Está en la página 1de 2

Tigran Petrosian, Campeón del Mundo - Luis Palau - Prof.

José Luis Matamoros


Partida Nº 3 ¦f8 19.¦fe1, con neta superioridad.
TORNEO INTERNACIONAL
SALTSJOBADEN – 1952

Blancas: Petrosian
Negras: Pachman
Gambito de Dama - Variante del Cambio

1.d4 ¤f6
2.c4 e6
3.¤f3 d5
4.cxd5 exd5
5.¤c3 ¥b4
6.¥g5 h6
Con 6...¤bd7; puede entrarse en la 17.f4!! ...
Variante Americana, siguiendo 7.£a4 c5 Una jugada de gran calidad. Si ahora
8.dxc5 ¥xc3+ 9.bxc3 O-O 10.c6 £c7!; y el 17...fxe5; las blancas ganarían por medio de
juego es parejo. 18.fxe5 ¥c7 19.¤f6+ ¢h8 20.¤xe8 £xe8
7.¥xf6 ... 21.¦d3, etcétera.
Lo mejor, pues si 7.¥h4, sigue 7. ... g5 17. ... ¥c7
8.¥g3 ¤e4; con buen juego. 18.¤g3 fxe5
7... £xf6 Ahora no había nada mejor que tomar
8.e3 O-O la pieza.
9.¥e2 c6 19.¤f5 £f6
10.O-O ¥g4 20.dxe5 h5
11.¤e5 ¥xe2 Las negras buscan con empeño algu-
Prácticamente forzando el cambio de na compensación, pero sus debilidades son
alfiles. muchas y la posición va empeorando.
12.£xe2 £e7 21.£xh5 £f7
13.¦ad1 ¦e8 A 21...g6; seguía con fuerza 22.¤h6+, y
14.£g4 ¥d6 23.£h3, etc.
Aunque algo arriesgado, podía jugarse 22.£g4 ¦e6
15.¤g6 £e6; etc. 23.¦f3 ¦g6
15.e4! ... Y casi al finalizar la partida las negras
Produciendo una interesante compli- siguen sin poder desarrollar sus piezas. Si
cación que exige a las negras mayor aten- 23...¤a6; es decisivo 24.¦g3.
ción. Probablemente 1o más adecuado para 24.£xg6! £xg6
las negras habría sido 5...¥xe5 16.dxe5 d4 25.¤e7+ ¢f7
17.¦xd4 £xe5 18.¦fd1 ¤a6; con buena de- 26.¤xg6 ¢xg6
fensa. No obstante, cometen una debilidad 27.g4! ...
que las deja en inferioridad. A cambio de una pieza las blancas tie-
15. ... dxe4 nen calidad y dos peones, 1o que unido a
16.¤xe4 f6 una posición muy superior es ventaja sufi-
Ahora ha cambiado la situación, pues a ciente para ganar.
16...¥xe5 ; seguiría 17.dxe5 £xe5 18.¤d6 27. ... ¤a6
-13-
Tigran Petrosian, Campeón del Mundo - Luis Palau - Prof. José Luis Matamoros
28.¦d7 ¦d8
29.f5+ ¢g5
Si 29...¢h7; entonces 30.¦h3+ ¢g8
31.¦hd3 ¦xd7 32.¦xd7 ¥xe5 33.¦xb7, y la
posición de las negras se tornaría insosteni-
ble muy pronto.
30.¦xg7+ ¢h4
31.e6 ¥b6+
32.¢f1 ¦d1+
33.¢e2 ¦d5
34.f6 ¦e5+
35.¢f1 ¤c5
36.¦f5!
Y las negras abandonaron.

-14-