Está en la página 1de 7

NORMALIDAD

MÍNIMA
ESCOLAR
Meta:
Lograr que el 100% de la plantilla
docente optimice el uso de los
materiales mediante el empleo de
diversas herramientas y
recursos durante el ciclo escolar
2018-2019.
Acciones:
*Implementar en la Ruta de Mejora Escolar
actividades encaminadas hacia el uso del
laboratorio escolar, sala de cómputo y
biblioteca de aula.
*Planificar, desarrollar y evaluar los
aprendizajes esperados haciendo énfasis en la
diversificación de materiales y recursos para
atender las necesidades e intereses de los
estudiantes.

}
Instrumentos:
*Observación directa.
*Planificación didáctica.

Para recopilar resultados: test contestado a


través de la aplicación “Plickers” en el que los
estudiantes dan a conocer su opinión sobre la
diversificación de materiales y recursos que
se utilizan para el aprendizaje.
AVANCES / RESULTADOS:

A) Laboratorio de computación:
De acuerdo al cuestionario de Plickers de la Normalidad mínima de operación escolar aplicado
a los estudiantes se obtuvo, que el 8.6% de los adolescentes perciben que se hace un
excelente uso del laboratorio de computación con actividades de aprendizaje que favorecen el
desarrollo de las habilidades, el
44.44% evaluó este rubro como “bueno” y el restante considera que se utiliza
esporádicamente, con actividades que no van encaminadas hacia el aprendizaje o con nula
frecuencia.
B) Laboratorio de ciencias:
El 18.06% del universo muestra de esta encuesta opina que se hace un uso sobresaliente de
las instalaciones del laboratorio de ciencia, cumpliendo metas de aprendizaje; por otro lado, el
33.33% considera que este indicador se encuentra en el nivel “suficiente” debido a que se
utiliza algunas veces durante el ciclo escolar cumpliendo medianamente los objetivos de
aprendizaje y el resto opina que se utilizan con poca o nula frecuencia o bien, sin tener
relevancia para el aprendizaje.
Fuente:
C) Uso de recursos en el aula:
El 31.39% de los estudiantes ubicaron el uso de recursos tecnológicos dentro del aula como
muy satisfactoria debido a que se utilizan en actividades que permiten el aprendizaje mientras
que el 16.7% considera que el uso es apenas satisfactorio y el resto considera que no se utiliza
o se usa para actividades que no se encaminan al aprendizaje.
En cuanto al desarrollo de actividades lúdicas el 24.7 % especificó en la encuesta que se
utilizan con frecuencia, el 28.1% respondió que se utilizan en ocasiones y el resto respondió
que no se utilizan.
El 20.9% observó que sus docentes utiliza bibliografía adicional a los materiales impresos, el
32.3% indicó que algunas veces es así y el resto respondió que sus docentes no utilizan libros
extra.
El uso educativo del internet fue evaluado con el 25.8% como bueno, el 25.7% como suficiente
y el resto considera que no se utiliza con fines educativos.