Está en la página 1de 7

EL COSTO DE SEGUIR A CRISTO – II

“La propia vida del discípulo”


Lucas 14:25-33
“25Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: 26Si alguno viene a mí,
y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun
también su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27Y el que no lleva su cruz y
viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo….. 33Así, pues, cualquiera de
vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo”.

INTRODUCCION

Con el fin de fortalecer nuestra fe, aumentar nuestro compromiso y fidelidad al señor,
estamos desarrollando una serie de mensajes sobre lo que el señor Jesucristo
estableció como costo que debemos pagar para ser su discípulo.

En el mensaje No. 1 vimos el que el primer requerimiento que el señor indica debemos
cumplir para ser su discípulo, es que debemos amarlo por encima de nuestra propia
familia, hoy estudiaremos el segundo de los requerimientos que el señor establece para
ser su discípulo, es que debemos amarlo mas que a nuestra propia vida.

Para estudiar este segundo requerimiento que hace el señor para ser su discípulo,
tomaremos como base la porción de Mateo 16:24-26, donde el señor abundo en este
requerimiento de una manera más amplia, “25Porque todo el que quiera salvar su vida,
la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. 26Porque ¿qué
aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué
recompensa dará el hombre por su alma?”

Lo que el señor Jesucristo presento aquí como requerimiento para ser su discípulo,
podemos expresarlo y resumirlo en las siguientes tres verdades espirituales:

I. SALVANDO PERDEREMOS
II. PERDIENDO ENCONTRAREMOS
III. MURIENDO VIVIREMOS

Iniciemos de inmediato el desarrollo de nuestra primera enseñanza espiritual:


Iglesia de Convertidos a Cristo 2
Pastor Luis José Valdera Cáceres El costo de seguir a Cristo – II

I. SALVANDO PERDEREMOS, Mt. 16:25a, 25Porque todo el que quiera salvar


su vida, la perderá…”

A. CRISTO DEMANDA LA PROPIA VIDA DE LA PERSONA.

1. Esta declaración no encaja desde el punto de vista de lo material. En la vida


secular entendemos que cuando salvamos algo estamos ganando, sin
embargo en el ámbito espiritual no siempre es así.

2. La frase “salvar la vida” es la acción de procurar y retener la satisfacción de


los deseos y pasiones propios de la carne, es buscar a toda costa lo que
agrada y satisface al hombre carnal.

3. La idea que el señor transmite aquí, es que cuando una persona se aferra
a su vida material, pierde bendiciones espirituales.

B. AFERRARSE A LA VIDA MATERIAL OBSTACULIZA LA SALVACION

1. Desprenderse de la vida material es el mayor reto para una persona entrar


a la salvación.

a. La salvación no puede ser parte obras personales y parte gracia, si


una persona pretende salvar la fe que tiene en sus propias obras,
perderá fe en la obra de la cruz.

b. La salvación requiere que todos los meritos sean de Cristo y ningún


mérito a mí.

2. En las Escrituras encontramos un joven que no pudo asimilar esta lección


y quiso salvar tres cosas en su vida:

a. Primero, quiso salvar su reputación de persona buena, Mateo 19:16,


“16Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno: ¿qué bien haré

para tener la vida eterna?

i. Por querer salvar su reputación de bueno, perdió la oportunidad


de entrar en la salvación por gracia.

b. Segundo, quiso salvar los meritos de guardar los mandamientos de la


ley, Mateo 19:17, “…Mas si quieres entrar en la vida, guarda los
Iglesia de Convertidos a Cristo 3
Pastor Luis José Valdera Cáceres El costo de seguir a Cristo – II

mandamientos. 18Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No


adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. 19Honra a tu
padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 20El
joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué
más me falta?”
i. Por salvar los meritos de pretender haber guardado los
mandamientos de la ley, perdió la oportunidad de poner su fe
en Jesús y la obra de la cruz

c. Tercero, quiso salvar sus bienes materiales, Mateo 19:21-22,


“21Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que
tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y
sígueme. 22Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque
tenía muchas posesiones.”

i. Por salvar sus bienes materiales, perdió la oportunidad de


seguir a Jesús.

II. PERDIENDO ENCONTRAREMOS, Mt. 16: 25b, “…y todo el que pierda
su vida por causa de mí, la hallará”

A. CRISTO PIDE LA RENUNCIA A LA VIDA TERRENAL.

1. Hay cosas que representan obstáculos para la persona encontrar a Dios, la


persona tiene que renunciar a cosas de su vida material para poder seguir a
Cristo, para consagrarse y servir a Cristo.

2. Hay muchos casos en la Biblia de personas que renunciaron a cosas de su


vida material para hallar la vida espiritual:

a. Moisés, renuncio a su posición en el palacio real de Egipto, para


encontrar un lugar en el plan de Dios, Hebreos 11:24-27, “24Por la fe
Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón,
25escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que

gozar de los deleites temporales del pecado, “26teniendo por


mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los
egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón”

b. Nicodemo renuncio al compañerismo de los Fariseos para hallar a


Jesús.
Iglesia de Convertidos a Cristo 4
Pastor Luis José Valdera Cáceres El costo de seguir a Cristo – II

i. Primero, puso a un lado su prestigio de ser un principal entre los


judíos y vino a conocer a Jesús, Juan 3:1-2, “1Había un hombre
de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre
los judíos. 2Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí,
sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie
puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con
él”

ii. Segundo, perdió su buena relación con los Fariseos para defender
a Jesus, Juan 7:45, “45Los alguaciles vinieron a los principales
sacerdotes y a los fariseos; y éstos les dijeron: ¿Por qué no le
habéis traído? 46Los alguaciles respondieron: ¡Jamás hombre
alguno ha hablado como este hombre! 47Entonces los fariseos
les respondieron: ¿También vosotros habéis sido engañados?
48¿Acaso ha creído en él alguno de los gobernantes, o de los

fariseos? 49Mas esta gente que no sabe la ley, maldita es. 50Les
dijo Nicodemo, el que vino a él de noche, el cual era uno de
ellos: 51¿Juzga acaso nuestra ley a un hombre si primero no le
oye, y sabe lo que ha hecho?”.

iii. Tercero, perdió su posición en la cúpula religiosa judía y se convirtió


en Discípulo de Jesús participando de su sepelio, Juan 19:39,
“39También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de
noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como
cien libras.”

c. Mateo renuncio a ganancias económicas al dejar su lucrativo pero


corrupto oficio de cobrador de impuestos. Para encontrar un lugar entre
los Apóstoles de Jesús, y tener el privilegio de escribir el primer
evangelio de Jesus, Mateo 8:7, “9Pasando Jesús de allí, vio a un
hombre llamado Mateo, que estaba sentado al banco de los
tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y se levantó y le siguió”

d. Pedro renuncio a ganancias económicas al dejar la barca y las redes,


pero encontró un lugar entre los Apóstoles de Jesús y tuvo el privilegio
de ser el primer pastor de la Iglesia de Cristo, Lucas 5:11, “11Y cuando
trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.”
Iglesia de Convertidos a Cristo 5
Pastor Luis José Valdera Cáceres El costo de seguir a Cristo – II

i. Hermano vaya considerando cuales cosas de su vida material usted


debe dejar, para poder encontrar una relación más cercana con
Dios, y más bendiciones espirituales.

III. MURIENDO VIVIREMOS, V. 25, “…y todo el que pierda su vida por
causa de mí, la hallará”

A. DEBEMOS MORIR A LA CARNE.

1. El texto implica que la persona debe morir a su hombre carnal, para que
prevalezca su hombre espiritual

2. En varios textos Dios nos manda a morir a las pasiones y deseos


pecaminosos de la carne, como requisito para hallar los deleites de la vida
espiritual, Romanos 8:12-13, “12Así que, hermanos, deudores somos,
no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; 13porque si vivís
conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las
obras de la carne, viviréis”.

3. La idea es entregar el reinado de mi vida a Cristo, para que gobierne Cristo


en mí, Gálatas 2:20, “ 20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya
no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo
vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo
por mí “

B. DEBEMOS MORIR AL MUNDO, 1 Juan 2:15-16, “15No améis al mundo, ni las


cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre
no está en él. 16Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne,
los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre,
sino del mundo. 17Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la
voluntad de Dios permanece para siempre”.

1. Cuando una persona muere al mundo se enfoca en Dios, busca


diligentemente a Dios. Cuando una persona es consumida por la búsqueda
de Dios, las cosas del mundo sencillamente se desvanecen.

C. DEBEMOS MORIR A LA VOLUNTAD PROPIA.


Iglesia de Convertidos a Cristo 6
Pastor Luis José Valdera Cáceres El costo de seguir a Cristo – II

1. Perder la vida terrenal para hallar la vida espiritual Significa que la persona
renuncia al derecho de ordenar su propia vida, permitiendo que Cristo la
controle

2. Como creyente, debo morir a la vida que me satisface a mí para vivir la vida
que satisface a Dios. Como creyente, debo dejar de vivir para mí y vivir para
Dios. Como creyente debo hacer morir mi propia voluntad, para hacer la
voluntad de Dios.

3. La persona que se rehúsa a renunciar a su voluntad para hacer la voluntad


de Dios, no cumple los propósitos de Dios en su vida.No logra experimentar
la satisfacción de completar su misión en la tierra, mientras que la persona
que entrega al Señor el derecho de ordenar su vida experimenta la vida
plena

a. Jesucristo nos dio ejemplo de renunciar a la voluntad propia para


hacer la voluntad de Dios, Lucas 22:42, “41Y él se apartó de ellos a
distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró,
42diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se

haga mi voluntad, sino la tuya”

D. LA RECOMPENSA DE PERDER LA VIDA MATERIAL ES HALLAR LA VIDA


ESPIRITUAL, Mt. 16:25,b “…y todo el que pierda su vida por causa de mí,
la hallará”

1. La vida eterna, aquello que las personas buscan ansiosamente se encuentra


únicamente en Cristo.

2. Si la persona nunca encuentra a Cristo, o si rechaza a Cristo pierde la vida.


Si se niega a sí misma, y se rinde a Cristo halla la vida.

3. La persona no debe tratar de salvar la vida en esta tierra porque todo lo que
hay en esta tierra es corruptible, envejece, decae, se deteriora y muere.

E. ES POR UNA CAUSA QUE VALE LA PENA, Mt. 16:25,b “…y todo el que
pierda su vida por causa de mí, la hallará”

1. La razón por la cual debemos renunciar a esta vida terrenal es por causa
de Cristo, la causa más digna por la cual podemos morir a la carne y al
mundo es para entregar la vida a Cristo y su obra.
Iglesia de Convertidos a Cristo 7
Pastor Luis José Valdera Cáceres El costo de seguir a Cristo – II

2. Vivimos en un mundo pecaminoso y lleno de maldad, un mundo de dolor y


heridas, de hambre y enfermedad, de crimen, de accidentes y daños, de
codicia y egoísmo, de guerra y muerte.

3. Los creyentes necesitamos entregar y perder nuestra vida terrenal por la


causa de Cristo y su obra, para que Cristo nos use en sus planes y
propósitos en este mundo, para que Cristo nos use como sus embajadores
en este mundo, para predicar el evangelio de salvación en este mundo
perdido, para servir más a Dios y al prójimo en este mundo.

CONCLUSION

Hermano dedicas ahora un momento para identificar las cosas de la vida terrenal en las
que estas enfocado salvando, Y que te quitan la oportunidad de encontrar más
bendiciones espirituales, que te quitan la oportunidad de encontrar lugar en el plan de
Dios.

Identificas ahora las cosas que debes dejar para poder ganar un mayor crecimiento en
tu vida espiritual.

Identificas ahora las cosas que debes dejar para poder dedicar más tiempo a tu familia,
y consolidar la buena relación con tu cónyuge e hijos.

Identificas ahora las cosas que debes dejar, para poder ganar una mejor posición en tu
relación con Dios.

Establece como meta para el 2016: Entregar el trono de tu vida a Cristo. Vivir para
agradar a Dios y no a ti mismo. Someter tu voluntad a la voluntad de Dios. Crucificar tu
hombre carnal para andar en vida espiritual.

Pidamos a Dios en oración que nos ayude a lograr estos propósitos.

También podría gustarte