2019, acogiendo parcialmente la demanda sobre la base del siguiente razonamiento.

18. La litispendencia alegada por el MOP se rechazó porque se estimó que las
indemnizaciones reclamadas en las causas rol 1-2017 y rol 2-2017 son diferentes, por
lo cual no existe identidad de objeto pedido ni de causa de pedir (considerandos 1° a
3°).

19. En cuanto al fondo, la Comisión Arbitral estimó que la controversia consiste en


establecer si las tarifas máximas de los servicios gravados con IVA incluyen tal
impuesto o si se les debe agregar el valor del IVA (considerando 7°).

20. Se resolvió que el impuesto no constituye un ingreso del prestador del servicio
(considerado 7°) y que la definición de “tarifa” contenida en el art. 3 N°30 del
Reglamento de la Ley de Concesiones no se puede deducir que dicha contraprestación
lleve incluido el IVA (considerando 8°).

21. Además, durante la licitación se consultó la materia objeto de la controversia, y el


MOP se limitó a responder que debían remitirse a la ley del IVA, sin ningún agregado
(considerando 10°).

22. Las diferentes normas del contrato que establecerían el modelo económico alegado
por la demandada, permiten concluir que los valores que la Concesionaria debe
compartir con la DGAC no llevan incluidos los impuestos objeto del pleito
(considerando 14°).

23. Se probó que la Concesionaria contabilizó y pagó el IVA (considerando 12).

24. El MOP incumplió el contrato al imponer una interpretación que privó a la


Concesionaria de su derecho a recibir la contraprestación estipulada, esto es, la tarifa
a la que tiene derecho en virtud del contrato (considerando 19°).

CDE  6
25. Luego, la Sentencia analiza las partidas reclamadas para determinar su cuantía y
procedencia:

26. Estacionamientos: Se probó que se facturaron $18.298.803.764, más $3.476.772.717


correspondiente al 19% de IVA. Por ello, se estimó que se habrían probado perjuicios
que corresponden al 19% del valor neto de sus ingresos facturados durante el periodo
demandado (considerando 20°).

27. Embarque y desembarque: Se probó el valor facturado por la Concesionaria a las


líneas aéreas, lo que acreditaría supuestos perjuicios de $782.978.973 (considerando
21°).

28. Procesamiento de pasajeros y equipaje: La documental aportada probaría que por


este concepto se habrían sufrido perjuicios por $533.180.278, cantidad que
corresponde al 19% del valor neto de los ingresos facturados durante el período
demandado (considerando 22°).

29. Perjuicios financieros: se rechazaron por estimar que surgieron de una decisión
unilateral de la Concesionaria, por ser imprevistos, por falta de vínculo causal y por
falta de prueba (considerandos 23°, 24° y 25°).

30. Costos por garantías otorgadas a acreedores de la Concesionaria: se rechazó esta


partida por estimar que se trata de un daño indirecto y eventual, ya que consistiría en
un perjuicio sufrido por los accionistas de la Concesionaria y no por ella (considerando
26°).

31. Costos legales: se rechazaron por estimar que la decisión recurrir al Panel Técnico es
una actuación prevista en la ley con anterioridad a la celebración del contrato, y que
se trata de un trámite voluntario cuyo financiamiento está regulado por ley
(considerando 27°).

32. Finalmente, con respecto a los perjuicios derivados de las menores tarifas cobradas
por servicios de estacionamientos, embarque y desembarque; y, procesamiento de

CDE  7
pasajeros y equipaje, en aquella parte que se reservó la determinación de la especie
y monto para un juicio posterior, se acogió la demanda por estimar que se probó la
existencia del daño (considerando 28°).

33. En definitiva, el monto total demandado fue de $6.139.068.148, más las reservas
formuladas en la demanda, y se nos condenó a pagar $4.792.931.968, acogiendo
algunas de las reservas formuladas, más reajustes según IPC y más intereses
corrientes desde la notificación de la demanda hasta su pago efectivo.

B. PROCEDENCIA DEL RECURSO DE QUEJA

34. Conforme al artículo 36 bis inc. 13 y 14 de la Ley de Concesiones, la Comisión Arbitral


que dictó la Sentencia tendrá las facultades de un árbitro arbitrador en cuanto al
procedimiento, valora la prueba conforme a las reglas de la sana crítica y la sentencia
definitiva que dicte no será susceptible de recurso alguno. Todo esto justifica la
procedencia del recurso de queja en este caso, según se explica a continuación.

35. El artículo 545 inciso 1° del COT dispone:

“El recurso de queja tiene por exclusiva finalidad corregir las faltas o abusos
graves cometidos en la dictación de resoluciones de carácter jurisdiccional.
Sólo procederá cuando la falta o abuso se cometa en sentencia interlocutoria
que ponga fin al juicio o haga imposible su continuación o definitiva, y que no
sean susceptibles de recurso alguno, ordinario o extraordinario, sin perjuicio
de la atribución de la Corte Suprema para actuar de oficio en ejercicio de sus
facultades disciplinarias. Se exceptúan las sentencias definitivas de primera o
única instancia dictadas por árbitros arbitradores, en cuyo caso procederá el
recurso de queja, además del recurso de casación en la forma.”

36. En conclusión, el recurso de queja en este caso procede en virtud de autorización legal
expresa, lo que autoriza al fallo que acoge el recurso para modificar, enmendar o
invalidar la Sentencia.

CDE  8
C. FALTAS O ABUSOS GRAVES COMETIDOS EN LA SENTENCIA

37. La causal de procedencia del recurso de queja, esto es, la comisión de una falta o un
abuso grave, ha sido delimitada por los Tribunales Superiores determinando
situaciones específicas que constituyen falta o abuso, entre las cuales está: (a) la
contravención formal de la ley, (b) la interpretación errada de la ley; y, (c) la falsa
apreciación de los antecedentes del proceso, entre otros.

38. En este caso, los jueces árbitros recurridos cometieron en la Sentencia la falta o abuso
grave consistente en ordenar el pago de un monto que excede los perjuicios
efectivamente sufridos por la Concesionaria desnaturalizando el contrato de
concesión, según se explica a continuación:

C.1 Derechos que el contrato de concesión confiere a la Concesionaria, mecanismo de


compartición de ingresos.

39. Es un hecho no controvertido que el contrato de concesión contempla un mecanismo


de compartición de ingresos previsto en sus Bases de Licitación. En efecto, el art. 3.1
de las referidas Bases determinó cual sería el factor de licitación que definiría la oferta
económica del Licitante o Grupo Licitante, señalándose que dicho factor sería el de
“Pagos ofrecidos por el Oferente al Estado” por la entrega de bienes o derechos para
ser utilizados en la concesión, lo anterior de conformidad con el art. 7 letra d) de la
Ley de Concesiones que permite la utilización de dicho factor de licitación, y su art. 11
que establece la compensación que percibirá la Concesionaria por el servicio que
preste, que en este caso será un porcentaje de los ingresos de la concesión. Asimismo,
la mencionada cláusula estableció que el factor de licitación se expresaría como el
Porcentaje de los Ingresos Totales de la Concesión (PIT) que el Licitante o Grupo
Licitante promete entregar al Estado por Concepto de Bienes o Derechos de la
concesión.

CDE  9
40. El Grupo Licitante “Nuevo Pudahuel” al momento de presentar su oferta indicó que
compartiría el 77,56% de los Ingresos Totales de la Concesión (PIT), reservándose para
sí el 22,44% de dichos ingresos.

41. Por su parte, los artículos 1.14.1 y 1.14.1.1 de las Bases de Licitación regulan las
Condiciones Económicas de la Concesión, en particular los pagos a realizar por el
Concesionario o la DGAC en virtud de la Compartición de Ingresos. Aquellos artículos,
además establecen la forma en que deberá realizarse la liquidación mensual para
determinar los pagos que correspondan al Concesionario o a la DGAC

42. Como consecuencia de lo anterior, los perjuicios reclamados en la demanda,


consistentes en las diferencias por menor tarifa cobrada que la Concesionaria puede
sufrir, corresponden como máximo al 22,44% de la menor tarifa cobrada, de lo
contrario, se le estaría dando algo a lo que no tiene derecho, los ingresos que
corresponden al Estado- DGAC. En otras palabras, no existe causa jurídica alguna que
justifique atribuir al patrimonio de la Concesionaria un ingreso que es de propiedad
del Fisco de Chile.

43. Así lo confesó de manera explícita la Concesionaria en su demanda, al señalar en el


párrafo 111 lo siguiente:

44. De la misma forma la Sentencia señala en el visto N°22:

CDE  10
“En el párrafo 111 del libelo, la demandante señala que si se acoge lo
demandado en la Sección II.C.2 del escrito de demanda (perjuicios consistentes
en las diferencias por menor tarifa cobrada), corresponderá –por aplicación del
modelo de Concesión de Compartición de Ingresos con el Estado- que un
porcentaje equivalente al 77,56% de los montos que se concedan por este
concepto, sean compartidos con la Dirección General de Aeronáutica Civil
(“DGAC”).”

45. En conclusión, el derecho que el contrato confiere a la Concesionaria sobre la base de


los artículos 7 y 11 de la Ley de Concesiones, le permite recibir el 22,44% de la
diferencia de ingresos determinada por la H. Comisión y no la totalidad de los mismos.

C.2 Definición conceptual del perjuicio sufrido por la Concesionaria según la Sentencia.

46. Al definir conceptualmente los perjuicios reclamados por la demanda, la Sentencia


estableció correctamente que estos corresponden a la contraprestación estipulada en
las Bases de Licitación en favor de la Concesionaria (el 22,44% de los ingresos) y no a
la totalidad de los ingresos de la concesión (22,44% de la Concesionaria + 77,56% del
Estado-DGAC).

47. En este sentido, el considerando 19° de la Sentencia señala en lo pertinente:

“(…) En efecto, el MOP incumplió el Contrato de Concesión al imponer una


interpretación del mismo que privó a la Concesionaria de su derecho a recibir la
contraprestación estipulada en las BALI, tal y como señala la demandante. (…)

En consecuencia, la imposición por parte del MOP de una interpretación


contraria a la normativa legal y contractual citada, ha privado al Concesionario
de percibir toda la tarifa a la que tiene derecho en virtud del Contrato de
Concesión, (…)” (fojas 1569 y 1570).

CDE  11
La tarifa a la que tiene derecho la Concesionaria, que corresponde a la prestación estipulada
es el 22,44% de los ingresos, lo que obviamente no puede considerar el 77,56% que se
acordó compartir con el Estado-DGAC conforme a su oferta.

C.3 Falta o abuso grave cometida en la Sentencia al determinar la cuantía de la


indemnización: se ordena el pago de un monto que excede los perjuicios sufridos
generando un enriquecimiento sin causa y desnaturalizando el contrato de
concesión.

48. La falta o abuso grave cometida en la Sentencia, consiste en determinar la cuantía de


los perjuicios en un monto que excede los derechos que el contrato confiere a la
Concesionaria, transformando una indemnización en una fuente de ganancia
indebida, generando un enriquecimiento sin causa, y desnaturalizando el contrato de
concesión al dejar en los hechos sin efecto el mecanismo de compartición de ingresos
pactado por las partes con respecto a los períodos de tiempo discutidos en el juicio,
constituyendo esto último una contravención formal a los artículos 7 y 11 de la Ley de
Concesiones.

49. En nuestro sistema jurídico la indemnización de perjuicios jamás puede ser una fuente
de ganancia, por esa razón no puede servir para otorgar al acreedor más de lo que
habría recibido si se hubiese cumplido el contrato. Así lo señala de manera unánime
la doctrina:

50. En este sentido, en una de las obras más relevantes sobre indemnización de perjuicios
contractual don Sergio Gatica señala:

“El incumplimiento contractual es causa frecuente de perjuicios para el


acreedor. La reparación a que ello le da derecho debe proporcionarle el
beneficio mismo que le hubiese reportado su cabal ejecución, (…) Persigue en
el fondo, colocar al acreedor en la situación que se encontraría de no haberse

CDE  12
producido la transgresión, imponiendo al deudor la necesidad de nivelar la
diferencia patrimonial que su incumplimiento ha ocasionado.”3

51. Alessandri señala al respecto:

“(…) tratándose de la responsabilidad contractual, la indemnización por


equivalencia se traduce en el pago de una suma de dinero por el deudor al
acreedor, suma representativa del valor económico que habría logrado este
último de haberse cumplido por el primero la obligación íntegra y
oportunamente.”4

52. En el mismo sentido se pronuncia don René Abeliuk señalando:

“La indemnización de perjuicios tiene a obtener un cumplimiento de la


obligación por equivalencia, o sea, que el acreedor obtenga económicamente
tanto como le habría significado el cumplimiento íntegro y oportuno de la
obligación; por ello debemos definirla como la cantidad de dinero que debe
pagar el deudor al acreedor y que equivalga o represente lo que éste habría
obtenido con el cumplimiento efectivo, íntegro y oportuno de la obligación.”5

53. Establecido por la Sentencia que las Tarifas Máximas de los Servicios Regulados no
consideraban el IVA y que, por tanto, las tarifas cobradas a los usuarios debieron
haber sido mayores en un 19% (considerandos 4° a 18°), la consecuencia económica
es que las cantidades equivalentes a ese 19% debieron haber formado parte de los
ingresos totales de la concesión, y como tales se habrían repartido entre la
Concesionaria con un 22,44% y el Estado - DGAC con un 77,56%. Es decir, el perjuicio
sufrido por la Concesionaria, lo que hubiese ingresado de forma definitiva a su
patrimonio si no hubiese existido el incumplimiento imputado al MOP en la demanda,

3
GATICA, Sergio. Aspectos de la indemnización de perjuicios por incumplimiento del contrato.
Editorial Jurídica de Chile. Santiago, 1959. p. 13 y 14.
4
ALESSANDRI, Arturo; SOMARRIVA, Manuel; y, VODANOVIC, Antonio. Tratado de las
obligaciones. 2da ed., Editorial Jurídica de Chile. Santiago, 2004. Vol. II, p. 255.
5
ABELIUK, René. Las obligaciones. 5ta ed., Editorial Jurídica de Chile. Santiago, 2010. Tomo II, p.
809.

CDE  13
era el 22,44% de la diferencia de ingresos determinada en la sentencia y no su
totalidad.

54. Sin embargo, incurriendo en falta o abuso grave la Sentencia transformó una
indemnización de perjuicios en una fuente de ganancia indebida, generó un
enriquecimiento sin causa y desnaturalizó el contrato de concesión al dejar en los
hechos sin efecto el mecanismo de compartición de ingresos pactado por las partes
para los períodos de tiempo discutidos en el juicio (lo que constituye una
contravención formal a la Ley de Concesiones), al conceder a la Concesionaria en los
considerandos 20°, 21° y 22° (fojas 1570 a 1576) no sólo aquello a lo que tenía derecho
a recibir, sino que también aquello que corresponde al Estado - DGAC conforme al
contrato.

55. En el caso del Servicio de Estacionamientos: Se dio por establecido que se facturaron
$18.298.803.764, más $3.476.772.717 correspondiente al 19% de IVA. A partir de lo
anterior la Sentencia estableció que la Concesionaria tendría derecho a recibir como
indemnización de perjuicios el monto de $3.476.772.717 (considerando 20°), en
circunstancias que sólo le correspondía recibir el 22,44% de este monto, lo que
asciende a $780.187.798, es decir, sin que exista una causa jurídica que permita
realizar una atribución patrimonial, y violando el mecanismo de compartición de
ingresos establecido en el contrato. Además de reparar el daño se le otorgó a la
Concesionaria una ganancia indebida de $2.696.584.919 ($3.476.772.717 -
$780.187.798 = $2.696.584.919).

56. Lo mismo ocurre con el Servicio de Embarque y Desembarque: Se otorgaron perjuicios


por $782.978.973 (considerando 21°), en circunstancias que a la Concesionaria sólo le
correspondía recibir el 22,44% de este monto, lo que asciende a $175.700.482, es
decir, además de reparar el daño se le otorgó a la Concesionaria una ganancia
indebida de $607.278.491 ($782.978.973 - $175.700.482 = $607.278.491).

57. Finalmente, la misma situación se presentó con el Servicio de Procesamiento de


Pasajeros y Equipaje: Se estableció con falta y abuso grave que los perjuicios sufridos
por la Concesionaria serían de $533.180.278, cantidad que corresponde al 19% del
valor neto de los ingresos facturados durante el período demandado (considerando

CDE  14
22°), en circunstancias que a la Concesionaria sólo le correspondía recibir el 22,44%
de este monto, lo que asciende a $119.645.654, es decir, además de reparar el daño
se le otorgó a la Concesionaria una ganancia indebida de $413.534.624 ($533.180.278
- $119.645.654 = $413.534.624).

58. Al ordenar el pago de cantidades que exceden el perjuicio sufrido por la demandante
transformando la indemnización de perjuicios en una fuente de ganancia indebida, al
generar un enriquecimiento sin causa por ordenar que se paguen a la Concesionaria
montos que según el régimen de compartición de ingresos del contrato de concesión
son de propiedad del Estado - DGAC, y por esa vía desnaturalizar el contrato al dejar
en los hechos sin aplicación la compartición de ingresos que rige el contrato para los
períodos de tiempo discutidos en el juicio, se ha incurrido en faltas y abusos graves
que deben ser corregidas por la Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago acogiendo
este recurso de queja.

59. Sin perjuicio de otras medidas que considere pertinentes, para corregir las faltas o
abusos graves, al menos deben reducirse los montos que se ordenó pagar en aquellas
cantidades que significan una ganancia indebida para la Concesionaria, según el
siguiente detalle:

N° Concepto Monto con falta Monto que


y abuso 100% corresponde 22,44%

1 Estacionamientos $3.476.772.717 $780.187.798

2 Embarque y desembarque $782.978.973 $175.700.482


3 Procesamiento de pasajeros y equipaje
$533.180.278 $119.645.654

Total $4.792.931.968 $1.075.533.934

En conclusión, los montos que se condenó a esta parte a pagar deben reducirse de
$4.792.931.968 a $1.075.533.934, de lo contrario persistirá la falta y abuso grave
denunciada.

CDE  15
Por tanto, en mérito de ello, y los artículos 545 y siguientes del COT y demás normas
aplicables,
A S.S. ILTMA. RESPETUOSAMENTE PIDO: tener por interpuesto en tiempo y forma recurso
de queja en contra de los jueces árbitros don Juan Pablo Román Rodríguez, abogado,
Presidente de la Comisión, don Marcelo Barrientos Zamorano, abogado, y don Carlos
Mercado Herreros, ingeniero, por las faltas y abusos graves por ellos cometidas al dictar
sentencia definitiva de única instancia de fecha 15 de julio de 2019, notificada a la parte
que represento el 18 de julio del mismo año, admitirlo a tramitación pidiendo a los
recurridos que informen y envíen el expediente arbitral, y en definitiva acogerlo,
remediando y corrigiendo las faltas o abusos graves cometidos en la dictación de la
Sentencia, con costas.

Primer otrosí: Acompaño, con citación, los siguientes documentos:

1. En cumplimiento del inciso 4° del artículo 548 del COT, acompañado el certificado
original emitido por el Secretario de la Comisión Arbitral, Sr. Javier Castillo Vial, en el
que se da cuenta de cada una de las consignaciones exigidas en el citado artículo.

2. Sentencia recurrida, dictada con fecha 15 de julio de 2019, por la Comisión Arbitral
del Contrato Concesión Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago
en los autos arbitrales rol 1-2017.

3. Normas de Funcionamiento y Procedimiento de la H. Comisión Arbitral del contrato


Concesión Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago. Se hace
presente que conforme a modificación de las Normas de Procedimiento de fecha 11
de enero de 2018, el nuevo domicilio de la Comisión Arbitral es Avenida Kennedy N°
5770, oficina 1215, comuna de Vitacura.
Sírvase S.S. Iltma.: Tenerlos por acompañados, con citación.

Segundo otrosí: Considerando que las faltas o abusos graves cometidos por los árbitros
recurridos en la dictación de la sentencia influyen directamente en la determinación de los
perjuicios que se condenó a esta parte a pagar, y que esta parte está impedida de proceder
con el pago mientras no se resuelva el recurso de queja interpuesto en lo principal,
solicitamos que se decrete de inmediato orden de no innovar suspendiendo los efectos de

CDE  16
la Sentencia hasta que se resuelva de forma definitiva la cantidad que el MOP debe pagar,
y que mientras ello no ocurra no se devengarán intereses ni reajustes.
Sírvase S.S. Iltma.: Decretar la orden de no innovar solicitada.

Tercer otrosí: Sírvase US. I. tener presente que actúo en estos autos de conformidad a lo
dispuesto en los artículos 3º y 24 del D.F.L. Nº 1/1993 (Hacienda), en mi calidad de Abogada
Procurador Fiscal de Santiago del Consejo de Defensa del Estado, cargo en el que he sido
designada por Resolución TRA 45/142/2017 de fecha 28 de agosto de 2017, publicada en el
Diario Oficial con fecha 9 de septiembre de 2017, que acompaño en este acto, con citación.

Cuarto otrosí: RUEGO A U.S.I., tener presente que, sin perjuicio de mi facultad legal para
representar al Fisco de Chile, y de conformidad a lo previsto a los artículos 24 y 42 del D.F.L.
N°1 de 1993 de Hacienda, en mi calidad de abogada habilitada, RUT 9.772.243-9, asumo
personalmente el patrocinio en esta causa, reservándome el poder, fijando como domicilio
el de calle Agustinas Nº 1687, comuna de Santiago.

ERNESTIN Firmado digitalmente por

A RUTH
ERNESTINA RUTH ISRAEL LOPEZ
Nombre de reconocimiento (DN):
c=CL, o=E-Sign S.A., ou=Terms of
use at www.esign-la.com/

ISRAEL acuerdoterceros, cn=ERNESTINA


RUTH ISRAEL LOPEZ,
email=ruth.israel@cde.cl
Fecha: 2019.07.24 18:09:51 -04'00'

LOPEZ

MNG/6923-2017/HBV.

CDE  17
.

CDE  2