Está en la página 1de 12

INTRODUCCIÓN.

El Derecho Penal especial estudia la clasificación de los delitos (Aquellos


que atacan los bienes jurídicamente tutelados).

El Código Penal venezolano en su libro II, clasifica las diversas especies del
delito, cumpliendo con una de las funciones primordiales de de toda norma, sea
legal o científica. En los diferentes ordenamientos jurídicos, dicha clasificación
puede llevarse a cabo conforme a una infinita diversidad de criterios (Quintano
Antonio, Pág.12-13, 1972).

Ahora bien nuestra legislación en materia penal acoge como base de


categorización y agrupación la naturaleza propia del objeto del delito, es decir, el
bien jurídico tutelado colectivo o individual, que los individuos en sociedad
fundamentándose en la importancia que tienen esos valores para la misma, se
han puesto de acuerdo en proteger.

Entre ellos en el Titulo IX de los Delitos Contra Las Personas, se presentan


varios tipos penales que atentan contra bienes jurídicos tutelados como lo son la
vida, la integridad física y moral.

A continuación se colocara el capítulo II, del Título IX del Código Penal


Venezolano, es dedicado a las lesiones personales, el cual protege la integridad
física como bien jurídico tutelado, a manera de saber cuáles son algunos de los
mencionados delitos que atentan contra las personas:
DELITO DE LESIONES PERSONALES.
El Código Penal sanciona aquellos hechos que atenten contra la integridad
física de las personas, en su Art. 413°.

Este artículo define lo que son las lesiones: constituidas por un sufrimiento
físico o psíquico que ocasione perjuicio a la salud o una perturbación mental.

El delito de lesiones: es aquel donde la persona sin intención de matar


ocasiona un daño físico o psíquico con perjuicio a la salud de otro.

“Artículo 413: El que sin intención de matar, pero si de causarle


daño, haya ocasionado a alguna persona un sufrimiento físico,
un perjuicio a la salud o una perturbación en las facultades
intelectuales será castigado con prisión de tres a doce meses.”

ELEMENTOS DEL DELITO DE LESIONES PERSONALES


1. El sujeto pasivo: referido en el artículo es cualquier persona que
reciba la lesión.

2. El sujeto activo: es cualquier persona que infrinja el daño físico o


psíquico al sujeto pasivo.

3. El Objeto Jurídico: siempre el objeto jurídico es el bien jurídico


tutelado por la Constitución o por la Ley; que puede ser un derecho
individual fundamental inherente a la persona, al ser humano o un
derecho colectivo, en el caso del delito de lesiones es la integridad
física la que se encuentra tutelada por la CRBV en su Art. 46°, la cual
establece que la integridad física y psíquica de las personas es un
derecho fundamental..

4. Objeto Material: es la persona a la que se lesiona, por lo que se


puede afirmar que el objeto material se identifica con el sujeto
pasivo del delito.

5. Medios de comisión: Los podríamos clasificar de la siguiente manera:

a. Directos (emplear un puñal) o Indirectos (utilizar a un inimputable


como instrumento)

b. De acción o de omisión (dejar de alimentar y causar así una anemia)


c. Físicos o morales. El empleo de un medio moral para causar lesión,
replantea la dificultad probatoria a la que se ha hecho referencia en
materia del homicidio por medio moral.; cómo se va a ocasionar la
lesión al sujeto pasivo.

CLASIFICACIÓN DE LAS LESIONES:

Se clasifican según el elemento subjetivo que tiene que ver con la


intencionalidad y según el elemento objetivo que tiene que ver con el resultado
tangible y que debe ser determinado para clasificar la lesión.

Según el elemento subjetivo, tendremos lesiones: Intencionales,


Preterintencionales y culposas; las cuales están establecidas en los artículos 413
al 417 del código penal, las Llamadas lesiones personales intencionales. En el
Art. 419 C.P. encontraremos las lesiones preterintencionales y en el Art. 420 C.P.
Las lesiones culposas.

La segunda clasificación se mide por el resultado. El cual tiene que ver con la
lesión infringida en el sujeto pasivo; por la gravedad de la lesión; por lo cual, el
legislador previó que existen diferentes tipos de lesiones a saber: lesiones Menos
graves (Art. 413 C.P.), Lesiones Gravísimas (Art. 414 C.P.), Lesiones Graves (Art.
415 C.P.), Lesiones Leves (Art. 416 C.P.) y Lesiones Levísimas (Art. 417 C.P.); y,
de igual forma, dependiendo del grado ubicó lesiones a título de lesiones
calificadas, lesiones agravadas y lesiones atenuadas.

CLASIFICACIÓN DE LA LESIONES SEGÚN EL ELEMENTO OBJETIVO


(RESULTADO)

a) LESIONES GRAVÍSIMAS, Art. 414 C.P.

Del texto de este artículo inferimos que el hecho (lesión) debe causar
en el sujeto pasivo una enfermedad mental o corporal (física) cierta, lo que
significa que debe ser determinable; porque está allí (sujeto pasivo) y fue
producida o provocada por el agente que agredió a la persona (sujeto
activo); la enfermedad puede ser probablemente incurable; u ocasionó la
pérdida de un sentido (Vista, oído, etc) de una mano, de un pie, de la
palabra (mudez), de la capacidad de engendrar (esterilidad), del uso de
algún órgano (perdida de un riñón), o producido alguna herida que desfigure
a la persona (determinada por la simetría del cuerpo humano); habiéndose
cometido el delito contra una mujer en cinta éste le hubiere ocasionado el
aborto, será castigado con la pena de presidio de tres a seis años.

b) LESIONES GRAVES, Art. 415 C.P.

En este artículo baja la pena (uno a cuatro años de prisión) con


relación al artículo 414 C.P., y la lesión debe causar: Inhabilitación
permanente, cicatriz notable en la cara (caso más grave que el anterior),
enfermedad mental o corporal que dure veinte días o más; tiempo en el cual
la persona queda inhabilitada para realizar sus ocupaciones habituales,
perdida de un sentido o de un órgano, dificultad permanente de la palabra;
no se habla de abortosino de parto prematuro.

Las lesiones graves, especifica el Art. 415 C.P. cuales son una a una
de manera detallada y establece un tiempo de asistencia, de curación o de
inhabilitación de veinte días o más.

c) LESIONES LEVES, Art. 416 C.P.

Es cualquier tipo de lesión, pero que establezca un lapso de diez días


de curación. La pena será de arresto de tres a seis meses.

d) LESIONES LEVÍSIMAS, Art. 417 C.P.

Simplemente se ha causado un daño a una persona (cualquier daño)


pero ésta no necesita asistencia, ni queda incapacitada de ejercer su oficio
habitual, la pena será de arresto de diez a cuarenta y cinco días.

En estos delitos para su calificación y gradación influyen:

1) La Pena;

2) El tipo de lesión;

3) El procedimiento a seguir de acuerdo con el COPP: Para los delitos


de arrestos, el COPP establece que debe seguirse el procedimiento
abreviado, por lo tanto, se llevará ante el Juez unipersonal la acusación
directamente. Para el resto de los delitos de lesiones se seguirá el
procedimiento ordinario.
¿Con qué pruebas, con qué instrumentos se va a determinar cuál
es la gravedad de la lesión infringida a una persona?
En primer lugar es muy obvio que se tendrá la intención (dolo) de un
sujeto activo que comete el delito de lesionar a un sujeto pasivo, por lo cual
tendremos un resultado; pero para determinar la gravedad de la lesión lo
haremos con la experticia forense que se denomina o se llama examen
médico legal, que es fundamental para determinar el delito de lesiones. En
dicho examen médico legal, el médico forense señala los días de curación o
convalecencia, además describe las características de la lesión, lo que
determinará la calificación jurídica de la misma, lo cual nos permitirá
ubicarla como lesión menos grave, grave, gravísima, leve o levísima, es
decir esta es la forma de calificar esta especie de delito.

CLASIFICACIÓN DE LA LESIONES SEGÚN EL ELEMENTO SUBJETIVO


(INTENCIONALIDAD)

a) LESIONES PRETERINTENCIONALES:

En relación al delito de lesiones preterintencionales (Art. 419 C.P.) La


persona tiene la intención de lesionar, de causarle un daño al sujeto pasivo,
pero dicho daño, sin llegar a la muerte de éste es mayor del que quiso
propinarle el sujeto activo. Por ejemplo, el que quiso darle a otro sujeto un
peinillazo y lo cortó.

Las lesiones preterintencionales pueden ser: Lesiones gravísimas


preterintencionales; lesiones graves preterintencionales y lesiones leves
preterintencionales; puesto que este artículo 419 C.P. se relaciona con
todos los demás: "Cuando en los casos previstos en los artículos que
preceden"

La lesión preterintencional se aplicará de acuerdo al resultado, a la


graduación que determina si esta es una lesión gravísima, grave o leve,
pero cuando se determine la intencionalidad debe tomarse en cuenta que la
persona tenía la intención de lesionar pero que el resultado fue mayor a lo
que este tenía intenciones de causar; y, cuando en la lesión
preterintencional se determine que la intención dañosa era menor al
resultado se le atenuará la sanción.

b) LESIONES CULPOSAS, Art. 420 C.P.


Son aquellas lesiones como refiere el artículo producto de
imprudencia, negligencia, impericia en la profesión, arte o industria, o por
inobservancia en los reglamentos, ordenes o disciplinas; con lo cual, se
ocasiona a otro un daño corporal o en sus facultades intelectuales.

También este artículo se relaciona con los artículos anteriores; así en


el numeral 1, se refiere el Art. 420 a las lesiones menos graves y leves; en
el numeral 2, a las lesiones graves y gravísimas, y en el numeral 3 a las
lesiones culposas levísimas, que es un delito de acción privada, porque se
insta a instancia de parte agraviada, no interviene el Ministerio público, ya
que este sólo interviene en los delitos de acción pública.

LESIONES INTENCIONALES SIMPLES, INTENCIONALES CALIFICADAS Y


INTENCIONALES AGRAVADAS.

En lo que se refiere a las lesiones personales intencionales simples, es


destacar, que son esencialmente las mismas que se encuentran establecidas en el
artículo 413 de Código Penal.

En el Art. 418 C.P. encontraremos las lesiones intencionales calificadas y


lesiones intencionales agravadas., que se refieren a los artículos 406 y 407 del
C.P. respectivamente. Por ejemplo, en el primer caso, Art. 406, que la lesión le
fuere ocasionada a la persona del Presidente de la República, por lo cual será una
lesión calificada, independientemente de que sea una lesión, menos grave,
gravísima, grave, leve o levísima. Las lesiones graves nos remiten al Art. 406 C.P.:
"Por veneno, por incendio, por sumersión, por motivos fútiles, en el curso de la
ejecución en los delitos previstos en los artículos que se refieren al hurto, al robo y
al secuestro; si concurre alguna de estas circunstancias se habla de que la lesión
es calificada. También si se produce en la persona de ascendientes,
descendientes o el cónyuge, o como ya dijimos del presidente de la República.

El Art. 418 C.P. establece dos circunstancias nuevas, puesto que no están,
las mismas, en los artículos que tipifican el homicidio.

Cuando la lesión es ocasionada por cualquier tipo de arma, será calificada, al


respecto el Art. 428 expresa "Para los efectos de los Capítulos de este Título, se
reputan armas, además de las de fuego y de las blancas, los palos, piedras y
cualesquiera otros instrumentos propios para maltratar o herir".

Es decir, que se considera arma a todo, y ello va a calificar las lesiones, si


ésta es producida por cualquier instrumento. Pero también se refiere el artículo a
las armas insidiosas, Art. 516 C.P. El arma insidiosa es un arma disimulable que
se puede esconder, lo que implica que el sujeto activo ataca a traición, por lo que
cualquier lesión que se produzca por el uso de las mismas se considerará
calificadas.

En el caso de las lesiones agravadas, son las establecidas en el Art. 407


C.P. Lesiones propinadas en la persona del hermano, del Vicepresidente Ejecutivo
de la República y demás altos funcionarios de la Nación, Militares, funcionarios
policiales y funcionarios públicos con motivo de sus funciones.

LESIONES ATENUADAS, Art. 421 C.P.

Sobre este artículo se ejerció un recurso de nulidad que fue declarado con
lugar por la extinta Corte suprema de Justicia, por su carácter discriminatorio. El
nuevo texto equipara la mujer al hombre.

Otra manera de atenuar el delito de lesiones está en el artículo 424 C.P.


correspondiente a la complicidad correspectiva (tanto para el homicidio como para
las lesiones).

Son lesiones atenuadas por que el artículo expresa: "No incurrirán en las
penas comunes de homicidio ni en las lesiones (el marido o la mujer que
sorprenda en adulterio a su cónyuge y a su cómplice, mate, hiera o maltrate a uno
de ellos o a ambos)".

LA PRESCRIPCIÓN DE LOS DELITOS DE LESIONES PERSONALES.


En este caso, lo primero que debe hacerse es ubicar la sanción de la especie
de delito, a la cual, se aplicará el Art. 37 C.P. (dosimetría penal: cálculo de la pena
a aplicar), se saca el término medio, que es el que está entre el término máximo y
el término mínimo, que será el común a aplicar en un caso específico de cualquier
delito; el término medio podría bajar hasta el término mínimo o aumentar hasta el
término máximo, dependiendo de las condiciones establecidas en el Art. 74 C.P.
en sus cuatro ordinales; así como del Art. 77 C.P. Debe buscarse la fecha de
comisión del hecho y la reglamentación referida a prescripción de pena y se
calcula el tiempo que ha pasado conforma al Art. 108 C.P: Por ejemplo, en esta
especie de delitos; Lesiones menos graves, debe haber transcurrido un lapso de
tres años, y si hubo algún acto del proceso que haya interrumpido la prescripción
se vuelve a contar, pero con un término que no debe exceder de la mitad del
término anterior, es decir, que probablemente a 4 años y medio de haberse
cometido un delito de lesiones menos grave debe declararse extinta la acción
penal porque prescribió la acción. Es obvio que mientras el delito tenga una menor
pena su término de prescripción será menor.

DISPOSICIONES COMUNES A LOS DELITOS DE HOMICIDIOS Y LESIONES.

a) DUELO REGULAR: Esta establecido en la primera parte subrayada del Art.


422° Código Penal. Este duelo regular, ya en desuso, viene de una vieja
costumbre de solucionar los problemas que tenían que ver con el honor
batiéndose en duelo, en principio, se daba entre los burgueses y los
plebeyos, y se le denominaba duelo rusticano; del cual provino el duelo
criollo; y donde, por aquello de la ley del talión (ojo por ojo y diente por
diente) se buscaba dirimir o utilizar cualquier otro medio para hacerse
justicia por propia mano a través de la utilización de la violencia. En ambos
casos se debía cumplir con unas formalidades, puesto que el duelo como
figura jurídica de auto composición procesal para la época tenía su
normativa o reglamentación: la primera era que debía ser ocasionado por
una causa de honor; en segundo lugar, la formalidad en cuanto a la
propuesta de duelo, para utilizar éste para arreglar el problema y la
aceptación por parte de la otra persona, lo cual no era obligado. En tercer
lugar fijar el sitio del encuentro y que las condiciones fueran iguales para
ambos y por último, en cuarto término, debían existir jueces o testigos.

Se refiere entonces, a que los tribunales estimarán estos hechos como


motivos de atenuación en los juicios, con una pena disminuidas de una a
dos terceras partes; aplicándose a los testigos una pena igual a la del
matador o heridor disminuida a la mitad; por lo que tenemos, en este caso,
una plurisubjetividad activa, porque existen varios sujetos; sujeto activo
(matador o heridor), y los que de igual forma van a ser sancionados igual
que éste, en este caso, los testigos, y el sujeto pasivo.

El siguiente aparte del artículo 422° Código Penal, está referido al


duelo irregular, que consiste en el mismo duelo regular, pero con violación
de las condiciones impuestas para el duelo en favor de alguna de las
partes, lo que deja a la otra en franca desventaja; caso en el cual, los
testigos se considerarán coautores, por haberse prestado a violar las
condiciones previamente establecidas; un ejemplo de esto sería, si el duelo
se pactó con el uso de pistolas; y los testigos se prestan para dar a una de
las partes una pistola sin balas, lo cual lo deja en abierta desventaja.

b) La riña cuerpo a cuerpo: El próximo aparte del artículo


422° Código Penal, refiere lo que es la riña cuerpo a cuerpo, que a
diferencia del duelo no se ha preestablecido, premeditado, sino que
sobreviene en un momento determinado, sin ningún tipo de preparación, sin
testigos o jueces; es más común hoy día.

El último aparte del Art. 422° Código Penal, nos dice que si existe
provocación, se considerará ésta como una causa de atenuación, para
aquel que produzca la muerte o las heridas al que haya provocado la
situación.

c) La complicidad correspectiva: Art. 424° Código Penal, Es común en


las investigaciones llevadas a cabo en riñas o en homicidios donde han
participado varios sujetos al igual que en delito de lesiones donde hayan
participado varias personas; debido a que entre los participantes, es una
especie de cuestión de honor no delatarse ni atribuirse el hecho que causó
la lesión o la muerte del sujeto pasivo; para estos casos la figura jurídica
que se utiliza para sancionar a los que participaron en el hecho sin que
haya podido determinarse exactamente quien cometió el delito ya sea de
lesiones o de homicidio, es la denominada complicidad correspectiva, y, en
tal sentido, se aplica la pena correspondiente al delito (lesiones u homicidio)
pero con una disminución comprendida de una tercera parte a la mitad.

La complicidad correspectiva es una figura subsidiaria, lo que indica


que si no hay un delito de homicidio o de lesiones, no se puede aplicar esta
figura; porque la complicidad correspectiva solamente se aplica para
los delitos de homicidios y de lesiones, en cualquiera de sus tipos o
modalidades.

En lo que respecta al Art. 423° Código Penal, No será punible el


individuo que hubiere cometido alguno de los hechos previstos en los dos
Capítulos anteriores, encontrándose en las circunstancias siguientes:

De defender sus propios bienes contra autores del escalamiento, de la


fractura o incendio de su casa, de otros edificios habitados o de su
dependencia, siempre que el delito tenga lugar de noche o en sitio aislado,
de tal suerte que los habitantes de la casa, edificios o dependencias,
puedan creerse, con fundado temor, amenazados en su seguridad
personal.

Cuando al repeler a los autores del escalamiento, de la fractura o del


incendio de la casa, edificios o dependencias, no concurrieren las
condiciones anteriormente previstas, la pena del delito cometido solo se
disminuirá de un tercio a la mitad, y el presidio se convertirá en prisión

d) La riña tumultuaria: Está referida en el Art. 425° Código Penal. Es una


riña colectiva, donde varios sujetos ocasionan lesiones (o también la
muerte) a un solo sujeto. En este caso, hay que determinar quiénes son los
sujetos que han agredido al herido o matado a la persona; quienes, aunque
participaron en la riña no lo agredieron y quién o quiénes son los
responsables de provocar la refriega; ya que estos son los
sujetos activos de la riña tumultuaria, que serán sancionados según la
gravedad del hecho y su grado de participación en el mismo como señala
el texto del artículo 425° Código Penal.
El Art. 426° Código Penal. Este artículo establece que el primero que
saque un arma de fuego o blanca, será sancionado con una pena aparte de
lo que pueda sancionarse de los delitos previstos en el artículo anterior.

LESIONES ESTABLECIDAS LEY ORGÁNICA SOBRE EL DERECHO DE


MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA.

“Artículo 42. Violencia física. El que mediante el empleo de la fuerza física


cause un daño o sufrimiento físico a una mujer, hematomas, cachetadas,
empujones o lesiones de carácter leve o levísimo, será sancionado con prisión de
seis a dieciocho meses. Si en la ejecución del delito, la víctima sufriere lesiones
graves o gravísimas, según lo dispuesto en el Código Penal, se aplicará la pena
que corresponda por la lesión infringida prevista en dicho Código, más un
incremento de un tercio a la mitad.

Si los actos de violencia a que se refiere el presente artículo ocurren en el


ámbito doméstico, siendo el autor el cónyuge, concubino, ex cónyuge, ex
concubino, persona con quien mantenga relación de afectividad, aun sin
convivencia, ascendiente, descendiente, pariente colateral, consanguíneo o afín
de la víctima, la pena se incrementará de un tercio a la mitad.

La competencia para conocer el delito de lesiones conforme lo previsto en


este artículo corresponderá a los tribunales de violencia contra la mujer, según el
procedimiento especial previsto en esta Ley.

Artículo 65. Circunstancias agravantes.


Serán circunstancias agravantes de los delitos previstos en esta Ley, las que se
detallan a continuación, dando lugar a un incremento de la pena de un tercio a la
mitad:

1.- Penetrar en la residencia de la mujer agredida o en el lugar donde ésta


habite, cuando la relación conyugal o marital de la mujer víctima de
violencia con el acusado se encuentre en situación de separación de
hecho o de derecho, o cuando Capítulo VIII Disposiciones Comunes (60)
el matrimonio haya sido disuelto mediante sentencia firme.

2.- Penetrar en la residencia de la mujer víctima de violencia o en el lugar


donde ésta habite, valiéndose del vínculo de consanguinidad o de
afinidad.

3.- Ejecutarlo con armas, objetos o instrumentos.

4.- Ejecutarlo en perjuicio de una mujer embarazada.

5.- Ejecutarlo en gavilla o con grupo de personas.

6.- Si el autor del delito fuere un funcionario público en ejercicio de sus


funciones.

7.- Perpetrarlo en perjuicio de personas especialmente vulnerables, con


discapacidad física o mental.

8.- Que el acusado haya sido sancionado con sentencia definitivamente firme
por la comisión de alguno de los delitos previstos en esta Ley.

9.- Transmitir dolosamente a la mujer víctima de violencia infecciones o


enfermedades que pongan en riesgo su salud.

10.- Realizar acciones que priven a la víctima de la capacidad de discernir a


consecuencia del empleo de medios fraudulentos o sustancias narcóticas
o excitantes.
BIBLIOGRAFÍA

https://estudiosjuridicos.wordpress.com/derecho-penal/delitos-contra-las-personas/

https://definicionlegal.blogspot.com/2012/10/elementos-tipicos-de-las-lesiones.html

https://www.oas.org/juridico/mla/sp/ven/sp_ven-int-text-cp.html

https://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/BDL/2008/6604.pdf

https://es.slideshare.net/RICHARDALBERTOMEDINA1/lesiones-personales-richard-medina

https://www.monografias.com/trabajos91/guia-derecho-penal-ii/guia-derecho-penal-ii.shtml

También podría gustarte