Está en la página 1de 3

Conversación en Clave – una charla con Gustavo García “Pantera”

El artista es un embajador del conglomerado humano, la intención de mi taller es


convertir a los músicos interesados en la salsa, en artistas, capaces de reconocerse
a sí mismos como seres íntegros (cuerpo unido a la mente y al espíritu), capaces
de transmitir su esencia por medio de la música que componen e interpretan.

En este taller entregaré todo el conocimiento que he obtenido durante 50 años de


ejercicio musical, 50 años de ser auto-didacta, investigador, disciplinado de mi
cuerpo, de mi instrumento (el trombón) y fiel a mis raíces musicales de mi región
Caribe, populares en el mundo entero.

Durante estos 50 años de trasegar por la música he ido descubriendo muchos


“secretos” que quiero compartir con todos los asistentes, “secretos” que les
permitirán a muchos evolucionar en la interpretación, la composición, la
improvisación, convirtiendo su labor como músicos en fuente de inspiración, salud
e identidad.

Claro que hablaremos de la clave y cómo se adapta a los distintos ritmos


colombianos, los secretos de la improvisación, la respiración, la buena articulación,
el “Feeling”, y todos los ingredientes que a través de mi experiencia como artista,
le han dado una identidad sonora a la Salsa Colombiana, desde los distintos
movimientos musicales del mundo (blues, Be-bop, funk, jazz, rock, sukus)

Duración: El taller propuesto tiene una duración de 180 minutos (3 horas).

Requerimientos técnicos:

 Un micrófono de diadema
 Guitarra electroacústica española
 Amplificador para guitarra
 Equipo para proyectar material de apoyo audiovisual (video beam, telón y
computador)

Valor: DOS MILLONES DOSCIENTOS CINCUENTA MIL PESOS M/CTE ($2.250.000)

Segmento poblacional a atender: El taller está abierto a todos los músicos, en


todas las etapas de la profesión (principiante o experimentado).
Breve Reseña

Mi nombre es Gustavo Emilio García Olivo, más conocido como “Pantera” músico
trombonista, arreglista y compositor, nací en Calamar, Bolívar hace 64 años, 50 de ellos
dedicado completamente al arte musical.

Empecé tocando trompeta en Valledupar, era la primera corneta en la banda del colegio y
a los 16 años viajé a Bogotá, volado de la casa. Cuando aterricé mi hermano Nestor
García, saxofonista, me recogió en el Aeropuerto y me llevó al set de grabación del
programa Gran Sábado Gran, “se nos fue el trompetista, te toca a ti”, y así fue mi primera
aparición en público, tocando trompeta en la orquesta “Los Latnos”. Seguí tocando
trompeta bajo la batuta del maestro Benny Bustillo.

Luego llegó la invitación de participar como trombonista en la grabación de la primera


orquesta de salsa bogotana “La Onda Panamericana”, después Hernán Gutierrez que venía
buscando un cantante me dio los tiquetes para ir a Medellín y grabar con la orquesta de
Fruko y sus Tesos y Latin Brothers, ahí empecé mi carrera como trombonista y arreglista
para el sello Discos Fuentes, grabé los éxitos que le han dado una identidad al sonido de
la salsa colombiana: Tania, El Preso, El Caminante, El Cocinero Mayor, Virgen de las
Mercedes, entre otros.

Durante mi actividad como trombonista tuve la oportunidad de tocar con muchas


orquestas, entre las que recuerdo están: La Pesada, La Onda 3, La Colombia All Stars, Joe
Arroyo, Macumbia (Francisco Zumaqué), Los Líderes, Los Bestiales, Rafa y su Charanga,
Los Corraleros de Majagual, Guayacán. Mientras estuve en Nueva York participé y disfruté
de la escena salsera de la década de los 70’s, toqué con Andy Harlow y Marcolino Dimond.

Cuando en Colombia se empezó a filtrar la mafia con la música, viajé a Alemania y allí
pude intercambiar conocimientos con distintos exponentes de la música mundial, giré por
Europa con la Orquesta Conexión Latina, participé en varios proyectos de Latin Jazz, Punk
y Rock, cuando regresé a Colombia en la década de los 90’s, traigo todo lo que escuché y
aprendí en Europa y empecé a participar en varios proyectos de nuevas músicas
colombianas, Sidestepper fue el primer proyecto en el que participé a mi regreso, después
llegó la invitación para hacer parte de El Bloque de Búsqueda, Manguala, Nación Ceviche,
Malalma, entre muchos otros proyectos en los que pude aportar.

Mi última producción con Afrocachaco, una mezcla de músicos bogotanos con raíces afro,
dejo fluir toda mi creación, me estreno como cantante, como compositor, respaldado por
una “Selección Colombia” de músicos talentosos. Siempre a la vanguardia de los nuevos
sonidos. Porque la Salsa sigue en Furor .. Sigue pegando!!!