Está en la página 1de 6

Piramidal y totalizante.

Busca el poder, el dinero y el control de los adeptos

Los adeptos no pueden hacer críticas al grupo o al líder.

– Los líderes intervienen en tantos aspectos de la vida del adepto como pueden.

Ejercen el control mental, la reforma del pensamiento o persuasión coercitiva.

– Los adeptos ceden en menor o mayor medida parte de sus bienes y patrimonio a favor del líder o
del grupo.
Operan bajo la cobertura de libertad religiosa y atentan contra los derechos civiles y humanos.

Una secta es el conjunto de seguidores de una doctrina religiosa o ideológica concreta, que
representa una «sección» o un «sector» desprendido de un conjunto más amplio,[1] o bien que se
ha «cortado», «separado», «desgajado».[2] En todos los casos, la palabra secta tiene una
connotación de división o ruptura.
La palabra “secta” se encuentra en la Biblia: Hechos 26, 5 1 “… los cuales también saben que yo
desde el principio, si quieren testificarlo, conforme a la más rigurosa secta de nuestra religión, viví
fariseo…”. (Énfasis añadido).

Concluimos entonces que la palabra secta es bíblica y que se denota como “SECTA
RELIGIOSA”.

En el contexto del pasaje, el Apóstol Pablo está haciendo una confesión tremenda, la historia nos
demuestra que cuando él estuvo en esa secta, cometió actos horribles (Gálatas 1, 13, Hechos 8, 3,
Hechos 22, 4, Hechos 26, 9-11)
Con esto estamos empezando a comprobar un rasgo esencial de las sectas: imposición con
violencia.

La palabra “SECTA” es la palabra Griega hairesis 2, que quiere decir; “separarse de”.
enemos tres definiciones que a continuación presento:

1.- Una secta es un grupo, denominación o religión, que SE SEPARA DE los puntos esenciales y
doctrinales del cristianismo Bíblico.

2.- Aquella agrupación que SE SEPARA DE la conducta histórica, que el cristianismo ha


propugnado.

3.- El diccionario Western define: Una religión falsa, heterodoxa (o sea, mezclada).
Ejemplo: Cristianismo con hinduismo (es lo que se conoce como la “Nueva era”).

7 CARACTERISTICAS PRINCIPÁLES PARA IDENTIFICAR UNA SECTA

1.- Tiene una base de creencias: La Biblia más otra fuente de revelación.
*Nota: quiero aclarar que la palabra revelación (revela) es bíblico; pero cuando una “revelación”
se separa de la Biblia (sana doctrina) entonces ¡es una secta! (Estaríamos en la primera
definición).

A veces en esos grupos pesan más las revelaciones de los hombres que la Biblia. Tal es el caso de
los Mormones cuyo sistema doctrinal es: la Biblia más otro libro (El libro del Mormón).

Otros creen menos que la Biblia; por ejemplo, dicen que el ARREPENTIMINETO es obsoleto,
que lo único que tenemos que hacer es “aceptar a Jesús” y ya está. Pero Jesús dijo “¡Arrepentíos y
creed en el evangelio!” (Marcos 1, 15).

Más aún; otros grupos, su base de creencia es la Biblia más la Psicología; tal es el caso de las
agrupaciones que practican “La Sanidad interior”3

2. Mezclan la verdad con el error.

Esta característica hace que sean muy atractivas para las personas; por ejemplo: Hablan de amor
(verdad Bíblica) y “libertad” aunque realmente es un libertinaje.
3. Tienen apariencia cristiana.

El experto en identificar las sectas; Cristo Jesús, nos los enseña en el evangelio de Mateo 7, 15-16.

“… Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro
son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de
los abrojos?…”

¿Cuáles serán esos frutos que se deben esperar de un verdadero ministro de Dios? La Biblia nos
enseña cuáles son esos frutos en 1ª Timoteo 3, 1 al 7. “…Palabra fiel:

“Si alguno desea el episcopado, buena obra desea; pero es preciso que el obispo sea irreprensible,
marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospitalario, capaz de enseñar; no dado al
vino ni pendenciero, sino ecuánime, pacífico, no codicioso; que sepa gobernar bien su propia casa,
que tenga los hijos en sujeción, con toda honestidad; pues quien no sabe gobernar su casa, ¿cómo
gobernará la Iglesia de Dios?

No neófito, no sea que, hinchado, venga a incurrir en el juicio del diablo. Conviene asimismo que
tenga buena fama ante los de fuera, porque no caiga en infamia y en las redes del diablo”.

Los miembros consideran que se encuentran en un grupo donde se manifiesta y vive la verdad.
Se fundan alrededor de un hombre (No de Jesucristo).
Un líder sectario es: “incuestionable” e “infalible”. Expresiones tales como: “¡Es un santo!”,
aunque la Iglesia no haya canonizado al líder sectario y de hecho se encuentre excomulgado.

2) “Cuando nuestros líderes hablan, la reflexión ya ha sido hecha. Cuando proponen un plan es el
plan de Dios. Cuando señalen el camino no hay ningún otro que sea seguro. Cuando indican la
dirección debería ser el fin de la controversia. Dios no obra de otra manera. Pensar que así pudiera
ser, y no arrepentirse de inmediato, puede costar la propia fe, puede destruir esanto”…o
testimonio, y hacer de la persona un extraño en el reino de Dios”5 (Doctrina de las secta de los
Mormones).

3) “Jehová habla solamente a través de [Nuestra] organización de la Watch Tower…”6 (Palabra de


Carlos T. Russell, fundador de “los Testigos de Jehová”).

Las frases más comunes en las sectas son:

“No juzgues al ungido”, “No puedes juzgar a tu pastor”, “No cuestiones al líder”, “Nuestro
fundador es un santo”…

Es un grupo totalizante, el cual envuelve la casi totalidad de la vida del miembro.


El líder del grupo está imbuido de un cierto halo especial, o una paternidad/maternidad con
respecto a los miembros, quienes ven en él una relación con lo divino.
Intervención de los líderes en todos o casi todos los detalles de la vida del adepto. Intervienen en
sus matrimonios, divorcios, educación de los hijos, dónde asistir a misa y dónde recibir sus
sacramentos, entre otros.
El grupo tiene un fuerte carácter religioso.
Radicalismo en la vivencia de las creencias, la doctrina y la disciplina.

Existe un control de las relaciones personales, familiares, de amigos y de cualquier otra persona
cercana a los miembros. Llegan al extremo de romper familias y aislar a sus adeptos bajo el
pretexto de “resguardar sus almas”.
6.- Comercio y mercadería religiosa

“… Si alguno enseña otra casa y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo,
y ala doctrina que es conforme a la piedad, esta envanecido, nada sabe, y delira acerca de
cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas
sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que
toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales…” (1ª Timoteo 6, 3-5)
Dios no tiene la culpa de lo que las sectas hacen. Todos en nuestro país tenemos acceso a la Biblia,
por lo tanto el ignorar todas las advertencias que las Sagradas Escrituras nos marcan es total y
absolutamente responsabilidad nuestra.
7. Inmoralidad de tipo sexual en los líderes.

Esto incluye lo siguiente: adulterio, fornicación, pornografía, insinuaciones indecorosas,


tocamientos, pederastia,, etc.

CONSECUENCIAS POR PERTENECER A UNA SECTA

Las consecuencias de pertenecer a una secta son siempre graves, las podemos considerar como
consecuencias sociales y consecuencias espirituales, siendo estas últimas las de más trascendencia.

Consecuencias Sociales:

1.- Corrupción moral de su familia (No tener principios y fundamentos morales)

2.- Pérdida de valores (Dignidad y libre albedrío).

3.- Lavado de cerebro (Esto debido a la manipulación).


Consecuencias espirituales:

1.- Perdición eterna del alma “… yo testifico a todo aquel que oye las palabras de las profecías de
este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre el las plagas que están escritas en
este libro (Apocalipsis 22, 18)

2.- Maldición por confiar en el hombre “… Así ha dicho Yahvé: maldito el varón que confía en el
hombre” (Jeremías 17, 5).

3.- Ser anatema o cismático (o sea, separado eternamente de Dios) “… Más si aún nosotros, o un
ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, se anatema…”
(Gálatas 18, 1)

ambién debes saber esto: En los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres
amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres,
ingratos, impíos, sin afecto natural implacables, calumniadores, intemperantes, crueles,
aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de
Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita…” (2ª
Timoteo 3, 1-5).

JESÚS NO TENÍA OBSESIÓN POR CONTROLAR


En contraste con todo esto, vemos que Cristo, siendo el Hijo de Dios, no tuvo un espíritu de
control; aun cuando en una ocasión vio que varios de sus discípulos se iban, no los persiguió ni los
amenazó. Tampoco montó una campaña de difamación en su contra para oprimirlos y hacerlos
volver al redil. Es más, aún preguntó a Pedro y a los pocos que le quedaban, si también ellos se
querían ir.

Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con Él. Dijo entonces
Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

Juan 6:66-67

Salir
No es fácil, es un proceso difícil y doloroso. Incluso hay sectas que impiden la salida bajo
amenazas y coerciones de todo tipo.
Las sectas son lugares que impiden, en mayor o menor medida, el flujo y movimiento de
información con el exterior; controlan los sentimientos, comportamientos y pensamientos del
adepto mediante procesos de premio y castigo, mediante anulación del sentido crítico y coerción
psicológica; inculcan que el exterior es malo y el interior (el grupo) es bueno; que sólo ellos están
en la verdad y serán salvados; que el líder es quien conoce los destinos y es omnisciente, y que
sólo él es capaz de dar luz y respuestas. Los miedos a romper con la secta a veces son imposibles
de vencer para algunas personas.
En la actualidad el tratamiento consiste en una rehabilitación terapéutica que consiste en abrir la
percepción y la conciencia del afectado para que vea lo que le ha sucedido. Se estudia su proceso e
historia y se le ofrece información de varios aspectos:

a) Explicación de las técnicas de manipulación.

b) Cómo las aplica la secta o el grupo en el caso particular que se estudie.

c) Qué carencias tiene la personalidad del afectado y cómo superarlas por uno mismo.

d) Fortalecer la voluntad mediante ejercicios, para ser autónomo a la hora de tomar decisiones y
dejar de ser vulnerable a las influencias externas.

e) Informar con documentos internos y testimonios de exadeptos sobre cuál es la realidad del
grupo, la cara oculta que se desconoce y evitar así que se sepa sólo parcialmente lo que es. El
índice de éxito es bastante positivo.

Características del Adepto.

1.-El fanático, en lo que se refiere al núcleo de su idea, no dialoga. Posee un pensamiento obsesivo
y absoluto. La base para que haya comunicación es que el emisor y el receptor se escuchen. Para
el sectario la Verdad es suya y se la tiene que trasmitir al resto. No debe hacer caso de lo que no va
con ella, pues o es un error o puede contaminar su mente (interferir en la programación). Su
manera de hablar es echando mítines y sermones. No sabe seguir una conversación. A lo más
cuando forma parte de una estrategia de captación. Hace que escucha para entrar en el campo
psicológico de quien se propone sea su presa. Pero no hace caso. Expone sus ideas con discursos.
Utiliza frases hechas y vuelve siempre al mismo tema. Necesita apoyarse en citas y textos que
avalan su planteamiento. No habla por sí mismo, sino que trasmite lo que dice la organización. Se
entrena para hacerlo bien y parecer espontáneo. Se le explican las posibles preguntas que le
puedan plantear y cómo ha de responder con una clara intención de mercadotecnia. Fuera de la
actividad para la secta disimula este comportamiento y actúa de otra manera para ocultar su
militancia, si no interesa que se sepa, por ejemplo en el lugar de trabajo. Cuando no sabe
responder a alguna cuestión insta a quien se la ha planteado a que vaya a hablar con otro más
preparado que se encuentra más cerca de la Verdad. Lo que es una manera de orientar al «cliente»
hacia las puertas de la organización.

2. Siempre debe mostrar la felicidad. Fuerzan la sonrisa. Superar la timidez facilita la libertad
personal, mas no es el caso ya que lo que se consigue es que la secta le utilice mejor. Además sólo
funciona tal cualidad para las tareas de la organización (para lo que se corresponde con la
programación). Sería capaz de parar a un señor para ofrecerle un folleto que anuncie conferencias,
pero le resultaría imposible preguntarle qué hora es. Para las tareas de la secta pierde el pudor y no
se da cuenta de lo mal que lo pasan los que se encuentran en su entorno ante sus poses, lo cual
hace que se rían de él.

3. Pierde interés por todo lo que no sea de y para la secta. La vida propia y la de los demás carece
de valor. Se abandona la familia, el trabajo, los estudios… porque no se ve su sentido. Puede
suceder totalmente o de manera parcial. Cuando se abandona un negocio o un puesto laboral se
consigue otro en relación con la secta. También sucede que la prosperidad de una inversión o
negocio es con la complicidad de la secta. Si se deja de militar o se denuncian ciertos aspectos se
pueden perder importantes clientes. Es un chantaje que provoca una dependencia material a la
secta. Esto hace que algunos adeptos acaben en la inercia de su organización y no puedan
plantearse salir porque han apoyado su enriquecimiento en la secta.

4. Doble personalidad.
6. Se identifica totalmente con la organización. Si alguien habla mal del líder lo toma como una
ofensa personal.

7. Es insensible. Se mantiene impasible ante el sufrimiento ajeno. Nada les importa. En nombre de
la Verdad se mata, se cometen abusos sexuales y demás. Pero se entienden como actos
benefactores para la humanidad. Si es a costa de hacer daño a alguien se argumenta que es el
precio que hay que pagar para que la secta logre sus fines.
Se acusa un grado importante de inmadurez e infantilismo. El inconsciente retrocede a fases
primarias de la evolución personal.