Está en la página 1de 5

BIOGRAFIA JOSÉ MAURO DE VASCONCELOS

Nació en el barrio carioca de Bangu, en Brasil,


mestizo de madre indígena y padre portugués.
Debido a la pobreza de su familia, de niño se tras
ladó a vivir con unos primos en Natal, capital de
Río Grande del Norte. Los raros cambios y
experiencias que sufrió durante su niñez, sirvieron
como base temática de Mi planta de naranja lima,
su libro más popular. En esa misma ciudad, cursó
dos años de la carrera de Medicina, pero
abandonó los estudios para volver a Río de
Janeiro.

Ejerció diversos empleos, que por lo general solo


le permitían subsistir. Fue entrenador de boxeo,
cargador de bananas en una fazenda del litoral fluminense, modelo de escultores en la
Escuela Nacional de Bellas Artes de Río (donde en 1941 fue modelo de Bruno Giorgi
para su Monumento a la Juventud),1 camarero en un local nocturno de São Paulo,
entre otras ocupaciones.

Gracias a una beca de estudios en España, tuvo ocasión de conocer varios países
europeos. Al regresar a Brasil, trabajó con los Hermanos Villas-Bôas, explorando la
cuenca del río Araguaia. De su contacto con los garimpeiros durante esta aventura
provino la inspiración para su primer libro, Banana Brava, publicado en 1942 cuando
tenía 22 años (editado como Hombres sin piedad en los países de habla hispana).2 En
su novela Raya de fuego (Arraia de fogo, 1955) narra las dificultades del contacto con
los indígenas en estas exploraciones.

José Mauro de Vasconcelos refleja en sus novelas una gran experiencia de vida,
sensibilidad hacia los desposeídos y un profundo amor y respeto por la naturaleza. En
ellas está presente la dureza de la vida en el Sertón, la niñez en los barrios pobres, los
peligros que enfrentan los indígenas en la selva ante la pérdida de su aislamiento y de
su hábitat natural, regionalismos, en un lenguaje claro y directo.

Su primer éxito de crítica fue en 1948 con Barro blanco, novela ambientada en las
Salinas de Macau en Río Grande del Norte. Rosinha, mi canoa (1962) confirmó el favor
del público hacia su trabajo. Pero fue con Mi planta de naranja lima (1968) que se
proyectó internacionalmente, logrando que esta obra sea una de las más difundidas de
la literatura brasileña en todo el mundo. Este libro, en el que rememora su infancia en
Bangu, forma parte de una tetralogía autobiográfica no ordenada cronológicamente,
integrada por Vamos a calentar el sol (1974), sobre su traslado a Natal; Doidao (1963),
sobre su adolescencia; y Las Confesiones De Fray Calabaza (1966), sobre su vida
adulta.

Varias de sus obras fueron adaptadas al cine, teatro y series televisivas (Marea baja,
Arara Vermelha, Calle descalza, Las Confesiones de Fray Calabaza). Se realizaron
varias versiones de Mi planta de naranja lima, siendo la dirigida por Aurelio Teixeira en
1970 la primera para el cine.3 Se realizaron tres telenovelas sobre el mismo libro: en
1970 para la Rede Tupi, y en 1980 y 1998 para la Rede Bandeirantes. En 2011 se
presenta su segunda versión cinematográfica.4

José Mauro de Vasconcelos también fue guionista, actor de teatro y de televisión,


periodista y artista plástico. Falleció el 24 de julio de 1984 a los 64 años de edad en
São Paulo a causa de Bronconeumonía tras permanecer 20 días en estado de coma.

OBRAS:
Hombres sin ilse (Banana brava, 1942).
Barro Blanco (Barro branco, 1945)
Lejos de la tierra (Longe da terra, 1949)
Marea baja (Vazante, 1951)
Papagayo rojo (1953)
Raya de fuego (Arraia de fogo, 1955)
Rosinha. mi canoa (Rosinha. mi canoa - 1962)
Doidao (Doidão, 1963)
El padrillo (O garanhão das praias, 1964)
Corazón de vidrio (Coração de vidro, 1964)
Las Confesiones de Fray Calabaza (As confissões de Frei Abóbora, 1966)
Mi planta de naranja lima (Meu pé de laranja lima, 1968)
Calle descalza (Rua descalça, 1969)
El palacio japonés (O palácio japonês, 1969)
Harina huérfana (Farinha órfã, 1970)
Lluvia de estrellas (Chuva crioula, 1972)
El velero de cristal (O veleiro de cristal, 1973)
Vamos a calentar el sol (Vamos aquecer o sol, 1974)
La cena (A ceia, 1975)
El niño invisible (O menino invisível, 1978)
Kuryala: Capitán y Carajá (Kuryala: capitão e carajá, 1979)

ARGUMENTO DE MI PLANTA DE NARANJA LIMA


Mi planta de naranja lima relata la historia de un niño y su familia, quienes son muy
pobres y han afrontado una multiplicidad de carencias. Zezeo, quien es el protagonista
de la historia, madura de forma precoz debido a todos los golpes tantos físicos por
parte de su padre, como los psicológicos, por consecuencia de la muerte de su fiel
compañero el Portugués y la pérdida de su planta de naranja lima.

MI PLANTA DE NARANJA LIMA

La planta de naranja lima representa el refugio y el consuelo al que acoge Zezeo cada
vez que presenta problemas, tanto en su casa como en su vida cotidiana fuera de ella.
El protagonista de Mi planta de naranja lima trató por todos los medios de agradar a su
padre en los momentos más difíciles de la familia, pero a cambio recibió muchos golpes
de su parte. Lecciones similares recibió Pierre, el protagonista de La guerra y la paz,
cuando conoce la infidelidad de su esposa, hecho que cambia su vida por completo.
Diversas travesuras de Mi planta de naranja lima que hacía el protagonista lo llevaron a
problemas engorrosos y posteriormente, a regaños del padre o pleitos entre hermanos.
Sin embargo, cuando Zezeo se reencuentra con el hombre de aquel vehículo donde se
transportaba de manera incógnita, estrecharon lazos de amistad, encontrando en él un
medio de escape, tal como lo hace con su planta de naranja lima.

Zezeo enfrenta dos pérdidas: la de su mejor amigo Portugués producto de un accidente


y la de Minguito, la planta con la que conversó en los inicios del relato. La vida sonríe
para Zezeo y toda su familia cuando el padre consigue trabajo. También puedes
conocer otros resúmenes de otros clásicos, como 100 años de Soledad, de García
Márquez.

PERSONAJES DE MI PLANTA DE NARANJA LIMA

Mi planta de naranja lima posee un gran abanico de personajes, aunque muchos de


ellos son de poca relevancia para la trama. Se pueden clasificar entre los principales y
segundarios:

PERSONAJES PRINCIPALES

–Zezeo (o Zezé): es el personaje principal y protagonista de Mi planta de naranja lima.


Es un niño que ha vivido la pobreza en extremo. A pesar de todas sus carencias, llevó
una vida llena de travesuras para alegrarse a si mismo y a los otros; aunque de los
otros personajes no recibe cosas positivas en el inicio, a excepción de sus hermanos
Luis y Gloria. Toma especial cariño a una planta de naranja lima que crece en su nuevo
hogar y al Portugués. En ellos dos se refugia para olvidarse de sus problemas.

-Manuel Valadares (El Portugués): es el mejor amigo de Zezeo. Las circunstancias en


que se conocieron, permitió que el hombre le tomara un profundo cariño al niño. Es una
especie de padrino que atiende todas las necesidades de Zezeo. Muere trágicamente
cuando su vehículo impacta con el tren en marcha.

-Tío Edmundo: es el tío de Zezeo, quien en la medida de sus posibilidades obsequiaba


regalos a sus sobrinos. A Zezeo le regala un caballo de madera, por ser uno de sus
animales preferidos. Aconseja al niño para que deje en libertad un pajarillo herido que
recogió del suelo.

-Totoca: hermano mayor de Zezeo, es el más apegado a su hermano menor. Siempre


cuida de sus otros hermanos. Defensor de todas las causas justas. No está de acuerdo
sobre el proceder y la inconformidad de su padre, y mucho menos cuando maltrata a
Zezeo por cualquier intento de agradarle.
-Planta de naranja lima:junto al Portugués, es la mejor amiga de Zezeo. Es el paño de
lágrimas del infante, principalmente cuando recibe regaños del padre y de otras
personas cuando comete travesuras. Termina siendo cortada en un proyecto por
extender las carreteras que llevan al hogar de Zezeo.

OTROS PERSONAJES SECUNDARIOS

 Jandina
 Antonio
 Don Pauco
 Gloria
 Padres de Zezeo
 Maestra
 Señora del casino

FRASES DE MI PLANTA DE NARANJA LIMA

A continuación, las frases más conmemorativas de Mi planta de naranja lima, la obra


cumbre de José Mauro Vasconselos. Es fundamental que a la hora de encontrar otros
clásicos literarios, tomes en cuenta Crónica de una muerte anunciada, que representa
la séptima obra de García Márquez.

«Matar no quiere decir que tome una pistola y ésta haga ¡pum!. No es eso, uno mata
directo al corazón cuando se deja de querer».
«El corazón de cada persona debe ser inmenso, para que quepan en él a todos
aquellos quienes queremos».
«Ahora sé muy bien el significado de la ternura, pues es todo lo que empeño en hacer
cuando algo me gusta hacer».
«No espero nada de nadie, porque así me decepciono menos».
«La vida sin ternura no vale nada»..
«De mi mamá he aprendido que debemos compartir nuestra pobreza con quien es más
pobre que nosotros».
«El sueño hace que olvidemos todo aquello que es triste»
«Vas a ser el sol, y todas las estrellas van a resplandecer a tu alrededor».
«Te hice morir desde el momento en que naciste en mi corazón»
«Tú fuiste quien me enseñaste el sentido de la ternura, mi Portuga querido».

ANÁLISIS DE MI PLANTA DE NARANJA LIMA

Al escudriñar la obra de José Mauro Vasconselo, se puede notar que la obra literaria
está contextualizada una realidad de Brasil. Por ejemplo, la explotación infantil que vive
el país en la actualidad; esto se refleja cuando Zezeo sale a trabajar junto a un
compañero de colegio para poder sustentar los gastos de su hogar. También se puede
observar la crisis de desempleo mediante el personaje de su padre y la depresión que
acarrea este hecho, dejando gran impotencia para quien lo vive.
De igual manera, se manifiesta el maltrato que sufre constantemente Zezeo en su casa
por parte de sus padres y algunos de sus otros hermanos, a excepción de Luis y Gloria,
quienes procuraron su bien. No sólo sufre humillaciones por parte de su progenitor,
sino también por otros personajes que padecen de sus travesuras inocentes.

La mala vida de Zezeo no es más que el reflejo de la mala y precaria situación vivida
en muchos países de Latinoamérica. En la historia de Mi planta de naranja lima, el
protagonista se apoya de un arbusto de naranjo para olvidar la realidad social que lo
envuelve. Otro de sus salvoconductos es Manuel Valadares, o conocido como Portuga
en la historia, a quien Zezeo lo inspira mucha ternura y compasión.

CRÍTICA DE MI PLANTA DE NARANJA LIMA

La obra de José Mauro Vasconselo pone en marcha la pronta madurez de un pequeño


niño llamado Zezeo. A sus 5 años de edad descubre lo que es la pobreza, la vida
austera y todas las limitaciones que acarrea estar presente en una familia, cuyo jefe o
proveedor se encuentra sin empleo.

Zezeo, quien es muy inquieto, realiza una serie de travesuras que en diversas
oportunidades terminaron muy mal, tanto para él como para las víctimas de sus
travesuras. Esto quiere decir que a pesar de estar sumergido en una realidad adversa,
no dejó de vivir esa infancia soñada, con pocos juguetes y mucho maltrato de por
medio.

Mi planta de naranja lima es una novela que gracias a la narración, es bastante ágil y
fluida. La historia contiene bastantes momentos de dolor, el dolor de ser pobre, de no
tener juguetes, de no contar con el apoyo pleno de un padre y recibir castigos por parte
del mismo; pero por otro lado, cada travesura recrea la lectura de sus adeptos.

VALORES DE MI PLANTA DE NARANJA LIMA

Entre los principales valores encontrados en Mi planta de naranja lima se encuentra la


amistad, ésta se representa con la relación de Zezeo con Manuel Valadares o Portuga.
También se observa la unión familiar, principalmente el compañerismo y apoyo entre
hermanos, ya que cada hermano cuidaba de su otro hermano que es menor.

La exaltación de la naturaleza forma parte de Mi planta de naranja lima al momento que


Zezeo adopta a su pequeño arbusto de naranja lima como su confidente en los
momentos de tristeza, que bastante abunda a lo largo de la trama, cuando el infante
replica su presencia en el mundo.