Está en la página 1de 2

ESPAÑA

El actual territorio español aloja dos de los lugares más


importantes para la prehistoria europea y mundial: la sierra de
Atapuerca (donde se ha definido la
especie Homo antecessor y se ha hallado la serie más completa de
huesos de Homo heidelbergensis) y la cueva de Altamira (donde por
primera vez se identificó el arte paleolítico).

La particular posición de la península ibérica como «Extremo


Occidente» del mundo mediterráneodeterminó la llegada de
sucesivas influencias culturales del Mediterráneo oriental,
particularmente las vinculadas al Neolítico y la Edad de los
Metales(agricultura, cerámica, megalitismo), proceso que culminó
en las denominadas colonizaciones históricas del I milenio a. C. Tanto
por su localización favorable para las comunicaciones como por
sus posibilidades agrícolas y su riqueza minera, las zonas este y
sur fueron las que alcanzaron un mayor desarrollo (cultura de los
Millares, Cultura del Argar, Tartessos, pueblos iberos). También hubo
continuos contactos con Europa Central (cultura de los campos de
urnas, celtización).

Los diferentes pueblos que pasaron por España a lo largo de la


Historia, la situación fronteriza de la península ibérica entre dos
continentes con tradiciones culturales diversas, el largo período
de influencia política de la monarquía hispánica, y la expansión de
la misma en el continente americano, han determinado que el
acervo cultural y artístico de España sea uno de los más ricos,
variados e influyentes de Occidente. Destaca la gran riqueza
patrimonial que conserva España, tanto en yacimientos
arqueológicos, templos, palacios, fortalezas, jardines históricos,
conjuntos urbanos monumentales, patrimonio etnográfico o
museos, entre los que están varios de los más conocidos y
visitados del mundo, como el Museo del Prado o el Museo Reina Sofía,
[190] como en otra serie de manifestaciones culturales.
España ha sido cuna de grandes autores en prácticamente todas
las disciplinas artísticas, siendo muy relevante la aportación
española al campo de la pintura, con genios de significación
universal, como Velázquez, Goya, Pablo Picasso o Salvador Dalí, y de
la literatura, que ha dado los nombres imprescindibles de Miguel de
Cervantes, Lope de Vega, Calderón de la
Barca, Quevedo, Galdós o Lorca, entre otros muchos.