Está en la página 1de 3

Partidas comentadas por Mijaíl Tal

(Campeón del Mundo 1960-1961)


Match de semifinales de Leningrado 1974
PARTIDA NUMERO 9
A. KARPOV - S. FURMAN. Los ajedre- Blancas: A. KARPOV
cistas hace ya mucho tiempo que se han acos- Negras: B. SPASSKY
tumbrado a esta combinación de palabras. Sin DEFENSA SICILIANA
embargo, sobre su “firmeza”, me convencí a lo
largo de la partida que comento a continuación. 1.e4 c5
Aproximadamente hasta la jugada 25, todos los 2.Cf3 e6
congregados en la sala de prensa no cesábamos 3.d4 cxd4
de admirarnos, con qué exactitud, casi sincró- 4.Cxd4 Cf6
nica, el candidato que llevaba las piezas blan- 5.Cc3 d6
cas, seguía en la sala las recomendaciones de su 6.Ae2 Ae7
segundo: 19.Ag4, 20.Axd7, 24.Cb1: Todas estas 7.O-O O-O
jugadas fueron propuestas en la sala de prensa 8.f4 Cc6
por S. FURMAN. Decía: “TOLlA jugará ahora 9.Ae3 …
así”, y efectivamente, TOLlA jugaba “así”. (TO- Los dos jugadores repiten con bastante ra-
LlA es el diminutivo de ANATOLI) pidez las jugadas de la primera partida. Sin em-
En una ocasión propuse un no muy correc- bargo, en esta ocasión, el excampeón del mun-
to sacrificio de pieza, y S. FURMAN no lo ana- do “confía en la palabra” de su contrincante y
lizó, pero con su grave voz inquirió bonacho- descarta la jugada 9...e5, que le proporcionara
namente: “TOLlA” no juega así”. éxito en la primera partida.
Cada uno de los presentes comentó a su 9. … Ad7
modo esta relación telepática. “¿No será usted 10.Cb3 a5
maestro hipnotizador? ¡Ahora está muy de 11.a4 Cb4
moda!”. Otro periodista se manifestó partida- 12.Af3 Ac6
rio de una pareja de transmisores portátiles, Es más usual 12...e5, restringiendo inme-
que constituirían una revolución técnico-cien- diatamente la movilidad del caballo de b3.
tífica en el ajedrez. 13.Cd4 …
El gran maestro, resabiado por la experien- En la décima jugada este caballo retrocedió,
cia, no reaccionaba a estas bromas. Solamente evitando ser cambiado. Ahora vuelve a su pun-
en una ocasión aclaró a uno de los extranjeros: to de partida y, 13...e5 ya no es oportuna por
“Figúrese ...Llevamos seis años juntos ...”. En 14.Cf5.
fin, que Dios proporcione a cada entrenador 13. … g6
semejante apadrinado, y viceversa. 14.Tf2! …
Pronto se verá que esta jugada no persigue
-8- Prof. José Luis Matamoros
solamente la finalidad de ubicarse en d2.
14. … e5
15.Cxc6 bxc6
La captura con caballo sería absurda a cau-
sa de 16.f5, y las negras no tendrían nada que
oponer al ataque blanco en los dos flancos: el
avance d5 es impracticable.
16.fxe5 dxe5
17.Df1! …
Un lugar apropiado para la dama. No so-
lamente se cede la columna d a las torres, sino
que, al mismo tiempo, la dama está en disposi- Posición después de la jugada 18...Cd7
ción de ataque, en el momento oportuno, en el 20. … Dxd7
flanco de rey, por la columna f y, en el de dama 21.Dc4 …
a través de la casilla c4. Se observa una importante superioridad
17. … Dc8 blanca, en perspectiva, se vislumbra un ataque
18.h3 Cd7 combinado al punto f7 (ya se amenaza Ah6),
Creo que, después de esto, las negras se el juego por la vertical de f o un muy atractivo
ven envueltas en una serie de grandes, inclu- final, en caso de 21...De6, SPASSKY encuentra
so insalvables dificultades. No merecía la pena un sutil recurso.
desplazar el caballo de una posición activa, 21. … Ah4
proporcionando, así, además, a las blancas, la 22.Td2 De7
oportunidad de cambiar su alfil malo. Desde el 23.Tf1! …
punto de vista estático, la posición blanca tiene No son propicias para las blancas las com-
más perspectiva (presión sobre el punto f7, los plicaciones tácticas después de 23.Ac5 Dg5
islotes de peones negros en a5 y c6). Por ello, 24.Td7 Cxc2! 25.Axf8 Txf8. Por ello, se reser-
las negras, debían mantener la tensión. Merecía van la amenaza Ac5.
seria atención 18...De6, con esperanza de la si- 23. … Tfd8
guiente variante, por otra parte no forzado para Después de esto los acontecimientos se de-
las blancas: 19.Tc1 (si inmediatamente 19.Ae2, sarrollan de una forma casi forzada. Pienso que
sería posible 19 ..... Cxc2), 19...Tfd8 20.Ae2 la última oportunidad para las negras consistía
Td4!, con un juego muy vivo. Probablemente, en 23...Tad8, manteniendo la defensa del punto
después de 19.Td1, la posición de las blancas f7 y esperando conseguir contrajuego en caso
hubiera sido más agradable. de 24.Ac5 Txd2 25.Axe7 Axe7.
(Ver Diagrama) 24.Cb1!! …
19.Ag4! h5 ¡Sencillo y convincente, en el estilo del can-
Seguramente era preferible 19...Dc7. La de- didato! ¡El caballo blanco está listo para partir
bilitación del flanco de rey, se hará sentir. por la ruta b1- d2 – f3 (o c4), con una pronta
20.Axd7 … ganancia del peón a5, pero puede cambiar de
El diálogo relatado con S. FURMAN, se re- opinión!
fiere, precisamente a este momento. Yo propuse 24. … Db7
20.Axh5 gxh5 21.De2. 25.Rh2!! …
-9- Prof. José Luis Matamoros
nato del Mundo de Jockey, practicar el control
anti-doping... Una vez debilitado el punto e6,
decide la penetración por la columna de dama.
30. … Ae7
31.De6! Tad8
32.Txd8 Axd8
33.Td1! …
Aunque se ganara también con 33.Cxe5
Dc7 34.Af4 Cc5 35.Dc4 fxe5 36.Ah6+, la con-
tinuación de la partida. Conduce a la meta con
más celeridad.
33. … Cb8
Esta fue la jugada que más me impresionó. 34.Ac5 Th8
En principio, es fácil encontrar una buena juga- 35.Txd8!
da cuando el resto son malas, pero encontrar la 1-0
óptima, cuando hay opción a muchas buenas, Y las negras abandonaron. Si 35... Txd8, en-
es, a mi entender, característico para alguien tonces, 36.Ae7.
con mucha clase. Parecía opcional 25.Txd8+
Txd8 26.Cd2, y las negras, probablemente, no
dispondrían de nada mejor que sacrificar un
peón: 26.... Ag3 27.Cb3 Af4. KARPOV no deja
escapar esta oportunidad y, además, recuerda a
su contrincante que existe el flanco de rey. De
momento se amenaza 26. g3.
25. … Rg7
26.c3 Ca6
27.Te2! …
Las blancas necesitan de las dos torres. El
“sacrificio” de la columna d tiene un carácter
puramente formal.
27. … Tf8
Se amenaza 28.g3 Af6 29.Tef2 Td6 30.Ag5.
La réplica 27...Td7 no cambiaba la valoración
de la posición.
28.Cd2 Ad8
29.Cf3 …
¡He aquí la variación de rumbo del caballo!
29. … f6
30.Td2 …
Las torres, generalmente torpes de movi-
mientos, adquieren en esta partida tal movili-
dad que parece oportuno, como en el Campeo-
-10- Prof. José Luis Matamoros