Está en la página 1de 3

Reforma el Artículo 194 del Código Penal.

Trata de Personas
DECRETO NÚMERO 14-2005

EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA DE GUATEMALA

CONSIDERANDO:

Que de conformidad con la Constitución Política de la República es deber del Estado


garantizar a los habitantes de la República la vida, la libertad, la justicia, la seguridad,
la paz y el desarrollo integral de la persona, principios que requieren de políticas que
combatan frontalmente y castiguen penalmente el crimen organizado y sus acciones.

CONSIDERANDO:

Que la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia. Organizada


Transnacional y el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas,
especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de mérito, son
instrumentos internacionales a los cuales el Estado de Guatemala se ha adherido y
por consiguiente tienen vigencia.

CONSIDERANDO:

Que es necesario adecuar la legislación interna a los postulados de los instrumentos


internacionales para promover la cooperación para prevenir y combatir más
eficazmente la delincuencia organizada transnacional y sus delitos, y así prevenir,
reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres, niños y grupos
vulnerables de la población.

POR TANTO:

En ejercicio de las facultades que le confiere la literal a) del articulo 171 de la


Constitución Política de la República.

DECRETA:

Artículo 1. Se reforma el artículo 194 del Código Penal, Decreto Número 17-73 del
Congreso de la República, el cual queda así:
"Artículo 194. Trata de Personas. Quien en cualquier forma promueva,
induzca, facilite, financie, colabore o participe en la captación, transporte, traslado,
acogida o recepción de una o más personas recurriendo a la amenaza, al uso de la
fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder,
al plagio o secuestro, o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o
recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que
tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación, prostitución, pornografía o
cualquier otra forma de explotación sexual, será sancionado con pena de seis a doce
años de prisión.
En igual pena incurrirá quien, valiéndose de las circunstancias expresadas en el
párrafo anterior, someta a otra persona a mendicidad, trabajos o servicios forzados,
matrimonio servil, adopción irregular, esclavitud o prácticas análogas a ésta.
El consentimiento dado por la víctima de trata de personas o su representante legal
cuando se trate de menor de edad, a toda forma de explotación descrita, no se
tendrá en cuenta como atenuante.
La pena se aumentará en una tercera parte cuando la víctima fuere una persona
menor de edad, persona con discapacidad o de la tercera edad.
Cuando la víctima sea menor de edad se cometerá este delito aunque no se recurra a
cualquiera de los medios enunciados en el párrafo primero de este artículo.
Si en el hecho descrito la víctima resultare con lesiones, la pena se aumentará
hasta en dos terceras partes; en caso de fallecimiento de la víctima se aplicará
la pena que corresponda."

Artículo 2. El presente Decreto entrará en vigencia el día siguiente de su publicación


en el Diario Oficial.

REMÍTASE AL ORGANISMO EJECUTIVO PARA SU SANCIÓN, PROMULGACIÓN Y


PUBLICACIÓN.

EMITIDO EN EL PALACIO DEL ORGANISMO LEGISLATIVO, EN LA CIUDAD DE


GUATEMALA, EL TRES DE FEBRERO DE DOS MIL CINCO.

Jorge Méndez Herbruger


Presidente

Luis Fernando Pérez Martínez


Secretario

Carlos Alberto Solórzano Rivera


Secretario
Palacio Nacional: Guatemala, diecisiete de febrero del año dos mil cinco.
PUBLÍQUESE Y CÚMPLASE

BERGER PERDOMO

Carlos Vielmann Montes


Ministro de Gobernación

Lic. Jorge Raúl Arroyave Reyes


Secretario General
de la Presidencia de la República