Está en la página 1de 2

Valentín Fernández Coria y Luis Palau- Versión digital algebraica Prof. J.L.Matamoros

 

LAS GRANDES PARTIDAS DE EMANUEL LASKER

 
 

PARTIDA Nº 4 Londres, 1892

del adversario tengan el mínimo de eficacia.

 

19.¤f4

¥f7

 

20.¥e2

¤c6

 

Blancas: J. Blackburne Negras: E. Lasker APERTURA CENTRAL

21.¦xd8+

¦xd8

22.¦d1

¦e8

Amenazando ganar una pieza con ¥xc3; seguido de g5.

1.e4

e5

 

23.¥f1

b5

2.d4

exd4

24.¤d3

3.£xd4

¤c6

con

Si 24.a4, las negras mantienen la ventaja ¥xc3 25.bxc3 ¤e5; etcétera.

4.£e3

g6

Perfectamente jugable, aunque también

 

24

¥d4

son fuertes estas continuaciones: 4 ¥b4+ 5.c3 ¥e7 6.¤f3 ¤f6 7.¥b5 O-O 8.O-O d5!;

25.¤e2

¥b6

26.b3

¢g7

etc. O bien 4

¤f6

5.¤c3 ¥b4 6.¥d2 O-O

27.c3

¢f6

7.O-O-O ¦e8 8.£g3 ¤xe4!, etc.

28.¢c2

¤e7!

 

5.¥d2

¥g7

29.¤ec1 ¤d5

6.¤c3

¤f6!

30.¢b2

Si 6

¤ge7;

adquiere gran fuerza la conti-

Precipitando el desenlace. Aunque in- suficiente, mayor resistencia proporcionaba

nuación 7.O-O-O O-O 8.¥c4, etcétera.

 

7.O-O-O

O-O

30.¢d2.

8.f3

 

30

b4!!

Si 8.¥c4 ¤a5!

 
Si 8.¥c4 ¤a5!  
 

8

d5

9.£c5

dxe4

10.¥g5

£e8

11.¥xf6

¥xf6

12.¤xe4 ¥g7

13.¥b5

£e5!

Salvando todo inconveniente. 14.£xe5 ¤xe5

 

15.¤e2

a6

16.¥d3

f5

17.¤4c3

Si 17.¤c5, también quedan mejor las ne-

gras por medio de

b6 18.¤b3 ¥e6; etc.

 

17

¥e6

18.¢b1

¦fd8

Jugada elegante y correcta.

Como puede apreciarse, las negras han maniobrado de modo que las piezas menores

 

31.¤xb4

Si 31.c4, sigue ¥d4+ etc. Y si 31.cxb4, tam-

Valentín Fernández Coria y Luis Palau- Versión digital algebraica Prof. J.L.Matamoros

bién se gana con

¥d4+ 32.¢a3 ¤e3; etc.

31

¤e3

32.¦e1

¤c4+

33.¥xc4

¦xe1

34.¥xa6 ¦g1

35.g3

¦g2+

36.¢a3

¦xh2

37.¤e2

¦g2

38.¤c2

g5

39.¥d3

h5

40.¢b4

¦g2 38.¤c2 g5 39.¥d3 h5 40.¢b4 Las blancas tratan de compensar las accio- nes apurando el

Las blancas tratan de compensar las accio-

nes apurando el juego con su peón libre, pero esto no basta.

40.

¥f2

41.a4

c5+

42.¢b5

¥xb3

43.a5

c4

44.¥xc4 ¥xc2

45.a6

¥d1

46.¤d4

¥xd4

47.cxd4

¥xf3

48.d5

Ya era tiempo de abandonar.

48.

¥e2

49.¥xe2

¦xe2

50.a7

¦a2

0-1

Y las blancas abandonaron.

48.d5 Ya era tiempo de abandonar. 48. ¥e2 49.¥xe2 ¦xe2 50.a7 ¦a2 0-1 Y las blancas