Está en la página 1de 5

HOMILÉTICA Y SU IMPORTANCIA

Estudiante
José Edinson Amú Villegas

SEMINARIO BÍBLICO ALIANZA DE COLOMBIA


FACULTAD DE BIBLIA Y TEOLOGÍA
SANTANDER DE QUILICHAO
2019
HOMILÉTICA Y SU IMPORTANCIA

Estudiante
José Edinson Amú Villegas

Tutor
Carlos Arley Lenis Lara

SEMINARIO BÍBLICO ALIANZA DE COLOMBIA


FACULTAD DE BIBLIA Y TEOLOGÍA
SANTANDER DE QUILICHAO
2019
HOMILÉTICA Y SU IMPORTANCIA

La Homilética se encarga del estudio del sermón o un discurso religioso. Trata sobre la
composición, reglas de preparación, contenidos, estilos, y correcta predicación del sermón.
Enseña como presentar, con elegancia y estilo, un sermón cristiano. Puede decirse entonces,
que la homilética es el arte y la ciencia de predicar el evangelio.
Al tratar con la proclamación de la Palabra de Dios, el orador debe invertir mucho tiempo
para prepararse tanto espiritual como intelectualmente con el propósito de entregar un
sermón que habla a la conciencia de la gente que es relevante, edificante y transformadora.
Para esto, es esencial que el orador combine las técnicas de preparación para el sermón, la
oración, la dependencia del Espíritu Santo y el testimonio de una vida basada en la
obediencia a las Escrituras.
Se ha dicho que la homilética es la herramienta con la cual el predicador desarrolla su
mensaje basado en la Biblia, para que el predicador tenga éxito necesita reconocer los
aspectos que hablan de la importancia de la homilética:
La homilética enseña cómo desarrollar adecuadamente un bosquejo
El bosquejo es el esquema o esqueleto en el cual indicamos lo que consideramos
importante, el cual propone el orden que vamos a seguir al expresar nuestras ideas. Este
esquema se utiliza como punto de referencia para mantener en mente el objetivo final del
discurso.
El bosquejo es un instrumento sumamente útil, sirve tanto para organizar nuestras ideas al
igual que la información recopilada y para visualizar la estructura que va a tener el trabajo
que estamos realizando.
La homilética compromete al predicador con un constante crecimiento espiritual
Los predicadores debemos estar en oración, buscando la dirección del Espíritu durante la
preparación, proclamación, y después de la predicación, pidiendo al Espíritu de Dios que
convenza y anime a través de la Palabra. La oración es una forma en que mostramos
nuestra total dependencia en el Señor. ¿Cómo puede un predicador traer vida a personas
espiritualmente muertas (Efesios 2:1)? Él no puede, solo el Espíritu de Dios puede dar vida
a lo muerto (como en Ezequiel 37). Esa verdad nos mueve a depender constantemente del
Señor en oración, lo que provoca en nosotros un crecimiento espiritual notorio. “pero
recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en
Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.” Hebreos 1:8
La homilética conduce al predicador a una preparación previa al mensaje
Esto significa que cuando prediques, estarás completamente preparado para presentar la
lección. Esto implica que debe de existir una preparación adecuada con tiempo. Un sermón
preparado un día antes, no es lo mismo como un sermón que preparado 4 días antes.
Predicando preparado también significa que el predicador estudiará su lección de tal
manera que pueda explicarla correcta y claramente. Debe de estar muy bien familiarizado
con su lección antes de predicarla. El púlpito no es un lugar recomendable para ir a
familiarizarnos con la lección. Ya debe de venir completamente preparado para presentar la
lección. Tenemos la responsabilidad de alimentar la congregación con buena comida. “El
respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que
sale de la boca de Dios” Mateo 4:4
La homilética guía al predicador a un estudio conciso de la Biblia y otras fuentes de
investigación
El predicador siempre debe abordar la Palabra de Dios con reverencia, humildad, y temor
de Dios. Cada vez que él abra la Escritura, él debe ser agudamente consciente de que él está
abriendo la Palabra del Dios vivo. Él nunca debe permitirse venir a la Biblia
insensiblemente o en una rutina hueca. Más bien, su corazón siempre debería estar
absorbido con la verdad profunda que Dios está hablando en el texto. Así, él siempre debe
estudiar un texto en la manera que Moisés abordó a Dios diciendo, “muéstrame Tu gloria”.
Entonces, antes de que pueda tener una comprensión clara de la Palabra de Dios, primero
debe haber un amor consumado por Dios y Su gloria. Teniendo una perspectiva correcta, el
predicador se da cuenta de que él es insignificante, pero que el Dios a quien él sirve lo es
todo.

En cuanto a las otras fuentes de investigación, debemos apoyarnos en herramientas


esenciales para la preparación de una predica o lección, tales como:

Diccionarios Bíblicos: Los diccionarios Bíblicos nos ayudan a poder definir

palabras que se usarán en la lección.

Diccionario Ilustrado: Este diccionario ayuda a poder definir palabras que en ocasiones
usamos en nuestro vocabulario diario, y que a veces no sabemos lo que en realidad
significa.

Concordancias: Las concordancias ayudan al predicador a poder encontrar textos que desea
emplear en su lección.

Diccionario de Palabras Griegas del Antiguo y Nuevo Testamento: Estos diccionarios son
muy esenciales para definir palabras que se encuentran en toda la Biblia.

Libros de referencia: Estos libros pueden ser sermones, o artículos que hayan sido escritos
por otros predicadores. Es importante que leamos mucha información para que podamos
crecer en conocimiento.

Diferentes traducciones de la Biblia: Las diferentes traducciones de la Biblia ayudan mucho


para ver los textos de diferentes maneras.
Programas en la Computadora: Hoy en día ya no existe ninguna excusa para ser ignorante
de las Escrituras. Las computadoras pueden ser de grande beneficio para el estudiante de la
Biblia. Hoy en día usted puede tener acceso a mucha información por medio de la
computadora.

Internet: En el Internet usted puede encontrar toda clase de información concerniente a la


Biblia. Existen varias páginas en el Internet que usted puede usar para hacer investigaciones
acerca de diferentes temas de la Biblia.