Está en la página 1de 34

top 10

Religiones del mundo

por Daniel Morales Olea

34

Las religiones han dividido al mundo durante siglos. Se han librado guerras, conquistas y genocidios en nombre de ellas. Actualmente 84% de la población mundial se identifica con un grupo religioso específico, pese a que el ateísmo 1 continúa creciendo en distintas partes del mundo. Sin embargo, parece que los cambios sociales están modificando el número de creyentes en cada religión, sobre todo de las tres más grandes.

10

9

Judaísmo

14 millones

Con cerca de 4 mil años de existencia, es la más antigua de las religiones monoteístas. Su rasgo principal es la fe en la omnisciencia, la omnipotencia y la providencia de Dios, Yahvé, quien creó el Universo y eligió al pueblo judío para revelar los Diez Mandamientos y las prescripciones rituales de la Torá y del Pentateuco —los cinco primeros libros de la Biblia de los cristianos—. Sus fieles se concentran en Israel, pero tienen gran presencia en América y Europa.

Sijismo

23 millones

Religión india que nació por el conflicto entre el hinduismo y el islam. En contra de los rituales y rezos a ídolos, el sijismo no se considera una mezcla o reproducción de otras religiones sino una nueva revelación. India, el sureste de Asia y parte de Australia cuentan con el mayor número de seguidores.

1 Postura o actitud filosófica que se funda en la negación explícita de la existencia de Dios.

35

Sintoísmo

100 millones

Es la religión tradicional de Japón. Destaca por ser animista 2 y chamánica, 3 es decir, que adora las fuerzas de la naturaleza. Sus deidades, llamadas kami, ‘lo que está por encima de los hombres’, son veneradas más por tradición que por un código moral estricto. Cerca de 80% de la población nipona practica sus rituales.

Religiones étnicas

400 millones

Se trata de las religiones relacionadas con un grupo étnico, racial o geográfico. Entre ellas se encuentran las religiones africanas y afroamericanas, el chamanismo y las religiones indigenistas como la maya o la tarahumara. Están distribuidas por todo el mundo.

Religión tradicional china

394 millones

A pesar de tener casi 400 millones de creyentes, si se anexa el confucionismo, el budismo y el taoísmo, puede crecer al doble —pues es una religión politeísta—. Tiene elementos del chamanismo y debido a su naturaleza sincrética, cree en dioses, santos, demonios y, en algunos casos, realiza actos de ocultismo. Además de China, tiene creyentes en Vietnam, Singapur y Malasia.

8

7

6

2 Conjunto de creencias en las que se sostiene que cualquier ser vivo posee conciencia y alma propias.

3 Dogma similar al animismo en el que

se intenta erradicar el sufrimiento del ser humano mediante el contacto directo del chamán con el mundo de los espíritus.

36

Desde 1970 el número de católicos en México va en descenso. En aquella década se estimaba que 88% de la población era creyente; sin embargo, en la actualidad ha disminuido a 82.9%, según cifras del inegi

5

Budismo

521 millones

Aunque es una doctrina filosófica y espiritual no teísta, se considera uno de los cultos más grandes en todo el mundo. Los budistas creen en las posibilidades creativas del ser humano y en que es la mente la que lo eleva a un pedestal sobrehumano

o lo degrada a un nivel

infrahumano. Casi la totalidad de su población se encuentra

en India, Camboya, Tailandia

y Japón.

4

Hinduismo

1 100 millones

Una de las religiones más antiguas del mundo. Aunque tiene muchas ramas, las principales son el vaisnavismo, el shivaísmo y el shaktismo. Sigue las enseñanzas de sus principales escrituras: los Vedas —los cuatro libros más antiguos de la literatura india— y El Upanishad —un conjunto de más de 200 libros sagrados—. La mayoría de sus creyentes viven en Asia del Sur, sobre todo en India, Nepal, las islas Mauricio e Indonesia.

37

En 2001 un censo incluyó una pregunta sobre creencias religiosas en los ee.uu. Un 0.7 % de la población —cerca de 405 mil personas— se identificó con la religión jedi, perteneciente a la mitología de la saga de Star Wars

Secularismo —sin religión—

1 200 millones

Aunque el ateísmo apenas conforma 3% de la población mundial, más de mil millones de personas no profesan una religión. La mayoría predomina en Europa y Norteamérica.

Islam

1 800 millones

Es el grupo religioso con mayor crecimiento en el siglo xxi. Hasta 2016, se estimó que cerca de 90% de los musulmanes eran suníes y 10%, chiítas. El Islam se asume como continuador de la tradición profética del judaísmo

y el cristianismo —religiones

a las que considera «de algún modo» hermanas, pero

apartadas del tronco inicial—. Los musulmanes creen en la unidad radical y la unicidad de Dios: sólo hay un Dios, y éste no tiene diferentes encarnaciones

o personas. Sus cinco pilares

son la profesión de fe, la oración, la limosna, el ayuno y la peregrinación anual a La Meca. Se profesa en Medio Oriente, el norte de África y el sureste y

centro de Asia.

38

3

2

Cristianismo

2 300 millones

Una de cada tres personas en el mundo profesa alguna rama del cristianismo. Del total de cristianos en el mundo, 50.1% pertenecen a la Iglesia católica; 36.7%, al protestantismo; 11.9% son ortodoxos, y 1.3% son de otros grupos. A pesar de las distinciones entre cada grupo, todas siguen las enseñanzas de Jesucristo, mismas que se reflejan en la Biblia —compuesta por 73 libros—. Sus creyentes se distribuyen en todo el mundo y con menor medida en Asia. 4

4 La información de este artículo

fue consultada principalmente en los siguientes bancos de información:

The Pew Research Center, The Berman Jewish Databank y National &World Religion Statistics.

Daniel Morales Olea está seguro de que asistir a una escuela católica es la mejor manera de alejar a alguien de la religión.

perdido en la traducción

epifanía | /epifanía/

Esta palabra se refiere a una manifestación, una aparición o una revelación. Es la sensación de haber comprendido algo en su esencia más profunda; algo que el individuo descubre dentro de sí mismo, desde luego, que no sabía que existía, pero que al encontrarlo lo transforma para siempre.

Contemplar el atardecer fue una epifanía: me di cuenta que los humanos no somos nada en comparación con la inmensidad del Universo.

39

El escapulario

Existen dos tipos de escapularios, el monástico y el devocional.

El monástico fue creado a principios del siglo vii, durante la Edad Media, en la Orden de San Benito. En un principio se le llamaba Iugum Christi,‘el yugo de Cristo’, o scutum,‘escudo’; tiempo después cambió su nombre a escapulario, que proviene del latín scapularium, y deriva de scapŭla,‘hombro’,‘espalda’, por el lugar en donde se porta.

El escapulario monástico es una prenda que se coloca

encima del hábito, cuelga sobre la espalda y el pecho,

y llega hasta los tobillos; generalmente es de color

café y sólo lo usan los monjes y monjas de las diferentes órdenes católicas.

Por su parte, el escapulario devocional tuvo una paulatina miniaturización a partir del monástico. Desde el siglo xi se convirtió en un pequeño objeto sacramental, que era utilizado por la gente que no pertenecía

a una orden religiosa.

Escapulario monacal.

Está integrado por dos correas, cuyos extremos se unen por dos fragmentos —mayormente rectangulares— que pueden ser de tela, madera, papel laminado o medallas metálicas, en las que están inscritas imágenes o textos religiosos.

Los colores «oficiales» —aquéllos aprobados por la Iglesia católica— pueden variar según la orden religiosa. Por ejemplo, el de Nuestra Señora del

Carmen

—uno de los más famosos— es color marrón; el de la Inmaculada Concepción, azul; el de los Siete Dolores de María, negro; el de la Pasión de Nuestro Señor y de los Sagrados Corazones de Jesús y María, rojo.

Diseño tradicional.

Actualmente existen 18 tipos de escapularios devocionales oficiales.

Su costo ronda entre los 5 pesos mexicanos hasta los 350, esto depende de los materiales con que se fabrique.

40

Chand baori

Una antigua leyenda hindú cuenta que el aljibe escalonado

de Chand o Chand baori¹ fue hecho por los antiguos

espíritus en una sola noche, quienes le dieron esa forma y

profundidad para evitar que alguien sacara las monedas de

su fondo. No obstante los cuentos populares, se sabe que

el pozo fue mandado a construir alrededor del año 800 d.C.

por el rajá Chand, de la dinastía Gujara Pratihara,² en la

ciudad de Abhaneri, Rajastán, hacia el norte de India.

La construcción de estos aljibes tenía un doble propósito:

primero, captar toda el agua posible del monzón³ y así

garantizar el abastecimiento, tanto para la siembra como

para las poblaciones cercanas durante la época de sequía.

El segundo propósito era religioso y espiritual; es frecuente

que pozos como los de Karnataka, Gujarat, Maharashtra

1 Un baori, baoli o baodi —en hindi, बावड/bāwṛī/ बावली bāwlī—; a veces se traduce como ‘aljibe escalonado’. 2 http://www.chandbaori.org

3 Temporada de fuertes lluvias, particularmente en la zona del océano

Índico en la que las variaciones estacionales del viento provocan un cambio drástico en la precipitación y temperatura del lugar. v. Algarabía 79, abril 2011: ¿CUÁNDO Y DÓNDE?: «Los monzones», p. 106.

42

o Delhi tengan adosado un templo dedicado a alguna

deidad. El del Chand Baori lo está a Harshat Mata, la diosa de la felicidad y la alegría, que extendía su brillo radiante por la ciudad de Abhaneri —‘ciudad brillante’—. Este templo fue edificado entre los siglos vii y viii, pero fue destruido casi en su totalidad por Mahmud Ghazni, unos 200 años después. Muchos de sus pilares, columnas y estatuas ahora se encuentran dispersos en el patio del templo y en los pasillos de la estructura.

Izq.: Interior

del Chand

baori.

Abajo:

Templo

de Harshat

Mata.

Abajo der.:

Bajorrelieves

de la

fachada

exterior.

El aljibe escalonado es una joya arquitectónica: se trata de una construcción de base cuadrangular de 30 metros por lado en la parte superior, y hacia abajo describe una pirámide invertida de 20 metros de profundidad. Tres de sus lados están formados por 3 500 estrechos escalones, distribuidos de manera simétrica en un patrón laberíntico

de luces y sombras que dan a la estructura su aspecto cautivador. El cuarto lado es un pabellón de tres pisos con hermosos relieves tallados que alojan un templo y diversas habitaciones, utilizadas para ofrecer diferentes servicios

a los viajeros.

La parte superior del cuadrángulo está coronada por una

arquería que conecta las escaleras que descienden al pozo con la fachada exterior, cubierta por bajorrelieves con las imágenes de los dioses Durga, Mahishasuramardini, Ganesh

y hermosos arabescos.

Actualmente, el aljibe no es más que una atracción turística, aunque difícil de encontrar, pues según la cultura india, su ubicación debía mantenerse en secreto. Sin embargo, al ser, probablemente, el baori más profundo, grande y bello, es un destino imperdible y mágico.

43

Expansión del budismo

En busca de la respuesta al sufrimiento de la existencia fue que, según su destino, Siddhārtha Gautama¹ fundó el budismo en el área del Ganges, India, hacia el siglo vi a.C. Tomó el nombre de Buda, ‘el iluminado’, tras acceder al despertar —bodhi— en Bodh Gaya, al noreste de aquel país.

El budismo se basa en hallar sentido al ciclo de la vida, es decir, el natural paso del nacimiento a la muerte para alcanzar el nirvana. Constituyó un modo de vida entre sus seguidores, quienes debían empezar por liberarse de la causa del sufrimiento, o sea, del deseo íntimamente vinculado a la vida y hallar la paz y la felicidad de la mente. Para ello las «cuatro grandes verdades fundamentales» son:

la vida es dolor;

el origen del dolor está en la sed que se asocia al gozo y al deseo, y es causa de nuevos nacimientos;

la extinción del dolor sólo se logra liberándose de los deseos de toda acción; y

para lograr la liberación es necesario seguir un método.

Buda comenzó su predicación en Benarés, al noroeste de la India, donde el brahamanismo generaba gran descontento entre la población de entonces, pues promovía el sistema de castas; mientras que en la región noreste pululaban diversas religiones que, a pesar de sus diferencias, coinciden en conceptos como el nirvana, el karma, el samsara, etcétera. 2

La independencia de las comunidades budistas condujo muy pronto a la diversificación de las sectas que, rara vez, llegaron a convivir. Las enseñanzas de Buda no quedaron recogidas en ningún tipo de documento, desde su inicio se transmitieron en forma oral. No fue sino hasta siglos después, alrededor del siglo i d.C., que algunos monjes las reunieron y redactaron en lengua pali. Esta recopilación es conocida como Tipitaka, la norma oficial budista.

Se expande y se modifica

Para entonces existían cerca de 30 sectas de monjes, entre ellas, dos ramas se distinguieron y difundieron

1 Estudios señalan que la pequeña república Shakya —Pali: Sakka—, que era parte del reino Kosala de la India antigua, ahora parte de Nepal, fue su lugar de nacimiento, por lo tanto, a Buda también se lo conoce como el Shakyamuni, ‘sabio o santo de Shakya’.

2 v. Algarabía 86, noviembre 2011; ESTÁ EN CHINO: «Sánscrito: la lengua de los dioses»; p.82.

44

Centros budistas Nacimiento del budismo, valle del Ganges, s. IV al VI a. C. Zona de mayoría budista Zona de extensión del budismo en el pasado

Primeras escuelas budistas Mahayana Theravada Vajrayana-budismo tántirco

masivamente: la más apegada al canon y la que preserva las

escrituras en pali es la theravada, ‘escuela de los mayores’,

rígida e individualista. Ésta se encuentra diseminada en

Sri Lanka, Myanmar, Tailandia y Camboya. La otra rama

destacada es la mahayana, ‘gran vehículo’, que favorece

la adaptación a los diversos pueblos y fomenta la entrega

y sacrificio de los monjes para salvación de los demás.

Predomina en China, Corea, Japón, el Tíbet y Mongolia.

Los laicos fueron quienes dieron rostro a la imagen de Buda

para atraer la devoción popular, sus prácticas terminaron

por retomar elementos hinduistas que derivaron, a la postre,

en el budismo tántrico vajrayana, que incluso va en contra

de las enseñanzas de Buda.

La expansión del budismo en China se dio de forma

fragmentaria a lo largo de once siglos, mientras que la

de Japón fue más tardía, ya bien entrado el siglo vi, para

imponerse ante el sintoísmo por su mayor altura moral.

45

Mito:

la religión no sirve para nada

por cbr

Los detractores de las religiones —por lo regular ateos y agnósticos— argumentan que éstas sólo han servido para generar guerras y diferencias en la humanidad: que además justifican los fenómenos naturales por medio de supersticiones, rechazan evidencias científicas —como la teoría evolutiva— e incitan al fanatismo y al odio de otras personas por no profesar tal o cual culto.

Sin embargo, varios estudios, como el realizado por la Universidad de Ohio en 2018,1 han revelado que las personas creyentes pueden llegar a vivir cuatro años más que quienes no profesan ninguna religión —y en los cuales se cotejaron la edad, el sexo y las prácticas religiosas de más de mil personas que habían fallecido en circunstancias similares.

En 2016, un grupo de científicos del Harvard Chan School of Public cotejaron estadísticas de más de 74 mil mujeres que participaron en una investigación entre 1992 y 2012. El estudio reveló que quienes asistieron semanalmente a oficios religiosos tuvieron una expectativa de vida 33% mayor a quienes no lo hacían.

Los científicos suponen —pues las investigaciones no son concluyentes— que esto se debe, en parte, a las rutinas que se imponen los creyentes de ir a sus templos con regularidad, así como rezar —otra forma de meditar y reducir el estrés— e incluso evitar consumir drogas y alcohol —prohibido en la mayoría de las religiones.

1 Publicado en la revista Social Psychological and Personality Science y

disponible en esta liga: http://laura-e-wallace.com/wp-content/uploads/2018/07/

Wallace-Anthony-End-and-Way-2018.pdf

46

por María del Pilar Montes de Oca Sicilia

botafumeiro.

Imagine usted que

es un pobre campesino analfabeta de la Edad Media, que el memento mori¹ lo acecha —porque con suerte vivirá hasta 30 años—; que vive con frío y hambre a expensas del señor feudal, y que el único conocimiento que tiene a su alcance es el que le da la Iglesia, especialmente el cura de su pueblo que habla y habla sobre los tormentos eternos del Infierno

y sobre los poderes de la peregrinación para ganar el Cielo,

la Gloria y estar en la presencia de Dios donde ya no habrá enfermedades, ni peste, ni dolor, ni hambre, ni frío.

Y es así que usted decide arriesgarse a recorrer el Camino

de Santiago, una de las tres peregrinaciones —junto con Tierra Santa y Roma— que le asegurarán la vida eterna; y de buenas a primeras, un día emprende a pie un camino de casi mil kilómetros desde Francia, pasando por buenas, por malas, por calores, por lluvia e incluso por nieve.

1 Memento Mori: frase latina que significa «recuerda que morirás» y que estaba continuamente presente en la cristiandad de la Edad Media.

48

Imagine ahora lo que era la higiene y el «cuidado personal» —si es que lo hubiere— en ese tiempo: polvo, heces, sudores y sangre, convivían en pueblos sin drenaje con restos de comida, animales, insectos, peste, lepra y demás. Así, si usted era un peregrino afortunado y llegaba vivo a la ansiada catedral de Santiago, lo más probable es que estuviera hecho un guiñapo asqueroso, nauseabundo, virulento y fétido.

Fue por ello que los curas que resguardan ese recinto, dieron, en el siglo xi, con la brillante idea de crear un incensario enorme, parecido a los «portátiles» que usan los curas en las misas de hoy, pero de una magnitud colosal, tan colosal que tiene un nombre especial: botafumeiro. Del latín bøta, ‘golpear’ o ‘lanzar’, y fumeiro, ‘humero’, en lengua galaicoportuguesa. Es decir, «instrumento que lanza humo». Lo que se buscaba con él era perfumar el templo y eliminar el mal olor que dejaban esos peregrinos cansados, sudorosos, pestilentes y, en la mayoría de los casos, purulentos y enfermos.

Cuenta la historia que el botafumeiro estuvo en uso día con día y siglo tras siglo, al punto de que en el año de 1400, el rey Luis xi de Francia, tuvo que donar dinero a la catedral para sustituir el incensario original y que esto no sucedió hasta 1554, cuando se rehizo completamente en plata. Desafortunadamente, en 1809 fue robado por las tropas de Napoleón, por lo que fue reemplazado por el actual, fabricado por el orfebre José Losada en 1851, elaborado en latón bañado en plata, como réplica del original.

El botafumeiro se usó desde entonces y hasta ahora. Ya no con ese mismo objetivo pero sí como tradición en doce fechas al año: entre ellas Navidad, el día de Santiago —25

de julio— y el Día de Todos los Santos. Se llena con carbón

e incienso y después se ata con fuertes nudos a una larga

cuerda que va hasta el techo del edificio. Luego se desplaza

a modo de péndulo mediante un mecanismo de poleas que

corren por el transepto o nave transversal de la catedral. Para conseguirlo, un grupo de ocho hombres, que reciben el nombre de tiraboleiros, lo empujan primero para ponerlo en movimiento, y después tiran cada uno de una cuerda para

ir consiguiendo velocidad —se dice que puede llegar

a alcanzar hasta 68 kilómetros por hora.

Yo cuando hice el Camino, me bañé antes de salir pa’ la Catedral, y aunque vi a mucha extranjia sucia y sin asear, no se llegaba a percibir un mal olor; pero como era a mediados de marzo y mucho del trayecto lo hice en coche —y no a pie—, ni me gané la vida eterna ni pude ver el espectacular botafumeiro.

49

¡eureka!

El origen cerebral de la religión

por Arturo Gallegos García

El ser humano siempre entra en disputa —hasta consigo mismo— cada que debe tomar una elección: escoger lado izquierdo o derecho, chocolate o vainilla, Marvel o dc, o bien, ciencia o religión. Sin embargo, ¿por qué algunas personas tienen la «necesidad» de seguir los cánones de una religión y a otras no les interesa? ¿Realmente la ciencia y la religión están peleadas entre sí? ¿Científico es sinónimo de ateo?1

1 Vea, en esta mismo número, la sección TOP 10 para saber más sobre el ateísmo.

50

Pruebas irrefutables

Antes de entrarle a los trancazos, definamos a nuestros contendientes: en esta esquina, la ciencia —del latín scientĭa, ‘conocimiento’—, un sistema ordenado del saber humano que estudia, investiga e interpreta los fenómenos

naturales, sociales y artificiales. Ésta se revitaliza, miente

y se desmiente constantemente, a modo de descifrar los

cómos y los porqués del universo a través del conocido

método científico, que no es más que la observación, experimentación, teorización y conclusión de todo lo que se pregunte.

Llámese lógica, geología o pedagogía, la ciencia engloba diferentes vertientes de la realidad en un único lenguaje

y con una serie de leyes, teorías y principios establecidos:

la interdisciplinariedad.

Ay, Dios

En la otra esquina, la religión. Tanto religiosos como especialistas siguen sin dar un significado apropiado sobre el término religión —que quizás proviene del latín religiō,

No veo razón para creer que el creador de la materia tuviera algún motivo para interesarse en nuestra insignificante especie en un rincón diminuto del universo

Rosalind Franklin

51

Creo que el universo es gobernado por las leyes de la ciencia. Tal vez fueron decretadas por Dios, pero Dios no interviene para quebrantarlas

Stephen Hawking

‘ligar’—, aunque concuerdan en que es una combinación entre fe, dogma, revelación divina, profecía, ética y cosmovisión, arraigada por la tradición oral y escrita. Esto quiere decir que una religión no cambiará en absolutamente nada si es que perdura por los siglos de los siglos.

Asimismo, la religión trata de explicar la relación de la humanidad con elementos sobrenaturales, trascendentales

y espirituales; es decir, se trata de una vía para la

búsqueda del conocimiento ligada a la existencia de uno

o varios seres divinos. Con estas premisas se puede notar una similitud entre ambos contendientes, pues los dos buscan las verdades que la humanidad afrontó, afronta

y

afrontará hasta que todos nos volvamos polvo estelar

o

viajemos a un lugar mejor.

Round 1

Los avances en el campo de la neurociencia han revelado que nuestra mente funciona con tantos compuestos que puede considerarse un «coctel cerebral», debido a la mezcla de compuestos: si hay exceso de dopamina, uno

minificción

Los más felices

Durante el diluvio universal no todo fueron desgracias y sufrimientos; los peces, los mamíferos acuáticos como las ballenas, los delfines y las sirenas resultaron inmensamente felices porque su reino se había agrandado en forma espectacular, al menos por ciento cincuenta días.

52

René Avilés Fabila

tiene esquizofrenia; si abunda la serotonina, uno está feliz; si hay un balance entre estas dos y la oxitocina, uno está enamorado; lo mismo pasa con la noradrenalina —también conocida como «la hormona del estrés»—, un neurotransmisor 2 que influye directamente en la amígdala cerebral, que además de encargarse de mantenernos atentos sobre todo lo que nos rodea, también se dispara en situaciones de riesgo.

Por otro lado, con una resonancia magnética —y otras técnicas especiales— es posible localizar las regiones del cerebro que se estimulan cuando se realizan diversas tareas; por ejemplo, al escuchar música se activan cinco cortezas del cerebro: auditiva, sensorial, motora, prefrontal, visual y hasta el cerebelo. Pero lo que ha generado intriga es que de la misma forma estas zonas se activan al hacer algo totalmente diferente, como practicar un deporte, leer o rezar.

Ilumínate

En 1998 se realizó un estudio entre los científicos más prominentes de la Natural Academy of Sciences, en el cual se demostró que 72% de ellos se consideraba ateo, mientras que sólo 7% se calificó como creyente de alguna religión —en el faltante 21% estaban los dudosos y los agnósticos—. Esto no quiere decir que una persona religiosa no pueda aportar a la ciencia, recordemos a personajes como Gregor Mendel, un monje agustino católico, nombrado el «padre de la Genética» gracias a sus experimentos con la planta del chícharo; o el de Isaac Newton, considerado «el mejor científico de la historia» por haber cimentado las bases de la mecánica clásica, quien

2 Biomolécula que transmite la información de una neurona a otra.

53

Creo en un Dios que se revela a sí mismo en la armonía de lo que existe, no en uno que se preocupa por las acciones de los humanos

Albert Einstein

además fue arrianista —creencia cristiana no trinitaria—, teólogo y alquimista.

La neuroteología

Este reciente campo científico, como su nombre lo indica, es la combinación de las neurociencias con la teología, cuyo objetivo principal es darle una explicación científica a las experiencias subjetivas de espiritualidad. Michael Persinger, un neuroteólogo canadiense, parte de la idea de que, a través de pulsos electromagnéticos, se pueden activar las regiones del cerebro que inducen a una experiencia religiosa. Esta hipótesis confirmaría que todos podríamos experimentar lo mismo que sintió Juan Diego cuando se le apareció la virgen de Guadalupe.

Otra teoría, la del psiquiatra sueco Lars Farde señala que la relación entre un nivel bajo de serotonina con el receptor 5ht1a podría ser la razón de la necesidad del ser humano de creer en algo. Ese mismo receptor además se asocia con la dimetiltripamina, apodada como la «molécula espiritual», propuesta por el psiquiatra budista Rick Strassman. Ambas hipótesis nos hacen pensar que el mismo proceso adictivo que sucede con el azúcar o los narcóticos, también aplica para la creencia en una religión.

Al punto

Si bien, algunos expertos afirman que son ciertas regiones y sustancias cerebrales las que nos inhiben o incitan a ser creyentes religiosos, hay otros, como el genetista estadounidense Dean Hamer, que sospechan de la existencia de un «gen divino». Esto significaría que en una de las versiones del gen vmat2 —ese fragmento específico de adn— se encuentra la información codificada

54

de la «religiosidad» en una persona. Sin embargo, esto no cuadra en los casos de hijos ateos con padres religiosos y los de hijos religiosos con padres no creyentes, debido a que uno no puede «rechazar» lo que determinan los genes —como la predisposición a ser obeso, de ojo claro y cabello rizado o con miopía.

El veredicto es un empate: tanto ciencia como religión no pueden ser compatibles pero sí complementarias, por lo menos a nivel personal. La sabiduría no se limita a uno u otro bando sino que se enriquece de ambos lados en la búsqueda del conocimiento. Así que ateos y creyentes continuaremos con los debates existencialistas sin poder alcanzar la verdad absoluta. Pero como dijo Marie Curie:

«Dejemos que cada quien tenga su propia fe mientras haya sinceridad en ella. El problema es que hay tanta hipocresía que la fe sincera es algo muy raro».

Arturo Gallegos García admite no estar muy conectado con su lado espiritual pero sabe cuándo es ideal pedirle a Diosito que le ilumine el entendimiento en los exámenes finales.

La religión según un científico

En 1997 tuve el gusto de conocer al gran matemático, óptico y astrofísico Don L. Kendall, cuando recibió un doctorado Honoris causa por parte del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica —INAOE— en Tonantzintla, Puebla.

Luego de platicar un rato con Kendall, me confesó ser profundamente religioso. Eso me «brincó» y le pregunté si eso no interfería en sus criterios para practicar las ciencias, a lo que me respondió: «Al contrario, la ciencia me permite conocer un fragmento, descubrir un poco de la enorme sabiduría que contiene la Divinidad».

55

CBR

causas

yazares

El hombre como

dios

por James George Frazer

En una sociedad en la que a cualquier hombre se le supone dotado más o menos con poderes que podríamos llamar sobrenaturales, es obvio que la distancia entre dioses y hombres esté un poco borrosa e, incluso, escasamente desenvuelta. El concepto de dioses como «seres sobrehumanos dotados de tal poderío que ningún hombre posee nada comparable en grado y aun difícilmente en clase», ha tenido un desenvolvimiento paulatino en el curso de la historia.

56

Usurpación de los dioses

Para los pueblos primitivos, los agentes sobrenaturales se han considerado como muy poco superiores al hombre y a veces ni eso, pues podían atemorizarlos

y coaccionarlos para que cumplieran su deseo: en

este nivel intelectual el mundo es contemplado como una gran democracia; a todos sus seres, ya naturales

o sobrenaturales, se les supone situados en un plano

de igualdad suficiente. Mas con el desarrollo de sus

conocimientos, el ser humano aprendió a ver con más claridad la inmensidad de la naturaleza y su propia pequeñez y debilidad ante su presencia.

En cuanto el hombre intenta explicar el mundo en que vive, lo representa como una manifestación de una voluntad consciente y agente personal. Si él se siente tan débil y pequeño, ¡cuán inmensos y poderosos debe juzgar a los seres que dirigen la gigantesca máquina de la naturaleza!

De esta forma, su primitivo sentimiento de igualdad con los dioses se va desvaneciendo y, al mismo tiempo, la esperanza de dirigir el curso de la naturaleza sólo con sus propios recursos, es decir, por magia, considerando en cambio cada vez más a los dioses como los únicos depositarios de aquellos poderes sobrenaturales en los que anteriormente reivindicaba su participación.

Por consiguiente, con el progreso del conocimiento, las oraciones y los sacrificios toman la parte más importante en el ritual religioso; mientras que la

magia —que en otros tiempos tenía un rango muy legítimo—, es gradualmente relegada hasta quedar en un arte tenebroso:

se la considera usurpación de la soberanía de los dioses —presuntuosa e impía— y como tal, tropieza invariablemente con la oposición de los sacerdotes, cuya reputación e influencia crecen y decrecen junto con la de sus dioses.

En consecuencia, cuando en un periodo posterior aparece la distinción entre religión y superstición, encontramos que los recursos de la parte de la sociedad más pía y culta son el sacrificio y la oración, mientras que la magia es el refugio de supersticiosos e ignorantes.

Pero más tarde, el concepto de las fuerzas elementales como agentes personales da el paso al reconocimiento de la ley natural: la magia basada en una consecuencia necesaria de causa a efecto, reaparece saliendo de la oscuridad y descrédito en que había caído, y por la investigación del orden de sucesión causal en la naturaleza, prepara su camino a la ciencia. La alquimia conduce a la química.

La noción de un «dios-hombre»

La noción de un «dios-hombre» o de un ser humano dotado de divinos poderes sobrenaturales pertenece esencialmente al periodo más primitivo de la historia religiosa, en la que dioses y hombres eran considerados todavía como seres de casi la misma clase y antes de quedar separados por un abismo infranqueable, que el pensamiento ulterior abre entre ellos.

el doctor carrington dice

En 1984 la estadounidense Mary Ellen Tracy fundó su propia religión llamada Church of the Most High Goddess —Iglesia de la Altísima Diosa—, que en realidad le sirvió para poner

una casa de prostitución y producir pornografía.

58

Entre los aborígenes australianos la práctica de la magia es general, mientras que la religión es casi desconocida

Aunque pudiera parecernos extraña la idea de un dios encarnado en forma humana, no es como para sorprender y sobrecoger al hombre primitivo, que ve en un «dios-hombre» o en un «hombre-dios» tan sólo un grado más alto de los mismos poderes sobrenaturales que él mismo se arroga de buena fe. No establece diferencia demasiado grande entre un dios y un hechicero poderoso. Y como se cree generalmente que los dioses se presentan a sus adoradores en figura humana, es fácil para el mago, con sus supuestos milagrosos dones, adquirir la reputación de ser una encarnación divina. De esta forma —y comenzando poco más que como simple conjurador—, el curandero o mago asciende y brota del capullo a la espléndida floración de ser a la vez, un dios y rey.

Aduciremos algunos ejemplos de dioses que sus adoradores han creído encarnados en seres humanos vivos, hombres o mujeres. Las personas en quienes se cree haberse revelado una deidad no siempre han de ser reyes o descendientes de reyes; la supuesta encarnación puede tener lugar en hombres, aun del más humilde rango. En la India, por ejemplo, un dios humano comenzó su vida como blanqueador de algodón y otro como hijo de carpintero.

La creencia en la encarnación temporal o inspiración es mundial. Se cree que ciertas personas son poseídas por un espíritu o deidad; mientras dura la posesión, su propia personalidad queda en suspenso y la presencia del espíritu se revela por temblores convulsivos y sacudidas de todo el cuerpo, con ademanes bruscos y miradas extraviadas, todo lo cual no se achaca a la persona misma, sino al espíritu que se ha adentrado en ella. En este estado anormal todos sus dichos se aceptan como la voz del dios o espíritu alojado en su interior y que habla por su intermedio.

59

Así, por ejemplo, en las islas Sandwich 1 el rey, personificando al dios, daba las respuestas del oráculo, oculto en una construcción de cestería, pero en las islas del Pacífico meridional «era corriente que el dios entrase en el sacerdote que, poseído por la deidad, cesaba de actuar y de hablar como un agente voluntario para moverse y hablar cual si estuviera enteramente bajo la influencia sobrenatural». Los actos del hombre así señalado se consideraban durante este periodo como del dios mismo y por esto se tenía la mayor atención puesta en sus expresiones y conjunto de su proceder… cuando estaba uruhia —bajo la inspiración divina— se consideraba al sacerdote tan sagrado como dios, y durante este periodo le llamaban atua —dios—, aunque en los momentos corrientes se le denominaba solamente taura o sacerdote.

En el templo de Apolo Diradiotes, en Argos, los griegos sacrificaban un cordero una vez cada mes; una mujer que tenía que obedecer una regla de castidad, gustaba la sangre de cordero, quedando así inspirada por el dios y profetizando o adivinando. En Egira —Acaya, Grecia—, la sacerdotisa de la diosa Tierra bebía la sangre derramada de un toro antes de descender a la cueva a profetizar. Del mismo modo, entre los kuruvikkaranos, una clase de pajareros y mendigos del sur de Indostán, se cree que la diosa Kali desciende sobre el sacerdote que da respuestas de oráculo después de tragar la sangre que sale a chorros del cuello cortado de una cabra. Se cree que la persona inspirada temporalmente adquiere no sólo sabiduría divina, sino también poder divino, al menos en ocasiones.

La confusión de la magia con la religión tal vez fue precedida por una fase del pensamiento aún más antigua, cuando la magia existía sin religión

1 Archipiélago ubicado en el océano Atlántico Sur.

60

Los antiguos egipcios, lejos de restringir su adoración a los perros, gatos y cervatillos la extendieron con toda libertad al hombre. Los antiguos germanos creyeron que había algo sagrado en las mujeres y en consecuencia las consultaban como oráculos. El rey de Loango 2 es honrado por su pueblo «como si fuera un dios. Se le denomina Sambee y Pango, que justo significan ‘dios’. Creen sus súbditos que él puede dejarlos tener lluvia si lo quiere, y una vez al año, en diciembre, que es la época de las lluvias y en la que la gente la necesita, llegan a él para rogarle la consiga».

El rey de Siam «es venerado igual que una deidad. Sus súbditos no osan mirarle a la cara; se postran a sus pies cuando pasa y se presentan ante él arrodillados y con los codos sobre el suelo». Hay un lenguaje especial dedicado

a su persona sagrada y atributos, que debe usarse por todos los que le hablen o hablen de él.

La reclamación de los derechos divinos y poderes sobrenaturales proclamados por los monarcas de los grandes imperios históricos como los de Egipto, México y Perú, no fue una simple consecuencia de vanidad ampulosa

o vacía expresión de una adulación servil; fue tan sólo una

supervivencia y extensión de la vieja apoteosis salvaje de la vida de los reyes. Así, por ejemplo, los incas de Perú, hijos del

61

2 En el actual Zaire.

Sol, eran reverenciados cual dioses: ellos no podían equivocarse y nadie pensó nunca hacer daño a la persona, honor o propiedades del monarca o alguien de la familia real.

División del trabajo

Históricamente, la monarquía sagrada parece haberse originado en la clase de los magos públicos o curanderos; lógicamente, descansa sobre una deducción equivocada de la asociación de ideas. Los hombres confunden el orden de sus ideas con el orden de la naturaleza y por ello imaginan que el dominio que ellos tienen o creen tener sobre sus pensamientos les permite ejercer el correspondiente dominio sobre las cosas. Los hombres que, por una u otra razón, pensaron que poseían estos poderes mágicos en el más alto grado fueron apartándose paulatinamente de sus compañeros y llegaron a ser una clase separada destinada a ejercer la influencia de mayor alcance en la evolución política, religiosa e intelectual del género humano.

El progreso social, según creemos, consiste principalmente en una diferenciación progresiva de funciones; dicho más sencillamente, en una división de trabajo. El trabajo que en la sociedad primitiva hacen todos por igual y mal, se distribuye gradualmente entre las diferentes clases de trabajadores, que la ejecutan cada vez con mayor perfección; y así, tanto más cuanto que los productos materiales o inmateriales de esta labor especializada van siendo gozados por todos, la sociedad en conjunto se beneficia de la especialización creciente.

Considerada desde un punto de vista industrial, la evolución ha ido de la uniformidad a la diversidad de funciones; considerada desde el punto de vista político, ha ido desde la gerontocracia al despotismo. Lo que después escriba la historia de la monarquía, especialmente con el decaimiento del despotismo y su desplazamiento por otras formas de gobierno mejor adaptadas a las aspiraciones de la humanidad, será parte de otra historia.

James George Frazer (Glasgow, Escocia, 1854-Cambridge, Reino Unido, 1941) fue un notable antropólogo cuyos ensayos fueron fundamentales para los estudios modernos sobre magia, mitología y religión comparada. Por ejemplo, Freud escribió su célebre Tótem y tabú con base en el Totemism (1887) de Frazer. También influyó a autores literarios como T. S. Eliot, W. B. Yeats, James Joyce y José Lezama Lima. Este artículo fue retomado de su ensayo La Rama Dorada —The Goldern Bough— (1890).

62

el epistolario

E n 1898 se publicaron las cartas de Charles Lutwidge Dodgson, mejor conocido como Lewis Carroll. En ellas quedó claro el tipo de relación

que llevaba con sus «amistades infantiles», con quienes mantuvo contacto por escrito. Aquí se reproduce una que le escribió a Gertrude Chataway, inspiradora del libro The Hunting of the Snark (1874).

Christ Church, Oxford, octubre 28, 1876.

Mi muy querida Gertrude:

Usted estará apesadumbrada al oír la extraña enfermedad que tengo desde que se fue. Mandé buscar al doctor y le dije:

«Deme una medicina, porque me siento cansado». Él me replicó:

«¡Estupideces! Usted sólo necesita dormir». «No es esa clase de agotamiento. Mi rostro trasunta cansancio», dije. A lo que él añadió: «¡Oh!, es su nariz la que está cansada». «No, no es la nariz. Quizá sea el pelo», reflexioné. Entonces, el doctor mostró su desconcierto: «Ahora sí entiendo: usted estuvo peinando el pianoforte.» «No», dije, «no lo he hecho, y no es exactamente el pelo: más bien entre la nariz y el mentón.» Entonces él, muy serio, preguntó: «¿Ha estado usted caminando mucho con la barbilla?» «No», respondí. «Bien», reflexionó él, «esto me despista mucho». «¿Usted cree que el problema estará en los labios?», preguntó. «Por supuesto», dije. «¿Qué es, exactamente?» «Yo creo que ha estado dando demasiados besos…», concluyó.

«Bueno», recordé, «le di un beso a una amiga». «Piense», dijo él, «¿está seguro de que sólo fue uno?» Yo añadí: «Quizá hayan sido once». Entonces, el doctor me ordenó: «No debe darle ni uno más hasta que sus labios se hayan recuperado». «Pero ¿qué hago?», le dije, «¡Le debo ciento ochenta y dos besos más!»

El médico se emocionó tanto que las lágrimas corrían por sus mejillas, y me ordenó: «Mándeselos en una caja». Yo tenía una que compré en Dover, pensando que podría regalarla. Así que los empaqueté con cuidado. Dígame si le llegan bien o si alguno se pierde en el camino.

63

el celibato?

A unque su sola mención evoque

mundos antiguos, las confrontaciones religiosas en torno al celibato son más actuales de lo que parecen. En la Iglesia católica, por ejemplo, algunos estudiosos abogan por su desaparición; otros, en cambio, insisten en que se debe mantener.

Quien adopta el celibato,

del latín caelibatus,

‘soltería’, renuncia a

cualquier relación de

carácter sexual o vida

en pareja. El conflicto

entre carne y espíritu, y la

primacía del segundo por

por Rodrigo Coronel

Prefiero dar la vida antes que cambiar la ley del celibato

San Pablo vi, retomado por el papa Francisco i

encima de la primera —al menos para los fines religiosos—,

resume la idea del celibato. San Agustín, por ejemplo, decía:

«En el acto sexual el hombre no es más que carne», por ello,

abandonar la carne es una condición indispensable para el

desarrollo del espíritu.

Para la religión católica, el celibato obligatorio para los

sacerdotes fue instituido en el Concilio de Letrán, en el siglo

xii

durante los papados de Calixto ii e Inocencio ii. Antes

de

esa fecha, los clérigos católicos podían tener esposa;

sin embargo, desde los siglos iii y iv algunas corrientes del

catolicismo ya habían promovido la adopción del celibato

entre los círculos sacerdotales, como respuesta a la

«decadencia moral» de aquéllos hombres de fe.

64

Lo que realmente se cree es que el celibato sólo es una medida económica para la Iglesia. Al no tener descendencia ni esposa, el sacerdote está obligado a heredar todos sus bienes a esa institución. Para Fernando Altemeyer Junior, teólogo y filósofo, algo hay de cierto en ello; no obstante, el celibato también se explica por la necesidad de que el clérigo esté siempre disponible para ejercer su ministerio, sin distracción ni ocupación alterna. De hecho, se dice que todo católico tiene dos vocaciones: la apostólica y la matrimonial. No hay otra.

El celibato en otras religiones

Para el imaginario colectivo, el celibato es un fenómeno puramente católico, y es que otras tradiciones, como la protestante o la ortodoxa, el matrimonio es un sacramento1 permitido para los clérigos. Sin embargo, otras religiones también contemplan el celibato como una medida necesaria para alcanzar la plenitud espiritual.

En el hinduismo, por ejemplo, los ascetas y anacoretas renunciaban a los placeres de la carne. Algunas ramas del budismo todavía lo practican, así atienden a las enseñanzas de Buda, quien asumió el celibato. En estas religiones, como en la católica, prevalece la idea de la espiritualidad en confrontación constante con la carne.

Resabio de una época casi desaparecida, o condición para la pureza, el celibato está en el centro del debate religioso.

1 Así se le conoce a las manifestaciones de fe de los creyentes ante

Dios. Para la tradición católica, los sacramentos son: Bautismo, Primera comunión, Confirmación, Penitencia, Matrimonio u Orden sacerdotal y Unción de los enfermos.

Rodrigo Coronel no es célibe. Al menos no de forma voluntaria.

para escribir mejor

ofrecer disculpas

En Algarabía 11 decía así: «Imagine usted que una persona le rompe el hígado a otra a patadas y luego, como si esto no fuera suficiente, el victimario le ‘ofrece' sus disculpas por todas las ofensas recibidas». Ofrecer una disculpa es concederle al ofendido el privilegio de disculparle de sus ofensas, así que

el perdón se pide, se ruega, se suplica nunca se ofrece.

65

pero, definitivamente,

puros

números

E l Islam fue fundado en el siglo vii por Ab l-Q sim Mu ammad ibn ‘Abd All h ibn

‘Abd al-Muttalib ibn H šim al-Qurayš , mejor conocido como Mahoma (570-632 d.C.), quien, además de ser considerado el último profeta enviado por Alá, 1 concentró sus revelaciones divinas en el Corán 2 —el libro sagrado de esta doctrina—. Actualmente es la segunda religión con más devotos en el mundo, 3 por lo cual presentamos algunas cifras de los musulmanes que habitan en cada región del orbe.

1.8 MIL MILLONES

es la cifra estimada de musulmanes 4 que hay en todo el orbe, de los cua- les más de 800000000 son mujeres y más de 900 000 000 hombres. Esto representa 24.1% de la población mundial.

por Mónica Rodríguez

La edad promedio es de entre

24 Y 30 AÑOS.

Además se considera el grupo

religioso más fértil —2.9 hijos

por mujer.

49 PAÍSES

son mayormente habitados

por ellos.

1 Palabra árabe Al-lãh, que significa ‘Dios’.

2 Es el libro sagrado del la doctrina islámica. También se le conoce como Qurán o Korán, que provienen del árabe , al-qur n, que significa, ‘la recitación’.

3 Las cifras presentadas comprenden el periodo entre 2010-2016.

4 Término que proviene del árabe muslim, ‘el que se somete’.

66

Se estima que para 2050 la población musulmana se incremente 70%, convirtiéndose en 31.1% de la población mundial

DEVOTOS POR CONTINENTE EUROPA

43 490 000

es el número aproximado de musulmanes en Europa:

14 290 000 Rusia 4 710 000 Francia

3 300 000 Alemania 2 960 000 Reino Unido

1 858 409 España

ÁFRICA, ASIA Y OCEANÍA 985 530 000 en la

región Asia-Pacífico: 62 del total de la población musulmana.

317 017 000

en Medio Oriente y Norte de África.

209 120 000 en Indonesia, el país con más practicantes en el mundo, seguido de:

176 200 000 India 167 410 000 Pakistán

134 430 000 Bangladesh

73 570 000 Irán 71 330 000 Turquía

248 110 000 Sur de África

25 520 000 Arabia Saudita, la cuna del Islam

24 690 000 China

620 000 Madagascar 540 000 Australia

67

AMÉRICA

Sólo 1 de la población total de América Latina es musulmana.

840 000

en Latinoamérica y el Caribe.

400 000 en Argentina, el país con la mayor cifra en América Latina.

3 480 000 en los ee.uu.

58 de los musulmanes en los ee. uu. son inmigrantes.

3 760 en México.

PEREGRINAJE, ESTABLECIMIENTO E INCLUSIÓN

3.85 MILLONES de mezquitas hay en todo el mundo.

120 000 creyentes recibe cada año la Mezquita Nacional de Yakarta, en Indonesia.

2 MILLONES de musulmanes realizan el «Hajj» cada año —una peregrinación obligatoria a La Meca.

dimes y decires

1 400 mezquitas hay en España, lo que representa 21% de los lugares de culto en dicho país.

3.85 MILLONES

de mezquitas hay en todo el mundo.

¿Descansar? A descansar al panteón.

Decir de María Sánchez

68

tones pa’ los preguntones

La primera persona que responda correctamente a partir del 11 de marzo a cartas@algarabia.com* recibirá un regalo cortesía de Maratón**

1.

¿Qué dios de los toltecas, venerado también por los olmecas, teotihuacanos y mayas, fue para los aztecas símbolo de muerte y resurrección?:

A) Quetzalcóatl

B) Tezcatlipoca

C) Huitzilopochtli

2.

Los Reyes Católicos expulsaron de España tanto a los árabes como a los judíos, aunque por diferentes razones. ¿En qué año?

A) 1492

B) 1519

C) 1638

3.

Los 7 países del norte de África son árabes. Se trata de Túnez, Sudán, Libia, Marruecos, Argelia, Mauri-tania y

A) Egipto

B) Siria

C) Irak

4.

Nombre: Esteban; nacionalidad: española; oficio: pintor; temas:

religiosos; modo de morir: caída de un andamio; apellido:

A) Goya y Lucientes

B) Velázquez

C) Murillo

5.

¿La hembra de cuál de estos bichos tiene la fea costumbre de devorar literalmente al macho en pleno acto sexual?

A)

Mantis religiosa

B) Mosca escorpión

C)

Caballito del diablo

6.

¿Qué religión prohibió a sus feligreses esparcir las cenizas de sus fieles difuntos por aquí, allá y acullá, en 2012?

A) Musulmana

B) Católica

C) Judía

Ganador de la edición 172: Luis Enrique Pérez Trejo.

Las respuestas correctas son:

1. A) Kyoto

1. B) Akira Kurosawa

1. A) Hirohito

2. B) 400

3. B) Toshiro Mifune

4. C) Franklin D. Roosevelt

*Para obtener el premio y no ser descalificado se debe enviar nombre completo, edad, teléfono, e-mail y dirección completa. Limitado a un premio por participante por cada dos números. ** El nombre del ganador y la respuesta se publicarán en Algarabía 176. El plazo para recoger el premio vence el 21 de junio de 2019. El premio sólo se entregará en nuestras oficinas de la Ciudad de México.

69